El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

JUAN D’ARIENZO, EL REY DEL COMPÁS

Juan D’Arienzo tuvo el enorme mérito de ser el responsable de la resurrección del tango, en el año 1935.

La orquesta del “Rey del Compás” como se lo llamó, introdujo un ritmo nuevo, febril, fascinante, que motivó a una multitud de bailarines a poblar las pistas de baile en los clubes, cabarets y salones sociales. Nació D’Arienzo en Buenos Aires, el 14 de Diciembre de 1900. Comenzó sus estudios de violín a la edad de 8 años.

En 1918 debutó junto al pianista Ángel D’Agostino amenizando los domingos en el Jardín Zoológico. En 1927 dirigió su primera orquesta típica, compartiendo la dirección al año siguiente con el pianista Luis Visca, siendo su cantor Carlos Dante. Poco tiempo antes, había dejado la ejecución del violín a fin de dirigir solamente.

En la primera mitad de la década del 30, el tango había perdido la popularidad alcanzada años atrás, y no resistía el incontenible avance de los ritmos foráneos como el jazz. En 1935 D’Arienzo incorpora al pianista Rodolfo Biagi, iniciándose el “estilo D’Arienzo”, ideal para los bailarines, especialmente difundido por la emisora “Radio El Mundo”, recientemente inaugurada. Fue el comienzo de la recuperación del entusiasmo por el nuevo ritmo tanguero, original y excitante, responsable de la invasión de las pistas de baile.

Biagi se retiró de la orquesta en 1938, pero el estilo no se modificó. Fue reemplazado por Juan Polito y éste por Fulvio Salamanca, agregándose el bandoneonista Héctor Varela, responsable de las orquestaciones, y el aporte del excelente  violinista italiano Cayetano Puglisi. Cantaba en esa orquesta Héctor Mauré, posteriormente reemplazado por Alberto Laborde, en una época de éxitos continuados.

Como compositor, dejó D’Arienzo algunos títulos inolvidables tales como “Paciencia”, “El vino triste”, “Cartón Junao” y otros. Cantores de muy buen nivel como Carlos Dante, Alberto Echague, Mario Bustos, y Jorge Valdez actuaron con la orquesta. D’Arienzo siempre estuvo delante de la orquesta gesticulando, cada vez más exageradamente, tratando de obtener el máximo rendimiento.

Cuando la orquesta se presentó en Japón, lo hizo sin su director, por su conocido terror a viajar en avión. Vendió muchos discos, marcando records con las versiones de “La cumparsita” y “La puñalada”. Juan D’Arienzo falleció el 14 de Enero de 1976, dejando la nostalgia de su ritmo inconfundible, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: Selles, Roberto; Tango nuestro, Diario Popular: 201-208.

El tango

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom