justin tv film izle pornolar

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

FÚTBOL Y TANGO

El fútbol ha quedado registrado en una serie de tangos de distintas épocas.

En 1916, el bandoneonista José Quevedo compuso el tango “Boca Juniors”, grabado por Roberto Firpo y en 1931, el periodista Alfredo Bigeschi le dedicó el tema “Campeón”. El Club San Lorenzo de Almagro tuvo más de un tango; el primero de ellos en 1924, escrito por Luis Servidio. En 1927 Carlos Pesce y José Rebolini le dedicaron “San Lorenzo”, interpretado por primera vez en el bar “Boedo”. Más adelante, Francisco Lío y Francisco Caso compusieron con el mismo título “San Lorenzo”, y Francisco Laino con Anselmo Aieta “El Ciclón”.

En 1928, Alejandro Scarpino, después de las Olimpíadas de Amsterdam escribió “Monti solo”, referido al famoso centrehalf de San Lorenzo de Almagro, y Alberto González con Porfirio Zárate “Olímpicos”. No podemos dejar de mencionar los tangos “Racing Club” e “Independiente Club”.

También en 1928, Enrique Carrera Sotelo y José López Ares escribieron “Patadura”, grabado por Carlos Gardel en 2 oportunidades. Cuenta las dificultades de un aficionado al fútbol, que no consigue desempeñarse bien, tanto en el fútbol como en la vida: “Piantate de la cancha, dejale el puesto a otro,/ de puro “patadura” estás siempre en “orsay”./ Jamás “cachás” pelota, la vas de “figurita”/y no “servís” siquiera para patear un “hand”/.

En 1933, Horacio Pezzi y Carlos Espíndola le dedicaron a Gimnasia y Esgrima de La Plata “El Expreso de La Plata”, cuando Gimnasia ocupó el cuarto puesto. En 1943, Reinaldo Yiso y Juan Puey escribieron “El sueño del pibe” grabado por Osvaldo Pugliese con Roberto Chanel, y Ricardo Tanturi con Enrique Campos. Se escribió en una época en la que en el club San Lorenzo jugaba la pareja izquierda integrada por Martino y Arnaldo.

Fue un éxito que nos impactó, y que cantamos cuando su letra original mencionaba a los ídolos de aquél entonces: “Mamita querida,/ganaré dinero,/Seré un Baldonedo/un Martino, un Boyé./”. Llegar a integrar uno de los equipos llamados “grandes”, fue la meta, la ilusión de gran cantidad de pibes quienes a través del juego en el potrero, soñaban con la posibilidad de llegar a la “primera división”, luego de probarse en las divisiones inferiores y comenzar a escalar, los duros peldaños que conducen al triunfo.

En 1950, Francisco Rotundo junto al bandoneonista “Titi” Rossi nos dejó “Estudiantes de La Plata”. Los colores de la camiseta trasladados a una bandera, forjaron sentimientos para toda la vida, que quedaron registrados en esos tangos de un Buenos Aires que se fue.

El tango, Los juegos

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda