El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

RECORDANDO EL TRANVÍA

Durante más de 60 años, el tranvía fue el medio de transporte más económico, no contaminante, que llegaba a todos los sitios de la ciudad.

Bien iluminado y aereado, se desplazaba con el sonido característico e inconfundible del chirriar de sus ruedas sobre las vías. En el frente del tranvía había un enrejado desplegado  durante la marcha, como una bandeja donde caería el peatón si era atropellado, a fin de evitar males mayores.

De día se lo identificaba por el número pero de noche, 2 lámparas de distinto color permitían saber cuál era. En esa época, la iluminación de las calles era bastante deficiente: un farol en cada esquina y a veces, uno en la  mitad de la cuadra.

El conductor era el encargado de corregir los desvíos de las vías, mediante una larga palanca con una especie de argolla como agarre para facilitar su manejo. Colocada en el sitio adecuado, con un movimiento seguro desviaba un trozo de vía, continuando con su rumbo; colocaba la palanca en un gancho dentro de la cabina de conducción y continuaba el viaje.

Foto: (A.G.N.)

Se ascendía por la parte trasera donde el guarda, generalmente parado, aunque disponía de un asiento plegadizo, cobraba el boleto cuyo precio era de 10 centavos.  Vigilaba que el troley no se desprendiera del riel y manejaba una soguita conectada con un cable que atravesando todo el tranvía, llegaba hasta una campanita ubicada en la cabina de conducción.

Mediante un toque, el tranvía se detenía y con dos toques, se ponía en movimiento. Las paradas obligatorias no existían y el tranvía se detenía cuando se lo solicitaba al guarda y se descencdía por delante. En la década del cuarenta aparecieron las paradas fijas, representadas por una letra P ubicada en lo alto, sobre la calle, cada dos cuadras.

El tranvía fue el responsable del crecimientode la ciudad más allá del microcentro, cambiando el panorama de muchos inmigrantes que abandonaron los conventillos para vivir en la casita propia en barrios más alejados.

Cuando un tranvía sufría un desperfecto o se producía una interrupción en la electricidad, se formaba una cadena de tranvías que, por tiempo indefinido permanecía varada, con el consiguiente fastidio de pasajeros y automovilistas. Los omnibus y colectivos fueron una competencia cada vez mayor hasta que un buen día, los heroicos tranvías dejaron de circular por las calles de ese Buenos Aires que se fue.

El barrio, La ciudad, La inmigración

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom