El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LA FIESTA DE QUINCE

El festejo de los quince años ocurría cuando las chicas cursaban aproximadamente, el tercer año de la escuela secundaria. Era una celebración distinta de los otros cumpleaños.

Acontecimiento único y fundamental, que marcaba un cambio de la niñez a la adolescencia, la necesidad de compartir sueños, ilusiones y nuevas experiencias. Siempre se esperaba ese día con ansiedad e impaciencia. Se vislumbraba algún romance con un candidato, a veces uniformado.

La lista de invitados se confeccionaba desde mucho tiempo atrás. La invitación se hacía a través de una tarjeta blanca, simple o doble, con letras doradas, y sobre con el nombre del invitado: compañeras de colegio, familiares, amigos de los hermanos a los que se le entregaba personalmente, salvo cuando vivía muy lejos en cuyo caso, se le enviaba por correo.

El vestido confeccionado por una modista especializada en vestidos de fiesta, era en estilo princesa, vaporoso, con un discreto escote, y se completaba con zapatos blancos con taco alto. La fiesta comenzaba con la aparición de la quinceañera que generalmente, lo hacía acompañada por su padre, bajando lentamente una escalera adornada con flores.

Estaba maquillada, luciendo accesorios en el cuello como una cadenita de oro con el número 15 y una tiara sobre el cabello. Los invitados varones vestían con saco y corbata y las chicas, con vestido de fiesta. Se escuchaban las notas de un vals, habitualmente “El Danubio Azul”, bailado tradicionalmente con el padre en primer término, y luego con los amigos y parientes.

Al finalizar comenzaba el lunch con sandwiches, masas, bocaditos y bebidas gaseosas, con acompañamiento de música suave, mediante la colaboración de un Disc Jockey o algún voluntario. Luego de varios períodos alternados de comida y baile, se llegaba al momento del brindis con champagne y al corte de la torta, con el reparto de las cintas con sorpresas, seguido del reparto de las 15 velitas a las personas más queridas, como recuerdo de los 15 años.

Antes de retirarse, los invitados firmaban un Album del Recuerdo, donde constaba su presencia en la fiesta. Fiestas de quinceañeras en ese Buenos ires que se fue.

La cuestión social, Reuniones sociales

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom