El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LOS MENDIGOS

Los mendigos integraron el mundo marginal de nuestra ciudad en el pasado y en la hora actual.

Vivían en los suburbios y pedían en las casas y negocios pan, dinero y ropa en desuso; en los mercados, sobrantes de carne, verduras y frutas. Lo que no consumían, lo transformaban en dinero.

Como consecuencia de los períodos de cese o paro laboral, o por la irregularidad laboral en la construcción, los trabajadores menos calificados pasaban a la mendicidad. Pero la mayoría de los mendigos estaba constituída por ancianos, enfermos y niños, imposibilitados de ganarse la vida trabajando. Muchos de estos mendigos se alojaban en los Asilos nocturnos de la Municipalidad.

Realizaban una recorrida puerta a puerta. Con voz lastimera pedían “una limosna por el amor de Dios para un pobre viejo”. Eran muy numerosos, algunos impertinentes y exigentes. Trataban de despertar sentimientos de caridad, llegando a ser insoportables.

Los recuerdo haciendo sonar el timbre de mi casa, con mayor frecuencia en horas de la mañana que a la tarde. Muchos aparecían con un ritmo semanal. Se les entregaba pan, comida o alguna moneda.

Se ubicaban a la salida de las iglesias, en las puertas de los bancos y las escaleras del subterráneo, implorando la caridad pública y dando un triste espectáculo con sus vestimentas andrajosas. Siempre recordaremos a un lisiado joven, alrededor de 30 años, que en la década del 40 vendía lápices a la puerta de un negocio, apoyado en un par de muletas.

Una persona que visitaba el negocio y compró algún lápiz, se sorprendió al encontrarlo una noche en un cabaret, muy bien vestido, bien acompañado y reemplazando las muletas por una pierna ortopédica. El sorprendido hizo una denuncia que motivó una investigación, por la cual se comprobó que tenía en una cuenta bancaria, la suma de más de 150 mil pesos.

Se conocieron muchos casos de quienes obtuvieron riqueza con esta práctica en ese Buenos Aires que se fue.

La cuestión social

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom