El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LA PUBLICIDAD HUMORÍSTICA

En una época con abundancia de programas cómicos y de revistas humorísticas, la publicidad con humor se efectuó tanto a nivel radial como gráfico. Los recursos humorísticos constituyeron una estrategia de marketing para estimular la adquisición de productos de consumo.

En la década del 40 se usaban los cuellos duros en las camisas, enganchados mediante un gemelo de metal. “Cuellos TRES V.V.V.” publicaba sus avisos con el slogan “Imponga su personalidad”, en donde el protagonista aparecía en el primer cuadro con el cuello todo arrugado, provocando el rechazo de quienes lo rodeaban; pero al usar los “Cuellos TRES V.V.V.”, todo cambiaba.

“S.E.R.A.T.” era la sigla de “Sastres Especializados Reformas Arreglos Trajes”. En un aviso aparecen madre e hijo impecablemente vestidos provocando admiración, mientras la señora comenta en voz baja:”Si supieran que fueron de tu padre, reformados en S.E.R.A.T.”

Los tiradores fueron muy usados por los hombres en reemplazo del cinturón, hecho que promoivió avisos gráficos como el del usuario que corre para alcanzar el tranvía y comienza a perder sus pantalones, lo que motiva al guarda que le sugiera desde el vehículo en marcha:”Pero señor ¿Por qué no usa tiradores Napoleón?”.

Otra de las propagandas que tuvo éxito fue la del vino “León” que se promocionó con avisos en los que a la pregunta “¿tiene algo que declarar?, siempre se respondía aludiendo a la marca del vino. Así un piloto ha logrado saltar a tiempo del avión que se ha estrellado y ante la pregunta del periodista responde:”Si…que salvé la botella de vino León”.

La “Sastrería Muro y Cía” publicaba un aviso titulado “Faltas de educación”, en el cual se ve a un pasajero que sale corriendo del subterráneo y atropella a los que quieren subir; puede leerse “Nunca debe uno adelantarse a una señora…aunque esté apurado para comprar un traje en MURO y Cía”.

La promoción de “Instantina”, un producto recomendado para gripes y resfríos, se realizaba con el dibujo de un acróbata colgado del trapecio por las piernas, que sostiene a su compañero mediante una soga apretada entre los dientes, pero al estornudar, lo deja caer, mientras éste grita “Instantina”.

Los avisos de “Geniol”, además de la famosa cabeza sonriente llena de clavos, tornillos y tirabuzones mostraba un aviso donde la joven señora recibe a su madre que viene con valijas y la jaula del loro, mientras su yerno murmura: “esto me va a traer dolor de cabeza”. Al pie del aviso se lee: “Geniol calma, entona y descongestiona”.

Los avisos de “Jarabe Famel” mostraban a un espectador ubicado en el palco de un teatro, que tosía sin cesar, mientras el director de la orquesta lo fulminaba con la mirada. El texto del aviso decía: “Tos, resfríos, catarros y contra esa tos cruel, JARABE FAMEL”.

La firma “Saint” en la propaganda de su yerba mate Águila, señalaba a un espectador sentado en el ringside, junto al cual pasaba volando un boxeador despedido del cuadrilátero por el puñetazo de su oponente, a quien le decía: “¿ya te vas?…tomá otro mate”.

“Casa Braudo” vendía trajes para hombres con dos pantalones. Esta particularidad motivó muchos avisos humorísticos: “un individuo vestido para salir y con el sombrero colocado, está en calzoncillos tratando de zurcir el pantalón, que ha colocado sobre la cabeza de su hijo, mientras éste dice: “Papito, para que no te ocurra esto, tenés que comprar tus trajes en “CASA BRAUDO”. Eran otros tiempos en aquel Buenos Aires que se fue.

Modas y costumbres

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom