lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

CHUENGAAA

Chuengaa muchachos, chuengaa!

Este anuncio a viva voz identificaba a un popular personaje de Buenos Aires. Se lo encontraba los sábados en las reuniones de box, en el Luna Park o en la Federación Argentina de Box y los domingos, en algún estadio de fútbol.

Se lo divisaba fácilmente: en el invierno vestía una tricota de colores vivos combinados en forma estrafalaria, generalmente a cuadros. En verano, camisas de colorinches de tal manera que a la distancia, se diferenciaba rápidamente del tono gris amarronado del resto de la concurrencia.

Rubio de cabello ensortijado, narigón y delgado, ligeramente encorvado, llevaba sobre su antebrazo izquierdo una bolsa blanca de género repleta de caramelos caseros, masticables, con gusto a menta, chocolate o una mezcla de ambos. Recorría las tribunas despaciosamente y voceando su producto al precio de un centavo por unidad.

Ante cada pedido, tomaba un puñado de caramelos que cada comprador se encargaba de contar rigurosamente. Lo habitual era que ese puñado contenía exactamente la cantidad solicitada. Si faltaba uno, lo completaba de inmediato; si sobraba, decía “va de yapa”. Con frío o calor, viento o lluvia, este vendedor ambulante mostraba su figura inconfundible que caracterizó una época.

Su seguridad al tomar los caramelos y entregar la cantidad solicitada, era ni más ni menos, que la consecuencia de pasar muchos años desarrollando esa misma tarea que le permitió crear un negocio en donde jefe y peón, eran la imagen garantizada de un producto popular. Su apodo era Chuenga, deformación del término inglés “chewing gum”, es decir chicle o masticable. Lo cierto es que durante muchos años, su figura integró la serie de personajes porteños en ese Buenos Aires que se fue.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Personajes de la ciudad

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda