El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL LECHERO

El lechero transportaba su mercadería en los recordados carritos artísticamente decorados por los fileteadores. Recorrían el barrio llevando la leche en sus característicos tarros, hasta la misma cocina de las amas de casa.

La vestimenta del lechero consistía en una camisa abierta con pañuelo anudado al cuello; bombachas negras ajustadas en el tobillo, alpargatas, boina  y una faja de cuero color negro con amplios monederos. Visitaba cada domicilio llevando un tarro similar a los que transportaban la leche, pero de menor tamaño y un jarro con capacidad de 1 litro para servir la leche, con 4 marcas de un cuarto litro cada una.De lunes a sábados y a la misma hora, aparecía con su carga renovada diariamente.

Los tarros con leche eran colocados diariamente en determinadas estaciones de tren, por los tamberos de la Provincia de Buenos Aires en horas de la madrugada, llevándose un conjunto similar de tarros vacíos y limpios; los distintos colores de las tapas identificaban a sus dueños.

Los lecheros coexistían pacíficamente y trabajaban en franca competencia. Cada uno tenía su clientela y era común ver, en una misma cuadra y a la misma hora, dos o tres carritos abasteciendo al vecindario. A una señal del lechero, el caballo avanzaba lentamente hasta la casa del próximo cliente, deteniéndose espontáneamente a la espera de una nueva orden.

Desde el cordón de la vereda hasta los fondos del corralón donde se encontraban las caballerizas, se extendía el tradicional camino de adoquines que permitía oir el inconfundible repiqueteo de las herraduras, a la hora del regreso. Allí se guardaban el carro, los caballos y se encontraba la salita reglamentaria para el lavado de taros, las medidas, los batidores y demás enseres que usaba el lechero durante la jornada diaria.

En 1960 se prohibió en la Ciudad de Buenos Aires la venta de leche sin pasteurizar. Las botellas de vidrio primero y los sachets después, provocaron la desaparición de las calles porteñas de este personaje y su popular carrito, al que los pibes solían subirse en el estribo trasero, para viajar colgados unos pocos metros por aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: “Tango y Cultura Porteña” FM 97.9 Radio Cultura. Emisión Nº 16. 17 de Agosto de 1999

Personajes de la ciudad

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

4 respuestas a “EL LECHERO”
  1. Consulta a Carlos Araujo dice:

    Hola Carlos,

    me gustaría hacerle una consulta acerca de la figura que describe en este texto. Mi nombre es Gabriel.
    Le estoy haciendo una entrevista de vida en profundidad a mi abuelo, nacido el año 1926 en Bs As y me habló del lechero. Si no tiene inconveniente en atenderme, responda a este comentario y veremos como nos contactamos.

    Un saludo,

    Gabriel

  2. Carlos Araujo dice:

    Estimado Gabriel:
    Gracias por sus comentarios. Es interesante recoger las historias de vida porque tienen un color y un calor únicos. No tengo inconveniente en comunicarme con Ud. Cuando conteste esta respuesta, por favor deje un teléfono o una dirección de e-mail para dialogar.
    Saludos cordiales

    Carlos Araujo

  3. Consulta a Carlos Araujo dice:

    Hola Carlos,

    Puedes contactar conmigo en el correo gabi.gabi2@hotmail.com

  4. Consulta a Carlos Araujo dice:

    disculpame, gabi.gabi2@hotmail.es



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom