lig tv izle
justin tv

El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

PROPAGANDA CON PREMIOS

Los lectores de la revista “PBT” se encontraron con el siguiente ofrecimiento:” En Villa Aristóbulo del Valle, a pocos minutos de Córdoba y Jesús María, regalamos un lote de 10 por 20 metros, o sea 266,66 varas cuadradas, a los 1000 primeros lectores que envíen el cupón y una seña de 10 pesos moneda nacional, que será descontada de una parte de la escritura que será hecha por el escribano xx, al precio de 36 pesos; títulos perfectos y escritura inmediata.”

En el cupón se colocaba.” Sírvase anotarme por un lote en Villa Aristóbulo del Valle que Ud ofrece completamente gratis a los lectores de “PBT”. Le remito en calidad de seña y a cuenta de la escritura, la suma de 10 pesos moneda nacional. Le ruego enviarme planos y más datos para indicar el número del lote que me convendría adquirir”.

El otorgamiento de premios ha sido una de las estrategias publicitarias más frecuentemente utilizada. En la primera mitad del siglo XX, los confites guardaban en su interior un rollito con versos. Mientras se degustaba el confite, de pronto se percibía el sabor desagradable del papel. Con cuidado se lo sacaba de la boca y se lo desenrollaba para leer su contenido, generalmente una cuarteta romántica.

El aperitivo “PINERAL” se presentaba en una botella que contenía una ampolla de vidrio, dentro de la cual había un cupón con premio. En los paquetes de yerba y café se incluían platitos y tacitas para café, que permitía coleccionar el juego. En la década del 30 al 40, las especias KOKITO regalaban tazas blancas transparentes.

En las latas de “TODDY”, un alimento achocolatado en polvo, venía un cupón que permitía obtener un juego de platos de loza. Contra entrega de una lata vacía, los almaceneros obsequiaban un vaso de vidrio con el borde dorado. Recuerdo que en mi casa, teníamos una media docena de éllos. La manteca TULIPAN solicitaba el envío por correo de un segmento del envase donde figuraba su nombre; el primer premio era una bicicleta marca “Raleigh”.

El jabón de sales “LA TOJA” ofrecía 150 premios por valor de 10 mil pesos cada uno, adjudicados a las personas que acertaran o que más se aproximaran a calcular la cantidad de granos de maíz contenido en una caja de “Tres pastillas de jabón La Toja”. Era indispensable escribir en el dorso de la faja que envolvía al jabón, nombre, dirección del interesado y número de granos contenidos en la caja.

Si varias soluciones coincidían, se sorteaban varios premios: 1º un automóvil doble faeton, 4 cilindros, 30 HP, marca Overland, importado por los señores “Viuda de Canale e hijos”, valor 5000 pesos; 2º un hermoso piano marca Braña, valor 1000 pesos; 3º un maestrófono, es decir lo más perfecto inventado en máquinas emisoras de sonido, con 50 piezas elegidas, de la marca “Homokord”, valor 400 pesos; 4º un cronómetro de oro 18 K, marca Zenith, valor 300 pesos.

Una empresa acordó con el Teatro Victoria el obsequio de un vale para palco a los primeros 224 lectores que reconstruyeran la frase “La memoria es la base de la inteligencia”, escrita con palabras impresas en los avisos de la revista donde se ofrecías el premio, indicando la página donde aparecía cada palabra.

En 1940 “JABÓN FEDERAL” organizó un concurso para encontrar la “Llave de la felicidad”, ubicada dentro de un jabón de lavar la ropa. Las amas de casa atravesaban el jabón con agujas de tejer a fin de localizar la llave, pero casi siempre se encontraban con réplicas de llave, cuyo premio era un par de jabones. El ganador era premiado con un chalet estilo californiano, muy lindo, que tuvimos oportunidad de ver. Como en esa época era habitual contratar personal para lavar la ropa, se originaban grandes discusiones sobre a quien le correspondía la llave encontrada. Son algunas de las estrategias publicitarias empleadas en el Buenos Aires que se fue.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Modas y costumbres

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda