El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL CONFESIONARIO

“Hoy no se fía, mañana sí”, se podía leer en un cartel ubicado en un quiosco pequeño pero muy activo, ubicado en la Avenida Rivadavia al 3500, propiedad de Don Enrique.

Era nuestro quiosco de referencia, que nos brindaba acceso a múltiples golosinas, figuritas para el álbum, las llamadas “suertes”, en unas pequeñas cajas rectangulares de cartón, acompañadas de confites. Pero para los adultos, era fuente de cigarrillos, fósforos carterita, gratis o “Ranchera” pagos y sobre todo, charlas.

Prolongadas conversaciones, verdaderas confesiones de los habituales clientes con una persona que estaba atendiendo su negocio. Siempre que nos acercábamos, había alguien “consultando”: cual era el curandero más acreditado, como cobraba la “consulta”, que resultados se obtenían, etc.

Don Enrique manejaba apuestas de quiniela clandestina, otra razón para el constante desfile por su santuario. En más de una oportunidad, recibió la visita de la policía, poniendo un compás de espera en su labor de quinielero. Pero la búsqueda del mejor desatanudos, o del armonizador de parejas, motivaba visitas de agradecimiento o bien, comentarios de frustraciones.

Don Enrique tenía una paciencia sin límites, escuchando y asintiendo con leves movimientos de cabeza durante el diálogo. En el barrio, el quiosco de Don Enrique, era considerado un verdadero confesionario en ese Buenos Aires que se fue.

El barrio, La cuestión social, La infancia, Personajes de la ciudad

LA CASA DE NIÑOS EXPÓSITOS

La Casa de Niños Expósitos, fue un orfanato encargado del cuidado de los menores de edad, huérfanos o abandonados, también llamados “niños expósitos”.                        

Foto: www.revisionistas.com.ar

Desde su fundación, el 7 de agosto de 1779, se sucedieron diversas administraciones: la Hermandad de la Caridad, la Sociedad de Beneficencia manejada por mujeres de la oligarquía porteña, las Hermanas del Huerto y finalmente, el Hospital Casa Cuna.

Las razones sociales del abandono eran múltiples: recién nacido ilegítimo, hijos incentuosos, productos de violaciones, niñas solteras, fuera del matrimonio, hijos de uniones ilícitas. La falta de recursos económicos para mantener al recién nacido o cuando nacían mellizos, uno era descartado.

Muchos morían en medio de un total abandono, de frío, hambre o sed; ahogados en los abundantes charcos de agua en las calles, comidos por los perros o cerdos que andaban sueltos, atropellados por transeúntes o por carros en la oscuridad de la noche, ya que el alumbrado era nulo o muy deficiente.

La primera Casa de Niños Expósitos la estableció el Virrey Vértiz donde actualmente se encuentra la Manzana de las Luces, en Perú y Alsina. Le sucedieron otras sedes como  la ubicada en Moreno y Balcarce, detrás del Convento de San Francisco y posteriormente, la Casa Cuna a partir de 1905. recibiendo el nombre de Hospital de Niños Expósitos. En 1913, tenía 450 camas para expósitos. En 1920, pasa a llamarse “Casa Cuna”.

En el frente del edificio de Moreno y Balcarce, existía en un hueco de la pared, el “torno”, un armazón de madera, giratorio, donde las mujeres abandonaban a sus hijos. Hacían sonar una campanilla adosada a la pared y un empleado, desde dentro del edificio, hacía girar el aparato y recibía al niño, sin saber quién lo había abandonado.

Los lactantes estaban a cargo de amas de leche y el resto bajo el cuidado de amas de cría. Los niños criados se asignaban a familias. Los que no, continuaban en la Casa de Expósitos; una vez emancipados, muchos continuaban trabajando como empleados de esa institución.

Disponían de una imprenta propia que, publicó catecismos, almanaques, bandos oficiales y el “Telégrafo Mercantil”, tareas que contribuyeron a compensar el déficit económico. Al no tener apellido, muchos fueron bautizados con dos nombres o con el apellido “Expósito”.

Hoy la situación no ha cambiado. Se encuentran bebés en los contenedores de basura, en los descampados o en sitios apartados. Los beneficios de la Casa de Niños Expósitos estuvo vigente hasta las primeras décadas del Siglo XX, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:Casa de Niños Expósitos: http://www.elportaleducativo.com.ar/calendario/agosto07b.htm

La imprenta de niños expósitos: http://www.manzanadelasluces.gov.ar/index.php?option=com_content

https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=casa_niños_expositos&olded=96492783

La cuestión social, La infancia, Realidades argentinas

LUIS SASLAVSKY

Luis Saslavsky fue un director de cine, guionista y escritor, nacido en Rosario, Provincia de Santa Fé, Argentina el 21 de abril de 1903.                                              

A los 6 años llegó a Buenos Aires y durante su juventud vivió en París, donde estudió dibujo y pintura. Se caracterizó como carente de talento por lo que regresó a Buenos Aires. Estudió Abogacía pero muy pronto abandonó los estudios y se dedicó al Periodismo.

Fue Crítico de Cine en el diario “La Nación”, situación que le permitió viajar a Hollywood en 1933, como corresponsal de cine. Esto le permitió entrevistar a los grandes de la época. Trabajó para la Metro-Goldwin-Mayer como asesor técnico de la película “Vuelo nocturno”, por lo que finalizó su tarea en “La Nación”.

Fue periodista del diario “Crítica”. Fundó la productora “SIFAL”, junto con el director Alberto de Zavalía. Esta empresa produjo “Crimen a las tres” en 1934 y “Escala en la ciudad”, también en 1934. Fueron las primeras películas de Saslavsky y De Zavalía respectivamente. Aunque originales, fueron un fracaso por falta de atracción popular.

En 1937 filmó “La fuga”, con Santiago Arrieta y Tita Merello, con una atractiva fluidez del relato mediante imágenes, y con buena aceptación. Le siguieron una sucesión de éxitos tales como “Puerta cerrada” en 1938, “La casa del recuerdo” en 1939, “Eclipse de Sol” en 1942, todas con Libertad Lamarque.

“Historia de una noche” en 1941, “La dama duende” en 1944 con Delia Garcés y guión de Rafael Alberti, por la que obtuvo en 1946, el Premio de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina por la mejor película y el mejor director. Después de presentar “Vidalita”, en 1949, marchó para Europa. Su oposición a la ideología peronista le impidió continuar trabajando en el país y se afincó primero en Francia y luego en España.

Recibió un importante apoyo de María Félix y de Jean Cocteau y filmó en 1951 “La corona negra” en España iniciando su trabajo en el exilio. Trabajó en Francia donde realizó cuatro películas: “Camino de perdición”, “Las lobas”, “Premier mai” y “Le corps tant desire”, entre 1954 y 1959.

Continuó su labor en España realizando “A hierro muere”, “Historia de una noche” y “El balcón de la luna”, todas de 1962. “Las ratas” en 1963 y “Placeres conyugales” en 1964. Luego de 15 años de ausencia, retornó a la Argentina.

Como escritor pasó casi desapercibido. Obras como “A sangre fría” y “La fábrica lloraba de noche” se destacaron en su producción. Cultivó la amistad de reconocidos escritores como Victoria Ocampo, Eduardo Mallea, Jorge Luis Borges y Ulises Petit de Murat entre otros.

Este original realizador de unas treinta películas, se desempeñó en la época de mayor producción cinematográfica argentina. Recibió críticas y elogios por la sofisticación de su estilo y trabajó con los actores y actrices más populares de la época.

En 1984, recibió el premio Konex de Platino al mejor guionista de Argentina. Falleció casi olvidado, el 20 de marzo de 1995, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Saslavsky

http://www.lanueva.com/opinion-impresa/666193/-los-inicios-del-gran-Luis-Savslavsky.

Morales Ivan. Luis Savslavsky: Hollywood vivido e imaginado. AURA 4:31-53. 2016

Artistas destacados, El cine, El exilio

EL GRABADOR GELOSO

El Geloso, fue un grabador de cinta abierta aparecido en Buenos Aires en la década del cincuenta.

Era pequeño, sencillo y limitado en sus posibilidades. Tenía dos velocidades: 4.5 cm y 9.0 cm por segundo, con carretes pequeños, lo que aseguraba emisiones de corta duración.

Fue la primera experiencia que viví, sin conocimientos previos y dispuesto a grabar de todo: recuerdos de familia, música, textos de estudio, etc. Lo compré en cómodas cuotas , única posibilidad de tener acceso al mismo. Su llegada fue todo un éxito.

Los familiares cercanos dejaron registrada su voz y sus cantos, recibiendo una aguda sorpresa al escucharse por primera vez. Era muy distinta la percepción que cada uno tenía de su propia voz. La diferencia era muy notoria y una pregunta se repetía:-¿ Ésa es mi voz?, Qué distinta- decían.

Como no disponía de un cable adecuado para grabar directamente desde la fuente emisora, grababa con los sonidos ambientales. Un día de tormenta, estaba registrando música de Chopin, que se emitía por la radio. La grabación fue una verdadera sorpresa ya que la conjunción de ambos sonidos, la música de Chopin y la lluvia, se amalgamaron para lograr una grabación original, impensada y atractiva.

La modestia de este primer modelo de Geloso, me permitió grabar cintas con música ambiental, que me acompañaron durante muchas horas en el estudio y el trabajo, en ese Buenos Aires que se fue.

La casa, La educación, Los entretenimientos

EL BANCO MUNICIPAL DE PRÉSTAMOS

El Banco Municipal de Préstamos, hoy Banco de la Ciudad, fue fundado el 23 de mayo de 1878, con el nombre de Monte de Piedad.                          

Foto: Portal Banco Ciudad

La institución surgió como un intento de neutralizar los préstamos usurarios otorgados a la gente humilde por individuos sin escrúpulos, quienes prestaban dinero a costa de devolverlo con intereses exorbitantes, sangrantes.

El Banco trabajaba con gente de pocos recursos brindando préstamos pignatarios, es decir con empeños cobrando muy bajos intereses. Alhajas, platería y los objetos más diversos de la vida cotidiana, eran llevados al Banco para obtener una suma de dinero, que permitía la cancelación de una deuda o la adquisición de elementos indispensables para el trabajo.

Se empeñaba un gramófono para comprar una vaca. Con las ganancias obtenidas se rescataba el gramófono y la historia continuaba. Se aceptaban todo tipo de objetos que, en muchas ocasiones, eran rescatados. Vencido el plazo de rescate, eran rematados en subasta pública.

Se producían situaciones curiosas. Los días lunes, por ejemplo, los burreros (aficionados a las carreras de caballos), empeñaban los largavistas, que eran rescatados al cobrar la quincena, y el círculo se cerraba. Lo mismo ocurría con las prendas de abrigo al finalizar el invierno, con su posterior rescate al finalizar el otoño. Eran ciclos que se repetían con precisión.

Las funciones sociales del Banco fueron aumentando su complejidad, agregando otros rubros de importancia como el de los créditos hipotecarios. Este significativo accionar en beneficio de los más pobres, y las etapas de su evolución están muy bien documentadas en el excelente Museo de Piedad del Banco de la Ciudad, ubicado en la calle Boedo 870.

La visita, guiada por expertos, con un amplio conocimiento de los detalles del desarrollo de las distintas etapas por las que transitó este Banco, constituye un elemento agregado para conocer como se resolvían las dificultades económicas imprevistas en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:  Ya abrieron el museo del Banco Ciudad. Clarín 9-08-2003.

Halperin F. La historia del Banco Ciudad, relatada en un novedoso museo. La Nación 08-08-2003.

La cuestión social, La inmigración, Realidades argentinas

JULIO KORN

Julio Korn fue un editor y empresario nacido en Buenos Aires, Argentina, el 19 de julio de 1906.

A los 4 años murió su madre y a los 9 su padre, un judío rumano que le dejó 2 hermanos y 2 hermanastros. Trabajó como aprendiz de imprenta, por un sueldo mensual de 10 pesos, que le permitió mantener a sus hermanos.                                        

A los 12 años, lo eligieron delegado gremial ante la Federación Gráfica Bonaerense. Al cumplir 14 años se instaló en un zaguán de la calle Corrientes, con un puesto de revistas y piezas de música, frente al Teatro Nacional, donde alcanzó fama por disponer de todas las letras y música de moda.

En marzo de 1928 publicó el primer número de “La Canción Moderna”, una revista semanal dedicada a la transcripción de letras de tango, que llegó a tener una tirada de 40 mil ejemplares. Incluía un suplemento llamado “Radiolandia”, nombre que en 1934, reemplazó al anterior incorporando los vaivenes sentimentales de historias personales que le ocurrían a las estrellas del cine y de la radio, vigentes en esa época.

Como consecuencia del fallecimiento de Carlos Gardel, comenzó a publicar varios meses después, su historia por entregas, de acuerdo con el relato de Berthe Gardes, su madre, elevando la tirada a 150 mil ejemplares semanales. Adquirió los derechos de “Antena” en 1937 y en 1939, comenzó con la edición de “Vosotras”, otro de sus grandes éxitos.

Su creatividad y oportunismo, siempre en aumento, lo llevaron a crear “Labores”, en 1941. Otro impacto fue en 1945, el anuario “Modas de Vosotras”. En 1950, cambiando la temática publica “Goles”, un semanario dedicado al fútbol, pero haciendo hincapié en las intimidades de los jugadores y sus familias, compartiendo situaciones sentimentales, económicas o sociales. La dirección estaba a cargo del periodista deportivo Enzo Ardigó.

Continuó con “Labores ” y “TV Guía”. En 1965, sus publicaciones comprendían una circulación de 7 millones de ejemplares mensuales. Fue muy importante la actividad desarrollada con la impresión de partituras musicalers, que lo ubicaron en un lugar de privilegio dentro de ese rubro. La Editorial Julio Korn imprimió más de 35 mil títulos.

Su actividad multifacética lo llevó a producir películas en el cine nacional, tales como “Barrio gris”, “La patota”, “La quintrala”, “Las aventuras de Hijitus”, y otros títulos exitosos. Decía que la amplia circulación de sus publicaciones populares, se debía a que constituían un entretenimiento, no una fuente de instrucción. Fue Presidente del Directorio de Canal 9, miembro del Directorio del Banco Mercantil, de laboratorios Odol, de Korn Inmobiliaria.

Severidad, honestidad, laboriosidad y ahorro fueron los valores que manejó durante toda su vida, este responsable del mayor grupo editor de la Argentina, que falleció en Buenos Aires el 18 de abril de 1983.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Julio_Korn

https://perlitasperiodisticas.wordpress.com/2016/03/23/Julio-Korn

http://www.magicasruinas.com.ar/revistero/argentina/periodismo

Periodismo, el imperio de Julio Korn- Primera Plana, 8/6/1965

La inmigración, La radio, Las Revistas Inolvidables

LA BOMBA ATÓMICA ARGENTINA

En el año 1948, el gobierno peronista decidió desarrollar la energía atómica.

Entre los científicos llegados al país después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, se encontraba el ingeniero aeronáutico Kurt Tank, quien recomendó al físico austríaco Ronald Richter. Este seudo científico sedujo al General Perón desde el momento que lo conoció, con su proyecto de “fusión nuclear controlada”.

El 21 de julio de 1949, por Decreto Presidencial 20.500, se creó el Centro Huemul, primer complejo nuclear del Hemisferio Sur. Así fue como se construyeron a fines de 1949, unos laboratorios secretos en el sur del país, en la isla Huemul, frente al lago Nahuel Huapi.

El objetivo era disponer de una fuente inagotable de energía, necesaria para la transformación industrial del país. La idea de Perón era desarrollar la tecnología y la industria nacional.  El 16 de febrero de 1951, se anunció que en la planta piloto de energía atómica ubicada en la isla Huemul, de San Carlos de Bariloche, “se llevaron a cabo reacciones termonucleares bajo condiciones de control de escala técnica”.

El 24 de marzo de 1951, fuimos testigos en la televisión argentina del discurso del General Perón, cuando anunció con un entusiasmo no disimulado, que la Argentina era el primer país en el mundo en controlar la fusión nuclear y que muy pronto, tendríamos la bomba atómica. La Argentina se transformaba en potencia nuclear.

El anuncio provocó innumerables respuestas desde todo el mundo, dudando de la veracidad de lo dicho. Las críticas fueron múltiples y algunas de ellas, muy despiadadas. Este plan nuclear fue denunciado por los EEUU y Gran Bretaña, como una amenaza a la paz mundial. Se decía que una Tercera Guerra Mundial provendría desde Argentina en los campos de batalla de Sudamérica.

Pero el tiempo pasaba y las novedades esperadas, no aparecían. Esta situación motivó que el gobierno convocara a una Comisión Fiscalizadora integrada por los más importantes físicos argentinos, encabezados por el Dr. José Balseiro, quienes visitaron la isla el 4 de setiembre de 1952. Después de una estadía de 3 días comprobaron que el físico no obtuvo ningún resultado.

Se señaló que el accionar de Richter dejaba mucho que desear desde el punto de vista del método científico, considerando que su trabajo, era una farsa. Se recomendó suprimir todo el apoyo y cancelar el proyecto. Pero dejó un saldo positivo: la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica y un Centro de Excelencia para la formación de físicos y científicos, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:González F. La bomba atómica de Perón. Crónica de un país adolescente. El Cronista. 31-10-2014

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/7843925/La-bomba-de-Peron-

Sin categoría

BEN MOLAR

Moisés Smolarchik Brenner, conocido como Ben Molar, nació en la calle México 2041 en Capital Federal, el 3 de agosto de 1915.              

Fuente: Plural Jai

Fue autor, compositor, difusor, productor y promotor artístico. Pero si algo lo destacó fue su capacidad de elaborar versiones en castellano de las canciones más famosas de la época, es decir, su desempeño como versionista, adaptando al español canciones escritas en otros idiomas, tales como “Las hojas muertas”, “Repican las campanas”, “Noche de paz, noche de amor”, y el clásico judío “Mi madre querida”.

Una labor similar realizó con canciones de “Los Beatles”, Paul Anka, Elvis Presley y muchos otros. Era común leer en las piezas de música o en las etiquetas de los discos: “versión en castellano Ben Molar”. No eran traducciones literales, sino interpretaciones idiomáticas que facilitaron su comprensión en Argentina y países de América Latina.

Sus primeras composiciones fueron letras de murga, cuando tenía 11 años. Pero hay que destacar la composición de famosos boleros como “Final”, “Sin importancia” y “Volvamos a empezar”, elaborados junto con Paul Misraki, famoso músico y autor turco francés, en la época de su exilio en Buenos Aires.

Fue responsable del éxito de muchas figuras como Mercedes Sosa, Sandro, Los Cinco Latinos, Lito Nebbia, “Los Abuelos de la nada”. Creó “El Club del Clan” y fue el principal impulsor de uno de sus integrantes, Palito Ortega, un auténtico creador.

Creó el sello musical “Fermata”, con el que produjo en 1966 su exitoso proyecto, el álbum titulado “14 con el tango”. Significó la creación de 14 piezas musicales y 14 pinturas convocando a las figuras más notables en ambos rubros. No fue una producción pareja, aunque algunos tangos alcanzaron notoriedad como “Bailate un tango, Ricardo” , letra de Ulyses Petit de Murad con música de Juan D’Arienzo y “En que esquina te encuentro, Buenos Aires” de Florencio Escardó y Héctor Stamponi. El resultado de este esfuerzo aumentó la difusión del tango, en una época no favorable.

En 1995, “Fermata” produjo “Los 14 de Julio De Caro”, un homenaje al Maestro, por parte de famosos solistas del tango. Se casó con la actriz cinematográfica Pola Newman con la que tuvo dos hijos. Fue Presidente Honorario de la Asociación Gardeliana Argentina; Miembro de la Academia Porteña del Lunfardo; Miembro de la CD del Instituto Cultural Argentino Israelí y Ciudadano Ilustre de Buenos Aires.

Logró que el 11 de diciembre, fuera declarado “Día Nacional del Tango”, fecha correspondiente al día del nacimiento de Carlos Gardel y Julio De Caro. Falleció el 25 de abril de 2015. Ben Molar, fue un verdadero e incansable emprendedor multifacético que brilló con luz propia en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://www.trascarton.com.ar/cultura/ben-molar

Moreno María: Big Ben según pasan los años. Página 12, 31-12-2006.

Breslav Haydee. Ben Molar. 10-11-2015.  http://serdebuenosayres.blogspot.com.ar/

El tango, La inmigración, Personajes de la ciudad

JOAQUÍN GÓMEZ BAS

Joaquín Gómez Bas fue un escritor, pintor y guionista nacido en Cangas de Onis, Asturias, España, el 26 de mayo de 1907.

Llegó con su madre a la Argentina el 24 de agosto de 1908. Se orientó hacia el periodismo y la poesía. Trabajó como pintor y escritor autodidacta, colaborando en diarios de prestigio y se desempeñó como corrector de la Editorial Atlántida, donde posteriormente fue Secretario de Redacción y Director.

Su producción literaria se cumplió en dos etapas. En la primera escribió poesía, hasta fines de la década del 40. Su obra poética comprende los temas “Panorama de ensueño” (1934), “Marejada” (1937), “Faroles en la niebla” (1941), Birlibirloque ( 1943). Fundó la revista “Saeta” donde publicó parte de su producción poética.

Posteriormente, a partir de 1952, aparecieron sus novelas donde se destacó “Barrio gris” en 1952, por la que recibió la Medalla de Oro otorgada por la Comisión Nacional de Cultura en 1954. Elaboró el guión para la película del mismo nombre en 1954, ganadora del “Cóndor de plata” a la mejor película del año, en 1955. Mostraba la vida en una villa de los arrabales de Sarandí, a fines de la década del 40. Fue un gran éxito editorial.

Sus cuentos aparecieron a partir de 1965. Fue un experto en el manejo del idioma porteño, incluyendo muchas expresiones en lunfardo, como muy bien puede apreciarse en “La Comparsa”, aparecida en 1965, que obtuvo el premio “Feria del Libro de Mendoza”.

Otras novelas importantes de su producción fueron “Oro bajo” y “La gotera” en 1957, “La resaca” en 1969, “La guitarra” en 1970. Fue fundador de la “Academia Porteña del Lunfardo” alcanzando la vicepresidencia en el período 1981 a 1985; ocupó el sillón “Enrique González Tuñón”.

En 1958 realizó su primera exposición de arte pictórico. Su cuadro “Lanchones amarillos”, obtuvo el premio “Benito Quinquela Martín”. Falleció en Buenos Aires, el 4 de noviembre de 1989. En su “Soneto Lunfardo” señaló :”Ahora solo soy melancolía, / un malevo al costado de la vía / que está esperando un tren que ya pasó”. Un tren que ya pasó en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:

http://fundacionkonex.org/b1078/-joaquin-gomez-bas

https://u.wikipedia.org/wiki/joaquin%C3%B3mez-Bas

http://www.lunfardo.org.ar/academicos/fallecidos-2/joaquin-gomez.bas

http://lasletrasdelquilmero.blogspot.com.ar/2012/06/barrio-gris-de-joaquin-gomez-bas

http://lunfardo.org.ar

La inmigración, Vivieron en Buenos Aires

LA MARCA “FLOR DE CEIBO”

Durante el primer gobierno peronista fue muy popular la marca “Flor de Ceibo”.

Fue representativa de la opción popular y económica en diversos rubros comerciales vinculados con el consumo familiar. Se aplicó a productos de consumo masivo pero con un costo sensiblemente menor, a fin de frenar el aumento de precios, consecuencia directa de la inflación.

Estos productos eran de inferior calidad. Así, el azúcar molida era de color oscuro pero útil. En muchas ocasiones los productos de consumo habitual se agotaban pero no se reponían; entonces era forzosa la adquisición de la línea económica.

Los zapatos presentaban una terminación tosca que difería bastante de los habituales. Es decir que la denominación “Flor de Ceibo”, era sinónimo de baja calidad. Esta modalidad se fue extendiendo y los restaurantes tenían la obligación de incluir un menú “Flor de Ceibo”. Algo similar ocurría con las prendas de vestir.

Todo negocio de indumentaria debía contar con algún producto que se inscribiera en esta categoría. Las telas que se vendían a menor precio, llevaban en el orillo la marca “Flor de Ceibo”. La histórica línea 160, sucesora del “Expreso Alsina”, denominada la línea 60 de emergencia, se llamó “Línea Flor de Ceibo”.

Pero el término, en forma peyorativa, se aplicó a los funcionarios, empleados y profesores advenedizos, contratados de manera irregular. Fue el caso del nombramiento de personas para cubrir puestos docentes, sin haber cumplido con los requisitos básicos de formación, frente a miles de maestros egresados, sin posibilidad de ejercer.

Así ocurrió cuando la Inspección General de Escuelas Particulares nombró a más de 1100 personas para ejercer la docencia, mientras paralelamente, egresaron de escuelas oficiales y particulares 27.900 maestros, sin puesto. A la gente nueva que llegó en esa época para educar en las facultades o colegios secundarios, se les aplicaba esa etiqueta o rótulo gratuitamente. La línea de productos “Flor de Ceibo”, fue una propuesta peronista aparecida en la década del 40, en ese Buenos Aires que se fue.

Fuente:

Acevedo Díaz, Carmen. Algo así como una Flor de Ceibo. La Nación 11-05-2006.

Rozic, Oscar. Flor de Ceibo. 1º-06-2013

La cuestión social, Realidades argentinas
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda