Educación para la Vida

Blog en Monografias.com

 

Educación

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL

Escrito por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil). bonilla.bhz@terra.com.br

Conceptos introductorios

Se trata de un asunto bastante complejo, muchas veces distorsionado y generalmente mal comprendido. En este momento haremos apenas una rápida incursión sobre el mismo, procurando - básicamente - aclarar conceptos y significados, de modo que se justifique plenamente considerar la Dimensión Espiritual como componente imprescindible de una nueva forma de ver el mundo.

Boff (1) dice: “Todos hablan hoy de espiritualidad y ella es un tema frecuente en nuestra cultura, incluyendo intelectuales, famosos científicos y - para nuestra sorpresa - grandes empresarios”… “El hecho de que grandes empresarios coloquen asuntos ligados a la espiritualidad, comprueba las dimensiones de la crisis que nos asola. Significa que los bienes materiales que ellos producen, las lógicas productivistas que incentivan, el universo que inspira sus prácticas, no deben ser suficientes. Hay un vacío profundo, un agujero inmenso dentro de sus seres que suscitan asuntos como espiritualidad y futuro de la vida y del planeta”.

El propio Boff (1) nos advierte, colocándonos en guardia. “Es importante, no obstante, mantener siempre nuestro espíritu crítico, porque con espiritualidad(*) también se puede ganar dinero. Hay verdaderas empresas manejando los discursos de la espiritualidad para crear un ejército de seguidores, que hablan más a los bolsillos que a sus corazones”.

Todos conocemos cuales son esas “empresas” autodenominadas de “iglesias”, por las cuales muchas personas son engañadas, con promesas de satisfacer carencias, que a veces son devastadoras.

Por lo tanto, cualquier cuidado en este tema, es poco.

(Continuar leyendo »)

Educación

LAS GRANDES REVOLUCIONES DEL SIGLO XX

Escrito por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

LA REVOLUCIÓN RUSA (1917)

En 1914 estalló la llamada Primera Guerra Mundial, en la que por un lado luchaban Inglaterra, Francia y el Imperio ruso, comandado por el zar Nicolás II, y por el otro, Alemania y el Imperio Austro-Húngaro.

La situación en Rusia era prerrevolucionaria en la época, precedida por la revolución de 1905, sofocada con mucha dificultad por el gobierno imperial. En los años siguientes los problemas se agudizaron sobre todo los relativos a desempleo, inflación y falta de alimentos básicos.

La guerra complicó más aún la situación del poder dominante, cujas tropas mal equipadas y mal alimentadas sufrían derrota tras derrota en las manos de los aguerridos ejércitos alemanes.

En ese marco referencial, ocurre la famosa Revolución de Octubre (precedida por la Revolución de Febrero del mismo año y que origina un Gobierno provisorio con mayoría burguesa liberal, comandado por Kerenski).

La Revolución Rusa cuenta en su comienzo con un órgano político (el Consejo de Comisarios del Pueblo, presidido por Lenin) y un órgano militar (la Guardia Roja, comandada por Trotsky). El mencionado Consejo decreta la Reforma Agraria, la nacionalización de bancos y fábricas, así como la autodeterminación de los pueblos que vivían en los territorios del ex-Imperio.

Establecidas las bases programáticas, el nuevo gobierno debió solucionar los aspectos militares, lo que hace a través del Tratado de Brest-Litvosk con los alemanes, el cual es particularmente negativo para los rusos, que pierden inmensos territorios, poblaciones y recursos naturales, de modo que acaban rodeados de protectorados alemanes (Ucrania, Finlandia, la región del Don, etc.).

(Continuar leyendo »)

Educación

Los principales movimientos revolucionarios socialistas del Siglo XIX y las grandes Internacionales obreras.

Escrito por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

La Revolución de 1830

Esta revolución no fue, por lo menos en su comienzo, una revolución socialista y sí de la burguesía que después de la Revolución Francesa (1789) fue promovida e integrada por industriales y comerciantes ricos, así como por algunos intelectuales. Ellos, lo que realmente querían era tener acceso al Poder, antes monopolizado por la nobleza.

En este caso, la Revolución no quedó restricta a un país como en el caso de la Comuna de París (1871), pues ella estalló más o menos simultáneamente en Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Suiza y Polonia.

En la época, reinaba en Francia (donde comenzó el movimiento) el Rey Carlos X, extremadamente conservador, al contrario de su predecesor, Luis XVIII (su propio hermano).

En 1830, el rey disolvió las Cámaras, al parecer en forma fraudulenta. De este modo fue destruida la Constitución Napoleónica (vigente desde 1814).

A raíz de este hecho, hubo una serie de barricadas en las cuales participaron, en curiosa mezcla obreros, guardias y antiguos militares napoleónicos. El 29 de julio, las barricadas llegaron al número de ¡6000! en las calles de Paris.

En la época, la palabra “liberal” tenía un sentido bien diferente al actual (especialmente al término “neoliberal”). En efecto, la burguesía emergente se aliaba con las clases trabajadoras para oponerse a la nobleza.

Esta rebelión popular llegó a su eclosión durante los días 27 a 29 de julio y son conocidas, históricamente por las “Tres Gloriosas”. Carlos X asustado y recluido en Saint Cloud, abdicó en favor de su hijo, el duque de Burdeos. La lucha ahora cambió de rumbo: para dentro de los revolucionarios.

En efecto, los estudiantes y la Guardia Nacional querían la proclamación de la República. Ya los liberales, encabezados por Thiers propusieron coronar al duque de Orleáns (enemigo de la rama real anterior, los Borbones). Finalmente, el empuje revolucionario hacia la República disminuyó y el mencionado duque (Felipe) acabó siendo designado Rey de los franceses, de modo que la burguesía triunfó una vez más.

(Continuar leyendo »)

Educación
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda