Educación para la Vida

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Agosto, 2014

EDUCACIÓN PARA LA VIDA

BLOG EDUCACIÓN PARA LA VIDA

Escrita por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

El Blog Educación para la Vida,  pretende informar sobre asuntos variados, que seguramente interesarán a personas que quieran encontrar materiales escritos, que los pongan en contacto con una visión de la Vida, más amplia, más profunda y más rica, elevándose por encima de la banalidad y el lavaje cerebral que hoy cubre el planeta de forma generalizada.

Inicialmente se presentarán cinco monografías introductorias, a saber:

  1. Líderes en  Educación para la Vida
  2. Objetivos y orientación de esta Columna
  3. El verdadero significado de la palabra Utopía
  4. La Ilusión de autonomía y  el Enfoque Holístico
  5. La Gran Utopía

Posteriormente, serán desarrolladas temáticas específicas.

POST 4.  LA ILUSION DE AUTONOMÍA Y EL ENFOQUE HOLÍSTICO

La ilusión de autonomía

La ilusión de autonomía es, tal vez, la más nueva y  potente arma del dogma globalizador. Es realmente un arma poderosísima, tal vez mayor que la propia bomba atómica. El imperio soviético, por ignorarla se disolvió, sin derramar una sola gota de sangre, a pesar de su inmenso poder militar. Veamos un ejemplo para clarificar mejor lo que queremos decir. (Continuar leyendo »)

Sin categoría

EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA UTOPIA

Escrito por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

El Blog Educación para la Vida,  pretende informar sobre asuntos variados, que seguramente interesarán a personas que quieran encontrar materiales escritos, que los pongan en contacto con una visión de la Vida, más amplia, más profunda y más rica, elevándose por encima de la banalidad y el lavaje cerebral que hoy cubre el planeta de forma generalizada.

Inicialmente se presentarán cinco monografías introductorias, a saber:

  1. Líderes en  Educación para la Vida
  2. Objetivos y orientación de esta Columna
  3. El verdadero significado de la palabra Utopía
  4. La Ilusión de autonomía y  el Enfoque Holístico
  5. La Gran Utopía

Posteriormente, serán desarrolladas temáticas específicas.

POST 3. EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA PALABRA UTOPÍA

Orientación básica

La sociedad humana ya atravesó la penosa fase de la sensibilización y está entrando de lleno en la de concientización. Es ahora necesario dar el salto cualitativo: actuar. Pero precisamos actuar no apenas reformulando el mundo exterior y dejando como está el mundo interior. La Historia humana, especialmente la del siglo XX mostró que esto no resuelve la problemática básica de la Humanidad: comprender cual es nuestra misión cósmica y cumplirla.

Hasta ahora creíamos que cambiando por la fuerza (o por la ley) las instituciones políticas, sociales e económicas, se podría traer felicidad a los pueblos. Sin embargo, dolorosas experiencias de guerras inútiles y revoluciones fracasadas muestran claramente que no podemos más trabajar apenas con la mente y sí que debemos colocar en juego, también el corazón y el alma.

Este enfoque nos lleva a la orientación básica: desarrollar la capacidad de pensar, sentir y actuar en un marco referencial bastante diferente al utilizado tradicionalmente en el medio académico.

Se trata de un enfoque transdisciplinario orientado para la formación de personas capaces de liderar una Nueva Sociedad, centrada en la Vida.

Lo “posible” y lo “utópico”

En la vorágine de elementos que nos hunden en la globalización tal como es actualmente entendida, se oye a los defensores interesados (y a algunos incautos), que han perdido la noción de “conjunto” en beneficio de la “parte” (la de ellos), decir que debemos trabajar en función de “lo posible” y descartar las “utopías”. A pesar de su aparente racionalidad, esto significa rendirse al nuevo dogma.

Esas personas, muchas veces liderando diversos campos de la actividad humana, incluso política y/o académica, se volvieron de repente - tal vez como consecuencia de la caída del muro de Berlín - exageradamente pragmáticas, dejando de lado las enseñanzas que la Historia humana nos proporciona. Tal vez, el propio Marx, concentrándose exageradamente en el Homo economicus y olvidándose del Homo homus, preparó esas mentes para sus actuales estado de petrificación.

El significado de la palabra Utopía

Es importante, en este momento, conceptuar la palabra utopía. Se trata, según el diccionario, de aquello que es imposible, considerando el “sentido común” de las personas. Pero si agregáramos a aquella definición un pequeño detalle, tal vez se abra un nuevo mundo de comprensión. En efecto, podríamos conceptuar utopía como “aquello que es imposible… en un determinado contexto”

Así, en la época de Leonardo da Vinci era una utopía volar (por falta de conocimientos científicos); en la época de las dictaduras latinoamericana era una utopía pensar en el reestablecimiento de la democracia y elecciones libres; en el siglo XVI era utopía pensar en la existencia de América y hace 50 años era utopía pensar en viajes a la Luna.

Tal vez uno de los primeros utópicos de la especie humana fue un agricultor primitivo, hace muchos millares de años. En esa época, los cultivos se hacían a partir de semillas colocadas en agujeros hechos en la tierra con las manos, lo que ciertamente daría origen a uñas quebradas, sangramiento e infecciones. Era, sin duda, un proceso penoso; pero era “lo posible”. Eso fue verdad hasta que un individuo, digamos Juan, uno entre millones, tuvo la idea utópica de construir alguna cosa como una azada de piedra.

Comunicado este “descubrimiento” a sus colegas, seguramente ellos lo habrán clasificado como “loco” (pues la palabra utópico, bien más sofisticada, apareció mucho después). Sin embargo aquel genio desconocido, Juan, persistió en su idea, y a partir de allí comenzaron a ser creadas diferentes herramientas agrícolas, hasta llegar a las actuales.

Es interesante subrayar que todos los objetos creados por el hombre, sin excepción, comenzaron como utopías, antes de transformarse en realidades concretas, tales como: peines, lámparas incandescentes, lapiceras, zapatos, transistores, autos, computadores o rayos láser. En efecto, todos esos productos - antes de su creación física - fueron ideas utópicas en la cabeza de algunos “trastornados”. Solo después, ellos consiguieron transformarlas en realidades manifiestas.

O sea: utopía no es otra cosa que una prefiguración de la realidad tangible. Esto significa, ni más ni menos, que precisamos convivir con las dos, porque ellas no son otra cosa que dos aspectos de la misma esencia. Por un lado, a un cierto nivel (superficial) ellos se oponen; a otro nivel (profundo) ellos se complementan.

En efecto, el cartesianismo - molde de nuestra cultura occidental - nos condujo a una senda unilateral: la del mundo manifiesto, o sea, “lo real” sería apenas aquello que podemos percibir a través de nuestros sentidos. Y hoy en día, ese “real” está sepultado por una avalancha irresistible de productos tangibles y consumo exacerbado, a los que su apología acaba mostrándolos como lo único válido. Así, el reino de lo intangible (donde vive lo más selecto del pensamiento y del sentimiento humano), pasa a ser desacreditado como un sueño inconsecuente (una verdadera “utopía”).

Históricamente, el ser humano ha sido explorado por los grupos de poder, de las más diferentes formas posibles, gracias al uso de la fuerza. En la sociedad “global”, tan cara al neoliberalismo, la acción es mucho más sutil. ¿En efecto, para que utilizar la represión, con su costo y sus secuelas, si es posible manipular “científicamente” al ser humano?

Como sabemos, el ser humano es muy maleable. Por lo tanto, el sistema le ofrece anestésicos que lo gratifican, y le hacen pensar que es un integrante autónomo de la sociedad, que actúa con inteligencia, que es moderno, que pasa una vida “mejor”, que comprando se alcanza la “felicidad”, etc. Un resumen compacto de esto es él jingle: “¡Todo va mejor con Coca-Cola!”.

(Continuar leyendo »)

Sin categoría

EDUCACION PARA LA VIDA : OBJETIVOS Y ORIENTACION

BLOG EDUCACIÓN PARA LA VIDA

 

Escrita por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

 

El Blog Educación para la Vida,  pretende informar sobre asuntos variados, que seguramente interesarán a personas que quieran encontrar materiales escritos, que los pongan en contacto con una visión de la Vida, más amplia, más profunda y más rica, elevándose por encima de la banalidad y el lavaje cerebral que hoy cubre el planeta de forma generalizada.

 

Inicialmente se presentarán cinco monografías introductorias, a saber:

 

  1. Líderes en  Educación para la Vida
  2. Objetivos y orientación de esta Columna
  3. El verdadero significado de la palabra Utopía
  4. La Ilusión de autonomía y  el Enfoque Holístico
  5. La Gran Utopía

 

Posteriormente, serán desarrolladas temáticas específicas.

 

 

POST 2. OBJETIVOS Y ORIENTACION DE LA COLUMNA  “EDUCACIÓN PARA LA VIDA”

Escrita por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

 

Objetivos

            EstE BLOG tiene el siguiente objetivo general: Contribuir a la formación de una masa crítica de personas, a través de la concientización y del desarrollo de las acciones concretas correspondientes, teniendo como meta el rescate de los auténticos valores humanos y la construcción de una nueva sociedad, que sea satisfactoria para aquellas.

            Los objetivos específicos son:

·         Contribuir para la formación de ciudadanos que tengan capacidad de percepción suficiente, como para analizar con discernimiento las diversas y complejas situaciones de la vida moderna, a partir de una visión amplia de la misma.

·         Contribuir para la formación de ciudadanos capaces de formular y ejecutar propuestas válidas, coherentes y orientadas a una mejoría de la sociedad humana tomada como conjunto.

·         Contribuir para la formación de ciudadanos que sean capaces de comprender la vasta potencialidad que existe en el interior de cada ser humano y, a partir de ahí, aplicarla en beneficio de los altos ideales que la Humanidad ha desarrollado a través de los tiempos.

·         Contribuir para la formación de ciudadanos dotados de comprensión holística, capaces de percibir el Universo, el Planeta y la Naturaleza, no como mundos extraños y peligrosos y sí como una Unidad, de la cual no tejemos su red, la red de la Vida. Apenas somos filamentos de Ella.

·         Capacitar ciudadanos para desarrollar sus Proyectos de Vida Personales, armonizando la biodiversidad propia de cada ser humano con aquella Unidad.

*   Explorar profundamente la visión acerca del sentido y del significado de la Vida humana.

 

Justificación

            La orientación que prevalece en nuestra sociedad, está focalizada en una visión lineal, cartesiana: producir más, vender más, lucrar más. Por su vez, las instituciones académicas - como regla general - están más bien preocupadas con la producción de profesionales y no con la formación de los mismos.

            Un modo de vida, que hoy está siendo globalizado, nos oprime en forma creciente, evidenciando cada vez más síntomas de descomposición y decadencia social y de las relaciones humanas en general.

            El medio de comunicación mas extendido, la televisión, a través de su prioridad por la presentación repetida y masacrante de escenas sórdidas, hechos de sangre, bajeza, programas para edad mental de 8 ó 9 años, acaba modelando nuestra juventud (y a los adultos) para el consumismo, la acomodación, la falta de valores y para la ausencia de ideales por los cuales luchar.

            Las instituciones universitarias, en general, ofrecen un amplio campo de aprendizaje de conocimientos técnicos y científicos bastante avanzados, pero no acostumbran orientar sus alumnos para comprender la Vida, la naturaleza humana, su relación con Energías Superiores, etc. Como consecuencia, levas y levas de profesionales son producidos sin una mayor preocupación por una discusión seria y razonablemente profundizada sobre cosas fundamentales para toda persona, tales como: la forma de ver el mundo, los valores humanos, el papel que como seres humanos debemos cumplir, etc.

             En su lugar, los medios de comunicación, introducen falsos dioses en la mente humana. Ellos se llaman: poder, status, consumismo, así como todas las formas de conjugar los verbos tener y poseer (objetos, inmuebles, dinero, personas). Esta preponderancia del tener sobre el ser se expande cada vez más en la sociedad humana gracias a la alianza del poder económico, político y de las comunicaciones con el conocimiento técnico-científico. Esta expansión ya asume la forma de un tumor canceroso que precisa ser extirpado rápidamente, si queremos evitar su avance hasta el colapso social.

            No es nuestro objetivo ser alarmistas, pero el hecho es que las nuevas tecnologías avanzan como un monstruo ciego. ¿Si nada hacemos, cuanto tiempo falta para que nuestras vidas reales sean transformadas en virtuales? Seguramente, unos pocos años.

            Aumentar más y más nuestros conocimientos científicos y tecnológicos sin sustentarlos en los verdaderos valores humanos: Libertad, igualdad, fraternidad (¡ya se fueron 200 años!), armonía, paz de espíritu, amor (¡ya se fueron 2000 años!), es correr apresuradamente en dirección al abismo. Estamos saturados de bombas atómicas, mísiles, destrucción, venenos, artículos superfluos y contaminantes, carencias y lujos, hambre y desempleo. ¿Dónde está la racionalidad, tan cara al método científico, corazón de la enseñanza universitaria, de esta sociedad?

            En ella, unos se regodean en el lujo, otros vegetan o mal sobreviven. Unos cuantos acaban muriendo de hambre o de enfermedades fácilmente controlables (sí hubiera Sistemas de Salud decentes); algunos reciben diplomas de hasta “Post-Doctor” y ¿para qué? Para acelerar el proceso, o sea el “progreso”

            Creemos, sin embargo, que muchas personas, dentro y fuera del recinto universitario se rebelan contra ese modo de vida, irracional e inhumano. Su sensibilidad, su inteligencia y su concientización les indican que esta no puede ser la única forma de vivir. Mientras tanto, ellas sufren en silencio porque no consiguen percibir como salir de la prisión, ni cual la alternativa a ser tentada.

            Esa es la justificación para este blog: mostrar a las personas que hay espacio para planificar nuestras vidas y que estamos aquí para participar activamente de una trascendental actividad cósmica: asumir nuestra identidad más profunda y a partir de ella, contribuir decisivamente para crear una nueva sociedad, profundamente humana.

            Esta columna está dedicada a todas las personas, sin limitación de edad, género, raza o nacionalidad. Él está dirigido a todos los seres humanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin categoría

BLOG “EDUCACIÓN PARA LA VIDA”

Escrito por el Profesor José A. Bonilla (Universidad de la República, Uruguay; Universidad Nacional de Tucumán, Argentina; Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil).  bonilla.bhz@terra.com.br

El Blog Educación para la Vida,  pretende informar sobre asuntos variados, que seguramente interesarán a personas que quieran encontrar materiales escritos, que los pongan en contacto con una visión de la Vida, más amplia, más profunda y más rica, elevándose por encima de la banalidad y el lavaje cerebral que hoy cubre el planeta de forma generalizada.

Inicialmente se presentarán cinco monografías introductorias, a saber:

  1. Líderes en  Educación para la Vida
  2. Objetivos y orientación de esta Columna
  3. El verdadero significado de la palabra Utopía
  4. La Ilusión de autonomía y  el Enfoque Holístico
  5. La Gran Utopía

Posteriormente, serán desarrolladas temáticas específicas.

MONOGRAFÍA 1. LÍDERES EN LA EDUCACIÓN PARA LA VIDA

Las Universidades públicas y privadas, los centros de investigación científica, así como las empresas consultoras, en su amplia mayoría, forman líderes con conocimientos técnico-científicos profundos.

La pregunta básica, sin embargo, es: Líderes ¿Para que? ¿Para ocuparse apenas de los lucros del sistema económico? ¿O también, y sobretodo, para la Vida?

En una Facultad de Administración, por ejemplo, el alumno cursa disciplinas relativas a las teorías que fundamentan esa actividad, otras materias se refieren a áreas básicas tales como Estadística, Informática, Metodología de Investigación Científica o Elaboración de Proyectos, y finalmente aquellas relacionadas con su aplicación profesional, tales como Recursos Humanos, Marketing, Finanzas o Producción. Lo mismo ocurre con cualquier otro Curso universitario.

Todo esto es necesario. Pero el enfoque subyacente de esta formación está, muchas veces, peligrosamente orientado apenas para “el mercado”: ¿Como lucrar más? (independiente de los medios utilizados), parece ser el grande (y el único) objetivo.

Precisamos, es claro, tener profesionales competentes para insertarse en la sociedad actual y posibilitar su sobrevivencia y su prosperidad, así como su sustentabilidad. Sin embargo, la gran preocupación que actualmente se presenta como prioritaria es: ¿como hacer? Ella precisa ser ampliada para: ¿por qué hacer?, ¿para qué hacer?, ¿para quien hacer?

Un nuevo ingrediente debe entrar en juego: la vida humana. ¿Para qué vivimos? ¿Apenas para ser engranajes de un sistema y así poder zambullir en el carrusel de un consumismo enfermizo que hoy nos asfixia? ¿O la misión del ser humano será más rica y amplia? ¿Por ejemplo: desarrollar nuestras potencialidades internas,  para hacer de la actual, una sociedad mejor?

¿Cuales son los ideales que pasaremos para las futuras generaciones? ¿O elegiremos contribuir con nuestro grano de arena, para producir más generaciones fracasadas?

En un momento en que la sociedad humana se encuentra impregnada por un materialismo feroz y asfixiante, saturada de violencia, de corrupción, de hambre y de consumismo, de destrucción ambiental, de lujo y de miseria, precisamos reaccionar. Y esta reacción comienza por la necesidad de formar personas que se transformen en Líderes en Educación para la Vida.

¿Y lo que seria un Líder en Educación para  la Vida? Sería un ciudadano que hubiese recibido formación suficiente para comprender que el mundo exterior puede ser cambiado a favor del ser humano, si descubrimos primero la riqueza de nuestro mundo interior, para después hacer la síntesis entre ambos, a través de un Proyecto de Vida Personal, que sea, simultáneamente, bueno para cada uno de nosotros y bueno para la sociedad.

Precisamos profesores, investigadores, profesionales de todas las áreas, líderes comunitarios y sindicales, estudiantes y personas en general, dispuestos para transformarse en multiplicadores de esta idea.

La sociedad humana ya atravesó la penosa fase de la sensibilización y está entrando de lleno en la de concientización. Es ahora necesario dar el salto cualitativo: actuar. Pero precisamos actuar, no apenas maquillando el mundo exterior y dejando el mundo interior como está. La historia humana, especialmente del Siglo XX y ahora del XXI, mostró que esto no resuelve la problemática básica de la Humanidad: comprender cual es nuestra misión cósmica y cumplirla.

Hasta ahora, generalmente creímos que cambiando por la fuerza (o por la ley), las instituciones políticas, sociales y económicas, se podría traer la felicidad para los pueblos.

Sin embargo, las dolorosas experiencias de guerras inútiles y revoluciones fracasadas, muestran claramente que no podemos trabajar, apenas con el cuerpo y la mente y sí que debemos colocar en juego el corazón y el alma.

Esto es Formación de Líderes en Educación para la Vida. Y entendemos esta formación como el principal desafío que deben asumir todas las personas y las organizaciones en cumplimiento del galardón de la Responsabilidad Social.

Dedicamos esta columna a todos aquellos que sueñan con una sociedad mejor. La larga serie de discusiones ideológicas y revoluciones fracasadas sirvieron durante todo el siglo XX, como pruebas experimentales de que no alcanza con cambios exteriores.

Todo indica que estos cambios exteriores – que, sin embargo, son necesarios – deben estar acompañados de cambios interiores. El ser humano precisa, en el siglo XXI, procesar esta combinación y comprender que la “realidad” exterior es una manifestación de algo que está subyacente, como si fuese una fuente. Si el agua sale turbia desde allí, no conseguiremos purificarla después.

Las personas se sienten impotentes hoy para luchar contra el monstruo del consumismo, la cosificación y la gananciosidad. Pero hay un lugar donde darle batalla y derrotarlo: en nuestro corazón. Esta columna fue ideada con el propósito de mostrar como esto puede - y debe - ser hecho, posibilitando rescatar el idealismo, que hoy vive escondido en nuestro interior, hasta llegar a la masa crítica necesaria.

Esta masa crítica, extrayendo lo subyacente para fuera, transformará la Gran Utopía (una sociedad más justa, mas digna, más humana) en Realidad. “Este es el camino

Sin categoría

¡Hola mundo!

Bienvenido a Blogs personales Monografias.com.
Esta es tu primer entrada, puedes borrarla o editarla y empezar a escribir en Blogs personales Monografias.com!

Sin categoría
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda