Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Viajes astrales

Tuve algún pequeño disgusto y muchos “gustos” a partir de la publicación de la última entrada de este sitio (La neurociencia del ego).

Al disgusto (El stress y el medio ambiente) ya lo anticipé en una respuesta a los comentarios de ustedes, mis queridos lectores, y lo resumo rápidamente:

Estaba tratando de organizar una novela (La Novela y la Historia) que hace mucho tiempo daba vueltas y vueltas entre mis papeles (papeles virtuales, vale decir “Mis documentos”, en la computadora -La Computadora).

Tenía que escribir el newsletter, y se me hacía tarde (Aproximación al uso del Blog como recurso de enseñanza y aprendizaje).

Entonces no se me ocurrió mejor idea que mandarles los comienzos posibles de mi novela, para que ustedes juzgaran.

Pero ocurrió que la memoria es una cosa seria… (Psicopatologías de la memoria).

(Continuar leyendo »)

Editorial

Materia oscura

Hay otros mundos pero están en éste

La materia oscura es simplemente aquello que no brilla en el cielo, pero que está (Consideraciones sobre el origen y la composición de la gravedad y la materia oscura).

Los científicos no saben qué es, pero saben que está, que es extensa, que todavía no se puede tocar, pesar y ni siquiera entender qué es, excepto que une a las galaxias, a todos los cuerpos celestes (Por una nueva teoría sobre el universo).

En un plano un poco menos científico y tal vez filosófico -no me atrevo plenamente a usar ese gran adjetivo (Qué es la filosofía)-, la materia oscura, además, está en nosotros: algo invisible, que no puede tocarse, que está allí entre uno y otro de nosotros, nos une.

Sin siquiera ser conscientes de ello, el pensamiento de ”desconocidos” afecta nuestro pensamiento.

Nos desplazamos hacia la materia invisible que tenga mayor energía, y esa materia alguna vez tuvo un nombre en la tierra, un nombre como Shakespeare o Cervantes (Shakespeare y Cervantes: vida y obra y comparaciones) o Heráclito (Heráclito de Éfeso: ¿Melancolía o esquizofrenia?) o Platón (Platon).

Acaso nadie sepa que hay alguien que está solo con sus palabras de poeta, sus colores de pintor o sus escritos en el pentagrama, con las trampas de la oscuridad que abren el papel o el lienzo hacia abismos en el inicio de cada obra, y que cada obra es sólo uno de los gestos del alma.

¿Y qué es el alma, cómo puede comparársela con la física del universo, sino con la metáfora de la materia oscura y sus partículas inapresables? (Alma y Ciencia).

Fragmentos de materia oscura a investigar

La vida cotidiana de los egipcios -no la de sus reyes, de eso ya sabemos un poco.

La santidad (Los valores).

Los motivos de gente como Jack el Destripador (Asesinos en serie).

La aparición y desaparición de gente como Fulcanelli (Literatura y Alquimia).

El comienzo del lenguaje de los hombres.

El comienzo de la escritura, las matemáticas y la música.

Si alguno de ustedes puede responder algún punto de estos fragmentos de materia oscura, todos lo agradeceremos.

Ahora pasaré a hablar de otra cosa -relacionada, claro-, porque en la oscuridad yo no veo nada.

La intuición

Después de una clase de yoga, en el momento de la relajación, he tenido alguna vez una intuición (La intuición animal y sus aplicaciones en la adaptación humana), y en ninguna otra parte.

Sé por qué: el olvido de la pesada sustancia de mi cuerpo y de la mucho más pesada sustancia de mi ego hace que las luces se enciendan. Seguramente algo está escrito para el futuro en algún lado y los densos velos que nos cubren nos impiden leerlos.

(Continuar leyendo »)

Editorial
chatroulette chatrandom