Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Amor animal

La señora que vivía anteriormente en la que ahora es “mi casa de las sierras” me dejó un regalo singular (Fiestas del mes de mayo).

Yo había previsto criar un cachorro de fox terrier (El Amor) , que conseguiría en la ciudad de Córdoba (Los primeros pobladores de las Sierras Centrales de Argentina).

Pero los dioses entrelazaron para mí negritud y brillantez con dos diamantes oscuros y cabellos largos (El banquete: un texto de referencia para el deseo y la transferencia).

Era Polka, una perra de seis años.

Entrelazaron además -los dioses, digo- alegría, bondad y fidelidad con un poco de independencia felina (Los gatos), movimientos felinos y la sonrisa del Gato de Alicia en su país… Y para los desconocidos sospechosos, dientes de Cancerbero (Leyendas Coloniales).

Nos comunicamos por señas, ella y yo, que estamos enamoradas desde que nos vimos. No sé qué habrá visto Polka en mí, pero me ama; yo lo que vi en ella fue el esplendor mismo y victorioso y voluptuoso de la vida, algo así como el revés de El corazón de las tinieblas (Los amigos y enemigos de Indiana Jones), algo como mirar hacia la luz y encontrar el centro mismo de la luz de todo el género animal y empezar a comprenderlo.

(Continuar leyendo »)

Editorial

Relato pornográfico: El perro del deseo

Hace muchos años (Administración del tiempo) -y creo que hasta lo conté en estos alocados editoriales, la memoria me olvida- se abrió en España un concurso de cuentos eróticos, en el cual podíamos participar los escritores latinoamericanos (Análisis de la conquista en Latinoamérica).

Mi siempre vivo deseo de ganar unos pesos (Origen del dinero) -la vida no es muy afortunada para mí en el aspecto económico especialmente, aunque soy, o trato de ser, editora (La editorial)- me hizo escribir un volumen de narraciones cuyo pomposo título era: “Historia de las sensaciones” (Las sensaciones. Los órganos de los sentidos).

Lo que escribí en cada cuento dejaba muchísimo que desear -en especial, dejaba por desear el deseo (El Banquete: un texto de referencia para el deseo y la transferencia).

Yo estaba convencida de que eran verdaderamente eróticos mis cuentos, y, en realidad, eran absurdamente pornográficos (La pornografía).

Ustedes se darán cuenta de por qué lo eran con sólo leer uno de ellos, si no, ¿hay alguien que pueda revelarlo? ¿Alguno entiende por qué digo obsceno, o pornográfico, y quiero no haberlo escrito?  (Revelación martiana, trascendencia y actualidad).

(Continuar leyendo »)

Editorial
chatroulette chatrandom