lig tv izle
justin tv

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 
promosyonbank.com promosyon canta

Nuestro lugar común II

Cuando empezaron a surgir estos a menudo delirantes editoriales, nadie pudo prever lo que vendría (Notas sobre la prospectiva).

Monografías.com es un sitio que no excluye la solidaridad, pero cuya misión es el estudio (Técnicas de estudio). Y bien ambicioso, puesto que este estudio incluye las materias más diversas, los detalles más raros del conocimiento, hasta incluye bromas de científicos contra la ciencia y otros bocados imperdibles (Limitaciones de la ciencia).

El comienzo del Blog Editorial fue casi clásico: la historia, el canto, la literatura. Se decía, por ejemplo, que en las magníficas tierras de los hombres antiguos se reía con ferocidad, pero que el tiempo había ido refinando las costumbres (Historia, edades de la prehistoria).

En este “lugar común” los lectores fueron refinando, más que las costumbres, la sensibilidad (Es hora de leer).

De pronto nuestra escritura estéril se pobló de voces inesperadas (Cultura).

Los lectores que empezaron a concurrir organizaron fiestas en las que se escuchaba música y se leían poemas, cuentos y hasta novelas. (La novela latinoamericana) ¡Se escribía una novela, también, entre los buenos narradores del grupo! ¡Se escribía un cadáver exquisito con todos los miembros de la “secta”, o peña, o -como prefirió Judith Mora, timonel de otro blog en Monografías- de “nuestro lugar común”.

Somos frágiles

Y estamos todos juntos contándonos relatos fantásticos o caseros, y hasta con excelente pluma -como la de José que usa pluma de ave del paraíso, como la de Osvaldo que es de cristal, como la de Joise que es “demasiado humana, con cumbres y llanuras”, como la de Vancho que es sublime y no cabe otra palabra menos convencional, la de Judith (Libélula) que es adorable como ella, la de Blanquita que sólo dice verdades que siente, con Celeste y Fabu reapareciendo gloriosamente cuando algo sucede (Una mirada hacia los desastres mundiales).

(Continuar leyendo »)

Editorial

Materia oscura

Hay otros mundos pero están en éste

La materia oscura es simplemente aquello que no brilla en el cielo, pero que está (Consideraciones sobre el origen y la composición de la gravedad y la materia oscura).

Los científicos no saben qué es, pero saben que está, que es extensa, que todavía no se puede tocar, pesar y ni siquiera entender qué es, excepto que une a las galaxias, a todos los cuerpos celestes (Por una nueva teoría sobre el universo).

En un plano un poco menos científico y tal vez filosófico -no me atrevo plenamente a usar ese gran adjetivo (Qué es la filosofía)-, la materia oscura, además, está en nosotros: algo invisible, que no puede tocarse, que está allí entre uno y otro de nosotros, nos une.

Sin siquiera ser conscientes de ello, el pensamiento de ”desconocidos” afecta nuestro pensamiento.

Nos desplazamos hacia la materia invisible que tenga mayor energía, y esa materia alguna vez tuvo un nombre en la tierra, un nombre como Shakespeare o Cervantes (Shakespeare y Cervantes: vida y obra y comparaciones) o Heráclito (Heráclito de Éfeso: ¿Melancolía o esquizofrenia?) o Platón (Platon).

Acaso nadie sepa que hay alguien que está solo con sus palabras de poeta, sus colores de pintor o sus escritos en el pentagrama, con las trampas de la oscuridad que abren el papel o el lienzo hacia abismos en el inicio de cada obra, y que cada obra es sólo uno de los gestos del alma.

¿Y qué es el alma, cómo puede comparársela con la física del universo, sino con la metáfora de la materia oscura y sus partículas inapresables? (Alma y Ciencia).

Fragmentos de materia oscura a investigar

La vida cotidiana de los egipcios -no la de sus reyes, de eso ya sabemos un poco.

La santidad (Los valores).

Los motivos de gente como Jack el Destripador (Asesinos en serie).

La aparición y desaparición de gente como Fulcanelli (Literatura y Alquimia).

El comienzo del lenguaje de los hombres.

El comienzo de la escritura, las matemáticas y la música.

Si alguno de ustedes puede responder algún punto de estos fragmentos de materia oscura, todos lo agradeceremos.

Ahora pasaré a hablar de otra cosa -relacionada, claro-, porque en la oscuridad yo no veo nada.

La intuición

Después de una clase de yoga, en el momento de la relajación, he tenido alguna vez una intuición (La intuición animal y sus aplicaciones en la adaptación humana), y en ninguna otra parte.

Sé por qué: el olvido de la pesada sustancia de mi cuerpo y de la mucho más pesada sustancia de mi ego hace que las luces se enciendan. Seguramente algo está escrito para el futuro en algún lado y los densos velos que nos cubren nos impiden leerlos.

(Continuar leyendo »)

Editorial

La vida en todas sus formas

Para contarlo muy rápidamente, hace 20.000 millones de años la Gran Explosión (Del Big Bang al origen de la vida) dio  como resultado toda la materia del universo que ahora conocemos (lo que había antes era energía,  materia en potencia). Poco después una gran estrella comenzó a formarse en nuestra galaxia  -el Sol (El sol: fuente de energía)- lo que permitió que por medio de múltiples y complicados procesos más se constituyeran los planetas, entre ellos la Tierra. De la aparición de la Tierra -como si de una cosa a otra no hubieran transcurrido millones de años- nos dirigimos directamente a la pregunta sobre el origen de la vida en ella. ¿Cómo surgió?

Según el autor de la monografía “Trabajo de biología. ¿Cómo surgió la vida?“, la vida es la propiedad “más elemental, que comparten la ballena azul, que llega a alcanzar 33 metros de longitud y 200 toneladas de peso, con los virus más pequeños, de sólo 10 nanómetros; y el cefalópodo abisal vampyroteuthis, que nada en aguas a 11.000 m de profundidad, con los microorganismos que la NASA ha recogido flotando a 41 km de la superficie terrestre”.

Es curioso el estilo en que este autor presenta sus afirmaciones: “Se trata de la facultad -(la facultad de la vida)-, desgraciadamente bastante imprecisa, muy difícil de concretar, aunque cualquier mortal acierta a distinguir entre un ser vivo y un pedazo de materia inerte…”. La aparente ingenuidad de esta definición no nos permite olvidar la hondura de nuestro desconocimiento. Leemos unas palabras más y nos hallamos ante esta afirmación: “No es difícil adivinar que la meta de algo viviente es sobrevivir, competir y reproducir su especie”.

¿Adivinar? Pero, ¿estamos leyendo una nota de biología o de ocultismo?

Nada de eso, lectores; es ciencia pura (¿Qué es la Ciencia?). La ciencia ha jugado a demostrar (o a no poder demostrar) lo que adivina de la Naturaleza. Siempre lo ha hecho así. Lo que nos sorprende es que la definición de un biólogo coincida casi literalmente con la de un filósofo, es decir, entre “…la meta de algo viviente es sobrevivir…” del autor de la monografía que mencionamos, a “el hombre quiere perserverar en su ser” del filósofo alemán Schopenhauer, hay apenas una diferencia: uno habla en general sobre la vida y otro se refiere exclusivamente a la del ser humano.

(Continuar leyendo »)

Editorial

1º de enero del 2013

Es mediodía, acabo de despertarme (Dormir no es un placer, sino una necesidad). Desde la cama veo el sol que se filtra por las cortinas, la habitación parece a rayas, flotando en un espacio diferente (El Sol y su estructura). En la cama que está frente a la mía veo dormir a un ángel casi adolescente -mejor dicho, una “ángela” (Los Ángeles). Parece exagerado que el dormir y la luz puedan hacerla aún más hermosa, doncella atrapada en el misterio de sus sueños. Ella es Antonia, mi nieta, y en un mes cumple 14 años.

Intento levantarme; es duro. Para celebrar la llegada del 2013 he tomado demasiado champán (Etiqueta y protocolo), esa bebida inventada por un monje francés seguramente santo y sellada por las manos de Dios: Él suele alcanzarnos la copa… (Existencia de Dios).

Estoy en el lugar que mi buena amiga Elsa y yo hemos conseguido para envejecer juntas; su nombre no puede ser más apropiado: Agua de Oro. Es un pueblito en las sierras de Córdoba, Argentina (Naturaleza humanizada, humanidad naturalizada. La construcción de un paisaje).  Al lado del jardín de nuestra casa pasa un arroyito.

Antonia es la invitada de estas vacaciones, con festejos de fin de año incluidos -y, claro, el 6 de enero llegarán los Reyes Magos, seguro que en el jardín, bajo los rayos de la luna que dan sobre un limonero e iluminan sus frutos. Antonia canta con voz de seda villancicos (Las Corrientes de Misterios).

Volver al presente

Así será el tranquilo 1º de enero del 2013, anticipándome a la catástrofe del fin del mundo, que NO ocurrirá en el 2012 (Ideas sobre la complejidad del Mundo).

Porque desde ahora hasta ese plácido mediodía, hay un zumbido de insectos venenosos en los oídos, de voces estridentes, risas de demonios en un parque de diversiones del infierno; sombras sólidas, incesante humareda (La magia semántica: Destructo/Constructo… ¿Qué es?).

(Continuar leyendo »)

Editorial

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda