Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Todo está como era entonces

Los fantasmas adoran el sitio donde habitaron cuando estaban vivos y no lo abandonan jamás (Fantasmas. Crónicas de un viaje al interior). Resisten a los cambios, aunque, aunque les molesta cuando la gente realiza refacciones, o reciclados (Reciclado).

Los fantasmas se angustian cuando los cambian de lugar… (El lugar de Rulfo).

Y, aunque estemos vivos, somos igualitos a los fantasmas.

El lugar lo es todo para nosotros; nuestros lugares son nuestro presente y nuestro pasado y de ellos rebosa el recuerdo (La escalera).

Lo que queda de cada historia está en el lugar donde ocurrió.

Tal vez sea el modo de las personas sin conocimientos científicos, como yo, de comprender a Einstein (El sueño de Einstein): el espacio y el tiempo se confunden; por ejemplo, cuando visitamos la casa donde nacimos y en la que estuvimos hasta los veinte años para después abrir las alas… (El Humano, una especie de suicida).

En mi caso, hay otro lugar más intenso.

(Continuar leyendo »)

Editorial
chatroulette chatrandom