Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Archivo de Septiembre, 2017

La poesía de ciertas ropas antiguas (antología). Una curiosidad de mi memoria

Quiero vestir a mis personajes, de vez en cuando (La monja Alférez y su construcción frente a la sociedad).

A veces redacto un cuento, una perlita que ocurre en la Antigüedad o en la Edad Media (Literatura. Jorge Manrique), y mis personajes andan, supuestamente, desnudos. No los veo bien y casi nadie puede observarlos de cerca, dibujados en su imaginación (La radio, un medio para la imaginación). Nadie está muy seguro de cómo se vestía en otras épocas (La duda de Hamlet).

Leo una semblanza de Doña Juana la Loca –cuya historia de amor, desde chica, desde que me la contaron en la escuela, me estremece y a la vez me enternece y alguna vez la contaré (Delirios de amor)- y encuentro una nota al pie (Cómo hacer referencias en un trabajo escrito),  que es la siguiente:

“Es llamativa la evolución en el atuendo de Juana en los dos retratos hechos por Juan de Flandes (…) Aparte de ganar a su esposo en atractivo, se observa que el recatado vestido del primer retrato se pasó a uno de escote generoso (…) En ambos retratos Juana irradia una lozanía incitante, muy diferente del enigma y distanciamiento que palpita en otros dos, algo posteriores, que hemos mencionado. Curiosamente, Talavera (el padre confesor de Juana) da más importancia a la recatada ocultación del pecho masculino que del femenino: ‘Es mengua de buena vergüenza traer descubiertas algunas partes del cuerpo… Así como a los varones y aun a las mujeres es vergonzoso los traer descubiertos los pechos… verdad es que las mujeres que crían deben traer las tetas ligeras de sacar’.”

Intrigada, corro a buscar La Historia del Vestido, entre los libros de papel primero, en Internet después (Publicar o morir: Apología de la lectura).

(Continuar leyendo »)

Monografias

El cielo se escribe

Escrito en una tablilla con punzón:

Y en este día doy fe por el dios-sol Utu que soy

un artista de los textos, un compositor de

canciones, un poeta, y que en tierras lejanas

donde no se conocen el pueblo de Sumer ni la

palabra escrita se recitarán mis obras como textos

sagrados y los hombres se postrarán ante mis

palabras.

Rey Shulgi, 2100 a.C.

Me encontraba por esos caminos del pensamiento sin estribos (El pensamiento creativo), con una duda (Las dudas): ¿los libros en papel seguirán existiendo para siempre?, cuando buscar una respuesta me arrancó una sonrisa.

Es que, con bastante torpeza (Saber Leer), fui a consultar a Barthes (El post estructuralismo francés -que murió en 1980 y nunca tuvo una computadora (Historia de las computadoras)-, y encontré lo siguiente:

“El soporte de la escritura, la cosa sobre la cual se escribe, es a veces denominada por los historiadores ‘materia subjetiva’; de esa manera ellos intentan decir que en la escritura una sustancia dada es puesta bajo la mano, como el suelo bajo los pies del que camina; y ese contacto entre la piel y la materia no puede dejar de incidir en el sujeto; éste acepta fatalmente su cuerpo. Si existen fatalmente tantas escrituras como cuerpos, desde un punto de vista histórico existen tantas escrituras como soportes (…) Si el número de los instrumentos fue siempre limitado en el curso de la historia, su materia fue muy variada: primero la roca, la piedra, la pizarra, la arcilla, la cerámica, el oro, el marfil, el vidrio, el bronce, el hierro, las láminas de cobre o plata, los caparazones, la madera, el papiro, el cuero, la tela, el papel. Se puede decir que la humanidad ha escrito sobre cualquier cosa, indiferentemente…”.

(Continuar leyendo »)

Monografias
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda