Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Antología de ustedes

Quise hacer una antología de las respuestas que ustedes me han dado a lo largo del tiempo (Antología de los diferentes tipos de literatura…). Elegí al azar una de mis entradas (Las leyes del Azar), la del 24 de noviembre del 2010 -”Carta de despedida”, pueden buscarla en el archivo-, y la duda asomó. ¿Cómo elegir? ¿Cuál sería el criterio? (Las dudas).

¿Las respuestas elogiosas? ¿Las respuestas que están en desacuerdo conmigo? ¿Las “más geniales”? (Cuestiones relativas a la altura del ser).

Afortunadamente, el azar me condujo a abrir este post en el cual las respuestas son de todo tipo; y es más, se ha encendido una polémica. A partir de alguien que firma “a b” es donde comienza el simpático lío (Pequeños grupos de discusión).

Pero… ¡el contador registra más de  6000 palabras! ¡Un verdadero esfuerzo de lectura!

Y a mí no me parece justo pasarle el borrador a nadie, mucho menos a ustedes.

Si se animan, pueden resultarles muy curiosos estos comentarios, algunos de gran valor literario.

Hay personas que ya no están, como José Itriago, que se nos fue este mismo año y nos dejó acá y allá talento y valores. Otros Todavía No Habían Aparecido. Y esta es la parte que más me conmueve:

Antología de ustedes

1. julia susana yonna dice:
24 de Noviembre de 2010 a las 7:15 pm

Me gustó la carta está buena…. el misterio de a quien está dirigida es lo que más me gustó, ya que deja libre la imaginación para que el lector se diga a si mismo a quien está dirigida…….

2. jorge castaneda dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 5:01 am

¿Creiste que ese hilo de plastico alrededor de tu cuello te llevaría del otro lado del espejo y te llevarías tu recuerdo? Hay esencias que nunca se van del todo, que son una huella indeleble en el recuerdo. A todas horas detrás de mi sonrisa fingida se agasapa el dolor como un niño curioso buscándote sin encontrarte. aún sigo esperando que cumplas tu promesa de contestar el llamado de mi voz, me engañaste, sabías de tu viaje sin retorno, sin salida, aunque te busco sin encontrarte, en esa habitación, flotan aun en el espacio el roce de tus labios , la ternura de tus besos, tu mirada mitad inquisitoria, mitad llena de mis ojos.
Creiste que te marchabas ¡pues no! aquí tu ausencia te hace vivir en cada instante, en cada objeto en cada espacio, en cada recuerdo; si te querías marchar ¿porque dejaste tuausencia que ahoga, que mata lentamente, que da tu presencia trastocada en ausencia…?
A veces busco la forma de ir del otro lado del espejo para estallar juntos, nuevamente, nuestras emociones, pero al buscarte solo encuentro el consuelo del ultimo suspiro en el que abandone tu recuerdo, para quizá, encontrarte.

3. a b dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 6:35 am

La cita al principio (Carta a los adolescentes infames) me ha indignado lo suficiente como para tomarme las molestias de escribirle. No se como anda la educacion en Argentina, pero aqui, en Espana, estamos inmersos en una batalla brutal por el modelo educativo. El que defiende el autor de esa infame carta: Una educacion clasista, para unos cuantos, con una segragacion de base economica y ellos los profesores de funcionarios privilegiados, y la que defendemos los demas: Para todos, util, por los meritos propios de los alumnos Y TAMBIEN DE LOS PROFESORES. Al citarla supongo que usted la apoya, sera porque usted es otra de esas seudointelectuales, ridiculamente sofisticadas y que quiere mantener sus privilegios no por sus meritos, sino empujando a los demas hacia abajo.

4. Mora Torres dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 8:34 am

Estimada/o a b (como no da su nombre no puedo saber si se trata de Ana Belén o de Antonio Banderas): no soy intelectual ni intelectualoide y mucho menos sofisticada, pero sí bastante pícara a veces. Sólo un título como el que la/o indignó podría llegar a disparar una respuesta como la suya, y, tal vez, abrir un debate sobre el tema de la educación. Le agradezco sinceramente y sin picardía

5. WILDER CHOQUEHUANCA FLORES dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 10:22 am

Primero que nada felicitarle, por la forma en la que escribe, para mi personalmente tiene la virtud de desnudar su sentir sin hacer saber a quien dirigido va; eso lo hace intrigoso, y cuando hay intriga hay interés. con respecto del comentario del español, debo agregar, que al parecer se jacta de cucufatería, he leído muchos textos de escritores españoles y su forma de escribir sí deja mucho que desear, no veo por que tiene que referirse en tono de critica.

Espero podamos seguir en contacto, y cuando vuelvas a escribir algo, me gustaria que tambien me lo envies a mi corrreo: jawart1@hotmail.com

Sigue escribiendo, enviame tu correo, para que tambien pueda enviarte las frases que escribo, y puedas darme tu critica constructiva.

jawart - Perú

6. LILIAN APAZA dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 11:41 am

Es muy inspiradora tu carta, q creatividad sigue así escribiendo

7. Joise Morillo dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 2:51 pm

Querida Mora, saludos cordiales. Con vuestra venia quiero dirigirme al individuo humano. “a b” ¡muy bien por el beneficio de la duda! Se entiende que hay personas que tienen el suficiente tiempo para escudriñar internet –pienso, como vos- y seguro de pronto se topan con Blogs como el de Mora, el cual, como ella muy bien lo explica, se dedica a hacer parir inquietudes, opiniones, literarias o no, y/o compartir pensamientos de los cuales puede salir una interesante proporción de carne para libros (en el caso de quienes tienen la inquietud de escribir) y de otra forma: alimento para los lectores, pasto para los críticos, aun cuando no sea el best seller que algunos pretenden encontrar en este sitio “de brillo único”.

Desafortunadamente, la parte bondadosa que tiene la humanidad –que es la mayoría- en gran medida se ve perturbada por la otra menor, perversa y contradictoria, ese podría ser el caso de los gamberros en vuestras villas, los hinchas & holigans en los campos de fútbol, y parad de contar. Lo peor del asunto es que muy por encima de el error, esa masa rebelde sin causa, pretende enseñar valor a quienes por orden de lo normal; actúan con moderación, respeto y cordura y, con ello contribuyen al desenvolvimiento social y civilizado de la población de cualquier ciudad, pueblo etc. Cosa que esta clase de: popule crescendo non vide.

De esto tenemos historia y ejemplos, en los años sesenta del siglo pasado, nació –se promovió- una nueva forma de manejar la niñez y la adolescencia (educación), este sistema se convirtió en un total fracaso, tal concepto, fue la inspiración de algunos psicólogos rebeldes que infelizmente profesaban dejar hacer a los niños cuanto les viniera en ganas, determinado bodrio ocasionó tanto perjuicio en la educación de aquellos tiempos especialmente en EE. UU., GB y parte de Europa y América del Sur, que los psicólogos luego tuvieron que extender una disculpa y retractarse por las prédicas y mociones literarias que se difundieron al respecto, fue una época de extrema violencia juvenil.

No “a b” la inteligencia humana no es una tabula rasa, pero si no se cultiva apropiadamente, crece como el monte, de abrojo, y cadillo, una de las cosas que ha hecho al hombre funcionar con eficacia ciudadana en el ámbito de la historia es, precisamente, manejar la conducta y la prudencia en función del beneficio, no para muchos, sino en función de todos. A los jóvenes hay que educarlos, guiarlos, orientarlos para que ese potencial inherente a su temprana edad, genere calidad y cantidad de bienestar, tanto peculiar como colectivo y mejor aun, evitar traumas por ende crear felicidad.

Mora, la belleza, es: lo que hace al individuo reconocer un valor universal, que comulga con un beneficio muy elástico, ella, no la representa ningún ente corpóreo, sino, lo que el más del común piensa de la cosa que se cree bella, un ejemplo podría ser la bondad del individuo, quien produciendo felicidad representa un valor al que todos admiran, aun cuando su fisonomía no tenga nada que envidiar al jorobado de Notre Dame, igualmente quien produce amor, queda para siempre grabado en la idea de la humanidad. La juventud es un paso efímero del ser en la vida, de nada sirve al mundo la juventud si no dio fruto al ente que lo ha vivido ni a otros, por tanto, no debéis afligiros por la niña que abandonó todos los espejos, sino, cuando la ahora mujer que se regodea en ser útil, deje de hacerlo, no definitivamente, sino por no poder hacerlo, aun queriéndolo.

Os ama

Joise

8. maria jose lopez dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 3:43 pm

Querida Mora,
a b,no es ni Ana Belen ni Antonio banderas,ni tan siquiera es español,
es un chico argentino cursando estudios primarios y por lo que deduzco
según su forma de escribir en la monografía de Simón Royo Hernández
y en la tuya, su educación es inculta ya que su vocabulario se limita a
palabras mal sonantes e insultivas. La critica no significa descalificar
a la persona.

9. Iván Salazar Urrutia dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 4:41 pm

Nada de mal “ab” (salvo el nombrarte); pero no me queda claro qué opinas. Tampoco me quedó claro lo que opina Mora; pero uno ya sabe -por tradición- que Mora no opina, provoca. Yo quedé un tanto mucho dubitativo respecto de las ceremonias del ratón, de las flores buscando su propia muerte, del adiós que no quiere morir, del vacío ese espantoso de la ausencia…
¿Nunca has buscado la niña oculta en el pecho? ¿Nunca has pedido, ¡no te vayas! mientras el espejo oprime en la imagen tu ansia?
“ab”, no te entendí. De España a España hay mucha dfistancia. De España a Argentina, otra . Y a Chile ¡imagínate! Entre nosotros existen esas distancias… entre tú y yo, estableciste un abismo; trato de salvarlo porque deseo saludarte, desde un pequeño lugar de Chile. ¡Tenemos tanto que charlar!
Anda, pasa, es nuestra casa; Mora, nuestra anfitriona. No nos gusta la educación elitista; no nos gusta esa sensación de los aviones que sumba en los oídos y no nos dejan escuchar. Ojalá pienses diferente que yo: será entretenido y motivante (ya ves lo que ocurre ante los espejos). Cuéntame, cuéntanos de tu vida, tus dudas, tus luchas. Vamos: te leemos en este sitio.
VANCHO

10. maria jose lopez dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 5:25 pm

Una carta de despedida es triste,deja mal sabor de boca.
Despedirse significa decir adios a algo,alguien,sentimientos,edades,
épocas, días, noches. Un adiós nunca es completo porque todo sobrevive
en nuestros recuerdos con mayor o menor intensidad.
Una carta de despedida para aquellos que amas es poner de tintero
el corazón,de tinta la sangre y de pluma el alma, las palabras escritas
no arrancan el dolor ni el pensamiento,se comparten como el aire,
como el sol que ilumina cada día con sus rayos.
Para los recuerdos no existe un adiós ni una carta, porque perdurarán
por siempre con nosotros y volaran como las mariposas transparentes
en un jardín, como el águila que vuela sobre la espuma del mar con sus
alas va despidiéndose del paisaje mudo. Un adiós callado silencioso
puede decir más que mil palabras.
Tal como el día se pierde en las sombras, poco a poco buscando la noche
el adiós nos aleja, pero recuerda estés donde estes nunca olvidaré
la dicha que me has dado, ni la alegria de haberte conocido, y no olvides
que nuestros recuerdos siguen la ruta del cielo envueltos en esta musica…….
que nos ha de seguir para siempre.

Besos

11. Belieth Pèrez dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 7:08 pm

Podrìa ser esta una carta de despedida????

en un papelito escribo
el tiempo largo y largo contigo
los minutos y las horas enredada en tus brazos
inexorablemente atada a tì
con el rictus de alegria
inefable en verdad
de tu amor yo voy a conservar
la poesìa, la tuya y la mìa
gracias a tì, amor
he vuelto a conocer a una gran mujer
fuerte y hermosa
que viene a mì cada dìa
la que habìa perdido
la que escribìa poesìa
que increible!!!! que diez años despuès
luego de una serie de renuncias
y un sin fin de despertares
luego de conocer a la parca
y esconderme en los rincones
despuès de haber odiado
y quedarme como muerta
un electroshock me haz dado
y aquella que tanto amè, volviò a mì
esta vez… se quedarà aquì.

12. celina olvera dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 8:03 pm

FELICITACIONES POR TU MARAVILLOSO ESCRITO MORA, ME GUSTA MUCHO TU ESTILO ES MUY POETICO, ME ENCANTA LA FORMA FLUIDA DEL LENGUAJE QUE UTILIZAS, NO ENTRETIENE LA LECTURA PERO SI LA RESPUESTA QUE DEBEMOS DARLE AL ACERTIJO DEL MONTON DE COSAS QUE ENCIERRA CADA FRASE, ESA QUE EN PINCELADAS OCULTA EL VERDADERO SIGNIFICADO, AQUELLO QUE SE DICE SIN QUERER SER DEL TODO DESCUBIERTO, PERO QUE SE DESEA COMUNICARSE A COSTA DE QUEDAR EMBARADO EN LAS INMEDIACIONES DE SI MISMO, ENTENDIENDOSE UNO MISMO A SOLAS SIN ESPERAR QUE NADIE LE CONSUELE, SIN ESPERAR ADEPTOS PEROCONSIDERANDO LA POSIBILIDAD DE SER ESCUCHADO.. ¡OH. AQUELLA VOZ QUE SIGUE CLAMANDO EN EL DESIERTO! ¡AH, LOS PERROS LADRANDO CUANDO PASAMOS, SANCHO!.

13. guillermo vargas quiroz dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 8:14 pm

Gracias Señora Mora, por la inspiración que hace fluir en la mente y sentimiento de aquel que le gusta escribir, y no se preocupe por las opiniones de “a b”, un titulo, tal vez no lo hace feliz.

14. benjadem alflorentin dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 11:09 pm

hola mora, acepto el juego, y como hoy estuve con ganas d escribir, pues te mandaré 3 jeroglíficos d despedida.

Despedida 1:

Es q ha llegado el tiempo en q los días se disipan en el aire como el olor d un perfume indefinido q nos ha qedado grabado desde la niñez y no podemos identificarlo; así en mi cabeza las ramas d la desesperación van tendiendo sus guías entre las incoherencias d mis necesidades y enriedan sus sarmientos en las azules decepciones d mis sueños, d mis ambiciones, d mis pecados d no ser.
Ya no importan las palabras ni las culpas, no importan los actos heróicos, xq me he perdido d mi y no puedo encontrar el camino para pensarme; no me siento mas q en partes, como si yo fuera Osiris,… lástima q vos no podés ser Isis, y no es xq no qieras o no qiera yo; es q veo tus puertas iluminadas y a medida q corro hacia ellas mas se alejan y se entornan, xq no sé qien fuí, no sé qien soy. No qiero irme, pero algo me lleva.
Sé q nunca t merecí, a pesar d mis esfuerzos… y es q t veo tan linda, tan repleta d conciencia, tan enajenada en tu integridad q me aterra éste caleidoscopio q es el alma mía.
Hace un rato, cuando salí a caminar bajo los nubarrones morados y escuché la alegría d los horneros ante la inminente lluvia, una congoja me estrujó el corazón, pues pensé: ellos son horneros, y saben q lo son; y saben lo q qieren, y x éso se alegran con la lluvia; pero ¿yo qé soy?¿qé qiero?….
por suerte las tempranas gotas lavaron mi cara y disimularon unas lágrimas rebeldes q no qisieron qedarse en mis ojos. Lo único q me trajo un sentimiento d paz interior fue el olor a tierra caliente mojada q llenó d pronto el aire; como un recordatorio del origen; como un presagio del porvenir…
Y allí estaban, ¡doradas de sol interior!, ¡nacaradas d agua del cielo!… no tenía otra manera d acercártelas q cortándolas, pero cuando las puse en tu florero, ya eran amarillas, ya eran húmedas… aunqe al menos no tenían olor, al menos no dejaron el vaho funerario d los claveles. No sé por qé lo hice, no sé lo q significa; tal vez sean un beso marchito del alma, xq sé q t perdí contra mi voluntad, y es mas d lo q puede soportar mi coalescencia, pues ahora soy como un barco sin brújula en el triángulo d las bermudas, no soy mas q un retoño qebrado.

15. benjadem alflorentin dice:
25 de Noviembre de 2010 a las 11:36 pm

Despedida 2:

Estoy en los espejos, xq no eran mis ojos los q me miraban desde el frío reino d la inversión lateral. Había unos reflejos acerados q parecían venir d miradas anteriores, d ajenidades atemporales, xq al verme sabía q no era yo.Y al venir aqí caí en una trampa, pues ya no puedo salir, éstas puertas tienen picaportes d pomo redondo,y al qerer agarrarlos con mi mano derecha se hace izqierda, y no qieren girar en el sentido euclidiano; mas al hacerlo con la izqierda, mi mano se hace derecha y mis pulgares ya no son humanos.
No pude despedirme xq o sabía en nombre d qien hacerlo. Espero q me entiendas, debía venir. No puedo soportar no ser yo. El grave problema es q acá no hay nadie, sólo miradas, infinitas miradas q me acechan desde la rosa d los vientos y desde el tic-tac d los tiempos. No he podido encontrar a Alicia, (debe venir), no sé como lo sé, pues nadie vive aqí, pero hay como una impresión telepática omnisciente en mi cerebro, imágenes paganas d ausencias eternas y apariciones fugaces. Estoy esperándola y no llega; éso me pone nervioso pues tengo el té preparado para ella y se enfría, así q termino tomándolo yo solo.
Aunqe sospecho q hay algo raro, pues cada vez q miro mi reloj están x ser las five o’clock y me invade una desesperación q me obliga a ir a servirle el té, sin embargo siempre encuentro las dos tazas sucias y recientemente usadas….mmmm….. el té me está causando repulsión, así q necesito alejarme urgentemente, hasta q miro mi reloj d nuevo.. ¡¡¡Ay , dios… las 5!!!…
Acá también hay espejos, y cuando t veo acercar tu rostro al frío y argentado vidrio rompo mis relojes y voy corriendo a enfrentarte, y hago coincidir mi cara con la tuya, mis labios con los tuyos, (no sé xq pero se ven mas viejos d lo q deberían ser) , así cuando t maqillás puedo recordar como era mi propia fisonomía.
Ay, no apagues la luz al irte, xq acá qeda la negrura total. No sé como avisarte q estoy aqí, ya q la escritura está toda invertida, y para entenderla deberías entrar en un tunel d espejos.
la única pista q t dejé fueron ésas flores amarillas, tan increíblemente bonitas x lo sencillas q son… ésas margaritas silvetres q arranqé d la plaza vecina; t las dejé sobre la cómoda, junto al dressoir, donde dí el último suspiro en nuestro mundo…¿t darás cuenta? ¿vendrás a tomar el té? .

16. benjadem alflorentin dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 12:06 am

Despedida 3:

No me eches la culpa d tus frustraciones, luego del encandilamiento inicial ambos comenzamos a darnos cuenta d lo q nos pasaba, d lo q nos faltaba, cuando nos íbamos qedando sin referencias, sin coincidencias, sin pertenencia. Nunca compartimos un silencio, siempre lo padecimos, aunqe intentamos ocultarlo y disimularlo d mil maneras.
Cuando la novedad d nuestro sexo se fue haciendo rutinaria x falta d imaginación, x falta d osadía, debimos haberlo comprendido. Nuestras fantasías fueron forzadas, ficcionalidades infantiles q no tuvimos el valor d reconocerlas. Somos dos ríos d aguas cruzadas y creímos q la amalgama d salobridades podría darnos un PH 7, sin embargo sólo conseguimos un péndulo oscilatorio entre el 2 y el 10, metamorfoseándonos en bichos raros como Gregor Samsa. Sé q t sucede lo mismo q a mí, t he visto auscultándote frente al espejo con ojos desengañados q x sí solos hablaban, preguntándose: “Mora…¿dónde estás?”, y evidentemente nunca pudiste oírte decir “¡acá estoy!” He visto tus labios murmurar secretos inaudibles ante otros labios q no eran tuyos aunqe se pareciesen, aunqe tuviesen tu sangre.
Las horas han ido pasándonos tediosas, como el goteo eterno d la clepsidra, y si nos soportamos hasta hoy con todo el cariño q existe entre nosotros es xq no nos hemos sido fieles; y no me refiero a la infidelidad procaz d un pedazo d carne a otro pedazo d carne, pues éso es puro cretinismo moralista con 30 siglos d retraso mental, (¿d qé sirve la fidelidad sexual cuando se desprecia el amor del otro?), me estoy refiriendo a la fidelidad a nosotros mismos, y es x éso q no existe el amor eterno, xq somos incapaces d conocernos íntimamente, ya q nuestra esencia muta inclaudicablemente día a día.
Ésta contradicción entre lo sublime y lo despreciable es la condición humana q ya nos fuera señalada x dios hace mas d 30 siglos cuando ungió a David como rey eterno d la casa d israel, pero le prohibió construir el Templo al tener las manos manchadas d sangre inocente q el propio dios le ordenó derramar para consolidar la casa d israel.
No me pidas entonces perfección, no me pidas comprensión, aceptémonos humanos como somos, así como el gato tiene el misterio del tigre en sus venas y en sus ojos sin poder decidirse a serlo. Y ése ramo d flores q t dejé, son una alegoría d la simplicidad d las leyes d la naturaleza; las flores son hermosas y agradables, las flores son el sexo d las plantas, las flores se marchitan.

17. Fabu 11 dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 1:06 am

Mora
PIENSO QUE LA QUE ABANDONA EN ESTE CASO ES LA QUE RELATA, VERDAD? .¿¿¿.. … … … ????!!!! ……
ESTE ES UN PERSONAJE EN MUTACION, PUEDE DEJAR SU VIEJA PIEL PEGADA EN ESOS PASILLOS, Y REGENERARSE PARA QUE LA FLOR NO SE MARCHITE TAN PRONTO,

18. Eudoro Ochoa dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 1:20 am

Caramba, al leer algunos comentarios denoto lo importante que es el expresar lo que sentimos, y al encontrar comentarios adversos a lo que decimos simplemente nos ayuda más a seguir haciendo lo que nos pueda gustar. Aun cuando las personas digan algo sea positivo o no, lo importante es que leyo lo que escribio y penso por lo menos en decir algo, claro ajustado o no, pero lo hizo. Lo que si seria prudente es que seamos menos torturadores y no ofender, porque se debe respetar las ideologias de cada quien alguien dijo “Tus derechos terminan donde se inican los mios” y elrespeto es un derecho ganado por naturaleza.
Otro aspecto resaltante es que hablan de distancias entre naciones, la mayor distancia la ponemos nosotros mismo, y cada espacio lo podemos ganar cuando se quiere.
Mora tu escrito de carta de despedida me hizo pensar tantas cosas, y reflexionar sobre nuestras vidas que me motivo a escribir, cosa que tenia años que no hacia. Me motivo y gracias por eso.
Verdaderamente las despedidas solo es un distanciamiento de lo que se tiene y se quiere, no es mas que dejar de querer o, dejar de tener algo o alguien que ya no se desea para nuestra vida,la despedida es el olvido, nunca se despide de alguien que se quiere o se ama, aun cuando esten muertas, si amamos a una persona aun sin estar a muestro lado siempre la tendremos alli junto a nosotros.

Los recuerdos siempre nos uniran a los seres queridos, aun cuando éstos no sean agradables, ¿cómo decir adios a nuestro verdadero amor-aunque no lo tengamos a nuestro lado-a nuestros familiares, amigos de infancia, compañeros de estudio. Despedida, simple justificacion para no decir que vamos a extrañar algo o alguien.La verdadera despedida no se dice, solo olvidamos sin decir nada.
Vivamos recordando a las personas, eventualidades de nuestras vidas porque gracias a eso maduramos, crecimos, evolucionamos como personas, dejemos que la despedida llegue con nuestra muerte, y aun asi quedaran personas que nos recordaran y no se despediran de nosotros, hasta que su muerte llegue.

19. benjadem alflorentin dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 3:32 am

hola gente, no sean tan drásticos con ab, las citas a las q se refiere son los links q el propio sitio genera en cada trabajo publicado en éste sitio web,(como una retroalimentación con otros trabajos publicados en monografías) q no necesariamente tienen q ser compartidas x el autor; se nota q ab entró x 1° vez aqí y ni siqiera se detuvo a fijarse en el eclecticismo q el conjunto d links tiene, y q casi nada tienen q ver con el contenido puro del posteo original. (la Intuínica, el manuscrito Voynich, las cookies…) su pecado en todo caso es el pecado del necio, q opina d oídas y así basamenta sus juicios inapelables, jejeje, en verdad, se contrapone con su declamado deseo d lograr una educación universal, laica y de calidad. Pecados d juventud, y propios del webeo, jajaja.

20. José Rogelio Bejarano dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 12:22 pm

“a b” Si te indignas es que te domina la ira, y con ira no puedes comentar objetivamente; seguramente que con caracteristicas propias andamos igual que Uds. en lo que atañe a la educacion, con luces y sombras. En cuanto a la “Carta a los adolescentes infames” te recomiendo que leas “El hombre light” de Enrique Rojas, seguramente lo conoces porque es español; con mayores argumentos muestra no solo a los adolescentes sino a toda la sociedad enferma… por favor no te indignes… “el hombre sabio no se enoja”… solo las aguas en calma pueden reflejar la luz de las estrellas.
Me gusto mucho la “Carta de Despedida”, felicito a Mora, me dejo un cierto dejo, un gustillo lesbico; pero muy hermosa, en tan pocas lineas dices tantas cosas sin decir explicitamente nada… haces trabajar la imaginacion y eso es lo hermoso de la literatura… Saludos

21. Osvaldo Bonini dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 6:35 pm

Chicos, ¿como estan? Yo de picadita a pedirles que saludemos a Judith ya que hoy es su cumpleaños.
Fuertes besos y abrazos para ella y para todos Ustedes. Los extraño, pero los logro leer de vez en cuando y me hacen feliz.
Los quiero mucho.

22. Jose Itriago dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 9:20 pm

Felicitaciones a nuestra querida Judith. Nos hacen falta sus besos perfumados.

23. Jose Itriago dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 9:21 pm

Me dices que trataste de retenerme recurriendo al niño que estuvo en mi pecho, pero bien sabes que ya no está. Que la niñez se marchitó, como las flores amarillas que hoy te duele cuidar.

Me dices que hay que morir por algo y yo te digo que más bien debemos vivir por algo.

Me dices que corriste a maquillarte en otro espejo y cuando vuelva, si es que vuelvo, ya no te encontraré, porque te alejaste para siempre, pero sabes bien que tus otros espejos no son fieles, sino que te distorsionan y que quizás, después de chocar y rebotar en mi mismo, te busque de nuevo -como sugieres- y entonces quizás te encuentre, a pesar de todo.

Te digo que debes entender que en la vida hay alturas y hondonadas, pero no así en el amor. La felicidad perdura y los adioses se olvidan. No es amor aquél que se duele y nutre de la despedida y desdeña los dorados momentos, la savia que nos dio la vida.

Te digo que lo más importante es haber alcanzado lo que logramos, haberlo vivido. Pero que todo cambia.
Nada crece sano a la sombra de nada, se necesita la luz del sol, la claridad del pensamiento, el firmamento como techo. Es imposible engañarse a uno mismo. La libertad es un grito que nos trasciende. No es cosa de maquillarse, ni de inventar nuevas y extrañas máscaras. Por el contrario, es más bien tiempo de ser auténtico.

Oigo el furioso tronar de las olas esperando, con especial alegría, el suave sonido de la mar al retirarse, aunque sea por unos segundos, eso me basta. Se alternan la furia y la paz y me dejo llevar por ese ritmo, quizás para entenderte a ti o a mi, no sé, da lo mismo. Lo que importa es ese ir y venir: trata de vivirlo.

24. Jose Itriago dice:
26 de Noviembre de 2010 a las 9:29 pm

El buen ab confunde, en efecto, las referencias que Mora debe añadir automáticamente a sus escritos con el texto. La confusión no es importante, pero insultar sin siquiera haber leído lo que se critica, si.

Por otra parte, no conozco esa “batalla brutal por el modelo educativo” y cómo la referencia a una carta a los adolescentes infames puede entrar en semejante conflagración. Creo que seguramente se ha hablado algo sobre los modelos, pero dista mucho de ser una batalla y menos brutal. Quizás sea ignorancia personal, por eso sería más útil y constructivo que ab se explicara mejor, argumentara su personal óptica del asunto, para entender porqué una referencia a una monografía lo afectó tanto. Quizás podamos aprender un poco de lo que nos está pasando en España.

25. Baldemar Chacon dice:
27 de Noviembre de 2010 a las 3:12 am

Hola a tod@s
hoy me dieron una mala noticia y estoy triste a pesar que tenia mas de un año de no ver a esta persona especial en mi vida, estoy triste.

Pase seis años de mi vida con ella y se fue sin decirme nada la veo alli donde está, tan joven, tan silente, tan sonriente, tan fria, tan palida, tan…. en paz.
No hubo carta de despedida que sus delicadas manos redactaran, talvez no supo expresarse.
Apenas hoy, la muerte con su bella figura y su hermosa sonrisa pasa junto a mi y me pregunta como estoy, pues triste he de decirle pero no articulo palabra alguna, es tacito.

Vienen los recuerdos de todos esos años, cuando la conocia y fuimos tan niños los dos y nos dejamos arrastrar por la corriente de la pasion y la ingenuidad perdidos siempre veiamos nuestro cielo iluminado por millones de estrellas y reencontrabamos el rumbo.

Me duele su partida, tan joven, tan perfecta y me duele porque hasta ahora lo veo detras de los recuerdos y no comprendo mis sentimientos, me culpan y me lastiman y me condenan.

Apenas hoy me informan de su muerte……….y me cuesta creerlo.
un profundo puñal clavado en mi pecho rasgando mi corazon. !que estado tan bello…muerta!
!que palabra tan terrible… muerta!, !tan ignorante como soy… ella esta muerta!

Placer despues del sufrimiento, ¿es la muerte el extasis de la vida? Un perro ladra….. ella esta muerta, la gente en la calle sonrie y comenta….ella esta muerta, todo es muerte todo es ella., la flor, la hoja y la espina; el sol, el viento y la lluvia; el dia, la noche y la muerte.

Seis años de mi vida se fueron con ella y su silencio.
Ustedes son un refugio para mi alma que no se consuela.

26. Joise Morillo dice:
27 de Noviembre de 2010 a las 7:00 am

Felicitaciones Jud, que sigais complendo y produciendo.

Fabu, comparto vuestra apreciación anterior, creo que Mora esta utilizando la parabola peculiarmente.

ó NO?

Os ama

Joise

27. JOSE ANTONIO GOMEZ PERALTA dice:
29 de Noviembre de 2010 a las 1:26 pm

DIOS TE BENDIGA MORA TORRES, DICES QUE TE AYUDEN, ASI QUE YO PIENSO QUE DEBERIAS EN ESTA CARTA PERDIDA, SER UN POCO MAS ESPECIFICA YA QUE PRESENTA MUCHAS VARIANTES QUE AUNQUE TIENE UN SENTIDO PRESENTA MUCHOS EN COMUN, PUES EL MATERIAL CONTIENE MUCHAS NOBLES.

28. Joise Morillo dice:
29 de Noviembre de 2010 a las 9:48 pm

Con Vuestra benia, Mora!

J A G P, supongo que LAS NOBLES que mencionáis son parte de la parábola utilizada en la epistola de Mora, podríais tomarlo como la añoranza de la juventud y su tácita negacion a aceptar la gerontía por el individuo.

Os ama
Joise

29. benjadem alflorentin dice:
29 de Noviembre de 2010 a las 11:04 pm

Despedida 4:

ya no somos niñas, Mora; me reclamas las horas compartidas, cuando hace años q desde tus propios ojos en el espejo t estoy llamando a gritos, desesperadamente, (y sé q algunas veces t diste cuenta, cuando una làgrima se t escapaba y t autoconvencìas d no saber x qé…) y me dejaste sola corriendo detrás del globo rojo q soltamos junto al rìo, allà en Cayastá; me dejaste ahogar en tu indiferencia creyendo q hacerte mujer era olvidarme, ignorarme, sepultarme… x culpa d aqel chico q t invitó a nadar; le sonreíste y mientras él mostraba su cuerpo semidesnudo y musculoso brillante en el agua turbia del San Javier, vos t sacaste los zapatos, t sentaste en un tronco d la orilla y mojaste tus pies tímidamente mientras le sonreías, nunca mas qisiste oírme, y yo me cansè, fuiste agotando mi esperanza a medida q perdías tu inocencia, a medida q tu hembra me devoraba.
¿no te acordás d ésa florcitas silvestres amarillas q recogíamos en las calles y se las llevábamos a mamá y ella se las ponía a la virgencita?; a veces eran d diente d león, a veces unas ramas d la retama del vecino d la vuelta, otras encontrábamos margaritas en la plaza, pero siempre eran amarillas, el color q mas t gustaba; recuerdo cuando teníamos 5 años, y a cada tía q venía a casa le dibujábamos una casita llena d flores y un sol q cubría todo el cielo, y lo enchastrábamos d amarillo huevo con la caja d fibras nuevas q nos regalaban siempre, jaja, ¿t acordás?:
Yo lo recuerdo muy bien, y me pone triste, ya q no tuve con qién compartir todos èsos momentos idos; xq luego cuando leìste un libro d frases célebres encontraste una d G.B.Shaw, donde le respondió a una mujer q le preguntó x qé teniendo el jardín lleno d flores no tenía ninguna dentro d la casa, diciéndole q también le encantaban los niños, pero no x éso les iba a cortar la cabeza para adornar la casa.; y nunca mas recogimos flores juntas, nunca mas tuviste flores en la cómoda como tenía mamá.
todos tus otros recuerdos ya no los compartiste conmigo, sino con la “otra”, no sé qien és, no sé como la llamás, y ya tampoco sé a qien d las dos le hablás cuando murmurás cosas al cepillarte el cabello, supongo q no a mí, pues no t entiendo casi nada d lo q decís, es como si t escuchara hablar en otro idioma. He ido contigo a mirar los cielos d verano, sin embargo nunca pude ver las estrellas q señalabas, he plantado contigo jazmines en tu jardín, pero jamás pude volver a sentir el perfume embriagador d los diciembres aqellos, en q los jazmines significaban navidad, y pan dulce, y papá noel, y tardes d pileta bajo los 35º del solazo del Paraná; y el fin d las clases, y las vacaciones….
Y ahora me das el tiro d gracia…¡¿ahora me dices q yo t dejé esas flores amarillas?!….
me has matado amor mío!! … si ésta mañana las has recogido con tus propias manos, cuando aceptaste salir conmigo a recordar nuestros amados momentos, y elegiste vos misma ése bonito florero nacarado, y estabas tan sonriente, tan contenta…. ¡y yo t creí! ¡q tonta soy!
ya no me dejas mas esperanza, sé q nunca mas t voy a encontrar.

30. Iván Salazar Urrutia dice:
30 de Noviembre de 2010 a las 12:52 pm

ALLA LA HUELLA.

Allá la huella
De la caracola
Nocturna y sola
Y esta primavera
Y estas húmedas olas
Volantineras.

Las playas
Entre puentes
De ayees y tristezas
Empotradas
En la soledad.

El estiércol de la muerte
En cada aliento.
La pájara como un sudario
De amaneceres
Ya pasados.

Y yo siempre en ti,
Lejano,
Luciérnaga
Fatua,
Suspendida,
Como
Una lágrima
No nacida
Al costado
De la noche.

¡Cómo encontrarla!
VANCHO

31. Baldemar Chacon dice:
1 de Diciembre de 2010 a las 3:26 am

VANCHO!, Esplendido!

32. Martha Bustamante dice:
30 de Diciembre de 2010 a las 1:20 pm

Mora eres increible!

33. Nestor Daimon dice:
31 de Mayo de 2011 a las 2:08 am

Sólo leí la carta por encima porque no me parece más que un capítulo de los que alargan la novela. Aquéllo que me lleva a comentar a Mora, lo tomé de otros escritos.
Diré, sin embargo: es ésta la perfecta invitación sin contenido para que los fieles seguidores adulen y los críticos sin límites rechacen. Porque es Mora.
La carta es lo de menos, lo demuestran los comentarios. Incluso seguidores se preguntan a dónde nos guía.
No obstante reconozco cierta media altura literaria inobjetable (OJO! José Rogelio, que el comienzo de su comentario se anula a sí mismo. ¿Desde qué otro lugar se puede escribir sino desde la propia objetividad o desde la hipocrecía?, claro que se hacen presentes las pasiones, pero ¿existe acaso el hombre que se jacte de ser “objetividad” y sólo eso?. Traigo a la memoria: “Páginas de un viejo diario” y comentarios al respecto), altura decía, claro que con un dejo de ironía, pues parece la carta una crónica amarillista.
Entonces, a b (sin importar que quiera decir esto, aunque parece ser el centro de la contra-defensa) celebro su comentario, no por ser el más acertado y explícito de las voces que en rechazo se alzan, sino porque de manera implícita (y objetiva, desde su subjetividad; ¿desde dónde sino?) es el que mejor contesta un mensaje sin mensaje. Contesta a una auto-loa llena de maquillaje; contesta sin maquillaje y con otras herramientas que desestiman (con criterio) las palabras.
Eso es todo. Mas de manera vulgar me resta decir: no se duerman en los laureles.

Envío

Parafraseando a Joise, quien, como pueden advertir, ya en 2010 estaba en nuestro grupo y aportaba en serio, OS AMO. Espero antologizar muy pronto a los más nuevos…

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

4 respuestas a “Antología de ustedes”
  1. fabi risso dice:

    Mora
    Que épocas aquellas..!
    Como de oro, recuerdo a los compañeros, un grupo lindo, dispuestos como engranajes, para fusionar como una gran orquesta, la tuya, Mora Torres.
    Ff

  2. Joise Morillo dice:

    Hola, Mora

    Cierto Fabi, añoro algunos tiempos, los nuestros aquí muchisimo…

    os ama
    Joise

  3. Celestino Gaitan dice:

    Amada Mora Torres, amados Tod@s:
    Hagas lo que hagas, hace una diferencia. Ganar el derecho a mirar algo y decir, ‘Lo hice’.
    Michael Josephson - profesor de derecho y Comunicador.

    Hube de releer, su Carta de Despedida
    ( http://blogs.monografias.com/editorial/2010/11/24/carta-de-despedida/ )
    para descifrar, entender lo traumático y unidireccional del Concepto, una Nota de Despedida que no será leída, o una ausencia justificada y no comprendida.
    Y la cito: “Ya sabes, ya lo sé: hay que morir por algo y en ese momento se me ocurría que vos y yo éramos flores amarillas”, o páginas amarillas ilegibles por el tiempo, que no se puedan ya publicar, agregaría yo.
    Para mí y para usted(es) cada Artículo publicado y cada Comentario es como una despedida, somos entes en diferentes Universos, yo en lo particular me siento como parte de un grupo de ciegos tambaleantes al borde del precipicio, en el umbral de lo desconocido. Igual puedo leerlos y seguir siendo parte de ustedes sin que se percaten ni lo perciban.
    Y continúo citándola: “Cuando regreses a buscar (te) en tu cuarto no me hallarás a mí, que siempre estuve. Porque no fuiste vos la que se fue, sino que mi dolor tomó el tren de una estación que ni sospecharías”, yo recalcaría la incertidumbre…cuando regreses?, porque existen viajes sin retorno.

    Ahora para concluir me cito en algo que escribí relacionado con mi 69 aniversario y el Tema:

    “Agradezco a Todos las Felicitaciones, a los Presentes y a los Ausentes, a los que sonaron y a los que callaron…(acaso el Silencio que da la pauta y el Ritmo no es parte de la Sinfonía?)
    Últimamente inter-actúo poco por limitaciones de Tiempo, Distancia y de otro tipo…
    …pero siempre estoy con ustedes, este Grupo Especial al que llamo Familia en la que todavía soy un leve destello de su enorme y bello reflejo.
    Hace días reflexionando (al no poder asistir a un funeral) pensé: No sub-estimen el Poder del Silencio ni el Valor de los Ausentes… Ahora trasciende a otra dimensión después de la ausencia de nuestra Amada Tia Juanita (Q.E.P.D.) quien fue una inspiración para toda nuestra Generación. La historia de mi vida ya fue escrita…el desenlace se estará escribiendo y mientras el Ser Supremo me lo permita, me esforzaré por ser útil, servir, ayudar, resolver, ser feliz como siempre lo he sido y cumplir con mi destino como ella lo hizo.
    Ella vive en nosotros con su recuerdo…hoy agradezco a Dios por la oportunidad de vida, para cumplir con mi destino hasta que vuelva a ser otra vez polvo de estrellas.

    Celestino Gaitán Ch. 14/Junio/2016 Monclova,Coah.

    Apreciada Mora, Gracias por su entrega y profesionalismo que Dios la cuide y la mantenga saludable para que siga deleitándonos con sus aportaciones.

    Como siempre Abrazo a Tod@s y en especial a Mora Torres.

  4. Dayana Catherine Infante Laguna dice:

    Hola,

    Primera vez que escribo y eso que estoy suscrita a estas editoriales desde el 2007, o por lo menos me llegan las editoriales semanales desde esa época.

    Siento que mi nivel de escritura es bastante burdo comparado con todo lo que he leído, me encantó esta antología y me gusto mucho más la carta de despedida publicada en su oportunidad que dio pie a todos esos comentarios, es muy bonito encontrarse con todo eso, sin importar si se estaba de acuerdo o no o si la discusión valía o no la pena realizarla.

    El caso es que -y mi intención original de escribir estas líneas - quería tomar un momento de mi tiempo y agradecerle todas sus publicaciones que siempre he leído y seguiré leyendo, me han encantado todas y cada una de ellas, y ver esta que había pasado por alto sin intención me ha hecho decidirme y participar.

    Saludos a todos los que me leen (y espero la verdad haber tenido sentido en lo que escribí, lo hice de a poco, enlanzando con otras actividades e idiomas)

    Dayana



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda