Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Algunos souvenirs para el Día del Amigo

No sé si el 20 de Julio era ya, cuando yo era muy niña, el Día del Amigo (Amistad civil en Aristóteles). Pero a partir de los siete años recuerdo una seguidilla de 20s de julio.

Los hermanos nos levantábamos temprano, mucho antes de partir para la escuela (La leyenda de los hermanos Ayar, fundadores del Imperio Inca), con el propósito -que con algunas imperfecciones cumplíamos- de… ¡preparar una tortilla de papas! (Una escuela para la libertad).

El hecho resulta extraño, pero tiene una explicación (Gaudi y Tolkien - Lo mágico y lo intrínseco):

La primera perrita que tuve, llamada Topita como la que tengo hoy -digamos, Topita I- cumplía años ese día.

Y en materia de comidas, Topita era fanática de la tortilla de papas con mucho huevo y manteca.

Sólo una vez cada 12 meses podía degustarla, según los “doctores” (La alimentación de los perros).

Y ese día era el 20 de Julio.

Algunos souvenirs para el Día del Amigo

No sé si el paladar les quedará tan dulce como a Topita después de leer estos fragmentos que elegí, pero ojalá así sea. Primero busqué poemas referidos directamente a la amistad, tales como el de José Martí (Antología de José Martí):

Cultivo una rosa blanca

en junio como en enero

para el amigo sincero

que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

el corazón con que vivo

cardo ni ortiga cultivo,

cultivo una rosa blanca.

Después encontré fragmentos como éstos:

Oda: atisbos de inmortalidad en los recuerdos de la primera infancia -de William Wordsworth

El niño es padre del hombre,

y cuanto deseo es que mis días

se enlacen uno a otro con natural efecto.

I

En otros tiempos prados, bosquecillos y arroyos,

la tierra y las visiones cotidianas

me parecían

nimbados con el celeste resplandor,

la gloria y lozanía de un sueño.

Ahora ya no es lo mismo que antaño:

dondequiera que me vuelva,

así en la noche como en el día,

ya no me es dado ver lo que antes vi. (…)

Los Argonautas -de Jorge Seferis

Y un alma,

cuando se la quiere conocer

es en otra alma

donde es preciso mirarla. (…)

Escrito sobre la mesa de Montparnasse -de Raúl González Tuñón

Finalmente, buscando y buscando, encontré Mi Poema. Tal vez no hable directamente de amistad, pero lo hace en alguna parte, y me pareció el mejor regalo que podía ofrecerles:

Una tarde, por el ancho rumor de Montparnasse,

por ese aire de provincia tan confianzudo y claro

-cada ventana paga su pedazo de sol con una canción-

anduve bebiendo el buen vino rojo y alegre como una canción,

rojo y alegre como una revolución.

Y entonces pensé: ¿qué haré ahora de mi vida?

Tengo dos amigos, un saxofonista y un vendedor de globos.

Ellos me han dicho: viene el invierno y eso es terrible.

Los gatos se calientan al sol pero un hombre necesita

de la buena lumbre, de la buena carne y de la mujer

siquiera dos veces a la semana.

Algunas mujeres me han detenido en Montmartre

pero me piden cigarrillos y cien francos

y yo sólo puedo darles ágiles besos casi inéditos

y hablarles de mi país sin que ellas me comprendan

y decirles que Blanca Luz está en México

sin que ellas me pregunten quién es Blanca Luz.

Una noche bajo la vieja luna de París degollada en los techos

-la luna que alumbra a los enamorados y los cobardes-

yo vi cómo en un alto balcón

se amaban un muchacho y una muchacha.

Vengo de Buenos Aires, digo a mis amigos desconocidos,

de Buenos Aires que es tres veces más grande que París

y tres veces más pequeña.

Y aunque mi sombrero y mi corbata y mi espíritu canalla

sean productos perfectamente europeos

soy triste y cordial como un legítimo argentino.

Diría: soy un pobre muchacho abandonado aquí

como una valija rotulada en todas las aduanas del mundo

y quisiera irme al Turkestán porque Turkestán es una bonita palabra

y mi amigo Michel Berboff nació en Turkestán.

Pero si yo pudiera llevar a la práctica algo que desde hace días reflexiono:

Ponerme a gritar sobre la Torre Eiffel con afilados gritos

para que venga una mujer y me ame!

¿Conocen ustedes el Neuquén?

Allí hay cabañas de troncos de árboles

y pulperías en donde venden cojinillos y libros de Maurice Dekobra.

¿Y Tucumán? En Tucumán sólo puede buscarse la noche en los ojos de sus mujeres

y las guitarras sonoras y floridas parecen patios.

¿Y Mendoza? En Mendoza los niños saben cantar

porque han nacido al borde de las acequias.

¿Y La Rioja? Yo anduve por ahí adolescente y barbudo como un gitano

y perdí una elección con cincuenta pesos y una vaca,

absorto, como Buster Keaton.

¿Y Santa Fe? En Santa Fe viví treinta días en un convento

con ocho frailes franciscanos que iban doblándose hacia el suelo.

Los duendes venían hasta mi cuarto trayéndome briznas de sol

y por la noche se ocultaban en las hornacinas

para hacerles señas a los perros sin dueño y a los viajeros extraviados.

Nosotros tenemos además estaciones abandonadas, pozos de petróleo

y escuelas rurales como en los cuentos de Bret Harte.

Pero lo que no tenemos es la alegría verdaderamente constante,

la risa verdaderamente pura,

el corazón verdaderamente libre.

Y no se hable de mi corazón.

Yo quisiera

anunciar la función en los circos

dando puñetazos a las estrellas rojas…

Yo quisiera interrumpir todas las comunicaciones telefónicas

para ver si encuentro una palabra, una sola palabra para mí

y abrir toda la correspondencia del mundo por ver si alguien,

una sola persona, tiene un recuerdo, un solo recuerdo para mí.

Yo quisiera explotar una bomba, derrocar un gobierno,

hacer una revolución con mis manos amigas del cristal, de la luz, de la caricia

-destruir todas las tiendas y todas las academias del mundo-

y hacerme un cinturón bravío de rutas inverosímiles como Alain Gerbault

para que venga Blanca Luz y me ame.

Envío

Para ustedes, mis entrañables amigos del blog, la mayoría de los cuales no tienen cara pero sí corazón, que el Día del Amigo se extienda por todos los días y los años entre nosotros.

En la próxima entrega les hablaré de otro de ustedes, es decir, de otro amigo entrañable.

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

6 respuestas a “Algunos souvenirs para el Día del Amigo”
  1. luis b martinez dice:

    me ha gustado mucho. Gracias “amiga”.

  2. Rafael Merida Cruz-Lascano dice:

    A M I G A
    Buriema meridiana
    .
    .
    La inmensidad del mar que mi emoción agita
    y solo por tu prudencia
    en tu eterna amistad yo te dejaré escrita
    lo que vale tu existencia
    .
    Realzas el jardín eres musa y palpita
    en tu amistad esta esencia
    .
    Porque al pié de mi cruz
    nace un rayo de luz.
    solo me honra tu presencia.
    .
    .
    .
    Mi letra se imagina no conocer castigo
    al describir tu figura
    a mi voz, mi retina, eres tu tibio abrigo
    para plectro a la pintura
    .
    Tu sonrisa divina castamente consigo
    por leal, sincera, pura.
    .
    De amigo doy corazón
    darte mi mejor canción
    por ser divina criatura..
    .
    .
    Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
    “Hombre de Maíz, 2009”
    Guatemala, C. A.

  3. Joise Morillo dice:

    Encantadora Mora, saludos. Y, a todos

    Cuando Nietzsche habla de: “humanos demasiado humanos” su deseo es demostrar la individualidad, el instinto de conservación que cada ser humano lleva inherente a su ser, el términos tomistas; libre albedrío. Sea dedicarse en primer lugar a servirse a sí mismo en fusión de sobrevivir a la cotidianidad y sus avatares, luego de salvar estas “prioritarias” –si su espíritu es filantrópico- seguro que fijara su alma en la ayuda del prójimo. En la jerga de las santas escrituras se define a Dios tres cosas que más detesta, son: lengua que miente, la mano que se llena de sangre de otros, el corazón que crea planes perversos en perjuicios de los demás.

    En aquel sentido, creer que es genuflexión por omitir con bajo perfil los posibles desaciertos que no comulguen con aquellos tres detestadas por Dios e incluso por una sociedad sana , sin prejuicios y discriminación, es capricho o radicalismo, poca tolerancia por acto inicuos que supuestamente son ofensas.

    De este tipo de “personas” hay que incluso por no dar la razón a otros abandonan proyectos, clubes, y grupos dejando un vacío que a la postre será superado por la bondad de quienes más tolerantes y racionales aceptan, “lo humano muy humano” que son y no humanitarios o filántropos que pudieran ser.

    Filantropía es: la poesía la positivista del apóstol de la libertad José Martí

    Os ama
    Joise

  4. felipe humberto rizzo dice:

    ACRÓSTICO

    A- miga, solo un vocablo te une a mí

    M- as no necesito para ser feliz

    I - ncierto es el amor, cierta es la amistad

    G- racias por tu palabra amigo que

    O- bra cual bálsamo sanador en mis días de soledad.

    Feliz día amiga Mora

  5. Joise Morillo dice:

    Encantadora Mora, saludos. Y, a todos de nuevo

    Reenvío el post anterior tratando de mejorar la sintaxis.

    Nietzsche al hablar y escribir de: “humanos demasiado humanos” su deseo es demostrar la individualidad, el instinto de conservación que cada ser humano lleva inherente a su ser, en términos tomistas; libre albedrío. Sea, dedicarse en primer lugar, a servirse a sí mismo en fusión de sobrevivir a la cotidianidad y sus avatares, luego de salvar estas cotidianidades “prioritarias” –si su espíritu es filantrópico- seguro que fijara su alma en la ayuda del prójimo. En la jerga de las santas escrituras se definen como propio de Dios; tres cosas que más detesta, son: la lengua que miente, la mano que se llena de sangre de otros, el corazón que crea planes perversos en perjuicios de los demás.

    En ese sentido, creer que es genuflexión omitir con bajo perfil los posibles desaciertos, ¡que no comulguen! con aquellos tres detestadas por Dios e, incluso, por una sociedad sana, sin prejuicios y discriminación; es capricho o radicalismo, poca tolerancia por acto inicuos que supuestamente son ofensas.

    De este tipo de “personas” hay quienes “incluso”, para no dar la razón a otros, abandonan proyectos, clubes, y grupos dejando un vacío que a la postre, será superado por la bondad de quienes más tolerantes y racionales aceptan “lo humano muy humano” que los susodichos son y, no humanitarios o filántropos que pudieran o podrían ser.

    Filantropía es: la poesía positivista de -apóstol de la libertad- José Martí

    Os ama

    Joise

  6. José María Gil dice:

    Hola Mora!
    Me ha encantado este editorial sobre el día del amigo y, como souvenir más indicado al caso, he optado por releer, después de 40 años, el Discurso de la Amistad de Marco Tulio Cicerón (Laelius, de Amicitia).
    ¡Gracias por recordármelo!



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom