Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

La Pascua tiene perfume a chocolate

Queridos amigos: hace unos cuantos años escribí este “Misterio del chocolate”. No es nada extraordinario, pero es festivo y al leerlo puede que se les haga agua la boca.

Joise visitó por esos años Buenos Aires -hicimos una gran reunión de lectores de Monografías que vinieron de distintos lugares- y me trajo una enorme barra de chocolate venezolano, amargo. Fue la cosa más dulce del mundo (El heroísmo de un pueblo y su poeta).

Otros amigos -hayan venido o no- ya desaparecieron de este espacio, pero la increíble persistencia de Joise me deslumbra.

De todos modos hay nuevos, valiosos miembros de este “club de los miércoles”, por ejemplo Felipe, muy buen narrador.

El misterio del chocolate

La Pascua es una de las fiestas que mejor simboliza la alegría, alegría que podemos por un momento hacer volver de nuestra niñez, más allá de religiones y polémicas religiosas.

Y a tal punto lo es, que el idioma recupera giros coloquiales como “estás hecho unas Pascuas” para expresar que alguien parece muy feliz.

Los huevos de Pascua, el conejo de Pascua y… el chocolate, tienen sabor a infancia.

Y más que a infancia, a misterios de infancia y a ilusiones.

Y refiriéndonos a misterios de infancia (y golosinas), el cuento que más me gustaba en esa época era “Hansel y Gretel”.

Todavía se me hace agua la boca al evocarlo y, a la vez, se me llena de tristeza el corazón, porque a veces me siento como una niña abandonada.

Todos somos niños abandonados, pero no lo sabemos.

Llegamos a saberlo cuando se nos presenta la figura de la bruja del bosque, disfrazada de problema ecónomico, de muerte de un familiar o de depresiones inexplicables.

De esta bruja madura, flaca y tuerta, lo único diferente con la del entrañable cuento de hadas es que su casa no es de chocolate.

Permítanme burlarme de esa querida mujerona con un versito de Quevedo.

Aquí yace Estefanía,
flaca y aguda mujer
que bien pudo aguja ser
pues sólo un ojo tenía.

Momia, esqueleto de alambre,
en torno a sus huesos vanos
yacen también los gusanos
porque se murieron de hambre.

Por supuesto, es bastante improbable que la bruja de Hansel y Gretel se llamara “Estefanía”.

Hay que pedirles a los niños que bauticen a esta “malvada” mujer, así como a otros personajes de cuentos que carecen de nombre, como la abuela de Caperucita, por ejemplo.

Es un lindo y curioso ejercicio, y se comprende un poco lo que los chicos sienten cuando oímos los nombres que “fabrican”.

Uno de ellos llamó a la bruja mencionada “Casimira”.

Le pregunté por qué.

Me dijo que había oído que tenía un solo ojo.

Pensé un ratito y comprendí.

Y me reí.

Recuerdos de Hansel y de Gretel

Yo tenía siete años y una de mis principales preocupaciones eran los niños abandonados, pero sin formulármelo en palabras.

Y justamente en el comienzo del cuento, Hansel y Gretel, dos hermanitos frágiles, eran abandonados por sus padres en el medio del bosque.

Fue toda la noche que pasó la pareja de los padres de estos niñitos en la choza discutiendo el problema, mientras Hansel y Gretel escuchaban desde sus lechos de paja.

Al alba la decisión estaba tomada, aunque a la madre le brillaban los ojos por las lágrimas.

Al padre no, porque era un hombre rudo, rústico, poco sensible y había pasado hambre y frío durante gran parte de su vida.

No es que odiara a los niños; tal vez era más sabio y entendía que esa oportunidad de perderlos era singular: si conseguían salvarse, estaban preparados para salvarse de todo durante sus vidas.

Si no eran capaces de sobrevivir, era mejor que ahora mismo se resolviera el caso.

(No es que esté de acuerdo con el papá de Hansel y Gretel, les aclaro. Sólo trato de comprender su actitud.)

Cómo era la casa de la bruja del bosque

Todos ya saben que los niños caminaron y caminaron por el bosque hacia cualquier lado, ya que la esperanza de salvación podía estar en cualquier punto cardinal.

Y todos conocen por haber leído el cuento, o porque se los contaron o porque al menos el argumento es más que conocido, o porque ningún cuento de niños tiene final terrible, cómo termina.

Lo que importa es el medio de la narración, en cualquier relato.

En este caso en el medio de la historia hay una casa que cualquier goloso agradecería que me detuviera a describir.

Estaba hecha de chocolate.

Su techo a dos aguas era de gigantescas tejas de chocolatín.

Las rejas de sus ventanas, la tierra de su jardín… (la tierra de su jardín era pura mousse con terrones de brownies).

Los árboles cuyas copas rozaban las paredes del piso alto eran de caramelos de colores.

Huevos de pascua

Ahora vienen las Pascuas y el chocolate cobra presencia.

El chocolate es el diamante de las joyerías donde se venden golosinas, el oro hermético de los niños felices y los padres y abuelos contadores de cuentos; de las niñas felices y las madres y abuelas contadoras de cuentos (¡que viva el feminismo!).

En las vidrieras, el chocolate brilla envuelto en papeles de colores, como la tentación de san Antonio.

Con su forma de huevo que, dicen, es entre las formas de la naturaleza la que más se acerca a la belleza, porque si en geometría y en arte o en estética el círculo es la perfección, en la naturaleza no hay “redondeces” tan exactas nunca.

Pero, ¿por qué nos gusta tanto el chocolate?

el chocolate y el amor se parecen porque contienen oxitocina.

Envío

Ojalá esta notita les haya recordado su infancia, o, al menos, hecho “agua la boca”.

Un abrazo de fiestas, a la espera de otras anécdotas referidas a Pascuas, al chocolate o a los niños.

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

5 respuestas a “La Pascua tiene perfume a chocolate”
  1. Fanny Deyanira Arthur dice:

    Me encantó. Fui enviada directamente a mis primeros años de escuela, con el cuento sobre mis piernas viendo los dibujos del mismo. Gracias por compartir. Dios te bendice.

  2. Joise Morillo dice:

    Querida Mora, saludos, seguro que permanecere atento a vuestra narrativa y, de mi modo, aportar algo que entretenga y si es conocimiento para algunos, mejor, de otro modo siempre obtengo el vuestro y de todos que con voluntad de hierro o por improvisacion aumentan el acerbo aprehencivo.

    El chocolate, se se dice afrodisiaco, sea o no, solia llevarle a mis noovias antes de casarme, ahora, de vez en cuando a Olga y a las personas que gozan de mi mas alto aprecio.

    venezuela era el mas importante exportador de cacao, este rubro a Suiza y Holanda los mas grandes productores de chocolate, el regimen actual( gobierno) acabo con el 75% de la produccion, aplicando restrcciones absurdas e inimaginables.

    Os ama

    Joise

  3. Ruben Dario Vega Sayago dice:

    Hola Mora, Morita. Ciertamente dicen que el chocolate es el manjar de los dioses, y el chocolate nace de la mezcla de cacao, leche y azúcar, siendo el cacao el ingrediente principal. Al variarse las proporciones y al agregarse otros elementos surgen infinidad de variedades de chocolate. Siempre se ha dicho que Venezuela produce un cacao excelente y cerca del 50% de su producción es exportado a Japón y Europa. No sé en que se basa el amigo Joise M. para decir que la producción ha bajado tanto, cuando la Cámara Venezolana del Cacao (ente no gubernamental) muestra en sus informes que la producción es la misma desde hace 30 años (15 mil toneladas al año). El amigo Joise M. nunca pierde chance para meter la política en temas tan sublimes como la poesía y literatura, y mas aún cuando huele a socialismo, ¡¡ Que bárbaro, como lo odia !!

  4. Joise Morillo dice:

    Queridos todos aunque no quiero entrar en diatribas estériles, quiero participarles a “advenedizos” y permanentes del sitio de Mora, que en mi espíritu, no se incuba ese sentimiento tan noble – como se, lo hay en la mayoría “muy normal Humana” - llamado odio. Prefiero el de su oposición –noble también- llamado amor-. Sin embargo, considerando la réplica a que tengo derecho por afirmaciones del señor Vega Sayago, me gustaría que visitaran -aunque extemporáneo, empero, el sesgo miserador del sistema que ha impuesto la caterva de cancerberos del gobierno de Venezuela a su pueblo esto ha seguido teniendo secuela-; los siguientes Links.

    http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/150510/a-pedir-cacao

    http://www.capecve.org/Boletin-Informativo-01-06.html

    Para que ustedes analicen desde el año 2014 se ha venido incrementando consecutivamente restricciones a los tradicionales productores y exportadores de Cacao para favorecer a los nuevos enchufados del gobierno, quienes obtienen mayores ganancias, incluso, con el nuevo juego cambiario también impuesto por el gobierno. Como este ejemplo hay muchos más. A lo mejor se tratara de tildar al periódico que hizo tal denuncia de amarillista pero adeptos si trabaja este tipo de adeptos o afectos –como le denominan eufemísticamente este régimen- que ignorantes de política y crédulos – ingenuos_ creen en la demagogia de estos Neo – Fascista, Camuflados.
    Después de esto simpatizantes del gobierno compraron el periódico.

    Amigos soy y seré crítico del socialismo, por cuanto sé de qué se trata, y le admiro, pero, esto que existe en Venezuela no es socialismo, esto es Un populismo del siglo XVII como emulo del Despotismo ilustrado –todo para el pueblo pero sin el pueblo- europeo, refundado por un megalómano narcisista dañino, al cual lideres ignorantes de política han seguido sus patrones mediante el Foro de Sao paulo, y se ha desencadenado tristemente un caos sartreano como sucedió en la Rusia soviética y el la Chile de Allende. Es simplemente un régimen feudal donde el patriarca, hace que el pueblo trabaje para el.

    Si alguna verdad se ha dicho en esta afirmación es que: si incluyo la política, porque esta ultima es el patrón de un urbanismo, de la ciudadanía organizada según la filosofía de la política y no se puede desvincular el arte de la misma, incluso quien sepa de política sabría que dos de los más grandes filósofos de política en el mundo –vigentes hasta ahora- consideraban la poesía muy importante para el desarrollo sano de la educacion de los pueblos y viceversa. Una buena poesia ayuda a los pueblos en su desenvolvimiento y/o enseñanza de política y no una mala. (Leer La república o el estado de Platón, libros del I al VI)

    Este es mi concepto de socialismo

    “El socialismo”, no es un sistema de gobierno, es: “una herramienta política de carácter filantrópico, basada en una economía que dirige parte de sus ingresos fiscales y productivos a un sector de la población que por diferentes y variadas causas no adquiere suficientes recursos para el sustento cotidiano y el ejercicio de mecanismos de superación personal de los individuos que constituye la población, por ende, colectivo”.

    Para Aristóteles solo hay cinco sistemas de gobiernos: Aristocracia, Oligarquía, Monarquía, Democracia y Tiranía (todos pueden utilizar tal herramienta).

    Os ama
    Joise

  5. carlos oscos oscos wright dice:

    Estimados amigos del mundo y en especial latinoamericanos, quiero recordarles que, aun cuando se haya mejorado la presentación para el consumo del chocolate en varios países del mundo, agregándole leche, azucar y la aoromática vainilla, el origen de este delicioso manjar es MEXICANO y era para el consumo exclusivo de los grandes Tlatoanis del Imperio Azteca y se tomaba con agua caliente (debido a que en el Valle de Anahuac -México- no existían ni la azucar ni la leche, pero si la Vainilla que también es originaria de este país). En el Estado de Chiapas existe un pobaldo (hoy ciudad) que se llama “Cacaoatán” donde segun la tradición maya sus dioses lo sembraron para beneficio de ese misterioso y culto pueblo (quien utilizó el cero matematico por primera vez), de ahí pasó al Valle de Anahuac e inclusive fue utilizadas las semillas del cacao como moneda de cambio.

    Los españoles al introducir el ganado vacuno en México ( alrededor de 1525 después de Cristo) le agregaron la leche de ese ganado y posteriormente al introducir la azucar le agregaron el valor que tiene en la acctualidad. Adicionalmente desde el tiempo de los Aztecas, para delicia de los Tlatoanis (Reyes o Emperadores) se le agregaba la aromática Vainilla también orgullosamente mexicana, para hacer más deliciosa esta golocina de los dioses que se tomaba caliente y espumosa empleando el “molinillo”,que fue introdicido a Europa también por los conquistadores.

    Sea de donde sea el producto actual y a pesar de las mejoras que se le agreguen en otros países del mundo, no debemos olvidar que tanto el “cacao” como el “chocolate” y la “Vainilla” son 100.00% de origen MEXICANOS. Atentamente: Carlos Oscos Wright, México, D.F.(hoy Ciudad de México)



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom