Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Cayastá

Tenía pensado, escrito ya, un artículo titulado “Ella, la mezcladora de venenos”, que se refería a las mujeres y a los prejuicios contra las mujeres que hubo en todas las épocas (Igualdad de Género).

Hablaba de un preocupado científico alemán que indagó en su Fasciculus Medicinae, en 1491, la razón de por qué “la mirada de la mujer menstruante daña los espejos” (Historia de la Medicina).

Lo dejaré para el próximo post (Mañana será mejor que hoy -cuento-).

Estos días han estado cargados de recuerdos de infancia (Una cita con Darwin).

Creo que muy pocos, aun los lectores de otros países de Latinoamérica (América latina), que son los más en mi humilde blog y a quienes estoy agradecida (Los valores morales) -el blog es el humilde, no ellos-, ignoran la reciente, muy reciente, historia de “la triple fuga”: tres condenados que huyeron de una cárcel de máxima seguridad en Buenos Aires y fueron buscados por toda la Argentina (Las miserias carcelarias).

Fueron buscados con helicópteros, tropas locales y federales, perros, civiles armados y civiles descalzos que pusieron sus caballos y los montaron a pelo.

Finalmente, los hallaron en este pueblo emblemático, cuyo nombre significa: “Hasta aquí llegué” (Inundaciones en Santa Fe -Argentina-).

Primero encontraron a uno: lo encontró un viejo baquiano de a caballo, en Cayastá.

Luego a los otros dos: los encontró el empleado de una empresa de cereales, también en Cayastá.

Cuando era niña todos mis compañeros visitaban Cayastá, el lugar de la Vieja Santa Fe. Era un misterio hermoso el de su traslado a nuestro lugar actual, era un por qué de infancia.

Yo no fui con la escuela como iban todos. Habré estado enferma, ya no lo tengo claro. Pero la historia de ese pueblo que había sido Santa Fe alguna vez, que había sido fundado también por Juan de Garay, era parte de mis más entrañables fantasías.

Allí Garay había enterrado a su hija, se decía que de ella sólo quedaba la dentadura. Y algunos viejos huesos se habían salvado de la ruina total: Hernandarias, por ejemplo, ostentaba un elegante fémur. Otros conquistadores o sus acompañantes yacían allí, y habían sido encontrados por un célebre santafesino, el doctor Agustín Zapata Gollán.

Creo que lo más sensato es recurrir a Wikipedia para darles una idea, mis amigos, de lo que significa Cayastá para los argentinos. Copio y pego.

De Wikipedia

Las ruinas de Santa Fe la Vieja son un complejo digno de visitar, con un museo de más de 2 km² donde se han restaurado varias de las construcciones originales.

En 1796, Félix de Azara señalaba en su mapa que Santa Fe la Vieja se fundó en el sitio que hoy tiene el pueblo de Cayastá. Ello dio lugar a discusiones, por la cantidad de lugares y asentamientos que se planteaban.

El topónimo Cayastá había sufrido varios desplazamientos: en 1607 se conocía una reducción de los Cayastá, e incluso una estancia de Cayastá. Pero el primitivo Cayastá se funda en 1750 y es una reducción de indios, a orillas del Saladillo Amargo. En 1764 se traslada la reducción con el nombre de Cayastá Chico, o Cayastacito, al sitio que actualmente lleva ese nombre. Y en 1794, se trasladó al sitio del actual pueblo y colonia Cayastá, en la margen derecha de un brazo del Paraná que llevaba el nombre de Río del Pueblo Viejo.

El Dr. Agustín Zapata Gollán comenzó a trabajar en 1949 en Cayastá. Había confeccionado un proyecto que fue aprobado por la Legislatura de la provincia de Santa Fe el año anterior, con el fin de establecer definitivamente el lugar de la fundación.

Se sabía por tradición que la primera Santa Fe fundada por Garay estuvo en Cayastá, pero no se sabía con certeza el lugar. Los colonos de la Colonia Cayastá, fundada hacía 100 años, llamaban a un lugar al sur del poblado Santa Fe Viejo.

Una serie de visitas y algunos sondeos le llevaron de inmediato a la convicción de que ahí habían existido algunas construcciones del período hispánico. En julio de 1949 inició los trabajos comenzando por una loma donde se habían colocado las placas en homenaje al fundador.

El resultado de la primera excavación fue el descubrimiento de escombros formados por el derrumbe de un techo de teja que cubría algunos fragmentos de muro de tapia y los cimientos, también de tapia, de un recinto de 38,4 m x 8,2 m de norte a sur, dentro del cual la exploración puso de manifiesto una serie de sepulcros con restos humanos en distintos grados de conservación. Zapata Gollán supuso que podría ser la iglesia de San Francisco, pues la existencia de sepulcros dentro de su recinto demostraban inequívocamente que eran los restos de una iglesia.

Mientras sucesivas excavaciones exhumaban las ruinas de las casas vecinas, tomando como punto de partida los muros del lado oeste de la iglesia, midió hacia el oeste dos cuadras con sus calles respectivas, y luego una cuadra hacia el norte, con el mismo rumbo y las mismas medidas de las calles y manzanas del barrio viejo de la actual Santa Fe, y aparecieron las ruinas de las otras iglesias.

La ubicación de las tres iglesias encontradas, San Francisco, Santo Domingo y La Merced, coincidía con las de la ciudad trasladada. Con el mismo procedimiento, fueron ubicadas las ruinas del Cabildo y la Casa de Gobierno, y otras edificaciones.

Entre los sepulcros identificados en la iglesia de San Francisco, se encuentran los del primer gobernador criollo del Río de la Plata Hernandarias de Saavedra, y su esposa, Jerónima de Contreras, y los del Capitán Alonso Fernández Montiel y su hija.

Entre las ruinas se han encontrado gran cantidad de piezas que corresponden a una ciudad hispano-americana: ladrillos, tinajas, cerámica Talavera de la Reina, cerámica vidriada, cerámica indígena, campanas de bronce, herramientas, estribos, candados y espuelas de hierro, eslabones de cadenas, clavos y regatones, monedas, etc.

En junio de 1950, el Dr. Zapata Gollán invitó a la Academia Nacional de la Historia a pronunciarse definitivamente sobre la autenticidad de sus descubrimientos. Al año siguiente, la institución enviaba al Dr. Raúl A. Molina y el R.P. Guillermo Furlong Cardiff, quienes visitaron las ruinas en 1952 y elevaron un detallado informe que les fue aprobado gracias a los planos, fotografías y croquis que demostraban fehacientemente la autenticidad de los hallazgos como pertenecientes a la antigua Santa Fe, fundada por Garay en 1573.

El 25 de marzo de 1957, las ruinas de Cayastá fueron declaradas “Monumento Histórico Nacional”. Desde 1973 funciona allí el “Museo del Descubrimiento y Población del Río de la Plata” que depende del Museo Etnográfico de la actual ciudad de Santa Fe.

Envío

Por un destino extraño, o tal vez sólo por haber nacido en la ciudad de Santa Fe, mis alrededores estuvieron siempre llenos de museos: el histórico, el etnográfico, el de la colonización, el de Bellas Artes, etc.

Pero la sorpresa de mi Cayastá soñado con los sueños de los niños y mezclado con una fuga que va a ser tan histórica como el mismo pueblo me llenó de luces y memorias.

Algunos dirán que no se debe

Yo sé por qué lo digo.

Aunque hay que recordar que los niños tienen historias de piratas en el alma, y los viejos también.

Un cariño muy grande para todos

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

6 respuestas a “Cayastá”
  1. felipe humberto rizzo dice:

    Querida Mora, verdaderamente que poco sabemos de la historia de los pueblos que antaño forjaron nuestro país. Lamentablemente muchas veces accedemos a los orígenes a través de un hecho trágico y este es un ejemplo.
    ¿Destino o casualidad?, pareciera que el Río del Pueblo Viejo, celoso guardián de la historia de su pueblo inundó sus margenes para facilitar la captura de los prófugos, de no haberlo hecho, ni una sola línea o palabra se hubiese dicho o escrito en los medios nacionales de tan histórico poblado; ni tampoco hubiésemos conocido al paisano que prestó sus caballos o al obrero que se dejó atrapar, o las caras de satisfacción de los cientos de personas que rodeaban la comisaría. Aunque suene paradójico: ¡ Vivan las fugas! (sin muertos o heridos, por supuesto), y que sin quererlo rescaten del olvido a los miles de pueblos ignorados por la prensa nacional.
    Con cariño, Felipe.

  2. Esmelda Torrez Lopez dice:

    gracias señora Mora por enseñarnos cada dia un poco mas de los que aveces ignaramos todavia,me gusta leer mucho lo que escribe poque me doy cuenta que aprendo.

  3. José Gros dice:

    Hola: eso de: ‘los prejuicios contra las mujeres’, pues viene a ser como: ‘el poder semita’=’según dónde, y según cuándo’. ¿Las amazonas? ¿El matriarcado de los montes Khasi? ¿La poliandría conejera? -de Lanzarote-. Lo de alterar cosas con la mirada también se dijo de los basiliscos, y a veces se tiene la impresión de ver rememorar, con un cierto histrionismo, lacras o necedades muy pretéritas y no muy comunes, para figurar, hoy, como ’salvamujeres’, una varidedad sexista del ’salvapatrias’, que también las hay que ofrecen sus amorosos brazos, y más, a las cuitadas. ‘Hay gente pa tó’, que dijo: ‘El Gallo’.

    Reincidiendo en cosas como el matrimonio, de la expresión latina: ‘conducir a la mujer a dar a luz’, actividad hecha, al parecer, no siempre con el consentimiento de las interesadas, que se veían constreñidas a continuar y perpetuar ‘genos et proavos’, en lo que algunos varones e excedían.

    Véanse los casos bíblicos de la niña de Jefté, o el que prefirió entregar (¿no lo desearía, que la circuncisión es un acto homogenital?) a su concubina a unos visitantes, ‘que hicieron toda la noche con ella lo que quisieron’, antes que a unos huéspedes, lo que prefiguró el episodio idéntico de los sodomitas, que querían ‘conocer’ a los huéspedes de Lot, quien les ofreció como alternativa a sus familiares femeninas, pero los de Sodoma tenían claras sus preferencias, y desdeñaron la proposición.
    ‘Género’ (Acad)=m. Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico.
    Por tanto, no existe el género como algo aprendido, normativo, aunque los genitales tienen sus neuronas asignadas ya antes del nacimeinto, como las tiene la pierna, la cadera y el esternón, no todos los utilizan, ni todos andan por el camino de los placeres que tal entrenamiento motor conlleva, los/as hubo que nunca pudieron ser tentados en ese ámbito, al modo en que un sordo no puede tener el impulso de escuchar una conversación de gente cercana a la que no ve, porque sin un sustrato biológico que reciba el condicionamiento, o los convencionalismos del entorno, sea esa imprimación de tipo neuronal, epigenético, o de ‘partes pudendas’, que decían los, siempre ladrones, de los romanos (’vergüenzas’ para la Biblia, ‘partes nobles’, para el colectivo tmb), etc, no hay aprendizaje, no hay distinción, desigualdad, diferencia posibles.

    Saco a relucir, porque brilla mucho, un comentario de Victoria Camps sobre las ‘Utopías’. ‘La pretensión que las distingue a todas es la de dibujar las condiciones necesarias para conseguir lo que las sociedades reales jamás muestran: que todos los seres humanos son iguales. Pero en ese empeño se ignora el valor de la libertad individual, el valor que asoma con más fuerza precisamente con el humanismo renacentista…’, ‘renacentista’, dice doña Victoria, de todo humanismo que lo es, subrayaría este menda, porque lo que hoy se llama utopía, especialmente las de pretensión cientifica, son solo un eslógan, una racionalizacion, para que determinados elementos con peculiaridades de personalidad arrasen, muy posiblemnte por cuenta de terceros a quienes no vemos, por cuenta de ‘ellos’, con los vecinos, en aras de una pluscuamperfección que viene a ser un encofrado, unas cuentas super-exactas, -eso implica reducir a los humanos a guarismos- , un equivalente, pero en muchos más órdenes, de los: ‘cinturones de castidad’, que nunca existieron, más que los fabricados para los museos que los exhiben.
    Sócrates dijo, y quien dijere lo contrario, miente, que: ‘Cuando las mujeres piden igualdad con los hombres, lo que quieren es someter a los hombres’, de una cierta primariedad en las respuestas femeninas, que tiene un obvio encanto, pero pone a veces al varón que se supone debe mantenerlas y colaborar en la continuidad de la especie en el filo de la navaja, sería indicio el ‘pecado original’.

    Un paradigma del volverse contra el que las beneficia, es el del relato de la cáida en el engaño serpentino, que aun siendo cierto que hubo hace unos 250.000 años un Adán y una Eva, la genética de poblaciones lo demuestra, no es menos cierto que hubo antes otras especies de homínidos inteligentes, de los cuales los H sapiens diron cuenta cabal.

    Si cometieron los homínidos antecesores al sapiens el pecado original, que la muerte no vino por ahí, Cristo no lo tuvo, y murió -desangrado-, es cosa espinosa, ‘que tiene busilis’, pecado del que dijo Immanuel Kant, natural de Koenigsberg, ciudad que fue báltica, de los caballeros teutones, prusiana, y ahora rusa, que la forma más inconveniente de representarse su presencia es el habernos llegado de nuestros primeros mayores por herencia, no había entonces CRISPR, ni condicionamientos pavlovianos, ni hipnosis instantánea, ni psicoanálsis porteño…
    ¿Sexo?, preguntaban en una pelicula, de ahí mismo: ‘Enorme’, respondía el protagonista.
    ‘2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, todo el sexo es malo, nunca os lo toquéis’, le oí cantar a un capitán de tropas y servicios, y todavía me pregunto la motivación y la oportunidad de semejante cantilena o cantinela, que los números: ‘venéreos’, que citaba Sigmund Freud, eran más bien ‘nones’.
    Diviertt, + salut
    NB: no sé quien sería el canalla que difundió entre los novios la falacia de: ‘ir a que nos casen’, el matrimonio, en el ámbito de la religión cristiana, se lo administran los cónyuges recíprocamente, que alguien se arrogue una potestad que nunca tuvo, la de casar a otros, es un burdísimo intento de esclavizar, de acabar con la libertad, con el ‘yo’ del prójimo, para que no dé la lata, que entre los colectivistas, los modernistas, y los internacionlistas habría mucho: ‘neo-maltusianismo’, no en aras de reducir las miserias y los sufrimientos del colectivo donde están, sino de hacer un hueco para sí y sus crías, a lo cual ayuda mucho el anular en los otros y otras ese yo, que el ‘yo’ es la forma de obtener cosas, que pasa por una cierta preservación de la indidivualidad, tanto, por ejemplo, la de género, como la de propiedad, y otras.
    Las ranas en el lago
    Las ranas en un lago cantaban y jugaban,
    ningún temor tenían, bien tranquilas estaban;
    hicieron caso al diablo, muy mal se aconsejaban;
    pidieron rey a júpiter, mucho se lo rogaban.
    Envióles don júpiter la viga de un lagar,
    la más grande que pudo; cayó en aquel lugar;
    hizo el golpe del fuste a las ranas callar,
    más ven pronto que no era rey para dominar.
    Se suben a la viga cuantas pueden subir,
    dijeron: -No es buen rey para nos lo servir.
    Pidieron a don júpiter cual solían pedir.
    Don júpiter, con ira, túvolas que oir.
    Como rey envióles cigüeña carnicera
    que recorría el lago por toda su ribera;
    andando pico-abierta y con gran tragadera,
    de dos en dos las ranas comía muy ligera.
    Quejándose a don júpiter dieron voces las ranas:
    ¡señor, señor, socórrenos, tú que matas y sanas!,
    el rey que tu enviaste por nuestras voces vanas
    nos da muy malas tardes y peores mañanas.
    Respondióles don júpiter: -Tenéis lo que pedisteis;
    el rey tan reclamado por cuantas voces disteis
    vengue vuestra locura, pues en poco tuvisteis
    la libertad tranquila; sufrid, pues lo quisisteis.
    Quien tiene lo bastante, dése por bien pagado;
    el que puede ser libre no quiera estar atado;
    no desee inquietudes quien vive sosegado;
    ser libre, independiente, no es con oro comprado.
    *Arcipreste de Hita
    Dicen de los sistemas ‘democráticos’, que erigen un rey, y periódicamente lo decapitan, pero no es así, el entraado sigue, distintos perros, los mismos collares, solo se mueve el testaferro, el chivo expiatorio, la ‘beast of burden’, que nunca pasa de monaguillo, y ‘cuando se muere el papa, se alegran los monaguillos, porque corre el escalafón’, Max Weber apuntó, a los que quisiesen dedicarse a la política, que se pusiesen bajo las órdenes de los demonios, un paralmentario inglés dijo que ese paralamento lo odía todo, excepto convertir aun hombre en mujer, en ello andan, como un libro que okupaba un lugar en el escaparate de una ‘bucherei’ alemana, ‘bucherei’ es confesional, ‘buchhandlung’, cultural: ‘Ein Neues Mann für die Neue Frau’. ‘Neues’, es neutro, en genero masculino sería: ‘Neuer mensch’, en fin, que les ondulen con la permanén, o que las besen un pez, que tienen la boca fría, no soporto desgradecimientos, además, de los brotes psicóticos se sale siempre como ‘hombre nuevo’ o ‘mujer nueva’, osea, irrecuperablemente idos o idas. ¡Que se vayan pitando!

  4. carlos morozovich dice:

    Apreciada comprovinciana . Hace ya tiempo ( Far away and long ago) que comparto y me tomo la libertad de utilizar los informaciones de tu pagina para lubricar y reverdecer mi caletre , que por su denominación veras cual es su antigüedad .No me había detenido en tratar de entrar en tus dominios del país de los papeles con letras .Tu disgregación acerca de Santa Fe la Vieja y de Josue Gollan - de mi conpcimiento directo- fue Director del Nacional en mi época - han alegrado para mi estos trozos de papel digital(por ño menos, asi los veo yo) Gracias y hasta mas leer.

  5. Celestino Gaitan dice:

    Respetable Mora:
    Como siempre Tu narrativa resulta cautivante, empiezo a leer y quedo atrapado y si escapatoria.
    Gracias por compartir con nosotros lecturas tan interesantes, de las cuales invariablemente resultamos ganadores, inspirados, reflexivos y renovados para afrontar la próxima semana.
    A mi personalmente me sucede que al finalizar de leerte, me parece salir de un trance.
    Alguien escribió que “La Atención es la mas pura y rara forma de Generosidad”
    Ahora después de tanto tiempo entiendo un poco sobre la magia en el proceso maestro-aprendiz.
    Escribes siendo tan generosa y poniendo toda tu atención en los Editoriales que nos regalas…
    Agregas además del talento cultivado un arduo trabajo de investigación y luego lo sazonas con la esencia de los sentimientos, la espontaneidad de tu anecdotario, la frescura de tus fantasías, y la nostalgia de lo antes vivido…y como si esto no fuera más que suficiente, tejes magistralmente los enlaces que nos ampliarían la visión de tu Universo…por algo logras la excelencia.
    Y cito: “No puedes ser realmente excelente en tu trabajo si tu trabajo es lo único que haces” Anna Quindlen-Periodista
    Luego hago mi parte: Leo con la atención y el respeto que mereces, me dejo llevar por tus letras, salgo del trance, reflexiono y trato de imitar a la maestra.
    Normalmente luego me refresco leyendo los comentarios…como en botica…encuentro de todo.
    Ahora respeto mas mi tiempo y el de los demás, intento ser breve y termino abusando.

    Abrazo como siempre a Tod@s y en especial a nuestra Mora Torres.

    P.D.: Lo siento José Gros, me saltë tu comentario, te extendiste demasiado, estás igual que yo,necesitamos un Blog para expresarnos, Acepto sugerencias para formar el mio propio.

  6. Joise Morillo dice:

    Hola querida Mora

    Contrario a Argentina y Panama.

    “Un pueblo sin historia es un pueblo de cultura improvisada”, temo que eso es lo que han desarrollado muchos países principalmente los populistas para desaparecer la imagen histórica de algunos pueblos, por ir “supuestamente”, en detrimento de las ideologías que según estos populistas debería prevalecer, “la cultura de la improvisación, todo un eclecticismo perverso con una esperanza fugas, de serendipity a la inversa o casi que inducido sin ningún efecto positivo para el colectivo, pero, si para el gobierno déspota que les duele a todos, menos a ellos.

    En Cuba Ej. En Guanabacoa, casas del siglo XVIII se están derrumbando porque el gobierno, no les da el mantenimiento necesario, para mantenerle como patrimonio histórico, simplemente porque en otrora estas sirvieron como refugio de guerreros y como iglesias donde se ejercia el culto de a misa en momentos cuando la iglesia del pueblo no estaba en condiciones de albergar feligreses.

    Qué triste, mientras, le rinden culto a la personalidad de un líder muerto ono por dizque revolucionario.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom