Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

La Navidad y su Paraíso Perdido

La Navidad es un paraíso de la infancia (¿Qué fue la Estrella de Navidad?), y la palabra paraíso quiere decir jardín (Llegando al paraíso).

La Navidad es un jardín para los niños (La travesía de los elefantes), y los mayores sólo podemos recordarlo (Mirando hacia la vela del olvido). Las flores de ese jardín son los presentes de Navidad que nosotros, largamente crecidos, ya no esperamos con inocencia y libertad (Tau CETTI, Epsilón Eridani y el Libre Albedrío). Flores en general humildes y coloridas.

El recuerdo surge como en una sesión de psicoanálisis (Freud on line), y nos trae un regalo: la vívida niñez.

La ciudad de aquellos días míos -la ciudad donde nacimos mis hermanos y yo- era prodigiosa en aquel tiempo. El cielo la dominaba porque, en su mayoría, las casas y los edificios eran bajos. Había… dragones, hadas, duendes en los parques, liebres y conejos de Pascua, juegos y madre y padre y el corazón siempre estaba presente y se escuchaban sus latidos.

Los días eran cálidos, extremadamente cálidos, en la temporada de las fiestas: Navidad y Año Nuevo en la Argentina caen en verano.

El calor era otro abrazo de la Noche más Hermosa (Los Villancicos), un abrazo que nos embalsamaba junto a los jazmines y las santarritas.

Jardín y Paraíso

Ahora citaré a J. C. Cooper en su libro El simbolismo, lenguaje universal, para demostrarles que no inventé aquello de que todo paraíso es un jardín:

“En casi todas las tradiciones, el Paraíso es un jardín o algún otro espacio cerrado, como la Isla Verde o las Islas de los Bienaventurados (…) En el Antiguo Testamento el Paraíso original era el Jardín del Edén. El nombre mismo de Paraíso derivaba de un jardín, una región que se extendía a lo largo del Golfo Pérsico y el Mar Caspio y era, en ese entonces, ‘el reino de la rosa y el ruiseñor, de los perfumes y los cantares’. Los persas lo llamaban peridaisos, que significaba ‘gran parque cerrado’”.

El Árbol

A principios de diciembre -el 8 de diciembre es “oficialmente” la fecha para realizarlo- armábamos el árbol, lo que ya nos ponía en contacto con el cielo.

Creo que ninguno de nosotros -los hermanos que poníamos los adornos del pino- sabíamos el significado de ese árbol, pero, sin palabras ni pensamientos, lo intuíamos: el Árbol es el cosmos, el universo al cual le estábamos poniendo soles, lunas y constelaciones.

No lo sabíamos, repito, pero el pinito tenía una crónica larga, tan larga como la esperanza de los niños y la fe de los que ya no eran niños; venía del fondo de la historia.

Los árboles sagrados

Los budistas tienen su versión del Árbol de la Vida. Es la higuera, bajo cuya sombra Buda se sentó a meditar durante años y regresó de esa meditación convertido en la Luz.

El sicómoro era para los antiguos egipcios árbol sagrado, y a menudo colgaban de sus ramas regalos y ponían a su lado una fuente cuya agua representaba al generoso Nilo.

Para los seguidores de Mitra, en cambio, el pino cumplía esa función. Desde Mitra el pino llegó hasta aquí convertido en el Árbol de Navidad de los pueblos cristianos.

Dice J. C. Cooper:

“El pino de Atis y el abeto de Wotan son los antecesores de nuestro Árbol de Navidad. Venerado generalmente en los cultos teutónicos, el pino fue llevado en fecha (relativamente) -soy yo, Mora, la que aclara- reciente a Inglaterra por el príncipe Alberto (el marido de la reina Victoria, a fines del siglo XIX), quien lo convirtió en la característica distintiva de la Navidad real y de allí pasó a formar parte de la celebración navideña en casi todos los países.

(…) En los Misterios medievales, el pino simbolizaba el Paraíso con sus ramas cargadas de manzanas, el fruto mágico de la Edad de Oro y de la inmortalidad (…) …el abeto de Wotan colmaba de regalos a quienes lo veneraban. Para los cristianos, los regalos navideños representan alegóricamente los presentes ofrecidos al Niño Dios por los Reyes Magos”.

Y J. C. Cooper termina el párrafo diciendo algo que hará soñar a los niñitos -al menos a mi nieta Loli, que está en edad de soñarlo:

“El hada que se colocaba en lo alto del árbol era originariamente el ángel que anunciaba a los pastores el nacimiento de Cristo. La estrella que reemplazó más tarde al hada es la que guió a los Tres Reyes Magos hasta Belén”.

Más adelante dice nuestro autor algo muy curioso:

“El roble y el muérdago eran plantas sagradas para los druidas porque representaban los poderes masculino y femenino que existen en la naturaleza, ya que el muérdago es la Rama Dorada de los druidas. El roble proporcionaba el gran leño navideño, llamado nochebueno” (el destacado es mío).

Envío

Encuentro no ya en El simbolismo… de Cooper sino en otro libro llamado Historia Social de la Magia, que me regaló mi hijo Ignacio -con una encantadora dedicatoria- el día de la madre de 1998, el Vaticinio de Esdras, que me apresuro a enviarles de regalo, quizás un poco largo el regalo, pero curioso:

Si el día de Navidad cae domingo, el invierno será suave, la primavera húmeda, el verano y el otoño serán ventosos. Habrá buena cosecha de cereales, mucho ganado, miel y vino en abundancia. Los jóvenes morirán en muchos países por las pestes y guerras, y, entre los príncipes, el placer se tornará en penuria. Los reyes y los príncipes estarán reñidos y se oirán novedades sobre ellos.

Si el día de Navidad cae en lunes, el invierno será duro, la primavera y el verano serán secos. La gente tendrá muchas preocupaciones y el placer se tornará en penuria. Los caballeros estarán reñidos entre ellos y los príncipes y las mujeres estarán entristecidos, y en muchos países se matará a los reyes. En muchos países habrá poco aceite.

Si el día de Navidad cae en martes, el invierno será largo y nevado, la primavera hermosa, el verano húmedo, el otoño seco. Y la cosecha de cereales será buena. El ganado morirá. Habrá mucha miel. Y en varias tierras se producirán incendios. También vendrán grandes tormentas. La hierba y las hortalizas se perderán. Habrá mucho aceite. Algo malo pasará a los de Roma. También morirán muchos reyes en este año.

Si el día de Navidad cae en miércoles, el invierno será cálido y sin nubes, la primavera será mala y húmeda, el verano bueno y el otoño mesurado. La cosecha de cereales será mala, habrá mucho vino, mucha fruta. Miel habrá poca, pero aceite en abundancia. Y hay que temer a los ladrones que aparecerán. En algunas ciudades se pasará hambre y en muchas tierras habrá gran mortandad.

Si el día de Navidad cae en jueves, el invierno será normal. La primavera traerá mucho viento, el verano será benigno y el otoño bueno. Habrá mucha fruta y vino y poca miel. Vendrán lluvias y algunos ríos se desbordarán. Habrá mucho aceite y mucha hierba.

¡Mientras haya mucho vino! -para las fiestas, digo.

Digo también que deseo que de estos vaticinios se cumpla la mejor parte para ustedes, mis amigos, y para los otros que no siendo mis amigos tampoco son lo contrario.

¡Feliz y amorosa Navidad!

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

10 respuestas a “La Navidad y su Paraíso Perdido”
  1. José María Gil dice:

    ¡Feliz y amorosa Navidad también para ti, Mora!
    Es precisamente ahora, transcurridos muchos años de mi vida y libre ya de la preocupación de lograr encajar las presiones de mi trabajo en un plazo horario siempre corto, cuando acuden a mi memoria los recuerdos de las Navidades de mi niñez.
    Son recuerdos de cosas y detalles que permanecían olvidadas, quieras que no, en algún desván de mi cerebro, pues nunca pensé en ellas.
    Eran aquéllos los años difíciles de la postguerra, los años de mayores ajustes y sufrimientos en medio de una pobreza generalizada en España y tan dura en las ciudades como en los pueblos del campo, aunque en éstos no solía faltar la comida. Por ello las fiestas de Navidad en los pueblos, aunque menos bulliciosas que en las ciudades, solían ser más gratificantes.
    Es curioso, pienso y me doy cuenta de que muchas de las recetas culinarias que, aún hoy, nos evocan cierta felicidad, provienen de aquellas costumbres. Quizás de ahí venga lo de “¡Felices Fiestas…!”
    Me ha venido a la memoria una costumbre tan curiosa como el proceso de engorde del pavo en la casa de mi abuela paterna. Comenzaba a finales de Octubre y consistía en hacerle tragar al pobre animal una nuez entera cada día, con su correspondiente cáscara (eso sí, para facilitar el tránsito de la misma por el largo gaznate, se la mojaba antes en aceite). A partir de la semana siguiente era evidente el engorde progresivo del pavo que lograba cuadruplicar su peso cuando llegaba la Navidad.
    Recuerdo las cantadas de villancicos de los niños al anochecer ante las puertas de las casas del vecindario y los escasos aguinaldos que nos daban sus habitantes en forma de frutos secos (cacahuetes, almendras, avellanas e higos pasos) que luego repartíamos.
    Recuerdo el Belén, con sus figuritas de barro y sus ríos de papel de plata…
    Recuerdo la Misa del gallo…
    Recuerdo la espuerta de esparto en la que los niños dejábamos remolachas, paja, forraje y algarrobas para los caballos y camellos de los Reyes Magos la noche del 5 de Diciembre, para que los Reyes tuvieran que parar junto al balcón de la casa y no se olvidaran de dejar sus regalos…
    Recuerdo la cantinela que salía de las pocas casas que tenían radio la mañana de la Lotería de Navidad, primer día sin escuela…
    En fin, comprendo que ante tantos y tan entrañables recuerdos, necesariamente estas fechas se tornen nostálgicas para los viejos.
    ¡Feliz Navidad para todos!

  2. omar chater dice:

    muchas gracias …ùme gusta mucho lo que he leido…….soy argelino y soy nuevo en esa pagina….lo que on intiendo es…que segnifica la navidad?

  3. José María Gil dice:

    Corrijo errata en mi comentario anterior. La noche a que me refería al hablar de los Reyes Magos no era la del 5 de Diciembre, sino más bien la del 5 de Enero.
    Saludos.

  4. Javier Rubén Medina Davila dice:

    La nota en realidad no postula un paraiso perdido, ni cuando es una ilusión en la niñez y menos cuando es una remebranza de que tuvimos niñez cuando llegamos a adultos. Me parece que postula que el paraiso sigue allí, sea cual fuera las creencias. Por eso es amorosa al desear finalmente una feliz Navidad, saludo que devolvemos y esperamos que no se pierda.

  5. Néstor Aníbal Torres Álvarez dice:

    , LA NAVIDAD O NATIVIDAD
    Tiene su esencia especial, porque hasta los están en guerra deponen sus armas , la mala vibra pierde su fuerza y se expande un clima de paz, por el nacimiento del Hijo del Creador del Universo Jesucristo, muchos sin darse cuenta la han Paganizado, por que dejaron atrapar por el mercantilismo, crearon seres ficticios para quitarle el brillo de la potente luz, los enredaron tanto con el afán del mundo que solo les preocupa tener una mesa llena de comida acompañada de dulces, pero de que vale sino invitan a los pobres, no se diga a los niños que son el verdadero significado de la navidad y por último solo les preocupa estar bien vestidos con ropa de marca y no se diga del perfume, quieren que la sociedad les reconozca su esfuerzo de esta manera ya tuvieron su paga.
    Pero hay que resaltar a los menesterosos de las diferentes patrias del mundo, saben que deben recibir al niño con amor, con fe, con mucha esperanza y dicha, lo único que piden a Dios es que les de salud y fuerzas para ayudar a su familia aunque el sueldo no alcance, son los que oran todas noches por sus vecinos, amigos, enemigos y por las autoridades que los gobiernan para que reciban sabiduría del que gobierna los cielos el padre de la creación.
    Para nadie es un secreto que vivimos en plena recesión, tenemos que aprender a vivir con lo justo, sabe que tiene que confiar en Dios, lo que desean es que la carga se aligere para seguir luchando por su familia que es lo más importante.
    En la casa de los pobres se respira tranquilidad, se siente la paz espiritual el niño visita sus casas, llenándolos del verdadero gozo anímico.
    Si quiere sentir paz en su mente y en su espíritu, visite un hospital donde haya niños, vera a una madre desesperada que no le alcanza el dinero para las medicinas hágale un donativo y sentirá que se aleja del fuego abrazador del mundanal, usted no podrá descifrar lo que va a sentir con esta buena obra va tener paz espiritual de esta manera se le reconstruirá el corazón indolente que tenía por uno que se interesa por los demás.
    Todos tenemos casa recibamos al niño que va nacer démosle una posada para que recibamos las bendiciones del Padre, de esta manera tendremos paz. Dicha y prosperidad los 365 días del año.
    Al escuchar a los niños cantar villancicos me recuerda que todavía hay esperanzas para la nueva generación, es nuestra responsabilidad formarlos en el conocimiento de Dios como gratificación recibiremos la Sabiduría.
    Les deseo paz, a los hombres y mujeres que tienen buena voluntad con sus semejantes que Dios los bendiga infinitamente.

  6. Néstor Aníbal Torres Álvarez dice:

    Los Villancicos, noche de paz, noche de amor, todos queremos que nazca el redentor, Jesucristo es el eje fundamental, el mundo le canta, ya que en el tenemos nuestra esperanza.
    Los villancicos nos trasladan a un mundo fantástico de emociones, son fuente de inspiración, se siente la paz, hasta se percibe la alegría que hay en el cielo, hay un derroche de amor espiritual.
    Tantas cosas se conjugan que el corazón se hincha de felicidad, en ese momento se acelera, se constriñe, no sabe si salirse del pecho que lo aprisiona.
    Los villancicos tienen un solo mensaje mundial, anuncian el nacimiento del salvador del mundo que viene a redimirnos de nuestros pecados y que posteriormente se sacrificará por la humanidad que fue destituida del Paraíso, es noche de paz y de amor; bendito el que viene en nombre del creador

  7. Celestino Gaitan dice:

    Admirada y Amada mora:

    Hoy es Noche Buena y mañana Navidad: Tradición de padres responsables para alimentar el espíritu de los niños, época de Renovación Espiritual, de alegría, de disfrute, buenas intenciones y REGALOS…
    Tu me has regalado todo el año, todos los años, y hoy yo tengo 3 (tres) regalos para Ti y tus lectores, que han sido mis amigos y Maestros.

    Primero les regalo mi Alma a Tod@s, porque ya se la ganaron a pulso.

    Segundo: a través del milagro de la tecnología para tod@s el enlace (link) que nos conecta con el Regalo mas Hermoso que fue un relato de parte de tu infancia donde nos regalaste tu Alma…El tema que me ligó a Ti por siempre…”El Sexo de los Angeles” y copia del primer comentario relacionado con escrito de Mario Benedetti
    Enlace: ( http://blogs.monografias.com/editorial/2008/10/15/el-sexo-de-los-angeles/#more-183 ) con la amable recomendación para Tod@s de Imprimir el Contenido y Comentarios y Disfrutarlo como un excelente Ensayo para personas Maduras y de Amplio Criterio…Ja, Ja. ja…Mojigatos absténganse.
    Primer Comentario de : Osvaldo dice:
    15 de Octubre de 2008 a las 8:28 pm
    El título del blog me retrajo al libro de Mario Benedetti en “Despistes y franquezas”, y les copio:
    Una de las más lamentables carencias de información que han padecido los hombres y mujeres de todas las épocas se relaciona con el sexo de los ángeles. El dato nunca confirmado de que los ángeles no hacen el amor, quizás signifique que no lo hacen de la misma manera que los mortales. Otra versión, tampoco confirmada, pero más verosímil sugiere que, si bien los ángeles no hacen el amor con sus cuerpos por la mera razón que carecen de erotismo lo celebran, en cambio, con palabras, vale decir, con las orejas. Así, cada vez que Ángel y Ángela se encuentran en el cruce de dos transparencias, empiezan por mirarse, seducirse y sentarse mediante el intercambio de miradas, que, por supuesto, son angelicales. Y si Ángel para abrir el fuego dice “Semilla”, Ángela para atizarlo responde “Surco”. El dice “Alud” y ella tiernamente “Abismo”. Las palabras se cruzan vertiginosas como meteoritos o acariciantes como copos, Ángel dice “Madero” y Ángela “Caverna”. Aletean por ahí un ángel de la guarda misógino y silente y un ángel de la muerte viudo y tenebroso. Pero el par amatorio no se interrumpe. Sigue silabeando su amor. El dice “Manantial” y ella ” Cuenca”. Las sílabas se impregnan de rocío y aquí y allá, entre cristales de nieve, circula en el aire, sus expectativas. Ángel dice “Estoqueo” y Ángela radiante, “Herida”, el dice “Tañido” y ella dice “Relato”. Y en el preciso instante del orgasmo intraterrenal, los cirros y los cúmulos, los estratos y nimbos se estremecen, entremolan, estallan y el amor de los ángeles llueve copiosamente sobre el mundo.

    Tercero: Un pequeño Cuento que leí hace poco, solo para reflexionar:
    Dar lo que se puede.
    Cuando Teresa, viuda con cuatro hijos, vio un aviso de que los miembros de su iglesia se reúnen para entregar presentes y alimentos para una familia necesitada, tomó sus ahorros para comprar los ingredientes para hacer tres docenas de galletas. Llegó a la iglesia justo a tiempo para unirse a un convoy que iba a la casa que recibiría la ayuda de la congregación.
    La ruta le resultó familiar, y quedó pasmada cuando los coches se detuvieron delante de su casa. Cuando el pastor la vio, él dijo, “no esperábamos que se uniera a nosotros, Teresa. Sabemos que ha sido una gran lucha ya que su marido murió, y todos queríamos apoyar.”
    Incómoda por descubrirse como objeto de caridad, Teresa no quiso avergonzar a grupo tan alegre y tan solo dijo, “Bueno, al menos puedo compartir estas galletas con nuestros amigos.”
    Nadie es demasiado pobre para ayudar a los demás, la verdadera caridad está arraigada en amor y compasión. La pobreza de espíritu es peor que la penuria económica. La Historia de Teresa nos recuerda que muy pocos de nosotros damos todo lo podríamos y deberíamos.
    (Presentado por Michael Josephson, refiere que Larry Rosen, ex Presidente de la YMCA de Metropolitano Los Ángeles, introduciéndonos al concepto de “dar con sacrificio”, dar en abundancia al punto donde uno deba sacrificar algo que uno desea.)

    Feliz Navidad para Tod@s.

  8. Joise Morillo dice:

    Paz y amor os deseo a Mora y a todos…Y, digo:

    Mora, nostálgica, emula un paraíso, aunque no perdido del todo se siente así.

    Cooper tiene una muy buena explicación del significado del árbol de navidad.

    Milton con su “paraíso pedido” hace exegesis con su hermenéutica simulada a la grandiosa obra de muchos profetas y no la bufonería de Nostradamus. No obstante al hablar de lo perdido nos figuramos lo que podía haber sido mejor y “supuestamente no lo es o no fue”

    De ahí, los proverbios, la sabiduría popular:

    No hay mal que por bien no venga” y la magia realista de Josué de Egipto en: “vendrán vacas flacas y vacas gordas”

    Por ello, también, he de citar la máxima de editorial en el post de esta semana. “La buena suerte no es casual, es producto del trabajo; así la sonrisa de la fortuna tiene que ganarse a pulso.”
    -Emily Dickinson

    De modo que: “plantearse” de plantas –y los pinos son árboles o plantas- un icono para la navidad o natividad de la índole de las plantas, le da al individuo humano un elemento solido que le coloca espiritualmente los pies sobre la tierra con mucha firmeza, es crearse fortaleza espiritual. Más aun, celebrando el natalicio de un hombre cuyo mensaje único; ¡ demostrar que la especie humana lo único que le falta es suficiente amor para vivir en armonía, por ende, vivir en paz y ser feliz para siempre.

    En este mismo orden de ideas:

    Deseo expresar un sentimiento de alegría, por el hecho de haber compartido este año, que va terminando, aun cuando los tiempos no sean los más placenteros. Por ello; a mis amados parientes y todas esas personas que tanto amo y que me consideran su amigo, felicidades y próspero año nuevo llenos de paz y progreso, recuerden siempre que mi espíritu estará en sus memorias e igualmente el vuestro en la mía; en la medida de nuestro amor. Quiero también expresar mi gratitud por todas esas obras de bondad, piedad y amor que habéis podido hacer por esas personas que, aunque no son nuestros parientes son nuestro prójimo nuestros hermanos. Feliz navidad.

    Os ama
    Joise

  9. Celestino Gaitan dice:

    Mora…Amig@s Todos:

    Otro cuento para jóvenes románticos y Adultos Mayores Cursis y románticos como yo.

    El regalo de Navidad perfecto

    De niño me recuerdo siempre bajando atropelladamente las escaleras en la mañana de Navidad y mirando alrededor del árbol buscando la caja más grande. Siempre había creído que dentro de la caja más grande estaría mentido el regalo más caro y mejor regalo.

    Pero a medida que el tiempo trabaja y hace su magia en la mente y el alma de un hombre joven, pronto me di cuenta que cada regalo es especial, único y significativo.

    De hecho, los presentes que más recuerdo son los regalos que vinieron directamente desde el corazón, como uno de mis suéteres o bufandas hechas a mano por mi madre. La Navidad realmente no es sobre el regalo en sí mismo, sino más bien el pensamiento y la intención detrás del regalo!

    Sin embargo, esta Navidad yo he sido bendecido al recibir el más hermoso y sorprendente Regalo del mundo, mi novia Ángela.
    ( Cuando se me permite recibir, seré agradecido. Cuando se me permite dar, soy bendecido.
    -Leonard Nimoy - 1931-2015, agente y Director )
    Pero yo sé que el verdadero significado de la Navidad se encuentra en la palabra “dar”. Así es que esta Navidad me prometí buscar y encontrar el regalo más increíble para ésta, la más increíble de las chicas.

    Estuve muchos días buscando en las concurridas tiendas y analizando numerosos catálogos de regalos, pero nada parecía destacar. Como la Navidad se acercó rápidamente, me preguntaba si alguna vez encontraría ese regalo perfecto. Decidí probar en el centro comercial una última vez. Tal vez habría omitido buscar en una tienda o nueva mercancía que apenas habría ocupado los espacios y estantes.

    Pero a medida que tranquilamente pasaba de una tienda a otra, nada atrajo mi atención. Un poco desilusionado, poco a poco me encaminé a la salida del centro comercial. Pero antes de que pudiera llegar a las puertas de salida, de repente encontré ese regalo perfecto.

    No, este regalo no se encontró en un almacén de lujo y costoso. Ni fue envuelto en papel de Navidad bonito y adornado con cintas y moños lujosos. En realidad, este regalo no tiene una factura ni recibo y no se puede regresar. Así que, Dónde está este regalo perfecto?, y lo más importante… ¿qué es?

    Lo encontré en la mirada de una pareja de ancianos tomados de las manos, lo escuché en las palabras juguetonas entre un abuelo y su nieto, y lo percibí en las acciones de una orgullosa madre primeriza.

    Sí!!!, el regalo es AMOR. Así es que , Angela esta Navidad te doy MI AMOR y la certeza de que siempre se mantendrá contigo!

    Feliz Navidad Ángela… y yo te amo!

    José M. Rebecky—New Jersey

    Tomado de: Insight of the Day: Friday Story (Boletín del 25/Dic/2015)

    Abrazo a Tod@s.

  10. linda verlliui dice:

    Tu blog es realmente grande, vengo más cada día y cada vez que encuentro algo que me conviene

    voyance gratuite par mail



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom