Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Todas las palabras que escribí para Matías

En cuanto instrumento fortuito y delicado, la tristeza puede cambiar el clima de las almas; el objetivo no es la visión idílica sino el separarse de la alegría que perturba (La serenata, es nota efímera en la hora hechizada).

Y ya que el amor decepciona, cumplido o no, hallado el instrumento para mirarlo, la tristeza,el amor es un signo más,flotante entre la niebla de los cuerpos y el vacío (Filosofía del Amor).

La joven que camina bajo la oscuridad y la lluvia es todas las hojas que se caen, vencidas pero en blanco,cuadernos que llenar de destino,construcciones frágiles por lo lejanas, escurridizas porque,apenas tocadas, corren el velo (Las fuentes escritas de Grecia).

Ella es todas las cosas que es la oscuridad;sus mismos ojos ven,una a una, cada palabra de la lluvia,ese sonido blando parecido a una flor y sin contorno.

Está el peligro de caer sin abismos como pájaro o música,de no caer por ingravidez, de vagar para siempre en la intemperie que se convierte en cielo por desnuda y oscura (La Anatomía del Miedo).

Con la noche y la lluvia la tierra y el cielo se confunden como antes de nacer,como antes de nacer uno y sus amores, como antes de nacer El Génesis y su Dios (Biblia).

La joven debajo de la lluvia examina un amor que enfermó no concluido, no tomado (El Libro de la Agonía -Novela-):

Todas las palabras que escribí para Matías

Bueno, son mucho menos que todas, son las publicables. Las que escribí para quien fue mi amado un tiempo, mi amigo otro, algunas veces mi maestro, y siempre el padre de Ignacio y Mane, nuestros hijos.

Era menor que yo y murió hace más tiempo de lo que yo estoy a medias muerta. Era un artista grande y puro, actor, titiritero, poeta:

¿Quién?

Nadie me dijo que murió, no se supo,

no lo acostaron en una caja oscura y lo llevaron;

¿quién era la niñita

de trenzas apretadas

que lloraba?

¿Era yo?

¿Quién era ésa

de quien tengo el recuerdo

extraviado entre joyas de papel

y el temblor de los bosques?

Otros muertos

Los muertos mandan desde su pasado

fotografías a los vivos, que las coleccionan,

compran marcos, vuelven

a retratarlos para, a su vez,

enviarlas a otros deudos.

Los muertos con incandescente soplo

transfiguran los lugares y las horas,

y los vivos, mirando sus fotografías,

se someten con solicitud al misterio

como si leyeran en las estrellas o en la luna

cuanto leen en una vieja sonrisa.

Matías murió en las Islas Canarias

No me abandona la tristeza;

eras el niño, el hombre de los títeres, y has muerto en una isla hermosa;

no me abandona que me abandonaste y te abandoné

(¿cómo hubieras podido

soportar a una enferma de dolor toda la vida?).

Pero la Vida fue tan breve, leve,

y con esa levedad

transportaste tus poemas, breves, leves, al teatrino

y en cada teatrino aparece una flor que me diste:

aquellos versos quemados en el patio eran una flor,

versos que se llamaban “Nubes” pero eran tus flores.

Desde el carbón de la música, resplandeciente salamandra de la caja de títeres

y desde el títere que me regalaron, entre las cosas dejadas,

y que tus manos hicieron, me miran tus ojos,

pero ya no puedo responderles

ni que sí  ni que no

ni armar tormentas con mi alma

para que me escuches,

y, sin embargo, todavía,

Muerto, primer Muerto real de mi corazón,

primer parido de la muerte en mí,

Matías, te pregunto:

¿me escuchas?,

te pregunto “¿me escuchas?” porque todo es posible,

hasta que me contestes,

y ahora me detengo a esperar tus palabras.

Envío

Mi envío hoy es, por supuesto, otro de los poemas que le escribí a Matías. En este estaba vivo y nos habíamos abandonado el uno al otro:

Para un pasado resplandor

Te ofrecí un inocente resplandor

una pequeña lámpara

para las cosas simples o terribles

una luz que paseaba

sobre ratas y flores

y los niños dormidos y los muertos.

Como los otros te apartaste

como los otros para quienes

es demasiado el resplandor de un fósforo

demasiado una flor

o un alma desvestidas.

Te ofrecí que así pudiéramos mirarnos

como tristísimos búhos en la noche

como palomas cuando hiciéramos

el alba.

(Queridos amigos: convengamos en que la oferta no era muy tentadora…)

Besos, abrazos, besos reiterados, a Todos. Y un abrazo especial a Estela de Carlotto.

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

5 respuestas a “Todas las palabras que escribí para Matías”
  1. Jose Itriago dice:

    A lo lejos percibo un movimiento que viene con susurros sugerentes. Aunque bien sé que son las ramas de una tapara, apenas a unos cincuenta metros de donde estoy y que los susurros son del viento rozando mi piel, quiero creerlos que serán compañía, revelación de intimidades y caricias.

    Trazo un arco de metales donde el oro pulido, la plata y los que no tienen nombre, aún más preciosos y valiosos, brillan con el ritmo y la fuerza del concierto del cárpato de Skorik , acostumbrado a unir con disonancias y armonías, todas juntas, seis maneras de pensar y de ser. Un arco seguro con suficiente poder para atravesar el limitado espectro de nuestros colores y sonidos, para buscar ese algo que retumba en cada pensamiento, con su silencio poderoso pero omnipresente. Cada silencio nuestro carente de modos, herramientas, instrumentos y voces para poder expresar lo que se siente o se presume sentir. Necesitamos ese hilo traductor que mezcla montañas de nieves eternas con flores inaccesibles, con abismos insondables, con penumbras que aterran y donde de todas maneras, debemos volar. Por eso, mi arco de metales conocidos y aún no conocidos está templado, listo para el momento de las luces.

    Somos frágiles ráfagas que necesitamos soportes y veo un movimiento tuyo, tú transmutada en humilde mata de tapara bailando al viento, a ese mismo viento que me acaricia mientras oigo el cello quejumbroso de mi soledad y trato de silenciarlo con el titilar de tu mirada oculta entre las hojas hoy tan oscuras, tu mirada que ya no me ve, pero que está siempre presente, esperando que la busque o eso creo como he creído tantas veces que ocurriría otro milagro, quizás el tercero.

    Transcurro con pasos seguros en la oscuridad y de pronto siento, como siempre, el vacío de la caída, repentina, sin tiempo de asirme a nada y se borran los recuerdos por un instante, décimas de segundo, suficiente para romper los hilos en los que me deslizaba que ahora cuelgan desguarnecidos y tristes, cuelgan simplemente, faltos de vida. Pero mantengo mi arco en la mano, ni en la brusquedad del vacío lo suelto.

    Y sin saber en qué lenguaje debo hablarte, con mis palabras de siempre, yo también pregunto si desde tu insondabilidad me escuchas y más aún, si sabré oír tu respuesta que quizás me las has dado una y mil veces y no sé entenderla.

  2. Joise Morillo dice:

    Saludos Mora.

    Esta muy acertado el mensaje de entrada de esta semana:

    “Una aventura es, por naturaleza, algo que nos sucede. Es algo que nos escoge a nosotros, no algo que nosotros escogemos.”

    Y vuestro post, ¡incomparable para reflexionar!

    Un ejemplo de errados al pricipio y despues un gran guia espiritual.

    Sidharta casi muere de inanicion queriendo conseguir purificar su cuerpo al punto de dignificarlo para convertirse en un ente - “asceta”- celestial en cuerpo y alma “Nirvana”.

    Craso error, nada platonico, sin embargo, loable en el sentido de elevarse tanto en espiritu como en sentimientos, su sesgo, predicar la obligacion de cumplir con las necesidades del alma, el espiritu debe despojarse de lo mundano, los vicios, apartarse del materialismo y el ocio.

    Luego se concentra en aceptar que para ser algo espiritualmente celestial en la tierra y conseguir la iluminacion, debia actuar terrenalmente, llevando entonces un proceso medio entre lo sensual e inteligible, en pocas palabras, el dominio de la razón mediante la meditacion, dhyana.

    Esto es en verdad un desiderata, decidir por la fuerza de la razón, que es bueno para el ser en si, como ente que vive y muere, no como quien obnubilado por un dogma infundado, lejos de un proposito viable y fructifero, tanto para las almas como para los cuerpos; se convierten en fanaticos irremediables.

    Desiderata

    “Camina plácido entre el ruido y la prisa,
    y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.

    En cuanto te sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas.

    Enuncia tu verdad de una manera serena y clara,
    y escucha a los demás,
    incluso al torpe e ignorante,
    también ellos tienen su propia historia.

    Evita a las personas ruidosas y agresivas,
    ya que son un fastidio para el espíritu.

    Si te comparas con los demás,
    te volverás vano y amargado
    pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.

    Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes.

    Mantén el interés en tu propia carrera,
    por humilde que sea,
    ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos.

    Sé cauto en tus negocios,
    pues el mundo está lleno de engaños.

    Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe,
    hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales,
    la vida está llena de heroísmo.
    Sé sincero contigo mismo,

    en especial no finjas el afecto,
    y no seas cínico en el amor,
    pues en medio de todas las arideces y desengaños,
    es perenne como la hierba.

    Acata dócilmente el consejo de los años,
    abandonando con donaire las cosas de la juventud.

    Cultiva la firmeza del espíritu para que te proteja de las adversidades repentinas,
    muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

    Sobre una sana disciplina,
    sé benigno contigo mismo.
    Tú eres una criatura del universo,
    no menos que los árboles y las estrellas,
    tienes derecho a existir,
    y sea que te resulte claro o no,
    indudablemente el universo marcha como debiera.

    Por eso debes estar en paz con Dios,
    cualquiera que sea tu idea de Él,
    y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones,
    conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida.

    Aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos,
    el mundo es todavía hermoso.

    Sé cauto.

    Esfuérzate por ser feliz”.

    Max Ehrmann

    Os ama
    Joise

  3. Júdith Mora V dice:

    Hola amores jejeje

    Tengo internet en casa de nuevo, y por supuesto, de las primeras cosas que hice fue venir a esta mi casa, a la cofradía :) Me ENCANTA como escriben los tres, volverles a leer es todo un lujo y una dicha.

    Hermosas tus preguntas Morita, válidas 100%… me llama la atención ese recuerdo que viene a tu mente hoy. Matias está bien, lo sé, porque todos los que han sido buenos y se mudan de este plano, lo están, y saldaron sus cuentas, y perdonaron y se perdonaron. Soy una convencida de que nada pasa de gratis, todo tiene una razón de ser; venimos a cada vida (creo en la resurección, distinta a la católica) con un proceso propio, y en base a ese proceso escogemos viviencias, situaciones, compromios, personas, que serán los hilos conductores que harán posible que ese proceso se lleve a cabo para poder aprender lo que nos toca aprender en este plano, y dispararnos hasta el otro. No estás medio muerta, estás muy viva y gracias a eso te podemos leer, gracias a eso tenemos el placer de disfrutarte aunque sea desde las letras, yo algunas veces desde esa sonrisa cálida y tan amable que muestan tus retratos, desde esos ojos que por debajo se ven tristes pero en el centro son vivaces y alegres como los colores cítricos. El día que hayas terminado tu misión aquí, que hayas cumplido y aprendido con y de tu proceso, entonces no tendrás tiempo de decirnos que estás medio viva ( me suena mejor jeje)

    El proceso de ustedes, el conjunto, se cumplió, se complió antes de que se abandonaran, ese abandono no fue más que el lacre del sobre, y Matías ya lo sabe, y tu oferta, fue justo la que él deseaba y necesitaba.

    Tú eres fiesta, eres fiesta porque eres dulce como un postre, eres fiesta porque siempre de alguna forma iluminas, eres fiesta porque eres motivo de alegría para muchos… baila Morita, baila bajo esa llluvia, ahora sabiendo que lo que debía ser, fue, sobre todo, porque te amaron, sobre todo, porque amaste.

    Besos. muchos, enormes y gordos, para todos, pero en especial para mi Kaito y para mi bello Jose… y para ti, las estrellas luego de la lluvia, en cascada de besos.

    Te quiero Morita, mucho
    <3

  4. Júdith Mora V dice:

    Fé de erratas:
    *vivencias
    *compromisos

  5. alexander solano dice:

    Es hermoso leer cosas buenas como esta.ahora q la cultura y poesia esta en decadencia por la juventud demasiado tonta e imperceptible …. q DIOs les de muchos años de vida ,para disfrutar de sus obras en horabuena.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom