Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Archivo de Agosto, 2014

Dígales a mis amigos que mi vida ha sido maravillosa…

Cuando estaba tratando de sobrevivir (Sobrevivir. Un reto psicológico), acostada, por las noches, junto a su pareja matrimonial (Crisis Matrimonial), se ponía nerviosa por otra respiración a su lado, que no se acomodaba a la suya, y dejaba de respirar (Fenómenos psíquicos). Y temblaba, salía corriendo en busca de un lugar suyo que no estaba en ninguna parte. ¿Qué son las cosas, qué es la gente, esas diminutas figuras que bailotean en las inmensas calles? ¿Los edificios? Esos que solían amenazarla, aunque huía de ellos, huía, huía, huía dibujando con sus pasos la caricatura de una huida sinfín (La figura del artista en tres cuentos de Kafka). Aspiraba a un pequeño cuarto en donde esperar la muerte y nada más, nada diverso, nada que varíe ni levemente, no cuelguen otro cuadro, otro objeto al que se tuviera que acostumbrar, no le presenten -por Dios- a una persona desconocida, ni médico ni ángel.

Fobias

En donde estaban sus alegres ojos -fueron un día soles que alumbraron amor y tempestades- alguien había puesto ojos de gente muerta que circuló por el eterno azogue por años y por siglos; habían rematado su boca con un sello de espanto.

Ella no era, ya no era, ella no era quien miraba allí; antes había un brillo de praderas donde ahora pronunciaban tinieblas.

Esa hora la aturdía, el lugar estaba vacío aunque hubiera reflejado tanto del mundo, había llegado a no estar allá en el fondo del espejo donde temblaba la luz más fría y una espada terrible.

Había una muerte con sus reliquias y tapices que el tiempo había trabajado con paciencia, pero ella pedía huir, ella estaba en ella como un trozo de tierra de un país perdido, se asomaba a un pozo por su corazón en llamas, pedía dejar de llorar, de sangrar por los labios del espejo, pedía empezar a ignorar que muy lejos o muy cerca se cumplía lo de siempre y que el espejo permanecía inconmovible como los ojos de Dios o como la verdad más tenebrosa (Fobias).

(Continuar leyendo »)

Monografias

La comedia y la tragedia

Hay un cuento de Borges (Algunos Borges de Jorge Luis Borges) en el que Averroes (Las aportaciones árabes al mundo de la traducción), filósofo, matemático, astrónomo, médico árabe del siglo X (¡Médico?!), se encuentra en la bella Córdoba española (La inquisición y la expulsión de los moriscos) traduciendo a Aristóteles al idioma del Islam (Aristóteles).

Tiene dos grandes dificultades. En el mundo y en el idioma árabe no existen estos términos ni siquiera lejanamente; ni en el inconsciente existen, podría decir Carl Jung (Personalidad).

Averroes levanta la vista, para despejarse. Ve la fuente, el río que corre cercano, su música, un sonido que para él es más que la música del agua, es la vida reverdeciendo en Córdoba.

Ve niños jugando, los hijos de sus amigos, que imitan una ceremonia religiosa. Un solo niño es toda la congregación, otro la torre, etc. A veces discuten por los roles en idioma ladino, que es el que hablan los recién llegados, mezclado con el español (Artículo sobre el Ladino).

Averroes comprende de inmediato cómo debe traducir la palabra comedia. Sus lectores entenderán con facilidad lo que él ha vuelto a entender, más profundamente, al ver jugar a los niños.

Sólo le queda un problema, la palabra tragedia, que no le será tan fácil de resolver, y cuya resolución es el argumento del cuento.

Esto es una tragedia, por ejemplo

Molière es en el siglo XVII, en Francia, y también en toda Europa, el gran autor de teatro (Géneros dramáticos: la comedia). Sus comedias actualizan ciertas verdades que por momentos las convierten en tragedias, pero el público va al teatro de Molière siempre dispuesto a chanzas y risotadas incontenibles.

Molière es además actor, y buen actor, pero, en eso, de todos modos, no está a la altura de su pluma.

(Continuar leyendo »)

Monografias

Rarezas de un ladrón de ciervos y conejos

En 1582 un joven de 18 años, hijo de un carnicero arruinado y de una mujer de también arruinado linaje, abandonó su pequeño pueblo inglés y viajó a Londres para escapar de la justicia (Renacimiento y sus representantes).

El joven era sensible; el lugar donde nació influyó en su raro conocimiento del latín de los árboles y flores; un todavía sin nombre amor por la poesía lo volvió frágil y lleno de gracia, rimador y enamorado (Carta a los adolescentes infames).

También influyeron en él las malas compañías y los abismos de su alma transgresora (La imperfección como terapia). De modo que hay papeles antiguos que confirman que “era muy dado a todo género de malicias: robaba ciervos y conejos, particularmente a Sir Lucy, quien en muchas ocasiones lo hizo azotar y a veces prender, hasta que lo obligó a abandonar su pueblo, no sin gran ventaja para el mismo ladrón” (Psicología social: El señor de las moscas).

El joven ya se había casado cuando se fue a vivir a Londres, pero la aventura que quería protagonizar no le permitía trasladarse con mujer y con hijos.

Antes de partir, escribió para el viejo Sir un verso satírico, no muy bueno y bastante intraducible.

(Continuar leyendo »)

Monografias

Todas las palabras que escribí para Matías

En cuanto instrumento fortuito y delicado, la tristeza puede cambiar el clima de las almas; el objetivo no es la visión idílica sino el separarse de la alegría que perturba (La serenata, es nota efímera en la hora hechizada).

Y ya que el amor decepciona, cumplido o no, hallado el instrumento para mirarlo, la tristeza,el amor es un signo más,flotante entre la niebla de los cuerpos y el vacío (Filosofía del Amor).

La joven que camina bajo la oscuridad y la lluvia es todas las hojas que se caen, vencidas pero en blanco,cuadernos que llenar de destino,construcciones frágiles por lo lejanas, escurridizas porque,apenas tocadas, corren el velo (Las fuentes escritas de Grecia).

Ella es todas las cosas que es la oscuridad;sus mismos ojos ven,una a una, cada palabra de la lluvia,ese sonido blando parecido a una flor y sin contorno.

Está el peligro de caer sin abismos como pájaro o música,de no caer por ingravidez, de vagar para siempre en la intemperie que se convierte en cielo por desnuda y oscura (La Anatomía del Miedo).

Con la noche y la lluvia la tierra y el cielo se confunden como antes de nacer,como antes de nacer uno y sus amores, como antes de nacer El Génesis y su Dios (Biblia).

La joven debajo de la lluvia examina un amor que enfermó no concluido, no tomado (El Libro de la Agonía -Novela-):

(Continuar leyendo »)

Monografias
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda