Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

¿Y Dios?

Antes los seres humanos festejábamos (Inmigración y literatura: Festejos). Desde las Saturnales (Saturnales, Fe y Terror: De cómo los antifaces no nos protegen) hasta la Pascua de Navidad, el Año Nuevo y la Pascua de Resurrección, las fiestas de primavera, las fiestas de otoño (La simbiosis del paganismo al catolicismo).

En las fiestas de otoño se celebraba que la vida hubiera llegado a su punto más alto en el verano, y que empezara a declinar (Hojas de Otoño).

Y aunque todo sigue siendo símbolo todavía, ya no podemos festejar con alegría verdadera aquello en lo que no creemos más (Del símbolo, el mandil salpicado y la mano desnuda). Porque de verdad es asombroso que en los últimos años hayamos dejado de lado toda duda o especulación respecto a Dios o a los dioses: definitivamente, casi en masa, no creemos, nadie cree en lo invisible, como si los ojos no pudieran ver más allá de sus líquidos cristales. Y los que creen tienen que hacer extrañas magias para rebautizar a sus dioses: energía primera, etc.

Esas costumbres de fiestas y conmemoraciones encubrían un corazón agradecido hasta por la muerte.

Hace unos días estuve con un amigo jugando al ajedrez. El ajedrez es un juego que hace pensar no sólo en qué pieza -o trebejo- se debería mover para ganar, sino también en “Cuando los jugadores se hayan ido/ cuando el tiempo los haya consumido…”.

Y fortuitamente, al pasar, caímos, o recaímos, en esa conversación que antes solía aplicarse a sobremesa. Pero mi amigo terminó diciendo que todo era fantasía, que respetaba hasta cierto punto a los que tenían la dicha o la desdicha de la fe, como si ésta fuera una espada. Yo dije simplemente que sabía que la verdad la iba a saber el día de mi muerte, o que ese día yo no sabría nada más. Mi amigo, alarmado, dijo que yo estaba planteando en realidad una duda de fe, que yo era creyente, pero lo dijo en tono de reproche.

Como él es un “intelectual marxista-peronista”, las palabras con que podía responderle se me atoraron en las cuerdas vocales. Sólo recordé que alguien a quien no podía ni puedo recordar escribió alguna vez: “Un poco de conocimiento nos aleja de Dios. Mucho conocimiento nos vuelve a Dios”. Pero no era una réplica inteligente para el caso, y en realidad ¿cómo se mide el “conocimiento”, y cómo se va y vuelve de creencias y descreencias?

Aunque gané casualmente la partida de ajedrez esa tarde, dejo caer mi rey. Yo no tengo derecho a hablar de fe, pero sí encuentro en otros mis  confusas ideas expresadas con buena prosa y claridad.

Abro -porque lo busqué ex profeso- el libro de Emerson que sé que va a responderme y responderle a mi amigo, pero aún así la fe es un don que no podría razonarse.

Sin embargo, voy a copiar algo de Emerson. La elección es casi al azar, pero dentro del azar yo señalo con el dedo un subcapítulo titulado:

Idealismo

Así es el inefable pero inteligible significado del mundo comunicado al hombre, que es el inmortal alumno de cada uno de los objetos de los sentidos; a todo este fin de Disciplina conspiran todos los objetos de la naturaleza.

Perpetuamente le asalta la noble duda de si este fin es o no la Causa Final del Universo, y si la naturaleza existe exteriormente. Es una suficiente justificación de esta Apariencia que llamamos Mundo el que Dios enseñe a la inteligencia humana y la haga receptora de cierto número de sensaciones congruentes, que llamamos sol y luna, mujer y hombre, casa y negocio. En mi total impotencia para certificar de la autenticidad de los datos que me suministran los sentidos y de saber si las impresiones que en mí hacen corresponden con los objetos exteriores, ¿qué diferencia puede haber entre si Orión está realmente en lo alto de los cielos o que algún dios pinte la imagen en el firmamento del alma? Siendo las mismas las relaciones de las partes y del fin del todo, ¿qué diferencia hay entre que actúen la tierra o el mar, o que los mundos se revuelvan o mezclen sin número ni fin, que los abismos abran sus fauces sobre otros abismos y que la Vía Láctea se balancee sobre otra Vía Láctea en medio de los espacios absolutos, o que sin relaciones de tiempo ni de espacio, las mismas representaciones estén inscritas en la constante fe del hombre? Sea lo que fuere, es ideal para mí mientras yo no pueda demostrar la exactitud de mis sentidos.

Los hombres frívolos se alegran con la teoría ideal, como si tuviera unas consecuencias burlescas y como si esto afectase a la estabilidad de la naturaleza, que seguramente no es así. Dios nunca juega con nosotros, y nunca comprometerá el fin de la naturaleza permitiendo alguna inconsecuencia en su proceso -soy Mora: esto me recuerda a Einstein: “Dios no juega a los dados”. Cualquier desconfianza en la permanencia de las leyes paralizaría las facultades del hombre. Su permanencia debe ser religiosamente respetada, y en este punto la fe del hombre ha de ser perfecta. Los recursos y los resortes del hombre se han establecido sobre la permanencia de la naturaleza. No hemos sido hechos como un barco para ser remolcados, sino como una casa para permanecer firmes (…) Mas aunque asintamos por completo a la existencia de las leyes naturales, aún permanece en pie la cuestión de la permanencia absoluta de la naturaleza. El efecto uniforme de la cultura en la inteligencia humana no es hacernos dudar de la estabilidad de los fenómenos particulares, como el calor, el agua, el ázoe, sino el inclinarnos a mirar la naturaleza como un fenómeno, no una sustancia; el atribuir la existencia necesaria al espíritu, y el estimar la naturaleza como un accidente y un efecto.

Soy otra vez Mora: sé que es demasiado extenso el párrafo de Emerson citado, pero estoy tentada de compartir con ustedes todavía algo más; yo ni lejanamente sabría decirlo por mí misma y es necesario que ustedes puedan leerlo:

Los sentidos y la inteligencia sencilla tienen una suerte de creencia instintiva en la existencia absoluta de la naturaleza y, en virtud de ello, el hombre y la naturaleza están indisolublemente unidos, las cosas son últimas y nunca pasan más allá de su esfera. La presencia de la Razón destruye esta fe, el primer esfuerzo de la inteligencia tiende a relajar este despotismo de los sentidos que nos sujeta a la naturaleza como si fuéramos parte de ella, y nos muestra la naturaleza separada y como si estuviera a flote. Hasta que interviene esta más elevada agencia, el ojo animal ve con admirable agudeza todos los contornos y las superficies coloreadas. Cuando se abren los ojos de la Razón, a estos contornos y a esta superficie se añaden inmediatamente la gracia y la expresión, que proceden de la imaginación y del afecto y que suavizan la perspectiva de los objetos. Si la razón se siente estimulada hacia una más alta visión, estos contornos y estas superficies se hacen transparentes y llegan a dejar de verse: se ven a través de ella las causas y los espíritus. Los mejores momentos de la vida los constituye ese delicioso despertar de más altas energías, y la reverencia con que la naturaleza se retira delante de su Dios.

Envío

Lo cierto, amigos míos, es que al iniciar este post tenía pensado hablar de un interesante libro de Olga Orozco, bastante añoso pero fresco, que se llama Museo salvaje y trata en cada poema de una diferente parte del cuerpo: los pies, el sexo, la boca, la piel, el esqueleto todo, las manos. Tenía pensado en realidad hablar en especial de las manos en referencia a este poema, e indicar que en mi infancia me enseñaron que señalar con el dedo es mala educación, pero que a la vez las personas mayores disfrazadas de magos, por ejemplo, indicaban en las galas de la escuela, con el mismo dedo, el índice, a la persona que deseaban subiera al escenario, y eso me parecía una contradicción, ¿o era que los adultos sí podían romper las reglas?

Pero, repito, me pareció más importante que compartir ese divertimento de anécdotas de infancia, compartir una duda y unos párrafos que pueden demostrarle a cualquiera que la fe no implica falta de inteligencia ni el ateísmo es un lujoso adorno de los intelectuales sino una lamentable pérdida de alegría. Yo que dudo puedo decirlo, ojalá un día se abran del todo mis ojos. También les deseo ese don intransferible a todos ustedes.

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

23 respuestas a “¿Y Dios?”
  1. Jose Luis Azurdia dice:

    Gracias Mora por tan interesante reflexión acerca de la fe…. vamos camino a la sabiduría….?

  2. Nelson Ulloa Whitte dice:

    Pronto se corto mi pensamiento.En todo caso El Pueblo de Israel es una señmas que real de la mano de Dios. EL LO CREO “No lo han podido Nipodran Destruirlo.¿ NO sirve eso como prueba de que es hora en practicar esa FE que dice la Palabra de DIOS ?

  3. Jose Itriago dice:


    Yo no me atrevo a opinar en un tema que es tan personal y que algunos toman tan en serio que hasta matan o se hacen matar por él. Ni siquiera deseo polemizar sobre lo que creo y los demás creen. Si hay un Dios será un Dios infinitamente bueno y después que me muera, que no es esperar mucho, lo sabré y entenderé. Si ya muerto quedo en la nada, dejo constancia que viví y viví bien. La vida, que si me importa, no fue o no ha sido un castigo.

    Mientras tanto, nube multicolor. De rosados pálidos, de grises premonitorios de tormentas, aun cuando en esta oportunidad sean solo para acentuar el contraste ante tanto blanco, trazos violeta y anaranjados, cruzando el espacio como un pincel. Nubes de añoranzas de trajes de satín en noches que ya se fueron, donde el suave crema contrasta con la blancura de una piel, hace tiempo, Los brillos con las velas en perpetuo movimiento y el cuerpo que no se queda quieto, que no puede estar quieto obliga a que se produzcan reflejos, líneas, nubes que son de añoranzas, si, y de melancolía.

    Son pinceladas de mi Dios el pintor en su lienzo perfecto. Más tarde oigo la quejumbre de un trueno lejano. Es un eco de cataratas celestiales, un sonido hermoso que le da carácter al espacio multicolor que tengo frente a mí. Un rumor que adormece. Antes, a los niños, nos decían que era la voz de Dios. Pero claro, cuando el trueno se acercaba, se convertía en la voz de un Dios furioso, que desconozco, rechazo y en el que me es imposible creer y, además, me aleja de quienes lo defiendan. No me imagino que pueda existir un Dios tramposo que le pone cosas a los cuerpos y al camino para que vayas cayendo y hundiéndote en los abismos del infierno. Y todavía, alguien dirá que es el libre albedrío. Para eso te hubiera hecho de piedra, sin calores, sin olores, sin imaginación.

    Ante este paisaje maravilloso del Dios toda bondad, mi Dios que ni siquiera conoce la palabra castigo, mucho más padre que yo, que siempre perdono a mis hijos y les perdonaré hasta lo imposible; ante este paisaje hecho por mi Dios perdonador, mi Dios amor, no temo tanto morir. Si esta allí, después de mi vida, será para bien. Si no está ¿ya qué importa?. Es difícil morirse del todo: quedan los hijos, los nietos, los bisnietos y pare de contar. No así la memoria de quien uno fue, que es como las fotografías viejas: los primeros años, los años de los hijos, nítidas. Los de los nietos, un poco borrosas y desleídas. De allí en adelante ni se ven. Se hacen, a lo sumo, cartones decorativos, estampillas de coleccionistas.

  4. William Hermel Batallas Cueva dice:

    Es el eterno problema. Si somos hechos a imagen y semejanza de di[os como nos han inculcado. entonces somos igual a el. Es decir somos dioses todos los hombres. Y deberíamos ser perfectos y con todas las cualidades del ser que hemos inventado. Si. Hemos inventado cosas que no existen y entre ellas al que atribuimos la creación. Mas me parece una invención para justificar el poder.

  5. Raul-Angel García dice:

    Me parece, aparte de “bonito”, con cierto punto de RAZON que comparto con vd.
    Si cierto es que …”Mi CEREBRO soy yo”…
    http://www.jstor.org/discover/10.2307/30231096?uid=3737952&uid=2&uid=4&sid=21102837441021

    Que el catolicismo y la biblia esa, no son mas que una AMALGAMA que hicieron los escribas de ese tal Constantino, a partir de, ENTRE OTRAS COSAS, las religiones de unos cuatro ¿o cinco? tarados con delirios de grandeza de decir “YO soy la vida”, “SOLO MEDIANTE MI podran acceder a dios”, y demas lindezas, de CUATRO (vuelvo a repetir) personas, llamemoslas Simon el Mago, Mitras, Simon de Barkoskva (o como se escriba…), y …SI, Jesus.
    Luego, de ahi, menda concluye, si ese tal “Jesucristo” existio, por lo menos, no existio tal como lo cuenta la biblia esa, ni tuvo esa vida tan “perfecta” ni tan “limpia de pecado” tal y como susodicha biblia afirma!!…
    Y si cierto es, no tenemos tanto …”libre albeldrio”… como el que nos parece tener, a la hora de “tomar” nuestras “decisiones”,
    http://www.librealbedrio.info

    Si ciero es que nuestra “inteligencia” NO VIENE del alma, sino que es producto de una evolucion,
    es.wikipedia.org/wiki/Charles_Darwin

    Tambien es cierto que, aqui un menda lerenda, antes de empezar a interesarse por las neurociencias modernas, VIVIA CON MAS ALEGRIA E ILUSION, cuando creia que DE UNO dependia el “cambiar el rumbo de su destino” y que, al creer mas en mi “libre albeldrio” pensaba que, si tenia realmente “libre albeldrio” es porque tenia un …”alma”… mediante el cual, mi cuerpo se movia, y mi “yo” como “alma”, era el responsable de las “decisiones” que tomaba para con mi cuerpo…

    Pienso, si cierto es que las neurociencias modernas estan “desmantelando” cada vez mas y mas misterios, cierto es, tambien, que en mi forma de pensar SIGUE EN PIE el …”GRAN MISTERIO’…: Por mucho que se hable de la “consciencia” como una …”funcion cerebral emergente”… siempre me quedara el gran misterio de… ! si, pero, ¿por que a MI, en concreto, me ha TOCADO “ENCARNAR” en concreto, la “funcion emergente” esa, dentro del cerebro concreto, del organismo concreto en el que YO me encuentro. Ah, misterio!
    Y mientras ese “misterio” siga en mi, un tanto deprimida, mente “cientifista”, creyendo muuuy poco en mi supuesto “libre albeldrio”, por lo menos, ese “algo” me sigue “agarrando” firmemente” para, poco a poco, irme “levantando” en esa …caida espiritual mia… en cuanto a mi anterior creencia en mi alma y en mi “libre albeldrio”.
    De ahi que, en cuanto al punto ese mio, en cuanto a mis vievncias para con esa evolucion de mis creencias (la vivencia de “caerme” para luego “volverme a levantar”), me ha encantado, hasta me ha conmovido!, eso que dices acerca de que “un poco de conocimiento nos aleja de la fe, pero mas conocimiento todavia, nos lleva a otra fe mas madura”, me encanta…

    P.D.
    Aunque, bueno. El que, tal vez, vuelva a creer en el alma, un graaaan abismo hay entre eso y que me vuelva a creer esas sandeces (como que ese tal “jesucristo” salvo a toda la humanidad, y demas burradas que ni las leyendas de Superman…) que cuenta esa AMALGAMA que se INVENTARON los escribas de aquel Constantino…

  6. Jose Blanco Perez dice:

    A través de las eras, edades,los tiempos, nace en este planeta una persona, que puede mostrarnos eso que tan a la ligera denominamos DIOS, sin tener la mas mínima idea de lo que en realidad es. Las religiones, todas, son solo recuerdos del paso de ese ser que puede mostrarnos nuestra verdadera naturaleza, Las religiones, sobre todo la Catölica se aprovecharon del famoso Jesucristo creo firmemente que ha sido el peor castigo para casi toda la humanidad, “Conócete a ti mismo, ahí esta la clave. Tenemos que buscar a esa persona que es única y pedirle que nos de las herramientas, necesarias para SABER, No para tener fe, y desde luego tampoco para creer. esa persona tan especial esta ahora en la tierra y solo aquellos que de verdad, de corazón quieran saber tienen que buscarle y pedirle el medio a traves del cual SABRAN. han de ser sinceros buscadores de la VERDAD,

  7. José Antonio Fano Rocha dice:

    Interesante articulo y muy bonito, me gustaria poder leer tambien algunas de esas que Ud llama “anecdotas de la infancia”. Muchas Gracias Mora.

  8. Edgar Eleazar Tallet López dice:

    .-..-.El Porque de verdad es asombroso que en los últimos años hayamos dejado de lado toda duda o especulación respecto a Dios o a los dioses; definitivamente, de casi en masa, no creen ó dejaron de creér Porque nadie ha Sabido No creer y tener que bién razonar en lo invisible, como si los Dioses u hómbres son Dios, porque Dios es Hombre como lo dijo Jesús en Juan 6:27 ‘el Hijo del Hombre os dará’, ojo, en la Reina y Valera 1960 hécha Un Año antes de Ser Cuerpo Presente, para que Si puedan ver más allá de sus líquidos cristales. Y los que creen tengan que hacer comprensiones en ‘la verdad’ y que el Origen de la Vida de Dios en la Trina Esencia Universal fué ‘causal’ de y en la Naturaleza; y de haber Un Instructivo para la y dé la Salvación Eterna de Jesús pór Enseñanzas, de esta Instrucción dáda desde Moisés.-..-.
    ______________________________________________

  9. Martín Enrique Murillo Rodríguez dice:

    Mora: Muchas gracias porque más que un mensaje, tu escrito es una provocación a la reflexión y a la disertación sobre el misterio de la fe y el materialismo. De tajo te manifestaré mi opinión: Siento sincera compasión por los materialistas, porque se pierden de la mejor parte. Retomo aquella cita de la que no recordabas su autoría ni yo tampoco, pero que viene muy al caso: “Un poco de conocimiento nos aleja de Dios. Mucho conocimiento nos vuelve a Dios”.

    Es extraño que aunque hoy es esto lo que está ocurriendo en nuestro mundo, pasa inadvertido para el común de las personas y casi que de una manera soterrada. En el siglo XIX, el triunfo de la ciencia y su guardiana, la tecnología, hicieron pensar ( y hacen pensar aún a muchos materialistas), que solo era cuestión de tiempo y de conocimiento para dominar el mundo, el universo y explicarlo todo sin recurrir jamás a las fantasiosas ideas de los hombres de fe. Irónicamente el tan loable avance de la ciencia, a comienzos del siglo XX, nos tenía reservada una sorpresa. La mecánica cuántica, para quienes verdaderamente son capaces de asimilarla, no tan solo ha impuesto un límite al triunfalismo materialista a través del principio de incertidumbre, sino que hace lícitas aquellas posibilidades e ideas que los materialistas creyeron aplastar para siempre (la espiritualidad y la fe).

    Aunque la mayoría de los científicos que estudian los complejos fenómenos de las subpartículas, prefiere tomar una actitud prudente y evitar así cualquier comprometedora conexión con lo que no sea estrictamente ciencia, algunos pocos, los más valientes diría yo, han entendido la verdadera implicación de tales fenómenos en aspectos que nos parecen tan evidentes como la materia, el espacio y el tiempo, y su relación con la conciencia y la realidad.

    Mi humilde opinión es que aún sigue de “moda”, la equivocada idea de que intelectualidad es materialismo, ateísmo, autoridad científica, porque el evidente avance de ciencia y tecnología induce al hombre a pensar que pronto alcanzará la comprensión absoluta del mundo. Pienso que intelectualidad no es solo razonamiento frío, materialista, medidor y prisionero de los sentidos; sino que intelectualidad es capacidad de simbiosis armónica entre razón y fe, entre materia y espíritu, entre observación e imaginación, entre pensamiento lineal y pensamiento holístico, para alcanzar estadios superiores de sabiduría.

    Para concluir, Mora, me place compartir contigo y con otros lectores, el fragmento final del poema “Constelaciones” del poeta José María Rivas Groot, que desde niño me ha cautivado por la profundidad y trascendencia de su mensaje: En diálogo del hombre con los astros, cuando ya pareciera aplastado por la razón de la evidencia, aquél se declara victorioso ante la repentina iluminación del espíritu, superior a toda materia y entonces culmina replicando a los astros:

    “Vendrá noche de siglos a todo cuanto existe,
    y expirarán en medio de hielos y amargura
    los últimos dos hombres sobre una roca triste
    las últimas dos olas sobre una playa oscura”

    “Y moriréis, oh estrellas, en el postrero día,
    mas flotarán espíritus con triunfadoras palmas
    y alumbrarán entonces la eternidad sombría
    sobre cenizas de astros, constelaciones de almas.

    Muchas gracias.

  10. John Contreras dice:

    Hoy en dia la gente a dejado a un lado la parte espiritual y se ha cncentrado por lo material; que bonito era en la niñes el ver todo un grupo de gente caminando junto a una cruz realizando la procesion, esas bellas experiencias que se compartian con la familia pero cada vez vamos cambiando hasta llegar al punto en que nos vemos consumidos por nuetra vida laboral, nos volvemos flojos y dejamos que esas bonitas creencias que teniamos de DIOS se queden atras la gente ya no va a misa como se hacia antes, ante esta sociedad que se ha vuelto obcena y se encuentra llena de lujuria y pecados, hemos perdido el camino de la fe, y nos olvidamos de la creencia de la existencia de un Dios que todo lo puede hacer y comenzamos a generarnos esa incognita de sera que existio o no, todo nuestro idealismo se han visto corruptos por la avaricia y el pecado, hoy en dia vemos que hasta los mismos seres que consideraban como religiosos se han visto consumidos por el pecado, en este mundo tan corrupto vemos que hay padres violadores que profanan la fe que tenemos hacia un Dios verdadero y la iglesia manchada con la sangre del pecado nos ha venido alejando y que hacemos nosotros los seres humanos pasamos todos estos actos como inavertidos y preferimos concentrarnos en otras cosas que buscar el camino de Dios ….

  11. nelson duarte dice:

    Excelnte articulo gracias………me impacto la presencia de la razon destruye la fe………………..

  12. Carlos Milán dice:

    Es triste ver cómo tanta gente se hace atea….parece ser una moda o una tendencia. El caso de la autora es entendible, celebrar las fiestas católicas o ir mecánicamente a las misas, o tal vez recitar mecánicamente los vacío rezos practicados en esa religión. Si agregamos la conducta de los curas, los papas, la iglesia en general, la propaganda de ateos famosos en internet, los argumentos falaces de los evolucionistas y personas como stephen hawking, por ejemplo, es lógica que la gente que nunca conoció a Dios verdaderamente, se aleje de Él….si nunca estuvieron cerca, cualquier viento los arrastra hacia la falta de fe total.

    Todod estos argumentos infantiles de que Constantino inventó al cristianismo y similares, de verdad causan tristeza y asombran por lo absurdos, tratar de borrar tan fácil milenios de historia documentada….y así el engaño del ateísmo se esparce veloz mente, lo peor es que con argumentos ridículos y falsos y engañan a la gente que no conoce.

    Es triste además que un día cercano, verán que estaban equivocados, que Dios siempre existió, y verán cómo al final, sus palabras anunciandio lo que vendría, eran todas certeras y verdaderas, todo se cumplirá tal como fue predicho….

    Por mucho que uds. se esfuercen, Dios existe, y lo que está previsto en nuestra existencia, así ocurrirá.

    Les dejo la inquietud….

  13. Jesús María Sordi dice:

    El reconocimiento de las limitaciones perceptivas es elocuentemente un indicio de sabiduría. El que sabe ser es en esencia espiritual. Soy el que Soy. Nos encontramos en el tránsito de llegar a Ser.
    Humildad es la característica de los sabios. Excelente tu monografía Mora Torres. Felicitaciones. Respetuosamente Jesús Sordi

  14. Andres Rodriguez Espinoza dice:

    Bueno, Dios es un hecho una realidad que no se puede negar,por él todo existe, si él no hay nada, pero hoy la fé se ha perdido mucho, ya la humanidad no tiene fé, porqué, por tanta injusticia que hay, los países más ricos le roban los recursos naturales a los más pobres, por causas de las guerras todos los días hay miles de muertes, los EEUU por todo el mundo tienen sus tropas para matar, otros países pderosos tambíen los siguen, y Dios qué, nos mira con desprecio,ya no le importa la humanidad, será que él piensa somos la especie más mala que hay que puedo hacer con los humnos,ya nos los soporto, y lo que antes se llamava fé hoy nadie la tiene, y la religión católica es la gran mentira que hay, son un montón de ancianos anticuados, con un montón de mentiras que usan para domesticar a los pobres pueblos, lobos con cara mansas de esa forma se esconden para guardar sus grandes capitales en los bancos suisos (sucios), por lo tanto católcos (……)

  15. Martha elisa Curiel Díaz Ordaz dice:

    Me conmueve la sinceridad del escrito, esa mística que se desprende y esa tranquilidad en la intuición del saber. Y.. , el conocimiento nos estorba cuando se asume como “poder”. En la humildad del reconocer el Ser y nuestro andar, se vive ó quizá se pueda decir es la Vida.
    Muchas Gracias

  16. Diogenes Checo dice:

    Tengo muy serias inquietudes sobre el tema al que hace referencia el artículo de Mora Torres. Creo en un Ser Superior por el sólo hecho de la perfección del organismo. El día que se logre clonar un ser humano, dejaré de creer o pensare muy seriemente en la solidez de mi actual posición. Por ejemplo, Einstein respondió a quien le preguntó si creía en Dios: “Creo en el Dios de Spinoza”. Spínoza decía que nos han venido inculcando la idea de un Dios “malo”. Y seguía razonando que Dios es un padre amantísimo de nosotros que somos sus hijos. En ese Dios, Ser Supremo, Primera Causa o como quiera llamársela, creo yo. Dice Juan El Evangelista, cuando le preguntan quien es Dios, que “DIOS ES AMOR”. Nosotros, los humanos somos hechos “a su imagen y semejanza”. Esto significa que somos algo así como “pequeños dioses” sobre la tierra. Si Dios es Amor, como lo define Juan, y nosotros somos sus hijos, hechos “a su imagen y semejanza”, entonces nuestro Amor es minúsculo comparado con el suyo. Entonces surge esta afirmación lógica y razonable: Si nosotros somos pequeños dioses sobre la tierra, hechos a su imagen semejanza es de suponer que también amamos “a su imagen y semejanza”. NUNCA TANTO COMO ÉL, pero “parecido”. Mi inquietud, como padre que soy es la siguiente: ¿Qué cosa tan grande me haría mi hijo para que yo lo lanzara a un lago de fuego eterno que los religiosos nos pintan como EL INFIERNO? EVIDENTEMENTE, NINGUNA. Entonces la pregunta obligada es: ¿Qué tan grande ofensa pudiéramos causar nosotros “sus hios” a Dios, nuestro “padre”, para que nos lance a un lago de fuego ETERNO? Esa y otras inquietudes quisiera plantearlas como materias de estudio. Nunca las he hablado con sacerdotes, pastores, rabinos ni cualesquiera otro dirigente eclesiástico porque pienso que sus respuestas pudieran estar parcializadas por motivo de sus creencias y prácticas. En otras palabras, no soy ateo porque creo que el organismo es perfecto y que en su creación hubo de intervenir una mente superior. Pero tampoco puedo creer POR DOGMA lo que no pueda serme demostrado razonablemente. En realidad, SÓLO BUSCO LA VERDAD.

  17. Joise Morillo dice:

    Saludos Mora

    ¡Ateos, Ahí os dejo esto!

    No podemos aplaudir al nihilismo, pues ¡que mera casualidad, estemos sobre un minúsculo punto en una galaxia en un simple brazo de una gran constelación! Entonces, señores ateos, explicadme ¿Que pudo haber elaborado, las sustancias de los ADN y ARN que los coacervados de vuestro ilustre Oparin con tanta alharaca, afirma: comprenden en un caldo primigenio lo que somos y son las otras especies? Microbios y “extremofilos”, que viven en condiciones insoportables, sin oxigeno, sin luz etc. Incluso, se reproducen dentro de una normalidad relativa, que si, la ciencia ha otorgado a quienes les manejan su métodos, su conocimiento.

    “¿Quién soy? ¿de dónde vengo y a dónde voy? ¿por qué existe el mal? ¿qué hay después de esta vida? Estas mismas preguntas las encontramos en los escritos sagrados de Israel, pero aparecen también en los Veda y en los Avesta; las encontramos en los escritos de Confucio e Lao-Tze y en la predicación de los Tirthankara y de Buda; asimismo se encuentran en los poemas de Homero y en las tragedias de Eurípides y Sófocles, así como en los tratados filosóficos de Platón y Aristóteles. Son preguntas que tienen su origen común en la necesidad de sentido que desde siempre acucia el corazón del hombre: de la respuesta que se dé a tales preguntas, en efecto, depende la orientación que se dé a la existencia.” JPII

    Einstein afirma ante la posibilidad azarosa del universo, que lo cree imposible, pues, Dios no juega a los dados, y estos últimos son producto de la inteligencia que: precisamente, algo, o alguien le puso al individuo humano en la mente. ¿Quien habrá sido, Darwin o Nietzsche?

    Jesús, no escribió, si sus apóstoles y seguidores, su mensaje es mas profundo que la bondad comulgando con la belleza de Platón, que la moral y la ética a Nicómaco mas la lógica de Aristóteles, que la Matemáticas de Pitágoras, en sus tiempos no se necesitaba saber de la relatividad del Universo de Einstein, ni la teorías del espacios cercanos de Hawkins. Empero, al necesitar de luz ante tanta ignorancia, crueldad, envidia, sus versos solo abrieron un camino potencial de reconocer que le faltaba al hombre para ser feliz en este mundo caótico, principalmente el que les toco vivir. ¿Porque ateos despotricáis de Jesús y lo negáis si al contrario de vosotros su mensaje fue de “amor” y no de odio y rencor en un mar de dudas como el vuestro?

    O es que acaso Dewey o Rorty con sus pragmatismos son mas dignos que Juan Pablo II, con su Fides et Ratio.

    “La exhortación Conócete a ti mismo estaba esculpida sobre el dintel del templo de Delfos, para testimoniar una verdad fundamental que debe ser asumida como la regla mínima por todo hombre deseoso de distinguirse, en medio de toda la creación, calificándose como « hombre » precisamente en cuanto « conocedor de sí mismo ».” JPII

    Lo absoluto son los hechos. La creación, lo que veis con vuestros ojos, aun cuando solo sea el fenómeno y no lo noúmeno. La acción, lo que hacéis con vuestras manos, aun cuando después os arrepintáis y, no haya remedio, por eso existe. Lo relativo o subjetivo es lo se sabe por referencias, relato, sin evidencias propias de vuestros ojos, lo que se cree mediante la “fe” Sujeto a interpretación. Lo absoluto de la fe, es la acción de tener fe, y no lo que se cree mediante ella. En cambio tener confianza es quizá producto de la evidencia “la verdad que ven vuestros ojos”. Debéis tomar en consideración la salud, no solo física sino mental y, social que debe tener el individuo para concebir tales acepciones.

    ¿Que es lo que ven vuestros ojos?, ¿no es la obra de algo poderoso? ¿Cómo le queréis llamar? Os invito: le llaméis Dios.

    No obstante, recordad, no somos lo que vemos, ni vemos lo que somos.
    En tal sentido Hume manifiesta: “Un milagro es un suceso contrario a toda nuestra experiencia pasada, y que, consiguientemente, a la hora de valorar la credibilidad del testimonio que nos habla del mismo tenemos que tener en cuenta la improbabilidad que este posee”. Por eso es normal que quien recibe noticias de el milagro ocurrido requiera mas testimonios para fundar una aseveración genuina de ello. Por tal motivo siempre habrá quienes otorguen incredibilidad a la obra milagrosa de Jesús de Nazareth.

    “La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad”. JPII.

    Os ama
    Joise

  18. Mirta Beatriz Gariglio dice:

    No me canso de repetir que la vida es bella. Lo cual no quiere decir que sea perfecta.No creo haber tenido una anterior y no creo que haya otra luego. Es ésta. Es ésto lo que tengo y es muy valioso. ¿Si quiero otra vida? No sé.¿ Para qué? Si hoy tengo una ¿qué hago con ésta o qué hago de esta vida?
    ¿Si tengo miedo? Si, tengo varios. ¿Si sufro frustraciones? Si, claro. Sé que los miedos, las frustraciones y las incertidumbres son parte de la vida . No hay algo que me consuele sino la vida misma.
    Respeto la idea que cada uno tiene acerca de Dios o religión. Cada uno podría expresarlo libremente si quisiera sin necesidad de criticar, dar sermones o tratar de “rescatar” o convencer a otros.
    Comparto la casa Tierra con todos los hombres y mujeres. Me parecen terribles las guerras y persecuciones de origen religioso, me parece terrible bendecir armas para matar o cometer atrocidades en nombre de Dios, me parece terrible pelear con mi vecino por si creo o no creo. O si soy más o menos bueno según crea o no.
    Sería fantástico poder inventar algo que nos uniera a todos para cuidar este planeta, para ser libres e iguales con nuestras diferencias, para protegernos y para no perder tanto tiempo maravilloso en discusiones, segregación y violencia.
    ¡Podríamos disfrutar de tantas fiestas!
    Mis cariños
    Perla

  19. Nuria Lorena Mora Aguilar dice:

    Dios es Dios, nos lo demuestra en cada una de sus creaciones;seres
    vivientes ) flora y fauna, el mar , la vía lactea. El solo ver la
    majestuosidad de cada creatura, nos hace pensar que solo alguien como El podría que algo como el funcionamiento del cuerpo humano funcione como funciona .

    Saludos

    Nuria Mora

  20. Raul-Angel García dice:

    Aquí veo bastante creyente,

    No obstante, es de agradecer el que …¿la causalidad y/o el azar?… me …¿hallan llevado a?… contemplar mensajes de seres humanos muy agradecidos y/o con visiones sobre su vida muy, ¡muy!, positivas.

    Así, resulta bastante grato ver como, razonamientos de seres humanos bajo los nicks de Mirta Beatriz Gallego y Nuria Lorena Mora, reflejen una visión muy positiva de la vida, bastante grato, repito, para una mente un poco …”depre en lo espiritual”… como la mía, desde el día que leí el artículo ese de Alberto Ferrús (”Mi Cerebro soy Yo”), artículo ese con el que aquí un menda …”se las topó”… casualmente, dada mi gran afición (y de paso …vicio!…) por la filosofía, por pasarme gran parte de mi vida cuestionándome ¿de dónde vengo? y ¿a donde voy?, en lugar de tener mi mente …”ocupada”… en cosas mas prácticas (como estar …”a lo mío”…, ya que en mi TRABAJO estaba (trabajo de informático, programador y creador de bases de datos, haciendo “cositas” con las “maquinitas”, siempre se me ha dado bien eso…), en lugar de distraerme demasiado con mi amigo Google buscando cositas de filosofía, contestando mis grandes cuestiones…)…

    http://www.revistadelibros.com/articulos/mi-cerebro-soy-yo

    Y, bueno. Puesto que, antes de leer dicho artículo (y bueno, tomarme, tal vez demasiado!, en serio lo de …”mi CEREBRO soy YO”, antes mis razonamientos filosóficos (acerca de ¿Quien soy?, ¿de dónde vengo?…), eran mas “espiritualistas”, y estaba bastante convencido (después de pensar y pensar…), que si de verdad yo tenía un …”libre albeldrío”… ello tendría, por fuerza, que ser, debido a que detrás de mi cuerpo (y mi cerebro…) había un “alma”, o un “yo”, mediante el cual, “ELEGÍA” lo que hacer con mi cuerpo y mi propia vida. Y que, si detrás de mi organismo “vivo”, había un “yo” o un “ser”, que sentía, padecía y pensaba (mediante el sistema nervioso de dicho organismo…), ese “yo” o ese “ser”, era el “alma”…
    Pues lo cierto es que, me DOLIÓ cantidá, lo de leer tal artículo CIENTÍFICO, el cual muuuucho me invitaba a razonar, con argumentos COMPROBADOS y empiricamente DEMOSTRADOS, que “mi CEREBRO soy …YO!…”, (y de ahí que, la contestación que encontrarán bajo la cabecera de “Raul”, tras el final de la redacción de Alberto Ferrús, fuese un tanto …reprochiva… Pero es que, me dolía lo de tener que razonar algo de tal nivel de “crudeza”, cuando mis recientemente anteriores creencias eran mucho mas “espiritualistas” e ilusivas.
    No obstante, luego, lo terminé …”digiriendo”… (tal y como lo expresa Alberto Ferrús en su escrito…), ya que se trataba de un descubrimiento CIENTÍFICO y RACIONAL… mas “racional” que mi anterior creencia en el alma, y sobre la línea de un tal Isidoro Augusto María Francisco Javier Comte, “las creencias religiosas son la etapa infantil de la humanidad, al empezar a explicarse de dónde vienen”, y la ciencia se correspondería con la “etapa adulta o positiva”.
    En medio está la “etapa adolescente”, que sería la “metafísica” o “filosofía” (Esa …”eterna ADOLESCENCIA”… en la que aquí un menda lerenda está siempre metido, pensando, y venga a pensar, sin jamás llegar a …”madurar del todo”… Mi gran vicio es ese, yo NO SIEMPRE estoy “a lo que estoy”, y se me pasan muuuuuchos tiempos, pensando y “despilfarrando mi tiempo” que según dice mucha gente, “el tiempo es Oro”…
    (Por cierto, aquí un menda lleva la etiqueta clínica de …”Síndrome de Asperguer”…, Y servidor se pregunta, ¿No será, por padecer dicho “síndrome”, por lo que yo jamás saldré de esa “eterna adolescencia”, y siempre habrá momentos en los que (como en este, en el que me la paso pensando y redactando esto…), “despilfarro mi tiempo dorado”?, o, ¿No será, por el hecho de que yo demuestro (aunque cada vez voy “puliendo” mas mis “fallos”…, pero jamás llego a “madurar” del todo (en cuanto al control de mi hermoso tiempo, sobre todo…), por el que me ha caído la etiqueta clínica de tener “Síndrome de Asperguer”? (Como la paradoja de la gallina y el huevo, ¿que fué primero, la etiqueta del “Asperguer”, o la demostración de mi conducta jamás del todo “madura”?)

    Pero bueno, a lo que iba. Tras haber leído lo de “mi CEREBRO soy YO”, y volverme mas materialista y menos “espiritualista” (hace apenas poco mas de 9 meses, como podrán comprobar en la fecha de mi “contestación reprochiva” al tal Ferrús (10-Feb-2013), luego, al empezar a preguntarme (a consecuencia de que “mi CEREBRO soy yo”), ¿entonces, “dónde” estará mi “libre albeldrío”, dado que mi “yo” NO ESTÁ en el “alma”?,
    Y fué cuando “di” con información (por medio de mi mismo amiguito, San Google Bendito) de un tal Jan Bover, y su LIBRO, “Como Vivir Feliz sin Libre Albeldrío”, libro en el que el autor asegura, tal concepción, NO SOLO es inexistente, sino que además, es MATEMÁTICAMENTE imposible, y lo “RAZONA” por medio de argumentos matemáticos, biológicos, físicos, metafísicos y cosmológicos.

    http://www.librealbedrio.info/

    Y bueno… A pesar de todo (y a pesar de lo que asegure el Alberto Ferrús, de que “mi CEREBRO sea YO”…), si hay un “algo” que me sigue “agarrando” un poquito a no desterrar definitivamente mis posibilidades de creer en una posible “espiritualidad”, aparte del “principio de INCERTIDUMBRE” que permite el hecho de que se observe un fenómeno “azaroso” en la mecánica cuántica, en ningún tratado ni documento científico he visto nada que pueda desvelarme por completo el siguiente “misterio” que PERDURA todavía en mi forma de pensar. Y es que, ¡si, GRAN PARTE DE la “consciencia” o la …”sensación de nuestro YO”… vendrá de una “función emergente del cerebro” (y no del “alma”), pero… ¿por qué, a MI en concreto, me ha tocado …”ENCARNAR”… la …”función cerebral emergente”… esa de la consciencia, del cerebro del cuerpo en concreto en el que estoy “YO” representado?, ¡Ah, misterio!.
    Pues, bien, en concreto, ese “MISTERIO”, es el que, por el momento, me sigue “agarrando” a una posible …”levantada”… de esta “caída espiritual” que, hoy por hoy, estoy viviendo.

    Y es que, p.ej., al contrario de Diogenes Checo, mi Gran Maestro particular, es un tal Darwin, de forma que, en lugar de “Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza”, mas bien yo pienso “Nosotros hemos hecho a Dios a NUESTRA imagen y semejanza”. Me explico. Nuestra “inteligencia” (pienso) es el producto de una EVOLUCIÓN. Primero, el Big Bang, luego se fueron formando las galaxias, las estrellas, la Tierra, luego surgió la vida en la Tierra, y esa vida fué evolucionando, hasta llegar a formarse un cerebro con un …”neo-cortex”… que hace que, a nivel neuronal, nosotros “funcionemos” a un nivel (nervioso) mas …”sofisticado”… que el resto de los animales, como si la vida hubiese …”saltado”… a un “nivel superior”, que hace que nosotros TENGAMOS LA SENSACIÓN de tener, lo que conocemos como, …”inteligencia”…
    …Y, claro, al tener esa sensación de “inteligencia”, y al ver que, sin embargo, NO somos PERFECTOS, pienso yo, por ese motivo, nosotros, con nuestra “inteligencia”, proyectamos a un ser, a NUESTRA imagen y semejanza, pero supuestamente, “perfecto”, y le atribuímos el don de …”habernos CREADO”… Es como una quimera, que nosostros perseguimos, pero, según mi opinión, ¡me parece hasta absurdo, el que nos …”auto-rebajemos”… (dada la gran superioridad y complejidad de nuestros cerebros evolucionados con respecto al resto de los animales de la Tierra…), para “volcar” esa quimera nuestra a un ser que …”NOS ha CREADO”!

    Pero bueno. Ya que, aquí hay seres humanos (como Mirta Beatriz…) que tienen el ánimo de que NOS RESPETEMOS los unos a los otros, aquí servidor (y con sed de saber y saber cada vez mas, de ahí mi “eterna adolescencia”…), por el contrario, IRRESPETA un poquito la creencia de nuestro amigo Diogenes Checo, para con su Gran Maestro (ese tal “jesucristo”), ya que (pienso yo), y por el vídeo que referiré a continuación, aparte de que yo pienso, si el hombre es “imperfecto” por naturaleza, veo super-absurdo “un solo hombre” sea capaz de “salvar a toda la humanidad”!!. Yo antes creería en la mas descabellada de las leyendas de Superman!, el catolicismo, inventado e IMPUESTO, este, por Constantino, es una AMALGAMA de unas cuatro o cinco religiones que hubo, en la época en la que SE SUPONE vivió el tal jesucristo, de un tal Simón el Mago, un tal Mitras, un tal Simón de Barkoshva, un tal Apolonio de Tiana, y …un tal Jesus, si!

    http://tu.tv/videos/los-rivales-de-jesus

    Por lo que, ya que YO he IRRESPETADO a su Gran Maestro, doy permiso, a Diogenes, a que “IRRESPETE” un poco a mi Darwin, ya que, me apetece saber, por si estoy equivocado en algo…

  21. JUAN IGNACIO HERRAN dice:

    La “mezcolanza” entre diversas creencias se llama sincretismo, y no simbiosis (que es la asociación de formas de vida para beneficio mutuo.

  22. Milton Rodriguez dice:

    Buen día, como muchos, no soy yo quien para hablar de lo que se puede o no creer, lo que si sé, es que desde que la gente (que por cierto tampoco sabe, pero que se cree mas inteligente que las tradiciones y los que si saben), curiosamente a este mundo se lo está llevando el carajo! (perdón por eso).

    Es más fácil y cómodo el no creer, el no complicarse, el pensar en que en ésta vida estamos solo para ser felices y “gozarla” , eso es cierto, aquí estamos para ser felices, pero nunca debemos de perder de vista donde termina la libertad y se vuelve libertinaje, como lo dice una persona un poco mas arriba, Dios es bueno, pero nunca hay que olvidar que también es justo y, esto quiere decir que Él da a cada quien lo que merece, y solo hay una oportunidad.

    ¿TU, COMO VAS A APROVECHARLA?

    Salidos!

  23. Domingo Henrique Turner dice:

    Estimada amiga:
    Tu reflexión es correcta: ni el ateísmo es un lujo, que se permite reputar inteligencia; ni la fe una falta de inteligencia. Ambos, ateismo es solo cuestión de un acto reflexivo -aún cuando se pueda ser un morón-. La fe, es por sí misma solo un acto irreflexivo, esto es, cuestión de creencia y aceptación ciega del dogma como revelación, por muy inteligente que se sea. Solo por ampliar algo más. En relación con el ateísmo, es solo confirmar donde ateísmo implica que se carece de Dios. Por lo que de inmediato se por supuesta la exitencia de alguno(a). Es preferible llamar de librepensador a quienquiera no profesa religión ni creencia en Dios. O si prefieres, laico. Para una reflexión adicional.
    Un librepensador no vive sin alegría. Por el contrario es sabedor reflexivo claro de lo que es la objetividad de la vida y enfrentarla cual tal es. Recuerda lo que señala el Eclesiastes: la verdad os hará libre. ?Crees tú que sin indagar la verdad o siquiera buscarla, naturalmente, no en la revelación, puedes ser libre sin ella y vivr con alegría, sobre todo sabiendo que eres el arquitecto de tu propio destino
    Con saludos afectosos. .



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom