Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Charla de vecinos

A veces el viento desparrama no sólo las hojas donde escribo sino también todas mis palabras (La voz del viento), las mezcla y las arrastra.

A veces quiero escribir sobre Shakespeare (William Shakespeare), Cervantes (Cervantes y la lengua española) y García Márquez (Gabriel García Márquez) y el viento amontona hojas secas -de mi vida.

Suele decirse en charla de vecinos: “No aclares que oscurece”, por eso no quiero aclarar el artículo del miércoles pasado. Sólo deseo decir que mi aspiración era hablar de García Márquez como resultado de la historia de la literatura, García Márquez innovador y clásico, hijo de Shakespeare, de Cervantes y de algunos pocos más, o tal vez precursor de ellos a la manera borgeana: leer a G G M es prepararse para la lectura de gigantes oyendo hablar a otro, otro que encontró el tono de narrar en cómo contaba su abuela, y con la cara de palo con que contaba (América Latina, narración y cartografía).

-Eso quise decir, pero no pude-

Y hoy no me siento bien, aunque por nada del mundo dejaría de comunicarme con ustedes (Comunicación y resolución de conflictos).

Mi brazo está vestido con una tela negra y en la muñeca una pulsera de porcelana gris y rosa alumbra mi mano, que en este instante no es la mía.

A esta mano la vi en un cuadro hace unos meses, con su palidez y hasta sus imperfecciones que en el óleo se notaban: mi pintura -la pintura de carne de mi carne- tenía viejas grietas.

Algo encerró mi mano allí y ella vivió en un marco hasta que despertó en el sueño como en un nacer rompiendo dulcemente telas blandas…

Amigos, José, Joise, Tere, Celestino, Judith, Charmante y tantos otros: esta mañana las montañas que rodean mi casa tenían los picos blancos, y creí estar soñando.

Pido ayuda

Pido que complete mi entrega la delicada, la increíble Emily Dickinson, con dos poemas traducidos por alguien llamado Furia del Lago:

Poema 5

Es primavera y tengo

un pájaro que canta para mí.

La primavera tiene

un señuelo de encanto.

Y cuando ya los pasos del verano

están cerca, más cerca,

y el brote de la rosa ya se asoma,

el pájaro se marcha.

……………………………….

Poema 335

No es que morir nos duela tanto. Duele

mucho más el vivir.

Pero morir

es una senda diferente, un algo

que acecha tras la puerta.

Los pájaros conservan el recuerdo

del sur y antes que lleguen las heladas

aceptan ir a climas más benignos.

Pero nosotros somos

pájaros que se quedan:

los trémulos que rondan

la puerta del Granjero

por cuyas despreciables migajas negociamos

hasta que ya la nieve,

piadosa, hacia el hogar impulsa nuestras plumas.

Abrazos de corazón, y prometo esmerarme para hacerlos más felices en las próximas notas.

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

6 respuestas a “Charla de vecinos”
  1. Joise Morillo dice:

    Saludos cordiales, querida

    No dudéis querida Mora, que no hayamos hablado de tan ilustres entes, derivado de congraciarnos en un convite por vuestro aniversario natal.

    Gabriel García Márquez: Gabo
    Miguel de Cervantes: l manco de Lepanto
    William Shakespeare: El Bardo de Avon

    Empero siendo tales de tan alta calidad, no está de más concluir nuestras opiniones con análisis parcial de sendas luminarias. Gabo, más bien podría haber sido pupilo del manco de Lepanto que del Bardo de Avon. Sin embargo, ambos, Shake y Gabo, se han regodeado de sus fortunas tanto como profesionales del drama y la poesía como de lo trivial de la moneda, aun más, también del apoyo y el prestigio de la jerarquía política; de lo cual ambos han sido favorecidos.

    El bardo de Avon, fue favorecido desde su infancia incluso, por el mecenazgo, pero fue saliendo de su pueblo natal para Londres que, Sir Chamberlain lo acoge a sus huestes teatrales e incluso le hereda su después quemado Globo Theater, el cual fue también altamente subsidiado por su mecenas posterior, el rey Jacobo I.

    La vida del cartaginés, fue si se quiere mas popular, antes de haber logrado -premio Nobel de literatura- su magno reconocimiento, gozó, por sus denuncias publicas en defensa de los desposeídos de su Colombia; nada menos que el abrigo de Fidel Castro al que después de darse cuenta del padecimiento del pueblo de Cuba; criticó severamente, mudándose a México y, ganándose luego, la simpatía de su pleitista -también Nobel-amigo, Vargas Llosa. El realismo mágico de Gabo comulga con la fantasía épico-epopéica (valga la palabra) del manco de Lepanto, pues, a lo sarcástico le saca un provecho paralelo al realismo profético como corolario de la ambición de poder, a lo cual desentraña como solapado con habilidad y la astucia producto de la real ignorancia de quienes abusan de la fortaleza tanto física como mental que manifiestan quienes ostentan el poder y la tecnología.

    Shakespeare podría ser la inspiración de Kafka y Camus por denunciar lo irónico y absurdo de lo que manifiesta la conducta humana, principalmente en el desenvolvimiento social y familiar, basado en sus relaciones de lujuria, vanidad y avaricia, aunque también refleja la triste realidad del abuso del poder, la intriga y la ambición de poder desmedida junto a un fetichismo exuberante.

    El manco de Lepanto, definitivamente el adalid del indefenso y el desposeído, su épica le envuelve en un surrealismo estrepitoso donde otorga virtud a quienes la merecen, no por lo que aparentan; si no por la fortaleza con que afrontan sus tristes verdades. La guerra le influye enormemente y le otorga una clarividencia para denunciar la maldad y la discriminación que padece una inmensa masa humana, de forma deslumbrante, por lo ameno de su narrativa, pero seria, desgarradora y crudamente reveladora.

    La obra

    Cien años de soledad, El Quijote de la Mancha, Macbeth; son sendos especímenes ejemplares.

    Os ama
    Joise

  2. Celestino Gaitan dice:

    Amada Mora nuestra…
    …Queremos que te sientas Bien, para que continu’es alegrando nuestras vidas.
    Recibe un fuerte Abrazo con el ferviente deseo de que sigas cumpliendo ma’s,
    y en pleno control de tu agudeza mental.
    Gracias por tu esfuerzo y si que logras alegrarnos los dias, y semanas…
    …Y esta man’ana al leerte, crei’ estar son’ando y vi sobre tus hombros los picos nevados.
    Nos encanta tu frescura y el esfuerzo por compartir tus joyas con nosotros.
    que para muestra basta con la de hoy…“No aclares que oscurece”, Ja.ja.ja…Gracias.
    Tu me entiendes…entre chavitos, es facil comprendernos (cumpli’ 66 en junio pasado)
    Yo me siento muy Bien…el problema es para levantarme,
    ….cito a mi padre cuando renegaba por una dolencia en una pierna, a sus 90′as…
    (cuando le deciamos que posiblemente seri’a por la edad…)
    “…puede ser, pues mas de 80 an’os, cargando mas de 80 kilos, es razo’n suficiente…
    pero creo que no es por eso, ya que esta otra no me duele”…

    Afectuoso Saludo y Fuerte Abrazo para Tod@s

    Celestino.

  3. Jose Itriago dice:


    Esta mañana, en procesión pontifical, las montañas de blanco empezaron a rondar los pensamientos. Fueron dejando una mancha de asombro impoluta, como de edelweiss o magnolias lanzadas a su paso por nosotros, los espectadores ausentes del milagro de todos los años. Era un blanco esperanza. Era un blanco promesa.

    Atendí a los rumores de los vientos que las acompañaba y rodeaban, vientos con el privilegio de escucharlas, de dialogar con ellas. Supe por ellos del contraste entre su brillante mitra y sus insondables simas, ambas caras de una sola voz. Que no hay una verdad, sino tantas como pueda imaginar la mente creadora del hombre ante la roca que tallará, a veces hermosísima mujer o indómito caballo; quizás un santo o una piedad, todo a pesar de que la roca parece ser una, que puede partirse al primer golpe de cincel.

    Los vientos elevaban y hundían mi pensamiento en ondulaciones de feria, mientras las montañas detenían su paso para oír una saeta penitente que trataba de cantarles, para ganarme un copo de su nívea elegancia. Al viento mi espíritu trataba de desprenderse de tanta masa, tanto arraigo. Ser montaña con mitra blanca.

    Pasaron de largo o quizás les llegó su noche. No sé. Pero el viento sigue ululando para invitarme a partir y yo trato de aferrarme a las palabras que conozco.

  4. Mirta Beatriz Gariglio dice:

    Mora: hoy quiero dejar de lado Cien años de soledad y humildemente aportar con unos versos de Mario Benedetti.

    Estados de ánimo

    Unas veces me siento
    como pobre colina
    y otra como montañas
    de cumbres repetidas,

    unas veces me siento
    como un acantilado
    y en otras como un cielo
    azul pero lejano.

    A veces uno es
    manantial entre rocas
    y otras veces un árbol
    con las últimas hojas.

    Pero hoy me siento apenas
    como laguna insomne
    con un embarcadero
    ya sin embarcaciones,
    una laguna verde
    inmóvil y paciente
    conforme con sus algas
    sus musgos y sus peces,
    sereno en mi confianza
    confiando en que una tarde
    te acerques y te mires,
    te mires al mirarme.
    ………………………………………
    Alguno dijo por estos pagos “habrá que desensillar hasta que aclare”, muchas veces me dejo llevar por esta frase.
    Mis cariños
    Perla

  5. Joise Morillo dice:

    Saludos

    ¡Dudo, pero os amo!

    Dudo y dudar me asegura confianza
    Que no sueñe sosas quimeras
    Y tampoco falsa esperanza
    En vez Enhebrando hileras

    De esas que unen vidas
    Sin mirar, perdidos, estrellas
    Surcando caminos, curando heridas
    De principio evitando querellas

    Os digo os amo amigos
    Como amo también mi morada
    Tanto a ricos como a mendigos
    ¡Total, la vida, es todo y nada!

    Os ama
    Joise


Trackbacks

  1. cheap louboutin shoes


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom