Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Archivo de Agosto, 2013

Soy un puñado de piedras arrojadas

Respondo con poemas a los poemas que me enviaron (Entre poemas, canciones y otros géneros).

Si me mandaran piedras, piedras preciosas o semipreciosas o las hermosas piedras que encontramos en cualquier camino, diría que soy un puñado de piedras arrojadas que vuelven hacia ustedes (Las “PiE Dras”).

Que a cada uno le llegue su partícula (Creación de partículas cosmológicas).

Que le cante al oído como si estuvieran cantando el ruiseñor de Keats y Keats mismo (La incertidumbre del poeta).

Que no hay poetas mayores ni menores sino pasiones por las que se arroja todo lo demás, o no se arroja nada y no hay pasión (La pasión de escribir).

Mi José, mi Joise, mi Celestino, cómo me gustaría mirarlos a los ojos.

Y a Perla, a Tere, a Judith, a Mariolga.

Los cuadernos de la dicha

Bella

Es una muñeca más importante que cualquiera,

sus ojos móviles ocultan enigmas inmortales (Thomas Kuhn)

-vanas reiteraciones en realidad, pero que nunca se movieron del espejo

desde los siglos de los siglos-;

envejecer -pues ella ha preparado su vejez

como un canasto de flores, con un curso de ikebana que comenzó en la infancia-

es acomodar los crisantemos de la manera más amable posible

así como controlar el brillo de la mirada, la curva de la sonrisa

como un einstein propio del universo donde el espacio-tiempo es menos aún que una pregunta (Teoría del tiempo y el espacio),

es sólo insoportable.

(Continuar leyendo »)

Monografias

Deseo cumplido

Es una historia real (La pregunta por lo Real), o un poco real (La construcción de la noticia). Un poco está sostenido por las posibles subjetividades (Las hijas de Sofía), pero juro, juro y juraré, que el relato es tal como sucedió.

También es muy difícil de contar, porque en apariencia sucede muy poco, justo en ese lugar donde las palabras pierden sentido, o mejor dicho, lo cambian (Análisis psicológico de la película Memento).

De cualquier modo, no considero que las “historias reales” sean mejores que las de ficción (Realidad y ficción en la novela: la ficcionalidad) pero las series y películas basadas en hechos que sucedieron tienen mayor cantidad de clientes, ¿por qué será? (La Televisión Argentina- Ficción y no ficción).

Cuando la realidad es que las historias ficcionales apenas se anticipan a lo que va a ocurrir en el mundo, o en el país de uno, o en la casa de uno.

Cuando la verdad es que esas historias ficcionales tienen el plus de que una pura imaginación –lo más hermoso que tenemos- se puso en movimiento (La radio, un medio para la imaginación).

Pero nada de eso puede adjudicárseme, al menos en este escrito. Nada imaginé.

Insisto, es una historia real con la misma pobreza de cualquiera de ellas, y con la diferencia de que me sucedió a mí, a mí tan luego.

(Continuar leyendo »)

Monografias

Charla de vecinos

A veces el viento desparrama no sólo las hojas donde escribo sino también todas mis palabras (La voz del viento), las mezcla y las arrastra.

A veces quiero escribir sobre Shakespeare (William Shakespeare), Cervantes (Cervantes y la lengua española) y García Márquez (Gabriel García Márquez) y el viento amontona hojas secas -de mi vida.

Suele decirse en charla de vecinos: “No aclares que oscurece”, por eso no quiero aclarar el artículo del miércoles pasado. Sólo deseo decir que mi aspiración era hablar de García Márquez como resultado de la historia de la literatura, García Márquez innovador y clásico, hijo de Shakespeare, de Cervantes y de algunos pocos más, o tal vez precursor de ellos a la manera borgeana: leer a G G M es prepararse para la lectura de gigantes oyendo hablar a otro, otro que encontró el tono de narrar en cómo contaba su abuela, y con la cara de palo con que contaba (América Latina, narración y cartografía).

-Eso quise decir, pero no pude-

Y hoy no me siento bien, aunque por nada del mundo dejaría de comunicarme con ustedes (Comunicación y resolución de conflictos).

Mi brazo está vestido con una tela negra y en la muñeca una pulsera de porcelana gris y rosa alumbra mi mano, que en este instante no es la mía.

(Continuar leyendo »)

Monografias

Feliz cumpleaños Shakespeare, Cervantes, García Márquez

Era un día de finales de julio, radiante y congelado (Análisis de la novela Amor de invierno) . Yo caminaba por las calles del centro de mi ciudad natal, Santa Fe -de mi única ciudad verdadera, de la sangre (Las ciudades a través del tiempo).

Estaba algo preocupada, porque iba a cumplir años y, quizá, por alguna aventura romántica (Gabriel García Márquez o la crónica de un amor anunciado) o alguna falta estudiantil (Formación en valores), en casa no tendría regalo..

Vi de golpe la Biblioteca Municipal (Función social de la Biblioteca Pública), que era parte del complejo del Teatro Municipal (El Fantasma del Teatro Municipal, de Enrique Butti) y que, muchos años después, se convirtió en la confitería de ese teatro cuando fue remodelado -esta aclaración es sólo un guiño para mis santafesinos.

Entré en la biblioteca, temblando, porque ya sabía cuál era mi propósito (Asesinos por naturaleza).

Extraje mi regalo de la fila de libros lujosamente encuadernados en cuero, y no pensé en el autor, daba lo mismo, siempre que estuviera tan bien ataviado -el cuero es verde y las letras doradas no se desdibujaron con el tiempo, tal vez esas letras son de oro.

Ya en mi casa, temblando todavía por el crimen que había cometido y feliz por el crimen, me escribí la dedicatoria, la que tal vez significó el final de mis dieciocho años. Quería ser burlona, cínica, graciosa, pero era pedante, enfática, patética, convencional. No importa, lo bueno es que aunque sea apócrifamente, está firmada por el autor del libro. Dice así:

Para la dulce Mora sobre quien la luz de la inteligencia se complace en jugar, sobre quien la Estrella chisporrotea con poesía y la vida se enreda en interminables besos de sombra entre sus cabellos, sin embargo, sin embargo, con pretensión de eternidad y aleteo de alas más y más celestes, para que su gran sabiduría condescienda a mi humilde pensar y lo aprehenda como, acaso, se ase un tierno hilo de luz que es capaz de crecer al caer en la lejanía, una bella tarde de julio del 68, con simpatía espiritual

T. S. ELIOT

¡El libro era ni más ni menos que de T. S. Eliot!

(Continuar leyendo »)

Monografias
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda