Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Las manos

Anoche soñé (La Depresión).

Los sueños pueden ser las historias más bellas del mundo, aun cuando incluyan al terror que a muchos deleita (El cuento de terror), o las más melancólicas (Cuentos y fábulas infantiles), o las más venenosas (Las pesadillas y los terrores nocturnos -temas de la niñez-).

Lola, mi nieta de dos años como es bien sabido por todos ustedes -tal como saben de Antonia, mi nieta de catorce-, Lola, digo, me contó una mañana mientras desayunábamos alimento para bebés, café y tostadas, que acababa de soñar con vacas que viajaban en moto por la calle (A través de los ojos de los niños).

¡Vacas adorables que cuidaron la noche de mi niñita!

Esos son los sueños más hermosos del mundo.

Antes de soñar, yo

Antes de dormir, yo tenía entre las manos un libro llamado La escritura y la etimología del mundo, de Riccardo Campa (La escritura).

Cuando el autor habla del primer utensilio, es decir de las manos (Antropología social, cultural y biológica), dice -espérenme, voy a buscar el libro y lo copio, porque su síntesis es irreemplazable:

“Al pasar  a la posición erecta el homínido liberó las manos, usándolas desde entonces en adelante para fabricar algo, y una vez liberadas las manos de toda función locomotriz,  también la cara se vio eximida de sus tareas precedentes, liberada (…) de la pesada y penosa función de procurar el alimento. La cara pudo prolongarse entonces mediante un utensilio inédito, el lenguaje: la mano que libera la palabra es exactamente el hecho a que nos lleva la paleontología.

“He aquí cómo se presenta el cuadro de la humanidad durante algunos milenios: liberada una gracias a la otra, tenemos por un lado la mano -el gesto- y sus funciones artesanales, por el otro la cara -la palabra- y sus funciones fonéticas. ¿Y la escritura? Esta, naturalmente, es un retorno a la mano. Aun cuando su función es transcribir los sonidos de la palabra en los alfabetos (…) pasa nuevamente por la mano: el lenguaje retorna a ese pedacito de cuerpo cuya independencia le había permitido nacer.”

Después avancé en el ensayo de Campa hasta llegar a un hecho que disparó en mí imágenes actuales, aunque ocurrió en el siglo XIII:

“Gerson -supongo yo, Mora, que se trata de un profesor o un académico, que es acaso lo mismo- en 1402, prohíbe a sus alumnos el uso de papel y recomienda el pergamino, la única materia subjetiva que se concilia con la perennidad de los textos”.

Allí dejé el libro y muchas metáforas y comparaciones entrelazadas en donde aparecían computadoras, pergaminos, impresoras, papeles, me llevaron al sueño.

Lo que soñé (un sueño melancólico, más bien trágico)

Es breve, pero ustedes pueden agregarles los detalles que quieran.

Soñé que había llegado a un geriátrico -se ve que en mi sueño yo era una vieja dama de fortuna, porque la institución era de lujo.

Veo a bonitas enfermeras y a fuertes y jóvenes enfermeros sentados en la sala, mirando una película. “Emperifollados para el recreo”, se me ocurre pensar.

Otra enfermera nada joven, sin embargo, me acompaña a dejar el equipaje en una habitación cuyas paredes están todas cubiertas de espejos.

-¿Quiere descansar? -pregunta con dulzura-. Yo vengo a recordarla para la cena.

Creo que descansé, pero lo que recuerdo inmediatamente es estar sentada en un confortable comedor, frente a un coqueta mesita para cuatro personas -de este modo había muchas coquetas mesitas en el lugar, pero sobraba espacio- y que las tres personas que cenaban conmigo eran lindas mujeres de pelo largo, rubio, bastante parecidas entre sí, de magníficas figuras, y que ninguna tenía más de cincuenta años.

Todo lo contrario de quienes nos servían; mal vestidas, pálidas, con bolsas debajo de los ojos quizá por falta de un mejor dormir, y… bastante viejas como para no haberse jubilado.

Una compañera de mesa me sopló: “No, no creas que es vieja. Tiene cuarenta años. ¡Qué se podría decir de mí!

“Que sos joven, elegante, aunque algo falta de frescura” pensé, y agregué aún para mí misma: “y rica”.

Cuando trajeron los primeros platos las mujeres sentadas a mi mesa sacaron sus manos arrugadas y pecosas para tomar los cubiertos, y yo me desperté.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

7 respuestas a “Las manos”
  1. Jose Itriago dice:


    Kurt Vonnegut, en el prólogo de su libro Jailbird, cita a un tal Figler , que después de leer toda su obra, le dice estar en capacidad de exponer la única idea subyacente en la creación del prestigioso autor: “Puede fallar el amor, pero prevalecerá la cortesía” . El amor es el motor de la juventud eterna que empuja las ilusiones y los desengaños. Pero es un carrusel que cada día se va haciendo más lento, con menos figuras, menos cambios. Debemos cultivar la cortesía como un medio sofisticado de supervivencia. Una constante sobre la cual podremos superponer las restantes pasiones, las que hacen la vida.

    -Te digo mientras recorro cada centímetro de la mano que apoyas en tu vientre: Tus manos adorables no se hicieron para hacer gestos, sino caricias; tu cara no se liberó para inventar el lenguaje, sino para besar y ser besada.

    - Tú me dices: Mira qué amanecer, pero por más hermoso que se vista, indica el final de nuestra noche, el retorno abrasivo de la rutina.

    - Te digo: Saliendo de ti misma me descubres tu frescura. Siempre encuentro brillos nuevos con tersura de piel y olores de amor que me acercan a tus ojos, mientras tejo la esperanza de retenerte . Hoy y siempre necesito que me hables dulce mientras te acaricio. Sin finales.

    - Tú me dices: Necesito mitigar mis insomnios de sueños alegres, cambiantes, con los destellos de una luz, de una idea, de otras cosas diferentes, densas, corpóreas, reconfortantes

    - Y te dije: hagamos vida hilvanado recuerdos para hacer realidades y superándolas luego para hacer recuerdos.

    - Y tú terminaste: Déjalo pasar. Después de todo, no nos extingamos. Tratemos de nacer y crecer en nuestras manos y en nuestros labios

    Sentí la brisa que apagó el cabo de vela que aun permanecía encendida y el maravilloso sueño matutino, el más preciado entre todos, nos separó del mundo. Al rato noté que ya no estabas en la cama y todo se llenó con el aroma del primer café del día.

  2. Jennifer Rebecca Osornio dice:

    muchas veces la palabra sueño que significa en realidad? esa sería la primera cuestión. desde luego que las manos son fundamentales para el quehacer cotidiano. y si no las tuviéramos, conque haríamos las cosas más elementales? lo dije la vez anterior y lo confirmo ahora, un muy bonito cuento corto

  3. maria jose lopez dice:

    Como siempre me quedo embelesada con lo que escribis,mi querida Mora,quisiera seguir
    leyendo ese hermoso relato de un sueño . Jose ufff bellisimo relato y sueño,me he perdido
    en cada palabra en prolongados espacios de tiempo, soñaria tu sueño sin que terminase.

    - ¡ Arriba Jesus ! , sor Antonia exclamaba y tocaba las palmas,habitación por habitación cada
    mañana, y como si nos hubieran puesto un muelle sobre la cama saliamos disparadas hacia
    el servicio para asearnos. Despues de dejar la habitación pulcramente limpia ibamos a
    desayunar, y a continuación a clase,ese dia no,porque era sabado y los fines de semana
    que no ibamos a casa o a la de algun familiar, haciamos actividades de ocio, podiamos ir
    a la sala de la televión y juegos,pasar más tiempo en los jardines y en los parques del colegio.
    En el otoño me encantaba ir a los pinares a recoger piñones, y me apuntaba con otras
    compañeras cada sabado que sor Antonia decia : - ¿ Quien quiere venir al geriatrico ?.
    Sor Antonia iba todos los sabados a visitar a su padre,y nos gustaba acompañarla, sé que
    ella estaba molesta conmigo porque yo no formaba parte del corrillo de niñas que estaban
    alrededor de su anciano padre. Desde la segunda visita me quedaba en el recibidor, en uno
    de los cuatro sofas colocados en hilera,y a mi lado una señora cada surco de su piel delataba
    la avanzada edad,y los ojos tristes y apagados su soledad.Me dijo que era cubana,me gustaba
    escuchar las historias que me contaba,su propia vida alla en Cuba,repleta de sacrificios y
    penalidades para terminar en la más amarga soledad. Entre nosotras nacio un cariño de esos
    que se fraguan sobre hierro forzado,que ni el tiempo y la distancia pueden destruir.
    Esto no fué un sueño, fué una realidad.
    Con el tiempo he ido a visitar a familiares,y conocidos a geriatros y la verdad no me ha gustado
    lo que he visto. Mi padre siempre me decia, hija por favor,no me lleves nunca a una residencia,
    y yo le hize la promesa que mientras yo pudiera nunca le llevaria.Hoy en dia está conmigo,lleva
    ya muchos años y espero que Diosito me le deje unos cuantos más.Tiene alzehimer,hay
    momentos que los recuerdos y su mente se quedan en blanco,pero cuando vuelven siempre me
    vera ahí….a su lado.

    Os quiero

    maria jose

  4. Joise Morillo dice:

    Querida Mora, Hola, besos.

    Engel, afirmaba que, la mano es la herramienta de la inteligencia.

    Querida María José, me encantó esto: “¿ Quien quiere venir al geriátrico ?. Sor Antonia iba todos los sábados a visitar a su padre,y nos gustaba acompañarla, sé que ella estaba molesta conmigo porque yo no formaba parte del corrillo de niñas que estaban alrededor de su anciano padre. Desde la segunda visita me quedaba en el recibidor, en uno de los cuatro sofas colocados en hilera,y a mi lado una señora cada surco de su piel delataba la avanzada edad,y los ojos tristes y apagados su soledad. Me dijo que era cubana,me gustaba escuchar las historias que me contaba,su propia vida allá en Cuba, repleta de sacrificios y penalidades para terminar en la más amarga soledad. Entre nosotras nacio un cariño de esos que se fraguan sobre hierro forzado,que ni el tiempo y la distancia pueden destruir. Esto no fue un sueño, fue una realidad.”

    Mi pregunta es: ¿Porque Fidel Castro llama gusanos a quienes escapan de Cuba? ¿Sera que considera sus vidas tan importante como a los gusanos de seda? Por que de otra forma sería que: aceptaria que a tales huyentes, no les es necesario biologicamente seguir en ese medio pues se han convertido o en moscas o mariposas? De los dos modos, ambas especies se han transformado y conseguido su libertad, son libres para volar, o sea que en vez de ofenderles les está reconociendo algo que los otros seres humanos que se quedan en la isla no lo tienen ¿será envidia? ¡Me llama la atención que siendo Fidel dizque, tan ilustre, no mida sus expresiones!

    En el caso de tratarse de una “traición” ¿porque ofender a los gusanos? ¿es que los gusanos de seda no se merecen respeto?

    Ahora os repito un cuento para definiros un poco de interés y otro de amor.

    Un amigo adinerado, quien se murió -como yo- dejó ¡tremendo testamento! Inclusive, le heredo al perro que por cierto como que le afecto mucho la dadiva, pues, a los cinco días se murió -a lo mejor fue de alegría- o de tristeza por la muerte de su amo. El asunto es que mi amigo Cornelio, parece ser que después de muerto se volvió tacaño y anda preocupado como gasta el dinero que les dejo a sus parientes, por ejemplo su mujer diez años menor que él tenia -50- se ha hecho 15 cirugías plásticas, de forma que ahora luce de 20 años, y como tal se consiguió un gígolo de 25 que solo le gusta el golf y el yachting, válgame Dios, ahora el Cornelio que no lo es ya, por cierto, está que casi le sale a la pobre, pero yo no lo dejo y le digo: Cornelio descansad en paz, a vos te tocó vuestro turno, dejad que comulgue tranquila que para eso es cristiana y está viva, el me contesta, pero no veis la muy muérgano como se desenvuelve en el colchón y conmigo ni se movía, le dije: ay Cornelio, yo creo que vos te ubicaste en el catre errado la fecha errada.

    en cambio a mi ni me dio tiempo de repartir, le he hecho gastar más dinero del que yo gaste en los juegos de bolas criollas y domino en el clubcito que frecuentaba de vivo, solo con el fin de recuperar y repartir el ahorro que quedo preso en mis cuentas de bancos, caramba y eso me tiene preocupado, a tal punto que y que les salgo para ayudarlos, mientras que ni me atrevo pues; a diferencia de mi amigo que anda loco por su viuda, yo que me le escondo a la mía, derivado a que no se quita un vestido negro la pobre y ya me tiene loco de fastidio con tanto rosario, ahora, yo me pregunto ¿para qué serán los rosarios, para que descanse en paz y no les salga o, para que les salga y diga donde escondí el resto del dinero que gane en la lotería antes del accidente?

    Ahora entiendo, ¡El bendito -entiendase maldito para los comunistas- dinero que fastidioso es; hasta después de muertos jode, pero como se lucha para obtenrle! Incluso, pasar de mecenas en mecenas, por ejemplo como sucedió a Marx, mantenido por sus padres, luego y al final por Engel entre otros.

    Os ama

    Joise

  5. maria jose lopez dice:

    Querido Joise,
    aquella gran señora con sus arruguitas,se parecia más a una bella mariposa, que levanto
    el vuelo para seguir volando en libertad.
    Me parece buenisimo el cuento, interes- Amor, el perro seguro que murio de pena, ya que es
    el amigo más fiel , cariñoso ,y no entiende de herencias ni del valor del dinero.
    La mujer de cornelio,como dice el refran: el muerto al hoyo y el vivo al bollo , que tambien
    podria haber sido al reves y ser él el viudo,y yo me pregunto ¿ él que hubiera hecho ? , ¿ se
    hubiera quedado para vestir santos ?.
    El dinero para que lo tenga el banco, mejor lo disfruta uno,que para eso es suyo.El banco no
    regala nada y el banquero vive comodamente ¿ porqué el cliente no va a poder vivir igual que
    el banquero si dispone de saldo para hacerlo ? A todos nos gustaria tener una vida comoda
    cada cual segun sus gustos,( a mí no me gustan los grandes lujos,prefiero las cosas
    sencillitas,como una casita en el campo, ¿ que más riqueza que la Naturaleza ? ).
    Es más facil acostumbrarse de lo malo a lo bueno,que de lo bueno a lo malo. Las personas
    que hemos vivido y conocido lo malo sabemos apreciar lo bueno .
    Cada cual que haga lo que le dicte su corazón,es la forma más sencilla de ser feliz.
    Amor……si me das a elegir, entre tú y la riqueza , ¡ ay ! Amor……me quedo contigo.

    os quiero

    maria jose

  6. Joise Morillo dice:

    Absolutamnete certero María J. vos y vuestro tocayo J.I., igual que nuestra anfitriona siempre ilustres, vivimos en franco apoyo consistente.

    Os ama

    joise


Trackbacks

  1. Micahel Morist


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda