Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Una flor amarilla para Lola

Cuentan que una multitud esperaba a Buda para escucharlo una vez más (¿Cómo el cuerpo es atravesado por los diferentes discursos del cambio de época?).

Cuando Buda apareció -esto era en sus últimos años (Un instante en la vida de Buda)- traía en sus manos una flor, y levantó el brazo, exhibiéndola (Flor de Cantuta: Semblanza literaria).

Así permaneció sin decir palabras, y diciéndolo todo con la flor, durante las dos horas que duró su sermón silencioso (José Gregorio Vásquez, el silencio enigmático del poeta).

Dicen que todos entendieron con tanta claridad cada una de las expresiones de su silencio que no hubo, como en otras ocasiones, nadie que se acercara a preguntar, a pedir una explicación más extensa (Ikebana: El camino de las flores).

Yo, en este momento, sin ninguna esperanza de ser Buda, ni siquiera de ser alguien cercano a él de entre la multitud, levanto una flor, la más bonita.

Es para Lola, mi nieta de dos años, y ella sabrá entender cada pétalo.

Lola me produjo tanta alegría ayer que la alegría me produjo ganas de empezar a escribir otra novela. ¿Otra, de tantas inconclusas, o una que llegará a su fin?

Se las dedico así, tan inacabada, o recién empezada, a San José I. y San Joise.

Y a todos ustedes, con la ambición extraordinaria de que me aporten ideas… para seguir.

Y es un pequeño trozo de nada que, por ahora, se llama Trasluz.

Trasluz

Cap. I

Cuando ella está acá, caminando por la casa, a veces con pasos de fantasma y otras de bailarina, y otras de anciana amarga y resentida, yo estoy muerta, o casi. Cuando no se acerca ni a mirarme, vivo, o casi vivo.

Los otros objetos que comparten mi prisión no son tan sensibles. Aunque ella se haya ido a trabajar, no festejan, no se quejan, no hablan.

A mi lado hay un Buda de yeso que ni siquiera se ha perturbado una sola vez; ningún jarrón antiguo, ninguna mujercita de alfarería, ninguna caja de bombones se expresó nunca.

Pero yo sí, ya que he sentido sus manos sobre mí, escribiendo, y tengo algunas cosas para decir: a su vida me la sé de memoria. Ella es una escritora. No se sabe bien qué es ser escritora en un mundo donde todo está escrito, como es mi mundo. O todos son escritores, o ninguno lo es.

Ella también arregla muñecas viejas. No quiero decir muñecas humanas, quiero decir esas muñecas de hace cincuenta o cien años que son de porcelana, a las que no les encuentro ningún motivo para perdurar, porque a las niñitas no les gustan, o les prohíben que las toquen. Pero no lo hace en casa, sino en una clínica de muñecas; a veces trae trabajo acá y lo termina por la noche.

Sí tiene un amigo que arregla muñecas humanas porque es maquillador; lo conozco bien porque suele venir a visitarla, y a veces la maquilla a ella misma.

Por las noches me acuerdo de esas conversaciones entre ella y su amigo y nunca estoy en paz. Después voy a reproducir alguna.

También viene la mucama.

Se llama Nancy y es más sencilla que ella, de quien olvidé decir su nombre: Claudia.

Nancy, la mucama, de todos modos me da miedo. Pero es un miedo diferente.

Claudia de vez en cuando, antes de irse, le dice a Nancy:

-Limpie con cuidado la pantalla de la computadora.

Cuando eso ocurre, me estremezco.

Nancy me levanta la tapa, a veces usa hasta un cepillo, ejerce su poder contra mi pobre materialidad, como lo hace con las alfombras. Sé que convierte cosas sucias en limpias, pero exhibe unas demostraciones de fuerza que me dejan temblando.

Hoy trajo a un niño.

Nancy primero me limpió, rápidamente, por suerte. Y después le dijo al nene que jugara conmigo.

Oscarcito supo lo que debía hacer: buscó en mí las páginas que son exclusivamente de uso de Claudia. Yo no sabía cómo defender los tesoros de mi ama, porque a pesar de todo, soy muy fiel, y hasta podría decirse que la quiero.

Oscarcito no leyó lo que escribe Claudia, gracias a Dios, pero anduvo por los “sitios” por donde ella frecuenta.

Y yo, su esclava, miraba impotente.

El niño dijo: “en este momento sos mi esclava, no la de Claudia”, o me pareció oír eso. De verdad, perturbador, viniendo de una criatura de doce años. ¿Había escuchado mis pensamientos y estaba contestándome? ¿O yo me había vuelto paranoica, como se dice habitualmente?

El siguió hasta encontrar lo que buscaba, o lo que sospechaba que estaba en mí: un secreto de Claudia.

La llamó a la madre y estuvieron examinando juntos ese texto, que no es una escritura de Claudia, pero en el que ella agregó dos o tres párrafos, como para llenar de espanto –y fruición- a Nancy y Oscarcito.

Oscarcito se fue repitiendo las frases escritas por mi ama, y Nancy haciéndolo callar; le dijo que nunca más lo traería a esta casa.

Y en unos minutos más entró Claudia, con su amigo el maquillador. De él también olvidé decir su nombre, es Pablo.

Fueron a la cocina; se escuchaban sonidos de preparar café, de servirlo, de sentarse los amigos a conversar.

Conversaban de lo que otros llamarían cosas vanas, pero yo no. Estoy cubierta de cosas vanas, y las charlas y el alma de Claudia no lo son. Pero son peligrosas.

Envío

También sería posible que “me” escribieran la novela entre ustedes, o que la escribamos juntos. La idea es la de contar la vida de alguien, pero los que la cuentan son objetos, objetos que cambian, que se encuentran en los lugares por donde ella pasa. Por ejemplo, una vieja muñeca a punto de ser reparada por Claudia sigue la historia que está contando la computadora de Claudia, y después la computadora vuelve a tener voz, pero se la pasa, por ejemplo, a un vestido de Claudia.

No sé, malo o bueno es un ejercicio que nos hará bien.

Los quiero, trato de inspirarlos, inspírenme….

Mora

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

11 respuestas a “Una flor amarilla para Lola”
  1. Carolina Constanza dice:

    Hola Mora,

    Mucho gusto, tanto tiempo sin escribir… bueno creo que solo escribi una vez, pero cada vez que veo en mi ordenador el Newsletter, me detengo en lo que estoy haciendo y me refresco al leer cada una de sus Pequenas historias… Pero Excelentes….

    No deje de escribir…..

  2. Jose Itriago dice:

    Yo soy el mortero.
    Muchos ni saben que existo, pero estoy en todas partes. Soy la mezcla que se usa para pegar las baldosas del piso, la pared o las tejas del techo. Casi que estoy en todas partes y por eso podría ser un testigo de primera línea en todo lo que ocurre en la casa. Y, como dice San Isidro, “yo haré lo que pude” para darles a ustedes una idea de cómo se mueven las ideas en la casa de alguien que las trabaja. No esperen un lenguaje refinado. Después de todo soy arena, piedra y cemento (cuando lo hay, que si no lo resolvemos con barro bien tramado). Ahora digo que soy amarillo, pero es porque el tema es “una flor amarilla para Lola”. Antes, más bien, presumía de mi policromía natural y obligaba a mi imaginario auditorio a apreciar los brillos violáceos de algún fragmento o la transparencia de otro. Pero ahora no. Soy un mortero amarillo.

    Claro, debo volver atrás -una manera de decir, porque no tengo ni atrás ni adelante- dije “podría” ser testigo, no que seré testigo y eso si lo puedo diferenciar (no como lo del pobre San Isidro que era labrador y aró lo que pudo, pero yo mantengo que Cortázar hacía gramática cuando dijo y con razón que “esto ya lo toqué mañana”) Ya sé que tiendo a salirme del tema, pero es que en este caso no lo hay. Simplemente alguien, supuestamente una Claudia, le dio por que los objetos se intercomunicaban y le dio la primera voz a la más efímera, a la flor amarilla que ya mucho tenía con supervivir y más, arrastrada por toda la casa, acariciando mis piedras y mi casi imperceptible arena. ¡Es una sensación tan agradable!. La gente debía aprender acariciar más al piso y las paredes y pisarlos y martillarlos menos. Con razón el maestro Manuel De Falla escribió la sentencia inexorable “Malhaya quien nace yunque, en vez de nacer martillo” en la ópera “La vida breve” donde uno no sabe si el yunque fue Salud o el traidor Paco. Es que no se puede saber, sino al final. El pie ágil que casi ni me tocaba al pasar, hoy marca cada paso con precaución.

    Me gustaría empezar a contar todo desde el final, pero tendrían que esperar tanto y tanto, que toda la historia perdería su interés. O podría empezar contando que vi pasar a Lola arrastrando sus manos, cálidas, acariciantes en mi piedra y me emocioné mucho, lo cual es un proceso extraño. Las emociones nuestras tienen manifestaciones confusas. Resumimos. Cuando la gente se percata ¡qué emoción ni qué nada!, la sentencia es inmediata: “Es una filtración” y venga el martillo, la pala y cuanto existe, hasta hacernos otra cosa y cuesta decenios entender qué pasó, por qué la piedra de brillos violáceos ya no está y que es ese friso que no deja ver nada. Además. Ya para entonces Lola estará quién sabe dónde.

    Me pidieron que le dijera a alguien lo que sentí, también tendría que decirle que no hay ninguna filtración, que todo está normal, que la ternura es muy breve, casi una instantánea de alguien que empieza a caerse, pero a la única que tenía al lado era lo poco que quedaba de la flor amarilla y yo soy lento para expresarme, mientras ella, la flor, está llena de urgencias de supervivencia, coqueterías para llamar la atención de Lola, aunque en ello le vaya lo poco que le resta.

  3. raquel ruiz dice:

    Buen día, un gusto saludarla y leer su historia.
    No soy abuela, paro si con edad de serlo; ¿será por esto, lo que me enternece?
    Es también la hitoria, las palabras, lo sentimientos tan bien contados. Gracias por la generocidad de compartirlos.

  4. Cecilio Aguilar Polanco dice:

    Mientras disfruto leyendolos me sirvo un tazon (tason o tazon, suena lo mismo), de cafe la medalla (mezcla de resaca de tercera + semilla de aguacate, olote, desecho de melaza etc… carbonizados, para brebaje ideal para paliar el hambre del desayuno de unos veinte cipotes). Huuuummm, a la saludo todos, sigan escribiendo, yo les sigo leyendo.

  5. Cecilio Aguilar Polanco dice:

    ups salud, salud. jajajajaja….

  6. carlos morozovich dice:

    Apreciada MORA:
    Encuentro interesante tu `propuesta
    mas debo informarte con licencia ,
    que tofos los objetos tienen vida
    pues toman la presencia del usuario, .
    Podrias escribir desde la piedra
    con que el homnimodo prendio su primer fuego
    o tambien hacer hablar aquella rama
    que convirtiose luego en un arado ,
    Todo aquello que hemos transformado
    para aplicarlo al correr de nuestra vida
    si ha cumplido su accion benefactora
    temdra un largo detalle sin medida
    para contarnos cosas increibles
    y acciones heroicas que no olvida.

  7. maria elizabeth dos santos dos ramos dice:

    El beso

    Mucho se ha escrito sobre el beso, besos entre almas gemelas, besos entre labios masculinos, femeninos, entre hombres y mujeres; los besos con ambas bocas femeninas, con ambos labios seductores, pero que ha de decirse de ambas bocas masculinas y de ese profundo fundirse de dos cuerpos penetrados por la más apasionada de las caricias, el beso a esa boca femenina escondida dentro de sí y que fluye en un manantial de pura seducción y pasión.
    Conocido desde antes de nacer; el beso se ha hecho una canción de cuna o una canción para los amantes, esposos, amigos, novios, y entre todas las imitaciones de las diferentes especies, nosotros hemos apenas aprendido a mover los labios en un intento de manifestar palabras sentidas y que no dan cuenta de ello como es una simple y apasionada caricia con los labios ¿cuál de todos? ; Esta caricia que se practica frente un espejo o sobre los brazos para ofrecerla a alguien especial; esa caricia que se practica día a día con muchos hasta alcanzar la perfección y luego acercarse al amor para demostrar que las clases recibidas han sido insuficientes y que los mejores besos son los que se dan y se practican producto del amor.
    Finalmente me pregunto al ver mi imagen, si quieres besarme o quieres que te bese; si quieres ser aprendiz o quieres ser profesor y vuelve a mi memoria todos los besos que he recibido como en una película uno a uno los pruebo , los deleito y siento que los tuyos no podrían ser borrados porque fueron escritos sobre mi piel como el aire que respiro, el agua que tomo, los sonidos que me ofrecen cada especie ,el aroma de la naturaleza ,la arena que se escapa entre mis dedos y mis cinco sentidos son poco para describirlos que hacen falta los tuyos para describirlos juntos.
    Y dios

    Desperte esta mañana ,vi todo a mi alrededor ,lo simple y hermoso de la creación ,descubri que todos tenemos un origen único .
    La semilla orginal la que dio origen a todo lo que conosco, que conoci en los libros, que podria existir en un futuro, lo que la biblio menta como el pecado original y que dio origen a la expulsion de adan y eva del paraiso y que se oculta detrás del mito de la manzana; la misma manzana que caricaturiza a newton en sus descubrimientos sobre la gravedad.
    Y entonces… conclui que Dios es energia y que la energia no se destruye ni se crea solo se transforma y pude explixar el porque esta en todas partes lo que ya todos sabian .
    Y pude tambien darme cuenta del temor… de ser descubierta por el.
    El hambre
    Han pasado tres dia, mis pequeños aun no se han dado cuenta , salgo a conseguir empleo ,pero honestamente debo conseguir que llevarles a la boca, con exquisitos manjares ; los limones se consiguen a diario en cualquier jardin al igual que los mangos para postre o para jugo , aunque con el precio del azucar terminare invitandoles un postre de frutas, ,…la madera se consiqgue donde quier y la carne bueno la carne es un plato que no faltara nunca en casa .
    Le he dicho a los niños que no traten a los vecinos tienen malos habitos se han robado los perros cuidadores y guardianes pero no importa, la pequeña hociquito, por aquello que recuerdo de una clase de anatomia en medicina del hocico de tenca nos ha dado unos hermosos regalos con los que podremos estrenar unos nuevos zapatos explique de nuevo a los pequeños inocentes aun dentro de su infancia.
    Podremos hoy cenar una rica ensalada ,consegui aguacate, algo de carne para el plato de acero inoxidable impecables a la hora de limpiar, una piel para unas sandalias para la escuela , los mangos para completar con frutas el postre, un racimo de cambures y platanos ; algo de madera para preparar la parrilla o carne asada aderezada con algo de sal que les pedi a unos vecinos disque para espantar con sal a las brujas, que salen en la madrugadas auyando , con alaridos y gemidos ; todos creen en ellas y podre obtener algo vendiendo carne de pincho con guasacaca para completar el cuaderno electronico o la minilapto que me permitira no gastar en lapices, colores ,textos ,porque como dicen por aca esos niñitos sifrinitos hijitos de apa , son unos pretenciosos no quieren asistir con uniformes salvo que se los de el ministerio y eso a regañadientes quien en estos dias asiste o sale como malandro en pantalones de piel y chaquetas cocidas con tiritas de piel al igual que los zapatos como si fueran hippie y ademas con la melena que casi pasa de los hombros parecen nenitas y como si fuera poco el de secundaria con una guitarrita de madera que no esta de moda

  8. maria elizabeth dos santos dos ramos dice:

    amiga mora torres tienes el nombre de unas de las frutas mas preciadas de la naturaleza y el apellido similar al de las torres contruidas como faros que iluminan los barcos en alta mar, ambos con tal prodigidad que cualquier escritor se quedaria corto ante tanta majestuosidad, saludos eliza, alias astartemercurio. por lo de astarte y por lo del planeta y los dioses.

  9. Joise Morillo dice:

    Mora querida, Saludos.

    Claudia conoció a Pablo un Sábado, vespertino, sus momentos se cruzaron en un espacio común gracias al trabajo de él y de la búsqueda de sosiego de ella, no hubo muchas cuestiones, el, despreocupado, casi que ausente después de abordarla en el camino a casa, ella, de mediana angustia por su computadora imperfecta y, su preciosa muñeca, de cuidado exclusivo y tierno.

    Cuentos y narraciones pasan, también romances, ella tiene que trabajar, necesita la persona que cuide sus tesoros –a la computadora y a Candy como se llama la muñeca- Pablo de trabajo estético (maquillador) conoce infinidades de mujeres, entre ellas “Nancy” (Babi syter) la cual presenta a Claudia para el menester del cuido de ambos, tiene a Oscarcito su hijo, un día se le ocurre traer al mismo a la casa de Claudia para dejarlo con el entretenimiento de Lola y su posible lustre ¿fue un error de Nancy? Nancy no sabe que Lola vive, vive la vida de Claudia, y se despreocupa con las humanidades del manoseo de su hijo, candy llora las posibles lágrimas de Claudia, Nancy, inocente de lo fantástico del caso, omite cuidados y se despreocupa.

    Pero ¿quien podría desarrollar perversidad ante los demás? Incluso Bullyng de colegio, de no captar y parar a tiempo ese impulso desbordado? Indudablemente ¡Oscarcito!

    Cuidado Nancy, cuidado con Oscarcito, podrían observar quienes captan sus inquietudes naturales pero desorientadas.

    Seguid el link

    http://www.laverdad.com/opinion/23-opinion-politica/9696-fabrica-de-soberanias.html

    Os ama

    Joise

  10. Joise Morillo dice:

    Disculpas, considerar:
    Candy por Lola,
    Candy por candy

  11. Julen Lestuzzi dice:

    Mora, Mora , Mora. Siempre me sorprendes con el valor que les das a las cosas que a otros ojos pueden resultar indiferentes. Me gusta el pensamiento que has desarrollado ( aunque no esté dr acuerdo con él, y crea que plasmo más mi vida en sentimientos y personas que en objetos materiales), así que adelante con la novela, y mucho ánimo.

    PD.: Mejor que la computadora,creo que quedaría que el mayor narrador fuera un cuaderno o una libreta, dando a Claudia un toque de escritora más tradicional. Es mi opinión.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda