lig tv izle
justin tv

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 
promosyonbank.com promosyon canta

Djuna

Los libros venían a mí, yo no los buscaba (Saber leer). Caían en mis manos como si ellas fueran redes y ellos peces redondos y sonrientes.

Probaba algunas páginas de todos. A algunos les encontraba el sabor de mi hambre, los devoraba varias veces.

Así, pesqué uno de bello título, El bosque de la noche, (Milagro en el bosque) y cuya autora tenía un nombre extraño, Djuna, Djuna Barnes, y era amiga de T. S. Eliot, uno de mis poetas de la mesa de luz (Sobre el peso del humor negro en “Asesinato en la Catedral” de T. S. Eliot).

Pasé mucho tiempo junto a él; tenía una intensidad extraordinaria aunque, a mi modo de ver de entonces,  empezaba algún tiempo después de su comienzo, al menos en el capítulo 2 -y aquí, ven, se juntan tiempo y espacio, y el espacio es el libro de Djuna Barnes (Consideraciones generales acerca del espacio-tiempo y de la naturaleza de la realidad).

Poco pude averiguar de ella antes de perderla y no encontrarla nunca más hasta hace dos años: era una mujer alta y pensativa, y vi una foto con su lindo perfil, y creo que murió en México, además (Ciudad de México, la ciudad del millón de latidos).

Nada me costaría actualmente apelar a Wikipedia para saber algo más, pero prefiero mantenerme en el misterio. Y de misterio es lo que voy a contarles (Naturaleza y propiedades del pensamiento).

Djuna

Era uno de esos veranos que nos llevan a otra dimensión, como diría mi amigo Enrique Butti.

Hay patios que parecen frescos con macetas y hortensias, pero nada se mueve, nada calma la calma ni el calor que embalsama.

Tenía otro amigo llamado Hugo Mandón que aseguraba que eran esas siestas de pleno sol y demoníaca paz las que lo atemorizaban en los cementerios, y no las noches lúgubres.

Nosotros, los amigos y amigas adolescentes del barrio, estábamos terriblemente aburridos, por supuesto.

Por la sala de casa se paseaba con desesperación mi gata, Eleonora, en los últimos días de su embarazo, y tres amigas y yo bostezábamos mirándola pasar.

“¿Y si traemos la cartulina y una copa?”, dije.

Sé que a ese “juego”, que ya no juego, se le llama wica, o huica, o algo así, ustedes sabrán corregirme -lo he visto en películas de terror-, pero en aquel tiempo mis vecinos y yo lo llamábamos “La copa”, simplemente.

Era una vulgar copita de licor dada vuelta sobre una cartulina redondas con las letras del alfabeto, y dos personas apoyaban sus dedos sobre las asentaderas de la copa y preguntaban:

“¿Hay algún espíritu aquí?”

Y de inmediato, porque estoy segura de que las dos amigas que tenían apoyados los dedos se entendían de maravillas, la copa buscaba la letra S y la letra I, y daba un sí rotundo.

Como éramos “poetas”, o al menos soñadoras, con un retraso de un siglo, eso sí, habíamos ya intercambiado impresiones muchas veces con Poe y Baudelaire.

Pero esta vez yo, comandando la copa, pude convocar a mi preciosa Djuna Barnes. Y fue.

Primero escribió: “Navegante, ¿qué me cuentas de la noche?”, que es el título del capítulo que más me había gustado de El bosque de la noche.

Después dijo algo raro, no sé si por obra del empuje de mi amiga o el mío propio: “Estoy por nacer con el mismo nombre”.

Semejante afirmación provocó griterío y temblores de esas chicas que éramos, y que querían asustarse. Y debimos dar por terminado el juego, porque en las siestas no sólo hay fantasmas sino padres que quieren dormir la siesta.

El calor seguía, los días siguieron, la gata tuvo gatos, una amiga me invitó por una semana a su “quinta con pileta”, rimbombante nombre de una ilusión.

La pasamos muy bien, aun sin llevar la copa.

Entre baño y baño en la pileta jugábamos en la sombra a las cartas, más precisamente a un juego llamado “El Desesperado”, que nos gustaba muchísimo. A veces nos atrevíamos a jugar torpemente al ajedrez.

Cuando volvía a casa mi gata estaba sola, flaca y triste. Pregunté por sus hijitos. Me contestaron que eran dos machitos y una hembra, que a los machitos se los habían dados a dos vecinos y a la hembrita a un amigo de la familia que estaba de paso para Entre Ríos, en auto.

Averigüé enseguida por el bienestar de los machitos: los habían bautizado como Napoleón y Miguel, y estaban gordos y felices.

Me preocupaba “la nena” de la gata.

Tanto me preocupaba que mi papá decidió hacer una llamada de larga distancia a un pueblo de Entre Ríos cuyo nombre olvidé, y pasarme con el amigo que se había llevado la gatita.

“Es hermosa, blanquísima, peluda, y muy muy juguetona”, me dijo él.

“¿Cómo se llama?”, pregunté.

“Juna -dijo el señor amigo de mi padre-. Te lo deletreo: D, J, U, N, A.”

Envío

No encuentro El bosque de la noche por ningún rincón de mis diseminadas bibliotecas.

Si alguno de ustedes lo encuentra, ¿me haría el favor de copiar dos o tres frases de ese capítulo llamado “Navegante, ¿qué me cuentas de la noche?”, que tanto me gustó?

Gracias, gracias, gracias

Mora

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

10 respuestas a “Djuna”
  1. Nelson Enrique Lopez Gutierrez dice:

    Me gusto mucho la lectuira , al comienzo me asuste por lo de la ouija o el juego de la copa como le llaman en el texto pero si esta bueno por que la da en que pensar a uno.

  2. José Luis Pagés Pagés dice:

    Hermoso relato con mucho de autobiogràfico, ¿no? Te recuerdo maravillada con el juego que dirigìas con la maestrìa del mago que maneja el sombrero de copa. Un cuento, sin duda, escrito como al descuido, pero certero y preciso. Un cuento al que no le falta tu modo de hacer poesìa. No conozco a tu Djuna Barnes, tampoco leì El bosque de la noche. Pero _el juego de la copa es tan evocativo_, casualmente dos, tres dìas atràs, volvì a Un àrbol de la noche, insuperable cuento de Capote. Tu menciòn de Barnes me llena de curiosidad. Abrazo.

  3. Rosy Dominguez dice:

    Este escrito me gustó mucho, recordé que alguna vez en mi adolescencia yo también jugué a la huija con mis amigas, pero no recuerdo que sucediera realmente algo concreto de lo que supuestamente nos decía la huija, eso si, nos divertíamos mucho; sin embargo al paso de los años si creo que la vida muestra coincidencias que aparecen en nuestro camino que nos dicen como actuar, como desenvolver nuestras almas, o espíritus o como se le quiera llamar a “eso” que no es nuestro cuerpo, pero que lo conforma; hay voces, hechos, lugares, que nos guian sin que los busquemos, unicamente se presentan y nos enseñan, la cuestión es quedarse con lo positivo, con lo que nos eleve y con lo que nos de serenidad, calma, y dicha.

  4. Jose Itriago dice:

    No sé si es por culpa de mi formación, tanto en casa, como, después, en la vida profesional, que me alejé tanto de cualquier intento de conversación con espíritus y magias adivinatorias. Siempre he supuesto que si los muertos me pudieran hablar, tantos y tan queridos que traspasaron la barrera del silencio, hace rato que se hubieran puesto en comunicación conmigo. Y eso que, por mi parte, los interpelo con frecuencia, los siento, los recuerdo siempre.

    Pero la magia tiene muchas formas no solo de actuar, sino también de ser entendida por cada quien con suficiente sensibilidad para buscarla e interpretarla. En los tiempos de nuestros abuelos, las sesiones espiritistas eran cosa de todos los días. Hoy casi ni se mencionan. Pero se sigue creyendo una magia que está oculta entre nombre orientales (chinos o japoneses), entre piedras y pirámides. Todo vale, la magia es uno mismo.

    Y hablando de magia, el gran colisionador de hedrones obtuvo sus primeros resultados. Se considera el hallazgo científico más importante de la historia en más de un siglo. Conduce a la llamada “partícula de Dios” o el Bosón de Higgs. Con un “gracias, naturaleza”, Fabiola Gianotti, directora del detector ATLAS, informó que encontraron una nueva partícula con masa 126.5 gigaelectronvoltios. O sea, se creó materia. Los físicos realizaron sus experimentos en laboratorios subterráneos con túneles en forma de anillo y con grandes colisionadores, en cuyo interior se impactan pequeñas partículas subatómicas aceleradas casi a la velocidad de la luz -en este caso, protones. Alguna vez hablamos de eso aquí, en tu sitio. Ahora se están viendo los resultados. Debo añadir, además, que se fumigaron a centenares de agoreros que supusieron que la colisión produciría una “agujero negro” y que se ponía en peligro la vida del mundo. Es magia mayúscula.

  5. Gaby Rodriguez dice:

    Personajes que sienten celos, odian, se atraen, se lastiman, son los más brillantes y sensibles y también los más enfermos y retraídos….complejo!
    Lado oscuro de las personas que surge por la noche, puerta oscura que todo lo transforma (o lo deja fluir).
    Lo imposible dura siempre y con el TIEMPO se hace accesible, qué tanto??

    Como dice José, la magia es o está en uno mismo, no la busques en otro lado. Haz que suceda!!

  6. Joise Morillo dice:

    Brillante Mora. Muaaaaa.

    Frase de la semana

    “El que no lleva la belleza dentro del alma no la encontrará en ninguna parte.”

    Noel Clarasó

    Esto anterior es cierto.

    La belleza (to kalon) es, para Platón, una idea que se refleja en las cosas. Lo bello es tal porque en él relumbra la idea que lo determina y que nos transporta más allá de la apariencia inmediata. En el “aparecer” de las cosas bellas se da o aparece la idea como idea. Por ello Eros, el Amor, es impulso hacia la belleza porque es un impulso a ser arrancado de la mera apariencia y trascender hacia lo inteligible, utilizando las bellezas parciales como escalones hacia la verdadera sabiduría.

    Haber utilizado el Bosón de Higgs, es, sinónimo de haber experimentado sobre un concepto epistemológico, en función de obtener la verdad de la naturaleza, de la Obra de Dios, en otras palabras, es llevar a cabo desarrollar el genio, dar rienda suelta a la inteligencia inherente que el creador ha proporcionado al individuo humano, junto con la mano como herramienta y, ademas la materia prima (la partícula de Dios), cuya combinación derivada de la presión temperatura y velocidad en el espacio crea la masa. ¡Este conocimiento es estética pura! es lo sublime de la sabiduría divina en las manos del genio humano (conocimiento).

    HUIJA creación del ocio, configurado en el ludo y la dinámica juvenil, de lo que se desea saber o querer saber sin mas fundamento que una alternativa colectiva para disfrutar del momento y el espacio e imputado a la ausente fuerza de lo desconocido, mera fantasía, sin embargo pudiera por lo patético tener un valor estético superfluo y en función de desarrollar experiencias catárticas.

    DJUNA, producto del amor, según veo en vosotros -Mora y los vuestros- no a las cosas sino a los hechos.

    Os ama

    Joise

  7. JULIAN PEREGRINO dice:

    El arte es ese real y auténtico testimonio de una vida, a través de un cuadro, una figura de porcelana, de marmol, madera, o…unas páginas esbozadas en el idioma del corazón o del recuerdo. Leer a Mora es refrescante o tortuoso según el momento en el cual se vive; o talvez según el momento en el cual escribió aquello. Total, da igual, porque el resultado es el mismo: se vive, entiende y comprende independiente de la voluntad.
    El relato de Djuna Barnes talvez este en el olvido o el anonimato de muchos, pero hoy su encanto es pulido y refrescado por la magia y el misterio de una mente entrenada en las artes de la expresión documentada. Un ósculo fraterno a Mora y abrazos a mis colegas.

  8. maria jose lopez dice:

    A veces no hay que preguntar el….¿ porqué ?
    solo hay que abrir los sentidos y sentir……
    más alla de los sentidos.
    Sentir como ruge el mar ante la tormenta
    como se irrita ante la tempestad,
    como sus aguas cristalinas….
    reflejan el color del cielo.
    Sentir…gota de agua,sin lluvia
    rayo de sol….sin luz,
    murmullo de viento….en el silencio,
    sentir…..en el eco de la nada,
    y en la nada….sentir.

    maria jose lopez

  9. maria jose lopez dice:

    Mi querida Mora
    me he leido el libro,hoy he dedicado el tiempo a leerlo,como a tí tambien me gusto,me he ido
    deteniendo para escribir parte del texto,frases, y meditando….reflexinando.
    Perdona si me extiendo más de lo que debiera,ya que solo pediste dos o tres frases, pero al
    comenzar el libro……quise escribir parte de él para tí ya que no le encuentras.

    Guido habia hecho del otoño su estación por ser ésta para él época de nostalgia y horror.
    A los cincuenta y nueve años aun no habia sido padre, preparó para el hijo que esperaba un
    corazón forjado según su propio corazón. ( No tuvo hijos )
    Habia vivido como todos los judios que,separados de su gente por azar o por voluntad,
    descubren que han de habitar en un mundo constituido por seres que,por ser diferentes,
    obligan a la mente a sucumbir a un populacho imaginario.
    Adopto la señal de la cruz,cuando un judio muere apoyado en un pecho cristiano,muere
    empalado solo y atormentado.
    Lo que habia formado a Félx ( padre de Guido ) desde el dia de su nacimiento hasta que
    cumplió los treinta años era ignorado por el mundo,porque cada hijo sigue el paso del
    judio errante.Su cara era un óvalo largo y carnoso,marcado por una insistente melancolia.
    Generalmente,iba solo,a pie o en coche,vestido como para asistir a una gran ceremonia.
    Su cohibicción le llevaba a odsesionarse por lo que él llamaba la vieja Europa; la aristocracia,
    la grandeza,la realeza
    En mil novecientos veinte,Félix estaba en Paris ( su ojo ciego le habia eximido del servicio militar)
    siempre con sus botines,su chaque y sus reverencias. en su búsqueda de la comédie humaine,
    Félix fue a dar con los excentricos.El cristiano,con su tráfico de penitencias,ha hecho de la
    historia de los judios una mercancia.
    Desde muy joven,Félix se aficionó a la fastuosidad del circo y el teatro.En cierta manera,la
    asociaba con esa superior e inalcanzable fastuosidad de los reyes y las reinas
    La iglesia luterana contra la catolica, la catolica es la muchacha a la que uno quiere hasta el
    extremo de dejarse engañar y la protestante es la que te quiere tanto que se deja engañar
    por uno y ante la que puedes fingir muchas cosas que no sientes. De las dos casas,una
    es dura,tan dura como el don de la elocuencia y la otra,tan blanda como flanco de cabra.
    La pena del hombre va cuesta arriba,cierto,es muy pesada de transportar,pero tambien
    es muy pesada de conservar. Si eres gimnosofista puedes prescindir de la ropa y si eres
    cojo sentirás mas viento que otro entre las piernas; sin embargo todo es confusión.
    El hombre no necesita que se le cure de su enfermedad individual,lo que deberia
    preocuparle es su mal universal.
    Una copa vertida en otra copa nos da un agua diferente.Las lagrimas derramadas por un ojo
    cegarián otro ojo si cayeran en él. El pecho que golpeamos de alegria no es e mismo pecho
    que golpeamos de dolor.La sonrisa de un hombre seria consternación en los labios de otro
    hombre. La risa es el dinero del pobre.
    La señora de veintinueve años se habia desmayado.
    En la cama,rodeada por una colección de plantas en macetas,palmeras exóticas y flores
    cortadas,y las notas ligeramente excesivas de pajáros ocultos que parecian olvidados,
    yacia pesadamente la muchacha. El perfume que exhalaba su cuerpo era de la calidad
    de esa carne de la tierra que es el hongo,que huele a humedad capturada y,no obstante,
    es seco,ahogado por el aroma del aceite de ámbar.
    Alrededor de la cabeza tenia un fulgor que era como esa fosforescencia que envuelve las
    aguas,como si la vida residiera en ella por imprecisas nebulosas,imprimiendole el caracter
    turbado de la sonambula nata que vive en dos mundos ._Hibrido de niño y de bandido.
    Félix se sintio como el que en un museo contempla un mascarón de proa que,aunque
    estático,sin mecerse ya en el tejamar,todavia parece ir contra el viento; como si aquella
    muchacha reuniera en sí las dos mitades de un destino roto que,en el sueño,se hubieran
    encarado a si mismas,como una imagen y su reflejo en un lago parecen estar separadas
    únicamente por la variación de la hora.

    DJUNA

  10. maria jose lopez dice:

    VIGILANTE ¿ QUE ME CUENTAS DE LA NOCHE ?

    Cada dia está pensado y calculado,pero la noche no está premeditada.
    La Biblia está a un lado,pero el camisón está al otro.
    La noche,cuidado con esa puerta oscura.
    Cuando el hombre se tiende en su gran lecho su identidad ya no le pertenece,
    su confianza le abandona y su voluntad se transforma,duerme en una ciudad de
    tinieblas,miembro de una hermandad secreta.El no se conoce a si mismo ni a sus
    camaradas,asola una dimensión temible.
    El corazón le brinca en el pecho,un lugar oscuro,aunque algunos se sumergen
    en la noche como la cuchara corta el agua mansa,otros se lanzan de cabeza contra
    una nueva convivencia.
    El gran enigma no se puede concebir a no ser que vuelvas la cara hacia otro lado
    y te pongas a pensar con ese ojo que temes y que es el occipucio.
    No somos sino piel tirante sobre el viento con los musculos crispados contra la mortalidad.
    Dormimos sumidos en un polvo de reproches contra nosotros mismos.Estamos llenos
    hasta la garganta de los nombres que damos al sufrimiento.
    La vida, el pasado en el que la noche selecciona y mastica el alimento que nutre nuestra
    desesperación. La vida, el permiso para conocer a la muerte. Nosotros fuimos creados
    a fin de que la tierra pudiera advertir su sabor inhumano,y el Amor,a fin de que el cuerpo
    sea tan querido que hasta la Tierra gima con él,si,nosotros que estamos ahitos de
    sufrimiento hasta la garganta,deberiamos mirar bien en derredor,dudando de todo lo que
    se ve,se hace o se dice,precisamente porque tenemos una palabra para ello y no para
    su alquimia.
    Para pensar en la bellota hay que convertirse en árbol,y el árbol de la noche es el más duro
    de escalar,el más árido,el de ramas más inhóspitas,el más aspero al tacto,y exuda una
    resina y gotea un caucho en la palma con el que nosotros no contábamos.
    Los gurús que,como ya debes de saber, son maestros indios,te aconsejan que contemples
    la bellota durante diez años seguidos y , si en este tiempo no has averiguado algo más
    de ella ,es que no eres muy listo,y ésta es la unica enseñanza que sacarás,lo cual es una
    conclusión bastante triste,porque nadie puede descubrir una verdad mayor que lo que su
    riñón tolere.
    Piensa en la noche durante todo el dia y en el dia durante toda la noche.
    Los huesos sólo duelen cuando tienen carne encima,aunque la estires hasta dejarla
    más fina,aún servira para martirizar y no ver el hueso. A si también la noche es una piel que
    se tensa sobre la cabeza del dia,a fin de que el dia sufra tormento.
    No encontraremos consuelo hasta que la noche se diluya,hasta que la furia de la noche
    extinga su fuego.
    ¿ A la luz del sol las cosas son iguales que en la oscuridad ? ahora la mano está en las
    sombras,sus encantos y defectos están difuminados. El ala del sombrero hiende el
    pómulo con un cuchillo de sombra y ahora tienes media cara que imaginar.
    ¿ Fué de noche cuando Sodoma se convirtió en Gomorra ? una ciudad entregada a las
    sombras.
    Solo los sueños tienen el pigmento de la realidad.
    El hombre que ha de prescindir del color no encontrara el color que le conviene o,si lo
    encuentra,será para otro furor.
    Los muertos han cometido una parte del mal de la noche; el sueño y el Amor,la otra.
    El durmiente es dueño de una tierra desconocida.
    La cara es lo que los pescadores capturan durante el dia,pero el mar es la noche.
    Reúne esos mil ojos en uno solo y taladraras la noche con el gran foco ciego del corazón.
    Una vez fui,ahora puedo descansar.
    Sueltate del infierno y tu caida quedará interrumpida por el tejado del cielo.
    AMOR, sentido con pasión,es muerte,lo sé,por eso el AMOR es sabiduria.
    DJUNA

    os quiero



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda