Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Que Darwin me lo demande…

Si los dinosaurios (Dinosaurios) no hubieran desaparecido en las fauces de un meteorito grande como una ciudad actual (45 hipótesis acerca de la extinción de los dinosaurios) -se supone lo del meteorito y lo de su tamaño, pero no es seguro; lo único seguro es que desaparecieron (¿Por qué se extinguieron los dinosaurios)- otra hubiera sido la historia del conocimiento y de la inteligencia en el planeta (Historia breve del conocimiento científico). No podemos decir que del conocimiento y de la inteligencia humanos, pero no sé qué palabra se emplearía como adjetivo equivalente. O tal vez, simplemente, de la inteligencia y el conocimiento dinosaurinos, dinosáuricos, yo qué sé…

Lo cierto es que de no ser porque algunos mamíferos débiles y precarios, escurridizos y asustadizos, pequeños como para esconderse en cualquier hoyo de la tierra, sobrevivieron, sobrevivimos (Una cita con Darwin); de otro modo no estaríamos aquí y menos aún hubiéramos evolucionado al punto de escribir un post tan científico y sabio como éste (El origen de la vida). Estarían los dinosaurios evolucionados escribiendo sobre la posibilidad de que en lugar de ellos hubieran sobrevivido los mamíferos, y evolucionado hasta llegar a ser humanos -si me equivoco, que Darwin me lo demande (Darwin).

Construirían ciudades y puentes esos colosos -¿cómo sería el gusto artístico de estos intelectuales (Sobre la felicidad en el arte y el fenómeno estético); sería un poco parecido al de Shrek? (Shrek y los cuentos de hadas).

Castillos con princesas con cara de tiranosaurio para la Edad Media, y muy modositas y deseadas… (Arte arquitectónico de la Edad Media). Tal vez la que tuviera más espolones en alguna parte determinada del cuerpo sería la más bella, tal vez los patrones de belleza serían más reales que ahora: la cintura: 760; busto: 900; cadera: 1000. ¡Qué lindas y maternales serían las madres de la humanidad; perdón, de la dinosauridad! (La belleza como guía para la ciencia).

Los adolescentes estarían de parabienes (La Adolescencia); ya vendrían algunos, de fábrica, con sus adornos punk; otros, más dulces, con bordados muy hippies o neohippies sobre la piel; creo que nadie necesitaría tatuajes, porque tendría en sí mismo todos los elementos para completar el look deseado; sería un verdadero paraíso (El piercing, arte en el cuerpo).

Pero hay un tema que me subyuga más allá: según mis informantes -unos viejos manuales de divulgación científica-, las construcciones, arte, vida y comercio de esos inteligentes dinosaurios estarían regidos por una matemática diferente a la nuestra.

Por favor, léanse todo este párrafo que transcribo del libro Génesis, de John Gribbin, en la colección Biblioteca Científica Salvat, les aseguro que no se sentirán defraudados, el asombro les sobrevendrá:

“Debemos nuestros propios orígenes a los sucesos … que condujeron a la desaparición de los dinosaurios. Los mamíferos, nuestros antepasados, ya existían 100 millones de años antes de la brusca conclusión de la era de los dinosaurios, ocupando discretamente los nichos ecológicos pertenecientes a los animales pequeños y corriendo entre la maleza. Los pequeños mamíferos comían huevos de dinosaurio, cuando podían recogerlos, y los dinosaurios de tamaño medio comían pequeños mamíferos, cuando podían atraparlos. Puede decirse, en consecuencia, que los dos tipos de animales estuvieron en conflicto. Sin embargo, no existe ninguna evidencia de que los mamíferos fueran la causa de la desaparición de los dinosaurios. Los mamíferos no se transformaron de repente, por lo que sabemos hasta ahora, en más hábiles buscadores de huevos de dinosaurio como para poder comer tantos que éstos fueran barridos. Tampoco podemos afirmar que nuestros antecesores mamíferos fueran más inteligentes que sus contemporáneos los dinosaurios. La imagen tradicional del pesado y estúpido dinosaurio con su gran cuerpo desmesurado y su diminuto cerebro sólo cifra una parte de la historia. Muchos dinosaurios eran estúpidos, pero muchos otros eran más pequeños, ágiles y tenían un honroso tamaño cerebral en relación con el peso de su cuerpo, a la vez que probablemente eran de sangre caliente. Mientras nuestros antepasados eran todavía como musarañas escondiéndose en la maleza, al menos un grupo de dinosaurios tomó el camino -visto retrospectivamente- que los conducía a una verdadera inteligencia.

“Fueron éstos los Sauromithoides (…) (que) tenían un cuerpo semejante al de un pequeño canguro provisto de zarpas y de un cuello largo y flexible. Lo importante de esta estructura es que permitía la libertad de los miembros para sujetar objetos, y los sauromithoides poseían manos bien desarrolladas con cuatro dedos. Estas características -andar con el cuerpo erecto, dedos capaces de asir, un cerebro razonable (soy Mora: razonablemente proporcionado con el cuerpo) y buena visión- nos serán familiares en la historia de los orígenes humanos, y resulta tentadora la idea de especular sobre la futura vida inteligente en la Tierra si una catástrofe no hubiera acabado con los dinosaurios hace unos 65 millones de años. Como dijo Carl Sagan…, si los descendientes de los sauromithoides se hubieran convertido en las criaturas inteligentes que dominaran la Tierra, entre otras cosas se hubiera desarrollado como ‘normal’ la aritmética en 8, ya que tenían ocho dedos con los que contar, ¡mientras que la aritmética en base 10 hubiera parecido bastante exótica!”

Envío

Este post está dedicado a Lola y a sus dinosaurios de plástico blando en miniatura, con afilados dientes amenazantes, que han llegado a morderme manejados por traviesas manitas infantiles.

También, a todas las personas de buena voluntad y exquisita paciencia que sean capaces de leer completo este hermoso delirio científico (¿será científico?) y aportar datos o carcajadas, da lo mismo, siempre recibo bien a mis amigos, aun a aquellos de quienes no conozco ni siquiera el nombre…

María Aracelli: ¡gracias!

Abrazos, y uno especial para Jonathan Arriero

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

18 respuestas a “Que Darwin me lo demande…”
  1. Joise Morillo dice:

    Querida Mora, me gusta vuestra respuesta a los avatares ¡SOS macanuda! Parabienes

    Particularmente, y, considerando que discrepo con la teoría de la evolución Darwiniana, pues el humano -estoy más con Oparin y Haldane- de principio, se formó de diferentes sustancia habidas en el espacio, al momento de la genesis de la Tierra, estos componentes, por condiciones apropiadas del ambiente terrestre dieron lugar a cadenas carbonadas y otros elementos en los constituyentes de ADN y ARN, estos consecuentemente evolucionaron química y físicamente en coacervados y otros más completos individuos vivientes, ocasionando diferentes clases de especies, relacionados al ambiente y a la capacidad de combinarse de los elementos en función. De modo que de ninguna forma nuestros cónsules ancestrales fueron los monos, pero si, homínidos que igual que otras especies, a causa de la especialización y la disfunción sus extremidades -primitivamente, seudópodos- y características fisiológicas se transformaron o desaparecieron hasta llegar a los especímenes con las formas y cualidades actuales –seguiran evolucionando- esa situación no fue, ni es, ajena a nuestra especie. Ahora con la neo-evolución (Biogenética) tenemos una nueva dimensión que explorar en el sentido del evolucionismo. Ahora es otro cantar.

    Ahora bien esa especie llamada Sauromithoides –la desconozco- podría ser una especulación científica, todo depende de las investigaciones mediante la exploración paleontológica realizada y la información obtenida, ese espécimen fósil no ha llegado a mi conocimiento.

    Ahora bien mi colega João Carvalho, geólogo espeleólogo, tiene una versión, una concepción muy interesante de la desaparición de tales seres, explico:

    De haber habido una lluvia de meteoritos, que de hecho hay evidencias, por el Iridio desplegado en la superficie donde han caído los mismos –material contentivo de los meteoritos, que se forma por ignición al entrar en contacto con la atmosfera- las condiciones atmosféricas habrían cambiado a tal punto de producir una glaciación a la cual no pudieron sobrevivir, en cambio las especies más modernas, el homínido y otros debido a sus condiciones fisiológicas y adaptación al medio ambiente –marino- podrían haber superado tan hecatombe –tanatocenosis- de modo que los pobres Dinos, podrían haber sucumbido –en las fauces- por inanición, ya que su hábitat pudo haber sido invadida por aguas de deshielo y/o tapizadas por el hielo.

    Mi versión es, además de esa condición desfavorable, es que: también podrían haber sido objeto de una variación en la atmosfera que los hizo vulnerable a ciertos elementos microbianos, contentivos al nivel de su altura y/o derivado de sus características biológicas.

    Estas acepciones se desprenden al plano de la especulación científica porque la especie humana ya tenía su presencia ancestral, la cual sobrevivió, como sobrevivió también: El tiburón, la tortuga, los también saurios; cocodrilo, caimán, babilla etc., cucarachas (del precámbrico trilobites), hormigas y, paremos de contar.

    También, desde aquellos tiempos se desarrollaron los mitómanos que hasta ahora viven entre nosotros. Pero ese es trigo de otro fundo.

    Os ama

    Joise

  2. Jose Itriago dice:

    Los Sauromithoides eran unos tipos muy amables. Pertenecían a un grupo conservacionista de la antigüedad y sus líderes más sabios tenían muy claro que después de ellos ¡el hombre! que era algo así como el fin del mundo. Bastó que surgiera con claridad meridiana esta idea, para que todos, investidos de un clásico y trágico masoquismo que aun persiste, empezaran a comer huevos de dinosaurios (que eran inmensos, pero con una yema chiquitica) con el objeto de evolucionar “hombre”, lo cual no era fácil porque los Sauromithoides y las Sauramithoidas tenían que hacer lo mismo, pero con resultados diferentes.

    Esa es una teoría. La otra, más plausible, es que los Sauromithoides se comieron a los dinosaurios con iridio y todo, lo que explica mejor su extinción. Eso no es tan difícil como parece a primera vista. Los hombres actuales comen ballenas, vacas, toros y cualquier animal mucho más grande que ellos. Es cosa de empeñarse y buscarle la vuelta.

    No obstante, para complicar más el análisis, vemos que -sin necesidad de mayor discusión- ciertos hombres descendieron de los Sauromithoides, pero otros, los Politoides, descendieron de los dinosaurios y por su tamañote, acaparan los puestos donde hay más dinero y por ende, más comida. Debido a esta situación, el pobre Darwin debió concluir que no esta dicho nada sobre el tema y que lo mejor que podemos hacer es seguir buscando huecos negros en el espacio.

    Nota: Mora, nos la pusiste difícil.

  3. Joise Morillo dice:

    Ah!!! La capté, esos son los Tiranos-Saurios, dizque Socio Saurio o los Comuni- Saurios, en nombre de los Demos-Saurios. Por supuesto y todos aquellos que -con el poder a su antojo, o como advenedisos en el poder- en nombre de la administracion pública o de El orden de la ciudad, embarran el fundamento de tal concepto y su connotacion etimológica.

    Sauriomithoide=Tiranosaurio

    Os ama

    Joise

  4. olmar C. dice:

    Por mi parte, no creo que nosotros y nuestros primos hermanos los gorilas, chimpancés y demas monos grandes sin cola o nuestros primos segundos o terceros o sea el resto de los monos, hayamos sido la causa de la desaparicion súbita o casi, de los dinosaurios Evidentemente, algo raro pasó pero ¿por que lagartos, lagartijas, iguanas, cocodrilos y caimanes, culebras y demás no se vieron afectados? Mientras eso no me lo expliquen en forma convincente, mantendré mis dudas.

    El artículo está muy simpático. Solo tengo una objeción: las mamás dinosaurios, como aún lo hace el resto de la familia, no se hubieran ocupado de sus hijos. Ese tipo de ovíparos no son maternales. No habrían habido ni maternales, ni preescolares, ni niñeras por hora, ni pañales, ni Legos.

  5. Eric Lenin Camejo Ocaña dice:

    Mas entretenido y divertido, que educativo, pero me gusto!

  6. ALEXX GOMEZ dice:

    Por alguna razón llegó a mi bandeja de correo, normalmente no leo correos de las listas, por el título me pareción muy atractivo,pero… al abrirlo:… la redacción pésima, ¿se trata de una broma? un artículo que pretende ser científico, …hay que dar claridad a las ideas, enfocar la redacción, etc… Saludos

  7. Mora Torres dice:

    Como Eric Lenin lo advirtió, y los anteriores colaboradores lo dieron por supuesto, este post no intenta ser científico, ni educativo, sino entretener. A veces hace falta.
    En cuanto a lo de la redacción, eso sí me ofende… un poquitito.
    Si no estuviera medianamente bien escrito, no alcanzaría a divertir.
    De cualquier modo, si usted se tomó el trabajo de quejarse, Alexx Gómez, yo me tomo el mío: le mando un abrazo.

  8. Jose Itriago dice:

    Lo de “redacción pésima” es natural. Los sauromithoides nunca se destacaron por las artes, menos por su redacción. Seguramente la búsqueda y posterior hurto de los huevos de los dinosaurios ya era bastante trabajo. En la RAE, donde siempre habitaron descendientes directos de los dinosaurios, siguen criticando no solo la redacción, sino también la ortografía. Ahora, después de varios siglos, se están modernizando y las recomendaciones parecen salidas de las cavernas. Podría hacer una recopilación de algunas de ellas, pero me parece que iría contra el rigor que, de pronto y sin preaviso, tomo el sitio, que apenas si trataba de extender un poco los carnavales, oxidados por tantos rollos. Fíjense que hasta el desfile histórico de Rio de Janeiro terminó en desastre, con carrozas quemadas, heridos y un montón de presos multicolores (¡Quién hubiera podido ver esas cárceles!)

    Volviendo al tema, fue mucho después que se le empezó a dar importancia al cómo se escribe. Bastante más que el necesario para que evolucionáramos hasta ser los que somos: bestias de guerra, corruptos, gente buena, pensadores, poetas, ingenieros y pare usted de contar. En este sitio, una vez, hace años, dijimos que la ortografía y la redacción la dejábamos a un lado, para que así cupieran las ideas, que se sentían estrechas entre tantas reglas, acentos, comas y puntos y coma. Esa decisión dio lugar a una maravilla: muchas personas que no han tenido la suerte de una buena educación gramatical, encontraron un sitio donde expresar lo que sienten u opinan libremente, sin que a nadie se le ocurra criticar lo bien o mal redactado que esté su “entrada”; sino más bien aprender de lo que su pensamiento nos pueda aportar, dejando a un lado la ortografía, paleografía, caligrafía, tipografía, ortología y ortotipografía.

    De todas maneras, este fue un tema diferente. Los largos párrafos copiados por Mora del libro Génesis de John Gribbin tienen su redacción original y no me parece mala. Que alguien crea que Mora o nosotros, sus humildes seguidores, creemos eso, sería un elogio, un gran elogio, porque demuestra que persiste la fe en nuestra prístina inocencia, nuestra bendita ingenuidad.

  9. Eduardo Corbo dice:

    Se acuerdan de unas revistas muy pequeñas ,de el mundo infantil de aquellos viejos tiempos atras,llamada Turok ,esta historieta mostraba que el hombre convivio con el mundo de los dinosaurios,y no esta muy desasertada la idea,ya que mas o menos se conocen los bosquejos de las grutas de Altamira,pero las que no son muy dibulgadas ,son los dibujos del paliolitico inferior en las montañas del Caucaso oriental,donde podemos pensar,quien izo los dibujos de un Triseratopus?PIENSEN-PIENSEN,no se rian,ha una cosa muy importante,por que desaparecio la Era del hielo,no estara todo encadenado con los movimientos de los Astros,?-estos nos gobiernan aunque muchos lo lo crean-

  10. Eduardo Corbo dice:

    Fui leyendo por trazos los comentarios vertidos por este tema,y me gusto mucho,por que hay mucho para comentar sobre este tema,es un tema mas profundo que divertido,yo siempre tomo las cosas con seriedad,lo unico que no me gustan son las criticas sin evaluacion sobre las personas ,por que a veces pueden ser ofensivas hacia esa persona que sin tener mucha cultura,quiere participar y desde luego tambien aprender un poquito,es un tema interesante,y doña MORA ,siga usted adelante con sus dialogos que siempre abra alguien que la admire y tambien de los otros,que yo pienso que si no les gusta,pues que se abstengan de decir macanas ……

  11. enrique falcon olaya dice:

    Es grato tener un primo ¡¡¡¡ dinosaurio !!!!!!

    Saludos Mora.

  12. ANTONIO MARIA RODRIGUEZ ESPITIA dice:

    El ser humano siempre ha estado en la búsqueda de la verdad, y esta verdad la hemos tratado de explicar con teorías. Que bueno que la Doctora Mora Torres con su muy humilde monografia nos haya puesto a pensar en otra posible hipótesis que seria difícil de comprobar pero no difícil de teorizar.

  13. Ramses Ancira Saba dice:

    Encantador y humorístico engarzamiento sobre las historias de los dinosaurios. Sobre los comentarios de Jose Itriago, en cuanto a los hombres fuertes y conquistadores, no es que desciendan de los dinosaurios. Según el sicólogo mexicano Salvador Cruz, nuestras características se deben a la predominancia de uno u otro neurotransmisor, la dopamina o la serotonina nos harán más o menos grandes, más o menos intuitivos o sensitivos. Así nacemos y luego en los tres primeros años, las condiciones de vida nos perfeccionan o van contra nuestra naturaleza. De ahí se forman cuatro grandes biotipos que Cruz, divide en colores. Azules, los generadores de conocimiento, Rojos, los conquistadores, o productores de objetos materiales, quienes son los que mejo paga industria, auunque no siempre con justicia los Verdes, gente creativa y con gusto por el servicio y los amarillos, que son histriónicos, buenos actores o políticos. Si les interesa saber más sobre los talentos de las personas, pueden contactar a Salvador en su página de internet http://www.genova.com.mx. Su teoría es que como a los rojos les pagan más, todo mundo quiere convertirse en rojo, descuidando su verdadero potencial y talento.

  14. Orlando Olmedo dice:

    Muy entretenida y divertida. Saludos…

  15. ricardo gimenez dice:

    Hola Mora ¡¡Que linda que sos¡¡. Siempre preocupada por estos temas, buscando y buscando al Dios que detras de Dios habría creado esta trama de polvo y sueños ( Te extrañamos Borges). Me gustó esta nota.Y tambien lleva al humor. Como buenos primates apreciamos a Moyano y a Chavez y como recuerdo de nuestros depredadores decimos: “.- Shhhhh”, o “.- Pst ” , como sonido de reptil para indicar silencio o llamar a alguien.. ¿Los dinosaurios?, en la politica abundan y son depredadores que se comen nuestros huevitos. En fin, mientras existan las “Moras”, no nos extinguiremos, porque la poesia existe (dijo alguien) para que la muerte no tenga la ultima palabra. Un beso.

  16. Júdith Mora V dice:

    A ver a ver… la persona que aduce que el escrito tiene mala redacción, lo hace escribiendo esto, y cito:

    “Por alguna razón llegó a mi bandeja de correo, normalmente no leo correos de las listas, por el título me pareción muy atractivo,pero… al abrirlo:… la redacción pésima, ¿se trata de una broma? un artículo que pretende ser científico, …hay que dar claridad a las ideas, enfocar la redacción, etc… Saludos”

    pues veamos:

    escribe “me pareción” luego coloca una “,” pegada del pero, luego hace ABUSO de los puntos suspensivos -y miren que a mi me encantan, pero venga, hay que saberlos usar, y no es fuerte de muchos- luego escribe una “,” ( de nuevo ) antes de un signo de interrogación (ouch) luego, DE NUEVO, una “,” -léase coma- antes de unos puntos suspensivos que dicho sea de paso van pegados a la frase que los sigue (recontra ouch) Ahora soy yo la que pregunta ¿Se trata de una broma? estoy segura que si, de lo contrario, vaya, qué pena ajena, eh?

    Genial el escrito Morita, como siempre -al menos a mi juicio- Yo me divertí jeje :)
    Besos a la súper Lola… hermosas

    Te quiero
    <3

  17. jose pardales dice:

    Yo creo, como Darwin, que somos un coctel de esa evolución, y que tenemos en nuestros genes parte de las células, que formarón también a los dinosaurios, ya que como muestran algunos de estos reptiles encontrados, tenían el mal genio de nosotros, ( algunos ejemplares con garras y esos dientes, no los usarián para mirarse en el espejo) y un problema, que nos sigue acosando es la intolerancia, por eso seguimos aún todavía, en este siglo luchando entre humanos, cosa que de seguro lo hacian los dinosaurios. Dicen que el cuerpo calloso de nuestro cerebro, es en el que residen la violencia y otras maldades, habría que ver, si en futuras generaciones, evolucionamos, o nos vamos a extinguir, como lo hicierón estos saurios….
    Gracias Mora, por tocar el tema, es muy interesante, y da para debatir extensamente.


Trackbacks

  1. Homepage


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom