Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Un ramo de flores del ciruelo para José Itriago

Sí, se escribe para decir algo que queda más allá de las palabras (Oralidad y escritura), pero si no se escribiera, mi querido, mi entrañable José -con el genio de tu hermano Francisco aleteándote en las espaldas como los ángeles (La historia de la pintura) y con tu propio genio recogiendo en tu austera habitación el universo para nosotros que te leemos (objeciones-al-que-no-objeta)-, si no se escribiera, digo, no tendríamos la esperanza o la posibilidad de llegar a decirlo alguna vez… Tú, o “cualquiera”, tan cualquiera como mi amigo José Luis Pagés, o Vancho y Osvaldo, o alguien futuro, con música, con palabras, con colores (La relación entre los colores y el conocimiento).

En este momento, por ejemplo, quiero estar en silencio para sentir tu gran silencio que llega desde lejos  José (La luna y el solitario), y es el silencio de la calma, aunque me lo transmitas con tu prosa compuesta de vocablos -pero el silencio de la escritura ordena a veces el caos, no es como vociferar, no es como hablar en las reuniones de escritores.

Me apoltrono en el jardín, lugar tan etéreo que el verbo apoltronarse es casi grosero (Las siete maravillas del Mundo) -ahora tengo jardín y árboles frutales en un lugar casi desierto de gente, pienso en vos, en ti, en usted, José I.

A mi lado se acomoda Polka, tan negra como la noche que nos ampara -pero ahora es mediodía y eso fue una licencia poética, un flash de frivolidad, una distracción. Veo, respecto de Polka, que la belleza también elige sus animales. En el caso de Polka la eligió, ella tiene uno de los rostros más bellos del mundo y ojos profundos y mirada sensible.

Quise decir algo…

Sí, quise decir algo que no está cuando comenté mi mirada hacia el ciruelo. Pero también, tal vez, otros que lean ese parrafito, y tú mismo, y José Luis Pagés, y Osvaldo, Vancho y María Celeste y Blanca Estela y María José, y Joise, le agreguen lo que ven a través de mí en el ciruelo y descifren por fin lo que dicen sus pequeñas flores blancas. (*)

Si supieras cuántas veces “traduje” el comienzo de La tierra baldía de Eliot que dice:

“Abril es el mes más cruel…”

Aparte, aunque mis piernas ya no me den, intentaré subirme al árbol de ciruelas mil veces hasta estar en las ramas más altas para arrancar una para ti, y,

Y digo “traduje” aunque no fue que lo hice del inglés al castellano sino de la estación que está en abril en el Norte -la primavera- al segundo mes exacto de la primavera en mi país: octubre.

Ni qué aclarar la lejanía de Eliot con mis humildísimas letras, ¿para qué?

Aclararlas para mí misma menos todavía: “dejaría caer la pluma”, y la tierra se llenaría de lágrimas de tinta.

Y no me digas que si no logro transmitir lo que quiero, escriba sólo para mí misma; es demasiado. Yo escribo para que vos compartas mi confusión, junto con todos los lectores-escritores-colaboradores.

Un aparte

Aunque mis piernas ya casi no me den, intentaré subirme al ciruelo mil veces hasta estar en las ramas más altas y arrancar para vos una llena de flores, y cuando estén los frutos comer los más soleados.

Porque hay algo en las cosas mínimas que tiene un gusto más sabroso (recuerdo la inefable descripción que nos hiciste de la habitación donde duermes, de la cama y los muebles austeros).

Ahora me voy adentro, salgo del jardín, acaba de picarme una abeja, ¡qué dolor da a veces ser agreste, salvaje, campesina!

Envío

Los quiero a todos y no sólo a José (Itriago me suena tan bien!, como un nombre compuesto, acaso como José Luis, Jorge Luis, etc.)

(*) Bajo el subtítulo “Quise decir algo” hay una referencia a un petit poema o párrafo en el cual miro detenidamente un ciruelo y creo que de cualquier modo, digo algo… Pero lo copié tantas veces y tantas otras se borró que renuncié a hacerlo: ustedes adivínenlo!

Mora

Editorial, Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

15 respuestas a “Un ramo de flores del ciruelo para José Itriago”
  1. Joise Morillo dice:

    Mora, saludos, pulcra y transparente amiga. Si bien es cierto que no todos tienen la capacidad de patentar las emociones y, menos aun, sembrarlas en el espíritu o almas de los otros, es peor no reconocer la virtud a quien la tiene. Pienso que mi talento no alcanza hacer un juicio de valor tan certero como el vuestro para definir el genio de quienes escriben -considerando vuestra trayectoria literaria- no obstante, seria mezquino de mi parte si no apoyara el justo amor que profesáis a la virtud de José, senda personalidad y genio.

    Su obra -su participación en el blog- me sugiere las maravillosas descripciones tanto del paisaje como de la conducta humana de ese gran genio francés, Honorato de Balzac, por supuesto no he de descartar otros como Sartre y Kafka de índoles distintas pero que despiertan con sus criticas las que nuestro amigo cotidianamente nos pone ante nuestra sensibilidad: expectante y diversa.

    Es pues digna y justa vuestra admiración afectiva en José. Por mi parte, ya que no tengo tan fino Bouquet -flores de ciruelo disponible- ratifico mi deuda de una “garrafa de vino” que en otrora no pude brindar, pues no contaba con la forma de cómo proveérmela en ese momento – verdaderamente ajeno a mi voluntad- la cual por medio de correo o personalmente en cualquier momento le hare llegar, no será europea pero si Brasileira.

    La razón de ello, brindar por el lumen de quien lo muestra, generoso, prolijo e impoluto.

    Perdonad mi loa sincera, os apoyo Mora. Creo saber, la mezquindad no es uno de mis defectos.

    Por ello afirmo con palabras sabias del nazareno.

    “Al Cesar lo que es del Cesar” yo, al cielo lo que es del cielo. Os veré en el paraíso!!

    Por Internet desde el infierno.

    Os ama
    Joise

  2. jesus antonio crmona brand dice:

    ME GUSTA, ME REMONTA A MI NIÑEZ Y A MIS NOSTALGIAS DE ADULTO, DE ALGUNA MANERA ME TRAE OTROS AROMAS DE FLORES Y SABORES DE FRUTOS QUE AÚN CUELGAN DEL ÁRBOL.

    GRACIAS, POR COMPARTIRME ESTOS RUMORES QUE SE ME PARECEN A LA LA LLUVIA QUE AHORA CAE.

  3. Cecilio Aguilar Polanco dice:

    Mora ¡Te atreviste a invadir el territorio de la Abeja! ¿A que sabe la flor de tu ciruelo?

    Como una nave espacial tu ciruelo me transporta a cierto tiempo +- semi.lejano ya, en la comarca de la otrora Finca Bananera San Juan, La Curva, Tacamiche, un cierto dia entre abril y mayo en una de las dos estaciones que hay aqui en este puente (calor y lluvia, infernal calor y polvo); caminabamos una pacotilla de guirros como de entre 6 a 10 años descamisados (debido a la gran calor y humedad, y a la gran rebelion propia de los guirros de esa camada) con resorteras para matar tortolitas y comerlas asaditas en el fuego de chiribisco con algunas tortillitas de maiz bien tibitas (envueltas en hojas de banano) que sustraiamos de la produccion de nuestras amantes madres, y luego en la maldad de guirros caminar alrededor de los patios (amplios y bien cuidados por cierto) de los comanches, capataces y capitanes y nos deteniamos en la propiedad asignada de un cierto Don Fermin, que para que no nos viera caminabamos acurrucados de maleza en maleza de zacate de leche o camalote (al estilo de la pelicula de rin tin tin) y nos acercabamos a la orilla del patio cercada con alambre de púa, con un terrible miedo a los hibridos perros barrileros que cuidaban la propiedad, teniamos que darles alguna tortillitas para entretenerlos, y luego rampar por debajo de la alambrada y subir a los palos de ciruelo (de variedad jocota, huevos de gato) a bajar los que pudieramos (verdes, camulianes, maduros) que comiamos como postre con sal y chile (del encurtido de chile chilpepe que ibamos a pedir a alguna casa de bananero cercana). Y de los ciruelos que quedaban los regalabamos a alguna mujer embarazada (pasabamos lista de quien tenia alguna madre, hermana embarazada porque los benditos ciruelos eran manjar antojo de mujeres embarazadas quienes nos encargaban que les llevaramos siempre porque sino se les podia caer el guirro que llevaban dentro). Algunas veces cuando nos avanzaba Don Fermin en la punta del palo de ciruelo y por querer bajar rapido, nos veniamos con todo y rama del ciruelo (que quebradiza es la bendita rama del ciruelo) y nos dabamos unos platanasos que casi nos matabamos, pero aun así no dejabamos de cosechar los benditos ciruelos, que ¡que sabrosos se sentian con el agregado de la emosion aventurera! En otras ocasiones cuando nos subiamos a los benditos palos (que eran bastantes por cierto), las abejas polinizadoras de los benditos ciruelos nos pegaban unas picadotas en la cabeza que nos hacian unos chichotes que parecian que nos iban a salir cuernos por la cabeza, (de ahi los alias dos cabezas, cabeza gambai) teniamos que correr y zambuirnos (sumergirnos) hacia los laterales (canales de agua del sistema de irrigacion artificial de las bananeras) para evitar que nos persiguieran y nos siguieran picando (¡como duele una picada de abeja, y la de avispa no digamos!) ¡Que tiempos aquellos, no volveran, ya las bananeras no existen, y guirros como eramos nosotros ya no hay, hoy se levanta una generacion digital que en nada se parece a los guirros de antaño¡

    Gracias Mora por tus escritos, hice un bonito parentesis en este tiempo de labor contable y salir a desestresarme un poco escribiendo en este valioso Blog, perdon por la ortografía y redaccion ya que se va como borrador primario.

  4. benjadem alflorentin dice:

    Se escribe para decir algo, (si uno es periodista), pero mas se escribe para no decir nada; para rememorar lo q desconocemos, xq las letras se arraciman en palabras, como capullos en las yemas d los dedos y cuando maduran necesitan florecer, como las rosadas flores d mi ciruelo, o las blancas del ciruelo d mi vecino, las letras laten a su propio pulso, con su propio corazón; ellas viven su propia vida a pesar d nosotros, y logran comunicarse a pesar d nuestra ignorancia, pues sólo ellas saben lo q qieren significar cuando despliegan sus pétalos; sólo ellas saben oler el ADN d su encadenamiento gramatical en el verdadero sentido filológico.

    Razón d la eterna disposición (cap.XV- a.II y III)

    II- En efecto, es necesario q cuanto Es, posea d antemano la esencia y, no sólo q posea la esencia, sino q ésta sea una; no sólo q sea una, sino verdadera y adecuada al intelecto; y no sólo una y verdadera, sino además buena y con la gracia d un cierto Bien. Pues el fin d éstas cuatro cualidades es la bondad. Todas éstas cualidades qedarían frustradas sin la gracia del bien. Se puede ver ésta misma progresión en las causas naturales. En efecto, aunqe toda cosa sea x entero en la causa eficiente, x entero en la causa material y formal, y x entero en la causa final, sin embargo las tres primeras tienden realmente hacia la cuarta y última.
    III- Asimismo en todas las cosas la materia y la forma concurren en un mismo compuesto, d manera q la propiedad final d éste compuesto debe encontrarse en cuarto lugar. La posesión procurará la mayor confianza a los mortales. Pues, aunqe sea totalmente mental, totalmente verbal, y esté enteramente en el medio (instrumentum) sin embargo, en cuarto lugar debe ser real, y ésta cualidad atrae a todas las precedentes hacia ella. El precio y la estimación d todas las cosas se estableció asímismo después d la eqivalencia q existe en toda cosa preciosa, x ej, si es del oro o si es una gema, etc. Después, x el valor d la mano d obra (manupretium), finalmente x la eminencia; y aunqe las cosas indeterminadas sean x ésto mismo especificadas y q su limitación o destino esté mucho mas determinado, sin embargo éstas tres determinaciones tienden finalmente a la adicción o adjudicación, es decir, al precio q han sido realmente pagadas.
    Guillaume Postel, “Absconditorium Clavis” Amsterdan,1646.

  5. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Querida Mory:

    Mis pequeñas flores blancas ven a través de tus ojos como te quedas revoloteando junto a mi corazón. Estas en el jardín y puedo verte y llamarte a que nos embriaguemos juntas en esta mezcla deliciosa de palabras que hacen un poema nacer del corazón.

    El despertador la arranca de la cama, aunque sus seductoras satinadas sábanas pretenden aguantarlo, inerte ella corre a su santuario, el agua se desliza por su templo, por sus ojos cerrados, por su inquietud y aquella oración que sale de sus labios, ¡uhf! Siento que me estoy quemando, sus senos erguidos duros hinchados, quieren ser acariciados, desafían el agua, la sensación que han causado sobre su alma mojada, su pasión y su encanto, se enjabona su cuerpo, esta de prisa por la intimidad y siente como el agua fría se mezcla con todos los jugos de su lívido, se enjuaga el cabello, su espalda, sus caderas, sus piernas divinas, se enjuaga la risa de su rostro, porque se siente vencida, el agua lo borra todo, se dice, se anima, abre sus piernas y termina acariciándose toda sus existencia femenina, se detiene y mira el reflejo de su exquisito cuerpo desnudo, en el espejo de su vida, que agonía, responsabilidad, obligación, deberes, poder y esta inmensa soledad, ésta es su realidad, y desesperada grita ¡Porque todo en la vida pasa!
    Un cariñoso abrazo a todos mis amigos

  6. benjadem alflorentin dice:

    ¿Cómo leer lo q no está en lo escrito?¿Cómo pensar lo adjunto invisible?¿cómo imaginar la extensión d lo imperceptible? busco ayuda:

    Baruj Spinoza (Ética, demostrada según el orden geométrico. parte II- proposición VIII)

    las ideas d las cosas singulares, o sea, d los modos, no existentes deben estar comprendidas en la idea infinita d Dios, tal como las esencias formales d las cosa singulares, o sea, d los modos, están contenidas en los atributos d Dios.

    Demostración: Esta proposición es evidente en virtud d la anterior, pero es entiende con mayor claridad x el escolio q le precede (escolio VII: …todo cuanto puede ser percibido x el entendimiento infinito como constitutivo d la esencia d una sustancia pertenece sólo a una única sustancia, y consiguientemente, q la sustancia pensante y la sustancia extensa son una sola y misma sustancia, aprehendida ya desde una atributo, ya desde otro. Así también un modo d la extensión y la idea d dicho modo son una solo y misma cosa, pero expresada d dos maneras. Ésto parecen haberlo entrevisto algunos doctos d la Torá cuando afirman q Dios, el entendimiento d Dios y las cosas x él entendidas son uno y lo mismo. Por ej. un círculo existente en la naturaleza, y la idea d ése círculo existente, q también es en Dios, son una sola y misma cosa, q se explica x medio d atributos distintos y, x éso, ya concibamos la naturaleza desde el atributo d la Extensión, ya desde el atributo del Pensamiento, ya desde otro cualqiera, hallaremos un solo y mismo orden. o sea, una sola y misma conexión d causas, ésto es, las mismas cosas siguiéndose unas d otras. Y si he dicho q Dios es causa d la idea del círculo sólo en cuanto q es cosa pensante, y del círculo mismo sólo en cuanto q es cosa extensa ello se ha debido a q el ser formal d la idea del círculo no puede percibirse sino x medio d otro modo d pensar, q desempeña el papel d su causa próxima,y éste a su vez x medio d otro hasta el infinito….)

    Corolario: mientras las cosas singulares existen sólo en la medida en q están comprendidas en los atributos d Dios, su ser objetivo, o sea, sus ideas, existen sólo en la medida en q existe la idea infinita d Dios. y cuando se dice q las cosas singulares existen, no sólo en la medida en q están comprendidas en los atributos d Dios, sino cuenta habida d su duración, entonces sus ideas implican también ésa existencia, atendiendo a la cual, se dice q duran.)

    Escolio: Como se sabe, el círculo posee una naturaleza tal q son iguales entre sí los rectángulos formados x los segmentos d cada par d líneas rectas q se intersectan entre sí dentro d dicho círculo, x lo cual se contienen en él infinitos rectángulos iguales entre sí. pero ninguno d ellos puede decirse q exista sino en cuanto q existe el círculo, ni tampoco puede decirse q exista la idea d ninguno d ésos rectángulos sino en cuanto q está comprendida en la idea del círculo.

    Bien, hasta acá me ha ayudado Spinoza, pero necesito una cuerda mas larga, un andamio q me ayude a cruzar al piso d al lado. No sé hasta donde me llevará, pero acá voy

    Rudolf Steiner, (2° conferencia Hannover 28-11-1911)

    ….Tomemos una frase, xej. “el mundo empezó una vez en el tiempo”; luego Kant escribe, tal vez en el reverso d la página, la otra frase “el rmundo siempre ha existido desde la eternidad”, Y para ésas 2 proposiciones q, como ven, son contrapuestas, Kant aporta argumentos válidos tanto para la una como para la otra. Kant llama a ésto antinomias, y con ello qiere demostrar la limitación d la capacidad cognoscitiva del hombre…..pero cuando nos hemos educado a considerar q el pensar no es capaz d decir la última palabra justamente allí donde nos enfrentamos con las cosas decisivas, cuando nos hemos educado enérgicamente a considerar el pensar como un simple medio d adqirir sabiduría d la vida, como medio para tomar en nuestras manos la propia autoeducación hacia la sabiduría, entonces no nos vemos afectados x el hecho d q, mentalmente se pueda demostrar o contradecir alguna cosa. Porqe pronto descubriremos q justo el hecho d q no podamos adueñarnos d la realidad elaborando los conceptos es lo q nos permite trabajar y educarnos d la forma mas libre en los conceptos e ideas. Si uno fuera constantemente corregido x la realidad, la elaboración d los conceptos no sería ningún medio d autoeducación. Tengamos en cuenta q en la elaboración d nuestros conceptos sólo tenemos un medio activo y libre d educarnos a nosotros mismos, cuando la realidad no nos entorpece en la libre elaboración d las ideas.
    ¿Qé qiere decir q no nos entorpece? ¿en qé nos entorpecería la realidad a la hora d elaborar libremente los conceptos? Entenderemos éste hecho si hipotéticamente nos imaginamos nuestro pensar humano comparándolo con el pensar divino. -y ya veremos mas adelante q éso no tiene x qé ser hipotético-. Podemos decirnos: En un principio, teóricamente, no podemos hacernos a la idea d q el pensar divino sea incapaz d relacionarse con la realidad, sólo podemos imaginarnos q la abarca d lleno. Pero d ello habría q deducir nada menos q cuando el hombre comete un error en su pensar, no deja d ser un mero error, y cuando se da cuenta q se ha eqivocado, mas adelante, puede corregirlo y con ello ha hecho algo para su autoeducación. ha crecido en sabiduría. Pues bien, si el pensar divino piensa correctamente, sucede algo, suscita algo, y cuando piensa erróneamente destruye algo, algo se aniqila. Si x consiguiente tuviéramos un pensar divino, en cada concepto eqivocado q nos hiciéramos produciríamos un proceso d aniqilación….el hecho es q nos mantenemos en la realidad gracias a q nuestro pensar no penetra en ella.

  7. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    A través del azul del cielo y el mar, llega a mi pecho el amor que silencia todos los miedos, que revive muchas mañanas y construye historias que quedan grabadas a corazón abierto, aquellas para recordar cuando las alas ya no puedan volar.
    Trascenderemos con todo lo que no se pueda tocar, a ése paraíso donde a todos quisiera encontrar. Habrá un traje nuevo que vestir, habrá gente viva y feliz, seremos cómplices todos del amor más grande que se pueda escribir.
    Un farol en la noche, ya no será más, noches de inconsolables lágrimas, tampoco existirán, sólo éxtasis, pasión… e incesante gozo al Poderoso.
    Júbilo y cúmulo de virtudes por doquier, sabiduría sin medida será nuestro amanecer, mientras tanto, actúa, búscalo y cree en Él.
    Ahora parto a la orilla del mar, allí pensaré en ustedes y los bendeciré a ver si logro imaginarlos danzar como mariposas en éste sueño de mi alma.
    Los amo y oro por ustedes.

  8. luiz fernando burgos marín dice:

    Muy bonito. La poesía alimenta el espíritu y nos hace conocer la grandeza del ser, pero también lo sublime y frágil que es ante la cotidianeidad y variabilidad.

  9. maria alixon botero bernal dice:

    que lindo, tan del alma, sin dramatismo pero con una textura, un olor y un sabor que se impregna en lo mas profundo del ser, que lindo mi querida Mora

  10. Iván Salazar Urrutia dice:

    Hay ocasiones en la vida que la escritura literaria me cansa; pareciera como si se pusiera zapatos de plomo para danzar. No quiero pensar en versos, no deseo la narración misteriosa del cuento, ni la estrategia de la novela que termina consumiendo al que la escribe. No sé. Pero sí sé que estoy viviendo uno de esos momentos. Ya no más.
    ¿Cuál flor es mas perfecta en el ciruelo?
    ¿Por qué la flor del ciruelo es más bella en el ciruelo y entre las otras flores del ciruelo?
    ¿Por qué la abeja no pica a la flor?
    ¿Por qué la flor del ciruelo no se posa en los pájaros?
    ¿Por qué olvidamos tan rápido al invierno? Ese caldo oculto y húmedo y frío que cocina en el bolsillo de la tierra lo que será espléndida primavera?
    Si no existe una ecuación para responder o para decirlo, entonces viene los pesados peldaños de la poesía para subir al verbo y al silencio alojado entre las palabras.
    José I., Mora, y tantos otros en el blog (perdón, y otras), deberán asumir el oficio.
    Sólo reconocimiento y fraterno cariño para ell@s.
    VANCHO

  11. alejo teodulo ramos quispe dice:

    Estupendo,leguaje sencillo y directo me gusta la forma como la narra ,tema actualisimo de familia.

  12. JULIAN PEREGRINO dice:

    Hacer del idioma el nexo entre almas es el mas noble vínculo que la capacidad humana ha logrado, lo demás es accesorio. Escuchar o leer los signos en un párrafo limitado por el espacio y el tiempo…digo el tiempo en que cada uno dispone para expresar su pensamiento, es la inversión mas sensata y agradable; por los dividendos de eternidad que reporta su siembra. El privilegio de tener un espacio angosto entre las mil posibilidades de aplicar este instante en algo valioso, logra cautivar mi atención el verbo que transmite imágenes, emoción e intenciones a cada corazón, sembrando amor, amistad y fraternidad entre ilustres desconocidos. Ese es el genio que realiza los deseos, es el hechizo que almibara el gusto por leer a Blanca Estela, a Joise a Mora,…y a todos los que impregnan con su inspiración el eter vivificante de éste espacio. Abrazos colegas.

  13. Joise Morillo dice:

    Mora espero que la abeja no os haya enfermado tanto, por favor descartad mi primer envio.

    Mora, saludos, pulcra y transparente amiga. Si bien es cierto que no todos tienen la capacidad de patentar las emociones y, menos aun, sembrarlas en el espíritu o almas de los otros, es peor no reconocer la virtud a quien la tiene. Pienso que mi talento no alcanza hacer un juicio de valor tan certero como el vuestro para definir el genio de quienes escriben -considerando vuestra trayectoria literaria- no obstante, seria mezquino de mi parte si no apoyara el justo amor que profesáis a la virtud de José, senda personalidad y genio.

    Su obra -su participación en el blog- me sugiere las maravillosas descripciones tanto del paisaje como de la conducta humana de ese gran genio francés, Honorato de Balzac, por supuesto no he de descartar otros como Sartre y Kafka de índoles distintas pero que despiertan con sus criticas las que nuestro amigo cotidianamente nos pone ante nuestra sensibilidad: expectante y diversa.

    Es pues digna y justa vuestra admiración afectiva en José. Por mi parte, ya que no tengo tan fino Bouquet -flores de ciruelo disponible- ratifico mi deuda de una “garrafa de vino” que en otrora no pude brindar, pues no contaba con la forma de cómo proveérmela en ese momento – verdaderamente ajeno a mi voluntad- la cual por medio de correo o personalmente en cualquier momento le hare llegar, no será europea pero si Brasileira.

    La razón de ello, brindar por el lumen de quien lo muestra, generoso, prolijo e impoluto.

    Perdonad mi loa sincera, os apoyo Mora. Creo saber, la mezquindad no es uno de mis defectos.

    Por ello afirmo con palabras sabias del nazareno.

    “Al Cesar lo que es del Cesar” yo, al cielo lo que es del cielo. Os veré en el paraíso!!

    Os ama
    Joise

  14. Jose Itriago dice:

    Querida Mora:
    Como seguramente sabías, no puedo contestarte. Si hubiéramos estados juntos, te habría dado un abrazo apretado y silencioso de agradecimiento infinito. Cualquier palabra me parece postiza. Busqué en Internet detalles de la flor que me das y que recibo, y encontré esta descripción: “La Flor del Ciruelo (que literalmente significa “Mantén tu promesa”) es una melodía de origen Oriental, suave y muy antigua. Su título en chino es Mei Hua San Nong, Mei Hua significa flor de ciruelo, mientras que San Nong indica que la melodía principal se repite tres veces. Esta música describe la firmeza de la flor de ciruelo, que se mantiene hermosa y erguida aún durante el crudo invierno. La flor del ciruelo es el símbolo de la resistencia frente a la adversidad.”
    Gracias

  15. Cesar Pena dice:

    Nada; que me dio como ternurita algo que escribio el José, que hablaba de Venezuela heroica…Eso de que no lo entienden, de que no interpretan sus interpretaciones, me parecio genial. En este mundo de individualidades es muy duro saltar el muro, como Pink Floyd, y logrtar que te entiendan. O, por lo menos que te escuchen…
    De todas maneras, mi querido José, tu te la pasas bromeando y a mi me parece que estas lleno de sabiduria: Y cuando yo quiero hablar serio, resulta que de repente escucho las carcajadas ahogadas detras de la cortina…
    C’est comme Ça la vie, mon grand!!

    Un temita: veo que han sacado todas las fotos…señal es de que han interpretado bien esas narices longitudinales, esas caritas de nada teñidas de un rubor profundo. La unica valiente sigue siendo mi entrañable Mora, que ahi esta, imperturbable, burlandose del ridiculo, estirando sus rayos de sol por toda la web. Bravo y un gran abrazo a toditos…



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom