lig tv izle
justin tv

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 
promosyonbank.com promosyon canta

Cuadernos y cuadernos, grafomanía y felicidad

Algunas reflexiones contingentes y cotidianas que he dejado caer en mis cuadernos a lo largo de los años (Reflexiones del lenguaje), me traen preguntas que en el momento en que las escribí seguramente sabía responder (¿Cómo hacer preguntas de manera inteligente?) Aparte, mi inveterada costumbre de agregar, tan molesta para algunos -¡oh Vancho, y también José Itriago!-, uno que otro tragaluz poético, los hace más enigmáticos para mí misma (Lenguaje poético).

Luego están las cosas que sin duda pensaba presentar como guiones de programas (¿televisivos?) (El guión televisivo y el guión radial); digo, no lo recuerdo en absoluto, pero eso parecen (Olvido). De esos “guiones” alguna vez transcribiré alguno.

Recorrer esta enorme cantidad de cuadernos librados al azar y que el azar algunos días me devuelve cuando busco otras cosas -como el arbitrario mar devuelve dentaduras y alhajas (El azar)- me da una gran felicidad (La Felicidad). Comprendo las insalvables imperfecciones de mi escritura y además lo perfecto que es vivir aun imperfectamente (La Vida).

Abramos los cuadernos y saquemos tres o cuatro entradas -que no tienen salida:

FIESTAS: La soledad de las copas y los platos en la mesa tendida a medianoche deja pasar los carros de la suerte, esa especie de murga de las cosas que vuelan en forma de cometa; las luces de bengala de una fiesta que es para los otros y nunca para estos ramos tristes, estos pobres objetos vestidos de año nuevo que se tornan fantasmas o perlas o simples transparencias del orden de los días. Más allá, en el balcón, los jazmines recogen todo el perfume de la noche fúnebre; más acá, y con la soledad de las copas y los platos en la mesa tendida a medianoche, se abre o se repite la historia que se marchita al comenzar, primera manifestación del primer día. (Acá es donde me pregunto si estaba hablando tiernamente de las pobres copas y los platos y manteles; si me conmovían los objetos.)

LA OFICINA. Un suave resplandor de luces artificiales, máquinas con luces; lo que se llevan ocho o nueve horas de cada día no vuelve ni en el polvo de expedientes y escuadras, no vuelven las monedas gastadas en el yunque de los oros; y es el naipe de bastos que inesperadamente apareció en una resma de papeles una señal curiosa de otros mundos, el extraño realismo de la verdad que a medias transita por las calles, con sus guiños y máscaras, y que no está acá ni siquiera de incógnito ni a medias, a no ser que entre alfombras y palabras de código se levante, ya sepultado, un sol. (A éste lo recuerdo vagamente: yo trabajaba en un estudio jurídico en el microcentro, en Buenos Aires, y de pronto apareció un naipe cuando abrí un paquete de papel.)

EL JOVEN EROS. El joven Eros parte, apoyó su cabeza en mis rodillas, dejó la forma de su pelo, me abrigó siete inviernos, me doró siete estíos, se va a las flores que lo confunden con ellas. Va con mirada baja, de mi oscuridad, a labrar a quien sienta las sombras de la luz. (Estoy en blanco ante este texto, ¿cómo y para quién y por qué lo escribí?)

MUÉVETE SOL, LA BRUMA ILUMINA. Fumo en penumbras, no soy nadie, la brasa del cigarrillo es el ojo de algo que mira desde mí y que fuma en penumbras, no es nada, ni ojo, ni fuego, ni mirar. (Creo recordar unos cuantos textos míos que tratan tan vaporosamente el tema: deshacerse del ego.)

EN EL PAÍS SIN ESCRITURAS. El secreto de cada ser terminaba siendo la poesía: la hierba, el fuego o el amor. Por eso la gente tenía tanta curiosidad para aprender la mayor o menor ternura con que cada uno recibía estos dones, y el don de la muerte. La escritura servía para eso, para darle importancia a algo que quedaba mucho más allá de la escritura misma. Esos caracteres, esas formas curvadas o lineales, querían más bien señalar que nombrar; nombrar se hacía con los gestos. Se sabe: hay algunas estrellas que no existen y que las palabras han formado, y si esa luz de ellas no existe aunque se escriba el nombre de una estrella, o el de toda una constelación, se tanteará en ese nombre la precisa nada o, más bien, el impreciso vacío. Yo pienso que si muero será un domingo, y sin muchos laureles, a lo sumo una carta de bordes dorados a mis pies; yo me velaré solitaria, y estoy segura sin embargo de que si Dios existe no firmaría mi muerte, pero tampoco se atrevería a firmar mi vida. Eso es todo.

Todo no… faltan los abrazos, los agradecimientos, decirles que los quiero por tanto aguante… también, agradecerles por escribir y comunicarse mucho mejor que yo, pero tengo la gloria de que sean mis amigos, ¿quién me quita lo que tengo tan aferrado?

Hoy nombro por orden de llegada, pero recuerdo a todos los que están allí, aunque no escriban: Maicol, Critóbal, Juan Camilo, Gustavo, María Celeste, Gloria, Dino, Carlos, Blanca Pastor, Joise, Benjadem!, Vancho!, Julio, José Antonio…

Mora

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Editorial, Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

11 respuestas a “Cuadernos y cuadernos, grafomanía y felicidad”
  1. jose j. casanova dice:

    Felicidades por sus reflexiones de las tareas, señora Mora, muy solidas sus ideas.

  2. Leonel Sosa dice:

    Saludos a Mora Torres desde Guatemala.
    Gracias por tan buenos temas con los que nos ilustra.
    En un futuro no muy lejano seré así de grande como ella, con las letras.

  3. benjadem alflorentin dice:

    ah, Divino papel, confesor de todas las almas; dios bendiga a los árboles (y x cierto, recordemos q cada 22 de marzo se celebra el Año Nuevo de los árboles, ése día trasplanto alguna d mis macetas a tierra como homenaje. Esta fecha es una traspolación de Tu Bish’vat, d la religión judía pues correspondería al día 15 d Sh´vat en qe finaliza el invierno en el hemisferio norte y comienzan a reverdecer los árboles).

    El ancho d basto q encontraste t juro q no era el q usabamos nosotros en la papelera massuh, pues yo estaba en calandra y cartulina, no en resmas, jajaja. (bastos= ramas, o sea, cuerpo d árbol; alma del papel…¿coincidencia?¿metamensaje?)

    El kybalión dice en el Principio de Causalidad: “Toda causa tiene su efecto, y todo efecto su causa.Todo ocurre d acuerdo con la ley. Azar no es mas q el nombre q se le dá a la causa no reconocida. Hay muchos planos d causalidad, pero ninguno escapa a la ley” (cap.XII)

  4. Prat Ludwing Henriquez Ravest dice:

    Una literatura encantadora por causa de su espontaneidad antes, con el crivo de la pluma y el papel, sensaciones de una persona que denota el reflejo de su espejo dentro de la sociedad. Saludos desde Brasil de este santiaguino que lleva la pluma como ley y la palabra su norma desde que el día amanece hasta que se acuesta la luna en su propio sol.

  5. JOSE ANTONIO GOMEZ PERALTA dice:

    Dios te bendiga Mora linda, gracias por sus mensajes y saludos, Eclesiastés 12:7 y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio. 8 Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo es vanidad. 12:9 Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios. 10 Procuró el Predicador hallar palabras agradables, y escribir rectamente palabras de verdad. 11 Las palabras de los sabios son como aguijones; y como clavos hincados son las de los maestros de las congregaciones, dadas por un Pastor. 12 Ahora, hijo mío, a más de esto, sé amonestado. No hay fin de hacer muchos libros; y el mucho estudio es fatiga de la carne. 13 El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

  6. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Sí, claro debe estar por aquí, aquel escrito…buscando entre una montaña de papeles, volver a descubrir lo que fuiste capaz de escribir un día de aquellos… ese algo que necesitabas hacer por el ejercicio famoso; por catarsis, como lo describe internet su significado: purificación emocional, corporal, mental y religiosa. Fueron momentos de total pérdida, sólo mi ser interior entendió la razón por la que mi existencia tuvo que pasar por ello. Sí porque cuando lo cuento, trato de explicar lo inexplicable, a veces me encuentro diciendo burradas que me a mi misma me dejan muy mal. Así, es mejor olvidar y dejar el pasado atrás. Pero también están los escritos que sin dudar dudo, que los haya escrito, es que para mí, están muy buenos para haberlos construido. Uno dice así:
    Me desperté con el suave vaivén del mar de mis sueños, soñaba que soñaba, por un momento sentí que tú eras mi príncipe y yo… tu princesa, me senté en tus muslos que se quejaron de pasión, recordé por horas el cielo estrellado y tu perfil en sombra de anochecer, aquel día en llamas cuando te conocí, Nunca supe cuando el viento henchido te arranco de mi lado, después llegaron las horas, los días, los años hasta hoy, hasta hoy es que mi alma te espera, mientras me quedé sin dormir.
    Besos para todos

  7. Jose Itriago dice:

    Todos tenemos que estar de acuerdo con lo dicho por Mora: “La escritura servía para eso, para darle importancia a algo que quedaba mucho más allá de la escritura misma.” con la única variante que en lugar del indicativo imperfecto “servía” , usaría el presente “sirve”.

    Y el algo que queda más allá de la escritura, que trasciende al sujeto que se expresa, ese algo inexpresado, omitido por falta de palabras adecuadas para decirlo, para definirlo o darle un contorno reconocible, pasa a ser lo más importante para quien no pudo hacerlo. ¿Será en ese vacío donde surge el arte?.

    Después de realizado, algunos creen que pueden explicar lo que el artista sintió y logró plasmar - bien sea en un lienzo, en una composición musical o cualquier otro medio- fruto de u n sentir indefinido que hizo erupción o que fue deslizándose, casi involuntariamente, como goteando, desde esa parte del artista que no está en su cuerpo, que no obedece anatomías ni fisiologías.

    Pero si en ese vacío surge el arte, o lo que logramos como tal, aun cuando sea una especie de caricatura de nuestro propio sentir, del real, del que no pudimos expresar sino a medias, al finalizarlo quedamos desvalidos. Mi hermano Francisco dice en su sitio de Internet:

    “Hay un ritual cuando se pinta que no sabe nada de la pared donde se colgará algún día el objeto, ni sabe de marcos ni de miradas que lo aprecien, lo ignoren o lo desprecien. Vengo del taller como sin piel, como dejado allí, sobre la tela, y es necesario reencontrarme con lo que acabo de hacer para completarme. En este momento temo ese momento”

    Octavio Paz dijo:

    “Ninguna pintura puede contar porque ninguna transcurre. La pintura nos enfrenta a realidades definitivas, incambiables, inmóviles. En ningún cuadro, sin excluir a los
    que tienen por tema acontecimientos reales o sobrenaturales y a los que nos dan la impresión o la sensación de movimiento, pasa algo. En los cuadros las cosas están, no pasan…”

    No sabemos nada de cómo será apreciado el objeto artístico, nuestro arte, ni sabemos si alguien intuirá todo lo que no está en la obra y que sigue carcomiendo al artista.

    Las palabras y sus silencios. A veces más los últimos, cuando las primeras pudieran ser tan incompletas que banalicen un sentimiento, la idea que nos atormenta por expresar y que no encontramos cómo. Qué decir de un amor, de un afecto infinito, de un adiós que no esté ya dicho con palabras similares a las que usaremos. Quizás y perdónenme si me repito, es que debemos inventar palabras para cada sentimiento, que si bien a la primera no dicen nada, quizás al final tengan un sentido más próximo al que deseamos darle. Los adioses, por ejemplo, se ven hasta truculentos cuando tenemos que ponerle palabras. En ese caso más dice un silencio, pero entonces te piden una explicación…

    Creo cada vez más que surgirá una forma de performance donde exista una conjunción de todas las maneras de expresarse, sin recurrir a los discursos, los slogan, ni encajonar el arte en alardes técnicos. Todavía no he tenido la suerte de ver algo parecido. Casi siempre se resume a una pantalla o TV, una voz encajonada que uno ruega que termine pronto su guión, unas imágenes pobres, más pobres que cualquier cuadro y un argumento panfletario. Algunos de ustedes puede haber tenido mejor suerte y haber visto cosas mejores.

    Pero aun así, no alcanzaremos a decir todo. Lo que queda más allá seguirá siendo lo importante, lo indescriptible, sumido en el silencio y en la interpretación de cada quien, creador y observador.

  8. JULIAN PEREGRINO dice:

    A Blanca Estela…mis felicitaciones, las vivencias de tu alma, narradas en un estilo libre, diáfano, sincero, sugerente, expresan la libertad de tus pensamientos, pero encadenan tus emociones al sino vulnerable de la existencia y al anclaje del ser amado… Aspiro y espero poder ir un dia a la libreria de la esquina y hojear los libros de poesía que lleven tu nombre, seguramente antes de eso, habré leido mucho de tí, como lo hago de nuestra anfitriona de nombre tan exiguo pero de talento y corazón tan superlativo: Mora.
    Es un encanto pasear por el laberinto de mil maravillas que es leer con relativa frecuencia a todos los que hacemos vida en éste espacio, donde concurren alma, mente y corazón. Es un regalo que cada quien ofrece con las intenciones mas sinceras y sin mas recompensa que el saberse parte de un proyecto humano que no acabará sino en la Gloria de nuestro Hacedor. Dios los bendiga.

  9. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    ¡Muchas Gracias! JULIAN
    Es un honor tu apreciación
    En este sitio
    Hemos vivido todos juntos
    Por años entre letras por paredes,
    Y almohadas llenas de prosas valientes.
    Nuestro idioma es el consuelo y el aliento,
    El amor y la chispa de la fiesta, cuando chocan nuestras copas sin remordimiento.
    Existe un señor muy distinguido, de nombre:
    Joise Morillo y,
    Otro también llamado:
    José Itriago, a quien admiro por sus escritos y perspicacia.
    Ellos, estoy segura, descubren como tú, el alma en las palabras, porque llevan en su interior una luz que descubre la identidad de los relatos.
    Una de joven, lucha para descubrir su identidad y trazar su camino en un mundo confuso, entre deseos y decisiones que me llevan a un laberinto de amores malogrados y lazos familiares rotos porque un día tuvieron que partir. Aquí en éste sitio es donde las letras han descubierto quienes realmente somos, contando historias entretejidas de años y tesoros, de viajes a lugares míticos, a ciudades de cristal, donde en vez de caminar vuelo, donde mis relatos parecen visiones de una loca de atar, pero a pesar de todo, y de todo lo que no se puede cambiar, agradezco la experiencia, la belleza, la alegría y el amor que conforman todos los que por esta casa de Mory se hospedan para quedarse, aquí se respira humanidad, aquí tengo amigos leales como uno de nombre Osvaldo, aquí hago nuevos amigos como otro de nombre Julian. A quien espero ver un día en la cima de la Gloria Divina.
    ¡Gracias una vez más!
    Un abrazo, un beso a todos.

  10. Joise Morillo dice:

    Alabada sea vuestra finura antes que mi torpeza, dulce y certera Blanca Estela, saludos grandes a todos vosotros mi queridos cyber amigos. Gloria a vos Mora por mantener tal areópago de virtudes, atentos a la epístola: de ludo nos concede la bondad de disfrutar espacio y momentos tan prósperos y saludables al espíritu. No dudo la bendición de Dios para energizar a todos sendas aureolas.

    La voluntad y la nada

    ¡Ea! Yo, Planta y vos potencia, ¡papel!
    No valdría mi existencia, sin la sombra
    Y los dígitos que nombra
    Las bondades, el vergel
    De mis momentos más profundos
    Las tonadas, el pincel, en un lienzo de acuarela
    Pentagramas de dos mundos
    Soportando, fusa, negra, corchea, toda una “estela”
    Mas, diapasón: el verbo,
    Es la lengua resonando la tonada
    Cultivando el acervo
    Haciendo ligera la jornada
    Empero ¡No hay espíritu, no hay voluntad,
    No hay nada!

    Os ama.
    Joise

  11. charmante charmante dice:

    Encontré su gran sitio, le deseo mucho éxito porque se lo merecen, buena suerte y felicitaciones por este maravilloso sitio!

    Voyance



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda