Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Una tenue llama persiste

Para el amor más crudo se necesita un cuerpo como presentación y ojos que alguna vez se vayan para ser recordados, y sonrisa sin sueño desde el sueño de ser alguien posiblemente amado (Aprendiendo a decir adiós). Se precisa sentir con todas las personas que están adentro de uno, y el mar ser una de las personas, otra la montaña, y una tercera la belleza más sutil de una llanura en llamas. Para el amor más crudo no se necesita plato, o a lo sumo el plato del mendigo que come las sobras de la vida y las manzanas de los dioses (Teogonía).

Una tenue llama persiste eternamente de lo que fuimos para todas las cosas y en especial para el amor (Tiempos de amor y revolución). Si alguien mira observando, pero viendo, el fondo hueco de la mañana, o el vaso claro de la noche, podrá beber aún el amor.

La lejana receta de este hechizo del que hablamos es pócima ardiente, y a veces no conviene -o no conviene ya- a los metabolismos extenuados del alma (Alma y cuerpo. La conversión psicosomática).

Se prepara con raíces que hay que ir a buscar al medioevo (Cultura medieval -apuntes), pero que hacen todavía efecto notable en la posmodernidad (Cuestiones de ética contemporánea). Resulta algo así como mezclar veneno de serpientes con el rocío del amanecer.

En caso de un amor más sereno, el trabajo de encantamiento es, paradójicamente, mayor: anotar los sobrantes del día que se fue, números y formas de la eternidad, habitar en el mismo lugar de una antigua strega de agua y divinidad, o de un gnomo (Uriana y el Rey -cuento infantil).

Pero también puede amarse de la manera más sensata (Sentido común): sin dolor dibujar una palabra que haga de veces de nombre del Amado o Amada; dibujar una palabra con hilos, con hebras, como quien hace un nido, si es pájaro, para casarse y convivir (Francisco Izquierdo Ríos y el lenguaje de los pájaros).

Otra fórmula no podría brindarles yo, porque una vez rogué que no fuera escrito aquello que por escribirse se pierde, se fuga corriendo, no es sagrado (El vino como elixir sagrado y sacrifico expiatorio. Una investigación sobre los rituales universales de comunión con la divinidad). Por otra parte, se irá desvaneciendo cada línea que escriba la persona en su búsqueda de amor, no quedará ninguna, cuando vea los ojos de su princesa o de su príncipe aparecer en el papel.

Fórmula para un hechizo (en este caso, para conseguir el amor de una mujer)

Escribir en cuaderno cuadriculado traído si es posible de la adolescencia un escrito que contenga la exhortación  de que el canto salga de uno mismo a cuchilladas si debe ser así, entre la sangre, que el canto se mezcle con una bocanada de la noche, y que forme un tejido.

Luego afirmar creer en que se cumplirá el pedido: ella vendrá a mí -para dar un ejemplo: la señora que agrupa los hilos en pantalla, la actriz de su papel en la tela bordada, o la sofocada, o la señora de perlas preciosas, o la esculpida que canta con voz de los rosales y el viento, o la señora que pasa por medio del misterio, atraviesa la calle, se perfuma; Ella vendrá a mí sin que la llame. Hacer después silencio en lo que resta de las páginas del cuaderno, porque el silencio también es un vehículo del amor.

En caso de querer conseguir el amor de un hombre es lo mismo, con un cambio de género en sustantivos y adjetivos.

Si hay fracaso

Si se fracasa es porque en verdad no se quiere la recompensa, aunque se crea que sí. En ese caso lo recomendable es guardar el mejor corazón para la amistad, que parece tan fácil y es de todos modos tan peligrosa como el amor. Pero como sin peligro no hay aventura ni ventura, ¡amad todo lo que podáis! (esto quizá también lo diga Joise).

Envío

¿Dónde está el otro lado, Vancho?

Besos a todos,

Mora

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

16 respuestas a “Una tenue llama persiste”
  1. Joise Morillo dice:

    Saludos, querida Mora, según vuestras frases, veo; tendéis en este post a un idealismo sui generis.

    Según esto:

    “Para el amor más crudo no se necesita plato, o a lo sumo el plato del mendigo que come las sobras de la vida y las manzanas de los dioses”

    Platón dice:

    El amor, “en primer lugar es siempre pobre y está muy lejos de ser delicado y bello, como lo supone, el vulgo, por el contrario, es rudo y escuálido, anda descalzo y carece de hogar, duerme siempre en el suelo y sin lecho, acostándose al sereno en las puertas y en los caminos, pues por tener la condición de su madre, es siempre compañero inseparable de la pobreza. Mas por otra parte, según la condición de su padre, acecha a los bellos y a los buenos, es valeroso, intrépido y diligente; cazador temible, que siempre urde alguna trama; es apasionado por la sabiduría y fértil en recursos: filosofa a lo largo de toda su vida y es un charlatán terrible, un embelesador y un sofista.”

    (….) “Lo que se procura, siempre se desliza de sus manos, de manera que no es pobre jamás el Amor, ni tampoco rico. Se encuentra en el término medio entre la sabiduría y la ignorancia. Pues he aquí lo que sucede: ninguno de los dioses filosofa ni desea hacerse sabio, porque ya lo es, ni filosofa todo aquel que sea sabio. Pero a su vez los ignorantes ni filosofan ni desean hacerse sabios, pues en esto estriba el mal de la ignorancia: en no ser ni noble, ni bueno, ni sabio y tener la ilusión de serlo en grado suficiente. Así, el que no cree estar falto de nada no siente deseo de lo que no cree necesitar.

    (….) “es la sabiduría una de las cosas más bellas y el Amor es amor respecto de lo bello, de suerte que es necesario que el Amor sea filósofo 59 y, por ser filósofo, algo intermedio entre el sabio y el ignorante. Y la causa de estas tendencias ingénitas en él es su origen, pues es hijo de un padre sabio y rico en recursos y de una madre que no es sabia y carece de ellos” El Banquete (Platón)

    He anteriormente, el concepto platónico del amor, impresionante y esplendido en el sentido del uso de la razón y no la pasión para figurarse los motivos sensuales y peculiares del individuo humano bajo los efectos propios de su génesis.

    El “ser” -verbo- amado, es producto de las acciones y sensaciones que: activa y pasivamente el individuo genera, esta es una virtud contemplada en la belleza misma del espíritu humano. Aflora espontánea y, sin embargo, de no ser cultivado apropiadamente desaparece “aparentemente” para aparecer siempre en función del placer de quien ama.

    El amor es la belleza misma, puesto que su estética heterogénea no se toca ni se ve, no es grande, ni pequeño, solamente se siente profundo en el alma de los seres poseedores de tal virtud (de amar y ser amados). Si amáis –de verdad y no solo sexo- en la cama, no sentís que amáis un cuerpo, sino, lo que experimentáis con tal cuerpo y lo que el ser del cuerpo sensibiliza en vos. Eso también es belleza.

    Os ama

    Joise

  2. Alejandro Solis dice:

    Hola Mora… me gusta como escribes…. es un lenguaje erotico y bello, yo tambien escribo, pero me temo que no con la belleza que tu escribes, saludos

    Alejandro Solís
    Monterrey, Mexico

  3. Gandi Zelada Huaccha dice:

    hey saludos ¡¡

    Me gusto el post…
    sobretodo la que dice: “Para el amor más crudo no se necesita plato, o a lo sumo el plato del mendigo que come las sobras de la vida y las manzanas de los dioses”
    Éxitos….

  4. Jose Itriago dice:

    Las personas que están dentro de uno… ¡Es que son tantas y tan débiles!
    Poco a poco aprendí, contra todo lo que antes supuse, que en la medida en que se envejece, en lugar de encallecerse, uno se hace más sensible, más débil. Se fragiliza. Creía que sería algo así como la formación de una perla, que día a día va añadiendo capas de nácar y endureciéndose. Pero no. Son interminables personas, en efecto, pero con sus fuerzas y flaquezas que, en lugar de sumarse como antes, ahora, cuando los deseos son más jóvenes que yo, se restan. Cada una de mis personas trata de imponer su punto y si no lo logra, debilita a las demás, casi las destruye para no dar su brazo a torcer.

    Alessandro Barricco, en “Esta historia”, dice: “La gente vive muchos años, pero en realidad está verdaderamente vivo solo cuando consigue hacer aquello para lo que nació. Antes o después no hace otra cosa que esperar y recordar, Pero no está triste cuando espera o recuerda. Parece triste. Pero lo único que ocurre es que está un poco lejos” Y suponiendo que tal aseveración, además de bella e interesante, fuese cierta, cabría preguntarse para que nací, qué es lo que debía haber hecho (que quizás ya hice).

    Por eso el tema propuesto por Mora - el amor crudo capaz de convivir con las imperfecciones propias - representa la oportunidad para revivir, con hechizos incluidos, la ilusión de un quizás.

  5. YELLOW FOREST WITH MUM dice:

    No será un comentario de estilo, ni filosófico-literario bañado por la intelectualidad………. d hecho es, simplemente, un murmullo agradecido a Mora Torres.

    La lectura d “Una tenue llama persiste”…….. me ha devuelto esta mañana lo más precioso que en estos momentos poseo: una fantasía……. un sueño…. que pensaba perdido en perversos lodos y que me ha sido devuelto de forma “mágica”………… GRACIAS MORA TORRES. (Tal vez algun día pueda explicarle algo más)

  6. uriel cuadra dice:

    Yo no tengo, como la mayoría, esa facilidad de expresión tan bella. Tengo eso sí la capacidad de entender, de comprender todo lo dicho, porque lo he sentido así. Gracias por compartir algo tan bello. Solo pienso que la otra persona, sea hombre o mujer tendrá que tener el mismo “idioma”, sino de nada sirven las recetas.

  7. Iván Salazar Urrutia dice:

    Dije un paso al lado, apreciada Mora, para referirme -dolido- a la muerte del poeta Gonzalo Rojas, y no al tema de tu envío. Hoy, nuevamente un paso al lafdo, para referirme a la muerte del maestro Ernesto Sábato. Si bien era poeta, novelista, articulista, epistolario, en mí -como de seguro en tí y en todos ustedes- fue un compañero en las tricheras sociales,, un hermano en la lucha por la humanidad, un amigo en el conversar nocturno las profundas noches del encuentro con uno mismo.
    Mi razón reclama abrir los espacios para el homeje póstumo al gran hombrescritor; pero mi pasión se rebela cuando imagina a los hombres y mujeres que aplaudieron y apluden aún lo que Sábato denunciaba y por lo que ellos vivían Sábato hubiera muerto.
    Así también con García Lorca, Violeta Parra, con Neruda, con Gonzalo Rojas. No debiéramos permitir que la literatura y el arte en general que devela lo que los poderosos ocultan, y que denuncian la realidad de los pudientes y abraza la causa de los desposeídos; que ese arte monumental de los nuestros, sea considerado como una belleza para la sobremesa de la cena de los reaccionarios.

    Pero la razón dice que no importa, que en el mundo de la cultura debe reinar la Tolerancia; y yo le creo a la razón.
    Pero cuando unos pocos se quedan con mucho, me emputece que se queden también con las loas al genio y sensibilidad de sus opositores.
    Previsor don Ernesto: testamentó ser velado en su club deportivo: Se quedaron cerrados los portalones de las catedrales y salones.
    Yo lo velo en la distancia recordando mi vida tan llena de la suya y llorando su ausencia de luz.
    Nadie sabe dónde anda ahora el poeta, sólo sabemos que nosotros caminamos su huella.
    VANCHO

  8. Iván Salazar Urrutia dice:

    Nadie sabe dónde anda ahora el maestro, sólo sabemos que nosotros caminamos su huella.
    VANCHO

  9. Mario Hilario Leal Barrientos dice:

    Dicen que todos los caminos conducen a roma y que preguntando se llega a lo mismo. ¿Por qué no bautizaron a Roma con Amor, que hubiese sido más romántico y no Roma que se parece más a una figura sin figura? Pero bueno, jóvenes, maduros y abuelos soñamos con el viejo amor, aquel…que nos trae recuerdos tan llenos de nostalgia que en más de alguna ocasión hacen que rueden por nuestras mejillas lagrimas de amor. Sigamos enamorados hasta que la muerte nos lo impida.

  10. maría bertha castellanos álvarez dice:

    Desde la oscuridad de la timidez y el miedo al ridículo, te escribo, Mora, para agradecerte los regalos que me has dado, desde hace mucho; tus vivencias convertidas en danzas que se ajustarían perfectamente a los sensuales tangos que deleitan a quienes degustan, tanto de la sensualidad como del espíritu.

    Recibe mi sentido pésame por la partida del Gran Escritor Ernesto Sábato, otro ser amado que se queda dentro de quienes aman la vida a pesar de las desventuras.

    Bethina.
    Aprovecho para solicitar un cambio de dirección electrónica: betyuky@gmail.com.

  11. Jose Itriago dice:

    Sin cambiar ni una coma, transcribo las “Primeras Palabras” (equivalentes a un prólogo) del libro “Antes del Fin” de Ernesto Sabato, libro que él mismo catalogó de “especie de testamento”:

    Vengo acumulando muchas dudas, tristes dudas sobre el contenido de esta especie de testamento que tantas veces me han inducido a publicar; he decidido finalmente hacerlo. Me dicen: “Tiene el deber de terminarlo, la gente joven está desesperanzada, ansiosa y cree en usted; no puede defraudarlos”. Me pregunto si merezco esa confianza, tengo graves defectos que ellos no conocen, trato de expresarlo de la manera más delicada, para no herirlos a ellos, que necesitan tener fe en algunas personas, en medio de este caos, no sólo en este país sino en el mundo entero. Y la manera más delicada es decirles, como a menudo he escrito, que no esperen encontrar en este libro mis verdades más atroces; únicamente las encontrarán en mis ficciones, en esos bailes siniestros de enmascarados que, por eso, dicen o revelan verdades que no se animarían a confesar a cara descubierta. También los grandes carnavales de otros tiempos eran como un vómito colectivo, algo esencialmente sano, algo que los dejaba de nuevo aptos para soportar la vida, para sobrellevar la existencia, y hasta he llegado a pensar que si Dios existe, está enmascarado.
     
    Sí, escribo esto sobre todo para los adolescentes y jóvenes, pero también para los que, como yo, se acercan a la muerte, y se preguntan para qué y por qué hemos vivido y aguantado, soñado, escrito, pintado o, simplemente, esterillado sillas. De este modo, entre negativas a escribir estas páginas finales, lo estoy haciendo cuando mi yo más profundo, el más misterioso e irracional, me inclina a hacerlo. Quizás ayude a encontrar un sentido de trascendencia en este mundo plagado de horrores, de traiciones, de envidias; desamparos, torturas y genocidios. Pero también de pájaros que levantan mi ánimo cuando oigo sus cantos, al amanecer; o cuando mi vieja gatita viene a recostarse sobre mis rodillas; o cuando veo el color de las flores, a veces tan minúsculas que hay que observarlas desde muy cerca.
     
    Modestísimos mensajes que la Divinidad nos da de su existencia. Y no sólo a través de las inocentes criaturas de la naturaleza sino, también, encarnada en esos héroes anónimos como aquel pobre hombre que, en el incendio de una villa miseria, tres veces entró a una casilla de chapas donde habían quedado encerrados unos chiquitos —que los padres habían dejado para ir al trabajo— hasta morir en el último intento. Mostrándonos que no todo es miserable, sórdido y sucio en esta vida, y que ese pobre ser anónimo, al igual que esas florcitas, es una prueba del Absoluto.

  12. andrea figueroa dice:

    gracias… mora y a todos los que han comentado, todas sabias palabras a su manera
    creo en el amor pero aveces uno se siente mal de amar siendo que hace falta tanto amor en el mundo que se pone indiferente …
    gracias por amar al amor… tanto como lo amo yo…
    carpe diem!

  13. Dixon Antulio Ochoa Rios dice:

    Que lindo Mora, leer esto tan bello me insta a dejar un comentario: No cabe duda que la todo esto que escribes viene de un lugar de tu corazón que en cada latido te impulsa a compartirlo con los demás. sigue latiendo para nosotros.

  14. Esmelda Torrez Lopez dice:

    me gusto mucho creo que para escribir de esta manera se tuvo que aprender amar y experimentar lo que realmente es el amor me llamo la atencion la parte donde describe que del amor mas crudo no se necesita plato o a lo sumo el plato del mendigo que come las sobras de la vida y las manzanas de los dioses. gracias por compartir esas bonitas escrituras.

  15. Joise Morillo dice:

    u

  16. fabiola Vasquez dice:

    parece dan doloroso pero es la pura verdad para las personas que buscan el amor



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom