Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Recuerdos de una Noche Vieja

Estaba enamorada sin remedio en aquella casa -en la casa de mi amigo Manuel, aquel día- de alguien que él acababa de presentarme y cuyo nombre no recuerdo (Recuerdos).

Había mucha gente que reposaba en diversos almohadones y colchones, todos dormidos en parejas o tríos (Informe sobre sexualidad, sensualidad y sexo), y yo estaba sola en una manta arratonada. Sentí, raramente, algo de frío, entonces me levanté y fui a la cocina y me miré en el fondo de una caja de lata.

Para empezar a pensar en el amor como en un rito (Shamanismo), bebí una taza de agua clandestina, de agua que salía de un lugar oscuro (Las Nubes). De pronto la lluvia golpeó el techo, eran látigos que golpeaban y pájaros que chocaban contra el zinc (Magia: Forma arcaica de explicar nuestros misterios).

Lo consideré, y lo considero, un milagro; y ese milagro me convirtió en lo que soy (Milagro en el bosque).

De inmediato me vestí y salí de aquella casa sin siquiera encender la lámpara del cuarto, por lo que no alcancé a ver otra vez el rostro de mi amor.

Ahora habito en esta misma página que me quema, como si hubiera venido de lo de mi amigo directamente a esta página. En la misma página que me quema como a una bruja, miro desde allí (Hechicería e Imaginario Social).

Suntuosas Santas Inquisiciones prenden el fuego y hay tantas personas gozándome sufrir que doy un paso más al fondo de la pira, en busca de alivio (Santa Inquisición).

Y si no fuera porque pronto desapareceré siendo ceniza entre las cenizas, me digo -si no fuera por eso- que éste es precisamente el sitio para aventurarse y ser comida como fruta, no como bruja.

Pero la página es una hoguera con puerta secreta, podría escapar si la encontrara.

Y no debe ser tan difícil; me digo que quizá, haciendo cálculos… como quien regresa por la noche y hace el cálculo de los gastos del día en sus cuadernos, puedo escapar.

Una de las técnicas posibles es considerar esta página que me ahoga como si en lugar de patíbulo u hoguera fuera una llanura en otros días anteriores; como el río San Javier que menciona Benjadem Alflorentin y que en mi vida no existió, pero puedo crearlo.

Lo intentaré.

Cansada del esfuerzo me echo a dormir en el sofá y me despierto rozada por una sombra -ya escapé de la hoguera de la página y de la hoguera de mi antigüedad.

Veo -o sospecho: la sombra que me roza para despertarme es la soledad; está de perfil. Voy a sentarme cerca de la puerta-ventana y miro, me ocupo fervorosamente de mirar.

Falta muy poco para que sea Noche Vieja, y la noche, por ahora, luce sus fuegos artificiales. En cuanto a mí, no luciré ninguna cosa.

Mis hijos, mi madre, mis hermanos están reunidos en otra ciudad, y yo prefiero a la copa de vino que van a tener en sus manos la enorme copa de mi desidia y descontento, y además, tomarla sola. Les deseo a todos -madre, hijos, hermanos- que el ruido de los cristales sea música y hasta que en el fondo del vino haya un rubí, que las doce uvas que se comerán apenas aparezca el año tengan sabor de nacimiento. Pero yo guardo esta noche entre mis cosas más amadas y osadas, como si pasarla sola fuera peligroso, o sonámbulo, o te llevara detrás de la frontera de la locura, y me diera una llave para abrir otra puerta, que ya bien abrí la de la página donde estaba apresada, pero con otra y no la de año nuevo.

En medio de la oscuridad de las cinco de la mañana iba con una vela recién apagada de las que encendí para hacer mi noche de año nuevo compasiva con todos, o compartida en lo invisible, y la vela se derramó sobre el hermoso broderí de mi falda y en ella dibujó mi destino, porque en ese instante un pájaro golpeó contra el vidrio de la ventana -¡siempre los pájaros o las espadas!- y cayó muerto entre las plantas del balcón.

Pensé en mi madre; la llamaría por teléfono en cuanto amaneciera del todo.

Yo estaba ciega y blanca cuando creía en mí.

Y, para confirmarme a mí misma que soy -dicho mejor, que “era”- fui a mi cuarto y vi que estaba habitado por la ausencia de todas las cosas que deseé, estaba habitado por fantasmas de deseos o por un agujero negro que había tragado los deseos que me habían sido concedidos.

Pero ¡soy tan débil para resistir a los llamados de la belleza o la felicidad!

El alba de ese primero de enero era tan transparente que parecía de verdad el alba del primer día del mundo. Y me pregunté por qué no podría serlo.

Y lo fue.

Envío

Jud: había algunos inconvenientes en el sitio y no pude escribirte todas las felicidades que te deseo por tu -ya algo antiguo- cumpleaños. Pero la gente bella como vos es como si cumpliera años todos los días y les regalan besos y abrazos desde distintos cielos y planetas.

Y falta que en los días de fiesta que ya llegan les mande besos uno por uno a todos, no sólo a Jud, amigos míos. Lo haré, lo prometo, con mensajes.

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

20 respuestas a “Recuerdos de una Noche Vieja”
  1. SANDRA CONTRERAS dice:

    Hola Mora
    buenas tardes

    No sé aún si debieran darte el Nobel de persistencia, pero seguro iras por muchos otros como escritora, no es la primera vez que te leo pero me ha encantado <>

    Por favor los que siguen, gracias.

    :)

  2. JULIAN PEREGRINO dice:

    Mora…hasta hoy que he podido accedera al enlace de los comentarios…en verdad para el principiante no es muy facil entrar en el laberíntico blog editorial…Después de muchos intentos y equivocaciones por fin logré ingresar al sitio….
    Me encantó tu disertación de aquella noche lejana en tu memoria “Recuerdos de una noche vieja”; tan llena de imágenes, de sutiles aromas del pasado, evocadora de una lúgubre pérdida tan llena de posibilidades pero no aceptadas…en síntesis, el que escribe logra su propósito si el impacto personal es transferido a través de la palabra al lector. Percibo la profundidad de tu pensamiento y las alturas de una mente abierta a la imaginación y la creatividad…Abrazos.

  3. benjadem alflorentin dice:

    la página es una cárcel, la vida es una cárcel, la mente es una cárcel.Tal vez nuestro objetivo d existencia sea buscar ésas puertas q rompan los muros asfixiantes. Toda la realidad es mejorada en grado superlativo por nuestra imaginación, nuestros deseos, nuestras esperanzas, nuestros sueños; ellos son las puertas q nos abren nuevos laberintos. Como el uróboros, el tedioso y fatal laberinto es el acicate d nuestra desesperación, transformando la realidad en una cinta d Môebius.
    Toda nueva salida lleva implícita la traición del regreso, sin el cual no podríamos saber para qé escapamos. Es imposible hacer borrón y cuenta nueva, pues el borròn deja la cicatriz d la goma en la hoja, y aunqe se escriba encima con el mayor cuidado, ya es distinta la grafía q sobre ella se imprime; pero es necesaria… para crecer, para aprender, para mejorar, o simplemente para hacer d la vida lo q es; el fastidio d tenerlo todo o la impotencia d no tener nada. Y creer q hay algo q debería ser nuestro sin saber qé, ni x qé, ni para qé. Sentir el ahogo d la infelicidad por lo q nos falta, en tanto otros están envidiando lo q tenemos.
    Ni siqiera una hoguera podrá cambiar ésa condición humana, como no lo hicieron las hogueras d la inqisición, el fuego no puede qemar la memoria, ni el océano ahogarla; y todo lo q somos es memoria.
    Somos memoria errónea tal vez, producto d una educación dictada x los patriarcas con sus tradiciones ambiguas e incoherentes, x una cultura absurda asumida sin razonamiento lógico. Por éso necesitamos la imaginación, q no nos hará distintos, pero nos hará ver la luz d otra manera, con otros matices, como cuando uno está mirando una tarde d verano , los miles d verdes q pincelan nuestro jardín, el sol imponente y brillante q aviva los colores, y d repente nos dan una mala noticia… uno sigue mirando ése maravilloso jardín pero ya los verdes no son los mismos, ni la luz del sol, todo aparece como si lo estuviéramos observando tras un acrílico sepia.
    Noche Vieja, noche q siendo el imperio del ideal del amor sublime, se transforma en la noche mas odiada del año, donde florece y se pavonea lo peor (en sentido negativo serìa “lo mejor”) d toda nuestra hipocresía.
    Aunq pensàndolo bien tambièn es x amor, pues ¿x qé aguantamos tanta gente insoportable y cretina con una sonrisa sino x amor a aqellos d èsa reuniòn q sì amamos?. El amor, el gran traicionero, el q nos convierte en traidores d nosotros mismos.
    Pero para éso existe la noche, la obligación d dormir, la necesidad d morir un tercio del día, para ver la nueva luz del próximo amanecer, del día en q estamos a solas con nuestra alma, y podemos dar un leve suspiro d alivio y esperanza, al escuchar las calandrias y los zorzales diciéndonos, “ésto es la vida…vivir, y dejarse ser”.

  4. fatima el khuffash dice:

    buenos días Mora, me gusto tu escrito. mientras lo iba leyendo iba recordando mi infancia, mi adolescencia , despertarte en mi sentimientos que tenia guardados en mi cofre de los recuerdos. con esto te digo que sigas escribiendo vas a llegar lejos como escritos.

  5. WILDER CHOQUEHUANCA FLORES dice:

    Hola; de verdad cada vez que indago sobre nuevos escritos tengo el agrado de deleitarme con tus frases, tan elocuentes y por sobre todo muy bidimensional, haces que este en un tiempo y a su vez termino estando en otro; gracias por seguir escribiendo; pero vuelvo a perdite que por favor remitas tus escritos a mi correo: jawart1@hotmail.com; te estare muy Agradecido, desde aqui mi hermosa tierra Arequipa - Perú todos mis augurios, y deseando seguir leyendo tus escritos.

  6. Mario Hilario Leal Barrientos dice:

    Apreciada Nora: Soñar despierto o dormido son momentos que se viven en el mundo de las ilusiones maravillosas que proyectan imágenes que se quedan prendidas en el subconsciente como íconos de los cuales no queremos deshacernos porque nos hacen re-vivir las épocas del significado de la vida (niñez, adolescencia, adultez y vejez) lo que algunos creen que es la meta del pensamiento humano. “Recuerdos de una Noche Vieja”, no es para sollozar, es para reir y reir a carcajadas tomando un sorbo de vino añejado al compas de la melodia preferida.

  7. Iván Salazar Urrutia dice:

    “Toda nueva salida lleva implícita la traición del regreso,”… dice Benjadem Alflorentin. Una frase estilete.
    Aún cosquillea en esas adivinadas conexiones electro neurológicas; no es facil de asimilar. No para mí. El eterno retorno. Los budistas también. El Tao. Ese puntito misterioso del Yin en el Yan; ese puntito misterioso del Yan en el Yin.
    Pero el río fluye y nosotros siempre nos bañamos.
    “¡Soy tan débil para resistir a los llamados de la belleza o la felicidad!”
    Tal vez ¿otra felicidad? ¿otra belleza? ¿O ese estado abstracto de la felicidad que nos permite reconocerla en el desayuno?
    Entonces entonemos himnos a la traición del retorno: nos hace humanos; distintos al ayer.
    Salgo al encuentro de mi salida; me busco en el adiós ya perdido. “Vuelvo, amor vuelvo” dice el cantor y yo tropiezo en el Valle con la vista fija en la estrella que fue y repito el canto que me crece.
    VANCHO

  8. Everardo Napoleón Villatoro Ochoa dice:

    Nunca había leído a Mora Torres. Me parece que expone al amor como causa de la prisión (en soledades o en soledad) y sufrimiento del alma. Las espadas o los pájaros: ¿lo que mata los sueños o lo que les da alas?. Al soltarse del amor, soltarse de la prisión mental es cuestión de imaginación; y entonces se vuelve ser el mismo pero sin los deseos que antes se tenía: los que se cumplieron porque se cumplieron y los que no, porque ya son sólo fantasmas. En conclusión, era como el primer día del mundo porque se inicia con nada. Ni siquiera deseos, hasta estos habrá que inventarse de nuevo: ¿o por primera vez?

  9. Joise Morillo dice:

    Preferir estar solo con sus recuerdos, antes que acompañado de contrastes, tambien es amar, es ese sentimiento profundo de autoestima, amor propio, pues, no se añora las malas experiencias, sino se evitan.

    Querida Mora, ¡hola!, ya habíamos hablado del amor, cada quien ha dado su opinión muy peculiar y sabia, incluso hicimos una alegoría platónica donde encontramos al amor como producto de la miseria y del genio humano, pero, aparte de eso, debemos considerar al amor como algo que no se posee ni se da, en todo caso sería: algo que se desea cuando no se tiene y, se siente cuando menos se espera. El amor es un sentimiento indherente a la naturaleza humana, más que espiritual, es la parte inteligente del ser que lo identifica como producto de la naturaleza en función de mantener una cosmogonía universal, la cual se representa real y potencialmente con la armonía entre los individuos, llámese empatía, sinergia, comunión; se identifica por la estabilidad entre los entes que constituyen al mundo conocido, lo cual sobrepasa la tenacidad de sus contrastes y adversidades. La comunión de pareja es la máxima expresión de esa naturaleza universal en función de generación humana.

    También afirmé que: la belleza, es lo que hace al individuo reconocer un valor universal, que comulga con un beneficio muy elástico, ella, no la representa ningún ente corpóreo, sino, lo que el mas del común piensa de la cosa que se cree bella, un ejemplo podría ser la bondad del individuo, quien produciendo felicidad representa un valor al que todos admiran, aun cuando su fisonomía no tenga nada que envidiar al jorobado de Notredame, igualmente quien produce amor, queda para siempre grabado en la idea de la humanidad. Vuelvo y, repito, la juventud es un paso efímero del ser en la vida, de nada sirve al mundo la juventud sino dió fruto al ente que lo ha vivido ni a otros, por tanto, no debéis afligíos por la niña que abandono todos los espejos, sino, cuando la ahora mujer que se regodea en ser útil, deje de hacerlo, no definitivamente, sino por no poder hacerlo, aun queriéndolo.

    Respecto a la voluntad, es cuando encontramos las diferentes formas de representación de la estética. En tal sentido debemos aceptar que las formas de percepción, son la escala de valores donde se define la preferencias por cosas e individuos, es pues, el impacto que produce la cosa o el individuo observado, lo que determina la presencia de estética. El cima de la voluntad de impactar nace o, se produce, al contrario de lo sublime de la naturaleza, cuando quien pretende crear estética logra su objetivo. Por tal motivo la estética y la belleza no son la misma cosa. Empero, la belleza que se concibe en determinado momento y espacio es producto de una determinada estética colectiva, no obstante, no universal. Es por ello lo que algunos definen como grotesco y burdo, para otros es producto del genio y del arte.

    Os ama
    Joise

  10. maria jose lopez dice:

    Querida Mora,
    cuantos recuerdos puede encerrar una Noche vieja,( ultima noche del año,
    noche que nace con la luna y muere con el sol, dando paso a un nuevo dia
    que da comienzo a un nuevo año.)
    Los ojos se entornan abriendo las puertas del pensamiento,en la pagina de
    los recuerdos no tan lejanos que avivan el fuego de unas brasas que
    comienzan a convertirse en cenizas.
    Unos ojos se clavan en otros ojos manteniendo una profunda mirada que
    va más alla de la realidad del entorno,olvidando todo aquello que les
    rodea solo esiste esa mirada que silenciosamente expresa más de mil
    palabras de Amor.
    Los labios inhalarón el humo de otros labios,bebierón el licor que aturde los
    sentidos y los refleja en el espejo de la verdad.
    La unica verdad…..AMOR….
    Los recuerdos hacen arder la llama de ese primer beso,( un tiempo despues en el mes de
    mayo )en la oscuridad de la noche de un pasillo,de un amor que se liberaba de su prisión.
    Cuanto Amor y entrega,rozar el cielo con la punta de los dedos,amar más alla de la
    capacidad de amar,una entrega que solo espera …….AMOR.
    UNa entrega sin respuestas,como unica respuesta la negación.
    Mil mariposas quedarón revoloteando en una habitación,sobre los rescoldos de un fuego
    que se convertian en brasas para terminar siendo cenizas.
    El viento frio abrira las ventanas esparciendo las cenizas en el aire y haciendo difuminarse
    los recuerdos.
    Quiero abrir y mantener en mi mente aquellos bonitos recuerdos,solo esos,los que no hacen
    llorar ni me causan daño.Aquellas Nocheviejas de mi juventud,el grupo de amigos y amigas
    ( numeroso y de distintas edades ) nos sentabamos alrededor de los nochebuenos ( unos
    enormes troncos que traian a la plaza los quintos,y se hacia una gran hoguera.)
    Haciamos musica con una guitarra,una botella de anis vacia y una cuchara,zambombas y
    panderetas, cantando villancicos y como unico acompañamiento nuestras risas de alegria
    y felicidad,( pese a lo poco que teniamos,)esa noche era magica y todas las demas.

    Muchos besos a tod@s
    os quiero.
    Maria jose

    P.D Echo de menos a Freddy,espero y deseo que te encuentres bien.

  11. benjadem alflorentin dice:

    guau!!! en cuántas cosa divergimos Joise, jeje. no creo para nada q el amor se defina en su expresión mas elevada como unión d pareja, y menos para generación (o sea reproducción) ésa es una idea inculcada x el dogmatismo religioso. El amor puede ser ilimitado en su objetivo y en sus formas d expresión. Con respecto a la “generación” es mas un impulso animal q una expresión del Amor, x supuesto q pueden conjugarse ambos a partir d nuestra condición d seres racionales, pero no es condición amar para procrear. No circunscribo el Amor a un ámbito puramente sexual ni procreativo, hay miles d causas q pueden expresar el amor (la gente q organiza comedores populares para los hambrientos y desocupados; los q , eqivocados o no, entregan su vida por causas justas, como Chico Mendes, o León Trotsky, o ése genial internacionalista q fué Francisco d Miranda o Rigoberta Menchú; o los q la entregaron a su profesión como Mozart, Nikolai Legat, Giordano Bruno, Win Wenders, Ana Pavlova; la gente q cria chicos abandonados como si fueran sus propios hijos). Con respecto al amor personal yo comulgo con la idea d q se puede amar a muchas personas, pues cada persona es diferente y satisface una necesidad específica d nuestros múltiples intereses y vocaciones. Amor es dar, y cuanto mas se da mas amor se genera, no puedo entender el amor como título d propiedad o posesión, lo q implica q no puedo entender los celos; q para mí son una expresión d la ignorancia o la pobreza d espíritu del celoso.
    Con respecto a la Belleza, en tu definición aséptica, concuerdo totalmente, pero tomado así, como una definición d academia, aunqe la realidad es mas parecida a la novela d Victor Hugo (otro d los q amó la literatura al extremo d vivir enfermo x escribir- referencia a tu cita del jorobado) q a la idealización q hacemos; y sobre todo, al gran cretinismo d la mayor parte d la gente, q dice aprobar una cosa y luego la desdeña en su acción cotidiana (basta con escuchar las respuestas d cuándo se le pregunta, q es lo q mas odia d otra persona: “la mentira!”, 90% d las respuestas…. Si somos tan honestos ¿x qé entonces todo el mundo miente? y lo peor ¿x qé votan a los mas mentirosos y delincuentes!?)
    Igualmente, la bondad o la buena persona, no siempre qeda grabada en la memoria d la humanidad excepto aqel q los medios d comunicación (q ya sabemos a qé espurios intereses responden sus dueños empresarios) les conviene “propagandizar” como x ej. Gandhi o la madre Teresa d Calcuta, o el papa Juan Pablo II , q han servido a los intereses del imperialismo angloyanki… entanto Chico Mendes es ninguneado.
    Qé es mas un acto d amor, decirle q encontrará “la paz d Dios” a un miserable moribundo ignorante xq no tiene un antibiótico q lo curaría,como hacía la madre Teresa, o exigirle a las autoridades q correspondan (aún enfrentando la represión) q se hagan cargo d la responsabilidad q tienen sobre la salud d su pueblo y sus gobernados. La madre Teresa en éste caso, lo q hacía era convencer a los sufrientes para q no protesten, mientras el dinero q debía destinarse a salud en la India, era malgastado en banalidades o armamento nuclear. Disculpenme qienes creen la historia oficial, pero me gusta ver mas allá d los cuentitos d hadas q nos vende el poder criminal q gobierna el planeta, o sea éste sistema.
    Con respecto al tema d la juventud, creo q siempre sirve, pero la responsabilidad de q ésa experiencia juvenil sea aprovechada depende d la madurez q ése joven pueda lograr. la juventud es experimentar, la adultez es reflexionar, el problema es q algunos viven una eterna juventud y no asumen la acción q les corresponde a su período vital, obviamente, es un problema cultural.
    en lo q concuerdo con vos es en el tema d la estética y la belleza.
    Perdón Mora, x ésta disgresión, y x abusar tu sitio.
    besos y saludos.

  12. Joise Morillo dice:

    benjadem, me encanta vuestra tendencia filantropica, pero creo que no aprehendiste el mensaje de acuerdo a lo sublime del amor, cuando digo:

    “La comunión de pareja es la máxima expresión de esa naturaleza universal en función de generación humana.”

    No me refiero a la actitud ludica y la disposicion civil de la especie humana, sino al beneficio universal que genera concebir y procrear en funcion de mantener al ser humano sobre la faz de la tierra, supongamos que en vez de fomentar la relacion de parejas, fomentariais, la guerra entre parejas,¡que de hecho la hay! O mas bien la guerra, que no se tenga relacion sexual, que se promueva la inseminacion artificial para siempre, ¿vos creeis que de esa forma habra un sezgo de amor, en funcion de darle frutos humanos al mundo? ¡Perdonadme la reduccion, pero creo que darle frutos humanos al mundo es la forma mas sublimes de profesar amor al mundo, que nos ha tocado ser! Desafortunadamente habra quienes aun queriendo no puedan acceder a tal bodad, otros que ni pendiente.

    Os ama

    Joise

  13. Azucena Margarita Murrieta Leyva dice:

    HOLA MORA, BUENAS TARDES. ME ENCANTA COMO ESCRIBES, ESOS GIROS QUE LE DAS A TUS ESCRITOS, ME GUSTAN MUCHO. ME IMAGINO COMO TE SENTISTE CUANDO NO TE FUE COMO LO ESPERABAS, LO HE VIVIDO EN CARNE PROPIA, Y SABES QUE NO SOMOS LAS UNICAS, PERO MAS GUSTO ME DIO SABER QUE REACCIONASTE ANTE LO QUE TENIAS A TU ALREDEDOR Y AHORA TE TENEMOS AQUI, DISFRUTANDO DE TU TALENTO Y ESOS ESCRITOS FABULOSOS QUE NOS REGALAS. GRACIAS POR ESTAR ENTRE NOSOTROS Y POR DELEITARNOS CON TU MAGNIFICO TRABAJO.

    P.D. DISCULPA POR HABLARTE CON TANTA FAMILIARIDAD, PERO TE CONSIDERO COMO DE MI FAMILIA. ¡¡¡SALUDOS DESDE MEXICO!!!

  14. Azucena Margarita Murrieta Leyva dice:

    UUPPSS, CREO QUE DEJE MI COMENTARIO EN LA MONOGRAFIA EQUIVOCADA, JEJEJE, QUE PENA!!!

  15. Cesar Coronel dice:

    me gustan todos tus post se me hacen muy interezantes

  16. Barbara Yaneth Guzman Ayala dice:

    Mora, me encanta la literatura, me gusta tu relato, eres una gran escritora porque tu escrito logra trasportar a quien te lee al lugar de los sucesos y hasta despsierta emociones encontradas permitiendote saborear las gotas amargas de la soledad.

  17. JOSE ANTONIO GOMEZ PERALTA dice:

    DIOS TE BENDIGA MORA SON TANTAS TUS AVENTURAS QUE PODRIAS HACER UNA PELICULA Y TAL VEZ GANAR UN PREMIO POR ELLA.


Trackbacks

  1. Recuerdos de una Noche Vieja | BlogArticulos.com – Articulos del internet.
  2. My Homepage
  3. My Homepage


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom