Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Relato pornográfico: El perro del deseo

Hace muchos años (Administración del tiempo) -y creo que hasta lo conté en estos alocados editoriales, la memoria me olvida- se abrió en España un concurso de cuentos eróticos, en el cual podíamos participar los escritores latinoamericanos (Análisis de la conquista en Latinoamérica).

Mi siempre vivo deseo de ganar unos pesos (Origen del dinero) -la vida no es muy afortunada para mí en el aspecto económico especialmente, aunque soy, o trato de ser, editora (La editorial)- me hizo escribir un volumen de narraciones cuyo pomposo título era: “Historia de las sensaciones” (Las sensaciones. Los órganos de los sentidos).

Lo que escribí en cada cuento dejaba muchísimo que desear -en especial, dejaba por desear el deseo (El Banquete: un texto de referencia para el deseo y la transferencia).

Yo estaba convencida de que eran verdaderamente eróticos mis cuentos, y, en realidad, eran absurdamente pornográficos (La pornografía).

Ustedes se darán cuenta de por qué lo eran con sólo leer uno de ellos, si no, ¿hay alguien que pueda revelarlo? ¿Alguno entiende por qué digo obsceno, o pornográfico, y quiero no haberlo escrito?  (Revelación martiana, trascendencia y actualidad).

El perro del deseo

“Y también tiene piel” -le contesté a Francisco. Fue allí en ese momento que aprendí que el río tenía piel, como la fruta, como los árboles, nosotros. Y que mirar la piel viene con esa sensación de querer hundir algo, pinchar, cortar, resquebrajar. A veces hasta pienso que el cielo tiene piel, levanto el brazo imaginando que se alarga y se alarga y con el dedo índice lo rompo; pero dicen que es aire, que es oxígeno, nada.

Y después de decirle eso del río, ya no le dije más.

Casi no hablamos nunca.

No sé realmente cuándo lo conocí. Él era mendigo del banco de al lado, y desde que yo llegué a esa plaza, él siempre estuvo allí. Pero a mí me parece que yo también estuve siempre allí, que no hubo un día en que llegué. Al día en que llegué lo tengo como en una neblina.

Soy la mendiga más linda de la plaza y los demás suelen llamarme “Reina”. Tengo el cuerpo delgado pero lleno, con formas, me siento muy derecha en el banco, junto a mis bultos que arreglo de modo que parezcan un equipaje delicado. Mis harapos son bastante distinguidos. Soy negra, “de raza negra”, y los colores vivos de mi blusa, aunque esté hecha hilachas, me adornan, me refinan. El azul y el amarillo con el morado pálido están en mi chal, y mi cabeza erguida y perfecta me hace misteriosa cuando estoy bajo el sol, fumando o escribiendo.

Si puedo describir mi figura de esta manera es porque un día, sentada en el banco más lejano, vi a alguien que era casi yo, vi que de lejos y que a pesar de sus cabellos rubios se me parecía extraordinariamente.

Me acerqué caminando despacito. La señora era rica, con vestido de encaje y terciopelo y joyas de rubí, y más joven que yo, que tengo treinta años, pero muy seria, muy distante. Pensaba -la mirada era de un pensar preocupado-, y me senté en el extremo de su banco. Le pedí el cigarrillo que fumaba, lo apagué cuidadosamente sobre una piedra y lo guardé en el bolsillo de la blusa. Ella se quedó un rato mirando la iglesia que está enfrente y yo lo mismo, pero de tanto en tanto mi mirada se desviaba hacia su cara, a su cabeza levantada.

Era muy parecida y tan diferente a mí que me asustó.

Antes de irse sacó de su bolso una cajita de oro que tenía cigarrillos. Me dejó unos cuantos, pero su voz no la escuché, y no la vi nunca más, pero algo me quedó aprendido desde entonces. No sé muy bien qué, algo de cómo soy, de cómo no soy y de cómo sería en caso de no ser yo misma -esto ya lo escribí en otros papeles, nadie se imagina cómo escribimos los mendigos.

Digo que con Francisco no conversamos mucho, y que no sé cuándo lo conocí, pero esto, por ejemplo, de la mujer, se lo conté.

Me acuerdo bien de cuando él vino a vivir conmigo. Si hubiera sido invierno yo habría recelado de que era por el frío, porque tengo una manta muy hermosa de piel -hecha con un abrigo que saqué de los restos de una mudanza- y además porque muchas parejas se forman por el frío, porque dormir de a dos en un banco entibia más la noche.

Pero no fue en invierno, fue en verano que se vino Francisco hasta mi banco.

Una mañana yo tenía mucha sed -y pocas ganas de correrme al bebedero que está en la otra punta de la plaza-, y chupaba un pedazo de espejo. Francisco me miraba y se ve que no pudo contenerse. Se acercó y me pidió prestado el espejito. Creí que iba a mirarse los ojos o la boca -es un pedazo tan pequeño que uno sólo puede verse por partes-; pero no, lo empezó a chupar como yo, como si fuera una delicia.

A mí hay algunas cosas que aunque no sean comida me dan deseos de comérmelas. No las palabras, como la que escribe recetas de cocina acá en la plaza, pero por ejemplo el Congreso, cuando en alguna fiesta patria está tan lleno de luces que es una torta con velitas -de chica me comí una cartera de plástico rosado que tenía dibujos de manzanas-, pero suponía que era la única persona a la que le gustaban estas cosas. Sin embargo Francisco chupó un rato largo el espejito con una lengua sonrosada como la de un animal sano y feliz. En algunos momentos yo creía que me chupaba a mí, y empecé a sentir en el vientre un remolino muy agradable y tibio. Cuando dejó de chupar me dijo gracias con los ojos brillantes, y me dí cuenta de que era muy joven, unos diez años menor que yo. La barba lo envejecía mucho y la ropa estaba terriblemente sucia y él también. Entonces lo llevé a un café donde me permitían pasar al baño todas las mañanas, le di mi jabón y mi peine y lo mandé al de “Caballeros” mientras yo en el de “Damas” orinaba quizá el largo líquido del espejo chiquito y bebía agua verdadera.

Cuando salió parecía Cristo, resucitado y reluciente.

Desde ese día estuvimos juntos. A veces veníamos al río y nos bañábamos, después lavábamos la ropa y la dejábamos al sol.

En el río nos abrazábamos desnudos, pero hay algo que no puedo explicar. Francisco no hablaba mucho, pero cuando lo hacía se notaba que era inteligente. Sin embargo había algo que no sabía explicar y yo tampoco. ¡Nos deseábamos tanto!, ¿por qué no surgía el amor sexual entre nosotros? ¿Era precisamente porque nos deseábamos tanto? Esto es absurdo para mí, pero a veces hasta llegué a pensarlo.

Porque no era sólo él, yo frenaba también en cierto momento, cuando ya parecía todo listo. Y a veces pensaba que era yo, a veces pensaba que era él. Pero como de esto hablábamos menos todavía, todo seguía igual, como si nada. Era así.

Nosotros éramos así, como un noviazgo de los ricos, caminábamos, nos besábamos en medio de las veredas, íbamos de la mano. También recogíamos el pan que nos daban en una panadería de la calle Viamonte, y las frutas del mercado de la misma calle. En el café adonde íbamos al baño nos regalaban de vez en cuando fiambre y masitas dulces.

Yo sentía que nada me faltaba, sólo eso que tenía que haber entre nosotros, entre Francisco y yo. A veces lo tenía dormido entre mis brazos y yo miraba las estrellas y me preguntaba -les preguntaba- por qué esa ansiedad estaba adentro de mí desde aquel día del espejo. Quizá, me respondía a mí misma -me contestaban ellas- porque el tiempo tiene que transcurrir, él necesita tiempo.

_Pero yo -me acosaba a mí misma-, ¿qué es lo que necesito?

Y una voz, mía o de las estrellas, soplaba con un rumor muy especial:

-Necesitas otras imágenes, otras que las estrellas, que los árboles…

-¿Flores? -decía yo, que siempre las miraba.

-No, no flores. No son las sensaciones de los ricos las que precisas, ni sus perfumes, ni sus comidas, ni sus joyas.

-Y me acordaba de la señora parecida a mí, la rubia; ¿le pasaría lo mismo?-

-Has hecho una elección -seguía la voz de las estrellas que tomaba un timbre semejante al de la voz de Dios, de un dios, al menos, que estaba entre las plantas o desparramado en las hierbas-. Una clara elección: has elegido otras imágenes para ser, para sentir, para el amor. Y debes encontrarlas.

Yo me quedaba muda de voz interior y de respuestas y me dormía con menos esperanza abrazada a Francisco.

Pero en la mañana el resplandor me hacía feliz.

Todo era nuevo, como un flamante vestido que se hubiera puesto la plaza, cada árbol, las hierbas, los antiguos bancos de piedra y la glorieta. Y a Francisco se le iluminaba la camisa rota y los vellos del pecho relucían, y sus ojos oscuros.

Un día que vinimos para el río, recogimos un ratoncito muerto de la arena.

Francisco lo tomó suavemente por la cola. Parecía un juguete rosado, con pelitos de seda, más delicado, más frágil, más tierno que una flor.

Francisco lo hamacaba en el aire, hasta que al ratoncito se le desprendió la cola y se cayó, y Francisco permaneció un rato con la cola sedosa en la mano. Yo se la quité, despacito, como robándole un objeto muy caro, y le mordí un pedazo. Francisco me besó emocionado. Y yo tenía el trozo de cola con pelitos de seda en la boca, y él me lo sacó, y así jugamos mucho tiempo, casi toda la tarde, cuando ya el pedacito de cola de ratón había desaparecido de tanto ser pasado de una boca a otra, y era de noche y volvimos a la plaza porque teníamos miedo de quedarnos aquí, de dormir en la arena. No sé, decíamos que el agua tenía ahogados, que el río estaba lleno de fantasmas.

Hoy vinimos de nuevo.

No es una playa habilitada, es un lugar un poco clandestino. Hay vidrios y basura sobre la arena, mezclados con las plantas salvajes y con los árboles que crecieron solos, y con condones y trapitos.

Pero siempre que veníamos estábamos solos. Debe ocurrir que las parejas huyen cuando encuentran ocupado el lugar.

Al llegar, hoy, encontramos un perro enorme descansando en la arena. Tenía los ojos abiertos y nos miraba fijo, pero pronto vimos que estaba muerto.

¿Por qué le brillaban los ojos, por qué la piel parecía viva? ¿Era un milagro?

Aunque en algunas partes ya no tenía pelo, el brillo de los ojos dependía del sol sobre una superficie lisa y viscosa, la carne donde no estaba el pelo resbalaba como el jabón que se derrite. No, todavía no se había vuelto milagroso; y nos aproximamos.

No nos miramos Francisco y yo, pero seguramente sentimos algo parecido, cada uno por su parte.

Yo tenía mi equipaje en los brazos, y hasta el cuaderno; él también.

Largamos todo sobre la arena -yo miré de reojo que él hacía igual que yo.

Me quedé con el lápiz en la mano, él fue a buscar un palo sin decírmelo.

Cuando llegó con el palo, yo estaba empujando con el lápiz los ojos del perro, quería romper la piel gastada de los ojos, pero sentía repugnancia. Era como una tarea que tenía que cumplir, romper, hundir los ojos, que me era difícil porque tenía asco. Entonces me dije: Voy a mirar hacia otro lado, voy a pensar en otra cosa.

Y miré el río.

Notaba el ritmo que llevaba Francisco pegando con el palo sobre el cuerpo del perro muerto, como si fuera un tambor un poco blando.

Así estuvimos unos minutos, hasta que percibí que habíamos conseguido romper el cuerpo por completo.

Y fue en ese momento que tiramos el lápiz y el palo y que Francisco me arrancó la ropa y yo sentí que ahora, al menos de mi parte, nada se iba a detener. Y yo desnuda sentía contra mí que lo que él tenía bajo el pantalón era otra vez lo duro y lo precioso conque necesitaba ser llenada y le saqué la ropa y nos metimos en el río hasta la cintura y él se metió en mí y yo sentía circular oleajes en los pies y la cabeza y en los pezones que él chupaba como si fueran espejitos, y en el movimiento con que él se movía adentro mío y en el agua hasta que de mí salieron plumas, serpientes acuáticas, un largo suspirar anillado de lo hondo de lo hondo y él me largó todo ese líquido blanco, pero también azul, y me lo pasó por todo el cuerpo como si me purificara, como yo había hecho la vez que fue a mi banco, cuando le enseñé a lavarse y peinarse.

Y nos quedamos, seguimos en el agua, y yo ya no tenía ese miedo tan raro que había tenido siempre de que me rozara la punta del pie de algún ahogado.

El asco se murió cuando matamos al perro muerto y nada era asqueroso sino lindo, no sólo los perfumes y las flores y los noviazgos de los ricos.

Francisco dijo que quizá somos peces, y aparte dijo:

-El río está lleno de espejos.

-Y también tiene piel -le contesté.

Sí, somos peces, sólo los peces pueden hacer el amor así en el agua, y además escribir en el cuaderno.

Envío

¡¡¡¡Blanca Estela!!!!! ¿En dónde te escondiste?

Besos y abrazos para todos, no me critiquen en exceso…

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

51 respuestas a “Relato pornográfico: El perro del deseo”
  1. Jorge Brizuela dice:

    Me parece sencillamente grosero, pobre de contenido, casi repugnanrte.Ccreo que lo mejor, Mora, es que te dediques a LEER. Cosas como esta no deberían publicarse sin una advertencia acerca del mal gusto de su contenido.

    Jorge

  2. David Muñoz dice:

    Al menos a mi me encantó la manera en que se entremezclan las cosas (no se si lo dije bien) el relato es espontaneo, divertido de imaginar, y el personaje de la mujer me parecio muy complicado de entender y a la vez como que muy normal, no se como explicarme… me encantó…

  3. peke peke dice:

    Pues a mi me gusto, es algo enredado no lo voy a negar pero hace volar la imaginacion y la verdad es mas que pornografico erotico, la verdad muy buen escrito….FELICIDADES!

  4. bernardo sanchez dice:

    La verdad, es un relato bien diseñado con erotismo sin ser grotezco, es mi forma de pensar y quiero felicitar a la autora, aunque soy un mal lector pero me agrado ver las cosas pequeñas de las personas, no importa su estrato o su forma de vivir, pero sentimos a diario que la vida nos da sensaciones que van mas alla de nuestros pensamientos y creo que muchos de los fracasos de la vida le sucede a gente que no se da cuenta lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos…. Gracias

  5. rosa linda salas dice:

    me gusto mucho ,como dice peke peke mas que pornografico(creo es simplemente un titulo)es muy erotico,creo que son aparte de indigentes ,un poco locos osea dementes muy sutiles.

  6. julian jhoan cardona agudelo dice:

    En mi opinion, meparece que refleja la imajinacion que todo ser humano tiene, con relacion al deseo sexual ya que todos mostramos una clase de morbo unico que solo la imajinacion la comprende.

  7. luis delgado dice:

    Es un artículo muy interesante es parte de las fantasias sexuales de los seres humanos . La escritora supo jugar con todo esos sentimientos y ponerlos a flor de piel.

  8. andres barrrera dice:

    Hola Nora quiero felicitarte por éste escrito, me hizo recordar a los “Cantos de maldorror”. Creo que el personaje femenino es alguien libre, armónico, sin una doble moral -que las sociedades manejan como si fueran virtudes-. es un personaje que además de ser incomprendido por quien lo crítica duramente, es inteligente que vive cada minuto de su existencia, no busca iluminación sino que se deja iluminar por su sentir. el sengundo personaje hace un complemento pasivamente exquisito que en última instacia retoma el poder que por concepción social le pertenece y domina desde el instinto incontrolado por una sensación placentera que ninguna moralidad, ni aprendizaje de repugnacia que la sociedad influye logra apagar.
    felicidades y espero leer algo más de vos, pues te confienzo es mí pasatiempo como docente de literatura.

  9. TAIRO JULIO RUIZ ROMERO dice:

    Ojala mas peronas se dedicaran a hacer un ejercicio de escritura como este para satanizar al menos la sensacion de ser lo que yo llamo un multi taras por no poder salir del anonimato; y esto va para el señor JORGE BRIZUELA :si te crees con la autoridad moral para criticar de esa forma tan exasperante es porque debes ser muy bueno relatando, asi que por favor sorprendenos con algo tuyo para ver como te va.
    A mi me parece que el escrito que estamos considerando es digno de alguien que se nota que ama este oficio de escribir y por ello feliciot con toda sinceridad a su autora pues lo hizo sin la mas minima pretension y asi es como debe ser pues la escritura se hace universal cuanto mas intima pueda llegar a ser por eso la fascinacion que genera nuestro premio nobel GABRIEL GARCIA MARQUEZ -no por eso quiero dar a entender que la autora este a su mismo nivel…hay que guardar las proporciones-con cada trabajo que publica.

  10. Baldemar Chacon dice:

    La virtud puede a veces pasar por sendas tenebrosas donde las almas facilmente desvarian y no encuentran nunca ningun camino solo porque esas sendas tenebrosas no llevan a ningun lugar.

    A veces porque los que contemplamos algun desfile tenemos a alguien mas alto que nosotros enfrente y solo podemos ver la espalda de ese alguien y no vemos pasar la virtud mostrando sus atributos, a lo mejor tendriamos que aventarnos sobre un muro de personas para llegar y mostrar lo que somos y lo que hacemos, me parece que al tocayo del primer comentario le falta un poco de estatura para observar el verdadero desfile y no los los pies en movimientos sin sentido, si se observa solo eso.
    La virtud está en la suma de todas las pequeñas cosas que hacen una armonia en su conjunto, creando de suspiros de humo que se convierten en verdaderos incendios que calientan el corazon, como los suspiros de Mora que trasiegan lo ordinario a otros escenarios mas alla de una escencia vanal y rutinaria.

    repostado sobre una banca que esta debajo de un arbol, he visto como las ramas del arbol se mecian con el viento como bailando una suave melodia. Mas alla de las ramas entre algunos espacios, se veian las nubes coqueteando entre ellas, despues de eso descendió la humedad en millones de gotas diafanas, luego el extasis del trueno me obligo a apartarme del arbol y pude sentir la fuerza de la naturaleza que llama a la vida, la constante creacion de rasgos nuevos en todas las formas. La paz llega despues del orgasmo y las nubes se alejan ya mas felices y menos densas.

  11. Maribel Angélica Alarcón Torres dice:

    Mora honestamente no me gusto, me parece que no es tu talento el escribir, debes explorar otras alternativas. Pero te felicito por tu atrevimiento a exponerte públicamente a todas estas criticas. A veces pensamos que es fácil imitar a un escritor, pero no, también ellos han tenido sus bajos, porque a la primera no les ha salido bien.

  12. Ariel García dice:

    Me parece sublime mora. Surrealismo, luminosidad… un modo de percepción de lo que existe que trasciende los cenvencionalismos… por eso no es erótico, es estéticamente pornográfico en el sentido de la ruptura de límites, de la penetración.

    Excelente mora…. y es natural que muchos no entiendan tu relato, que, además, está muy bien narrado.

    Unverdadero escritor no imita Maribel, la literatura es arte porque es creación, aunque sea muy dificil escapar de los textos existentes… ese es el caso de este relato, sin intención de exagerar.

    Me hubiera gustado escribirlo a mi.

    Saludos.

  13. Ariel García dice:

    Me parece sublime Mora. Surrealismo, luminosidad… Un modo de percepción de lo que existe que trasciende los convencionalismos… Por eso no es erótico, es estéticamente pornográfico en el sentido de la ruptura de límites, de la penetración.

    Excelente Mora…. y es natural que muchos no entiendan tu relato, que, además, está muy bien narrado.

    Un verdadero escritor no imita Maribel, la literatura es arte porque es creación, aunque sea muy dificil escapar de los textos existentes… ese es el caso de este relato, sin intención de exagerar.

    Sinceramente, me hubiera gustado escribirlo a mi.

    Saludos.

  14. Joise Morillo dice:

    Mora, es inmensamente impresionista vuestra estética patética, igualmente sublime, con ella se representa una realidad, del orden de lo cotidiano y natural, igualmente, un erotismo marcado por el deseo natural de una mujer enamorada muy original, ante un mancebo desconfiado e impactado por una imposición higiénica, poco usual en tal clase de indigencia. Al final, triunfa la confianza, mediante la identidad que se presenta al compartir inquietudes si se quieren necróticas y repugnantes, pero muy propias de sendos quehaceres comunes. Luego el Clímax acuático y lúdico, con reflexiones que van más allá del comentario soso, en vez, poesía, parábola, símil, “somos peces”

    ¡Quizá por el olor y no por el agua!

    ¡Ante vos mi encomio, harto merecido! Valga mi vanidad.

    Ahora me voy a auto parafrasear de una entrega en vuestro blog del 11-12-2008, lo siguiente:

    Mi querida Mora, lo erótico, el erotismo, se refiere en el mejor de los sentidos al sublime acto de fomentar –promover- amor, no necesariamente tomarlo como sexualmente definido respecto al placer que prodiga, sino al hecho de desencadenar elementos propios de la naturaleza humana bien sean espirituales y corporales, por ello, el más intenso -de lo primero- es la pasión, seguido del deseo y finalmente la satisfacción y el placer, empero en sí, es el sexo su objeto principal y su fin: la concepción.

    Os ama

    Joise

  15. Isa kta Campuzano Abad dice:

    y esa óptica de un amor asexuado que se complementa en el acto es poco percibida Mora. la búsqueda en sí de un espacio de expresión distinta del consabido placer ya resulta inquietante para toda persona. Me gusta la simpleza de la expresión en cada detalle, sin prejuicios ni miramientos y el hecho en sí de procurarte en los zapatos de un mendigo, es elogiable la intención de entender tan despreocupadamente temas que a los que no lo somos (mendigos) nos cuesta tanto entender.

    kta

  16. Jorge Villamizar dice:

    Con afecto, Morita, estoy de acuerdo con lo escrito por Peke, Baldemar, Tairo, Andres y Joise, de las demás personas respetables sus comentarios; pero, no los comparto. Morita hablas que es un escrito pornográfico y obsceno, encuentro lo pornográfico, mas no lo obsceno. Para mi es ¡Bello! es sensual, permite reflexionar sobre la vivencia de la sexualidad de las personas en su condición de indigencia y hacerse la pregunta para investigaciones al respecto en humanos tan humanos como quienes nos creemos humanos. Deja ver la fantasía, la inocencia del deseo, lo sublime de un acto tan natural y abre la imaginación para dar respuestas de acuerdo a las culturas de las mentes conservadoras o liberales.
    Cordial saludo.
    Jorge

  17. Kermit R. Santiago dice:

    Crea que Mora ha sido muy acertada en describir desde el punto de vista de una deambulante, la forma en que estos personajes perciben el mundo que los rodea . Definitivamente no podemos esperar que lo entiendan igual a nosotros los llamados “personas normales”. En su descripción del tan esperado encuentro sexual, me parecio casi a una Isabel Allende en Cuentos de Eva Luna. Nada pornografico, pero deliciosamente erotico.

  18. Freddy Eulises Rodriguez Ampueda dice:

    Es normal que a escritores les guste escribir cualquier cosa que se les ocurra, pero esas cosas que se les ocurre escribir son analizadas interpretadas y adsorbidas por ellos mismos, a nosotros nos toca leerlas y entenderlas como bien lo hacemos, pero más que todo, es el poner a volar nuestra imaginación, infundirnos y sentirnos parte de los mismos acontecimientos escrítos, sea cual sea el contenido es de liberar preferencia, es algo que no se le puede quitar a ningún ser viviente de este mundo. Para mi es un relato utópico, algo inexistente o imposible de encontrar, solo existe en su imaginación, es de su propia creación, y si se tomó la molestia de escribír este relato, fué por que nació de usted, fue su inspiración y toda inspiración se hace con pasión, usted es una escritora es algo que nadien le puede quitar, y un escritor valiente es un triunfador.
    LA FELICITO………. Freddy Rodriguez.

  19. JOSE MIGUEL LOPEZ FERNANDEZ dice:

    Sencillamente, hermoso, saludos desde Barranquilla, hermana Luna.

  20. Iliana Gallegos dice:

    En lo particular el relato me parece un poco perturbador desde el punto de vista de una persona indigente y delirante, pero a su vez es tan exquisito en su expresion de su forma de ver la vida y simplicidad que la acontece y sumado a que no es del todo es una persona delirante ya que dentro de su ser realiza preguntas intrigantes sobre su sentir, que cualquier persona en especial las mujeres nos hacemos del por que de las reaccioes y acciones de los demas, asi como el dejarse llevar ante la vida.

    me situa en un mundo extraño para mi, pero a su vez intrigante, por la persepción de cuan sublime puede ser la vida y de como el conocimiento y la extrañeza puede llevar a un amor puro sin necesidad de materialismos, y el manejo del erotismo situado en este relato es tan sutil que te sumerje a vivirlo y a imaginarlo de una manera tan extraña pero tan real.

    En lo personal me gusto tu relato, no soy una gran lectora y no se mucho de literatura pero algo dentro del relato me cautivo llevando hasta imaginarme en esos momentos ya sea como observadora o como protagonista, Te felicito de mi parte.

    Saludos

  21. claudia campos dice:

    Estimada Mora.
    Siempre leo las cosas que escribes y siempre he tenido una buena opinion de tu arte… En relación a esto, debo asumir que es muy bueno, sublime, subrealismo puro, extravagante entre otros buenos calificativos..

    El leer nos invita también a imaginar, a hacernos nuestra propia pelicula de lo que leemos, por lo mismo, hubo una parte que me provocó rechazo y otra la encontré un poco macabra. No te miento, pero, todo tiene sentido. Eso es lo que me gusta. Las intenciones de lo que escribes son totalmente coherentes con el final, todo es por algo, cada hecho de este relato tiene una consecuencia, y por muy sorprendente que sean los hechos que relatas, tienen un final que los hace espectacular…!

    Me sorprendí en todos los sentidos con este texto. El hecho de que cosas tan poco comunes como encontrar un raton muerto y jugar de boca en boca con la cola de este paresciese satisfacer las necesidades naturales de un ser humano, es realmente increible, la imaginación da para mucho. Lo mismo con la escena del perro. En fin, lograste que la imaginación se abriera más y más, quizas NO son realidades (o puede que si, al menos no en mi caso) Pero en este relato, hay mucho más que una historia de deseo, erotismo, pasión.

    No se que decirte, no tengo palabras para manifestar una opinión en relacion a esto. Me queda solo felicitarte e invitarte a que no dejes de escribir nunca, realmente logras conquistar mi vista con cada letra que unes…

    Por lo demás, te agradezco el escrito llamado “El vientre de la tierra” Me emocionó demasiado que se considerara aquel momento de suspenso que se vivió en mi país con el tema de los 33. Soy chilena y definitivamente estoy muy agradada de las cosas que escribes.

    Saludos cordiales.

  22. Luís Rafael García dice:

    Me parece algo especial este cuento como inspirado en cuentos de Horacio Qiuroga el que comento que es algo repugnante sepa que la muerte es algo que le alcanzara algun dia y se dara cuenta en el momento de partir que su cuerpo algun dia sera como el del perro. le felicito querida amiga siga escribiendo que estas narraciones son solamente para gente que conoce no le haga caso a publico de galeria. en mi tiene un ferviente admirador. en la fealdad existe belleza que no pueden mirar sino solamente los elegidos y usted es una de ellas.

  23. Juan Carlos Valero dice:

    Surrealista e indecoroso, pero voló mi imaginación. De pronto me encontré viendo a el perro muerto con gran asco, sin embargo, el relato me llevó a varios momentos y lugares. y auque apenas me inicio en esto de lectura de relatos… Muy bien.

  24. Karli Rodríguez dice:

    Tengo ratos de no aparecerme por acá, pero le leo Morita, lo único es que ya no me queda mucho tiempo para comentar…
    Creo que como todo en este mundo hay cosas que nos gustan y otras que no, pero uno no puede valorar las cosas sólo por lo que nos gusta a nosotros en particular. Se debe tener una mente más amplia y sobre todo, al leer algo que otra persona ha escrito debemos proceder con respeto, siempre, como cuando uno está enfrente del otro. Y aún se puede decir que algo no gusta sin llegar a ser… grosero (estaba buscando otra palabra pero no la encontré jejeje).
    Igualmente no se puede juzgar al alguien por una tan sola pieza de su arte (que escribir es arte) porque entonces se pierde toda objetividad.
    Y bueno, esta (la de arriba) es una de las cosas que quería señalar…
    La otra es que me pareció encantador el relato, en un momento dije “no lo voy a seguir leyendo” (debo ser sincera) ya que me “asustó” (si cabe la palabra) cuando usted decía que era “absordumente pornográfico” (que no me gusta la pornografía, en verdad) pero pudo más la curiosidad que otra cosa y pasé del subtítulo (o título del cuento) y para ser honesta el relato me fue envolviendo y me quedé como observadora de las escenas descritas y para que le voy a mentir, Morita, de pornográfico no encontré nada! (y no sabía si sentirme decepcionada jajajajaja). Sí, es erótico pero, para mi, no raya en lo pornográfico y burdo. Está finamente hilado, como es su costumbre.
    Quizás no es de mi preferidos, pero me gustó su relato!

    Un abrazo a todos y todas!

  25. luis zarate cordova dice:

    bueno ante todo buenas tardes, el articulo me parecio si bien es cierto un poco loco y complicado tambien interesante y mas que pornografico como lo han catalogado creo q es algo erótico y quien no tiene de loco en esta vida he, esta muy bueno he,bueno espero poder apreciar mas puplicaciones y saber mas de este foro cuidense y suerte.

  26. Júdith Mora V dice:

    Me resultó encantador… a pesar de ciertas imágenes que me parecieron un poco desagradables en descripción –por aquello que nos enseñaron como sucio o inaudito, lo del ratoncito y el perro, iuuuk iuuk jajaja- pero que definitivamente captan la esencia de la real pérdida de la razón mental, esa que acompaña a los indigentes que de tanto vagar pierden los pasos de su mente, ENCANTADOR.

    Me fascinó la forma tan diáfana en que describes ese ser, esos seres, sus momentos, los encuentros, su amor, sus días, sus objetos, y la ingenuidad que caracteriza su ¿locura? Me maravilló la capacidad para captar lo que podría pasar por esas mentes, y la forma tan hermosa en cómo lo describes. Es un relato plagado de imágenes, fácil de armar en la mente cual si fuera una película, en ocasiones a colores, en ocasiones a blanco y negro… insisto, encantador. Eso si, particularmente no lo veo ni sexual, ni sensual, ni erótico jajaja, se trata de otra cosa, aunque tiene sus momentos, sisi.

    Lamento enormemente que el señor Jorge Brizuela no fuera capaz de ver más allá de las palabras, al punto de tildarlo de “grosero, pobre de contenido (…) repugnante”; su comentario lo veo como un ejercicio que expone de forma patente lo que en Psicología llamamos “Proyección”, esa que se da de acuerdo a lo que poseemos, o a la falta de poseer… los juegos de la mente…

    Vi en otra entrada que te hacía bien leerme, justo cuando más difícil se me hace escribir, y te pido mil disculpas por haber desaparecido, pero mi complicada vida -¿o quizá mi complicada cabeza?- me ha impedido andar más a menudo… sin embargo, heme aquí mi ella Morita, porque a mi también me hace bien leerte, y nunca dejo de hacerlo, aunque mi lectura sea silenciosa; y les leo a todos, mínimo a los de la cofradía, aunque mis pensamientos nos les lleguen.

    A mi Vanchito ya le felicité por su cumple –lamentando enormemente haberme enterado tarde- y felicito de corazón –también tarde cof cof jaja- a las mamis argentinas por su día, aquí en mi país se celebra en otra fecha.

    Les mando besos con aroma a mandarina, gordos y tronados jejeje… Dios me los bendiga… Los quiere grande y fuerte

    Jud… la de siempre.

    Pdta.: veo que también reapareció mi Karluchis jejeje… nice.

  27. alejandro rendon dice:

    me gusto hay un hilvanar conciente de la nebulosa humana mas alla del subconciente colectivo los instintos basicos supeditados al amor perdidos en la bruma de la psiquis humana atentando discretamente contra los pudores arcaicos eres valiente, sigue asi y deja que los perros ladren esa es señal de que avanzas un beso y gracias por darme unas gotas del agua de tu espejo

  28. jana amador dice:

    wow por lo menos a mi me gusto
    aunque no entendi muy bien lo del perro muerto y supongo que lo tendre que analizar; pero me gusto porque me dejo algo que pensar muchas gracias por compartirlo
    besos

  29. Belkys Rivero dice:

    Felicidades por plasmar en este relato tan delicado y muy bien narrado, los sentimientos más audaces e incomprensibles de la imaginación humana, que no necesita de mayores recursos para llegar a sentir el estremecimiento de la piel, de su propias entrañas. El sentimiento que se manifiesta en amor jamás podrá verse como pornográfico porque forma parte de la misma naturaleza humana.

  30. Freddy A.D. Ponce dice:

    Querida Mora:

    Nuevamente, un golpe mágico de los tuyos… y… Caracho…! Que audiencia! Y que bellamente escrito!. Cuando mandaste tu trabajo a Espania, seguramente quedaron my contentos por el manejo maravilloso que tienes de la Lengua Espaniola.

    Muchos de los lectores opinan que es un trabajo de la imaginación de la autora. A mi me trajo una serie de recuerdos vividos personalmente, vistos y/o observados en la vida real.

    Pero antes de entrar en algunos de ellos, quisiera dar respuesta a tu cuestión: No, para mí no es un trabaja pornográfico y creo que, ni siquiera erótico. Es inmensamente tierno y profundamente humano. Considerando al ser humano holísticamente. Es decir, con componentes materiales, animales (alguien los llamará bestiales), sensoriales, sentimentales, espirituales, psicológicos, culturales, intelectuales. Y es en estas últimas tres categorias donde se dá este juego deliciosamente sutil y/o brutal de exacerbar los sentidos a otras dimensiones del placer meramente físico o estético. Hace pocas semanas hablabamos de las dimensiones de tomarse un café. Un “simple café” nos llevó a re-encontrarnos en la realidad, como primer logro tuyo; y luego nos llevó a compartir maravillosas esperiencias personales, cuya culminación, para mi gusto, fue el relato de Vancho en Centro América, bellamente escrito. (también logro tuyo por darnos el tema y el espacio apropiados)

    Pero he de hacer una aclaración previa, en vista del material bibliográfico que presentas y que me permitiré citar en entrada separada. Si analizamos tu relato bajo la perspectiva del trabajo presentado por los Nicaraguenses Lazo, Marin y Marroquin en su monografía “La Pornografía”, publicada en este sitio, creo la cosa podría verse muy diferente y en un contexto social más amplio. Es bajo este ámbito y sus implicaciones de responsabilidad social, que tú calificas tu trabajo presentado en Espania como pornográfico?. Yo tengo mis reservas en cuanto a la seriedad científica de esa monografía y me parece algo escrito bajo la influencia de una secta religiosa. Me recuerda a las recomendaciones que los jóvenes recibíamos hace 60 anios atrás en contra de la masturbación. Maria dice que las afirmaciones expresadas en ella, es , más bien, producto de la fructífera imaginacion de los psicólogos… Y sí, me atrevo a sugerir que deberiamos dar una mirada a dicha monografía, para mi, muy controversial e intencionada.

    De la mendicidad

    Tenía como 18 o 19 anios, había dejado el hogar donde vivía con mi anciana madre, por rebeldía. Ella se oponía a que enmorase con la que, anios después, fuera mi primera esposa. Vivía solo en un par de cuartos en un barrio tradicionalmente fabril y era estudiante universitario. Me recuerdo claramente sentado en un banco del paseo principal de la ciudad de La Paz, El Prado, cuando pasa por mi delante una muchacha joven vestida en harapos, el pelo largo engrudado por la grasa y se desmaya. La socorro y como no reacciona, la llevo inmediatamente en un taxi al servicio de salud público. Espero el resultado del chequeo médico. Un médico joven me sorprende -por lo joven, su seriedad y por el diagnóstico- “No tiene nada, esta bien… Su enfermedad es hanbre. Es usted su pariente…?”
    Nunca más he podido olvidar el olor de esa muchacha, de la que ya no recuerdo ni su nombre, ni sus facciones. Sólo recuerdo que era muy joven, seguramente una par de anios menor que yo. Obviamente, la llevé a mi vivienda y le pedí a una prima que vivia en la misma casa que le ayudase a baniarse y que le regalase alguna ropa para cambarse, mientras yo cocinaba para ambos. Compartimos la mesa y le dije, sin mayores preguntas que podía quedarse por unos días y que podia tratar de encontrarle un trabajo y sitio para vivir. No contestó nada. Le dije que podia dormir en el sofá y que nadie la molestaría. Reconosco que paso por mi mente intentar seducirla pero mi principios me lo impidieron. Ella tomó la iniciativa y se vino en la noche a mi cama…. No pude resistir la tentación.
    Un par de días despues me dijo sonriendo que estaba embarazada. Yo me reí por su ocurrencia y le respondí que era imposible, ya que yo había usado preservativo (condón). Pareció no entender. Luego de un par de días desapareció sin dejar rastro. No se llevó nada y nunca más la volví a ver. Pero cada vez que estoy cerca de una persona de estas características, percibo el mismo olor a humanidad y la recuerdo y me ayuda a no perder mi rumbo, a intentar no ser prejuicioso.

    A lo largo de mi vida he conocido muchos vagabundos y de diferentes tipos; todos respetables. En algunas culturas hasta son convertidos en héroes infantiles como en la cultura sueca y algunas de las árabes. Los famosos trovadores de la antiguedad -entre ellos Homero- lo eran. Solían ir de pueblo en pueblo contando y/o cantando sus historias en las tavernas a cambio de unos centavos, comida y albergue. La famosa “Tuna” en la Espania de hoy nos recuerda esto. Grupos de jóvenes vestidos de juglares, armados de mandolinas y panderetas van de tasca en tasca, cantando y bailando; y pasando el sombrero para la propina.

    Franscisco de Asis creó toda una congregacion religiosa bajo el principio de la mendicidad y seguramente muchos lo trataron de loco, pero no de vago o “INDIGENTE”. Término usado por varios de los lectores para diferenciarlos de nosotros: “LA GENTE”.

    [Yo me pregunto si no es la peor mendicidad pedir coima o soborno, en lugar de luchar por tus derechos de un pago justo por tu trabajo? Y me llama mucho la atención los diferentes nombres que tiene en diferentes paises; por su popularidad y aceptación: "la mordida" en Mexico, "aceitear" en Bolivia, "pagar bajo la mesa" en Espania, Suecia y Reino Unido, como se llama en el tuyo?]

    En los ‘90, conocí a un ecologista belga viviendo en Bolivia, que era frugívoro y vivía de los restos de fruta que le regalaban las vendedoras en los mercados. Como muchos otros lo hacen, aunque no se consideren frugívoros. Claro él no vestía harapos y no se consideraba mendigo, sinó que luchaba en contra el consumismo. También conocí en Cochabamba un “mendigo catalán” que hablaba varios idiomas. Él vivía bajo uno de los puentes de la ciudad, vestía harapos y recogía por las noches la basura de los restaurantes, quienes le pagaban propinas y le daban restos de comida. Este tipo de mendigos se diferencian de los adictos al alcohol y las drogas que viven en mendicidad y la delincuencia obligados por su dependencia, que casi siempre los lleva a finales trágicos. En las últimas décadas estas pandillas han sido engrosadas por ciudadanos de varios paises, especialmente de Argentina, a tal punto de convertirse en verdaderos peligros sociales. Los resultados son “gente” asaltada e incluso asesinada por lo que llevaba en la cartera o por un teléfono celular. Lamentablemente la mayoría son jóvenes y hasta ninios que han entrado en el vicio de la droga y que hacen cualquier cosa para conseguir dinero, no para comer, sinó para poder comprar su dosis diaria del maldito vendedor de drogas.

    La pareja del relato de Mora -imaginarios o sacados de la realidad-, mis amigos, el ecologista y el catalán, y la joven de mi juventud, podrán ser calificados de mendigos o vagabundos, pero mantienen una ética de vida, talvez incomprensible para la gran mayoría … Son personas que viven al margen de la sociedad, pero que no causan ningún danio. Viven de los restos de ella y sienten que tienen lo necesario y a veces hasta lo suficiente. No sé porqué, me imagino ver a alguien de largos cabellos y barbas lavándoles los pies…

    De los submundos

    Un anio y medio viví dedicado al trago. Claro, tenía mis excusas: mi madre habia muerto de cancer en el cerebro, el dictador Banzer habia cerrado las universidades, y sobre todo mi enamorada me había dejado. Entonces fue que comprendí lo que era la soledad, a pesar de tener muchos amigos y familiares a mi alrededor. El día podía pasarlo como sea. Muchas veces trabajando… pero las noches eran insoportables y tenía que beber hasta poder dormir. No solía beber solo, asi que incitaba o invitaba a mis amigos a hacerlo. El nivel fue decaendo paulatinamente; de alegres farras con cerveza, guitarra y canto; hasta terminar bebiendo en los puestos callejeros, agua de canela y alcohol de 60 grados. Los servían en jarros de metal, los cuales estaban encadenados a la mesa. Pero aún asi habían códigos de conducta y un alto grado de solidaridad, aunque el único y ultimo objetivo fuera beber, beber hasta morir… La tradicional canción ecuatoriana “El Canelazo” me recuerda ello:

    “Abra la puerta senioray, [mi senoira]
    sírvame un canelacito,
    sírvame uno, sírvame otro
    hasta quedar machadito…” [borrachito]

    Salir de este vicio me costo cuatro largos anios de lucha y sufrimiento, hasta ser totalmente abstemio por unos cuatro anios más. Despues aprendí a disfrutar de una buena copa de vino o cognac. Hoy no bebo, pero por complicadas razones de salud.

    Ya podrán imaginar cuánta y cuán diferente gente he conocido en estos andares, pero hay dos recuerdos que vinieron con el relato de Mora: uno que definió mi identidad y otro que me hizo rechazar algunos de los aspectos de la morbosidad humana. La primera está relacionada con un vagabundo peruano que encontré en Espania en mi primer viaje a ella. Lo recuerdo bebiendo juntos en un bar y a él palmeandome amistosamente los hombros : “Asi pe … cholito…”, dijo y me sentí ofendido. “No soy cholo” le respondí. Me miró sonriente y me dijo sardónicamente: “Blanco no eres, indio tampoco … que eres, pe?” Este companiero vagabundo cambió mi vida para siempre, nunca terminaré de agradecérselo.

    En estas mis últimas farras en la Espania bajo la dictadura de Franco, los bares estaban abiertos hasta cierta hora. Luego se bebía a puerta cerrada y los lugares de “remate” eran conocidos. Uno de los más infames estaba en la parte alta de Barcelona, en Sarría, barrio de senioritos. Era un pequenio teatro, que de alguna manera me recordaba el Moulin Rouge de Paris, pero macrabo. Allá actuaban y cantaban -por centavos- ancianos y ancianas que en su juventud habían sido artistas, algunos de fama, bajo las risas e insultos de un selecto grupo de borrachos y borrachas inmisericordiosos. Esto, entre otros, me recordó el trato al pobre cadaver del perro en la historia de Mora…

    De gusanos

    La brillantez descrita en el pobre perro de Mora también me llevó a recordar cadáveres vistos, primero la hinchazon por el rápido crecimiento de las bacterias, luego el brillo intenso y finalmente la explosión de la nueva vida interior: los gusanos…

    Y por muy repulsivos que nos parezcan, ellos son el eslabón más importante en la cadena de limpieza natural de nuestros planeta.

    Podrían ustedes comer gusanos? Yo tampoco!. Pero imaginen a un ninio a a una ninia -de la misma edad (10 anios), ambos de origen citadino, que competian por demostrar cuál de los dos era el más “bestia” y por lo tanto, según ellos, el más apto para vivir en el campo- hacerlo. Fueron escarbando la tierra y luego de haber coleccionado una cantidad impresionante de gusanos, se lo fueron tragando uno a uno. Empataron! Ambos sobrevivieron la ingesta sin el mayor problema. No lo vi hacerlo -seguramente hubiera intentado impedirles la “bestialidad”- pero varios testigos, todavia horrorizados por el espectáculo, vinieron a contármelo corriendo.

    Lo que sí ví, en mi aprendizaje de campesino, es morir por decenas mis pollos, por una parvovirosis. Inmediatamente pase a sacrificar los que presentaban los primeros síntomas. 40 - 50 por día. De día tenia que hacer las faenas propias para cuidad de 1.000 polos (literal) y por las noches tenía que faenearlos, es decir, matarlos, pelarlos y despresarlos para su venta en el mercado. Como una sola persona poder hacer todo esto? Claro, el resultado es que morían más pollos de los que podía faenear y vender. Los cadaveres debían ser enterrados. Ya lo imaginaron. Eran más de los que podía enterrar; asi que al final tenía decenas de pollos que eran devorados por los gusanos. Lo más impresionante era verlos salir por las cavidades de los ojos de los pobre pollos…
    Fue entonces que decidí que no queria ser enterrado, sino cremado, cuando pasase a mejor vida. Y lo mantengo 30 anios despues.

    De la muerte y el amor

    Existe conexión entre la exitación sexual y la muerte?. Hay varÍas teorías y especulaciones científicas. Yo me remito sólo a una de mis experiencias de juventud. La que me trajo a la memoria el relato de Mora:

    MI primo, de la misma edad, y con quien habiamos compartido varias cosas en nuestras cortas vidas -taniamos 17 anios, por entonces- había sufrido de un prolongado envenenamiento por comer una ingente cantidad de morcillas. Él tenia paralizada una pierna, como secuela de una poliomilitis infantil, pero era activo como cualquiera y jugaba futbol corriendo y rengueando con su protesis metálica, que sostenía su pierna paralizada y además “era muy bueno para el diente”. Su envenenamiento se fue complicando hasta que, despues de haberse hinchado y llenado de erupciones en la piel, finalmente, falleció. Estuve en su velorio toda la noche y me quede intencionadamente parte de las primeras horas de la maniana para hacer hora e ir a visitar a mi enamorada, una vez que su padre y hermana se fueran a trabajar y a estudiar, respectivamente. Ella me recibió muy solícita por la perdida de mi primo, a quien ella conocía. Entramos en detalles de su enfermedad y muerte, lo cual me llevó a llorar sentidamente. Obviamente, ella me consoló con amor. Pero que sorpresa; el consuelo, dado y recibido, nos llevó a una de las mas apasionadas historias de nuestras vidas, que naturalmente, como buen caballero que soy, no revelaré.

    Mira todos los recuerdos que provocaste, querida Mora.

    Fraternalmente, Freddy

  31. Freddy A.D. Ponce dice:

    He elegido trozos significativos de la monografía “La Pornografía”, cuyos autores figuran al final:
    ———————————————————————————————————–

    “…El Dr. James McGaugh, sicólogo de la Universidad de California ha probado que cuando alguien observa algo chocante, estimulante, excitante,
    como lo podría ser un accidente o la exposición accidental a representaciones pornográficas, una hormona llamada epenefrina es liberada a la corriente sanguínea y va inmediatamente al cerebro, fijando esa imagen a su mente. El Dr. Víctor Cline, sicólogo clínico y experto en comportamiento de la Universidad de Utah, ha dicho lo siguiente: “Si uno vuelve vez tras vez a exponerse a material de esa naturaleza (pornográfico), poco a poco llegará a tener una biblioteca pornográfica en su mente de la que no podrá librarse. Estará ahí, lista para recordarse, aún cuando usted no lo quiera. Existe una gran cantidad de evidencia en estos momentos que sugiere que los comienzos u orígenes de muchas desviaciones y perversiones sexuales son aprendidas, y una de las formas de aprendizaje es el exponerse a material pornográfico. Es difícil de olvidar, ya que la persona tiene dentro de sí una librería de material antisocial…”

    “…VI. HIPOTESIS
    El inicio a la pornografía se da por curiosidad, que en la mayoría de veces se vuelve adicción.
    Mediante el asesoramiento a estas personas sobre el efecto negativo que provoca la pornografía, dar a conocer como controlar esa adicción.
    La pornografía es una distorsión de la sexualidad.

    VII. DISEÑO METODOLOGICO
    el presente trabajo esta diseñado básicamente de acuerdo a las investigaciones que se realizaron en su mayoría en el Internet.
    Consulta a revistas.
    Planteamiento de hipótesis.
    Análisis de los efectos de la pornografía, orientado hacia el daño que puede causar.
    Consultas Bibliográficas sobre del tema…”

    Lazo Urbina Estela, Marin González Holman, Marroquin molina santos

    sanmm181[arroba]hotmail.com
    ———————————————————————————————

    Como comentara anteriormente -con todo respeto al trabajo presentado- esto me suena a lo que nos vienen diciendo los curas y los hijos de curas desde hace 60 anios atrás:

    NO TE MASTURBES, ES PECADO, TE SALDRÁN PELOS EN LA MANO…!
    NO TENGAS RELACIONES SEXUALES ANTES DEL MATRIMONIO, ES PECADO!
    NO TENGAS PENSAMIENTOS PECAMINOSOS, SON PECADO E IRÁS AL INFIERNO!
    RECUERDA EL SEXO NOS FUE DADO SÓLO PARA LA REPRODUCCIÓN, NO PARA EL PLACER…!

    SUMA Y SIGUE

    Freddy

  32. Joise Morillo dice:

    Saludos mi admirada Mora, ¡Saber no cuesta nada y sirve de mucho!

    Un voto por el existencialismo, ¡Viva el perro, Diógenes de Sinope! ¿O no?

    El Perro, solamente tenía: una túnica, una alforja, un palo como bastón y una totuma (hasta que un día vio que un niño bebía el agua que recogía con sus manos y se desprendió de él). Aplaudía la idea cínica de autosuficiencia: una vida natural e independiente a los lujos de la sociedad. Según él, la virtud es el soberano bien. La ciencia, los honores y las riquezas son falsos bienes que hay que despreciar. El principio de su filosofía consiste en denunciar por todas partes lo convencional y oponer a ello su naturaleza. El sabio debe tender a liberarse de sus deseos y reducir al máximo sus necesidades. Vivía vagando, aunque cierto dia le dio por vestirse y vivir en un tonel de vino.
    Sin embargo fue uno de los últimos discípulos de Antistenes, uno de los mas antiguos pupilos de Sócrates el Idealista.

    Quisiera, profundamente, evitar acceder a las afirmaciones del gran sabio de la Grecia clásica pero, necesariamente, conocer sus conceptos me obligan a, por lo menos, divulgar máximas y enunciados que por medio de Platón y otros más acuciosos han llegado a nuestro conocimiento contemporáneo, de algo o de mucho ha servido guardar esas manifestaciones de inquietudes que hacen las épocas y las eras, ilustres o miserables por la obra de gentes y pueblos.

    Todo lo contrario cuando no se tiene conocimiento de lo importante de la ética, suele suceder la aparición de esta debilidad humana, la cual se traduce en este sentimiento mezquino, de creerse superior a los demás, mas aun cuando no se comparte la administración civil y los elementos sociales que privan un desenvolvimiento optimo de cualquier colectivo.

    Sócrates, en contra del politeísmo, las acepciones religiosas y la forma de conducir la justicia, de la polis, quienes ostentaban el poder en la Atenas del filósofo.

    Exclama en Apología, ante Alcibíades –su despreciado y desengañado èrastés (amado)- .

    “No ofreceré más sacrificios; cesa en tus consejos. Retorceré lo legítimo y creeré en la nubes en lugar de los dioses.”

    …..”Tuve pues que andar de puerta en puerta buscando el sentido del oráculo, por las casas de cuantos tenían fama de sabiduría; y, os lo juro, atenienses, porque hay que deciros la verdad; os juro que esto fue lo que hallé según hacía mis pesquisas para comprender el sentido del oráculo: que los dotados menos felizmente para la sabiduría y aquellos que la tenían menos me parecieron mejor dispuestos para ella. (…) Después de los personajes políticos hube de dirigirme a los poetas que hacen tragedias o ditirambos y aún a los demás poetas, seguro de coger en flagrante mi ignorancia (…) me da vergüenza, atenienses deciros la verdad, (…) todos ellos (los poetas) dicen cosas muy bellas, pero no comprenden nada de lo que dicen (…) Me separé de ello convencido también de que les era superior de la misma manera que éralo ya de los hombres políticos.”

    Platón, Apología (316 c-d)

    Diotima “El Oráculo de Mantinea”, respecto a la megalomanía, el narcisismo dañino como lo califican los sicólogos, al hablarle a Sócrates de lo bello y el amor, donde no descarta la ambición del poder ni la insensatez de quienes en función del mismo se crean una imagen, mediante un altruismo que no pasa de carisma, lo cual muere con el individuo, al contrario del virtuoso, a quien aun muriendo su cuerpo su espíritu se hace inmortal, vive a través de la historia.

    Dice:

    “Tenlo por seguro, Sócrates, ya que si quieres echar una mirada a la ambición de los hombres, de no tener en la mente una idea de lo que he dicho (habla Diotima), te quedarás maravillado de su insensatez, al pensar en qué terrible estado les pone el amor de hacerse famosos y de dejar para le futuro una fama inmortal. Por ello están dispuestos a correr todos los peligros, más aún que por sus hijos, a gastar dinero, a soportar cualquier fatiga y a sacrificar su vida.”

    Platon (El Banquete, 208 c)

    De todos modos: ¡lo importante es darle al pueblo, lo que sin detrimento de nadie le genere el máximo de felicidad!

    Os ama
    Joise

  33. Iván Salazar Urrutia dice:

    Estimada amiga, Mora: no me gustó la introducción a tu entrada de esta semana. Titular ya, así, de antemano, que lo viene es “pornográfico” predispone a buscar en el texto la lujuria que la vida regular y pausada niega.
    Pero no es así.
    Debemos todos buscar en el texto el mundo que se nos propone. Creo es un buen consejo para aquellos que no se quieren perder la belleza de la narrativa.
    Demasiados escriben como si las hojas en blanco esperan la historia privada, única y terrible de sus vidas -diario de vida-. La buena nueva es que la vida de cada uno no es tan única, ni tan privada, y menos tan terrible.
    Cuando hablamos de narrativa, cuento, relato, novela, se depliega la inteligencia y la emoción del escritor respecto de cómo el ve la realidad. Sí.
    Existe un lazo directo entre esta narrativa y el mundo “real” -entendiendo lo más de acuerdo posible por “real”-. Nada surge de la nada. Todo surge del todo. Ahí radica la gracia de esta cuestión: el artista escritor ve lo que otros no ven y lo expresa de un modo original. Nosotros debemos buscar los códigos para entender ese discurso.
    Casi no tengo tiempo para dedicarme a aquellos juzgadores, moralistas, que pasan la vida cabalgando el trote monótono del caballo del bien. Allá ellos y su preocupación por la velocidad e ímpetu que adivinan en el caballo del mal…
    Mora nos presenta un mundo que busca ser íntegro; quizpas ahí radica la debilidad del relato -que es muy bueno-. Quizás una tercera persona hubiera solucionado la pesadez que de pronto nos presenta la primera persona. Pero, eso es de Mora. Me gusta su propuesta. Su sentido del sexo como entrega, de la entrega como antecedente del sexo; del sexo como sensualidad (cambie usted la cola de ratón por chocolate y…). El sacarnos de la monotonía del sustantivo cotidiano por la sorpresa de un orgasmo como destripe de los sentidos. Bueno. Literatura de la buena; digo yo. ¿Y usted?
    VANCHO

  34. Fabu 11 dice:

    Provocación Artística…
    Me encantó

  35. benjadem alflorentin dice:

    Hola mora, me gustó mucho tu relato. En cuanto a lo q es erótico o pornográfico todo depende d la escala d valores del q juzga.; supongo q un relato d ésa categoría debe estimular el deseo morboso en el lector, cosa q no me pasó (al menos a mí) con tu relato. Yo personalmente no le encuentro nada d ésa categoría. Una relación sexual es simplemente éso, y es lo mas natural del mundo para todas las criaturas ya q sin él no existiría la vida. Asustarse x éso es parte d la cultura represiva d la civilización judeocristiana; muchas tribus nativas en África, Oceanía y América andaban desnudos antes d la llegada d los europeos y no por ello vivían en la depravación, ése es un concepto del poder q necesita coartar todo tipo d libertad. Yo encuentro q el verdadero centro del cuento es el fetichismo q no encontraban los protagonistas para llegar a concretar el punto q deseaban intelectualmente, es decir el acto sexual; cuando ella se pregunta “¿q es lo q necesito?”, allí está la clave del cuento, es el objeto q transustancia el deseo en realidad, en efervescencia interior, en éste caso es necrófilo, (pero éso es un accidente puntual)
    No me interesa hacer un juicio d valor con respecto al contenido ya q en la literatura no es siempre válido la traspolación ni el análisis sicológico del autor x una ficción q surge como necesidad d manifestar una situación cualqiera desde un punto d vista particular q no necesariamente debe compartir el propio autor.
    la escena del pobre perrito me hizo acordar a los poemas descarnados d Beaudelaire, jeje, y no por ello vamos a decir q Beau, era un pervertido, (si lo era o no, no lo sé y no me interesa).
    En fin, un relato no sirve para juzgar, pero sirve como muestra para saber si ése autor puede a uno gustarle invitándolo a seguir leyendo, y la verdad si fuera el primer relato d un libro, seguiría leyéndolo con curiosidad. Aprobado, jaja.
    besos y hasta la próxima.

  36. Fabu 11 dice:

    Me gusta la mezcla de lo lúdico, lo grotesco más la seduccion inconciente…
    La imagen de la cola del raton entre sus bocas es expresionismo alemán mezclado con realismo mágico - impresionante.
    Y me regustó el título del recuento, -se vé que es reedondo!, (dijo un riójano).
    En serio, Mora tienes una admirable y exuberante imaginación, más tu dón.
    Ä demain

  37. Rafael dario Fernandez rodriguez dice:

    Excelente relato, entiendo que se mezcla la nada con lo sublime que es el placer sano y natural.. muy buena imaginacion de la autora al nivel que adopta los eventos pues dos mendigos que en la mayoria de los casos no saben que quieren ni que desea? solo viven en un mundo de libertades e ingeniudades que solo esos dos personajes pueden disfrutar en su condicion. La humanidad ha hido perdiendo esa libertad, ese amor inofensivo pues es un perro ediendo y putrerfacto el que motiva a estos dos, recordemos que ellos tambien tienen derechos a vivir.. Mora me gusto muchisimo…felicidades

  38. Celestino Gaitan dice:

    Amada, exquisita,misteriosa,reveladora,impredecible, imaginativa,deliciosa Mora…
    …ya quisieramos tener un a’pice de la honorabilidad y belleza de tu perro.
    La prueba de fuego es que al empezarte a leer, no se puede uno detener,
    …is like an orgasmic experience.
    atrapados quedamos en tu magica narrativa.
    Previamente los he advertido,
    Es como participar en un interactivo juego,
    Cada escrito es un entrega, en los dos sentidos…
    (Tu te entregas…y yo te abrazo…)
    …es como darnos una pieza del rompecabezas.
    Luego la ensalada de los comentarios,
    de los que ya estamos,
    y de los que recien llegan,
    A poco no es divertido,
    y entretenido leer los osados comentarios
    con que algunos recien llegados arremeten
    contra nuestra Mora de Roca?
    ” aqui decimos, le hacen lo que el aire a Juarez,
    (ni lo despeinan…)
    Pero nos divertimos…
    …algunos dicen “como enanos de circo”,
    a mi me parece descriminatorio,
    (por que nos descriminan a las personas
    que no tenemos la grandeza humana de ellos,
    pero que tambien tenemos el buen humor,
    de querer ver esta vida como divertida?)
    Y lo mas asombroso, como remueves nuestro interior,
    mas intimo…
    …nos haces sonrojar, nos haces palidecer,
    ponernos de todos los colores habidos y por haber.
    Terminamos renovados,
    divertidos, asombrados y mas Humanos.

    Reciban T@dos un Saludo y Fraternal Abrazo.
    Y para Mora como Siempre,
    Todos mis Besos.

  39. Celestino Gaitan dice:

    Ahhh…..
    …Y no tiene nada de pornografico tu relato,
    es encantador y revelador.
    Tienen mas de Pornofonico,
    algunas estupidas canciones,
    con que nos bombardean las estaciones de Radio.

    Celestino.

  40. Freddy A.D. Ponce dice:

    Para tu pregunta, dos respuestas, companiero Vancho.

    Pero, antes permíteme comentar sobre tu entrada de esta semana. Escribes:

    “…Existe un lazo directo entre esta narrativa y el mundo “real” -entendiendo lo más de acuerdo posible por “real”-. Nada surge de la nada. Todo surge del todo….”. Estamos plenamente de acuerdo, pero tu siguiente párrafo es fatal:

    “…. Ahí radica la gracia de esta cuestión: el artista escritor ve lo que otros no ven y lo expresa de un modo original….”. Quieres decir que el artista es una especie de mesias y que es ÉL quien ve lo que otros no ven? Mamma mia! Pero si todos tenemos capacidad para ver las cosas de diferentes aspectos. Creo que el artista también las ve y las expone, de una manera pesonalizada y en algunos casos -muy pocos- de forma única; gracias a las herramientas de expresion que tenga y haya aprendido a manejar y que, seguramente, otros no pudieron o no quisieron tenerlas. El artista cumple un rol en la sociedad, para la sociedad y no al margen de ella. Y por ello su trabajo debería ser pagado. Este tema ya lo discutimos (recuerdas la fábula de la cigarra y la hormiga?); y si mal no recuerdo, estabas de acuerdo en lo importante que es para la sociedad. Pero de ahí a elevarlo a los altares de los privilegiados, dista mucho.

    Hasta ahí, puede que pase, con bastante vaselina, pero lo que viene a continuación, definitivamente, no pasa ni a bala de canión: “…Nosotros debemos buscar los códigos para entender ese discurso….”. Te pasaste Vancho! De donde sale ese espíritu de codificación, sólo propio en algunas logias ocultistas y herméticas? NO! Es trabajo del artista hacerlo accesible a todo el mundo. Sino que escriba o pinte o esculpa para si mismo y lo guarde el su Bunker.

    Mira que diferencia con lo que escribes al final:”… El sacarnos de la monotonía del sustantivo cotidiano por la sorpresa de un orgasmo como destripe de los sentidos…” Que belleza … Caracho!

    Yo me atrevo a decir que es esta forma de escribir, y lo que escribes, lo que nos gusta a todos; y admiramos en tí. Olvídate de la crítica literaria y de teorizar al respecto. Eso es lo malo de nuestras universidades. Encasillarnos en teorías enajenantes y dogmatizantes. No sólo en nuestro continente; es un problema del sistema educativo de la cultura occidental: la falta de auto-crítica y critisismo en el sentido más amplio del termino. [no era en esto -la crítica- en lo que Sócrates basaba sus discusiones con sus discípulos?]. Déjanos a los aprendices de “escribidores” la crítica. Sólo los que no tenemos el don de escribir, como tu lo haces, es que escribimos sobre lo que otros escriben… Para decirlo más claro y con pretendida chispa chilena: tu eres tan bueno haciendo crítica y teoría … como el amigo sentado en una montania de sus rollos de papiros -algunos antiguos y muchos de ellos viejos- tratando de hacernos tragar “pildoras cuadradas” de industria griega, y que, por la respuesta obtenida, son totalmente irrelevantes a las realidades de nuestro continente.

    PRIMERA RESPUESTA.-
    Ya lo dije muchas veces, Mora maneja la Lengua Espaniola con total maestría y es una delicia leerla. Muchas veces escribe con magia, pero su mérito, para mi, es que escribe de una manera accesible para todos, haciendo no solo difusión, sino divulgacion del conocimiento, que entiendo es el objetivo de este sitio. Preciso: tiene un rol socio-cultural y pedagógico.

    En cuanto al tema de esta semana, creo que el titulo es efectista y efectivo al objetivo final. En cuanto a que si es producto de su imaginacion o no, es irrelevante. Lo que quise puntualizar con mi aporte, es que la realidad es siempre más fuerte y cruél que la más fructífera imaginación. Y, sobre todo, que los seres humanos hemos perdido respeto a la vida, sea esta vegetal o animal -incluyendonos en esta categoría-; lo cual se muestra en toda la actividad humana, incluyendo los intelectuales en general y los escritores en particular. Pero claro, estas ya son sutilezas…

    SEGUNDA RESPUESTA.-
    Maria dice que ella ha tenido la suerte de leer bastante [tres o cuatro libros por semana, en sus buenos tiempos], como para poder diferenciar lo que es buena y mala literatura y que hay lecturas que ella no haría “even they take me to the question by the Spanish Inquisicion” [no leería ni aunque la llevasen a un interrogartorio de lo "santa inquisición espaniola"...]

    With Love, Freddy

  41. Joise Morillo dice:

    Capto perfectamente lo que Vancho define, que por cierto no es critica, a el le gusta, como lo dijo en la entrga anterior, supongo que acerca de otros topicos, efectivamente, el genio es como el arquero que da en el blanco sin mucho esfuerzo-supongamos, Robin Hood- mientras los otros de los montes de Sherwood a lo mejor no atinaban ni a un elefante con una piedra a medio metro. Si es verdad, todos tenemos la misma inteligencia (propia unica y exclusivamente humana). Sin embargo, unos la usan para escamotear, ridiculizar, herir trampear, atropellar, engañar y toda gama de ocupaciones perversas y otros en buenos propositos. El artista tiene una virtud que lo diferencia del comun, ejemplo, Einstein tocaba perfectamente el violoin, pero, la historia le producia Nauseas! ahora bien, sera que a su Tio Joseph lo enseñó Pavlov para que mediante la Caseria insentivara a Ernst a ser un genio en la física. No lo que pasó fue que “El proletariado Internacional” se lo recomendó, Idi Amin Dadá a U.I.L. (cuando resusitó) Para aprender a ridiculizar al opositor y con ello desmoralizarlo.

    Heme aqui querido vancho, sentado sobre los bloque de cuarenta y siete años de exclusion leyendome un libro de Logica aristotelica porque Ya Mario Bunge me resulta demasiado simpatico Igualmente a Rorty claro mientras dejo de alabar al cinismo (post morten) no me gustó mas. Ah! mi querido amigo perdon, Sabeis que me compre la ultima edicion del Origen de la Vida, ese Oparin si es bueno! sabeis para que? Para leer un poco de como los aminoacidos reducen en cadenas carbonadas a ver si patento una posima para que todos, absolutamente todos, pensemos lo mismo y con ellos darle con el traste a Freud.

    Lo unico malo es que de quimica no se nada, bueno y de nada tampoco se mucho, pero bueno asi me gusta ser, por eso, prefiero ser mil veces lo que soy y no los que otros son, o quieren ser. Quiero aclarar que detesto la egolatría de Descartes y mucho mas la de Castro.

    Vancho me gusto mucho vuestra mocion. y la de otros.

    Os ama

    Joise

  42. Iván Salazar Urrutia dice:

    ODA A LA INTELIGENCIA.
    -Poema tonto-

    Tú que te preguntas y respondes,
    Firmamento interior y misterioso,
    Hermana de emociones y de espejos,
    Referente de cosmologías y flores.

    No sé si te canto cuando canto
    O si tú te cantas en mi canto.

    El ave negra roza con su pecho las nieves
    Y el agua salta y canta al fondo de los bosques,
    Los elementos se aprietan en la piedra y el humus.
    Todo en la tierra se dispone al gran banquete
    Para sus huéspedes.

    Pero tú posees planes e inventas calendarios.
    Nos llevas para un lado y otro.
    Subes y bajas arrastrándonos
    Al pudor y la miseria.
    Nos regalas cumpleaños,
    Mas luego te ocultas y juegas
    Boxeando con tu propia sombra
    En un baile de músculos y nervios,
    Como un insecto que muere de soledad.

    ¿Qué eres, en verdad?
    ¿Quién eres, en verdad?
    ¿Cómo logras engañarme y te interrogas
    Como si fueras reverso de solapa?

    ¿Asoma acaso tu rostro sobre las aguas
    Y en ellas tu reflejo golpea en émbolos
    Y vapor aprisionado?

    ¿No sientes compasión por los ojos locos,
    Los sueños dormidos y aquellos
    Que despierto apresuran la marcha?

    ¿Y cuando ves ese socavón pútrido
    Que se descompone y licua entre
    Gusanos y larvas, empujando la biología
    Hacia profundas humedades,
    No te asalta una sensación de vacío,
    De huésped buscando siempre
    Una nueva y soleada habitación?

    Bribona, simpática, aquí me tienes
    Como siempre lo quisiste, a tus pies.
    Sin embargo; oh, Inteligencia, gloriosa y glorificada,
    Yo te domeño a mí con este beso de amor.
    VANCHO
    (Favor, leer tontamente)

  43. Baldemar Chacon dice:

    Estoy de acuerdo con Joise, acerca de lo que VANCHO percibe de lo que es un genio y su ilustracion no puede estar mas acorde.
    Considero que para acercarse mas a alguien convenidamente llamado genio, se debe apuntar desde distintos puntos de vista, ya sea porque cada quien juzga por sus percepciones, sus antecedentes, lo que antes ha visto es decir: el mundo que conoce
    Para aproximarse a ver la obra de alguien como Mora se debe desligarse de todo lo anterior, por la simple sorpresa de llevarnos a mundo que está alli, pero que no vemos, no lo conocemos. Los genios resaltan nuestros puntos ciegos.

    saludos
    JBC

  44. Joise Morillo dice:

    perdonad las faltas de acento, y en Caseria es Cacería

    Os ama

    Joise

  45. Júdith Mora V dice:

    Morita bella, no sé si lo sabes o lo captaste, pero el post de wujuan198710 wujuan198710 es un spam, y por el nombre se ve que está hecho directamente por la máquina, por un programa jeje…

    Beso.

  46. Richard Daniel Delgado Rengifo dice:

    el relato me paerecio exelente… nunca habia leido algo asi… de ahora en adelente soy tu fan…las inexplicables sensaciones que sentian los dos enamorados, las incomparables ganas que se tenias, y la manera con que se hallaban saciados de los mismos es asombroso.. y hace que su encuentro se algo alucinate…

  47. maria jose lopez dice:

    Querida Mora estaba deseando leerte,me he pasado unos dias en la montaña
    en pleno contacto con la naturaleza,cogiendo parasoles,boletus,niscalos y
    conociendo otras variedades de setas y hongos.
    Siento los ojos que me pesan y la mente agotada como el resto del cuerpo,
    pero siento tantisimas ganas de expresar mi comentario que realmente no se
    como quedaran escritas las palabras.
    Para mi no es pornografico,tal vez una historia de amor con un suave toque erotico.
    Siento admiración hacia la pareja de mendigos,en realidad lo tienen todo en un
    principio era deseo con un amor oculto que resurgio y afloro cuando matarón el
    pudor,aquello que les cohibia,que les retraia.Se liberarón en un acto que dió fuerza
    a su amor y les unio en un solo yo.
    De la señora rubia rica siento cierta lastima.
    Acerca de algunos comentarios,hay que saber aceptar las criticas,siempre que las
    formas no se pierdan y sean respetuosas,en pocas palabras querida Mora te quiero
    decir : a palabras necias oidos sordos.Es indiscustible que sabes escribir y con tu
    relato nos transmites algo más de lo que se percibe a simple vista,haces que nuestra
    mente sienta distintas formas de sentir…….abres nuestra imaginación…..
    En la vida no hay prohibiciones,las prohibiciones las marcamos nosotros.
    La libertad comienza con una prohibición : prohibido prohibir.

    Un saludo a tod@s y muchos besos

  48. ERICK PULIDO dice:

    Sorprendentemente agradable, es el calificativo modesto de este relato, en el que se juega con las posibilidades, en el supuesto, en el terreno fantástico, es innegable la vena del oficio, me gusta la fluidez retórica , el estilo franco, en fin, un acercamiento a una imaginante creativa.
    enhorabuena, sigue regalándonos con estos maravillosos brotes.

  49. diana jimenez dice:

    Me encanto!!!! Gracias por una relato creativo e innovador

  50. claudia castillo dice:

    me guto muxo sta mini istoria …..s sexy….natural…ayuda a la imaginacion i eso m guta usar todos los aspectos cuando leo algo….m gutaria leer mas mini istorias asi ^^

  51. Azucena Margarita Murrieta Leyva dice:

    Me gusto mucho su relato “pornográfico”. Lo pongo entre comillas porque realmente no se me hizo pornográfico. Para mi la palabra pornográfico tiene un dejo de suciedad, de vulgaridad y desde mi punto de vista su relato no contiene ninguna de las palabras que antes mencioné. Me gusta mucho que su historia comience sin la menor intención de ser erótica, mucho menos pornográfica, pero después de adentrarse en su relato, el toque de erotismo y de picardía que usted deja ver con mucha sutileza, te lleva a imaginarte la escena, como si uno mismo la estuviera viviendo. Muchas felicidades!! siga escribiendo como lo hace, que a mi en lo personal me encanta la manera en que lo hace, aunque es la primera vez que leo una historia suya y que dejo un comentario, pero usted misma verá que seran mas seguidos.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom