Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Cárcel de mujeres

En la ciudad donde nací (La ciudad tomada), ahora lejana y diluida, hay un edificio sombrío, que sin embargo recibe todos los rayos del sol (El Sol y su estructura).  Está en el Parque, rodeado de árboles. Se llama El Buen Pastor. Es una cárcel de mujeres (Las miserias carcelarias).

Yo pasaba cuando era niña por allí, muchas veces (Estado de la niñez en el Perú).

En las ventanas había óvalos que eran caras de mujeres (La mujer).

Yo quería hablar con esos óvalos, no podía verles las facciones, adivinaba historias trágicas (Mujeres Asesinas: ¿Criminales o Heroínas?).

En especial había una ventana por la que se asomaba una sola mujer, siempre.

Un día ella arrojó un cuaderno, como si fuera una botella al mar (Dimensiones subjetivas de la comunicación).

Y yo lo recogí y lo tengo, es algo increíble.

La página que más me llama la atención está escrita con excesivo cuidado, como si la que lo escribió cuidara su prosa, aunque hay errores de ortografía y sintaxis que traté de corregir (Producción de textos).

Nunca supe de verdad quién era la escritora más que un óvalo y una mano que arroja un cuaderno que ahora está amarillo, que casi es una reliquia mía.

Copio la página

El patio es gris, gris es el patio; todos los hombres matan lo que aman. Pero yo no soy hombre, soy mujer. No seas bestia, Clara. Él se refería a la humanidad. Todos los hombres, con un palo o un suspiro. No sé, no era así. No seas bruta, Clara.

Bruta es una palabra vulgar. Es como “amo tu cosita” escrito con caca en el baño. Allí está escrito. También hay gotas de sangre en la pared. Rodean con sangre la obra.

Clara, estrellita del cielo, ¿por qué no estás de día, cuando nos traen a todas al patio?

El patio es gris, gris es el patio; me emociono apenas digo patio o libertad. Hay noches en que salís en el techo de mi celda. Hay veces en que no te callás adentro mío. Hay otras veces en que me envenenás con tu silencio, mugrienta. Tu silencio mientras ellas hablan; les das lugar a que hablen cuando callás. Sé que lo hacés adrede; siempre fuiste maligna, cruel. Me trajiste hasta acá, me guiaste como guiaba la estrella de los pastorcitos hasta Dios. Ella era buena.

Por ahora sólo puedo distinguir lo bueno y lo malo, lo muy blanco o lo muy gris. Yo si algo tenía es que era sutil, que percibía los matices. Por ahora sólo puedo distinguir lo blanco y lo que llaman negro y es muy gris.

Nunca entendí el amor. El amor no es amor, sí lo entendí. Que lo llamen así. Una pareja de mujeres en la celda se besa con locura. Les dura hasta los pasos que vigilan. Se besan y cuando la otra no la ve una extiende la mano y me toca; me llama queriéndome atraer.

Tampoco existe el sexo, nunca lo entendí. Éstas ya deberían estar hastiadas, lo hacen todos los días. Pero siempre una de ellas me llama, no siempre la misma. Dicen que no son lesbianas, que se hicieron aquí. Que descubrieron no sé qué. Pero en definitiva es un pan amargo para un hambre muy oscura, de siglos. No es apetitoso si no te gusta, no se come simplemente por hambre. Y ellas lo hacen simplemente por hambre, se sacian y me llaman. Como si fuera un postre embrujado, la casita de chocolate de un bosque.

Cuando ya no se tiene hambre no se come. Por gula sólo se come lo delicioso, lo prohibido. Entre el portugués y el castellano, lo exquisito con sus significados antagónicos. Agónicos. Agonizan a veces cuando acaban. No sé si es sólo por el cansancio, tal vez ni acaban. Me provocan. Sé muy bien que soy linda como Corina, que le robé la belleza que había tenido de joven cuando la asesiné a los cien años. A los cien años de ella, veinte míos. Sé muy bien que lo lindo es lo feo lo negro lo blanco lo bueno lo malo el agua el fuego la nieve el sol la verga la vagina. Escritura automática, cuántas estupideces.

La psicóloga es rubia, perfumada, con algo seductor. ¿La limpieza, el brillo del pelo, la buena comida? No lo leerás, romperé el cuaderno, haré muchos barquitos de papel que navegarán los ríos de semen, los líquenes de delicado diseño, la bosta de las botas militares, los desaparecidos que tiran del avión, las películas porno, los adolescentes con granitos y leche en la boca, las madres con tetas con olor a huevo recién puesto de gallina. Un barquito con mi redacción robot, comandado por un robot. Miles de papelitos con un solo papel; en cada letra, en cada tacho de basura donde caigan estará mi crimen.

Estrella del cielo a quien puse de nombre Clara y que sales a veces adentro mío para brillar y hablarme y que te hable: recuerdo la papa asada en la chimenea de la sala redonda de la casa de un amigo rico, y los ojos de su perro, un perro que se transformaba muchas veces en gato por efecto del humo. Es posible que por un tiempo me calle tanto que lo que escriba sea más brumoso que el verdadero silencio de la muerte.

Recuerdo algún dato, palabra, cifra. Ya llega la bandeja, es la hora del té. Pero los ojos de la muerte me miran desde estas dos amantes enlazadas que llevan el morir en sus desesperanzas; un gesto es un hueso, una caricia acaricia el cadáver que acaricia el cadáver. Todos los hombres acarician lo que matan. Todas las mujeres. Todas las muertas me miran como si yo estuviera viva y eso fuera imposible. Peco, les digo, con letras, con sueños. Soñé que mataba a mi abuela. Escribo que la maté. La verdad es que la hice vivir, si no escuchen. Ella, Corina, desciende por la tapa del techo condecorada con una estrella que no es mi estrella llamada Clara. Me perfuma. Trae un par de zapatos de tacones muy altos; se los ha colocado como si fueran alas. Pero sirven. Ella vuela los pocos metros de la celda. Y sobre las cabezas de las tres que estamos en la celda. La pareja la mira extrañada, porque no la ve. Yo que la veo sin problemas construyo su último nido en mis brazos. Ella se duerme como un niño, ya tiene 105 años, dicen las vecinas. ¡Cómo ha crecido mientras yo que la maté estaba presa!

Ahora que se llevaron las sobras, mi abuela Corina desapareció entre las sobras.

Ella era una miga de su propio pan; un alimento para ratas pequeñas como yo.

Al fin, cuando pude consumarlo, cuando por fin aquel día dije fin y le clavé la aguja con el aire puro, corrí feliz al baño y me oriné de felicidad en la puerta; en el espejo me esperaba una asesina, mi mejor cara, mis manos no tenían huellas, el gato maulló des-es-per-a-da-men-te. Palabra en la que cabe la pera, ¿o era manzana?, que comí mirándome al espejo; la mente, que me otorgó la paz; el “dame”, última palabra de mi abuela que me pidió un caramelo de frutilla de goma. También la espera.

Esperar es horrible. Esperaba el veredicto sentada en la cama de otra celda. Me lo comunicaron.

Corina me enseñó a leer. Leímos a todos; pero los policiales le gustaban. Vaya esta página, señorita psicóloga, en homenaje a la que fue mi abuela, Corina Témperli Vives, linda, lúcida.

Envío

Mando esta vez sólo dos grandes besos, y, la verdad, no sé por qué estoy tan avara. Uno para Jud, y otro para Violeta, Violeta Montt Díaz -un día de éstos voy a envolver con cintas de colores otro para José Itriago.

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

55 respuestas a “Cárcel de mujeres”
  1. Freddy A.D. Ponce dice:

    Qué maravilloso regalo te brindo la vida con ese cuaderno, apreciada Mora…!

    El dolor sereno y lúcido que transmite la nieta de Corina Témperli Vives es profundamente humano y emotivo. Tú dices que es de cuidada prosa; yo me atrevería a decir que está escrito en prosa poética; y la cito:
    “Dicen que no son lesbianas,
    que se hicieron aquí.
    Que descubrieron no sé qué.

    Pero en definitiva es un pan amargo
    para un hambre muy oscura,
    de siglos.

    No es apetitoso si no te gusta,
    no se come simplemente por hambre.
    Y ellas lo hacen simplemente por hambre,
    se sacian y me llaman.

    Como si fuera un postre embrujado,
    la casita de chocolate de un bosque.

    Yo he tenido la oportunidad (o desgracia?) de estar varias veces en la carcel, por mis convicciones, así como otros miles en nuestro continente, en tiempos de dictadura…
    En mas de una ocasión compartiendo el mismo lugar con reos llamados “comunes”; y yo te aseguro que ellos eran los que mayor humanidad y solidaridad demostraban. Ahi adentro no importa el crimen que hayas cometido. Todos éramos iguales -aunque alguno de los companieros de lucha quisiera sentirse “diferente”- La angustia de no saber que te deparaba el futuro era comun a todos y cada pedazo de pan compartía entre todos a los que alcanzara…
    Los recovecos de la vida me llevó a ser, anios después, director nacional de penitenciarias y visitaba las pocas carceles de mujeres. La mayoría de ellas deberían llamarse “carceles familiares”, pues en ellas estaban el o la convicta, el companiero(a) y los hijos. El sistema penitenciario lo permitía, creo yo con mucha sabiduría, porque de otra manera esas familias se hubieran destruido. Esos ninios hubieran sido ninios de la calle… Sé que muchos se romperán las vestiduras por lo que escribo. Pero sinceramente, en paises pobres, los reclusos y sus familias están más protegidos adentro…
    Esto me lleva a recordar una samba argentina de mi juventud: “…Estamos prisioneros carcelero…”

    Asi pues, me atrevo a corolar que también hay cárceles grandes; y a veces somos nosotros mismos los que nos ponemos las rejas… cuando nos convencemos a nosotros mismos que no podemos cambiar nuestro entorno humano y sus estructuras.

    Y como siempre contradictorio; finalizo parafraseando a la nieta de Corina. Ella nos dice algo maravilloso -corroborado por experiencia propia- Qué inalcansables son las estrellas en la noche y que diferentes se hacen los rayos del sol en sólo unos pasos… desde dentro… y desde fuera…

    Fraternalmente, Freddy

  2. Karli Rodríguez dice:

    Nunca he estado en una cárcel más de unas 4 horas por vez…. por mi trabajo me ha tocado visitar dos. Una de hombres, otra de mujeres (la única de este Pulgarcito).
    Han sido visitas sustancialmente diferentes. En la de hombres, el ambiente es más frío y más atemorizante (a pesar que no entré a las celdas). Hay más seguridad, como si los chicos fuesen bestias en realidad (¿será una bestia aquel que mata a sangre gría sólo porque no le quisieron pagar la “renta”*? la verdad no estoy de humor para filosofar…)
    Mejor les cuento de mis visitas a la de Mujeres.
    Primer Cuadro: Alegría. Sí, aún en medio del encierro encuentran motivos para reír. Se hacen bromas y cualquier cosa les provoca risa, una risa nerviosa pero no fingida. Me pregunto si yo tengo la misma risa, nerviosilla, como de adolescente que la descubren haciendo algo. Me saludan con mucha confianza y me enseñan las “manualidades” que hacen: me confieso malvada, pienso que puedo hacer crochet mejor que algunas de ellas y otras me deberían dar clases (soy sincera, no me juzguen…) pero eso les provoca sentido de “utilidad” a ellas que se les ha clasificado como las que hay que “rehabilitar”… palabreja que esconde muchas cosas dentro de 11 letras (increíble la capacidad del humano para significar tanto en tan poco!). ¿Acaso no todos necesitamos “rehabilitarnos” en algo? pero claro es más fácil ver hacia afuera. Punto.
    Segundo cuadro: Llego apresurada y con cientos de boletas que debemos llenar, en una cincuentena (¿existe esta palabra? Y si no la invento y la acuño.) de preguntas debo resumir su vida pasada, presenete y futura. Y las palabras salen sobrando y las ideas se quedan suspendidas entre el papel, la mujer que me responde y yo. Que sí, que escucho más allá de lo que me cabe en la línea, que me cuentan toda la historia de porqué están ahí en vez de decirme la única palabra que define su estado judidcial. Y es que “asesinato” se define de muchas formas y toma forma de diversas figuras. Y escucho. Y escucho, Y escucho. Fui entrenada para escuchar y escuchar activamente. Y me cargo… al final parece que yo soy la presa de las historias contadas. ¿Y qué le digo a alguien que puede ser mi abuela y me confiesa que dentro de su canasto de dulces para vender en el parque escondía droga porque de la venta de los “dulcitos” no le quedaba pero ni para comprar un pedazo de queso con el que acompañar su tortilla? Mejor dejo que hablen, que hablen lo que quieran… al final quizás yo soy la única que escucha, los demás han sido entrenados para oír sin escuchar.. Confieso que soy malvada, en algún momento entre guardar la encuesta llena y sacar la limpia, mientras se sienta otra mujer frente a mi, pienso que me gustaría tener ese entrenamiento también. Pero no puedo, mi naturaleza me reclama que escuche y vea, me meta en la historia, me ponga del otro lado del salón. Lo que nunca aprendí de María Emma (la catedrática de clínica) es a no cargarme. Aunque sea por segundos eternos, me cargo. Pero tengo mi propio método de descarga: escribo. Y borro.
    Tercer cuadro: Amor. No amor sexual. Amor. Aman, sí esas que la sociedad piensa que necesitamos “rehabilitar” son capaces de amar y isn fingimientos. Y también odian, pero de eso escriben todos y yo no soy “todos”. Además me gusta más la palabra “amar”. De ese amor, les voy a dar sólo una descripción (las demás me las guardo): Dejan que hayan bebés y niños/as hasta la edad de 6 años. Y hay muchos/ niños/as. Uno me roba el corazón (pero no hago denuncia, no vayan a creer los guardias que tienen derecho a llevralo a prisión. ¡Ah, pero si ya etá en una! Qué más da que robe mi corazón!) Y tiene un ammaá y tiene más 100 mamás. Es el niño de una y de todas. Si llora, todas se alarman, si tiene hambre todas procuran tener una “cora”** para comprarle chucherías o un pedazo de pan, si está aburida todas tratan de inventar juegos para él. De todas y de una. De una y de todas. Me cuenta, que va al kinder y que le gusta jugar con plastilina. Como está cerca diciembre, le ha pedido al Niño Dios (si, no Santa Claus) que le regale una bicicleta. Una señora sonríe que está cerca, sonríe con la petición infantil y dice “Ya vamos a ver como te la compramos”, pero aunque tuvieran el dinero ella sabe que no la podrían comprar, sólo se pueden entrar juguetes de “plástico” a la cárcel. Sigo platicando/jugando con el niño, le pide me regale un beso y le da risa, no me lo da. Dibujamos. Me cuenta que le gusta dibujar soles y que quiere un perrito y un bolsón de Dora la Exploradora para meter en él al chuchito*** y así cargarlo por todas partes. Que se le ha roto el calcetín pero que no dice nada porque su dedo gordo se siente mejor fuera que dentro de él, “Muchachito loco, enseñá que te lo coso”, le dice la mujer que le ha prometiido la bici. No le hace caso y yo decido ignorarla también. Pinta un sol amariilo de chachetes rojos y me lo regala: “para que te cuide”, me dice. Quiero regalárselo de vuelta para que lo cuide a él toda su vida. Ya es tarde, me tengo que ir. Me despido de las que veo por los pasillos, mientras el niño me lleva de la mano hacia la salida… Le digo adiós y me tira un beso. Le digo que queiro uno pero en la mejilla y a él le da risa. Se va sin dármelo pero regresa luego para jalarme del pantalón y plantarme un soberano y ruidoso beso en la mejilla. Es el beso que más me gusta de todos los que me han dado. Y sale corriendo simulando con sus manitas las alas de un pájaro, o de un avión o de lo que sea que en su imaginación tiene alas.

    Cuadro final: Salgo de la Cárcel de Mujeres y no he vuelto más. Igual cargo en mi corazón estas historias. Y el niño que al final se convirtió también en hijo mío. Me recuerdo de las risas, de las bromas, de las lágrimas, de todo (claro, muchas cosas podré haber olvidado…) pero lo importante no: que son humanas, que son mujeres, que son mis hermanas.
    Me confieso malvada: pienso que muchos de los que estamos fuera somos los que necesitamos rehabilitación. No sólo los que están dentro.

    Pero…. SUSPIRO…. No tengo ganas de filosofar.

    Besos y abrazos, Karli.

    *Salvadoreñismo para extorsión
    **Salvadoreñismo para nombrar la moneda de US$0.25 (deformación de “Quarter”). Sí, ya no tenemos moneda propia, pero en mi memoria todavía vive el colón salvadoreño ¡Que viva por siempre aunque compre y venda en dólares!
    ***Chuchito: Diminutivo salvadoreño de Chucho: perro.

  3. Jose Itriago dice:

    -
    Soy Corina.

    Si, me mató mi nieta adorada e hizo bien. Lástima que tuvo que pagar un precio tan alto por satisfacer a su abuela impaciente y obstinada. Nunca pensé que sería tan difícil para ella, porque cuando una enfrenta la muerte se aísla en su egoísmo, como con una caparazón de escarabajo. No se oye sino el furruco de los pulmones pidiendo aire y los chasquidos de la lengua seca pidiendo agua, agua que ya ni puedes tomar.

    No, nunca pensé en la niña. Ahora me da rabia de saberla tan pendeja, que se dejó arruinar su vida por esta vieja que ya, en todo caso, le quedaban días o semanas. Pero tenía terror y desesperación por la asfixia, ni siquiera podía dormir porque el ahogo me restaba la poca paz que pudiera dar la inconsciencia y cada día era peor. Era la misma muerte, pero extendida hasta el infinito. A veces no sabía si ya estaba muerta, morada como me ponía de no poder respirar.

    Desde hacía años vivía en mi cuarto, sin ventanas y con la puerta cerrada, puerta que sólo se abría cuando venía mi nieta a traerme agua, una sopita o un potaje. Desde hacía años no sabía lo que era comer de verdad, todo me caía mal. Toda la vida me caía mal. Quizás por eso me encerré a cal y canto, me escapé del mundo, del mundo mío, mínimo como todo lo mío y me volví un escarabajo humano.

    Antes, antes que me encerrara, antes que me empezara a morir a plazo breve, ya vieja apenas salía para ningún lado. Estos barrios no son para viejos, son difíciles y más difícil era saberse, ya sin que cupiese la menor duda, que una era una carga para todo el mundo. Una que no podía producir ni siquiera las empanadas que vendía, en sus tiempos libres, esta misma nieta que hoy se pudre en la cárcel por culpa mía. No pude más ni con el caldero, ni con el aceite y menos con amasar bien. Simplemente no veía. Cataratas le dicen a eso. No podía salir, además ¿para ir adónde? ¿para hablar qué y con quién?. No, creo que hasta se me olvidaron las palabras.

    Yo sé que la nieta quería luz, que le desagradaba mi mal olor, horrible sin duda, a pesar de que acostumbré a oler mal, que me tenía asco porque yo daba asco. Pero la hicieron vivir conmigo, quizás una penitencia de hijo, una promesa al nazareno, que se yo, quizás fui yo quien la pidió y la enclaustró. Pero para mi descargo tengo que decir que creí que moriría a pocos días del encierro, no eso de más de un año. Así puse a mi nieta en la cárcel antes y después de morirme.

    Pero desde mi perspectiva, por una parte le estropeé su vida. pero le creé otra, más de ella, más íntima, a la que nadie puede llegarle. La salvé de un mamarracho que le pusiera hijos que no podían mantener y le quite la angustia que yo viví de tener que ver morir hijos, que eso es mucho, como para no sonreír nunca jamás, y recibir palo de borrachos. Donde está es ella, sólo ella, mejor que en la calle. Es una forma de sufrir estable. Una se acostumbra al encierro, es más fácil de lo que parece. Lo difícil son los primeros meses, después es rutina. Igual es con la muerte, uno se acostumbra a todo.

  4. maria jose lopez dice:

    El amor es pensar,es llorar,es reir,es sufrir,es morir,es sentir,es soñar y es vivir.
    Amor son bocas que se derriten,en un beso de pasión,llamaradas de ilusión,
    corazones que palpitan,sentimientos de emoción,
    poemas saliendo del corazón,que con el alma recitas.
    Amor es poseer la vida y no temer a la muerte,es tan infinito su significado que no puedes expresar
    todo lo que sientes.
    Es como un mar embravecido,es como un rio indulgente,es como un trueno rugiente que hace
    tambalear las piedras de las fortalezas más altas.
    El amor atraviesa barreras,no distingue de colores,siembra donde quiere.
    Para el amor no existe la palabra:prohibido.
    Su nombre no es el suyo,sino el que le dan,su nombre es su persona,su nombre es:LIBERTAD

    Mora muchas felicidades,nunca dejes de escribir.
    ¿ que seria de nosotros sin ti ?
    Como un cielo sin estrellas,un bosque sin arboles,o un rio sin agua.

    Un monton de besos a todos y en especial a Valdemar.

  5. miguel arguen dice:

    Que bueno es descubrir estas publicaciones, no tengo mucho más que agregar. Me gustó

  6. ANA ISABEL LOPEZ dice:

    Quería poner un comentario en tu blog para decirte que lo que más me gusta es lo que escribes en tu perfil: escritora hasta el final. Yo apuesto también la misma apuesta y espero ganar contigo.

    Sin embargo, en el trayecto de clicks que me iban a llevar a la parada “comentarios” me he encontrado una serie de aportaciones en tu post que me han dejado perpleja… ¡Guau, Mora! ¡Las cosas que te han escrito!

  7. Janetie O'neill dice:

    Sinceramente el relato me ha parecido excelente, pero hay que recordar que no debemos juzgar a nadie por sus actos, ya que todos tenemos el derecho de arrepntirnos y pedir perdon a Dios, solo debemos recordar que Dios nos pide perdonar setenta veces 7.
    Y asi como todos nos redimimos y pedimos perdon ellas tambien tienen derecho.

  8. Joise Morillo dice:

    Oda al machismo

    Flujo de newton

    Anoche soñé con vos
    Y Lésbia, comulgabamos
    Los tres
    en un verdadero gesto de amor
    ella y los dos.

    Vuestros ornatos y salobre humor
    Me enamoran, aunada vuestras hermosuras
    Luego mi desosada carne, Cual diestro pintor
    Pincela vuestras hendiduras

    Cómo no voy amaros
    Si mis vastagos en vuestras manos dormirían
    Exhortando naturaleza fecundaros
    Vuestras ternuras las mejores camas serian

    Que soy macho lo sostengo
    Mas soy hombre os amo como hembra
    Mi admiracion por vos no la menguo
    Pues nada tiene quien no ama quien no siembra

    Oh mujer, vuestro mundo es el mio
    Mas, avatares habeis formulado
    De no ser por vuestro albedrío
    Este mundo, sin mas,
    hubiera acabado.

    Os ama
    Joise

  9. Osvaldo Bonini dice:

    “Que mi poema se llene de silencio.
    Que mi poema arrastre todas las cosas, sin ruido.
    Y la tormenta, sin visiones.
    Que traiga todas las cosas callándolas y borrándolas.
    Que la espuma sea mi casa y mi ataúd.

    No huellas, y tampoco pies.
    Ni el corazón cuando teje
    su tela cazadora de moscas.
    Silencio sin cosas que se ven,
    caminando por donde no quedan marcas
    casi sin cuerpo.

    Primeras cosas que arrastró mi poema:
    una cara
    sin forma
    en la lluvia sin agua, sin relámpagos,
    el pabilo
    de una vela extinguida.

    Es difícil
    reconocer las manos invisibles
    que esto escriben
    y ni siquiera el tacto
    o la silueta
    de los dedos sobre la página.
    Sólo el ahogo de la tinta.
    …”

    Este es el comienzo del libro “Jugar en noche oscura”, de Mora. A medida que avanzaba en la lectura de éste post fui viendo o reviviendo –mejor dicho- aquel edificio. Es un edificio en el medio de la ciudad, sin perímetros que impongan distancia, sin alambrados.
    Pasar por ahí me provocaba miedo. Me gritaban y me llamaban como desde otra dimensión.
    A medida que avanzaba en la lectura de éste post fui recordando estos poemas, que adoro.

  10. Joise Morillo dice:

    Pulcra y preclara Mora (alabada seáis).

    Es triste enterarse de algunas cosas, mas aun si se trara de la infelicidad humana, Mario Bunge, hubiera -supongo- juzgado a esta niña de los flujos lunares, como de una moral suicida, empero su amor propio le designó, perversamente, una solución; que muchos tildarían de drástica.

    Calígula, mató -mandó a decapitar- a un infante porque una noche la vistima, con tosferina, no le dejaba concentrarse en su nueva creación poética; la diferencia estriba en que: aquél era emperador y, ésta, una miserable nieta.

    Miserable: individuo, o cosa, proclive a caer en la miseria, no solo por su decadente actitud o aptitud, cualidad o condicion, sino por voluntad ajena a sus elementales aspiraciones y/o funciones. Ejemplo clásico: a montón en Rubén Dario. (Moidmoiselle D´ Mandelaine)

    Napoleón, mandó a la miseria a muchos, pero igualmente; él, era un miserable. Sin embargo, no su edecan, ni Josefina.

    Aqui no hablo de la miseria por carencia economica, sino, de desenvolvimiento, no tener la suficiente bondad para tolerar los desmanes de una anciana caprichosa, no es un defecto, es una carencia de: precisamente “caracter” es algo que se escapa de las manos de cualquier persona, por su posiscion temperamental, no es facil, con esto no trato de justificar un crimen, al contrario, si penalizar y lamentar la falta de apoyo de que algunas personas adolecen. Amor principalmente por ellos mismos, que odian su situacion, pero, egoistas al fin, prefieren seguir viviendo su vida miserable, a tal punto de preferirel claustro.

    Crasso error, particularmente, no soy quien para juzgar la debilidad de los demas, si no puedo tampoco la mia, pero, se debe caer en un estado de angustia y dessesperación bien elevada para cometer semejante crimen, y, sin lugar a dudas, con un conocimiento preciso de la accion de matar. Esto me recuerda las gotas de azogue en el oido del rey de Dinamarca, en “Hamlet”, mas pudo el fetichismo que la noble y monarquica –aurifera- inteligencia.

    Justificar tal acción es como aplicar un concepto escolástico, luego maquiavélico, mas moderno aun: goebbeliano ”el fin justifica los medios” -esta sentencia solamente la tildó de diabólica, Sabonarola el oscurantista- Y no me refiero al medio de matar, sino, porque?.

    Os ama

    Joise

  11. Carolina Constanza dice:

    Un poco variado a lo que leemos, realmente muy bueno y al leer mi mente pasa por esos lugar tambien…
    Feliz semana,

  12. Reinaldo Veloz dice:

    La vida tiene diferentes sabores, es ácida, amarga, dulce, salada pero, donde quiera que la vivamos, bien sea en el foso o en la superficie. Vale la pena vivirla.

  13. MARCO CAMPAS dice:

    Hola, es una manera poetica de describir las carencias, inseguridades y choques en los que se encuentran l@s presos en las diferentes carceles que aunque son del mismo país pertenencen a diferentes grupos y regiones, creando con esto un choque de creencias, constubres, culturas y dinamicas personales.

    Por otra parte, los internos o internas en las carceles que estan por un error de la justicia o de su comportamiento o incluso por no tener dinero para pagar su defensa, son personas que no descartan la posibilidad de “prender dentro del lodo, vivir en el y no mancharse” como literalmente me lo mencionan los presos con los que trabajo en una carcel de México.

    Me gusto mucho su articulo, es muy interesante como esa mujer describe su vivencia en la carcel.
    gracias.

  14. Baldemar Chacon dice:

    Me ha gustado mucho esta historia Morita . Proyecta luces y sombras sin que se haga notorio el momento en que pasamos de la luz a la oscuridad. Exccelenttee.

  15. Jorge García dice:

    Que sería de la cárcel de mujeres sin mujeres
    Que sería de la cárcel sin penas ni penurias
    Que sería del pago de la pena sin culpa
    O del perdón sin arrepentimiento.

    En todas las cárceles de mujeres hay mujeres
    Que se sienten como mujeres o talvez no
    También existen hombres que se aprovechan
    De esas mujeres o talvez no.

    En cada paso que se da en la cárcel no digo de mujeres, sino de las otras
    Hay otros diez con culpa que los dan en la calle
    Es triste ver lo que sucede en la cárcel tanto de mujeres como de las otras
    Pero más triste es ver lo que sucede en las calles de mí país. Que hubiera escrito Miguel Ángel Asturias, si estuviera vivo, sobre “La calle donde tu vives”, a saber.

    Que triste es darse cuenta que en nuestras cárceles no se rehabilita nadie, les llaman granjas de rehabilitación, cuales granjas, cual rehabilitación. Si mas bien son centros de consumo masivo de alcohol y drogas, sin hablar de otros vicios, academias del crimen organizado, sí organizado igual que sus funcionarios donde lo único que les interesa es hacer un buen negocio, a costa de tener en un solo lugar la crema y nata de la podredumbre criminal, alo; Narcotraficantes, violadores, mareros, sicópatas, ladrones, asaltantes y asesinos. Sin tomar en cuenta a los mafiosos políticos que no deberían estar en la cárcel sino mas bien en el infierno, por haber hecho daño a tanta gente con sus sucias marrullerías politiqueras y mentiras para enriquecerse, mientras el pueblo que en parte los eligió se devana entre el estiércol de la pobreza e inseguridad y con poca o ninguna superación académica.

    Y frente a todo este arsenal con que cuentan los criminales, con poder económico suficiente para hacer cualquier cosa a su alcance, sobornar, comprar, manipular y asesinar a quien quieran, no solo dentro sino fuera de la cárcel, están los acuerdos internacionales y leyes internas de derechos humanos que los defienden y protegen. Desprotegiendo y mancillando los derechos de gente honrada y trabajadora de todos los niveles sociales.

    Aaaaaaa que tristeza, y decepción ciento cuando veo por ejemplo que en alimentación de los presos de mí país se invierten más recursos que en la alimentación de soldados útiles y prestos a dar su vida por la patria. O ver en la calle niños trabajando en condiciones deplorables sino es que mendigando un pan, sin hablar de educación, o salud.

    Y todo porque nuestros gobernantes y politiqueros han enseñado a nuestros conciudadanos a convertirse en mendigos, en lugar de enseñarlos a trabajar y superase para que cada vez haya mas generación de riqueza y empleo.

    Pero al final, la cárcel es la cárcel, y en algún lugar deben estar los pocos que han tenido el infortunio por decirlo así; de que los cachen en algo que no esta permitido hacer, segun nuestro marco jurídico y que todos de alguna manera hemos contribuido para que actuaran de esa manera.

    Y digo todos porque, también los otros los que estamos libres hemos contribuido con nuestra indiferencia y con nuestra falta de voluntad, por no decir valor a que esto se convierta en una vida mediática y común, donde los asesinatos, asaltos, violaciones, etc. Etc. Etc. Son nuestro pan diario y ya no nos importa.

    Saludos a todos.

  16. Marcos Neumann Ruiz dice:

    El espiritu humano nunca va a dejar de sorprenderme, es el escrito de una mujer analfabeta que, deja entrever una gran riqueza de experiencias previas a esa vida pobre de amor. Fue quiza una explosión en su consiencia la que le forzo a externar tan dulcemente tanto dolor.

  17. Iván Salazar Urrutia dice:

    Es cierto que la cárcel es otro mundo.
    También es otro mundo el campus universitario.
    Otro mundo es el estadio cuando juega la selección.
    O bien el parque, de noche, cuando besas y eres besado…
    “Es posible que por un tiempo me calle tanto que lo que escriba sea más brumoso que el verdadero silencio de la muerte.”
    La cárcel es como el ahogo. Después una va y mira y dice que no; pero antes -en la cárcel-, es otra cosa.
    “Todos los hombres acarician lo que matan.”
    …y mueren en cada caricia, porque saben que mañana es otro día; quizás el mismo ¿quién sabe?
    Recuerdo muchas cosas. En la celda de enfrente las putas de la corrida de la noche, todas achoclonadas en un celda pequeña con ventanilla como rectángulo espacial. Yo, solo, en celda con rejas. Un guardia conversa por el rectángulo con alguna mujer, luego viene a mí con un cigarrillo prendido. Gracias. Luego una mano diminuta y fina sale por el rectángulo, luego otra mano y entre ambas un calzón meciéndose como si la brisa de las mañanas de mi pueblo jugaran entre las celdas. Sale el calzón y aparecen dos ojazos sonrientes. Entonces yo fumando mi regalo parsimoniosamente sacó mi zapato y por entre las rejas lo mezo rescatando algo de mi barrio viejo.
    Los ojos del rectángulo dicen gracias; los volutas de humo de mi cigarro, le corresponden…

    O bien diez días aislado en una celda de un metro por dos metros, negra como el centro mismo de lo negro. Entonces a mí los poemas leídos, aquellos aún no escritos, la caperucita roja, las noches blancas de Dostoyeski -¿cómo se escribe?-, el recuerdo de un sexo enamorado. Cuando sea de noche -¿cuándo?- o cuando amanezca -¿cuándo?- escribiré aquello que llegó a mí. Pero no recuerdo bien qué.

    Y esa vez que nos rifaron para las noches del fin de semana. Te voy a coger de rodilla, cabrón. A ese me lo dejan para que me lo chupe. está lindo el mariquita, cuando llore va a saber lo que es rico… Y, bueno, votemos compañeros, son tres pisos: peleamos y nos tiramos abrazados, tratemos de caer encima del hijo’e puta. O bien, consigamos mantequilla para que no nos duela… ganamos tres contra uno: nos tiramos del tercer piso, tratando ce caer arriba…

    Y la electricidad en los genitales, en la boca, y el sabor ácido y luego ¿quién crees ganará la Copa Deivis? A la mierda, cabrón, y más, mucho más: soy más fuerte que vos.

    Pero eso era en el mundo de la cárcel…
    VANCHO

  18. paula andrea cruz ordoñez dice:

    PAULA ANDREA

    LOS ADULTOS SOLO REFLEJAMOS EN NUESTRODIARIO VIVIR LO QUE FUE NUESTRA NIÑEZ, POR ESO ESTA ES TAN IMPORTANTE, CAMBIA EL DESTINO Y EL PLAN DE VIDA DE CADA SER HUMANO.

  19. Júdith Mora V dice:

    Conozco el ambiente carcelario… pero no tengo mucho más que agregar, especialmente luego de haber leído a Karla y a Vancho (dos realidades, dos verdades) y sobre todo a la nieta de Corina, cuántas Corinas y cuántas nietas… Sólo que tengo los ojos llenos de lágrimas, y es que hoy la injusticia me sabe más amarga de lo normal, que la morgue de mi país -de acuerdo a una foto publicada en un distinguido diario- se ve convertida en fosa común, cuerpo sobre cuerpo, herida sobre herida, historia sobre historia, desdicha sobre desdicha, y sobre ellos la sombra de mi alma arriba de estos cuerpos, de estas heridas, de estas historias, de estas desdichas, con una sola e inagotable pregunta ¿Por qué?… derívenla en lo que sea, que cualquier cosa cabe en ella, especialmente la infamia.

    Hermosa la visión de Freddy Ponce, me quedo con esa, la poética… aunque sobre cuerpos asinados uno sobre otro, los versos se escriban con sangre…

    Morita, gracias por tu dulce beso, lo guardo aquí, en el músculo que lucha por asirse a mi pectoral izquierdo, aunque en días como hoy, lo tenga en la garganta… me suaviza la vida, Te quiero mucho.

    Vanchito, por aquí ando, a veces más, a veces menos… pero siempre pendiente, siempre queriéndote.

    Jud.-

  20. Júdith Mora V dice:

    Para que entiendan mi dolor:

    http://impresodigital.el-nacional.com/ediciones/2010/08/13/PV/tapa.pdf

    .

  21. Karli Rodríguez dice:

    Regreso por dos acotaciones:

    1) Vanchito: que tu historia se me hace cercana, no porque haya vivido algo similar, sino porque he sé que en mi paísito se viviron también. Hace poco pasé, en el automóvil de una amiga, cerca del que fuera el Cuartel General de la Guardia Nacional (hoy la sede central de la Policía Nacional Civil). Y caudno vi sus grandes muros pintados de balncos y sus ventannales estilo colonial, me hice una pregunta en voz alta: ¿Qué historias conttarían estas paredes si pudiesen hablar? Y mi amiga me repsondió: “No hablarían Karlita, gemirían de dolor y de vergüenza por lo que encierran entre ellas”… Y que dolor que, por lo menos en CA, casi que todos los países tienen un edicficio o más que están salpidado de sangre por las torturas… quizás sólo Costa Rica se libra… Y es dolor y es vergüenza, pena ajena por la intolerancia de esa época… Como dije alguna vez, en otro post, en otro blog: Te veo Vanchito.

    2) Jud: he visto con horror, no puedo decir otra palabra, la portada del periócido. Y me e quedado helada. Es atroz. Y te comprendo perfectamente, mi Jud linda, porque esa podría ser la foto de la morgue de San Salvador o de cualquiera de sus hospitales. Esta violencia estúpida que lo único que hace es desangrar a nuestros pueblos… Yo sé que saber qeu en otros lugares suceden cosas similares no sirve de “consuelo”, pero por lo menos uno se siente acompañada y comprendida en el sentimiento de rabia, de dolor, de zozobra que te carcome el alma y yo te acompaño Jud, te acompaño. De eso está segira: no te quedas solita. Te veo y te abrazo Jud.

  22. ARISTEO GARCIA GONZALEZ GARACIA dice:

    ME CAUTIVÓ EL RELATO.
    Y YA QUE HABLAMOS DE CÁRCELES DE MUJERES…
    HE ENTRADO DE VISITA A CÁRCELES DE HOMBRES Y DE MUJERES, MUY POCO Y CON ALGO DE TEMOR.

    HACE YA MUCHO TIEMPO ENTRÉ A UNA CARCEL DE MUJERES ADOLESCENTES (16-18 AÑOS).

    HABÍA COMO UNAS 30 JÓVENES.

    TODAS UNIFORMADAS CON UNA ESPECIE DE PANTALÓN Y CAMISA EN UNA SOLA PIEZA COLOR BLANCO.

    ESTÁN RODEADAS SÓLO DE PAREDES DE CONCRETO, EL CUARTO ES AMPLIO Y TIENE VARIAS MESAS LARGAS Y GRANDES, TAMBIÉN DE CONCRETO. CADA MESA TIENE DOS BANCAS DEL MISMO MATERIAL, UNA A CADA LADO LARGO.
    NO HAY NINGÚN OTRO OBJETO EN ESA SALA. CREO QUE ENTRÉ AL COMEDOR, PERO NO ESTABAN COMIENDO, MÁS BIEN SE DIVERTÍAN ALLÍ.

    ME IMPRESIONAN PORQUE SON MUY BONITAS DE CARA Y CUERPO, Y SON MUY ALEGRES. ANDAN DESCALSAS.

    SE ME ACERCAN COMO DIVERTIDAS POR LA NOVEDAD DE LA VISITA.

    YA NI RECUERDO A QUÉ IBA A ESE LUGAR, PERO SÍ RECUERDO MI TRISTEZA AL PENSAR EN EL CONTRASTE DE LO GRANDIOSAS QUE PODRIAN SER Y EL CAMINO QUE HAN ESCOGIDO. (DIGO SI SE ME PERMITE HABLAR DE ELECCIÓN)

    DI

  23. Joise Morillo dice:

    Jud, no me asombra ya, la fotografia. No obstante, si me extraña que la publique El Nacional en primera pagina, pero, si me sobre satura de temor y tristeza, tales imagenes, pues, dan evidencia de terribles hechos y, aun mas, causas y consecuencias producto de la anuencia de quienes tienen en su haber: no controlar, sino: luchar -trabajar- hasta acabar con esa ola de crimenes -la mayoria impunes- que estan aconteciendo en nuestra amada tierra. Eso es producto de una estrategia perversa, que apuesta a provocar caos, para justificar cualquier accion represiva y fomentar un control, de seguro mas depiadado que la misma violencia que causa la aplicación del control, esa fue una de las críticas mas severas de J.P. Sartre hacia el PCF (Partido Comunista frances de filiación soviética).

    Os ama

    Joise

  24. Iván Salazar Urrutia dice:

    ¡Qué cosas! ¡Cómo falta el tiempo! para vivir, para escribir lo vivido, que es una forma de aprender de lo vivido; amén de compartirlo.

    Al igual que fuera de la cárcel, tú puedes estar en ella de visita o puedes realmente “estar”. Como la vida: puedes estar …o sólo de visita.

    Ya estando, vienen los códigos (¡qué pesadez!: igual que en la vida). y obedecer, no obedecer, unirse a otros, formar otro grupo. Los liderazgos, las represalias; los exitosos, los fracasados, los perdidos…

    Algún día se pondrá esto en pequeñas letras sobre un papel tamaño carta (porque ese tamaño me gusta; como la letra Arial).

    Pero eso ya no existe. Lo digo casi con nostalgia.

    Vino la droga y emporcó la vida delincuencial. Ahora cualquiera es delincuente; no hay honor, se borraron los códigos, el liderazgo es cosa de monedas: más billetes, más liderazgo (como en…).

    Mira Jud, esto de los muertos es una brutalidad hacia los vivos. Tanto para religiosos, como para los no religiosos, el cadáver es …eso: un cadáver. Pero para los vivos es no sólo lo que fue, lo que somos. Debemos inventar un canto para acompañar nuestros muertos; otro canto, más nuestro que los de nuestro rico folclor latinoamericano. Un canto que exprese lo de hoy ¡esa enorme angustia por la falta de respeto con lo que somos!, con lo que seremos. Si hasta en la muerte nos pena la desigualdad de nuestras vidas.
    Un abrazo, Jud. Un abrazo lleno de silencio, de sangre galopando arterias, de cariño…
    VANCHO

  25. Jose Itriago dice:

    Se hizo tema de discusión la horrible foto publicada por El Nacional, en primera plana, donde se aprecia un grupo de cadáveres amontonados de cualquier forma en nuestra atiborrada Morgue de Caracas. Naturalmente es algo horrible y si, es verdad, refleja la violencia insólita que se vice en Caracas y el resto del país. En lo que va de año van más de 6.000 asesinatos. A mi me acaban de asaltar y me cayeron a golpes y patadas sin ninguna razón aparente y después me dejaron amarrado en la cocina de mi propia casa y, cosa curiosa, todos me dicen que de gracias a Dios porque no me mataron.

    Pero con todo y eso, NO estoy de acuerdo con la publicación de la fotografía. Al estar en primera plana quedó expuesta a cualquier mirada y tenemos niños, miles de niños y personas sensibles que queremos mantener aislados del horror de la violencia. La pública e indiscriminada exposición es perversa. La excusa: “para que el Gobierno tome conciencia de lo que está pasando”, como si no lo supiera, no es suficiente. El fin no justifica los medios.

    Los de El Nacional dicen que es de diciembre de 2009; los del gobierno que es de 2006. No era de agosto de 2010. No quiero imaginar qué animó a quién para su publicación. Falta apenas un mes para las elecciones. Si el apiñamiento de cadáveres desnudos ocurrió hace 8 meses (según los que publicaron la foto) hubiera sido prudente esperar un mes más. No había urgencia. Entiendo que todos estamos atosigados por este disparate que se está viviendo, asustados, escandalizados, encerrados en nuestras casas y que provoca a veces gritar ¡basta de podredumbre y engaño!, en especial para que los que viven en el exterior que creen que Venezuela es ahora el altar del socialismo, sepan que no, que es más dictadura que otra cosa, con los mismos militares y los mismos cubanos, llenándose los bolsillos descaradamente, matando, ultrajando, usando la justicia para perseguir y tapar. Pero todo, absolutamente todo, tiene un límite y no podemos ser iguales por lo malo, sino antes al contrario, tratar de dar un ejemplo de ecuanimidad, de cordura. Esas fotos están mal publicadas.

  26. Mora Torres dice:

    ´Querido José, no sabes cómo lamento lo que te ha sucedido. Ojalá estés bien, estoy contigo. Admiro tu valentía de A PESAR de todo decir lo que piensas. Un beso

  27. Júdith Mora V dice:

    Karla, Joise y Vancho… GRACIAS, mil GRACIAS!!!!

    Jose, mi bello Jose, todos los pinches días es lo mismo, se entera uno de alguien conocido que ha sido asaltado o secuestrado o malogrado… coraje, impotencia y susto, mucho susto, casi que ando paranoica, y si, no quiero salir de casa … espero que vayas mejorando, porque asumo que andarás con los golpes en el cuerpo, pero sobre todo en la existencia.

    Jose si, la foto es impactante, brutal, pero es que lo que vivimos ES brutal… y la foto fue publicada asumo en una pulsión de impotencia e ira luego de la risa de hiena del miserable de Izarra cuando se hablaba de la delincuencia en el país, y que luego de su risa de insensible psicópata comparó al país casi que con el paraíso… y es que ¿HASTA CUÁNDO? ¿Hasta cuando van a querer tapar el sol con un dedo, y en ese afán le van a seguir faltando el respeto a uno?¿Hasta cuándo andarse con prudencias y caminando de puntitas? La prudencia no denuncia la verdad, eso se le deja a la diplomacia, aquí, ya no se puede ser más diplomático… ¿Tú quieres saber qué es peor que esa foto, más gráfico, más tétrico y pavoroso para un niño? Tener que meterse debajo de los pupitres del salón de clase porque hay un enfrentamiento entre bandas y las balas vuelan y revientan los vidrios y desbaratan pizarrones… ¿tú le has visto la cara a esos niños? Yo si, porque tres veces me he metido con ellos en los closets de libros o debajo de mi escritorio, poniéndome como escudo… y ese es el pan nuestro de cada día en las escuelas públicas, o que violen a las niñas en los baños, o que se apuñaléen los muchachos en el patio del liceo o que le quemen el carro a la maestra de la universidad porque no “le pasó” el examen al encapuchado… ¿y entonces? ¿dónde está la prudencia aquí?

    La del Nacional es una imagen brutal, lo sé, pero tan brutal como la realidad de este país, y los diarios no lo compran niños, los compramos los adultos, entonces, el adulto será el que se encargue de que el niño no lo vea, aunque después vea Venezolana de Televisión, en donde todo el tiempo le están machacando Patria Socialismo o MUERTE, o les pasan los entrenamientos militares, o cómo funcionan las guerrillas, o lo nobles que eran el Ché o Marulanda… o vean CSI en el cable… y pare de contar.

    No mi bello, no puedo estra de acuerdo contigo, lo siento, peo creo que ya está bueno de ecuanimidad y de prudencia y de poner la otra mejilla… aunque sea a través de la denuncia gráfica, aquí hay que pegar y duro, porque nos están moliendo a palo cada día, porque nos tienen atados de manos, nos tienen presos de conciencia… ¿y quién carajos me paga la fianza cuando me encarcelan la esperanza?

    Te quiero mucho y espero que mejores pronto…

    Disculpen por el desvío…

    Besos.

  28. maria jose lopez dice:

    Hola a todos,
    leyendo vuestros comentarios,se me ponen los pelos como escarpias,y las lagrimas inundan mi
    cara.¡Que injusta hacemos la vida !,con lo sencilla que es.
    En estos momentos no puedo seguir escribiendo,las palabras se hacen una madeja con la impotencia,con vuestro sufrir,que deberia ser el sufrir de todos,un sufrir que no existiera.
    No soporto las injusticias,y se cometen tantas….

    Muchisimos besos a todos

  29. Júdith Mora V dice:

    Acabo de mensajearme con Jose, está mejor, con su familia… qué mejor ambiente. De corazón y con el nudo en la garganta, pido a Dios por tu mejoría mi bello.

    Y me debato en pensamientos encontrados, eso me enoja. Siempre he levantado como bandera la frase de Gandhi “Ojo por ojo y terminaremos todos tuertos”… no soy agresiva, no es mi naturaleza, pero se me sale el loco cuando veo tanta injusticia acumulada.

    Acabo de ver la portada de la última Times, una chica afgana, sin nariz y ni orejas, se las cortó su marido con ayuda de su cuñado y otro talibán, luego de que ésta tratara de escapar de casa debido a los maltratos del marido en cuestión… entonces, cómo quedarse inmóvil ante esto. La foto es, también, brutal, pero si no es así ¿cómo se entera la gente? ¿Cómo se crea una real conciencia de lo que está sucediendo? Yo no digo que agarren al esposo y su cómplices y les hagan lo mismo, no, para eso se inventaron las leyes y los centros de reclusión, las cárceles, pero soy testigo que con estas denuncias, de palabra, la gente se entristece por 10 minutos, y tira sapos y culebras en contra de los injustos, y se solidarizan con la muchacha… a los 10 minutos, se pasó; les dices o pides: firma aquí por favor para apoyar que se haga algo en contra de ella, y de 100, 30 firman… pues hay que mover las fibras, y no, tampoco me gustan estas imágenes… y ahí me debato, por todo lo que hay detrás, la indolencia, la falta de acción, la “conformidad” de muchos, pero sobre todo, el sufrimiento de tantos.

    ¿Cuántas de estas mujeres abarrotan las cárceles de mujeres del mundo? cuántas de estas mujeres tienen la suficiente inteligencia emocional para no actuar de forma vengativa como respuesta a tanto maltrato, o cuántas de ella están presas en sus propias casas… no sé, no sé… no quiero más mujeres en la cárcel… para las que pudieron ser buenas, asistencia social; para las que padecen de un trastorno psicopático, un psiquiátrico, eso, es justicia, y es menos brutal para un niño, al que se le condena por el resto de su existencia. Por eso me gustó la poética visión de Freddy.

    Muchas gracias MªJosé…

    Besos a tod@s
    <3

  30. maria jose lopez dice:

    Gracias a ti júdith,por tu sensibilidad y solidaridad con aquellos que realmente la necesitan.

    En el principio de la vida,reinaba la felicidad,cuentan que viviamos en el paraiso,no teniamos más
    .ahora,simplemente teniamos lo necesario para vivir.¿ Eran conformistas ?NO. ¡ ERAN FELICES.!
    La manzana no es pecaminosa,ni la mujer incitadora,¿ Quién fue culpable ? ¿ cuál fue su pecado?
    Muy grave debio ser ,para mandarnos a este destierro.
    El ser humano comenzo a luchar por sobrevivir,reinaba la ley del más fuerte.
    Hoy el ser humano ha evolucionado fisica e intelectualmente,pero no llegaremos a la evolución
    completa hasta que no desechemos de nuestra mente:
    - El egoismo ( primera causa de guerras ,luchas,matanzas.De poseer más a costa de pisar al más
    debil,sin alcanzar ni llegar nunca al limite,porque siempre queremos más y más y cuanto más tenemos más queremos.Cuando en realidad lo unico que buscamos es la felicidad).
    _Los instintos más primitivos ( por desgracia aún existe la maldad,la sangre fria.El no arrepentimiento.Los sin conciencia.Los sin remordimientos.La insolidaridad con el debil.
    El no respeto hacia los derechos humanos )
    Los rios de sangre y agonia,aplastada bajo montañas de horror y desesperación.
    Lucho a brazo partido con mi conciencia y este conflcto interior reaviva los muros de mi pequeña
    celda.
    ¿Donde esta el consuelo,la luz,y la esperanza….
    El hombre dijo:
    Que posea yo todo el poder en el cielo y en la tierra. Toda la superficie del oceano se cubrio de
    oscuridad,y el espiritu de Dios aleteaba sobre las aguas.

    - Por el niño que muere al lado de su madre,mientras los otros juegan alegres en la calle.
    -Por la humillación del pobre inocente.
    -Por el hombre o mujer que gime despues de ser torturado.
    -.Por la persona justa que muere como un criminal.
    -Por todas las mujeres que llevan sobre sus hombros,el duro peso de la culpabilidad…….
    de sus verdugos.
    -Por todos aquellos que viven presos,con invisibles cadenas de sufrimiento y pesar.
    Que Dios les conceda la llave de la felicidad.

    Muchisimos besos a tod@s

  31. Osvaldo Bonini dice:

    ¡Qué rabia, qué angustia!!
    Cuídate José, por favor; y tú también Jud, lo que cuentan es desesperante. 6000 muertes violentas sólo en Caracas casi que triplica la estadística anual en toda la Argentina. ¡15 millones de armas ilegales!, ¡es aberrante!, es una por cada dos habitantes, ¡una barbaridad, un descontrol total y extremo!
    Me pregunto si esa es una situación que se pueda revertir.
    Un beso, un abrazo y toda la mejor energía para ambos.

  32. Iván Salazar Urrutia dice:

    José, por la gran p…!
    Mirá qué te pasó.
    Y uno por acá, tan… boquiabierto.
    No soy partidario de la pena de muerte, porque pienso que el Estado ha de ser inteligente. Pero yo, mi hermano, yo, así… en la personal, pillo a esos cabrones y Ya!. Me voy preso otra vez…
    ….Quedamos todos tuertos!!
    Qué buena alusión.
    Mejor, José, en la libertad relativa de las calles semáforos, salarios y etc… bebamos un trago, por tu salud!
    VANCHO

  33. Baldemar Chacon dice:

    Apenas me entero de lo que pasó a José, y se es una sensacion de impotencia, uno se siente amarrado ante estos criminales, y lo peor es cuando uno va a la policia alli se siente uno amordazado y la justicia nunca llega. Tantas armas por ahi, a mi hace un par de meses me robaron a punta de pistola y me quitaron un celular de poco mas de US$10. 00 hasta por eso lo pueden matar a uno.

    Que bueno que ya esta bien José, un abrazo.

    saludos a todos.

  34. Joise Morillo dice:

    Querido José, ese dia aciago, debe, necesariamente, ser una macula mas para este nefasto, ineficiente y perverso gobierno que tenemos, pero vos, fuerte y sabio, pa’ lante que pa’ tras espantan, como decía mi abuela.

    Os ama

    Joise

  35. Jose Itriago dice:

    Que contraste. Nos aferramos a discutir alguno que otro derecho de importancia en nuestro mundo, mientras por allá lejos, en otro mundo más salvaje, siguen lapidando a la gente. No hay ni cárcel, sólo la sádica sensación de apuntarle a la cabeza de un pobre ser inmovilizado y después dar loas sabrá a qué dios, con qué excusa y con qué convicción.

    Los del Ku Kux Klan, igual de pervertidos, de corazón podrido, asesinos ambos sin excusa alguna, al menos ocultaban la cara, quizás por temor a que los denunciaran o juzgaran, pero también quizás por temor a que el negro de turno los reconociera, que les clavara la vista y ese recuerdo les estropeara la cena familiar, con acción de gracias y pavo horneado. Son degeneraciones paralelas, resabios de la inquisición, o raíces de ella.

    Estos no. Estos son como el circo romano, el infeliz adúltero/a (y adulterio por esas tierras es cualquier cosa, incluyendo un luto más corto del prescrito o un disimulo de impotencia) debe sufrir la expansión sádica de una turba demoníaca que se reúne para disfrutar el acto. Algo así como una competencia de tiro al blanco.

    ¿Porqué siempre será así?
    Antiguamente (y no tan antiguo) cuando iban a ahorcar a alguien, era un espectáculo público. El reo de culpas intangibles era vilipendiado y la turba aplaudía cuando el verdugo terminaba su triste función.

    Les copio el artículo de AFP publicado hoy en un diario local.

    AFP
    16/08/2010 08:48:20 a.m.

    Dos afganos, un hombre y una mujer, acusados de adulterio por los talibanes fueron ejecutados por lapidación en el norte de Afganistán, dijeron a la AFP fuentes coincidentes.
    Una mujer de 23 años, ya comprometida, y un hombre casado de 28 años fueron condenados a la lapidación por los talibanes en presencia de unas cien personas, en su mayoría talibanes, en un distrito de la provincia de Kunduz.
    La pareja, que se había ido de su pueblo, fue detenida al regresar al mismo por los talibanes.
    “Los talibanes los condenaron a muerte por lapidación y gente de la multitud les tiró piedras hasta que ambos murieron”, indicó Abdul Satar, un habitante de la zona que presenció los hechos.
    El gobernador del distrito confirmó la lapidación, mientras que un dirigente talibán tomó contacto con la AFP para reivindicar lo ocurrido. “La pareja confesó haber tratado de huir, por lo cual se les lapidó hasta que murieron”, afirmó, negándose a dar su nombre.

    PD: Agradezco infinitamente a todos quienes me han llamado, enviado mensajes y manifestado su solidaridad. Estoy en franca mejoría. No tengo ningún daño permanente, sólo dificultad para caminar, que se aliviará con fisioterapia. En cosa de un mes será pasado desvanecido.

  36. Joise Morillo dice:

    Aqui faltaron palabras, “Ejemplo clásico: a montón Rubén Dario. (Moidmoiselle D´ Mandelaine)”

    “Ejemplo clásico: a montón con Rubén Dario. y en “Los Miserables” de Victor Hugo ej. (Moidmoiselle D´ Mandelaine)”

    Ahora de Ruben Dario, La tristeza de un desafortunado en el amor.

    Caso

    A un cruzado caballero,
    garrido y noble garzón,
    en el palenque guerrero
    le clavaron un acero
    tan cerca del corazón,

    que el físico al contemplarle,
    tras verle y examinarle,
    dijo: «Quedará sin vida
    si se pretende sacarle
    el venablo de la herida».

    Por el dolor congojado,
    triste, débil, desangrado,
    después que tanto sufrió,
    con el acero clavado
    el caballero murió.

    Pues el físico decía
    que, en dicho caso, quien
    una herida tal tenía,
    con el venablo moría,
    sin el venablo también.

    ¿No comprendes, Asunción,
    la historia que te he contado,
    la del garrido garzón
    con el acero clavado
    muy cerca del corazón?

    Pues el caso es verdadero;
    yo soy el herido, ingrata,
    y tu amor es el acero:
    ¡si me lo quitas, me muero;
    si me lo dejas, me mata

    Ruben Dario.

    Os ama

    Joise

  37. Fabu 11 dice:

    Mora
    Tenías que ser vos quien recoja ése cuaderno, para que algún día pudiéramos enterarnos de la existencia de ésta mujer encerrada en un minúsculo mundo llamado celda.
    A través tuyo sus escritos lograron el único vínculo con la anhelada libertad, el mundo exterior.
    Quizás sólo sus palabras fueron dueñas de ésa libertad inexistente en su cuerpo..
    Tema durísimo.

  38. Fabu 11 dice:

    José
    Lamento mucho lo ocurrido, y que bueno que sigas entre nosotros.
    Pienso que las drogas, son el principal motivo de la violencia existente en éstos tiempos.
    El consumismo material, el estado de desigualdad y falta de educación son factores importantes para desarrollar éste tipo de fenómeno social, visto en toda América Latina y que se acrecienta lamentablemente sin fronteras que se opóngan.
    Como dice Vancho, salud!!, aunque a ésta hora.., brindo con café.

  39. maria jose lopez dice:

    José me alegro de tu mejoria y deseo que a pasos agigantados te pongas bien del todo.
    Aunque siempre hay secuelas que no se ven ( esas son las peores ),que se clavan como
    espinitas y son dificiles de arrancar de la memoria.
    Noto en tus palabras,cierto resquemor hacia Dios.No podemos culparle a Dios de los actos
    que comete el ser humano,el no nos maneja,no somos sus marionetas.Somos libres de
    pensamiento y obra.El como buen padre solo intenta guiarnos a aquellos que queramos
    escuchar ( El no impone ni dispone ).
    Sufre en silencio cuando sufrimos y le duele cuando nos equivocamos.
    No pienses que soy una beata,No.No me rigo por las normas,tampoco por una sotana,ni por
    un habito,no creo en la vestimenta,creó en el interior de la persona y en sus actos.

    Deseo de corazón que esa mejoria pronto sea completa.
    Recibe un cordial y sincero abrazo.

    Saludos a tod@s

  40. Júdith Mora V dice:

    Lamento lamento lamento muuuucho no haber podido llegar a tiempo, como quería hacerlo, pero mi compu de nuevo la pobrecilla, anda de cama, y pasa que ayer fue un día importante al que pensaba hacer honor como es debido y no me dio chance, ayer fue el CUMPLEAÑOS DE JOISE… FELIZ CUMPLE a mi filósofo favorito. Espero de corazón que la hayas pasado estupendo, que te hayan consentido, llenado de celebracionesy que hayas disfrutado de una huevos chimbos (postre típico de la región de donde es Kaito) bien buenos jajajaja…
    Un beso grandotote para ti, mi maracucho favorito, Dios te cuide…

    Os ama -jijijii-
    Jud.-

  41. Joise Morillo dice:

    Con la venia de Mora y, por medio de suyo y venerable medio, manifiesto, a vos, amantisima Júdith, mis mas sinceros sentimientos de agrado por tan sensible gesto de amistad y amor. Por ello, os retribuyo efusivamente un caluroso beso y abrazo.

    Os ama

    Joise

  42. Mora Torres dice:

    Aunque sea con atraso, ¡feliz cumpleaños, amigo-caballero andante! Que tengas a partir de ahora los días más dulces de tu vida, y que hayas festejado con chocolate… todavía recuerdo el chocolate UNICO que me trajiste de regalo, y en el recuerdo lo saboreo, así como tu presencia inefable. Te quiero, amigo, un montón de besos, gran leonino.
    Mora

  43. Mora Torres dice:

    Lógicamente mi anterior envío es para ti, JOISE.

  44. Osvaldo Bonini dice:

    FELIZ CUMPLEAÑOS JOISE!!!!!!!!!!!!
    Atrasado, pero vale.
    Un abrazo fuertísimo.

  45. Osvaldo Bonini dice:

    Sobre la polémica foto que citó Jud, miren este link.
    También, fotos de la barbarie alemana se pueden encontrar en cualquier lugar y hay que explicarlas a quienes necesiten explicación. Sirven, además, para no olvidar una referencia que no es concebible olvidar.
    http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/ams_gen_venezuela_medios

  46. Fabu 11 dice:

    Joise!
    Choquen los cinco!
    Feliz cumpleaños!
    un abrazo y buen año!

  47. Iván Salazar Urrutia dice:

    Joise, amigo ¿cómo uno va a ser oportuno si no tenemos la información oportuna?
    ¡Felicidades!
    ¡Buenos y Bellos días y noches, atardeceres y amaneceres -a veces-, en los próximos 365 días!
    Un abrazote,
    VANCHO

  48. Joise Morillo dice:

    Honestamente, no tengo palabras para expresaros mi agadecimiento y emocioón por tan fino gesto de amor.

    muchisimas gracias amigos.

    Os amare eternamente

    Flujo sierra

    Tanto amor profesado
    Tanto cariño compatido
    Nunca habia disfrutado
    En los años que he vivido

    Tanto deseos sinceros
    Manifiestos del momento
    Las palabras que os exprese
    No reflejan mi agradecimiento

    Por eso os admiro
    Os amare eternemente
    Por el tiempo mio vivido
    Estaréis siempre en mi mente

    Os ama

    Joise


Trackbacks

  1. Twitter Trackbacks for Cárcel de mujeres | Editorial Monografias.com [monografias.com] on Topsy.com
  2. Cárcel de mujeres | BlogArticulos.com – Articulos del internet.
  3. Prestashop Templates
  4. Elektrische Zahnbuerste
  5. Buy Guaranteed Facebook Fans
  6. Buy Fans
  7. My Homepage


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom