Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Todo está como era entonces

Los fantasmas adoran el sitio donde habitaron cuando estaban vivos y no lo abandonan jamás (Fantasmas. Crónicas de un viaje al interior). Resisten a los cambios, aunque, aunque les molesta cuando la gente realiza refacciones, o reciclados (Reciclado).

Los fantasmas se angustian cuando los cambian de lugar… (El lugar de Rulfo).

Y, aunque estemos vivos, somos igualitos a los fantasmas.

El lugar lo es todo para nosotros; nuestros lugares son nuestro presente y nuestro pasado y de ellos rebosa el recuerdo (La escalera).

Lo que queda de cada historia está en el lugar donde ocurrió.

Tal vez sea el modo de las personas sin conocimientos científicos, como yo, de comprender a Einstein (El sueño de Einstein): el espacio y el tiempo se confunden; por ejemplo, cuando visitamos la casa donde nacimos y en la que estuvimos hasta los veinte años para después abrir las alas… (El Humano, una especie de suicida).

En mi caso, hay otro lugar más intenso.

La pregunta y el beso

En la ciudad donde nací existe, rodeada de un enorme parque y un lago, una iglesia muy blanca, blanca de cal, levantada por los indígenas en el siglo XVII,  ”…ostentando en el atrio, en la parte superior de la puerta mayor… el escudo de armas de Fernando VII, con doblez de rodillas y ósculos ardientes. Es digno de verse aún ese histórico símbolo de la reyecía hispana sobreviviendo al tiempo y a las transformaciones institucionales y políticas americanas” -Álbum fotográfico con reseña histórica de fundación y construcción del convento y templo de nuestro Padre San Francisco -1680-1980- (Políticas de integración en pueblos indígenas).

La construcción es casi mágica, tan níveo todo, tan sutil, y las increíbles puertas oscuras y galerías rodeándola con techos sostenidos por vigas que parecen de hierro y son de madera labrada (Vasijas y ladrones).

Una de esas galerías tiene al final una caja fúnebre y una placa; dice algo como “aquí descansa el negro Tolosa, que vivió para servir a los demás y murió por ello. Enterró a los muertos de la epidemia de cólera, etc., etc.”.

Yo había conocido a “el Bonzo” el año en que descubrí esa placa de la Iglesia de Nuestro Padre San Francisco.

Teníamos dieciséis años el Bonzo y yo, muchos deseos y una tremenda timidez, y salíamos juntos durante todo ese invierno; nos íbamos al parque, a la tumba de Tolosa, que al menos tenía techo aunque fuera en una galería abierta, y rodeada de árboles helados.

Lo raro es que nos parábamos junto a esta tumba, admirábamos las virtudes del labrado artesanal de la misma y el amor de su ocupante -que seguro sería como la ceniza que deja un cigarrillo al consumirse- y hablábamos -le hablábamos a él, a Cecilio Tolosa.

Una tarde de perros -hasta llovía- el Bonzo se animó a decirle a Tolosa: “¿Sabés, Negro, que estoy enamorado de Morita?”.

Yo ya lo sabía pero necesitaba oírlo para darle un beso en el lugar que para siempre se presenta primero en mi memoria: el borroso cofre del muerto, la galería, la placa, el templo, el Parque del Sur, tantas cosas que ahora son un solo lugar y tienen la llave de mi historia.

Todo está como era entonces

Olegario Víctor Andrade tiene un poema que conmemora con una anticipación de más de cien años lo que acabo de escribir, es “La vuelta al hogar”:

Todo está como era entonces:

la casa, la calle, el río,

los árboles con sus hojas

y las ramas con sus nidos.

Todo está, nada ha cambiado,

el horizonte es el mismo;

lo que dicen esas brisas

ya otras veces me lo han dicho.

Ondas, aves y murmullos

son mis viejos conocidos,

confidentes del secreto

de mis primeros suspiros.

Bajo aquel sauce que moja

su cabellera en el río

largas horas he pasado

a solas con mis delirios.

….

Todo está, nada ha cambiado

….

Sólo el niño se ha vuelto hombre

y el hombre tanto ha sufrido

que apenas trae en el alma

la soledad del vacío.

Envío

Gracias a todos por sus magníficas exposiciones, ya sea a favor o en contra de mi post o de Maradona (Diego, digo). Y por sus deseos amorosos para mi nueva nieta, Lola.

Gracias Celestino.

Gracias Judith Mora (¡qué trabajo te doy, que bien que expones!), Celeste, Fabu!

Seguro que Joise me oye, y también Osvaldo, que es quién más sabrá de qué hablo en el actual post (claro, de Santa Fe).

Y los que aparecen de pronto y se van, no se olviden de contar alguna experiencia de lugares amados, o de recordar esos lugares aun sin experiencias.

Me acuerdo de ti, Baldemar, ¿cómo estás?

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

33 respuestas a “Todo está como era entonces”
  1. Joise Morillo dice:

    No Mora, mis recuerdos no son tan lindos, en otro post entregué algo de ellos.

    No obstante, ya que suele ser de muy alta divergencia de opiniones, unos con y otros, no con respecto a que creer, soy bautizado cristiano, creo, más bien por moda, por placer –la compañía donde trabajaba mi padre me regalo la fiesta y todos los pormenores del bautizo- u otro sentimiento ignorado; que por convicción religiosa de mis padres y parientes, excepto mis abuelas y bisabuela de parte padre quienes tenían sus propios altares armados en una esquina de la casa y rezaban el rosario todas las tardes.

    Comulgue sin que nadie se diera cuenta, solo por inquietud y para estar a la par de mis amigos de la cuadra a quienes le hacían tremendos agasajos, luego pasando los años y mudándome a diferentes lugares en mi ciudad, senté bases en San Miguel, pertenecía a un grupo de chicos todos estudiantes de bachillerato, entre ell@s cantantes y monaguillos, nuestra grey era de lo mas policroma en el sentido del poder adquisitivo, menos desposeídos –más bien clase media baja, media-media y media-alta, finalmente el 60% salió profesional, pertenecíamos a la legion de María, Presídium “Reina de los ángeles” de la parroquia La sagrada Familia, yo era más adepto a cotorrear Doncellas que aprenderme el Credo, sin embargo dure alrededor de 10 años en ese menester, mas aun porque teníamos un grupo de rock financiado por la Curia que actuaba todos los sábados y domingos en la misa de la juventud.

    Mi líder espiritual es Jesús de Nazaret, mas por su virtud que por cualquier otro dogma radical no obstante, ninguna religión goza de mi despreció, mas aun si ella tiene como lema, unir antes que discriminar –que es el verdadero espíritu de las religiones, considerando su etimología- la que comulgue poco en esto, tiene menos puntos para mi entender, mi primera novia, a los catorce, me acuerdo, con el beso casi me fracturo los dientes. Empero poco me atrae pasear frente a la casa de mi primera “ex” ni por la de mi segunda y tercera, ETC, ETC,ETC.

    Con mi esposa me case por lo civil, y llevamos treinta, y quien me diga que me case por la iglesia, lo relleno de verdades que a lo mejor no le han profesado. Pues si mi querida Mora, un día soñé que el laboratorio donde yo estuve trabajando dos días antes de tomar mis días de descanso; se había incendiado. Se lo conté a Olga, ella me dijo ¡mi alma Joise, que disparate! No hable más del asunto, paso una semana, y llame para enterarme como concurría todo en el campo, cuando pregunte por mis colegas me dijeron se fueron y que la cabina había tenido un accidente tres días antes, que tipo-pregunte- ¡se incendio! contestaron.

    ¿Bueno no es muy lindo verdad?

    Lo demas, teneis razon, todo esta como era antes -en Santa Fe- Aqui, en mi terruño, tambien (+) la intranquilidad, inseguridad, desabastecimiento, restriccion de expresarse, expropaciones, insulto a la disidencia, control de cambio. Un fastidioso discurso soes diario. Y, parad vos de contar.

    Os ama
    Joise

  2. Fabu 11 dice:

    Tu historia Mora, me lleva al recuerdo, al mío.

    Tenía diez años y mi abuela vivía en su hotel al lado de una casa, con fantasmas, ratas, muebles, adornos, cuadros, polvo, libros, vestimentas, juguetes, etcétera, todo muy antiguo quedado en el tiempo como entre los años treinta y cincuenta.
    Una vez vi la fecha en una revista de disfraces, que era inglesa y decía 1930.
    Con mis primos, todos niños, entrábamos a esa casa abandonada y “embrujada”, por la terraza del hotel, para saltar al techo contiguo, y comenzar nuestra gran aventura.

    En éste momento, ninguno de los dos lugares que nombré existe más.
    Ni la parra de cien años…

    Un lindo é innolbidable recuerdo.

  3. Mora Torres dice:

    Fabu, ya pasó medianoche, así que, ¡feliz cumpleaños!!! Como ves, no me olvido de fechas esenciales…

  4. Joise Morillo dice:

    Felicitaciones “Fabulita” ¡que sigais cumpliendo todos los años del mundo! sois una cancerina, hermoso, poco dociles, muy estables, y emprendores; proximos a la nobleza de los leonidos.

  5. lian balladares dice:

    muy buen artículo y eso me recuerda que en el sitio donde resido, existe una casa que el dueño murió y la familia la ha alquido varias veces, dicen que lo ven caminando y haciendo ruido, bueno es creible, ya que todos los que han vivido allí, salen abruptamente de la noche a la mañana, se desintegran las familias y hasta muertes han habido. no se si es casualidad, pero muchos asguran que es espíritu del difunto que mles causa esas desgracias. yo si he podido ver, que a veces las luces estan apagadas y de pronto el porche se ilumina y no hay personas dentro. bueno puede ser fallas de la electricidad o un bombillo medio dañado que de pronto hace buen contacto, lo que si es cierto es que ho hay familia que viva allí que tenga un final feliz. en los actuales momentos está ocupada y la pareja vive en constante desaveniencias, aunque disimulen lo contrario.. están de mal en peor cada día, ya que han tenido varias separaciones y hoy en día están pasando por una… siempre se ha dicho que es el espíritu que ronda que no quiere intrusos en su casa……

  6. Karli Rodríguez dice:

    Dificílmente las cosas y lugares en mi país permancen de la manera en como las conocí de pequeña…
    Crecí en una colonia que fue, en su momento, uno de los mayores proyectos de construcción de vivienda del gobierno de turno. Tanto así que está dividida en sectores con cientos de edificios de 4 plantas cada uno (muy pocos de 5 pisos y de 2). Mi sector era bastante “resguardado” en el sentido que estabna un poco separado de los demás y por lo tanto era super tranquilo (aún así no nos dejaban “correr” a nuestras anchas con mi hermana jejejeje).
    Yo vivía en una de los departamentos de esquina de una segunda planta y recuerdo muy bien como era en ese entonces mi entorno: las personas de la primera planta utilizaban el área verde frente y tras sus apartamentos para hacer sus jardines y aunque la mayoría los tenían ncerrados dejaban que algunos niños y niñas (entre ellos mi hermana y yo) entraramos con la única restricción de no cortar flores u hojas de las plantitas… confieso que respetábamos las flores (… a veces) pero las hojas… las hojas eran nuestros ingredientes preferidos de las “comiditas” que preparábamos!!
    Otra de las cosas que me gusta evocar en mis recuerdos son los pinos, los maquilishuats y los almendros que poblaban las áreas verdes entre los edificios, me encantaba recoger las agujas y las piñas de los pinos para utilizarlos de diversas formas cuando jugaba o para fines menos nobles como “puyar” con las agujas a mi hermana y sacarle respingos (jejejejeje)
    Hasta teníamos un apartamento “embrujado” en la 4ta planta de mi edificio (¿cuál será el vínculo entre niños y el misterio?), nos animábamos a subir en grupo y llegábamos frente al apartamento en cuestión para salir corriendo en plena gritadera al menor ruido que escucháramos 8que muchas veces era hecho por nosotros mismos). O a veces nos animábamos a espiar bajo la puerta para tratar de ver “los pies de los fantasmas que andaban ahí” o ver “a la niña que tenían encerrada por mla portada”. La verdad era que los dueños habían dejado parte de sus muebles en el apartamento y mientras viví ahí nunca lo alquilaron… el motivo era desconocido y era parte del “embrujamiento” que nos inventamos jejejejejeje
    Hace ya vraios años que nos mudamos de vecindario pero el apartamento quedó al cuidado de una de nuestras amigas de infancia (quien era parte del grupo de niñas con el que jugábamos jejejeje) y siempre la visitamos ya que para nosotras es como una hermana de alma (ya que no de sangre) y siempre que llego a la colonia noto la gran diferencia que hay: el maquilishuat frente a mi edificio fue cortado, así como los pinos. Los jardines murieron con la ausencia de los dueños originales y ahora se han convertido en una tierra donde ni la hierba silvestre crece. Los pasillos desde la segunda planta hasta la cuarta, tienen portones lo que hace que sólo si se conoce a las personas que viven ahí se pueda entrar…
    Y el “apartamento embrujado” perdió su misterio desde que fue alquilado…
    Mi colonia, la de mi infancia y adolescencia, sólo existe (tal cual) en mis recuerdos…

    PD. Feliz cumpleaños Fabu, que tu vida esté llena de alegría siempre!

  7. maria jose lopez dice:

    Un pequeño pueblo,situado en un hermoso valle.Sus casas hechas de adobe y piedra,con pequeños ventanucos de madera que apenas dejan pasar la claridad del dia.Las paredes fachadas e interiores
    pintadas de cal,un blanco inmaculado que refleja pureza,dando la bienvenida al desconocido.
    El silencio irradia paz y sosiego a sus habitantes,en el duro y frio invierno al cobijo de la lumbre,se
    escucha el gemido del arroyo,con la misma corriente que fluye dia y noche por mis venas.
    Con la llegada del verano,las golondrinas hacian sus nidos en las crepitosas y viejas maderas del
    techo del portal.Alli sentadas siete chicas hablaban,organizabán como en anteriores ocasiones su
    entrada a lo desconocido,en esta ocasión iba a ser distinto.
    Caian las sombras en el pueblo,las siete amigas caminarón en silencio hacia un lugar,cercano a la
    tierra santa donde no existe el dia ni la noche,no hay formas ni colores y no se oye una palabra.
    Donde se extiende el cielo para que el alma vuele ligero.y descansan aquellos que quisimos y un dia se fuerón.
    Se sentarón en el suelo de cemento formando un circulo,colocarón los pedazitos de cartón(en cada
    uno escrita una palabra del abecedario),en el centro unas velas blancas y un vaso de cristal.
    No soplaba ni una brizna de aire,esparcidas por el suelo,bolsas vacias inertes.
    La más mayor del grupo sacó del bolsillo una caja de cerillas,de la caja una cerilla que al rasparla
    sono el chisporreteo al encenderse.La aproximo a las velas,que al encenderse proporcionarón al
    ambiente un halo de luz..El silencio era estremecedor,la concentración de sus miradas en el vaso
    intensa y a cada minuto se intensificaba con más fuerza.Era el momento de comenzar,como
    siempre con la misma pregunta.El aire empezó a silvar,primero suave despues hacía bailar y
    revolotear las bolsas que antes yacian en el suelo,sobre las cabezas y alrededor de las siete chicas
    sentadas.A los pocos instantes el aire soplaba con más fuerza y movia las bolsas con más impetu,
    pero los trocitos de cartón no se movierón y las llamitas de las velas no se apagarón.
    ¿Cuánto tiempo transcurrio?Quien sabe,tal y como comenzo se termino.Las siete chicas aquella
    noche conocierón la verdad que encendio en sus almas la luz de la razón.Las estrellas forjarón con
    su luz las sombras,pero la mia la llevare en el pecho.Un secreto por y para siempre.
    Maria jose lópez

    Mora mi más sincera felicitación y enhorabuena por tu recien llegada nieta.Un `pequeño nuevo ser
    que viene al mundo,viene cargado de bendiciones para todos aquellos que lo esperan con los
    brazos abiertos.

  8. Freddy A.D. Ponce dice:

    Del Bonzo

    Bonzo era uno de los apodos que mi ex-esposa me pusiera en nuestros largos y dichosos anios de noviazgo. Mira que casualidad más linda… Tu propuesta de hoy me llena de maravillosos y dolorosos recuerdos. Maravillosos como el de Bonzo y dolorosos, porque ni ella ni mi hija mayor, ya no están…

    Del otro

    Desde hace algún tiempo atrás me estoy atreviendo a escribir en otros idiomas diferentes a mi lengua materna. Algunos, como este que se relaciona con tu romántica propuesta de hoy, no pude traducirlos al espaniol. Talvéz alguien quisiera darme una mano. o dos?

    The time will come when
    the other one on the mirror
    will tell me about my dreams.

    How some of them have blomed
    as other vanished in the dust of the way;
    but, where did I lose myself?

    The time will come
    to be reunited with the fighter
    telling feelings which still are inner…yet.

    [Fue escrito exclusivamente en el intento de re-encuentro conmigo mismo].

    De tu simbolismo

    Hay un aspecto simbolico en tu relato del escudo y que todo sigue igual, por lo menos muchos de los “indigenas”, en estos 500 anios. La mayoria de los americanos nativos sigue forzada a contruir capillas y castillos para reyes extranios y opresores, acosta de sus propias vidas, suenios y cosmo-visiones.

    De mi deuda

    Mil gracias por lo inesperado de tu saludo a los que, como veletas, aparentemente aparecemos y nos vamos. Creo que muchos estamos presente ahi, como fantasmas, observando y absorviendo energia del flujo -casi siempre- mágico de tu pluma… y sus subsidiarias. Me he prometido a mi mismo regalarme con un tiempo dedicado a tus propuestas y a ustedes; y por lo tanto, al re-encuentro con el otro, que, en no se que vereda de la vida, se perdió…

    Fraternalmente,
    Freddy

  9. Freddy A.D. Ponce dice:

    Cuando era joven (cien anios atras) soliamos cantar y bailar un “bailecito” en honor, en este caso, de la cumpleaniera. Dice asi:

    Del cielo bajó una palma coronada de matices
    con un letrero en que dice: Que cumplas anios felices! (bis)

    Tus amigos te deseamos, con toda sinceridad:
    Largos anios de ventura y mucha felididad! (bis)

    [Estrilllo:]
    Ay…querida Fabu…
    es tu dia…
    Cuantos anios has cumplido…
    Ay Jesus Maria…!

    {Zapateada:]
    La, la,la….
    la, la….
    Que cumplas anios felices!

    Del “Bailecito”

    El ritmo es similar al de la cueca boliviana o chilena, que nos retro-trae a la samba argentina y a la marinera peruana. Es una danza obviamente de origen Europeo o introducido por ellos, pero que toma raices en Bolivia y el norte de la Argentina. Siempre es cantado y acompaniado por charango, quena y tambor -guitarra y bombo en sus versiones de neo-folclore- la letra es de contrapunteo o jocosa y tierna.

    [Hoy, he visto coreografias populares similares en Ingalterra, Turquia y Grecia como una reminiscencia de su folclore antiguo].

    Se baila en pareja o en grupo de parejas. Hombre y mujer hacen graciosas figuras con un panuelo en una mano, en lo alto. El hombre con el otro brazo en la espalda. La mujer, coge la falda con la otra mano y la mueve coquetamente, en un juego sensual…

    No tiene la gracia, alas al viento, de la cueca, samba o marinera…su magia sensual es más rigida y, a mi gusto, mas elegante…

    Fabu: Si me mandas tu número de teléfono a mi correo electrónico te llamo y te lo canto…como suelo hacer en honor de mis familiares y amigos en la distancia…

    Fraternalmente,

    Freddy

  10. maria jose lopez dice:

    No quiero despedir el dia de hoy,sin felicitarte Fabu.
    Tú escribes y me permites que yo lo lea,hemos creado un pequeño pero maravilloso vinculo.Un pedacito de tí llega a nuestros corazones.
    Muchas felicidades Fabu

  11. Fabu 11 dice:

    Gracias Mora!
    Gracias Joise!
    Gracias Karli!
    Gracias Freddy! Buenísimo el bailecito
    Gracias Maria José!

    Ayer lo festejé y lo pasé muy bien.
    les mando un beso

  12. Júdith Mora V dice:

    FELIZ CUMPLE FABU… tarde, pero heme aquí jeje… me alegro que la hayas pasado super… besitos.

    Morita, gracias a ti cariño, me encantan tus temas, tu humanidad, tu virtud de persona… Besos muchos.

    Luego vengo a opinar del tema, ando apuradita en estos momentos.

  13. Iván Salazar Urrutia dice:

    Fabu, ¿quién iba a sospechar que un día del año era para tu cumpleaños? ¡si pareciera fuera al revés y todo el año celebraras tu vida!
    Pero, bueno, si son sólo 24 horas, que sean bien regadas, regaladas, engalanadas, por siempre recordadas.
    Que lo vivido sea sólo un suspiro, como quien dice un apronte, para aquello maravilloso que está aún por ser vivido.
    Un abrazo de éste, tu amigo
    VANCHO

  14. Baldemar Chacon dice:

    Gracias Mory, y me uno a la felicitacion hacia Fabu

    Me parezco a las estrellas, un signo de debilidad en ellas es que crecen y es cuando estan colapsando.
    Tan pequeños como cuando nacemos y alli en ese pequeño espacio contiene todo lo que somos y que podriamos ser, ahora yo lo estoy viendo asi. cuando crecemos nos debilitamos y perdemos de muchas maneras la esencia de antes solo para abarcar mas espacio nos raleamos, como aquel dicho que dice que no aprieta nada el que mucho abarca.

    De ahi que no todo esta como era entonces, ya los colores no son tan intensos, ni la musica suena tan armoniosa, ya las palabras no son una aventura a veces, ya no emocionan y aquel viejo poeta parece un voceador de malas noticias, !ah nada parece con sentido!

    Ni las suaves manos de primer la mujer que me sostuvo cuando era densamente feliz con todo y llanto, una sonrisa y un tierno susurro incomprendible de amor, ahora carga conmigo en el regazo de su alma.
    Ya los viejos no viven sus sueños juveniles y no cuentan sus historias, hay olvido en una mirada cerrada por los parpados caidos. no era asi entonces.
    No encuentro los zurcos donde esparcir la semilla, solo duro concreto gris, asi ¿como han de vivir?
    Ya no veo, como cuando niño, las hileras de vagones del tren pasar arrastrando una pesada carga, solo veo.
    Solo siento las hileras de mis pesadas penas arrastrarme hacia lo que ya no es, un sueño, una lucha, mi afan de crecer y crecer como una estrella a punto de explotar y de esparcirse en el universo y ser polvo cosmico que viaja entre la obscuridad.

    He pintado las paredes de mi cuarto tuve que desenpolvarme de mi tristeza antes que a la pared
    antes de explotar debo ser, solamente existir.

    Un abrazo a todos. Les quiero

  15. Joise Morillo dice:

    Buenos dias a todos, especialmente a vos, Mora, pues, me voy a tomar vuestro permiso
    para dedicar lasiguientes frases a Don Freddy y muy sutilmente a don Baldemar.

    Luchare por vos por mi y por los otros

    Sin LLamas

    No os apresuréis en decidir vuestra teleología
    Si no habéis reflexionado en vos mismo
    Si no habéis dedicado, momentos y espacios
    En función de la obra de vuestros difuntos.

    Considerad en vos, vuestras propias debilidades,
    Alcances, limitaciones y, podréis, salvándoles
    Acabar la obra de los desaparecidos en el polvo del camino.

    En tal medida, no será necesario que otros
    Dibujen vuestras desideratas, que sin más
    Deben ser, en vez de soluciones, ¡aciertos! Y siempre,
    En función del bien de vos mismo y de los que quedan.

    Tanto en la elevación del espíritu
    Como en el devenir y lo perecedero.
    Habiendo concluida vuestra reflexion, veréis
    Ese otro vos, en suyo propio reflejo.

    Diciéndoos: ¡lo hicisteis bien!

    Entonces, continuareis la obra de ellos,
    ¡Vuestros amados guerreros! Quienes, seguro, con su anuencia,
    Esperan continuéis vuestra propia lucha y, triunfando al fin,
    En su momento, no necesitareis mas esperanza.

    Ya os llegara el día; a ellos y a vos, de comulgar en Paz
    Nuevamente.

  16. Joise Morillo dice:

    Os ama

    Joise

  17. Jose Itriago dice:

    Qurida Fabu:
    Muchas felicidades.
    Que te llenes de alegría.
    Un beso
    José

  18. Freddy A.D. Ponce dice:

    Pongo en consideración algunos de mis recuerdos de ninies y primera juventud:

    A tiempo de entregar el borrador de este perfil me invade las sensaciones de cuna y abandono de mi Churupampa, en Chuquiago Marka (La Paz, Bolivia), la Goyzueta, o Calle del Pecado, rescoldo atribulado de bohemios trasnochados.

    Recuerdos de rojos púrpuras y azules ultramarinos contrastando con suaves grises y ocres de Jichuraya, la primera escuela campesina, donde bailamos al inaugurarla al son zamponas, tark’as, quenas y tamboril aymaras, que te dejan, literalmente, sin respiración. No sólo por la altitud (4.000 m. sobre el nivel del mar) y las inteminables vueltas de los huayños y cuecas, sino y sobre todo, por que su sonido -muchas veces pentatónico- se te queda en mitad del pecho, te eleva al vacio del silencio y te deja caer en ese abismo sin fondo del arte altiplanico, inconmensurable, telúrico, inalcanzable.

    Sabores profundamente dulces de los frutos directamente cosechados de los árboles de duraznos ulincatis, almendrillos y hasta algunos burros de corazón ágrio y colorado. Me recuerdo trepado a los casi centenarios árboles, atacando, navaja en mano, a cuanta manzana, pera de agua o apetitosa peramota se me presentara en ese profundo valle de Zapahaqui, camino del Luribay; bajando de Vizcachani –que conjuntamente el Ayanpitín argentino, serían los sitios arqueológicos más antiguos del continente americano [30.000 a.C. (¿?)]-. Nunca más en mi vida he vuelto a comer con tanta abundancia, con tanto lujo. Nunca más he sentido ese infinito dulzor de los choclos de Zapahaqui, de dientes pequeños, tiernos y lechosos; crecidos en su tiempo, a su ritmo, sin la impaciencia del mestizo, desconociendo abonos químicos, endulzado hora a hora, día a día por su acariciante sol, dador de vida, nuestro querido INTI. Mi Sapahaqui siempre amenazado por su indomable rio y sus mazamorras devastadoras. Campesino bravo el de Zapahaqui, fiero defensor de su minúsculo terreno, re-creador de vida entre los faldones inermes, casi verticales, de sus cerros.

    Vienen a mi, con sus fragancias de selva, las canciones de Coroico, otro valle aymara, afro-aymara. Zumbar de sikus y zamponias, entre sikil y sikil, acunado entre quichir y quichir, acullicando su poesía verde, verdeando su cultura de mestizos aymaras, negreando el tunduqui y el caporal…

    Freddy A. Delgadillo Ponce Hull, 2005 / Hoyland, 2010

  19. Freddy A.D. Ponce dice:

    Gracias Joise!
    Me siento muy honrado con tu dedicación

    Fraternalmente, Freddy.

  20. Freddy A.D. Ponce dice:

    Baldemar: He disfrutado con cada una de las imágenes de tu trabajo.

    Gracias por hacernos participes de tu ser y sobre todo por expresarlas de esa manera, para mi, accesible y bella.

    Un abrazo de Jucumari (oso andino),
    Freddy

  21. gladysmir camacho dice:

    En verdad me gusto mucho la publicacion sobre “Todo esta como era antes” ya que esa lineas reflejan la realidad del ser humano,ya que hay lugares que nos dejan gratos y tal vez no tan gratos recuerdos, asi como un perfume, un detalle, una palabra,etc…hay muchas cosas que hacen volver nuestra mente hacia aquellos momentos que ya hemos compartido, que muchas veces queremos olvidar pero son imposibles de borrar porque forman parte de nuestra vida.

  22. Osvaldo Bonini dice:

    Patero, quesito de cabra y una tabla de fiambres ahumados cordobeses. De postre: alfajorcitos de dulces serranos.
    Sentada en la galería de la callecita de Los Cocos, sueño en tu festejo, Fabu, amasando, dedicada, la vida de tus manos y el corazón de tu sonrisa. ¡Salud!

  23. Osvaldo Bonini dice:

    Sí, Morita, ¡¿cómo no saberlo!? Y también viajan con nosotros, esos fantasmas, por donde andemos. Si no, ¿cómo se explica que revivan en la piel con tan solo llamarlos, estemos donde estemos?
    Es un hermoso relato, Bonzo y tú, tú y Bonzo, Olegario, Cecilio,…el convento… el parque… el Padre Rincón…
    Gracias por traerlos, Morita.
    Me gustaría detallar un poquito la historia de todo esto, de Santa Fe, del convento, para que la conozcan mejor. Luego intentaré llegar a un cuento de la infancia.
    Resulta que Santa Fe fue fundada en el año 1573 en un lugar llamado Cayastá. Para sus habitantes era difícil sobrevivir a los ataques continuos de los indígenas de la región. Tenía mucho que ver esa ubicación geográfica, por lo que entre los años 1651 y 1660 tuvo lugar su traslado al sitio actual, a orillas del Rio Grande del Salado, con su nombre definitivo: Santa Fe de la Vera Cruz. Para ese traslado intentaron copiar la distribución original de las construcciones y así fue que el templo de San Francisco de Santa Fe se asentó con una edificación de adobe y paja, para luego, en 1670 comenzar la construcción de lo que es el Convento actual.
    Mora dice que su construcción fue casi mágica, y es muy cierto. Fue terminada en 1680 y se dice que es el único en América del Sur construido de esta forma, en cruz latina, con cimientos de hormigón y paredes de tapia. Para hacer la tapia traían barro desde las barrancas de los ríos, la colocaban en pozos poco profundos y lo dejaban podrir mojándolo regularmente. Esa tierra podrida queda como limo para trabajarla en moldes, una vez que se seca queda como piedra. Estas tareas eran realizadas por los indígenas sirvientes y Franciscanos.
    La madera con la que fueron hechas las aberturas, muebles y tirantes de los techos se trajeron desde los bosques del Paraguay, por el rio Paraná, mediante jangadas pequeñas dirigidas por un Mayordomo. ¿Se imaginan, ¡cientos de kilómetros!? Eran colocadas en un lugar, junto a la construcción, donde se secaban y luego se cortaban y trabajaban a mano con herramientas muy rústicas de la época. Azuelas, hachas y cuchillos se utilizaron para ello y aquellos que las observan hoy en detalle pueden distinguir cada golpe de herramienta. La madera era cedro, lapacho, algarrobo, quebracho colorado, todas sumamente duras. Los techos, de tirantillos de palma, cañaverales atados con tientos de cuero de vaca, barro y teja española, los que actualmente se encuentran refaccionados; los tientos y las cañas y parte de lo demás se reemplazaron.
    Se cree, que en 1833, Darwin pasó tres días alojado en el convento, unos meses después de la colonización inglesa de las Islas Malvinas. Para entonces, el gobernador de la ciudad era el caudillo Estanislao López y Darwin registró en su diario lo siguiente, con respecto a él y a la ciudad: “Santa Fe es una pequeña ciudad, tranquila, limpia y donde reina buen orden. El gobernador López, soldado raso en tiempo de la revolución, lleva 17 años en el poder. Esa estabilidad proviene de sus costumbres despóticas, pues hasta ahora parece adaptarse mejor a estas regiones la tiranía que el republicanismo”. En el año 1825 se sucedió en el convento un hecho con un yaguareté que se convirtiera en leyenda y que también registrara en su diario.
    Sobre Cecilio Tolosa sé poco. Cuando se construyó el convento su urna no estaba ya que él murió en 1887 y fue enterrado en el cementerio de Guadalupe. Fue trasladada allí por otro gran personaje de la historia de la ciudad, Don Alfredo Bello, inmortalizando a Cecilio como un ejemplo de humanidad. Cecilio Tolosa fue un humilde cuidador de enfermos terminales y –lo curioso- devoto sepulturero de angelitos, cuyos pequeños féretros cargaba al hombro llevándolos al alejado cementerio. Murió en la indigencia y la ciudad íntegra le brindó una honrosa misa en su memoria.
    Como mencionara Morita en otras entradas, la ciudad de Santa Fe es denominada “La ciudad de las convenciones” y es ella cuna de la constitución argentina.
    Uy!! Espero no haberlos aburrido.
    Saludos a todos.

  24. Osvaldo Bonini dice:

    Bueno, para compensar, “Un poema de amor” de Nicolás Guillen

    No sé. Lo ignoro.
    Desconozco todo el tiempo que anduve
    sin encontrarla nuevamente.
    ¿Tal vez un siglo? Acaso.
    Acaso un poco menos: noventa y nueve años.
    ¿O un mes? Pudiera ser. En cualquier forma,
    un tiempo enorme, enorme, enorme.

    Al fin, como una rosa súbita,
    repentina campánula temblando,
    la noticia.
    Saber de pronto
    que iba a verla otra vez, que la tendría
    cerca, tangible, real, como en los sueños.
    ¡Qué explosión contenida!
    ¡Qué trueno sordo
    rodándome en las venas,
    estallando allá arriba
    bajo mi sangre, en una
    nocturna tempestad!
    ¿Y el hallazgo, en seguida? ¿Y la manera
    de saludarnos, de manera
    que nadie comprendiera
    que ésa es nuestra propia manera?
    Un roce apenas, un contacto eléctrico,
    un apretón conspirativo, una mirada,
    un palpitar del corazón
    gritando, aullando con silenciosa voz.

    Después
    (ya lo sabéis desde los quince años)
    ese aletear de las palabras presas,
    palabras de ojos bajos,
    penitenciales,
    entre testigos enemigos.
    Todavía
    un amor de «lo amo»,
    de «usted», de «bien quisiera,
    pero es imposible»… De «no podemos,
    no, piénselo usted mejor»…
    Es un amor así,
    es un amor de abismo en primavera,
    cortés, cordial, feliz, fatal.
    La despedida, luego,
    genérica,,
    en el turbión de los amigos.
    Verla partir y amarla como nunca;
    seguirla con los ojos,
    y ya sin ojos seguir viéndola lejos,
    allá lejos, y aun seguirla
    más lejos todavía,
    hecha de noche,
    de mordedura, beso, insomnio,
    veneno, éxtasis, convulsión,
    suspiro, sangre, muerte…
    Hecha
    de esa sustancia conocida
    con que amasamos una estrella.

  25. Fabu 11 dice:

    Júdhit, bella, gracias!
    Iván, bellas palabras, gracias!
    Baldemar, gracias!
    José, la alegría es importante, gracias!
    Osvaldo, tu imaginación es frondoza, gracias!

    En la reunión, mi amiga Magui, me agazajó con locro santiagueño, exquisito!
    De postre, mi amiga Analía hizo alfajor santiagueño, con masa rústica seca y dulce de leche con merengues en forma de conos húmedos por dentro y crocantes por fuera, delicia!
    Acompañamos con vino tinto, unos, y vino blanco dulce como el moscato, otros.
    Todo ocurrió, en Córdoba, con gastronomía santiagueña.
    Besos a todos!

  26. Osvaldo Bonini dice:

    Encuentro con el Yaguareté del convento.

    La clase estaba revolucionada y llena de algarabías de niños sin maestra.
    A Elida, parada en la puerta, poco le importaba imponer orden y silencio; ¡si hasta lo disfrutaba!, delatada por su sonrisa y miradas de deleite.
    De pronto golpeó las maños y dijo: -¡chicos, chicos!-, y se corrió hacia el escritorio a la vez que venía entrando Yolanda, la directora, junto a una señora, la nueva maestra que esperaban.
    -Les presento a Linda Zamora, ella será su nueva maestra-, dijo Yolanda.
    Ya habían quedado congelados al verla. El silencio que hicieron delataba la sorpresa. ¡Linda Zamora, para nada era linda! Era mayor, pálida, muy delgada y tenía dos lunares enormes peludos en su rostro, uno a un lado de su nariz de gancho, el otro donde se le podría dar el beso diario. Sus labios estaban pintados de rojo muy rojo con contornos desprolijos. Su voz era poco femenina y amedrentadora. Sus pocos cabellos gruesos y negros se enmarañaban en todas direcciones por sobre sus cejas tupidas y sus enormes orejas, también peludas.
    Ni los más atrevidos se animaron siquiera a sonreír.
    En su portafolio de cuero parecía llevar pocas cosas ya que colgaba delgado pero pesado. ¿Un cilindro de hierro, quizás? Tuvieron que salir del asombro a pedido de Yolanda quien les recordó decir: “buenos días, señorita”.
    Desde ese momento todo fue cambios, en todos los aspectos.
    Llegó el día de uno de los paseos habituales. Irían a visitar el Convento de San Francisco de Santa Fe donde además funciona un museo que contenía parte de la historia de la ciudad.
    Esos lugares son muy solemnes por lo que entraron y se comportaron acorde a ello. Ese respeto se rompió en parte cuando fueron recibidos, un poco más adentro, por un señor medio regordete de sotana; se llamaba Padre Rincón y les inspiró cierta confianza mientras los guió en el paseo. Pocos niños seguían a Linda y al Padre en sus conversaciones. Los más miraban y comentaban dispersos, como parte de un juego.
    Hasta que, desde una galería abierta, atravesando una puerta de dos hojas, entraron en un salón donde había una enorme y, por la sensación que inspiraba, pesada mesa; robusta.
    La atención se concentró cuando el Padre Rincón señaló con un dedo, con cierta pose y luego de un instante sutilmente misterioso, una profunda marca en la madera de la mesa entre otras muchas marcas de siglos, y dijo:
    -¿Ven esas marcas?- Se acomodó de frente, puso sus dedos en ellas y mientras imitó el bufido del felino y el arañón, lleno de suspenso, continuó:
    -Fueron hechas por un yaguareté-. Giró su cabeza con suavidad mientras los fue mirando uno a uno fijamente. Se incorporó y se deslizó ligero al frente de todos señalando la ventana del salón. Las cabecitas se dieron vuelta hacia ella. Comenzaron a sentir un temor incierto. Los ojitos se comenzaron a agrandar y el ambiente se puso tenso.
    -¡Por ahí entró el felino!… Hace mucho, la ciudad era pequeña y estaba rodeada de selva y montes casi impenetrables… En ellos había todo tipo de animales que vivían en estas regiones en total libertad… Había víboras… Había pumas… Había yaguaretés y gatos del monte.
    Cada pausa del Padre en su tiempo exacto. Los niños comenzaron a agruparse poco a poco.
    -El hermano José Pedrazo –prosigue- venía barriendo el piso, de allá hacia allá cuando el jaguar le saltó encima de sorpresa y le mordió en el cuello matándolo de inmediato.
    Mientras hablaba se acompañaba de ademanes aparatosos. La tensión fue aumentando a medida que el Padre Rincón avanzaba en la historia, y por su aplicada pasión, comenzaron a sentir que vivían la escena.
    -Atraídos por un grito, los hermanos José Curami y Miguel Magallanes llegaron y trataron de separar y echar a la bestia hambrienta. Lograron cerrar las puertas y las ventanas para que no siguiera comiendo a otros hermanos!
    Entretanto, iba cerrando las puertas y las ventanas imitando la pelea con el yaguareté, silla en mano. Los niños se compactaron a Linda. Unos tomados de sus manos, otros prendidos a su guardapolvo, otros a sus piernas. Los brazos de Linda se sintieron decenas que abrazaron a cada uno, protegiéndolos.
    -Pero se los comió a ellos también… Tuvieron que llamar al alcalde de la ciudad, Don Urbano de Iriondo, y levantar una parte del techo… –mientras lo señalaba, las cabecitas se irguieron hacia arriba- y entonces… Don Bernardino Rodríguez mató al sanguinario animal de un tiro certero. ¡Buuummm! –mientras hacía que apuntaba y disparaba el arma.
    Estaban al borde del llanto de pánico cuando un único niño se separo de la protección de Linda y del grupo, haciéndose lugar entre angustia y desesperación. Deslizó sus deditos acariciando suavemente los supuestos arañones en la mesa. Todos lo siguieron, observándolo.
    Miró al Padre Rincón, y se rieron con él.

  27. Baldemar Chacon dice:

    Joise no hay palabras, un emocional silencio Freddy

    Ella me ha dicho que nunca se irá,
    que no estaré solo.
    ella que ya no camina,
    me ha dicho que me acompañará,
    aun en mis prisas
    y en mi tiempo ausente
    como cuando hoy,
    no me encuentro.
    no busco el camino,
    solo.. porque tampoco la veo.
    Ella que ya no rie,
    a veces la escucho, cuando lloro
    y me dice que no,
    que no hay razon para llorar.
    no es una derrota vivir,
    pero no veo sus huellas en el suelo,
    solo un susurro que pliega el tiempo,
    entonces:
    allí está, como ha estado siempre…
    Sonriente. Pero,
    el crepusculo y mis ojos
    la lluvia, mi mirada.
    -madre, está…
    está terminando el dia
    y la lluvia.-
    -Es cierto mijo
    el dia muere, mañana tambien morirá
    ¿que harás?-

    Allí donde estás madre, este tu hijo te ama y puedes estar orgullosa de mi, como yo lo estoy de tu lucha. Te siento cada dia en mi corazón, que se aferra a la esperanza de seguir tus nobles pasos, que me esfuerzo por ser humilde como tu mirada, fuerte como tu espiritu. Talvez no leas estas palabras, pero yo se que las escuchas.

    Mora, Como quisiera Que todo fuera como era entonces. hace un buen tiempo cuando no marcaba los dias, los años, ni los daños. Puede que aun no salga de mi letargo, pero les aseguro que lo haré. Hoy estoy vivo, he empañado el espejo.

    Les quiero mucho.

  28. Joise Morillo dice:

    Vosotros sois la iglesia

    Trocare todo lo que poseo
    por vosotros
    no apagare la luz que alumbra un camino
    nuestro y vuestro
    dedicare los momentos y los espacios
    en vosotros
    aun cuando mi debilidad
    refleje angustia genuflexa
    viviré por vos
    luchare por vos
    pondré mis palabras
    aunque sea en un amarillo folio
    esa es mi arma
    esta es mi alma
    este, un espíritu que no tiene
    dueño, sino el mundo
    el Universo
    no quiero veros llorar
    por pan, menos por amor
    no quiero percibir vuestro temblor
    mientras, parto en dos mis cobijas
    arropaos conmigo
    calmad vuestras ansias de poseer
    con sabiduría
    esa, ¡esa!
    ¡es la verdad!
    de los vivos, la que fue de los muertos
    y mientras, la saga de los profetas
    reclaman dignidad
    me regodeo sin humildad
    mas, con un firme propósito
    besar una bondadosa alma
    que creada de la sabiduría que aprendisteis
    me premia dejándose palpar
    entre los desposeídos
    enseñarlos opulentos, comprender a los locos
    limpiar a los sucios, curar los adictos,
    conocer los que no se nombran
    y tientan con sus dedos
    las llagas de los perros
    hambrientos
    de los niños de la calle
    y las aguas benditas
    en las iglesias
    ¡los pueblos!

    Os Ama

    Joise

  29. Juan Antonio García dice:

    Querida Mora Torres, me encanto ese artículo, tan lleno de paisajes y momentos muy gratos en tu vida. No cabe duda que ¡¡recordar es volver a vivir!!, y es cierto, vinieron a mi como en cascada un cúmulo de imágenes llenas también de gratísimos recuerdos, creo que de alguna manera tenemos muchas cosas en común, como el hecho de ser muy sensibles y captar todo lo que sucede a nuestro alrededor. creo caemos en aquellas personas que somos costumbristas (espero no decir una herejía). ¡felicidades! y espero pronto compartir contigo algunos otros momentos tuyos o míos quizá tan plenos. Saludos. Juan Antonio

  30. maria jose lopez dice:

    Baldemar tus palabras son bellas,porque irradian belleza y amor,son puro sentimiento.Me he conmovido y emocionado al leerlas porque han calado en lo profundo de mi ser.
    Perdi a la persona que me dio la vida,que me llevó dentro de si nueve meses,que luchó durante cinco años por verme feliz..Que me dio su dulzura,su amor sin limites,su protección,su sonrisa .A pesar de sus dolores de su enfermedad,siempre se desvivia y se preocupaba más por los demas que por ella misma.Erá y sigue siendo querida porque sembraba amor incluso en tierra hostil esteril.A mi se me engrandece el alma,se me ensancha el corazón y me llena de orgullo de que sea mi madre.
    Me duele que mis recuerdos son escasos,en muchos momentos hurgo en mi cerebro,buscando cada
    minuto de mi infancia y el muro de mi temprana edad es infranqueable.Sus huellas dejarón de marcarse en el suelo y su corazón dejo de latir cuando apenas yo tenia cinco años.Busque una
    mirada de comprensión,solo un consuelo para consolar esa pena amarga,la confusión habria un
    crater en mi mente.Buscaba lo que sentia dentro de mi que me faltaba,que ya no estaba.
    Me sentia sola entre la multitud,soledad solo eso es lo que me rodeaba y un pensamiento que me
    golpeaba bravamente la mente,como las olas de un mar embravecido golpean las inmoviles rocas,
    de una superficie arida,desierta,llena de polvo y arena.
    Sentia ganas de huir,de perderme en lo infinito,de no volver a despertar.Como el pajaro herido que
    no sabe porqué su ala sin sangrar se abate de repente
    Con los años he aprendido a quererla y apreciarla cada dia más,porque se que siempre está a mi lado,sin yo verla.Noto su presencia y su fortaleza que me ha ayudado siempre a seguir viviendo cuando mis fuerzas flaquean y el color de la vida se desvanece.
    Se que ella no quiere que me entregue a la amargura y al dolor,aunque en muchas ocasiones caigo
    ella siempre esta ahi para ayudarme a levantarme.
    El señor del amor y de la vida que apuñalo a la muerte con su muerte, nos ha puesto en el mundo
    para que busquemos y seamos felices.Seguramente has disfrutado de algunos momentos muy felices,que has pensado y has sentido ganas de decir: ahora quisiera vivir infefinidamente,esto deberia durar siempre.¿No es eso la eternidad?
    Tendras por siempre aquello que hayas hecho tuyo y hayas amado.No hay mas eternidad que la del
    amor.El amor libera de la soledad,aunque siempre hay dias malos,como por ejemplo yo hoy,que
    siento incierto el presente y lejano el futuro.Piensa que siempre hay un mañana esperandote.
    Me gustaria dedicarte estas palabras:
    Cuando estes preocupado y triste,y necesites algo de cariño dulce,y nada,nada te vaya bien,puedes
    contar conmigo,para iluminar hasta tu más oscura noche.
    Cuándo el cielo sobre tí,esté triste y lleno de nubes,y ese viejo viento del norte comienze a soplar,
    manten tus pensamientos juntos,yo he de juntar luna y barro,guitarra y camino,de estrellas me visto
    y te digo:puedes contar conmigo.
    Aqui tienes una amiga.(Seria un privilegio,un honor, y un regalo para mi ser tu amiga).
    Muchos besos a todos ,de esta que os aprecia:
    maria jose


Trackbacks

  1. Noticias Argentinas
  2. Noticias Argentinas
  3. Elektrische Zahnbuerste


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom