Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Best seller

Escribir un libro que se llame Best seller (…el mercado del best seller de ficción narrativa…) es una buena idea en términos de negocio: en la tapa aparece ese nombre y es garantía de que lo compran muchos (Lolita).

Puedes, sin necesidad de gastarte mucho, mezclar allí relatos de sueños -los que nos cuenta todo el mundo (José Pulido: La Circunvalación Poética)- con recetas de cocina, fórmulas de alquimia casera y de salud; mezclarlo con poemas “especiales” -quiero decir, que puedan servirle al lector para ocasiones especiales- y cuentos eróticos, y cuentos de hadas, y consejos de belleza (Belleza)… Autoayuda (La princesa que creía en los cuentos de hadas), yoga, gimnasia, psicoanálisis improvisado e improvisaciones sobre cómo escribir un diario íntimo que pueda ser leído por otros, por ejemplo; fórmulas sobre cómo escribir cartas de amor, de odio, de pedido de empleo (La mujer mayor de 40 años).

También capítulos con estos nombres, para enviar a revistas femeninas (“Ojos”, la revista parlante): “Los lápices de labios”, “El perfume”, “Los objetos deseados”, “Los zapatos”, “Accesorios para la mirada”, “Las vitaminas” (hablar también de “las del alma”: el amor, la pasión por las estampillas, etc.). Ya mismo empiezo con el primero.

Los lápices de labios

Es indudable que estos objetos en nada se asemejan a, por ejemplo, un par de zapatos. Ya sólo el hecho de que se expendan casi sin excepción por unidades exime de mayores comentarios sobre una inexistente afinidad.

El buen lápiz de labio debe ser, en primer lugar, un bello objeto. Se han conocido en épocas pasadas lápices de labios cuyo envase era un conito de oro trabajado por artesanos, o de plata finamente labrada. Sin pedir tanto, una señora debe estar atenta a la satisfacción de su primera mirada cuando pide, en la perfumería, tal instrumento de belleza. Las reglas -a veces pueden quebrarse, pero en muy artísticas ocasiones- norman que el lápiz debe medir no más de 2 cm de diamétro y de 8 cm de largo. Jamás una mujer admitirá un labial miniatura; tampoco esos objetos largos y lánguidos que son los labiales permanentes, que sólo traen para “embellecer” algo así como un betún opaco.

El color y el brillo dependen de factores tan diferentes como el tiempo, la edad, la estación del año, el tono de la piel, de los ojos, del pelo y de la ropa de la que lo usa, tanto como del tamaño de los labios y el estilo. Es un conjunto de factores que da tanto para un tratado de filosofía como para otro de plástica, y alguno de meteorología y moda.

Filosóficamente, la edad es una razón.

El tiempo que se ha vivido desde el nacimiento hasta la adquisición del labial es de estricta importancia.

Supongamos a una jovencita de 20 años…

No debería usar un tono rosa pálido, porque sofocaría el color natural de sus labios, seguramente más atractivo. Tampoco un rosa fuerte, porque es el tono que con seguridad usa su coqueta abu, quien desecha los rojos porque endurecen sus facciones y los colores demasiado claros porque la empalidecen y demacran. Un rojo no demasiado brillante hace un poco distantes las facciones y uno brillante las vulgariza. Un rojo amarronado dramatizaría la cara fresca de esta niña; el rojo lila debe ser usado por gente algo mayor, ya que la jovencita parecería en este caso propender a requiebros anhelar recibir; un labial que fuera sólo brillo transparente y realzara el color natural de la muchacha, sería tomado como indicador de soberbia juvenil por sus congéneres mayores. Es pues, en el caso de esta edad, absolutamente imprescindible prescindir de cualquier toque de color en los labios.

Repasemos ahora los labios de una mujer que llegó a los cuarenta años. Tensos, suaves aún, y sin arrugas, parecerían admitir cualquier tono. Es sin embargo importantísima la cuestión del labial en esta edad. ¿Rosa pálido? Ensombrece los ojos más radiantes. ¿Naranja? Sólo en caso de extrema palidez. ¿Los rojos? ¿Cuáles, los opacos, los fuertes, los cremosos o los perlados? Simplemente ninguno. Los rojos o hacen demasiado joven -y tonta- a una cara de cuarenta, o la envejecen…

Otra anotación para mi best seller clandestino

Se trata de recordar acontecimientos que siendo muy sutiles nos marcaron. Va un ejemplo:

Veneno

Cuando era muy joven leí un cuento de una australiana que trataba -no lo recuerdo bien- de un hombre que era juzgado por el envenenamiento de su mujer. Había un personaje -la señora de una casa elegante- que mientras servía el té bajo una glorieta leía el periódico donde se narraba el juicio y hacía comentarios.

No lo recuerdo claramente, sin embargo lo que dijo esta mujer extravagante a su marido en el atardecer de un cuento antiguo siempre me ha perseguido. Dijo que el acusado bien podía resultar inocente; lo que ella no dudaba ni por un segundo era que los verdaderos envenenadores eran todos aquellos (miles) que requerían detalles y precisiones y seguían apasionadamente todas las instancias del juicio, y ella misma, y su marido.

Instrucciones para escribir: que la mano nunca se detenga

El cielo lleno de estrellas me pide que la mano que esto escribe no se detenga para hacer una pausa

decir el cielo lleno de estrellas es situarme en el espacio y ya ha empezado a ser 30 de junio

de un año antiguo para quien hallare

-pronostico que estas hojas volarán y por un destino ciego serán halladas entre escombros dentro de mil años-

de un año antiguo para quien está juntando esta receta medicinal que cura de la juventud y la adultez y los ensueños y aun de la vejez pero que no es la muerte ni la eternidad.

Juguemos en el cielo de la página, comamos frutos rojos que nacen de las palabras o lloremos en el borde del papel por incendios escritos que consumen imágenes tan preciosas como nosotros mismos.

Hubo una detención; expío mi culpa confesándolo. Los ruidos de la noche cuyo silencio yo no alcanzo me distraen y me traen y me llevan por bordes del camino…

Era mi intención distraer a la página de su destino de enormidad absoluta o de abismo; juguemos en todos los bosques y yo callaré porque sí, debajo de un árbol que da sombra -dije al empezar: el cielo lleno de estrellas me pide que la mano que esto escribe no se detenga para hacer una pausa,,,

Envío

Hoy todo mi corazón va para Freddy Ponce, que nos confió los maravillosos poemas de su hija -perdón por ser tan terminante pero sí, son maravillosos, y únicos.

Las fibrillas de corazón que restan para todos ustedes, mis amigos, que ojalá hayan soportado con sonrisas mis instrucciones para escribir best sellers.

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

23 respuestas a “Best seller”
  1. Jose Itriago dice:

    Extraordinaria. Nada de lectura con sonrisas (salvo de satisfacción), antes al contrario, es un artículo muy serio y acertado, tanto desde el punto de vista comercial como en su contenido sobre el buen uso del lápiz labial. Estoy seguro que escribir un libro bajo el nombre “Best Seller” será un éxito de ventas.

    En cuanto al sorpresivo tecnicismo que emerge al dar dimensiones máximas de un lápiz labial, seguramente algún japonés lo habrá copiado para introducirlo en un inmenso manual de normas y procedimientos que abarque, en un tomo traducido en los idiomas y dialectos conocidos, las dimensiones de todas las cosas que pudieran ser hechas por el hombre, que incluirá (así son ellos, muy estrictos) hasta las líneas que puede tener una entrada en el Blog de Mora. Por mi parte, aun sin saber el para qué, copio aparte las dimensiones, en una libreta de normas que llevo siempre conmigo, porque juré que no le compraría a ése, ni a ningún otro japonés, semejante mamotreto dictatorial.

    Creo que debemos añadir un capítulo para enviar a revistas no exclusivamente femeninas. Excluyo las llamadas “masculinas” como Play Boy y similares, por no ser adecuadas para el intelecto y el buen gusto. Además, todas mis amigas me tienen prohibido que me someta a ese imperioso modulador de formas, que no se ven con frecuencia en el mundo real y menos veré yo, porque más que ayudar, corrompen la visión de las hermosas y disimuladas arrugas, las redondeces y en fin, el tiempo que hay detrás de cada real y bello cuerpo. Así que me refiero a revistas no exclusivamente orientadas hacia alguno de los sexos.

    Los temas serían “¿Cómo regalar un lápiz de labios a su amiga cumpleañera?”, el cual se resuelve siguiendo las normas de Mora, pero cambiando “comprar” por “regalar”, o algunos más complejos, como “¿Es el arte medieval un tema adecuado para una primer cita?, el cual delineo a continuación: .

    Aquí también “Filosóficamente, la edad es una razón.
    El tiempo que se ha vivido desde el nacimiento hasta la concreción de la cita es de estricta importancia.”

    En efecto, si la pareja es veinteañera, mejor es contarle algún otro cuento, porque cuando usted le señale que el objeto del arte de esos siglos era realizar una ofrenda a Dios, a los santos o a los difuntos, seguramente la espanta. Será difícil mantener una buena comunicación. La enfrió de entrada. Igual condición se da si la pareja es muy mayor. Puede sentirse aludida por lo de medieval y por lo de difunto. Si insiste en el tema y desea recuperar el calor perdido -quizás porque es el único que domina o por el simple deseo de retar el destino- tiene dos opciones: o se va directo al arte bizantino y empieza a dibujarle en la manos, en los brazos, en las piernas y donde pueda cualquiera de esas obras, cuadrito por cuadrito (claro, sin lápiz ni nada parecido, con la mano) o brinca al arte islámico, que casi por su inexistencia le permitirá salirse del entuerto rápidamente y si la persona no es islámica, puede recurrir a los manidos argumentos de bestialidades con la mujer y las gracias a Dios que tu no tienes velo, mi vida y por allí sigue -claro, si la pareja es mujer- en caso contrario, puede hablar del desastre de los eunucos y ya usted sabrá como sacarle brillo a las inexistencia de antaño versus los inventarios de ahora.

    Si la pareja está en la treintena, no pierda tiempo con pendejadas y váyase a un hotel.

    Si está en la edad ideal, entre los 40 y los 70 -me perdonan el rango, pero cada vez estoy más elástico- el tema es perfecto y da para una larga digresión, que si bien no es atinente al propósito deseado, se sobrentenderá que es un puente cultural, como para decir que ninguno es ordinario y que por lo tanto todo, entiéndase bien, todo, será comedido. No hay nada mejor contra los excesos que el Medioevo. Allí se puede extender en los mismos temas anteriores, pero con connotaciones muy diversas. El arte bizantino, Bizancio, Constantino, que termina de joder el imperio y Constantinopla, se acabaron las libertades por las libertades y cosas de esas que llevan, naturalmente, a un estado de deseo irreprimible de irse a otro y más conveniente sitio, previo pago de los tragos y visitas a los sanitarios para ambos sexos, retoques y pastillas.

    La parte de los eunucos no es recomendable, siempre alguien se puede sentir aludido y después no habrá magia que levante el espíritu. Mejor tratar del concepto religioso, la no perspectiva y todas esas cosas más que sabidas.

    La conversación debe ser de confirmaciones mutuas, o sea, no caiga en la trampa de estar sacándose debajo de la manga conocimientos que la otra parte no tenga, en mayor o menor grado, porque la cita se le puede convertir en una clase y esa vaina no la soporta nadie. Eso es más frio que cantarle un salmo gregoriano.

    Seguramente, durante la semana saldrán a flote otros temas y aprenderemos mucho de muchos, como siempre.

  2. Osvaldo Bonini dice:

    Interesante…
    ¡Que bella propuesta! Aporto un par de capítulos al libro Best Seller.

    Normas ISO 9000
    Leyendo, en realidad no comprendo a José cuando menciona volúmenes traducidos en varios idiomas de los señores japoneses sobre normas y procedimientos de cómo usar algo. Pienso que quizás ha comprado un microondas nuevo…
    Y eso de las normas y procedimientos no es cosa ligera. Pero –creo- no es invento japonés, es un invento de la comunidad económica europea para certificar todo producto. Yo mismo tengo en mi haber cientos de normas realizadas que, como es lógico actualmente, son necesarias en todo procedimiento operativo para describir el procedimiento lógico de los pasos necesarios para tal o cual objetivo. Si hasta tengo agradecimiento escritos por haber logrado la certificación correspondiente por parte de la institución que las otorga.
    Escribir una norma ISO 9000 es cosa seria. El objetivo de la norma en sí es cosa seria. Podríamos pedirle a nuestro Joise que nos describa, por ejemplo, que acciones se deben seguir para cerrar una válvula de alta presión en la industria petrolera. O, hasta mejor; un procedimiento de contingencias ante derrame de petróleo en una línea de transporte subfluvial.
    Bueno, ya mi técnica cabeza técnica pensó técnicamente. Mejor me voy a otro tema…, como puede ser un capítulo dentro del capítulo sobre normas ISO9000, o sea, eso sería un subcapítulo. Podría titularse, por ejemplo: como saber quiénes somos, o cómo saber qué somos, o como saber hacia dónde vamos, o como saber qué estamos haciendo aquí, o cómo saber para qué estamos haciendo aquí. ¡Qué sé yo! Algo así que podría comenzar describiendo una blanca estela que se desliza por el aire luego que pasó por sobre nuestras cabezas y da de lleno en algún lugar que despedaza y nos salpica con sus desperdicios; luego, que se descubra en el gran foso que provocó y en los desperdicios de esa cosa despedazada salpicó, la otra parte oscura que se oculta y que no es oscura por no tener luz sino porque está oculta, como cuando descubrimos que esa válvula de seguridad estaba reparada con un alambre al estilo de los países del tercer mundo, como nosotros. Y eso no está dentro de la norma ni se acepta, por eso es que la institución simplemente hará una investigación que conduzca a las fallas sobre el procedimiento y nadie hablará del alambre…
    Pero, perdón me perdí, estaba hablando del título del subtítulo y ahora se me ocurrió que sería buenísimo un instructivo sobre como nacer Luna. Eso sería:

    Como nacer Luna.
    Si usted es humano, olvídelo.
    Pero se describirá una alternativa posible en el capítulo sobre “Cómo hacerse astronauta”. Usted no llegará a ser Luna pero, para alguien, usted podrá pensar y convencerse que sí es Luna porque, siguiendo los consejos de dicho capítulo, logrará poder poner sus pies en la Luna y ser parte de ella de alguna manera. Así, visto desde la tierra donde vivimos todos, usted, entonces, será Luna.
    Deberá advertirse que para convertirse en un astronauta es necesario que vuelva a nacer si ya ha nacido y su vida no ha seguido los lineamientos necesarios. Pero si usted tiene una vida sumamente sana, se alimenta apropiadamente, su físico es destacable, su inteligencia es superior, deberá inscribirse ya mismo en el programa espacial de la NASA.
    Claro que si su edad no es la adecuada, le aconsejamos que se acueste a dormir y…sueñe ser Luna.

    También quisiera comentar sobre eso de “Filosóficamente, la edad es una razón.
    El tiempo que se ha vivido desde el nacimiento hasta la concreción de la cita es de estricta importancia.”
    No debemos olvidar la época en la que se inserta esa filosofía. Por ejemplo, sacar un crédito ahora no es lo mismo que sacar un crédito a principios del siglo pasado. Y este tema sería apropiado para otro capítulo de este libro.
    Mi abuelo pidió un crédito a la misma edad que yo pedí mi primer crédito, que es la misma edad que mi hijo mayor pidió su –también- primer crédito.
    No sé que le habrán pedido a mi abuelo para dárselo pero ellos se llevaron todos sus campos (y creo que también su vida), una buena porción de una localidad que se llama San Cristóbal –en la provincia de Santa Fe- y, como ustedes, me imagino qué fue. Sin embargo a mí no me pidieron nada en mi primer crédito. Claro que yo era amigo de quien lo otorgó en aquella oportunidad, pero supe pedir otro que en definitiva también se llevó mi chacra y creo que también mi vida; entonces, me pidieron tres garantías, una antigüedad adecuada en el trabajo, un sueldo mínimo importante, y una hipoteca hasta del sistema de riego.
    A mi hijo le pidieron una fotocopia del último recibo de sueldo y de su cédula de identidad. No sé qué puede pasar si no lo paga, pero mirando la última crisis de Wall Street es de presagiar. Si no pregúntenos a Obama…
    O sea que este capítulo de cómo hacerse de, por ejemplo un microondas por medio de un crédito sin perder hasta el lavarropas y hacer caer las bolsas de valores del mundo, no sabría con qué perspectiva encararlo.
    Perdonen que no corrigiera este comentario. Lo mando así como está por falta de tiempo.
    Mis besos y abrazos a todos. En especial a Morita.

  3. Marco Antonio Dueñas dice:

    Hoy mi magín está vacío, sin embargo no quiero irme sin dejar una huella de mi grafiti. (Ignoro si escribí bien esta última palabra; como yo no la ideé, que se aguante su compositor). Mi garabato es como los dejados por aquellos arcaicos pioneros de la vida en las cavernas, si es que existieron; no vaya a ser que por flojos no querían levantar construcciones y por eso buscaban esos lugares para encontrar cobijo; donde se entretenían cuando llovía, pintarrajeando sus manos en las paredes, hasta que la abuelita se cansó de limpiarlas y por eso quedaron impresas hasta nuestros días. O quizá estos grafiteros, entre los que había muy buenos artistas, descubrieron algunos tintes tan resistentes al paso del tiempo, que aun perduran. Para un B.S. esta embarrada de tinta en el papel no contribuiría mucho a embellecerlo, o adornarlo, pero a mi me sirvió de descarga emocional. Yo creo que eso buscaban los cavernarios de entonces y los de ahora. Con todo mi respeto para la autora del “Best Seller”, le pido que me incluya en dicho libro, sí aun no ha concluido su factura. Abrazos de oso soñador; pero no iluso. Marco A Dueñas

  4. Freddy A.D. Ponce dice:

    Por aquí son casi las cinco de la mañana. Y que mejor receta para el insomnio que recibir amor, solidaridad y esa enorme energía positiva de varios de ustedes -me gustaría llamarlos compañer@s, pero no se si ese término es positivamante aceptado en Argentina. Ustedes me corregirán- y en especial, hoy el de Mora, quien hizo que mi garganta se cerrara y mis ojos se humedecieran por el calor y fuerza de sus expresiones. No encuentro las palabras para expresar mi gratitud. En mi lengua materna no existe la palabra gracias. Los ancianos solían decir “Kusistua”, que quedria decir me elegro o estoy contento –y si yo lo estoy, seguro que tú lo estarás; porque la base de nuestra relacion es la reciprocidad y la solidaridad-
    Recibir esas palabras y conceptos tuyos, querida Mora, es como lograr la aprobación del maetro, en este caso de la vida, espero ser merecedor de mantenerla.
    No fue facil abrir la profunda herida del dolor callado. Ahora, es la esperanza de la cura y el mutuo aprendizaje lo que me alienta a continuar. Nuevamente ¡gracias!
    Volveré para comentar sobre tu propuesta de hoy.
    Fraternalmente,
    Freddy

  5. Fabu 11 dice:

    Aerografía espacial
    Píntale una sonrisa al mundo.
    Consulte las instrucciones de Mora sobre el labial adecuado, sin éste dato es inútil intentarlo.
    Es importante realizar un curso de astronauta civil, como si fuera un millonario, por si..,cualquier eventualidad, y páguelo al contado, sea constante y no falte a ninguna clase.
    Su proyecto preséntelo en la NASA como si fuera algo original, único y ambicioso.
    Considerando que usted no tiene medios económicos adecuados para su emprendimiento, ya que se lo gastó todo en el curso para astronauta, pida entonces un subsidio al gobierno actual y al próximo también para solventar los gastos de la construcción de su nave espacial.
    Que será en forma de lápiz labial -claro.
    Busque una marca líder en labiales, así le paga la publicidad que usted mismo le hará en el inmenso espacio universal, entonces de éste modo usted recuperará los gastos que hizo al iniciar su proyecto.
    Todo ésto suena tán difísil, pero no es imposible.
    No baje los brazos.
    Y siga las instrucciones…

  6. Joise Morillo dice:

    Mi linda mora, he aqui mi aporte del proyecto que quereis desarrollar, por supuesto en la parte estetica.

    Propongo repetir unas frases que creo son muy mportante, sin algun error que quizas, podrian haber sido a proposito, pero no, fue lapsus como me suele acontecer, estan al fondo.

    Penía y Safo, mas no Poro

    ¡Oh Safo!
    No quiero que me veáis con ojos de piedad
    No quiero que abuséis de vuestra bondad
    Quiero amaros tal como sois
    Que me aceptéis mis locuras
    Yo acepto las vuestras, vuestro inconformismo
    Y vos el mío, ¡juntemos ternuras!
    Que importa el mundo, si ¡no es nuestro!
    Me importáis vos, como seáis
    Teniendo todo eso podremos subir
    La escala de vuestros deseos, vuestras preferencias
    ¡Oh Penía!
    Y los míos y mías, sin más obstáculo que el momento y espacio
    Que luego librado, fundirá nuestro encuentro
    Apaciguado, pulcro y sublime,
    Solamente para nosotras.

    Proverbios: “la sabiduria popular” podría llamarse empirísmo.

    “El color de las cosas se determina segun el mismo del cristal con que mireis”
    “la lluvia la padece o la disfruta segun al que le este callendo”
    “agua que no habeis de beber dejadla correr”
    “una cosa piensa el burro y otra el que lo monta”
    “con la misma vara que midais sereis medido”
    “ojos que no ven corazon que no siente”

    Os ama

    Joise

  7. David Sanchez dice:

    Es la primera vez que dejo un mensaje y la verdad que quería dejar mis reconocimientos a una gran mujer, quien me enseño a leer y que a través de la lectura uno podía trasladarse al lugar de la fantasía y también protagonizar algún personaje. Ella me leyó siempre e invento también historias misteriosas y con finales tristes y también alegres . Hoy adulta hice lo mismo con mis hijos ya que leer uno amplia conocimientos y también se crece, perdón sino tiene que ver con lo de best seller pero es que uno de esos cuentos o narraciones me hicieron crecer y quise compartir esto con los mejores lectores que son todos ustedes, espero que comprendan mi actitud pero es tan lindo conocer gente que también se sumerge en la lectura como yo. Y con respecto a quien fue esa gran mujer fue: mi abuela, con ella crecí no tuve madre, ella lo fue.

  8. Baldemar Chacon dice:

    Instrucciones para escribir un comentario en este blog

    Los colores de la vida se reflejan en un paisaje lleno de magia
    habitados por duendes que cultivan palabras que crecen
    hasta el cielo lleno de estrellas punto y aparte me dictan
    que debe ser especial plantar en el corazon las palabras
    de las que se cosecha fraternidad y amor: es este blog.

    Quisiera pedir a un par de duendes, habitantes de este lugar,
    nos instruyan sobre tecnicas que hagan fluir
    de una manera sublime y veraz como se ha interpretar
    los deseos la maga y caprichos que hemos de cumplir.

    Las instrucciones de como en este blog debo escribir
    necesito de los podadores del paisaje
    para que los ramajes sin talle ni forma cortar punto y aparte
    quedo en espera que puedan cumplir mi solicitud.

  9. Osvaldo Bonini dice:

    Ustedes sabrán perdonarme, pero…¡¿qué loco te picó, eh!?

  10. Baldemar Chacon dice:

    Osvaldo si te referis a mi, pues debo decir que no fue ningun loco, vengo padeciendo de algun mal en mi cabeza y en mi corazon que me limita en mis actividades (llamese depresion) quise reanimarme escribiendo en nuestro lugar comun, pero no pude, no puedo. La ausencia de mi familia, la presencia de mis amigos no me llena, la soledad enmohece las paredes y marchita mi alegria me abandonan los deseos… no fue ningun loco, solo soy yo o los tantos otros yo que habitan en mi, si fueran todos a la vez estaria bien pero es uno por vez y este yo es triste.
    Perdonen por usar este espacio para lamentarme.

  11. Mora Torres dice:

    Beso para Osvaldo, y uno más fuerte para Baldemar. Baldemar, bien sabe Osvaldo que puedes usar este espacio para lo que quieras -excepto dos o tres cosas malas. Todo lo que tengas ganas: quejarte, hablar de poesía, de ridiculeces o de sueños, de política, literatura canto y pintura, matemáticas, dolor, angustia, alegría, fútbol… Y los dejo porque está por jugar Argentina con Alemania.

  12. Osvaldo Bonini dice:

    Querido Baldemar, no tomes mi comentario como personal. Es que yo hablaba de fútbol y cuando me referí al “loco” es al Loco Abreu que le “picó” la pelota al arquero de Ghana en el penal que le dió el triunfo a Uruguay. El portal de Olé publicó ese título que dice ¡¿qué loco te picó!?, a eso me refería. Es la primera vez que hablo de futbol por aquí y resulta que tengo un corazoncito sintiendo lo que aquí se está vivienddo, ahora, también me voy a ver el partido de hoy de Argentina ya que también llevo el corazoncito de mi pueblo. Me disculpo contigo y con todos por esta eufória.

  13. Joise Morillo dice:

    Baldemar, yo no soy psicologo, pero, a veces me gusta dar mi opinion, considerando que podria servir de algo, principalmente cuando me encuentro con personas de indole honesta y sincera que busca reubicarse, para todos es traumatico cuando le sucede algo desestimado, inesperado, accidentes, tragedias, nadie escapa a eso! Se deberia deducir es que no os esta pasando a vos solamente! Pero igualmente al tener personas que pueden ayudar, con sugerencias, y porque no, consejos, la cosa se hace mas llevadera, que quiere decir eso? Baldemar, no estais solo teneis personas que aunque no estan a vuestro alrededor se estan preocupando por vos, primero os voi a decir: Los problemas son de dos tipos: los que trienen solucion y los que adolecen de ella. Entonces si pensais que el problema que os aqueja no tiene solucion, buscad una forma benigna de apartarlo, por ahora lo estais haciendo bien, te estais desahogando, a vuestras anchas, si el problema tiene solucion o soluciones, faciles y dificiles, con ventajas y desventajas, ahi teneis una forma de entreteneros y dejar que las cosas fluyan, Como? Si tiene una solucion, y , es peligrosa, o muy fuerte, es una situacion delicada, tratad de conseguir documentacion, ayuda tcnica etc. Si tiene varias soluciones: entonces teneis un juego en vuestras manos, es una ecuacion, escoged la mas facil y con mas ventajas para vos, sin embargo, acordaros que lo que uno haga siempre repercute en seres queridos, y tambien se debe pensar en ellos, no se debe ser egoist a, pesando solamente en los problemas peculiares, sino tambien en los que uno produce y acarrea con sus acciones, ahora os voy a decir un proverbio:

    “no hay mal que por bien no venga”

    Vos sois importante, sin embargo debeis conoceros un poco mas, saber, en que podeis ayudar a otros y a vos mismo, que cosas buenas podeis, tacitas y potencialmente producir, reconocer amistades, elevar vuestra autoestima. Las cosas no son lo que parecen, sino, lo que su esencia hace que sirva y represente una idea de solides que motive con su representacion; un espacio en el mundo inteligible, en otras palabras las cosas son lo que lo hace que sea, en la medida que os propongais a ser algo fructifero para vos mismo y los demas os identificareis con el mundo.

    Vivid vuestra vida y amad al projimo, haced o tratad de hacer cosas importantes con tenacidad y alegria, compartid con los familiares mas cercanos que tengais, ubicadlos. Estoy seguro que muchos aqui en este espacio tendran una respuesta para vuestras inquietudes y dudas.

    Te repito, hiciste muy bien en manifestaros.

    Os ama

    Joise

  14. Fabu 11 dice:

    VAMO URUGUAY!
    CARAAJO!

    ANTES LLORÉ POR ARGENTINA
    FUÉ TÁN SOLO
    UNA LÁGRIMA…
    YA SE ME PASÓ.

  15. Fabu 11 dice:

    Baldemar
    Creo que aquí en éste espacio
    no encontrarás psicoanalistas, ni creo que los estés buscando aquí.
    Sólo locos lindos que nos la pasamos de maravilla junto a Mora.
    Son respetados los estados de ánimo aquí, de hecho mira la euforia de Osvaldo.
    Tu puedes a través de la escritura creativa espejarte de como estás, si así lo deseas, o nó.
    Espero que se bien entienda lo que te digo.
    Sigue participando pues.
    UP!

  16. Fabu 11 dice:

    Joise
    Estoy con las buenas intensiones y consejos.
    UP!

  17. Osvaldo Bonini dice:

    Uf!! A mí también se me ha caído esa lagrimilla, Fabu, pero también pasó, queda solo el dolor de orgullo.
    Me parece que Joise ha sido categórico en su opinión y consejo hacia Baldemar y cómo que no hay mucho más para añadir, en especial esta frase: “Vos sois importante”. Estoy convencido que es por donde se debe empezar a creer. Convencerme de eso me tomó muchos años y aún no lo estoy del todo, porque no lo logro aprender del todo.
    En cuanto a cómo escribir en este blog, Baldemar, diría que comiences por un saludo y termines con un saludo y en el medio pon lo que sientas –que no es lo mismo que lo que piensas- y dejes escaparte a ti mismo. La coherencia no es importante ya que no lo debes hacer por nosotros, sino por ti.
    De todas formas, te regalo este cuentito que podría formar parte del libro que Mora propone, y te pido perdón por no haber tenido la suficiente percepción para interpretar tu momento.

    Se llama Abel, pero por hoy lo rebautizaremos Jorge.
    Se pregunta a sí mismo cómo fue que llegó a ver en sus amigos y en todos, esa extremada vulgaridad que lo enfurece. Trata de descubrir porqué a él no le hacen gracia las mismas cosas que ponen felices a los demás. Es una felicidad fingida.
    Se ha dado cuenta que en su manera de comportarse, desde siempre, ha logrado hacer cosas especiales que estuvieron por sobre los demás, y eso le gusta. Se lo reconocieron pero le parece que no fue bien interpretado.
    Ha hecho cosas increíbles como, de muy chico, treparse al mástil de la bandera de la escuela provocando admiración, y mucho nerviosismo también. En la piscina del club del barrio, superó los tiempos de los mejores nadadores federados de esos tiempos, siendo admirado e incentivado a seguir. También otras que no vale la pena listar.
    Su necesidad ha sido siempre conseguir destacarse bajo las miradas para así sentirse bien.
    Pero no está contento. Él no está feliz y se da cuenta que las veces que lo ha estado nunca lo buscó, solo llegaron de un instante a otro. Pero no comprende por qué, hasta el chiste más gracioso le parece bobo ahora.
    Un día escuchó el sonido del choque de una copa contra unos dientes y se encontró con una mirada que lo redescubrió, pero al cabo de unos años todo retornó igual, y se despistó aún más.
    Ya no entiende nada, pero fue su decisión no seguir trepando mástiles o nadando piscinas o encontrando miradas.
    Tiene su vaso de vino servido frente a él, en el boliche del barrio a media mañana. Entre el vaso y él, este escrito. Pide otro vaso para Jorge, el inconforme que le da sus quejas. Lo escucha en silencio. Lo comprende pero no lo convence, detrás de todas esas quejas está seguro de haber actuado noblemente.
    Y pide otro vaso de vino, esta vez para Jorge, el crítico. Lo escucha en sus críticas pero tiene claro que las cosas ya están hechas mientras se imagina cómo las haría si se volvieran a suceder.
    Y siguen en su reunión cuando llega Jorge el orgulloso, a quién le sirven otro vaso de vino.
    Fueron viniendo más Jorges y así llegando al fondo de vasos y vasos y más vasos hasta hartarse de palabras que llenaron el aire y que ya no escucha, hasta que se queda dormido sobre este escrito.
    La mano amable del bolichero lo despierta y le da cuenta que es hora de cerrar.
    Mientras se levanta de su silla revisa su vaso vacío, recoge el escrito arrugado por su frente y se lleva sus yo en él.
    El vaso del Jorge que esperó -el de las esperanzas- está aún lleno. Se lo toma de un trago antes de irse.

  18. Jose Itriago dice:

    Estimado Baldemar dos puntos

    No existe un protocolo coma norma coma instructivo o mecanismo para expresar lo sentido o más aun coma lo que se presiente coma o sea coma lo que creemos que vamos a sentir según surge de profundas reflexiones y cavilaciones y sobre todo de fracasos bien asimilados Punto y aparte
    Quiero destacarte eso último coma lo de “bien asimilados” punto y seguido Fracasos tiene cualquiera coma quizás varíe el número de fracasos por mes o semana o por día Punto y seguido Pero algunos creen que deben plantarse en uno u otro fracaso como si fuera una gran cosa coma un gran “fracasón” diría yo coma como si el fracaso propio fuera el más grande y el peor de todos punto y seguido No coma no es el peor coma cualquiera lo ha tenido peor y ha olvidado tambien y si no lo ha olvidado del todo ha sido por la enormidad de las consecuencias Punto y como quieras. Pero en todo caso lo que lo hace a uno (y a veces no para bien) es el cómo se asimilen los fracasos coma los papelones coma las cgadas que va uno poniendo en la vida Punto y aparte
    Claro que tu no has fracasado en ninguna parte y si saqué el tema es porque hable (hablaste) de normas y & para comunicarte Punto y seguido Esos son termómetros de fracasos (las normas y & coma por supuesto) punto y coma aquí se estila la libertad coma aun a riesgo de que te desnudes inoportunamente coma en cuyo caso todos mirarán hacia otro lado con la proverbial discreción que caracteriza al grupo Punto y seguido Aquí ha habido de todo y ningún herido de muerte Punto y final

  19. Iván Salazar Urrutia dice:

    EL AMOR Y EL ASECHO
    (A Baldemar Chacón)

    Es posible que nadie supiera que el dolor paseaba atento por los Parques y Avenidas de la ciudad; que habitaba desenfadado las habitaciones; que vestía tanto la elegancia como los harapos.

    Ese día de la repentina muerte de su amada no supo del amanecer, de pájaros, de la vecina y su embarazo, del matrimonio de su sobrino… La muerte no sólo se había llevado a su amada, le había matado el ruiseñor y el espacio de las cosas; ahora el mundo era sólo él. Cada minuto y cada burbuja, reducida, reculando hasta el ser catatónico que sientan en un rincón del psiquiátrico.

    Entre tanto el dolor se pasea por las calles buscando un alma donde apretar, succionar y alimentarse, para seguir depredando almas…

    Cuando llegó a la Clínica vio una presa fácil; bastaría con colgarse un poco de los hombros, soplar el pútrido aliento en algún suspiro y ya. Pero nada de eso resultó: los hombros no desmayaron, la respiración fue rigurosamente acompasada. Entonces el dolor se agazapó en un rincón de la sala, estudiando, mirando fijamente: un tigre al asecho. Al otro extremo, la presa plácidamente viviendo a su amada y su sonrisa; no hubo gesto alguno, no hubo movimiento, no hubo nada: solo un cuerpo soñando hacia adentro en el mínimo espacio de su existencia.
    VANCHO

  20. Fabu 11 dice:

    Osvaldo

    El vaso vacio,
    por la espectativa ó el cierre.
    Salud!
    El vaso lleno,
    por la espectativa y el cierre.
    Salud!

  21. Fabu 11 dice:

    José
    Muy didáctico coma y muy claro punto

  22. Fabu 11 dice:

    Vancho
    Es extremo,
    pareciera que aún…
    hay más sensibilidad.


Trackbacks

  1. Cuentos eroticos | Framers


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom