Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

El que abre el baúl

Uno saca las palabras del interior de un inmenso baúl en sombras, pero que no es un baúl sin fondo (¿Por qué a las palabras se las lleva el viento?).

Uno escoge las palabras y las teje, las acomoda, y de pronto hay alguna cosa que se resiste a salir del baúl, a salir de la sombra (Jorge Guillén o El paraíso, no su sombra).

Por lo general depende de la habilidad del abridor de baúles, de la agilidad de su mano, de su pericia para violar candados y cerrojos (Artesanos vs. Academias), pero a veces el más experto cerrajero falla, y es aquí donde empieza a asomar el misterio de las palabras (El misterio del Evangelio prohibido de Judas); el misterio de las palabras consiste sencillamente en que para algunas cosas ellas no existen.

Y de pronto viene un cerrajero milagroso, uno que convive con los secretos de Dios (Secretos para vivir mejor), y puede expresar algo inexpresable. “Algo inexpresable” (Historia de la Poesía) es sólo, precisamente, aquello que nosotros no pudimos expresar, y por lo tanto decimos que “sentimos y no podemos nombrar” (le adjudicamos el verbo sentir a una dificultad intelectual) ese algo, y viene alguien y desbarata las tinieblas y nos dice lo que siempre estábamos “sintiendo” (Del sentimiento complejo del pensar). Entonces lo llamamos Gran Escritor; pero sucede verdaderamente que hay algunas cuestiones para las cuales no ha aún aparecido su Gran Escritor. Éstas que yo “siento”.

Es entonces cuando el Pequeño Escritor -que todavía ni siquiera es pequeño, ni escritor- decide su escritura: pondrá en palabras aquello que él “siente” y que nadie todavía dijo, se hará su propio libro para leer y comprender. Supongo que de este modo nace la escritura en la mano de un individuo de los tiempos actuales. Por caso yo, que no soy ni grande ni chica pero sí se puede decir que escribo, cuando era muy chica y mi papá me hacía aprender versos para decir parada sobre la mesa del comedor, un día me puse a inventarlos porque quería los que yo quería, quería oír los que a mí me gustaban. ¿Por qué allí tenía que haber un mago y no una bruja; por qué allí las estrellas en el cielo y no la oscuridad que había en mi cuarto en donde las mejores hadas aparecían aunque yo no las viera?

Y ustedes, mis amigos ¿cómo nace la escritura en sus “papeles”? ¿Qué los hace escribir? O, inclusive, ¿qué hace que escriban comentando lo que otros escriben?

El tema de cómo nace la palabra en la boca, gracias al viento y a la inteligencia de nuestros antepasados, es fascinante. Pero el sofisticado mecanismo de la palabra escrita termina siendo magia, ¿no?

Y, sobre todo, permite que nos comuniquemos en una época en que, de otro modo, no estaríamos muy en contacto.

Envío

Para mis cálidos amigos del blog, todos mis abrazos escritos, que algún día pueden dejar de ser virtuales (¡ojalá  sea muy pronto!)

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

15 respuestas a “El que abre el baúl”
  1. Osvaldo Bonini dice:

    Morita, si hay algo que me lleva a escribir una letra con un lápiz en algún papel, presionar una tecla en un archivo, o una imagen en mi mente, esa eres tú. Y lo sabes. Cada cosa que leo de ti me lleva a un vuelo interior, una reflexión, un pensamiento.
    Así me provocas siempre, una inspiración.
    Quizás haya algo, un poquito de mí; las cosas perfectamente claras, la sobriedad de la realidad, las puertas abiertas siempre, toda la luz y los oídos, pero, quizás también, seguramente, la antítesis de esto es con lo que vibro.
    Un beso enorme.

  2. Marco Antonio Dueñas dice:

    La palabra nace en la mente, (¿o en el cerebro?) si la energía fluye, sale por las cuerdas bucales, y no, no estoy en contra de sus pensamientos, simplemente me exprimo el cerebro y fluyen como las aguas del amazonas, pero hay veces que pongo mi cabeza en una prensa para sacar una o dos frases afortunadas y no logro ni articular palabra. Algunas veces me tomo una o dos copa para aligerar el espíritu y la inspiración fluye tormentosa, y en otras me termino la botella y no puedo escribir ni dos renglones. Usted, que es Musa de pensamientos tan variados y certeros, como su imaginación le dicta, cambia lo que no le parece porque tiene el don de la agilidad mental; en cambio hay otros, que por un comentario favorable de su menda, y casi me incluyo entre ellos, casi porque la esclavitud ya se abolió, comentamos por un mendrugo de atención. Su lector casi consuetudinario. Marco A Dueñas

  3. Loeny Santana dice:

    Querida Mora,

    Yo he abierto el baúl ,he limpiado el fondo, ordenado los tesoros y recuerdos que en el guardé y creé un espacio para la esperanza.

    Así nace lo que a veces nadie ha dicho y tu lo sientes : cuando leo esas palabras tuyas y de nuestros amigos de este blog que no conozco l0o que agrada porque todos lo días me sorprenden .

    No soy escritora ni aspiro a serlo , pero ustedes son la calma que siempre espero ..

    Los quiere

    Loeny

  4. Jair Salazar dice:

    Saludos a todos, hasta ahora solo habia sido un seguidor pasivo, oculto entre los escritos -como una sombra que nadie le presta atencion pero que siempre esta ahi-. Y hoy me decido a comentar este blog debido que al leerlo pude sentirme muy relacionado con el tema. (¿Mis escritos si puedo llamarlos asi?), estan inspirados mas hacia lo que siento en mi interior -amor, odio, paz, tranquilidad, soledad, tristesa-, palabras que en el fondo grita mi alma pero las callan mis labios; es mas una especie de desahogar con un lapiz y un papel lo que realmente siento que narrar o hacer un relato de mis pensamientos …
    Agradeciendo su atencion,
    Su nuevo lector, Jair Salazar

  5. Marta Lilian Quezada dice:

    Que rica monografía… no soy escritora, solo soy una bióloga trabajando en un proyecto de gestión ambiental, pero me gusta escribir… intento cada día encontrar un momento para dejar los informes técnicos y escribir las reflexiones sobre algo o alguien que vi de camino a mi oficina, o la frases que de repente surgió o se construyó en algún lugar de mi corteza cerebral y que solicita ser escrita… y ahí va mi mano derecha a escribir, con letra de molde y bien echa, escrita con un bolígrafo que pinte suave y bonito, sobre unas hojas de papel con interlineado adecuado, en un cuaderno de pasta bonita… en los últimos tiempos, con tantos informes técnicos por escribir y editar, las frases sobreviven por horas o hasta días, rebotando o resonando en mi cerebro hasta estar tranquila frente a un teclado donde garabatear, y verlas escritas en la pantalla, en un documento Word, en tahoma 14 (para ver mejor y sin esfuerzo), con interlineado exactly a 15 puntos… no, no soy obsesiva, solo que hay que ser ordenada y disciplinada hasta en esta tarea de escribir cosas que no son técnicas ni científicas y solo tienen valor y sentido para una que las escribe… gracias Mora por ponerme a rebuscar en el inmenso baúl de las palabras…

  6. Jose Itriago dice:

    Para mi, releer las grandes obras es muy agradable. La primera vez uno está atento al argumento, a los desenlaces. Pero la segunda, ya sin la avidez de anticipar lo que seguirá, es posible concentrarse en cómo se dice, cómo se estructura todo, cuáles son las ideas fundamentales.

    Desde hace algún tiempo vengo releyendo a Dante. Alguna vez, alguien que ya no recuerdo , me dijo que Dante escribió muchas obras, algunas mejores que su Commedia, Así que compré un precioso libro de sus obras completas.

    Al menos a mi modesto nivel de comprensión, no creo que sea verdad. Sus otras obras están tan teñidas de política, que se convierten en un catálogo de sus odios, sus frustraciones.

    No es que me guste mucho la Commedia. Es una obra que tengo que comprender en el entorno y las circunstancias políticas de Dante y a mi no me gusta la política, ni la narración de las maldades del hombre en cualquier época. Prefiero lo poético puro, que sale de las angustias y alegrías del alma. Pero es diferente que el resto de sus obras. Por ejemplo, la segunda y tercera estrofa de El Paradiso dicen:

    “Nel ciel che più de la sua luce prende
    fu’ io, e vidi cose che ridire
    né sa né può chi di là sù discende;

    perché appressando sé al suo disire,
    nostro intelletto si profonda tanto,
    che dietro la memoria non può ire.”

    (Pegado de )

    Que traducido, muy libremente, sería algo como:

    “Estuve en el cielo, donde más se recibe la luz divina                                              
    y vi unas cosas que no puede
    ni sabe repetir quien de allí baja;                                               
     
    porque aferrándose a su deseo,
    nuestro intelecto tanto profundiza,
    que no puede seguirle la memoria.”      

    (Si uno se apega a lo literal, no menciona que esa luz sea divina, sino simplemente “En el cielo que tiene más de su luz”, pero se sobreentiende que siendo el Cielo la creación por excelencia de Dios, en él debe recibirse la mayor luz de Él).

    Dante (en la tercera parte de la Commedia, El Paradiso) trata reiterativamente esa idea: la profundidad y enormidad de lo que se siente de alguna manera, no se puede relatar con el lenguaje humano, con el usual.

    Y todos tenemos que coincidir que es así. ¿Cómo hubiera explicado un hombre del siglo XV, por ejemplo, lo que era un avión o un TV, si hubiera tenido la suerte de poder viajar hacia el futuro y regresar después a su tiempo?. Mucho menos alguien que visitara el Cielo podría describirlo al resto de los humanos. Pero me llamó la atención la insistencia en la limitación de la memoria (visualizada, quizás, como el intelecto) para describir lo que se desconoce. Una salida literaria muy elegante, pero una situación plausible.

    También que asociara, como lo hemos hecho los seres humanos a través de los siglos, lo divino, lo superior, con la luz. Al final, Dios es luz. Que suena bien, por supuesto. Cuando ve a su Beatriz, el reflejo de la luz en sus ojos lo colma y se rinde a la luz:

    “Yo entonces me volví al son amoroso
    de mi consuelo; y no he de referiros
    el mucho amor que vi en sus santos ojos:                                  
     
    no sólo es que no fíe en mis palabras,
    sino que la memoria no repite,
    sin una gracia, lo que la supera.                                   
     
    Sólo puedo decir de aquel instante,
    que, volviendo a mirarla, estuvo libre
    mi afecto de cualquier otro deseo, 
                         
    mientras el gozo eterno, que directo
    irradiaba en Beatriz, desde sus ojos
    con su segundo aspecto me alegraba.
     
    Vencido con la luz de su sonrisa,
    ella me dijo: «Vuélvete y escucha;
    no está en mis ojos sólo el Paraíso.»  ”                                       

    Pegado de

    Traigo a nuestra amena conversa este tema, porque Mora nos escribe:

    ” Y de pronto viene un cerrajero milagroso, uno que convive con los secretos de Dios, y puede expresar algo inexpresable. “Algo inexpresable”  es sólo, precisamente, aquello que nosotros no pudimos expresar, y por lo tanto decimos que “sentimos y no podemos nombrar” (le adjudicamos el verbo sentir a una dificultad intelectual) ese algo, y viene alguien y desbarata las tinieblas y nos dice lo que siempre estábamos “sintiendo” . Entonces lo llamamos Gran Escritor; pero sucede verdaderamente que hay algunas cuestiones para las cuales no ha aún aparecido su Gran Escritor. Éstas que yo “siento”.”

    Todos sentimos, tenemos algo de esa luz dentro de nosotros. Quizás no podamos expresarla por causa de nuestras limitaciones y otros, más lúcidos, lo hagan por nosotros. Así ha caminado el mundo: siempre ha habido alguien abriendo puertas, tumbando barreras. Presentimos un algo más y también presentimos una forma de comunicarlo. Pero se nos hace inasible. Por eso existe la poesía, para tendernos un puente hacia lo bello, lo agradable, lo que está más allá de nuestros conocimientos que se hacen nuestras cotidianidades. Como le trataba de enseñar Beatriz a Dante: “no está en mis ojos el Paraíso”, pero en sus ojos el poeta podía sentirlo reflejado. Así que cada uno, a su manera, le puede abrir pequeñas puertas o ventanas o los demás, para que se filtre algo de esa luz que presiente en los reflejos que alzanza a ver.

    Saramago ponía en boca de Pesoa la siguiente frase: “… lo peor es que he muerto antes de haber entendido si es el poeta quien se finge hombre o es el hombre quien se finge poeta.”

    Seguimos con los símbolos, los significados, nuestro lento ascenso al entendimiento. ¿Qué vale más: entenderse a uno mismo o entenderse uno en los demás?

  7. Fabu 11 dice:

    Me imagino que algunas palabras que se las lleva el viento, pueden caer sobre un río cuyas aguas pasarán delante nuestro solamente en ése momento, llevándose consigo las palabras que se diluyen en su apurado caudal, dueñas de su contenido, aunque se mezclen diciendo quizá que cosa en ese momento.
    El mar lo ordenará todo y nos lo contará, cuando le preguntemos.

  8. Mora Torres dice:

    Acaba de morir José Saramago, gran portugués, a los 87 años, en la isla Lanzarote, España.

  9. Rubén Ilich Leiva Toledo dice:

    Por vez primera, abro el baúl para buscar palabras que me permitan expresarte toda la admiración que siento por tus escritos, no soy escritor aunque algo he escrito y hasta una monografía me atreví a enviar, busco y busco y no encuentro nada…tal vez en mis recuerdos

    Escribir, que mas quisiera
    si por versar mi vida diera
    subir a un monte
    gritarle al horizonte
    mirar la luna
    soñar con su fortuna

    verso, pluma luna sol
    son el alma del poema
    luna, pluma, flor, canción
    son la vida del poeta y mi canción

    yo solo quiero escribir
    mi prosa, mi poesía
    mi alma payaso sentir
    y reír
    con su alegría…

    ¿Porque ven todos mi cara
    fabricada de alegría?

    ¿porque oyen todos mi risa
    contagiando su armonía?

    ¿porque no ven mi dolor?

    ¿porque no escuchan mi llanto?

    ¿porque trabajo riendo,

    porque descanso llorando?

    ¿porque esta mascara absurda

    mis lágrimas va borrando?
    .
    .
    .
    .
    Lo siento perdonenmé
    yo solo quise escribir
    mi prosa mi poesía
    mi alma payaso sentí
    y lloré

    con su alegría

    esto no le escribí hoy, lo hice una vez en un bus, se subieron dos payasos callejeros, mientras hacían su acto sonó un celular, era de uno de ellos, lo contestó, se sentó y dos minutos mas tarde estaba llorando desconsoladamente, pensé que era parte del show, o un truco para conseguir mas dinero, pero no, terminó la llamada y se bajaron abrazados, se sentaron en la berma y se quedaron atrás en la calle y en los recuerdos, ese día entre saltos frenadas e improperios, garabatee este poema en tres actos, yo creo que las palabras a veces están agazapadas en el baúl esperando el momento para salir, otras vamos a buscar una frase y el baúl nos entrega otra que cambia el sentido de la historia y la historia misma, gracias por los abrazos y gracias por escribir tan lindo

    http://poesiasfantasiasfotografias.blogspot.com/

  10. Jose Itriago dice:

    Si, murió el gran José Saramago. Por extraña coincidencia, esta semana había citado una frase suya tomada de “El año de la muerte de Ricardo Reis”
    Saramago, premio Nóbel de 1998 y con muchos otros premios, es uno de los grandes de todos los tiempos. Autodesterrado en la canaria Lanzarote después que en su Portugal prohibieron la publicación de su novela “El Evangelio según Jesucristo”, no paró de escribir hasta que la leucemia lo venció. Su último libro fue “Cain” en 2009. Me imagino que estaría preparando algún otro. Pilar, su esposa, nos lo hará saber. Mi preferido es “Memorial de un Convento”, por la mágico, lo bello y lo interesante.

    Valga la oportunidad para sumarnos al mundo que hoy le rinde el homenaje que bien se merece .

  11. Iván Salazar Urrutia dice:

    La muerte de Saramago quizás nos sorprenda; lo seguro es que a él, no.
    Era de esos hombres que miran de frente; ¿por qué no ante la muerte?.
    ¡Qué ganas de aprender a morir ante que llegue la que vendrá!
    Duele el pensar que los pitucos en sus mansiones y los explotadores en su explotación dirán también una lástima de palabras por la muerte de quien hizo de su vida una marcha por la verdad.
    Saramago no fue amigo de las palabras: temía la falsedad que ellas pueden esconder. Prefería la acción.
    Nada; absolutamente nada le hacía traicionar sus principios. Su amor siempre estuvo en armonía con su pensar y su latir. Su palabra fue una flecha que buscaba el centro mismo de la razón.
    ¡Qué ganar de aprehender así el mundo, ¡ahora! Antes que sea tarde!
    ¿Quién se atreverá a hacer el homenaje póstumo? La mayoría de los que pudieran hacerlo ¡no saben escribir! ¡Nunca han subido a un podium!
    José Saramago, te recordamos en nuestra América convulsionada. Queremos tu palabra para defendernos.
    ¿Dónde habitaban las palabras antes de llegar a José?
    Ahí.
    Ahí debemos buscarla nosotros, por aquellos que no hablan, por nosotros mismos perdidos en estos años que nos deja Saramago.
    Hablemos de José con nuestro vecino, con nuestro hijo, con nuestra compañera o compañero. Hablemos de José antes que el catedrático lo mate en un aula. Antes que el cura haga su misa.
    VANCHO

  12. intelectito en la red dice:

    … cada individuo es una pretensión de si mismo, por lo que muchas veces lo que hacemos solo está en consecuencia con lo que asumimos ser, pero la verdad es que lo que somos es lo que pensamos y lo que pensamos viene de haber adquirido una forma de ver el universo o varias, lo cual extrovertimos muy empaquetado en la imagen que queremos que los demás vean de nosotros … por lo cual difiero de que en él haya o sea un “gran” tesoro al que solo hay que estimular lo suficiente para exprimir lo que se llama inspiracion y lo que esperamos obtener con ello.
    Pero sé que cuando tomamos un elemento de la vida real, tenemos objetividad y se pone en juego nuestra capacidad de discernirlo sea cual sea su tema, pero aqui está el problemilla y es que debemos saber primero si el objeto en cuestión es una muestra limpia o corrupta de los que deseamos definir y ahí radica el hecho de que las bibliotecas contengan un sin fin de supuestos que tiene a la humanidad en la incertidumbre, en un eterno relativismo intelectual que halla su par en la incredulidad hacendo de cada ser humano alguien sin esperanza ….

  13. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Cómo hago para inspirarme, de dónde saco las palabras?

    ¡Ah! Si supieras, a veces, es cierto que me encuentro como un libro abierto, todo fluye, nada interrumpe, la mente es más veloz que las manos para escribir y la idea se va… Se va… así es que escribo las palabras a medida que van saliendo. Otras NO, definitivamente es cuando me encuentro desintegrada, no está el ingenio, la imaginación salió de paseo y la concentración está de fiesta. En esos días necesito llenar mi mente no con diccionarios y culturas, sino con la receptividad del amor, necesito mucho de la paz para funcionar en cualquier ámbito, no hay nada más perturbador para una mente distraída que los problemas no resueltos.

    En otra ocasión, antes ya la he dicho: TÚ, MORA eres la musa inspiradora, sobre todo cuando acaricias nuestro ego mencionándonos, es como si nos dieras tu aprobación, entonces como niños somos motivados, para eso te sugiero nos mantengas en una lista y junto a ellas algunas frases armadas, para que no sea una lata que te reste tiempo escribirlas. ( es un chiste)

    Considero que en el arte de escribir cada uno tiene su propio estilo y desde allí el autor, muestra quiera o no, algo de su esencia. En lo personal, me gustaría abstraerme, pero siempre termino hablando desde la experiencia. Ahora lo que considero una buena escritura es la que me lleva a comunicarme con el autor, como si fuera yo la que puso allí tales palabras, me suele suceder con algunos autores, que por supuesto, me encantan, es como si hubiesen escrito para mí.

    El sábado por la noche vi la película “bajos instintos”, donde la escritora era la asesina cruenta y aunque la policía tenía la certeza de haberla descubierto, su amante termina inculpado en una prisión siquiátrica.
    Entre los que escriben aquí, tengo algunas preferencias por su estilo entretenido, el es Vancho, aunque extraño a sus personajes que ya no aparecen, él o sigue haciendo muy bien.
    Saludos fraternales a todos y ¡bienvenida a los nuevos!

  14. Joise Morillo dice:

    Querida Mora y todos. Asi es como interpreto yo vuestra apertura del Baul

    El individuo humano, una creación de la verdad universal, una combinación maravillosa
    y simple a la vez, de todos los elementos constituitivos del polvo cósmico (el barro), en
    poças palabras: “una verdad absoluta” como todas las verdades creadas por el universo –
    llamese Dios-: cosas, planetas, galáxias, nevulosas, hoyos negro y demas. Requirio el
    lenguaje (el verbo), como única causa: la necesidad de subsistir ante las inclemencias
    universales, traducidas a nuestro pecúlio como” atmosfera, otras especies y ante las
    incoherenciad conductuales del mismo ser humano, esto significo la creacion de la
    palabra, la oracion, el verbo. Consecuencia? –“La sociedad”- unirse para promover la
    capacidad de producir, de trabajar y compartir en tanto que progresa en un mundo
    hostil, el cual no ha cambiado con el desarrollo del conocimiento, sino que: ha
    disminuido la cualidad cooperativa en función de un elemento nefasto y cruel: el
    esclavismo, aunado a um elemento privativo de la dignidad del individuo: “la
    enajenación sicológica” donde: las masas humanas insentivadas por um falso paraíso,
    concienten un delírio grosero, de poder y de gloria, traducida en megalomanía. He ahí el
    problema, un falso benefactor se apropia de la ingenuidad y la buena fé de las masas –la
    ignorancia- y las hace sucumbir a la miséria en base a una mentira en vez de una
    solución, actitud propia de la política “siniestra” donde el individuo, onubilado por um
    discurso sofista y falas llega a creer que todo anda bien y quien engaña es la oposición,
    como emulando –mimetizando- a Goebbel “una mentira repetida 100 veces hacen una
    verdad” –eso es sofisma-.

    En la cuna de nuestra civilizacion, La paidea, antes que sofistica, era la educacion que recibia el alumno ilustre con capacidad y/o oportunidad de ejercer funciones publicas. Este, aprendia, primero que todo, como dirijirse ante el Arconte o funcionário público perteneciente a la Polis, en
    funcion de ser oido y entendido, para que las quejas de su pueblo fueran escuchadas y por
    ende sus problemas resueltos. Era un verdadero líder.

    Agnes Heller, defensora de la política siniestra Soviética, tiene la Cachaza de decir en su
    “Historia y contemporaneidad” que:

    “Una mentira tiene el poder de resolver, mas cosasque muchas verdades, lo demás son prejuicios”

    Por acepciones como estas es que Stalin estuvo en el poder, mas de veinte años! Mató de hambre a mas de 6 millones de Ucranianos (judios y
    cristianos) mas de 25 millones de obreros con trabajos forzados en la construccion del
    modelo ruso -soviético- de construccion (inronicamente una copia del ingenio de EEUU),
    en la construcción del metro mas extenso del mundo, a costa de un racionamiento de pan
    y agua (comida) y de mantener uma imagen de benefactor y un liderazgo fictício que
    permaneció a causa de la cruel opresión a que sometió al pueblo “Y se opaco el verbo”,
    para que? Para que lo disfrutaran los de la nomenklatura, los miembros del gobierno y sus
    parientes, el Kremlim, mientras el resto del mundo y su próprio pueblo, enganado! hasta
    que Gorvachov destapó el baúl. 1917-1992, 85 años de injusticia social oculta bajo la
    cortina de hierro, elaborada y conducida por los maestros del socialismo, que ironía (la
    ley del embudo).

    La verdad: se podria decir, es la interpretacion peculiar o general mas elevada de la
    representacion del fenômeno, tanto natural como cultural, desarrollada la misma
    mediante la obtencion sensorial (evidencias visuales, tactiles, auditivas) in situ (a priori) y
    no (a posteriori). Sin embargo la misma podria ser fundada bajo el apoyo de una o varias
    realidades (a posteriori).

    La realidad es: el fenômeno elaborado, tanto natural como cultural, su fundamento se
    basa tanto en evidencias naturales (sensoriales) como sintéticas (impresiones,
    filmaciones grabados etc.) elaboraciones humanas.

    La congruencia entre estas dos posibilidades tienden a fomentar el concepto de verdad
    absoluta.

    En el primer caso o posibilidad, la causa que lo fomenta es siempre objetiva, porque la
    interpretacion del tópico o concepto “verdad” tiende a diversificarse de orden singular,
    mientras que deja la posibilidad abierta de un juicio colectivo, con evidencias tangibles
    recurrentes, eternas, siempre apriori. Ejemplo: “la lluvia: es una interpretacion del
    fenômeno eterno caer agua del cielo, es una verdad.

    En la segunda posibilidad la causa interpretativa, es subjetiva, elaborada siempre a
    posteriori, causas y efectos combinados, conlleva la representacion alterada de lo
    acaecido, las evidencias son convincente de acuerdo a la calidad de manejo empleado y la
    fuerza de la accion implementada por los efectos naturales. Ejemplo: “la lluvia es buena”
    o “mala”. Aunque ella sea una verdad eterna –por lo menos en la tierra- podria hacerse
    cualquiera de las dos interpretaciones sujetas a condiciones y cualidades de acuerdo a los
    efectos que crea, igualmente los efectos que hizo que creara, por motivo de la obra del
    hombre.

    Dadas estas condiciones de carácter objetivo y subjetivo se puede asegurar la posibilidad
    absoluta de la verdad, la union de estas dos posibilidades son absolutas por construcción
    y relativas por terrenales, mas no universales.

    La verdad absoluta y relativa, veamos un ejemplo, Moises planteo ante el mundo, haber
    hablado con Dios, su evidencia: elaborada, el decálogo, supuestamente por la obra del
    fuego divino en uma roca, si Dios es la interpretacion de todo lo grandioso, inefable del
    Universo, quien deberia interpretarlo? No deberia ser el hombre? Ahora bien lo que
    interpreta el hombre no es la supuesta creacion de Dios a la que da una significacion
    relativa, Dios esla inteligencia que deduce el hombre que há hecho todo lo que
    observamos y sentimos, es la explicacion del fenômeno, Moises trae su evidencia los
    demas aceptan, por motivo de um acto de confianza en la version del hombre
    su lider eso es confianmza o fe, no trajo la evidencia los diez mandamientos -por favor no me pregunteis por los testigos, sin embargo habia uno y lo mato el rayo que creo las letras en la roca- “Dios existe” mediante una aprehencion sencilla.

    Fue una construccion una construccion de la realidad mas la interpretacion de la verdad.

    Luego si pertenecemos a unhecho natural, somos parte del cosmos somos, ua verdad
    terrenal pero absoluta.

    Os agradezco omitais la evidente falla de ortopedia grafica.

    Os ama

    Joise

  15. emigdio de la cruz pérez dice:

    Querida Mora:

    La belleza de tus palabras me abren el pensamiento y envidio la magia y el encanto en que en ellas pones. Me inspiraré en ti para que las palabras nazcan en mi mente y las transfiera al mundo.

    Atte. Emigdio



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom