Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Personajes

Se me ocurre una idea (Sed de ideas, ¿qué hacemos con el mundo?): todos los que estamos aquí, en este sitio, nos damos maña para escribir, es cierto (Oralidad y escritura).

¿Y si pusiéramos una consigna, del tipo de las que se usan a menudo en los talleres literarios? (Creatividad: propuesta de talleres para su desarrollo).

Hoy propongo que inventemos, o recreemos, personajes (Los elementos clásicos en el diseño de los personajes).

Voy a ilustrar mi idea con una mujer hija de mi escritura, pero formada con muchas otras, tristes y solas en el exilio (Inmigración y literatura: el exilio).

Si alguno de ustedes quiere seguir su descripción, por favor, continúela (La descripción, huérfana literaria).

Pero lo verdaderamente singular sería ver que emergen nuevos personajes, personas de tinta en sangre.

Los espero con verdadera curiosidad. ¡Oh, mundo, qué ricos colores tienes! (Universo literario: mundos y aldeas literarias, retos y desafíos en el siglo XXI).

Irene

Cuando se vinieron aquí, a Sao Paulo, después de dar vueltas por distintos puntos del Brasil con Samuel, su marido, compró un canario e hizo poner una gran jaula en el balcón del departamento, para el canario solo. Cada vez que algo grave le pasaba, o que se enteraba por los diarios de Buenos Aires de la muerte de un amigo o amiga, algo se le paralizaba en el fondo de la boca, se quedaba exactamente igual que como estaba, sin llorar, sin angustia excesiva, sintiendo sólo que algo muy raro le sucedía. Hacía poco había descubierto que era una gran pregunta que se quedaba embalsamada, de sorpresa, de horror, en su boca, que no alcanzaba a brotar y le dejaba la garganta empalada, como si a partir de ese momento hubiera una palabra que le estaba prohibido articular, una sola: el nombre del muerto. Por eso se compró un canario; en los trinos podía escuchar, pronunciado en un idioma más puro, el nombre de la amiga o del amigo muertos. O lo hizo, realmente, porque necesitaba compañía. Samuel no era mucha compañía.

Los primeros días de la existencia del canario se sintió acompañada. Acompañada por los deberes que la atención del pajarito exigía: el cambio del agua, la renovación del alpiste, la limpieza de la jaula, y taparla con cuidado, con una funda de nylon, cada atardecer. La compra del alpiste ideal para ese tipo de ave de raza incluyó recorridas por varias veterinarias del centro, hasta que finalmente le aseguraron que determinada marca era el nutriente correcto. Después, con la excusa de que debía comprar porciones chicas para que su canario tuviera siempre el desayuno fresco, tuvo que salir unas cuantas veces por semana. Nunca adquiría el alimento junto con los objetos de su necesidad exclusiva, o de la necesidad exclusiva de Samuel, para justificar otra salida diciéndose que no debía mezclar los territorios (¿rubros?), como si la comida y los artículos de sus labores de costura -porque sí, algunas cosas continuaba cosiendo, para ella, y los dobladillos de los pantalones de él- pudieran envenenarse con el alpiste y la lechuga, o el alpiste y la lechuga con su comida y los artículos de sus labores de costura. ¿Un dedal manchado con lechuga existió alguna vez? ¿Y una cinta de seda con un pegote de alpiste? ¿O lechuga marchitada por la mejor bonetería, alpiste intoxicado con un bife de lomo? Nada de eso, y ella bien lo sabía, pero no podía dejar pasar la ocasión de aumentar el número de sus obligaciones, que acrecentaba el número de sus paseos, con el advenimiento del canario. Esas excusas y obligaciones, con sus correspondientes placeres, eran las que le deparaban el saludo de muchos, el único afecto que recibía de parte de otro ser humano. Porque, de tanto salir, empezó a saludarse con la gente del barrio. También el espectáculo de los distintos personajes que Dios había puesto sobre las calles y las veredas, con sus variadas formas, tics y colores, era su consuelo.

La verdulería

El negocio de la esquina de su casa solía ser uno de los lugares donde hallaba a menudo curiosidades, porque se había transformado en centro de reunión de personajes atractivos. Antes era una esquina en ochava donde se levantaba un edificio lánguido, pero no melancólico; vetusto, pero no antiguo, y algo patético pero nada trágico se respiraba al pasar por allí. Lo demolieron, vio una tarde que traía el alpiste fresco. También vio construir día a día, y a veces iba a ver sin tener que hacer ninguna diligencia, un local de diseño caprichoso, de vidrio las paredes que daban a la calle; vio cubrir con una alfombra que imitaba el césped recién cortado toda su superficie.

Estaba ansiosa por saber en qué se convertiría al fin esa estructura, hasta que un cartel luminoso, con marcas de agencia de publicidad, le permitió leer desde lejos: “El frenesí de las frutas”, traducido por ella al castellano, porque ella piensa en castellano, no en portugués, ni en brasileño. Era una frutería, una verdulería de lujo, una boutique de vegetales, le dijeron la verdulera y el verdulero apenas llegó para informarse.

Decoraron con prodigio cada lugar. En el de las bananas, éstas se arrancaban directamente de bananeros enanos que imitaban y mejoraban a los naturales; las frutillas semejaban estar sembradas y las ciruelas colgar de árboles puntiagudos; inclusive había un enorme mono de peluche a modo de pato vica vigilando la entrada, y varios monitos que podrían ser sus hijos dentro del local, colgando de cocoteros y palmeras.

“El frenesí de las frutas” funcionaba las 24 horas, así que por la noche, la mayoría de las veces, mientras se debatía entre los últimos retoques a una blusita sport y el insomnio eterno, se acordaba de la boutique vegetal y se le hacía agua la boca al pensar en las últimas cerezas que había visto allí, o en el melón rosado gigantesco exhibido esa tarde, y corría hasta la esquina aunque fueran las dos o tres de la mañana. Samuel nunca le preguntó adónde iba.

Ella, pasando ahora a describirse al vuelo, era una señora muy coqueta, de algunos años pero muy coqueta, y siempre, aun a esa hora, si tenía que salir, inclusive para un simple mandado, se pintaba la boca de rojo, las cejas de marrón, los párpados de beige, las mejillas de rosado, se pasaba el cepillo por el pelo cortito a lo Cocó Chanel de la segunda época, ya blanco, pero en esto sí no transigió jamás, no se teñía; y se ponía una gota de Dior y el collar largo de dos vueltas de perlas.

Llegaba a la verdulería y la atendían alternativamente el verdulero o su mujer; la verdulera o su marido.

El marido de la verdulera no le hablaba mucho, apenas lo indispensable para saber que lo que ella deseaba era el melón o las cerezas. La verdulera sí. El verdulero fruncía el ceño al pesar la fruta, porque pensaría quién sería ella que andaba con semejante edad y a semejante hora sola por la calle; la mujer la atendía divinamente. Primero la alababa; eran el collar o el sacón lo que elegía para alabarle antes; luego decía (está tratando de traducirse la frase del mejor modo posible, con expresiones en español que equivalgan a las que la verdulera usaba): “¡Pero qué buenamoza se me está poniendo la señora!”. No respondía a esos cumplidos más que con una que otra sonrisa que se mezclaba con la que ya tenía porque iba a comerse los duraznos, o las cerezas o el melón rosado. No respondía ni responde jamás a los piropos. Pero la verdulera, seguidamente, cambiaba; la repetición de los mismos cumplidos era como la entrada, como el David de la Metro, a distintas películas. La verdulera siempre tenía algo nuevo que decir, sucesos que contar, hasta clientes ocasionales que detallarle.

Eran chismes los que le contaba. A la verdulería, aparte de la gente extravagante que solía concurrir por la noche, iban a menudo actores y actrices, porque los actores suelen ser caprichosos y antojárseles de pronto, en medio de la noche, una uva cristalina o una grosella inencontrables ya de día, y mucho menos en esas horas, cuando la única verdulería abierta del país era ésta.

Ni la verdulera ni su marido atendían en las horas del día; había dos empleadas vestidas de verde, con una especie de bonete verde también y bastante bonitas como para parecer hadas salidas de Green Peace, y un cajero trajeado de oscuro, con corbata y camisa blanca. Pero ella concurría sobre todo de noche a la verdulería.

Un día que terminó de darle las últimas puntadas a un camisón de lino, con vistas al verano, se le ocurrió que comer una ciruela de almíbar sería la gloria aquella noche, y fue a buscarla.

Entonces la verdulera le contó que a la verdulería, por la noche, concurría mucha gente llena de dramas y rarezas.

Las anécdotas detalladas de la verdulera fueron creando una amistad, y al poco tiempo ella dejó su lugar junto a la ventana que daba a la calle en su casa y se instaló a coser o tejer en la verdulería. Casi todas las noches. Inclusive empezó a fantasear con volver a ser diseñadora, esta vez para la verdulera y sus clientas.

Envio

Creo que nuestros mundos van a ampliarse en breve…

Abrazos

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

33 respuestas a “Personajes”
  1. Maria Gema Atel Delbono dice:

    Hola Mora:

    Realmente me encantó esta historia, pienso que es como tantas historias de vida de nosotras, las mujeres, las proveedoras, las que nos olvidamos que somos seres humanos para dedicarnos a los demás primero a los padres despues al marido y los hijos y cuando estos se van o estando no se encuentran porque están ausentes y ya pasamos los 50 y estamos solas y con faltas,con faltas de amor, cariño y comprensión y entonces nos buscamos una mascota para seguir dando sentido a nuestra vida porque siempre -así nos enseñaron-por y para alguien tenemos que vivir, sino somos egoístas, la función de la mujer es dar-dicen-; hasta que un día nos cansamos de no ser y comenzamos a vivir por y para nosotras y nos sacamos las frustraciones y la depresión y después de todo quë si somos egoistas, ¿acaso el mundo no lo es?
    María Gema Atel Delbono

  2. Marco Antonio Dueñas dice:

    No quierto dejar pasar la oportunidad para dejar un pequeño recuerdo. Me encantó la lectura, pero ¿que así somos los hombres de costumbristas que la mujer de la narración tuvo que buscar refugio para su cariño en una avecilla canora? ¿Porqué ella no buscó, con lo coqueta que era revivir, o mantener, el cariño de antaño? ¿Que extraño secreto se escondía en su comportamiento?,

  3. Jose Itriago dice:

    -
    Me pides que te cuente mi historia para publicarla en yo no sé dónde. ¿Pero qué historia?. La gente como uno no tiene eso tan grande como historia. ¿Cómo dices? ¿Biografía?, menos aun, salvo que te baste que te diga que uno nace, trabaja y muere. Si, ciertamente también se reproduce y cómo me reproduje. Siete hijos, si señor, es verdad y fue bien difícil sacarlos y salieron. ¿Esa es la historia que quieres?. Bueno, eso te lo puedo contar con Carmen. Yo solo no fui y no soy, soy con ella ¿Entiendes?

    Nací en un rincón. Todo lo de mi nacimiento tenía que ser medio secreto. Nunca supe quien fue mi padre, mi madre jamás quiso hablar de él. Bastantes problemas tuvo en su casa cuando más tarde -yo tendría unos cinco años- tuvo que decir que tenía un hijo y que por eso debía trabajar como una loca y si, que por eso mismo se había ido de la que fue su casa a vivir en el apestoso espacio de nuestros primeros años.

    Carmen me pide que te diga que Teresa, mi madre, fue una mujer bien esforzada, responsable y bella. Y si es verdad, Teresa pudo abortar y se hubiera quitado de encima todos los problemas que generé yo. Pero no, ya estaba loca por mí desde el mismo día que le confirmaron que estaba preñada. Sabía que en su casa no la aceptarían y que la única salida estaba pasando la puerta y así lo hizo. Tenía diecisiete años, una niñita. ¿Qué si era bella?. Puedes ver las fotos. Era un mujerón y eso que ahí la estás viendo con más de cuarenta años encima, casi todos trabajando como servicio, lavando ropa, limpiando pisos y cocinando para quien quisiera. Y yo en mi casa, su único hijo, engordando, estudiando. Por fin me gradué, ahora soy técnico electrónico, pero ella no llegó a verme graduado. La mataron unos días antes. Tres tiros, si señor, para robarle los zapatos nuevos que había comprado para el acto.

    Yo en cambio tuve más suerte. Claro, no es que tuviéramos muna, ¡qué va! Éramos muy pobres, pero digo que tuve más suerte porque mis padres me acompañaron hasta hace poco. Mi papá murió hace ya unos doce años y mi mamá ahorita, el año pasado, vivía aquí, con nosotros. Al principio nos ayudó mucho, ella se encargaba de los carajitos y Carlos y yo podíamos irnos tranquilos a trabajar. Nos ayudaba en todo y nunca nos creó problemas ¿verdad Carlos?. Si, fue una suerte, nos mantuvo la casa siempre como una familia y mis hijos la adoraban. Yo trabajé en todo, primero como recepcionista, después como secretaria y cuando ya me había amarrado en Polar, empezamos a tener muchachos. ¿Qué a qué edad me casé? No había cumplido los dieciocho años, estaba por cumplirlos, pero yo era una hembra despampanante y si no que lo diga Carlos, que se le salía la baba cada vez que me ponía esos vestidos descotados sin sostén y lo veía inventar lo que sea para tratar de verme y cuando ya él creía que lo iba a lograr, ¡zas! me daba media vuelta y lo dejaba todo envarado. Así lo mantenía amarrado cortico.

    No, no es eso lo quieres que te cuente. O si es, pero sin tanto detalles, porque no terminaríamos nunca.
    Bueno, lo importante es que un buen día me inscribí en AD, si, Acción Democrática, el partido ese que… No ya casi no cuenta, pero está en algún lado, esas cosas nunca mueren del todo. En ese tiempo o eras de COPEY o de AD, si no, na nai, na nai. Es como ahora, pero ahora te toca ser del de Chávez. Y como mandaban los adecos, me hice adeco. Empecé a armar mi grupo o mejor, mis panas me empezaron a meter y ya estaba adentro, con contactos y todo. Fue por ese entonces que conocí a Carmen y casi me funde el motor. Me mandaron para el Ministerio de Comunicaciones como Asistente I, después fue II y después III, hasta que llegué a Jefe de Sección. Lo mío era mantenimiento de equipos de navegación aérea, bueno, el primer escalón, porque si no podía sacar la falla de entrada, tenía que llamar al gringo. Uno de ellos era buena gente, le explicaba a uno. Pero casi todos eran unos jodidos, que hasta metían el hombro para que no vieras lo que hacían. Ellos cobraban un fijo y después por horas y en dólares. Pero por ahí mismo me les fui. O sea, yo estaba buscando cómo comprar una casa y ellos estaban buscando sus dólares, así que le dije al gringo con el que tenía entrada que yo podía perderme un poco en ese primer escalón y con eso compré la brújula que me trajo a estas cuatro paredes.

    No, no me importa que lo escribas, después de todo eso fue hace demasiado tiempo y todos lo hacían, desde siempre. Yo sólo acerqué mi pan para que le pusieran algo de mantequilla y me dejaron hacerlo, digo, lo panas. Ellos sabían que yo andaba borracho de Carmen y esa era su manera de ayudarme. La vista gorda, le dicen.

    Después las cosas fueron saliendo. ¿Qué más te puedo contar?, que seguimos aquí, ¿verdad Carmen? Como si la vida no se nos fuera yendo. Poco importa que tuvimos hijos, colegios, universidades, cumpleaños, fines de años y entierros. Nada de eso es nada, lo que fue es que nos encontramos. Esa sería nuestra biografía: nos encontramos un día y supimos pegarnos para echarle bola a la vida. Hoy estamos satisfechos, viejos pero bien cocinados. Mientras podamos ver y caminar por nosotros mismos, lo demás es galantería.

    Salí de la casa de mis amigos Carlos y Carmen. A Carlos lo conocí hace muchos años, cuando trabajaba en Maracaibo. Es un hombre sencillo, pero útil y leal. Sabe trabajar, tiene el don del orden y el método. Buen compañero de dominó, buen hablador y mejor oyente. Es como un cronista de la burocracia, aunque ahora las interpretaciones quizás están un poco un poco fuera de su alcance, o quizás, por el contrario, su simplificación es medular: doctor, todo esto es un reacomodo, hágase a un lado que le toca a otros. Si se queda en medio lo aplastan. Los visité por primera vez cuando bautizaron a su quinto hijo, en un comedero en la costa del Lago, comiendo lisas y frías. Entonces conocí a Carmen, realmente muy bella con sus ojos de ámbar y su piel morena brillante. Pura risas. Después me pidieron y les acepté con gusto, que les apadrinara a la séptima y última hija, Laura, que ya terminó bachillerato y a veces, cuando viene a Caracas, se queda en mi casa. Bella como Carmen, más inteligente. Espero que se gradúe de ingeniero.

  4. wilmer martinez dice:

    bueno es la segunda vez que leo una de las tantas historias que me envian y por la simple pereza las dejo hay como si ya las hubiera leido y simplemente me da igual, pero hoy no tenia nada que hacer ademas la pereza se fue y decidi leer esta hietoria que me empezo a crear una curiosidad, es cierto que los hombres se olvidan de las mujeres cuando tienes 50? la verdad nose y lo si diria frente a la historia me hubiera gustato que se descenlasara mas por una parte frente ala historia del canario ya que quedo muy olvidado pero me gusto mucho ya que lo que no se encuentra en el dia se puede encontar en la noche y las mujeres nunaca vana a perder su belleza puesto que que es lo que siempre va a resaltar, lo malo es lo dificil y que nosotros los hombres nos olvidamos de aquellas mujeres que nos han dado muchas cosas y no las sabemos valorar ademas hoy escuche por hay “nosotros nacimos para quererlas, no para entenderlas” es dificil pensar asi pero esa es la realidad de todo hombre!!! gracias :) :D….

  5. Joise Morillo dice:

    Mora, Hola, Amo la verdura, amo a mi país, os amo a todos vosotros, a mi pueblo y a mi familia, amo al mundo.

    Era la labor del vendedor de paz, y de amor, alimentar al mundo de panal y miel, concedía el verbo de exhortaciones y profecías, donde la mas maligna de las declaraciones; formulaba oraciones con premisas de generosidad y armonía –no procuréis el pan y vestido para mañana, Dios proveerá, observad los pájaros con su bello plumaje y lindo trinar, despreocupados comiendo el alpiste y las semillas que les proveen los arboles que el señor creo- además, porque mantener dos cobijas si con una podréis apaciguar vuestro frio de invierno, concededle una a vuestro prójimo, y en vez de vino apaciguar la sed con agua en el ardiente verano.

    Mientras tanto los demás, envilecidos por la furia del dinero vendían hasta su alma con tal de obtener unas monedas en función de un trabajo a realizar, empeñando su sustento; y el agiotista, en nombre de quien provee, haciendo caso omiso de la bondad del vendedor de Paz y en vez conspirando en su contra se regodea en perversidad hasta ver plasmada en sus propias manos la sangre de los inocentes y los ignorantes.

    Y el mundo se demolía, y crecía de nuevo; vinculando saber y mano para crear las cosas que fueron transformando el panal y miel en sardinas en latas, y la espada de bronce en balas, el aire en Smok, los llanos en pantanos y las selvas en desiertos. Aunado a un desconcierto sobre el futuro: ciegos, inconsultos de voluntad, producto de un saber deteriorado y perverso que en nombre de la transformación del hombre y no de la historia, precisamente comete los mismos errores por desconocerla y, unos, en continuación de su agiotismo, han desconocido la capacidad de los otros: astutos, narcisistas, megalómanos y tiranos, y por mezquinos han abandonado a pueblos en manos de la maldad y el terror.

    Mientras tanto, la guerra, se fortalece con sus perros, Rojos y verdes, azules y de todos los colores, manteniendo la muerte en Africa, el terror en Kosovo, Herzegovina, en Camboya el esclavismo en las minas de Zimbabue, dándole paso a la globalización que dio al traste con la conservadora nación celeste convirtiéndola en la nación del más alto número de individuos de clase media, y se olvido que el gato debía ser “rojo”; ahora, no importa el color del gato sino que case ratones ¡eso ya lo sabían los que mataron al vendedor de Paz! “La globalización es inminente” La guerra fría, Fidel Castro.

    Ahora mi gallo rojo caribeño, compra la manteca a los cariocas, para venderla a los pataconeros petroleros del norte de Sur América, para poder freír sus plátanos, mientras la acción se presenta totalmente contraria a la panacea proletaria y anti plusvalía del barbudo de Tréveris. Como queriendo exclamar “arriba la globalización”

    La historia los condenara.

    Os ama
    Joise

  6. Jose Itriago dice:

    Me parece que en un sitio como éste, tan rico en contenido, tenemos que reaccionar y repudiar el lamentable cerco de la muerte impuesto a Gaza y las acciones que de la prepotencia de quienes lo imponen se deriva. No soy antisemita, al contrario, tengo afecto por ellos que sacrificaron tanto por sus convicciones. Por eso no voy a analizar historias; me parece que pueden ser mal interpretadas, usadas para desviar la atención de la realidad de Gaza .

    Pero tengo que referirme a la intolerable acción en aguas internacionales contra los barcos que llevaban agua y alimentos a un pueblo hambriento, cercado hasta el exterminio, como ratas en una jaula.

    Esperé para oír la explicación dada por el gobierno israelí: presentaron un video donde se observa a unos pobres infelices defendiéndose con tubos contra una invasión de soldados expertos y armados hasta los dientes. “Los soldados tenían que reaccionar” dicen ellos, ¿Cómo se hace cuando atacan con un tubo a un soldado que cae del cielo, lleno de ametralladoras y cuanta arma existe?. Hay que responder a tiros.

    Que estuvieran en aguas internacionales pareciera que les da risa. La prepotencia no tiene fronteras.

    Que fueran llevar alimentos al cerco de la muerte, donde hay unos 800.000 niños, tampoco importa. Ya los campos de concentración son suficiente culpa colectiva como para que nadie se espante de uno nuevo, más sofisticado, igual de cruel.

    Yo protesto desde esta tribuna. No será gran cosa, pero protesto.

    Estoy convencido de que aquí no se debe hablar ni de política, ni de religión. Gracias a eso el sitio es siempre agradable, un jardín para el reposo. Pero esto es una masacre que desborda todas las fronteras de la convivencia humana y después de todo, nosotros hacemos palabras para la vida y por ende, tenemos que hacerlas contra la muerte.

  7. Osvaldo Bonini dice:

    Yo también protesto por lo sucedido en Gaza, parece ser que a ese pueblo tan castigado de Israel ahora se le ha invertido los papeles, ahora son ellos los que parecen poseer mentalidades nazistas.
    Podríamos decir que es un tema religioso si se estuviese discutiendo sobre poderes religiosos, o político si se estuviera discutiendo sobre poderes políticos, pero no, no, esto no es ni religioso ni político aunque sean las dos cosas, esto es humano. Millones de personas secuestradas pagando el pato por una manga de tarados asesinos,y una nación que se adueña de sus destinos. Es otra forma de genocidio. Es indiscutiblemente repudiable.

  8. Joise Morillo dice:

    Toda carne es hierba… ! Se agosta la hierba, se marchita la flor, pero la palabra de Dios se cumple siempre. Isaías

    Yo tampoco soy antisemita pero me maravilla como el pueblo judío quien ha padecido las más terribles de las torturas, y desmanes indescifrables ante innumerables imperios y gobiernos totalitarios, no haya podido superar sus propios dogmas en función de concertar la paz en el Oriente medio, por ello elevo mi voz de indignación por su acción violenta, discriminante y opresiva de pueblos y naciones que actualmente padece por sus manos lo que ellos en otrora han padecido.
    Por ellos os entrego de Isaías estos sublimes versos.

    Consuelen a mi pueblo………….

    ………¿Quién ha medido a puñados el mar
    o mensurado a palmos el cielo,
    o a cuartillos el polvo de la tierra?
    ¿Quién ha pesado en la balanza los montes
    y en la báscula las colinas?
    ¿Quién ha medido el aliento del Señor?
    ¿Quién le ha sugerido su proyecto?
    ¿Con quién se aconsejó para entenderlo,
    para que le enseñara el camino exacto,
    para que le enseñara el saber
    y le sugiriese el método inteligente?
    Mirad, las naciones son gotas de un cubo
    y valen lo que el polvillo de balanza.
    Mirad, las islas pesan lo que un grano,
    16el Líbano no basta para leña,
    sus fieras no bastan para el holocausto.
    En su presencia, las naciones todas
    como si no existieran,
    valen para él nada y vacío.

    Con esto Isaías demuestra a lo Proudhon que la tierra no es de nadie ni de ningún estado sino de todos.

    Os ama

    Joise

  9. Fabu 11 dice:

    Cuando llega saluda en francés y cuando se va, también saluda con acento francés.
    Pipinhou es un personaje que visita con asiduidad éste lugar, la magnífica verdulería como de otro mundo en la ciudad de Sao Paulo, la única, parece que es la misma que va Irene.
    A él que es francés le gustan los champignones frescos para su desayuno Pompidou de los lunes, martes y miércoles, que son los dias que tiene libre en su trabajo, trabaja de payaso en un circo, y además es un exelente mimo de alma, diría que es un discípulo natural de Macel Marceau…, y la última función termina a la medianoche; queda en las afueras de la gran ciudad, se encuentra en un sector de un medio poder adquisitivo, entre autopistas y bosques no muy distantes de allí.
    Éste buen hombre se mudó a pocas cuadras de la verdulería, en un barrio netamente cosmopolita, lleno de extanjeros y extraterrestes, que serían los más raros marcianos que se haya visto en la vida. Alquila una ámplia y luminosa habitación con baño privado y terraza también, desde donde por suerte tiene un pedazo de cielo para él solo con la luna y el sol incluidos.

  10. María Celeste Cécere dice:

    Mi queridos amigos… la consigna de Mori se nos diluye un poco con tanto desastre que es imposible no nos movilice a todos. Tendríamos que ser de piedra para no llorar las lágrimas de tanta impotencia. Magnífico Joise al recordar la propia palabra sagrada del “pueblo elegido” que ellos mismos parecen olvidar. Si ellos desean creerse elegidos, deberían concebirlo como “elegidos para sentir misericordia y amor hacia los demás, para cobijarlos bajo sus alas”.
    Pero también lloramos las lágrimas de la Tierra… aquellas de los desastres naturales y no tan naturales que ocurren con mayor frecuencia. Me refiero a vendavales, aludes, tsunamis, sismos… ¡y ahora desplomes de terreno! Joise ¿puedes explicar qué pasó en centroamérica? Y no nos olvidemos del derrame de petróleo en el golfo de Méjico.
    Hoy es el Día Internacional del Medio Ambiente… vaya paradoja. Les dejo un poema escrito por el Dr. Juan Grau, chileno, que se llama “Sólo una Voz”:

    Soy la voz del bosque milenario
    que arrasaste con tu sierra y tu motor
    con mi voz se escuchan otras voces,
    que bajo mi alero tenían su mansión.

    Soy la voz de tus campos silenciosos,
    sin grillos, ni cigarras, ni ranas, ni trinar,
    esos músicos campestres sucumbieron
    de tanto fumigar tu pastizal.

    Soy la voz del suelo empobrecido
    transformándose en desierto destructor,
    tú, hombre, me usaste malamente
    y ahora estoy abandonado
    y enfermo de erosión.

    Soy la voz de estos ríos cantarinos
    que tus abuelos solían ensalzar,
    me quedé sin vida en mis entrañas
    y mis aguas son ahora
    un veneno mortal.

    Soy la voz de cientos de animales
    que mataste por el gusto de matar,
    no dejaste ni una muestra de mi especie
    ni en esas cárceles
    con barrotes de metal.

    Soy la voz de tus mares
    que te piden clemencia
    y que no cometas más errores
    en tu loco cosechar,
    deja algo a tus hijos y a tus nietos,
    lo van a necesitar.

    Soy la voz enronquecida de tu aire,
    de ese que necesitas cada minuto en tu vivir,
    los humos de los monstruos que inventas
    te matan a ti mismo, poco a poco, sin sentir.

    Soy la voz de tus ciudades inhumanas,
    tú me hiciste gris, hostil, impersonal,
    el estruendo y el smog de mis calles
    te enloquecen pero debes arrastrarte
    en ese hormiguero infernal.

    Soy la voz de los niños que murieron
    y de otros que pronto morirán,
    la ceguera del hombre no repara
    en sembrar por doquier la ponzoña letal.

    Soy la voz pequeña de una mística
    que a los jóvenes comienza a interesar,
    soy ciencia que me nutro de otras ciencias,
    me llamo Ecología y a tu Planeta Azul
    quiero salvar.

    No sé en qué año lo escribió, ni tampoco mucho más. Sencillamente lo encontré en un link de la página web del Ministerio de Educación Argentino… y más actual no puede ser.
    Le prometo a Mora, Morita que entro en otro momento y me dibujo un personaje… de paso: divino el francés de Fabu.
    Abrazos siderales…

  11. Morena Fournier dice:

    Muy, muy lindo lo que escribiste. Pensás continuarlo o dejarselo a los visitantes?

  12. Joise Morillo dice:

    Bueno mi querida MarIa Celeste, se puede catalogar como una supuesta falla mecánica lo ocurrido en El Golfo de México, no obstante me atrevo a asegurar que de haberse procedido con la metodología apropiada para desarrollar las etapas previas a la producción petrolera ese derrame que está ocurriendo no hubiera tenido chance de concertarse.

    El asunto fue que parece que hicieron caso omiso a una pequeña fuga de presión durante las pruebas de prevención de reventones, eso se realiza en una serie de artefactos que comprenden un todo llamado BOP. Blow out prevents, “preventor de reventones” estas son válvulas que hermetizan las fugas y a la vez dejan pasar flujo a presiones elevadas como parte de las operaciones de producción, si estas presentan algún desperfecto por muy mínimo que sea el riesgo es de 99% a 1% en contra del procedimiento.

    Ahora el daño, principalmente ecológico es incalculable, aunado al daño material, qa lo cual BP está dándole mucha parte delegada a las empresas operadoras y las regulaciones Estado Unidenses, como parte de la estrategia

  13. Júdith Mora V dice:

    Bueno, en la súper idea de Morita no sé si podré participar por mis condiciones de conexión actual, no obstante, mañana dejaré copiado todo en mi compu a ver qué armo -estoy en una compu prestada-

    Joise, creo que Celeste se refería a lo del hueco en Guatemala, y pues según tengo entendido de acuerdo a la National Geographic, se debió a un problema de drenajes nunca captado, que dado lo liviano del terreno produjo la abducción -palabra usada a drede ajaja- de la tierra; lo que aún no se sabe es la razón de la perfecta circunferencia.

    REPUDIO de igual forma la situación con Gaza, y alzo mi voz de protesta, el gobierno Israelí debería, justamente, pensar en lo que ellos han sufrido en la historia y apartar un poco la tosudez de sus acciones. Creo, y espero de corazón, que el hecho de que vayan Mairead McGuire y Denis Halliday como boceros de paz abanderando el nuevo envío, sea carta aval suficiente… qué demencia la de algunos en este mundo.

    Los quiero y mucho…
    Besos por montones

    Jud.-

  14. Iván Salazar Urrutia dice:

    Nada debe debilitar nuestra indignación. Los israelitas o el gobierno israelí actuó criminalmente: deben responder ante un tribunal internacional.
    Cualquiera que hubiera hecho tal felonía merece lo mismo; pero el pueblo y gobierno de Israel es quizás el único que tiene ética e históricamente prohibición de hacer tal atropello a la vida y a la dignidad. Ellos fueron objeto de un atropello similar y tuvieron la solidaridad y la vida de miles de hombres dignos…
    Un terremoto, una avería técnica, un río que se desborda, nada, absolutamente nada es comparable ni mencionable: hoy el tema es uno… la masacre israelí a hombres inocentes y buenos. El permanente asedio al pueblo palestino; el eterno robo de territorios por la fuerza, los crímenes sin guerra y los crímenes de guerra…
    No más.
    La humanidad debe respetarse a sí misma.
    VANCHO

  15. Fabu 11 dice:

    Sí hermanos, el mundo está sosteniéndose como puede, a pesar de que hay otras maneras más efectivas para mantenerse; pero no nos dá el corazón, y la inteligencia no se está utilizando para cosas que nos salven, y hablo justamente del Poder en donde fuere y que lo hay mucho…

  16. Joise Morillo dice:

    Perdonad mi desvio respecto a America central.Empero, creo, que todos estamos en lo cierto respecto, a la franja de Gaza, Stalin le ocaciono a Ucrania mas de (6) millones de muertospor una accion similar -respecto al aislamiento- emprendida en contra de los Kulaks y la disidencia (Holodomor) mediante la accion del ejercito Rojo.

    Ahora bien queridos amigos, la gente de un Estado de nuestro Pais; esta sufriendo sino igual, muy similar. En el Estado Tachira, primero: aislaron el comercio fronterizo con Colombia, algo insolito acaecido con las dos naciones, especialmente, en ciudades fronterizas (Cucuta-San Antonio) y vecinas donde el vinculo familiar no tenia restriccion, el agua se les corta, compulsivamente “sin aviso y a cualquier Hora” igualmente sucede con la electricidad, y para colmo el combustible para obtenerse en los tanques de los vehiculos es un calvario de 6 y 7 horas de cola, cuando y donde hay. Aunado a un acoso oficialista en contra de los bienes de produccion privados, del gobierno regional y a la oposicion, frontal y descarada. Simplemente, por no ser de la tolda politica del gobierno. Asi estan las cosas.

    Os ama

    Joise

  17. Joise Morillo dice:

    El hades y el Eden
    Lanzaría mis vectores ¡Oh! Orión
    Aunque el cromo de mis armas pudiese mi galaxia Salvar
    Andrómeda, colisiva, expansiva, finita y poderosa
    Acabara fundiendo nuestro universo en una posición

    Magallanes, nubosa, hidrogena
    Circunda nuestra palma estelar, proveerá de caos
    Mientras Cronos, antropófago y grotesco
    Sucumbirá con mis rayos y ayuda ciclópea

    Pero en sí, restadme mi poder ¡Oh! Orión
    Incapaz de dar justicia y paz a mi estirpe terráquea
    ¿Para que quiero el rayo? ¿las fuerzas de vuestras aguas?
    Oxigenas, ozonas, si un puñal desangra un corazón

    Sabia desea mi alma penetrar en la saga titánica
    Y tremolo al fin, ciego de ira, ¡vencido Cronos!
    Plantar mi estirpe ética y noble
    A vuestros pies patrios, y de vuestras manos libar justicia

    Al final todo agujero negro será un profundo camino
    De lumen y fulgor, épico y victorioso al Edén
    Mientras en las hades con flama y purga, Carcomiendo almas
    Viles e insolentes, alcanzaran impíos suyos inminentes destinos

    Os ama
    Joise

  18. Fabu 11 dice:

    Un par de años atrás me contó que un artista amigo suyo, pintó hace algun tiempo un payaso negro, con el rostro plenamente negro en su totalidad y con los detalles en colores algo estridentes, la Obra la realizó en su atelier allá en Montpellier.
    Pipinhou Noire, no es un champagne extra brut… claro, si nó que es él, el mismísimo payaso negro extraído de su propia creación, salido de la bidimensión y concebido en pleno Oceano Atlántico en el avión antes de llegar al Brasil, es allí en donde empieza y continúa a tomar forma y vida entensa, acompañado de las dos incondicionales y creativas Adas… sus manos, una blanca y la otra negra.

  19. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Soledad todavía recuerda cuando hace años al bajarse del auto para ir a una cita importante, algo microscópico se introdujo en su ojo, comenzando a molestarla inoportunamente, en cuestión de segundos, unas lágrimas negras barrieron sin piedad con su maquillaje, dejando a su paso un aluvión de rímel y polvo facial. Lo que no tenía que suceder, sucedió.
    Estaba a no más de veinte pasos del lugar de reunión que tendría con su flamante primer pretendiente cibernético, pero el tiempo se le estaba agotando. Había tardado demasiado en buscar la ropa que combinara con sus tacones de 15 centímetros y mientras más se limpiaba el rostro, más negro se ponía el panorama.
    Tenía cara de medio oso panda y entre llegar tarde o llegar decente privilegió la puntualidad. Se puso unos lentes de sol gigantes y así se presentó.
    Pero la basurita, el rímel y las gafas terminaron arruinando todo. Carlos, aquél hombre que había conocido sus ojos a través de fotoloock por internet, no pudo ver su mirada, y eso definitivamente conspiró en su contra. Las gafas no se despegaron de su rostro y Carlos dudó eternamente si estaría vinculándose a una mujer atrapa dinero o si aquella mujer se comportaría tan discreta y silenciosa como anónima siempre, que fue mejor decirle adiós en su primera cita.
    Para Soledad, fue una experiencia de vida única, un cambio radical ocurrió; jamás olvidó aquel amor y nunca más volvió a usar rímel. Su proyecto fue no enamorarse de un desconocido, vivir su recluida soledad yendo y viniendo de la verdulería, a veces muy tarde de la madrugada.

  20. Jose Itriago dice:

    Ese Carlos llegó extrañado a su casa, se sentó frente al PC, dudando si conectarse o no. Esos lentes tan oscuros y tan ceñidos y estrictos, le oscurecieron su discernimiento. Así que decidió postergarlo un día, dos, tres y hasta siempre. Pero cada uno de esos días, cuando se sentaba frente al PC se acordaba de los tiernos diálogos que sostuvo con Soledad y de su necedad de haber cortado una posible relación por unos lentes negros. Aun se tortura pensando que después de todo quizás ella quiso darse un aire de misterio, dejar algo escondido, inaccesible, para que siguieran buscándose en el tiempo y el espacio.

    Ahora, a todas las amigas con quienes esporádicamente se reúne, les pide que se pongan unos lentes negros, algo de fetichismo, les explica. A veces lo complacen, a veces lo dejan porque le descubren esa excentricidad, como un desequilibrio. A lo mejor es el asesino de los lentes negros, no se sabe. Lo cierto es que con las pocas que lo complacen, sólo puede lograr el clímax cuando besa el frío plástico de sus lentes negros.

  21. Fabu 11 dice:

    Si éste razonamiento que lo persigue será para un bien o un mal inconcluso, tendría que evitar la enfermedad, y dejar que viva por siempre en el recuerdo en paz y con fantasía… O tal vez … contactarla nuevamente a Soledad, describirle las sensaciones que ha creado en él, y pedirle de ver sus ojos de frente.

  22. Baldemar Chacon dice:

    A sus 35 años suspira. Cree haber vivido lo suficiente para decir que no ha visto nada, y no deja huella y que es una particula de polvo que el viento lleva a todas partes. Talvez porque al entrar a su casa, quien lo recibe es el chirrido de la puerta al abrirla; después, al cerrarla…silencio!. Como dicen por alli, ni perro que le ladre, por necesidad deja el grifo del lavamanos un poco abierto para que ese goteo constante se parezca al suplicio de alguien que cuenta el tiempo solo, como él.
    Un tipo raro con ambiciones raras, ya pasó la época en la que quería transformar al mundo, derrocar dictaduras, implantar sus ideologías para erradicar la pobreza para sentirse importante. ¡ja pura vanidad!. Talvez ya lo absorbió la rutina de un trabajo, él es su unico amigo.
    ¡Quizas porque se siento solo, triste y derrotado! como dice aquella canción que no se acuerda como se llama. ¿Qué fue de sus amigos?
    Se fueron a combatir la pobreza a otro pais su propia pobreza, muy lejos y al norte de aquí. Mientras él con su esperanza se quedó como ella se quedó en la caja de pandora y esperó y vió, pero calló y ya no quiere ver como fue derrotado por él mismo, por su ego y sus fijaciones de las que tanto hablan los psicólogos. ¿Quién los entiende verdad?
    Treinta y cinco años que son pocos, si la tierra diera la vuelta mas rápido sobre su elipse, digamos que al triple, hoy tuviera ciento cinco años, pero si los tuviera no se si se sentaba en el borde de una existencia vacía como se siente ahora, se acomodaba en la platea de su azotea para ver la luna nueva en una noche nublada, con diclofenaco sódico para el dolor de sus rodillas y atragantarse del guaro mas barato, solo para sentir como raspa su garganta, tal vez asi sienta que todavía siente.
    Vive de noche, duerme de dia tal como lo hace la flaca habanera de Joaquin Sabina, pero él no engaña al hambre, ni bebe cerveza sino todo lo contrario, el hambre pasa de largo sin saludarlo y la cerveza le es esquiva, todo un caso, ve la luz del dia con ojos polarizados para no dañar su retina y en las noches los fantasmas le son grata compañía, esos que tienen cara de perro, esos que estan solos y buscan compañía, esos que son como él.

  23. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Ha sido buena la soledad para ella, el beneficio lo logró a través de los años, organizó con naturaleza cada encuentro cibernético que tuvo en sus futuros “citas”.
    Su vida es un desafío, sale de su cuarto estrecho cada noche y cruza el cerro, ya no con tacones ni gafas oscuras, pues no las necesita, camina segura de sus capacidades de conquista a paso firme sobre zapatillas de cabritilla, como las su abuela, ama la naturaleza que la rodea y acompaña en sus caminatas.
    Hoy administra una gran empresa en la provincia de santa Ana, lugar de nacimiento del hombre que logró desposarla, pero que pese a todos sus esfuerzos no logró jamás brindarle el disfrute del verdadero amor.
    Un buen día soledad decidió encausar su vida un punto más allá de lo que se conoce por normal o cotidiano, entonces eligió caminar por allí cada vez que a su mente la visitara la atractiva imagen de Carlos, charlaba con él largas horas hasta que decidía volver a casa junto a su esposo, quién jamás deparó su ausencia, pues siempre estaba muy ocupado en sus proyectos y aprovechaba cada minuto para aumentar un peso más a su cuenta bancaria.
    Esta noche soledad no está tan sola, la acompañan sus doce gatos, sus inquietantes recuerdos y todos nosotros cada noche que no podemos dormir.

  24. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    sorry, por los errores, estoy muy cansada y aún debo salir a caminar… son las 3.30 de la madrugada,
    ¿me acompañan?

  25. Joise Morillo dice:

    Desafortunadamente, para Carlos y sSoledad su espacio y movimiento en comunión; se disolvió en la ilusión, ella, ilusionada pero desaliñada en medio de sus prejuicios, perdió la oportunidad de consolidar una cita, no obstante podría haber sido una decepción -¿Quién sabe?- o un éxito, pero he ahí donde lo artificial hace mella, poco segura de su garbo, y de su capacidad para conquistar al mancebo, sucumbe , se desbarata ante un rime. Aunada a esta poca capacidad de concebirse exitosa en el romance –la evidencia es “utilizar internet para tal asunto- carece de la sensatez de la sinceridad o de astucia suficiente para resolver el impase con una mentira piadosa.

    Carlos desorientado y torpe se ablanda con su falsa expectativa o más bien ilusa. De hecho, ambos carecen de la suficiente madures para concertar una relación sincera y solida, por ello me atrevo a afirmar que fue lo mejor lo que sucedió a ambos, cada quien por su lado , y a auto consolarse haciendo caso omiso a cualquier halo de decepción,.

    ¡No hay mak que por bien no venga!

    Os ama

    Joise

  26. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Joise. querido, recuerda que Carlos sólo la visita en sus caudalosos pensamientos, ella vive y nada más, claro que disfrutando de los placeres que dá el dinero, imagínate que desayuna caviar y almuerza langostas del sur de Chile. Su servidumbre de no menos de cincuenta, la tratan con especial cuidado y son obedientes a los caprichos de su belleza que naturalmente aunque brille, su esposo no se dá cuenta.

    Ella fue muy sensata y delicada al no dejarse ver su rostro de oso panda que produjo el dichoso “rimel”.
    Hoy se encuentra internada en un spa, convenientemente consultando a su cirujano plástico, quién le aconseja suavizar aún más su piel de terciopelo con los mejores nutrientes de la <India, así lucirá su bronceado cuerpo al sol del verano que se aproxima en las Costas de Marfil.
    Ella siempre estará expuesta y dispuesta al amor mientras camine y camine que por lo demás es un buen ejercicio bota tensiones y el strés que le provoca su marido es un factor en la aparición de la celulitis.
    No sé si quisiera ser ella…

  27. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    José, querido; ella ignora totalmente el paradero de Carlos, lo que ocupa un lugar de misterio y sensualidad en su corazón, sueña con él muchas noches y pefectamente puede disfrutar de su amor cada vez que se asoma en sus pensamientos. Pero lo que no sabe es lo que acabas de decir: el círculo de investigación del crimen más amplio de la Red, descubrió debajo de una falda de muselina, el rostro pálido y frío de una mujer etérea pero muy sexi de gafas oscuras, estaba debajo de una pasarela, era de noche, y vestía sólo ropa interior; “la típica”.
    José ¿ no será el famosillo aquél? de ser así, demostró su tendencia y de la que se salvó Soledad…
    Por esta razón no se pongan a filtrear por el ciber espacio jamás.

  28. Joise Morillo dice:

    Por ello, Carlos iluso y soso; un medio trepador desafortunado , ella sumamente plastica y sifrina, aventurera amateur, lo mejor ha sido que no se consolide esa union, o que no se les haga realidad. Dos mundos diferentes en un espacio y movimiento, desapropiado y hostil. Les ha pasado la parabola de Murprhy, a ella lo que menos se imaginaba, y a el lo que no creia le sucediera.

    Os ama
    Joise

  29. Fabu 11 dice:

    Irene, es muy bella.
    Siempre la veo entrar en la verdulería, es elegante y camina como si tuviera un libro en la cabeza, va marcando suavemente el paso, moviéndose como un felino. Su simpatía es especial, es toda ella armonía.
    Sólo tengo de ella…, una foto suya cada día.
    Soy un vecino.

  30. Baldemar Chacon dice:

    Darko caminaba como siempre del trabajo hacia su casa, un viernes en la mañana no habia desayunado aun y tenia hambre, habia un negocio de frutas puesto como por arte de magia o bien como una alucinacion provocada por el hambre, él nunca se percató de ningun movimiento de demolicion, ni de construccion a pesar que caminaba por alli todos los dias, no se acordaba de que había antes de ese negocio pudo haber sido un edificio láguido, vetusto y patético pero quien sabe, ahora que encontró la fruteria por casualidad dira él, aprovecharia la cercania para hacer sus compras de las frutas que más le gustaban. Darko casi no hablaba con nadie solo cuando le hablan a él se digna a entablar conversación, llegaba a la verduleria siempre los viernes en la mañana, habia tomado esta costumbre por haber sido un viernes el primer dia que la visitó y por que este dia precisamente recibía el pago de su semana de trabajo. El verdulero al verlo muy a menudo le preguntó por su nombre “Artemio” le habria dicho para evitarse el tener que explicar que su padre escuchó el nombre Darko en un partido de futbol europeo y se empecinó a llamar así a su primer hijo pese a la oposicion que puso su madre y por la que se llamaba Artemio como su abuelo, un poco mas tradicional, aunque Artemio diera risa lo soportaba mejor y no es que se cambiara el nombre, pues su nombre completo incluia a los dos; Darko Artemio, En fin Darko le sentaba bien porque siempre fue una sombra, trabajaba de noche y dormia de dia “a veces” cuando no podia encendia la television para ver el futbol del pais que fuera para encontrar un nombre raro para tomarlo en cuenta para cuando fuera papá, la lista que tenia era exquisitamente interminable, incluia nombres como: Pipinhou, Romanceu, Klass, Hadju, Baldemar, Fenixciano y tantos otros nombres raros que por razones de tiempo y espacio no se los comparto.
    Darko pintaba, aunque sus lienzos siempre estuvieran nitidamente nuevos y aun embalados.

  31. luz mendez dice:

    hola a todos, yo no estoy de acuerdo con el aborto, dios nunca perdonaria un crimen asi, dios es el unico ser en dar la vida y en quitarnos, nosotros no somos nadie por decidir en matar o no a un ser tan pequeño e indifenso que esta creciendo dentro de nuestro ser, y aquellas personas llamadas AMIGas no deberian llamarlas asi, un verdadero amigo nunca permitiria ni dejaria arruinar la vida de esa mujer que esta en espera.
    porque despues de eso queda un dolor inremediable,un hueco en el corazon que nunca y miles de hijos despues pudiera cubrir, ese pedazo que sale de la madre, ese dolor y esa culpa nunca nadie se imagina lo que queda en en la madre, es un dolor tan grande y el sentimiento de culpa que queda hasta la muerte, porque es asi.
    el aborto es un crimen inperdonable, porque despues ni la madre se puede perdonar de lo que hizo y desearia primero su muerte y luego la de esa personita que no tuvo las fuerzas ni la voz suficiente para poder defenderse,.

    QUE CULPA TUVO EL NIÑO DE LOS ERRORES DE LOS PAPAS,

    ¿PORQUE NO SE CUIDARON,? ¿PORQUE NO USARON LA CABEZA?
    PORQUE NO PENSARON EN LAS CONSECUENCIAS QUE LLEVARIA ESE MINUTO DE PLACER Y DIVERSION??

    EL NIÑO NO TUVO LA CULPA?
    y la mama lo mato, mato a su propio hijo, y estoy segura que todos los supuestos amigos que la acompañaron y ayudaron tienen ese remordimiento y el peso de conciencia porque ayudaron a matar a ese pequeño ser que no tenia la culpa de nada. y asi como la mama, nunca va olvidar que mato a su hijo y no hay nada que pueda alivianar ese dolor, seamos sinceros porque asi es.
    ojala Dios padre pueda alivianar el dolor que lleva en su corazon y que la llevara siempre,

    Y OJALA PUEDAN PERDONARSE ALGUNA VEZ DE ESE CRIMEN.

  32. luz mendez dice:

    EXISTEN TANTOS MEDIOS Y FORMAS DE EVITAR ESO, POR FAVOR A LAS MUJERES LES DIGO, USEN LA CABEZA, PIENSEN Y NO COMETAN UN CRIMEN PORQUE ESO ES UN CRIMEN, PORQUE EL ABORTO ES MATAR, MATAR A UNA PERSONITA QUE NO PIDIO VENIR AL MUNDO.
    SI NO LO QUIEREN CRIAR , DEN EL ADOPCION, HAY TANTAS MUJERES Y FAMILIAS QUE DESEAN CUIDARLAS, PIENSEN BIEN Y NO COMETAN ESE ERROR,,

    CON CARIÑO Y AMOR SE LOS DIGO.

  33. Estrella Lucero dice:

    Con respecto al aborto necesito dejar mi opinion, desde la humildad,yo quede embarazada a los 17 años, hoy tengo una nena hermosa de 5 años y estoy muy cerca de recibirme de Psicologa, tuve padres que me ayudaron pero creo que al fin un hujo no es un obstaculo en la vida de una mujer sino una bendicion creo que las mujeres en argentina, cuentan con un monton de informacion sobre metodos anticonceptivos y ademas pueden acceder a ellos de forma gratuita si no cuentan con los recursos economicos. entonces si sucede esto, las mujeres adultas cuentan con metodos necesarios para evitar un embarazo porque estar debatiendo sobre una ley de legalizacion, porque mejor no debatimos sobre las familias y la falta de contencion que hay en las mismas que hacen que un monton de adolescentes queden embarazadas o incurran en las drogas. ¿que esta pasando en nuestra sociedad?O porque en lugar, invertir recursos en legalizar el aborto no invierten recursos para que mujeres de zonas mas humildes y de menos recursos, puedan informarse acerca de una planificacion familiar, metodos anticonceptivos, para que tengan mayor libertad de eleccion? creo que un embarazo no es un embrion, feto, cosa…. ES VIDA!!!!!!! PORQUE DESTRUIR LO QUE ES VIDA, LO QUE PODRIA SER UNA PERSONA IGUAL QUE NOSOTROS! creo que si se legaliza el aborto, se legaliza una forma de asesinato. sin embargo, debo hacer un parentesis con respecto al tema de la violacion y del incesto, se que suena muy contradictorio, pero creo que estas son situaciones terribles, el caso que comentaban mas arriba en relacion a la niña de diez años que habia sido violada, esto es terribl, porque no hablamos acerca de la condena que reciben los violadores que le arruinan para siempre la vida a niños y mujeres. el tema del aborto en este caso, y segun mi opinion recibe un trato especial.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom