Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Viajes astrales

Tuve algún pequeño disgusto y muchos “gustos” a partir de la publicación de la última entrada de este sitio (La neurociencia del ego).

Al disgusto (El stress y el medio ambiente) ya lo anticipé en una respuesta a los comentarios de ustedes, mis queridos lectores, y lo resumo rápidamente:

Estaba tratando de organizar una novela (La Novela y la Historia) que hace mucho tiempo daba vueltas y vueltas entre mis papeles (papeles virtuales, vale decir “Mis documentos”, en la computadora -La Computadora).

Tenía que escribir el newsletter, y se me hacía tarde (Aproximación al uso del Blog como recurso de enseñanza y aprendizaje).

Entonces no se me ocurrió mejor idea que mandarles los comienzos posibles de mi novela, para que ustedes juzgaran.

Pero ocurrió que la memoria es una cosa seria… (Psicopatologías de la memoria).

Joise fue el que primero me sorprendió: yo misma no tenía idea de haber publicado ya esa misma pequeña parte de El gato blanco, aquí. Memoria deslumbrante la de Joise y miserable la mía, empezaron a aparecer entre mis buenos amigos “recordadores” varios.

Osvaldo acertó también diciendo que la historia había sufrido variaciones, y en efecto, la redacción sufrió diversas transformaciones con el transcurso del tiempo (Origen de la vida).

Por lo tanto, mi gato blanco número uno se quedará en el primer capítulo. Se me ocurre que lo mejor es que ustedes lo continúen, yo borre de mi novela -a presentar en un concurso- ese principio, y el título también, y todo quede como una historia en colaboración.

Y realmente varios de ustedes siguieron escribiéndola mucho mejor que yo.

“Los de siempre” la continuaron, con ese talento que les envidio de todo corazón y con todo mi amor (El talento).

Pero hubo alguien que la continuó y no era “de siempre”, era nuestro nuevo amigo Baldemar Chacón, impresionante en su prosa (Géneros literarios).

Éste fue uno de mis “gustos”. Por favor, antes de continuar, léanlo otra vez en su primer comentario de la semana pasada en este sitio.

Luego hubo un agrado sorprendente: el envío de Blanca Estela con su relato sobre experiencias personales.

Otro gusto fue la aparición -porque no siempre concurre- y los aportes de Celestino, mi amigo incondicional, de lejos, desconocido, y a la vez tan cercano.

Y luego otro comentario del mismo Baldemar, una respuesta para nuestra verdadera hechicera del blog, Blanquita…

Viajes astrales

Hace muchos años intenté saber algo de ocultismo. Apenas lo deseé, aparecieron como por arte de magia diversos libros en mi biblioteca, sobre el tema.

Uno de los más extraños y más serios, con un gran nivel literario y filosófico, científico también, y enormes dificultades de comprensión, para mí, fue El Tarot. Curso contemporáneo de la quintaesencia del ocultismo hermético, cuyo autor firmaba con un seudónimo, según se explicaba en el texto -texto de más de quinientas páginas y muy pequeña letra-: Mouni Sadhu.

Empezamos a reunirnos con una sabia amiga, Nydia Mandón, a quien Osvaldo conoce de su infancia -la de él-, en casa, todas las noches, para empezar a descifrarlo.

No podría contar las innumerables interpretaciones que dábamos a lo que leíamos. Yo encontraba explicaciones a todo, sin embargo. Y Nydia exclamaba: “Pero Mora, ¿cómo vas a decir que el autor quiere decir eso?”. Yo le contestaba que la lectura exige no sólo mente abierta sino también intuición, pero la mayoría de las veces era cierto que mis interpretaciones no eran muy “científicas”.

Comíamos caramelos y algunos chocolates mientras leíamos con profunda ansiedad cada capítulo esperando “la revelación”; Ignacio y Mane, mis hijos, eran muy chicos y dormían en la misma pieza donde “estudiábamos”… el intercambio de ideas entre mi amiga y yo a veces era apasionado, se inflamaba, y… los chicos se despertaban y teníamos que suspender la lectura.

De cualquier modo que Nydia lo interpretara diferente que yo, allí hablaba de viajes astrales, y allí los descubrimos.

No puedo contar las veces que intenté “viajar” de ese modo, hasta que también descubrí que por mucho que me esforzara, no iba a forzar la maravilla, que se daba o no, pero que sólo en caso de personas muy elevadas podía darse a voluntad.

¡Cómo me gustó que aparecieran esas personas especiales en el blog, en las cuales no sé si a voluntad pero sí, se les daba… viajaban!

Algunos párrafos de Mouni Sadhu

Los copio: mi amiga decía que no sabía interpretarlos, ya saben…

De cualquier modo, practiqué desde aquella época con mi incipiente inteligencia y algo llegué a comprender un poco más seriamente. Nunca tuve un viaje astral, aunque tal vez sí: he tenido sueños que me llevan a regiones que seguro son ésas, las que ustedes cuentan, Blanca y Baldemar, y también Celestino.

El autor de la obra empieza diciendo: “Todo el sistema se basa en el Principio Universal que se pone de manifiesto en cada esfera de la vida. Podemos llamarlo la ‘Ley’ (Tetragrámaton o Tetrad de los Herméticos). Los símbolos utilizados son letras del antiguo alfabeto hebreo, más figuras y números. Tres velos para tres mundos. Esto es cómodo, pues sabiendo el significado del tal letra-símbolo, y así sucesivamente, esto es, la idea fija detrás de él, podemos actuar igual que un matemático con las mismas fórmulas y términos algebraicos. Es asimismo muy valioso para quienes, cansados de vulgares chapucerías ocultistas que abundan actualmente, quieren cimentar sus estudios sobre bases firmes, sin sacrificar su razón o su pensamiento lógico. (…)  Ahora bien, me agradaría acentuar que el Tarot en sí mismo no expone una Doctrina Espiritual definida, sino más bien tiene el propósito de expandir la capacidad, esto es, enseñar un método infalible para utilizar y desarrollar las facultades mentales. Desde el punto de vista ocultista, el hombre de inteligencia media no está bien preparado para la captación y solución de los profundos problemas del microcosmos y el macrocosmos. No hay duda de que alguna gente tiene brillantes destellos de comprensión mental e incluso intuición, pero todos ellos son de carácter esporádico y difícilmente pueden llamarse capacidad controlada, o intuición guiada”.

Aquí copio la primera definición de viajes astrales, o exteriorización, que da, y otras pequeñas grageas muy interesantes:

“Exteriorización: del elemento astral o astrosoma: este término se usa para el abandono voluntario o temporal del cuerpo físico por parte de un ocultista avanzado (ningún otro puede cumplir esta operación), mientras retiene plena conciencia y captación de cuanto ocurre”.

“Macrocosmos: el universo como un todo, la conciencia manifestada en él es la Conciencia Central del Todo, no integrada a funciones separadas”.

“Microcosmos: o “pequeño universo”. En Hermetismo se refiere al Hombre, la reflexión del todo en la cerrada conciencia del cuerpo humano. Las leyes que gobiernan el macrocosmos son análogas (no idénticas) a las que gobiernan la vida del microcosmos.”

Después, por supuesto, sigue una obra extraordinaria, sin sencillas definiciones.

Envío

¡Me encanta el tema! ¿Hablamos de él? Los espero, estoy segura de que mucho tienen que aportar, y los que tengan poco… a ésos también los espero.

Mil de mis besos

Mora

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

61 respuestas a “Viajes astrales”
  1. alexis alarcon dice:

    Hola, como va todo!

    A mi tambien me interesa mucho los viajes astrales, sobre todo para tener mas nocion de Dios, elevar la consciencia y vivir el mundo trascendental, para conocer espiritus, angeles o viajar por el mundo.

    Saludos amigos!

  2. J. Magoos Hidalgos dice:

    Gracias a monografias por permitirme disfrutar de cada uno de sus articulos,y gracias a todos los que hacen sea esto una realidad realmente me llena este espiritu mio, los comentarios y los articulos mil gracias Magoos. N.Y.

  3. MANUEL PESANTEZ dice:

    Es interesante saber que exista gente con altisimo criterio investigando sobre LOS VIAJES ASTRALES, yo si creo que es posible y es una realidad, lo digo por muchas experiencias vividas que son inexplicables para mi. La amiga Mora Torre, tiene que seguir escribiendosobre el tema, GRACIAS.

  4. Roberto López-Sampayo dice:

    Los libros del Yogi Ramacharaka son una buena fuente de informacion sobre viajes astrales, entre otros
    temas del ocultismo. La filosofia yoga trata muy bien este tema.

  5. pablo ismael neruda victorio chacha dice:

    bueno pues muy buen articulo y admiro mucho a mora torres y desd hace 5 años k escribo poesia pero desgraciadamente no he contactado a ninguna editorial y si m pudieran ayudar se los agradeceria, muchas gracias a todo el equipo de monografias por mi articulo de cada semana.

  6. carlos lucero dice:

    El viaje astral es posible, en todas aquellas personas que recuerden sus sueños ,mas facil sera.
    /el mejor momento es antes de dormirnos/ en esos momentos en que el sueño esta llegando ,se debe practicar ponunciando este mantram ,faaaa raaaa onnn, o este otro, chis ches chos chus chas ,el principio cuesta ,todo es cuestion de practica,pero hay algo que debe saber el interesado en esto/,para que va a salir en astral / si logra salir a donde ira y para que ,esto no es cuestion de
    curiosidad . will.56@hotmail.com

  7. marcela mussa dice:

    que bello articulo! ok yo quisiera saber si alguien me puede ayudar….tengo sueños recurrentes….seran viajes astrales? siempre son dos…uno en una iglesia de la edad media..o algo asi….puedo sentir hatsa el olor de la madera vieja….es fantastico…y otro es entrando a una casa bellisima con flores y piscina….pero para llegar a ella voy abriendo puertas entro a una casa y despues de abrir puertas llego a esa casa…que me conmueve….tengo una gran intriga por saber….bueno…este fue mi debut en este sitio….beso vuestra alma….hasta pronto:)

  8. FREDDIE NARVAEZ dice:

    Hola a todos.
    Todo lo referente a este tema es posible y lo digo por experiencia, desde que era muy pequeño he percibido muchas cosas; la verdad no se por qué me pasa a mí y la gente que me rodea en algunas ocasiones no me cree. Creen que es solo un sueño o una pesadilla. He tenido experiencias fuertes y creo tener otro estado de conciencia.Tengo muchas inquietudes sobre el tema y me gustaria saber más de ello.
    Gracias por tratar este tema.Me he desahogado un poco.
    SALUDOS….

  9. Al-Azif Mayfair dice:

    Wepalex como estan todos en realidad el articulo esta interesante mi familia por varias genereraciones hemos tenido cierto tipo de habilidades con respecto a este tema entre otras cosas que yo siempre he dicho que en verdad no somos normales, en resumen SOY AGNOSTICO CASI QUE AL BORDE DEL ATEISMO Y ESCEPTISISMO solo creo en lo q compruebo, por lo tanto NO SOY FANATICO NI NADA DE ESO pero tengo cierto conocimiento respecto al tema, en verdad es algo interesante debido a que para toda mi familia es algo común hacer este tipo de actividad, para cualquier información contáctense conmigo…

  10. Al-Azif Mayfair dice:

    Los sueños recurrentes son un tipo de cosas las cuales no tienen nada que ver con los viajes astrales tienen algo de relación pero no es lo mismo OJO por más que sea los sueños recurrentes tienden a ser más que todo interpretativos aunque muchas veces tienden a ser exactos todo depende de la situación y la persona no todos los humanos tienen la capacidad de tener este tipo de experiencia, por lo menos en mi caso lo que más me agrada de todo es la dualidad de pensamiento pero en fin como en todo siempre existen ciertas facultades para ver , sentir, escuchar e incluso interactuar con cierto tipo de seres o entidades muchas veces se tiende a confundir lo que son experiencias astrales con lo que medicamente es conocido como embolia del sueño o apnea del sueño (no recuerdo bien el termino correcto si alguien lo recuerda y me puede corregir no hay ningún problema) todo depende de cómo se enfoque o se interprete lo visto. En mi caso el escepticismo, análisis e interpretación sin dejarme llevar por conocimientos adquiridos previamente ante todo, de todas formas por mas experiencias extrañas que se tengan recuerden que no son los únicos que las tienen y recuerden NO SOY NINGUN TIPO DE FANATICO SOLO ESTOY DICIENDO ESTO POR EXPERIENCIA PROPIA DE LO QUE ME ACONTECIDO CON MI FAMILIA Y MI PERSONA y porque quiero ayudar a quien pueda con este tipo de informacion

  11. fernando jose acendra borre dice:

    en primer lugar los viajes astrales se dirigen hacia las regiones inferiores de las esferas del ser.,lo que karl pooper llama el mundo 3 ,en el astral se encuentran los elementos que son creaciones defectuosas del ser humano ,,el infierno de dante,la region donde jesus bajo a rescatar a adam.la caverna de castaneda, y todas las pesadillas con las cuales sueña la humanidad..como entrenamiento ,y se aconseja no viajar en triangulo, sino en circulo, esto con el fin de no quedarse como visitante a perpetuidad de esta region- se pueden hacer estos viajes y sacarles algun provecho.pero paraque hacer estos viajecitos los cuales no revisten mayor importancia cuando existen regiones superiores ricas en experiencias de consciencia.,viajar al astral es como si a usted le regalaran un viaje a paris y en vez de irse a paris se fuera para un tugurio ,te invito mora a que visites las regiones superiores a que investigues antes, sobre ellas.y luego saques un articulo promoviendo una visita a las regiones superiores ,los espero

  12. fernando jose acendra borre dice:

    en el plano astral estan los egregores ,uno de ellos lo utilizaron las SS para eliminar a Simon Bolivar ,los egregor son creaciones mentales los cuales son formados por el poder de los ritos los cuales determinan estados siquicos de gran infuencias sobre la vida de las personas ,por esto el libertador deliraba en sus ultimos dias .,este egregor negativo creado por actos de egoismos siendo basicamente una creacion mental esta dotado de una conciencia embrionaria con capacidad de accion..leer la horla de guy de maupassant. y el folleto sobre la traduccion del lienzo ” SIMON BOLIVAR MUERTO RODEADO POR SUS AMIGOS Y ARROPADO POR LA BANDERA NACIONAL”, de mi autoria,

  13. Guillermo Bernal Velásquez dice:

    Hay dos libros que hablan muy claro sobre este tema de los viajes astrales, son: “Yo visté Ganímidez” y “Mi preparación para Ganímidez”. Tuve experiencias muy personales y exporádicas con este tema de los viajes astrales y oh sorpresa la mía, después de esas experiencias llegaron a mis manos estos libros donde el autor Yosip Ibrahim, narra cómo es que se debe hacer para lograr esos viajes. La biblia habla de un comentario que hace el sabio Salomón sobre el cordón de plata, es el contacto indispensable que tiene el ser material (cuerpo) con el ser espiritual (espíritu). La Biblia tambén comenta sobre el viaje que hace el apostol Pablo hasta el tercer cielo, él (Pablo) dice que él no sabe si ese viaje lo hizo en cuerpo o en espiritu. (Un patético viaje astral).

  14. silvia fernandez dice:

    A mi tambien me interesa mucho los viajes astrales, sobre todo para tener mas nocion de Dios y vivir el mundo trascendental, para conocer espiritus, angeles o viajar por el mundo.
    creo que tiene algo que ver con lo que uno sueña,puede ser?saludos para todos…

  15. carlos alberto gutierrez huallpa dice:

    cuando ers niño, mi padre, una persona muy preocupada por lo espiritual me llevo a un movimiento “GNOSIS” es un movimiento en el que en las sesiones que rganizaban trataban este tipo de temas, e indicaban que los viajes astrales son viajes a una dimenci´n distinta ala que nos encontramos, a la que llegamos en nuestros sueños y la forma como ingresar a esa dimensión y realizar un viaje astral es mantenerse consciente al momento de inciar el sueño, lo que se dice tambiene en un comentario anterior en verdad muchas veces logro tener conciencia en mis sueños y puedo decidir que hacer cuando estoy soñando no se si ese sea un viaje astral, pero este movimiento que en realidad no es una religión o algo asi denominado movimiento gnostico universal trata ese tema, en verdad yo no continue asistiendo a este movimiento pero si desean profundizar en este tema talvez sea bueno que se acerquen alaguna de susu filiales se que existen en casi todo el mundo.-

  16. Joise Morillo dice:

    Nadie es más inteligente que otro, la diferencia radica en la voluntad de cultivar, tanto la mente como el cuerpo, para algunos el alma es la que se merece más atención que el cuerpo, ejemplo: Platón en Fedón, plantea que el cuerpo es un lastre que lleva la existencia Humana, que se debe cuidar, como se cuidan los desperdicios en un barco en función de mantener un equilibrio de flotación.

    Los llamados viajes astrales, son producto de un éxtasis muy profundo, que se despliega al momento de reflexionar acerca del mundo, el Universo, con una concentración sumamente elevada, esto se logra en la medida que el individuo medite en función de ese tópico u objetivo, siempre o preferiblemente en lugares propicios y solos, donde impere la paz.

    No necesariamente la soledad es tacita, empero si la paz espiritual y, el deseo de observar los patrones naturales de la forma más exactos posible, incluso, no se requiere cerrar los ojos, al contrario, los ojos deben ver la claridad o la oscuridad del cielo y la circunferencia de la tierra al alcance de vuestra mirada.

    Igualmente, estriba la diferencia, en que: no todo el mundo tiene la capacidad histriónica y estética para Narrar: esa experiencia etérea mediante el éxtasis, por ejemplo: Joaquín Amortegui Valbuena (alias V.M. Rabolú) en su libro Hercólubus, o planeta rojo. Aun con sus ambigüedades –en el planeta que el visitó en sus viajes astrales no se comia carne, pero si pescado- presenta una obra estética y sublime, no muy genial pero bastante curiosa, Hermes Trismegisto y su Kybalion, con una doctrina enteramente esotérica, y Nostradamus con su interpretación de la historia a lo Heráclito –todo fluye, todo es cíclico- quien manifiesta somos y no somos, la historia se repite, por el poder inmanente del fuego.

    Igualmente no todo el mundo tiene la capacidad hermenéutica, para interpretar los escritos de los iniciados.

    Imaginaos la doctrina evangélica de Agustín de Hipona, netamente platónica mientras que la escolástica Tomista totalmente Aristotélica

    “prefiero las cosas que se pueden oír y percibir(…) pero “malos testimonios son los ojos y las orejas para aquellos hombres que no entienden su lenguaje” Heráclito. Fragmentos 55 y 107
    respectivamente.

    Os ama
    Joise

  17. Martha Lucía Méndez Gómez dice:

    Indudablemente el “concepto” viaje, nos dispara hacia la dimensión de la aventura.
    Y decir “viaje astral”, sería como proyectarse a las esferas, y recordarlo sería el mejor requisito.
    A ti: Al Azif Mayfair: de familias si es. Dímelo a mi. Reconocer que tenemos algo en ese bendito ADN, que hace que las frecuencias se disparen de tal forma… que hacen que…
    Igual que tú, simplemente humanos.
    Y creamos formas de pensamiento que se convierten en fantasmas que nos persiguen o compañeros grandiosos.
    Hasta cuando necesitamos depender de.
    Viajes astrales en esta vida? O somos una proyección astral de una mente fantasiosa y juguetona?
    En todo caso si lo podemos ver y sentir.
    No hay misterio, ni temor, una verdad sin tiempo ni espacio, un sueño, un ahora sin antes ni después.
    El viaje astral puede ser romantico, llamativo o simplemente importar un carajo!

  18. Nel Ro dice:

    Muy Interesante este tema, tambien me gustaria mucho hacer buen uso de los viajes astrales, alguna vez lo intente, me enseñaron algo los de la religion ROSACRUZ, pero actualmente no lo practico, tengo tambien mucho interes sobre la verdad de DIOS, han llegado a mis manos muchos libros que me dan luces sobre ello, y si tienen curiosidad los invito a leer la serie KRYON y otro libro que me intereso mucho al principio era “El juego de la vida” de Florence Scovell que se parece mucho al contenido de “El Secreto” aunque ya tiene como 100 años, pienso que El Secreto es una version actualizada y comprobada del libro mensionado. Saludos a todos.

  19. Armando de Jesús Martínez Delgado dice:

    Hay temas que por su contenido y promesa subyacente lo pasas a uno de la curiosidad a la práctica… y éste es uno de ellos, por experiencias muy cercanas, les recomiendo mucha prudencia. Efectivamente, como cita Nel Ro, a través de los Rosacruces existe todo el procedimiento para realizarlos; la experiencia puede ser nada grata… entrar al mundo de los espiritus no es cosa de diversión, implica muy serios riesgos. Desde luego que habrá muchos que no me crean, sólo cumplo con advertir. Saludos.

  20. Francisco Manzanilla dice:

    Buenas noches Morita: mis saludos, no soy experto en la materia y espero me corrijan si estoy errado pero he leido algo parecido a lo que acabas de publicar y de verdad es muy interesante, cuando se habla de viajes astrales es como dicen en metafisica el cordon o hilo de plata, el cual une el espiritu al cuerpo y permite, en un momento de totalmente relajamiento, como es dormir, tener lo que se llama desdoblamiento y salir del cuerpo. Mi pregunta es si una perosna realiza dichos viajes astrales, recordará a los sitios donde viajo, con quien hablo, que vio, que escucho que sintio….porque de ser posibles estos viajes, si se pudiesen hacer al futuro y recordar todo, digo que se evitarian malas acciones, catastrofes, desastres, guerras, solucion a la contaminacion del planeta en fin una interminable lista de suscesos dañinos que se podrian evitar….. oh sera mejor dejar las cosas como las diseño Dios para que el ser humano aprenda a valorar y cuidar lo que tiene….porque Dios hace las cosas a su manera y eso no se puede refutar….Bueno querida Mora fue un placer y felicitacion aunque tarde por el dia del Trabajador…cuidate.

  21. Gladys Elizabeth Moreno Alvarez dice:

    Hola y muy interesante el tema,, al respecto pienso que cada dìa, el ser humano tiene la oportunidad de desconectarse del cuerpo, pero por la falta de preparación y las restricciones en su formación, impiden que estas se recuerden o se separen de vivencias, como es a la hora de dormir, sueños premonitorios. Pero, algunos lo pueden hacer voluntariamente, y generalmente se les consideran a estas personas, como seres especiales, con dones particulares.
    Pienso que somos energía, yo lo he visto en un familiar, mi hermana, cuando se molesta con una persona que le hace algo malo, ella sin ser consciente, su cólera puede llegar a la otra persona y hacerle daño sin tocarla. Desde bien pequeñita a la edad de 5 años, una niña la molestaba mucho, como mi hermana era gordita, la insultaba.al respecto. Un dìa , a la hora de salida del colegio, estabamos por bajar las escaleras y la niña la insultó y paso por delante de nosotros, estaba bajando cuando se cayo las escaleras, sin que nadie la tocara; la niña acuso a mi hermana de haberla empujado, y cuando le preguntaron cómo la empujo? , la niña respondió que son sus ojos lo habia hecho. Este tipo de episodios le ha pasado a mi hermana en toda su vida, hasta ahora, ella, por eso, entro a un grupo parroquial para controlar esta energia, pero igual, cuando se molesta con alguien puede enviarla hasta el hospital. Pero, lo increible de este hecho, es que las personas afectadas, se dan cuenta que lo hace mi hermana y la dejan tranquila, se apartan de ella. Mi hermana también tiene sueños premonitorios, que la asustan mucho.

  22. Baldemar Chacon dice:

    Es su espiritu el que me sigue, mi nahual que deambula en mi sombra y que por eso tal vez es negro, talvez mi umbra, !Sus ojos son brasas que veo en mis sueños! !Tal vez ahi es blanco!.
    Me invita a su guarida y debo perseguirlo por senderos incaminables atravesando la ceiba grande del camino, me guia hasta Xibalba (el inframundo) donde los señores me esperan para su prueba de fuego, de murcielagos, de chayes, de las noches de insomnio. Soy el gigante bailarin y mi danza inspira al fuego para crear el infierno de donde salen todos los demonios encantados con mi ritmo danzante, gritando y buscando almas guiados por mi nahual: El gato.

    Yo estoy de paso y mi danza no es por siempre, el señor rojo de los señores de Xibalba me enseña su fuego, y debo crear un incendio como el de él para recibir mi libertad, pero yo tengo mas poder que todos los demonios que de aqui salen, !oh si! señor rojo preguntele al cadejo que no pudo con mi nahual que en su fiera lucha le vacio un ojo con sus garras y su lava me ha dado el poder sobre el fuego, nadie se atreva a atarme porque sere su perdicion, le ofrezco la danza y se conforme con eso nada mas. Ya el fuego del señor rojo es mas intenso de la ira que le da al ser retado por un mortal gigante bailarin que danza danzarin en zancos de risa.
    El señor amarillo me inspira el camino donde ya no queda nada de la ceiba, ceibon que se consumió con mi fuego, por donde sea que paso queda arrasado por el fuego, el señor rojo me ha condenado a mi poder y debo incendiarlo todo a mi paso mientras mi nahual afila sus garras en las brasas de la ceiba, ceibon que se consumio con mi fuego. somos los dos ahora guias de los demonios del infierno que buscan almas para llevarlas a los señores del inframundo.

    Mi camino se cruza con el viento que me susurra la musica que debo bailar para aplacar la ira de los señores del inframundo y así, danzando ando mi destino de fuego. Se quema la montaña y el maiz, el agua hierve a mi paso y todo se calienta todo se consume y las pobres almas no escapan porque no pueden escapar de mi paso, de mi fuego, de mi danza gigantesca de azufre. Las garras de mi nahhual ya afiladas por las brasas, destrozan las pobres almas y se las lleva a los demonios que se complacen de nosotros. Es mi condena y me da pena no poder contener mi danza porque está en mi naturaleza de danzante como danzante fue mi padre y mi abuelo y los mas antiguos de mis antiguos fueron danzantes y me lo transmitieron por su sangre. ¡Ah! pero ya quiero ver al señor rojo suplicándome almas para su infierno y le dare bailarines rines que rinan risas de risas y eso no le agrada al señor rojo que echa fuego por los ojos cuando se rien de él, por eso es mi condena que quema mi alma en pena.

    Ora todas las almas bailan lo que quiero que bailen con mascarones de jade para que a ellos no los consuma ninguna condena de fuego que salen de los ojos del señor rojo de lo señores del inframundo y me reire de el otra vez y me librara de mi pena condena de llamas. Pero vean quien se acicala en mis zancos de gigante gurutando, guru, guru, guru como queriendo hablarme. Oh, es mi nahhual: el gato fiero que me quiere hablar guru guru guru guru acicalándose en mis zancos de gigante y escapa, corre, salta, de alla para aca y de aca para alla, de una piedra a un arbol y de un arbol a las nubes y al viento y me voy persiguiéndolo por el viento (Racan, compadre del fuego) porque algo me quiere decir gurutando mi gato nahhual que me guia. Ya voy por el viento cruzando los limites de los limites del universo, mas alla de donde no hubo nada, ni barro, ni maiz , ni aliento. Este gato me trajo a la casa de la Ixmucané que me espera con una mazorca cocida con risa, y como de la mazorca cocida con risa y empiezo a reir, ja ja ja ja ja y me regreso con mi gato al inframundo a reirme del señor rojo ja ja ja ja. Otra vez la ira del señor rojo se enciende como sus fuegos, pero yo he creado incendios mas fuertes que él y tengo mas dominio del fuego, de las brazas, del sol y lo aplaco con mi poder danzando con mis huestes de almas con mascarones de jade que pelan la mazorca de dientes y se rien ja ja ja ja se rien del señor rojo ja ja ja.

    Hola, como estoy taaan emocionado porque me menciono en su entrada, pero viera que daba saltos de alegria cuando lei mi nombre y que le gustó.
    Solo debo aclarar, Baldemar Chacon hizo su primera aparicion la semana pasada pero ya estaba desde hace varios meses en el blogg. Vea mi firma en la primera aparicion de Baldemar.

    Saludos

  23. Jose Itriago dice:

    No guardes nada mío, sería reconocer que empezaste a olvidarme. Sólo el calor de mi mano, ni siquiera la tristeza de mis ojos que te ven marchar. Sólo el calor de mis manos que te tuvieron, ni siquiera las palabras de los adioses, los tantos adioses. Sólo el calor de mis manos que se extienden hasta donde vayan iluminando tus ojos. No, no guardes nada mío.

    Si quieres quema todo, seguramente será mejor: tampoco yo necesito de esas muletas para recordarte. Quema todo. Que de nosotros dos sólo quede el calor de nuestras manos. No quiero recuerdos, ni fotografías, ni cartas de amor. Sólo el calor de tus manos. Quema todo. No quiero abrirle rendijas al olvido.

    El coro perfora el incienso, sigue el rielar de las pocas luces encendidas, el titilar de los centenares de velas y la neblina de mi tristeza, hasta posarse en mis manos. Cada nota, una sobre otra van haciendo un peso insoportable. Afortunadamente, de vez en cuando una tos, un ruido de mueble al desplazarse, algo que llega de la calle, me devuelve al mundo, un breve descanso, un ancla a la realidad extirpada desde hace siglos de esta catedral que somos y saco fuerzas para reiniciar la acumulación de las notas, pero no puedo saber si son las mismas, si se acomodan conforme a un orden preestablecido, porque no soy capaz de discernirlas: la melodía me abruma y creo que ya he estado en ella varias veces, quizás cada vez y soy yo quien presumo que estas notas la conforman como la conozco o creo conocerla. Pero quizás no y son derivadas de las originales desechadas en la búsqueda de una melodía primigenia y un sentido de lo mágico, que se extiende hasta las más altas cúpulas, está experimentando con secuencias, acordes, cortes diferentes cada vez, con la única base del conocimiento de las notas totales que tuvo. Centenares o miles de Do, de Re, etc. almacenados en grandes escaparates. Allí están todas las notas que conforman la pieza, pero no en que orden estuvieron. Cada vez hay que sacar 20 Do, 36 Re, 12 Mi y así sucesivamente para hacer una estrofa de todo aquello. No obstante, cada melodía que se genera, si es una diferente cada vez y si ciertamente es una búsqueda de algo, es perfecta. El gran ruso Bortiniansky, convocado por alguien, quizás por mi, copió una o la única combinación posible sobre el pentagrama que dejaron en tu cuerpo los tantos años que te han dibujado.
    ¿Cuántas partes la componen?, me preguntaste un día. No sé, te dije, he escuchado tantas, tantas veces, que no puedo contarlas. Además, hace tiempo que me olvidé cómo contar sentimientos y emociones. En aquel tiempo sólo creía saber contar los pocos granos que me dabas de ti. ¡Son perlas!, me dijiste y yo me puse a enhebrar un collar perlas, el mismo que hoy luces en esta despedida.

    En mi puerta alguien quiere echarme las cartas. Le dije que no necesitaba amuletos mágicos, ni creía en cartas ni nigromantes, menos en sueños y viajes astrales. Pero ella insiste con mucha perspicacia; me dice que da lo mismo que lo digan los arcanos, a que lo diga mi consciencia atormentada por la soledad y la miseria. Que al menos no queda en mi voluntad bajar la trampa del ahorcado. Quisiera decirle que siempre será sólo mi decisión, pero sigo mi camino, buscando en mi catedral las respuestas a las preguntas que aun no me he hecho y espero demorar algún tiempo más. No sé. De pronto llega el momento en que las preguntas y sus respuestas también son intrascendentes y contra todo lo que lloré, el olvido se apodera de ambos y somos apenas rumores ajenos, desconceptualizados, eludiendo el momento de la verdad, cuando nuestras manos se enfríen

    No guardemos nada que haya sido nuestro. Dejémoslo correr.

  24. Osvaldo Bonini dice:

    Hey!! No está bien que haga días que no paso por aquí, pero qué bonitos cambios!!
    Cuando salí había un gatito blanco cuya sombra se trasfiguraba en quejumbrosa penumbra de alguien y había también una hermosa historia relacionada a la mitología maya –que me recordó a Ñamandú-, entre otras cosas.
    Ahora que regreso a pispiar, resulta que el gatito blanco es peligroso e incendiario y que junto con su penumbra remontaron en un astral viaje de la mano de una Blanquita Estela ¡todopoderosa! Y José que permanece adulando sus sensaciones de forma magistral. Y Joise, y Celestino, y…¡Vancho! -¿Cuándo me contestaras?-.
    ¡Cuánto me estoy perdiendo!!
    Además, Jorge Chacón se ha cambiado el nombre por Baldemar ¿?, y está bailando en una pata a lo K’awiil. Y María Celeste nos llena de intriga e interés. Y…
    ¡Y también un montón de nuevos de verdad!
    Sobre estos temas de esoterismo y otras yerbas se me hace difícil hablar porque falto a la experiencia y conocimiento necesario. Los únicos viajes astrales que he realizado fueron con las patadas -en el culo- del viejo cada vez que me lo merecía, pero no más volaba por sobre algún mueble.

    Pero, Morita, me queda un saborcito a expectativa –un tanto destemplado- por aquellos sueños que nombraras sobre Li Po y por la novela del Gato Blanco. ¿Cómo hacer para…?
    Igual, te mando un beso muy grande y mullido.
    Mil abrazos a todos.

  25. Hugo Sanchez dice:

    Hola a todos, les envio un fraterno saludo,

    Para Fernando Jose Acendra Borre:
    Podrias ampliar tu comentario sobre las Regiones Superiores (entiendo del Espiritu)?.
    Saludos

  26. Joise Morillo dice:

    Heme aquí hombre mío, casta y Susana. ¿Sobreviviré a la fatiga y al escarnio con vuestra benevolencia? Pues pronto el mundo vera crecer mi fruto, la creación descalificada y celeste que yace en mi. Señor, he intuido, le agradecerán y despreciaran las multitudes, a este mi engendro muy bien esperado, pero no presto del mundo, postreras andanzas ascetas, encarecerán suya sabiduría, concebida de halos etéreos y esotéricos. Así también, como diáspora itinerante, partiente: de mas allá de occidente y menos que oriente, cultivará, aun cuando no cosechará la esperanza más sublime “amor”; el mío, el vuestro, el de todos.

    Heme aquí vuestra consorte, prometida y ufana, entre las mieces y el estiércol, prodigando ternura a nuestro vástago celestial, que como: en estanco de magos relumbra en nuestra esfera. También intuyo que, para mañana ¡no en calesa! Sino en bestia, descenderá a la verdad de la miseria y la maldad del mundo del poder. Empero triunfante de fama sin poder, llenará de regocijo a esa suya multitud; sedienta de vindicaciones e ignorantes de la verdad, empero preñada de vicio y odio.

    Igualmente mi señor, será todo de generosidad fundado, fomentara con la potencia del vino y el trigo de su pan en suyos cuerpos como carne, haciendo comprender al mundo, mediante sus mentores y sendas pedagogías, la bonanza de comulgar en paz.

    Ya todo consumado, se sabrá quién es madre y quien mujer, quien padre y hombre, quien hijo y hermano, quien amigo. No en vano los justos fallaran justicia, omitida, desconsiderada, solapada con la hipocresía de la vanidad y la traición, en nombre de los hombres y de un odioso clero de tribunos codiciosos. Una tarde, yerto, sucumbirá, mas tardes desde el Hades de cenizas y humo ¡se elevará! Aun cuando su existencia no abandone a los hombres y al Universo.

    Os ama
    Joise

  27. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Querida Mory, durante treinta años de mi vida, busqué desesperadamente una respuesta a esto que hoy llaman viajes astrales, y que además poco me trajo en ganancia y mucho sí en tormento.
    Pero eso forma parte de la vida anterior que tuve, es el pasado que Dios, nuestro padre, lo digo así porque también es tuyo y de todos los que creen en él, me cambió y me dio una nueva y limpia, me selló para él. No sé quién habré sido antes, quizás alguien no precisamente de alas muy blancas, alguien que pagó y está pagando sus culpas, el precio de la responsabilidad de mis propios actos, una vez que adquirí conciencia, ¿cierto? Pero no mejor que ahora, pues todos vamos en ascenso creciendo, ya no más físicamente, pero sí de adentro, nuestro espíritu. En otra ocasión escribiré cómo me enfrenté al señor rojo de los señores, aquél que menciona Baldemar en su escrito.
    Carlitos Escobar, mi amigo, me enseño a salir a voluntad, acepté la invitación ya saben, nada más porque me gustaba el efecto que producía en mí la sensación de volar. Esa misma noche, y por única vez salí a voluntad, nos quedamos de encontrar a las 12 en punto de la noche, para lograrlo debía acostarme unos diez minutos antes, entonces me tendí en el sofá cama que estaba en el living de la casa y comencé a repetir mentalmente hacia atrás: cien, noventa y nueve, noventa y ocho, noventa y siete, noventa y seis…y salí, en dirección al lugar dónde nos íbamos a juntar, la plaza Prat, pero…de él ni luces, las únicas luces que se veían eran las de los autos, las que traspasé una y otra vez, mientras esperaba verlo aparecer. Al día siguiente, me contó que no pudo hacerlo, porque se quedó hasta muy tarde con visitas.
    En esos momentos era una perfecta ignorante, pero sí estaba segura que se trataba de algún tipo de sueño especial, anormal, vinculado quizás a qué tipo de fenómeno raro en la genealogía de mi árbol, pues mi madre fue una eximia voladora, visitante de cielos, ángeles y vírgenes, pero jamás escuché una queja de su parte, ella lo disfrutó al punto de estar siempre maravillada y disponible a contarnos sus aventuras. Sin embargo, lo más estremecedor en su caso, fueron los sueños de premonición que la alteraban y ponían en alerta.
    La percibí muy frustrada una tarde, luchando contra el gigante invisible de la impotencia…sabía que sus sueños tenían alguna vinculación con un hecho inminente de peligro, quería preguntárselo a alguien, quería información, con el afán de poder ayudar pero era imposible…
    No olvido aquel sábado de verano, cuando arruinó mi fiesta… temprano a primera hora de mañana me dijo: “Blanquita, hija, venga por favor, deseo hablar con usted algo muy delicado, ponga atención: hoy no tiene permiso para salir, hoy se queda en casa, ¿me escuchó?” . No hubo pero que me salvara, Y quizás tubo mucha razón.
    Mis dos hermanos lucharon hasta vencer, no sé cómo lo hicieron, pero fue una total negación a “esa cuestión”, como le llamábamos; muchas noches los escuché decir: “mamá, mamá, no puedo dormir, tengo “esa cuestión”. Mi madre, con su corazón noble, y de palabras llena de dulzura, nos pedía que oráramos.
    De mis dos hijos, el menor, heredó la misma “hechicería” o “cuestión”, pero ya lo conversamos, le presté todo mi apoyo y amor, oramos mucho, su padre lo bendijo mientras el dormía una noche y Sam, se acabó. Él se quedaba en un plano muy inferior, sin poder despegar a una esfera más alta, se angustiaba mucho, sentía que lo aplastaban, mientras percibía todo sin poder dar voz de alerta. Yo por mi parte, gozo de un sueño tranquilo, en colores como la mayoría del mundo y sólo se encienden los motores para el despegue cuando me encuentro excesivamente cansada, ya sea física o mentalmente, eso es fijo que sucede y los síntomas los comienzo a sentir inmediatamente a penas cierro los ojos, pero como ahora tengo el arraigo celestial que recomendaba aquél librillo de viajes A.; me doy una vueltecita corta y mientras esté todo bien, perfecto, me quedo y continúo el viaje, pero si me aparece uno de esos enanos a formes con ojos de fuego horripilante, llamo a mi padre celestial y de inmediato me saca del plano y me lleva de regreso a la cama, donde le doy infinitas gracias.

    Los amo a todos, pero más a Dios
    Un cariñoso saludo a Celestino

  28. María Celeste Cécere dice:

    ¡Hola queridos TODOS! (así no me olvido de nadie, jeje)… doy la vueltecita por aquí para dar una palabrita. El tema es sumamente atractivo, y la picarona de Morita lo sabe bien.
    Somos antes que nada espíritu. Ese algo que se sospecha en los límites de la conciencia. No importa cuan agnóstico se sea, un ALGO dentro nuestro nos susurra al oído que el mundo material no es más que una charada… así que habrá que encontrar la respuesta a la gran pregunta: ¿quién soy?
    En ese juego se está siempre, buscando, explorando los bordes del universo en que nos desplazamos interiormente. Y en ese juego, tratamos de tener la experiencia de algo que SE SIENTA que ES LO QUE VERDADERAMENTE ES.
    Ahí viene la cosa de por qué es tan atractivo un viaje astral. Ha atrapado a todo tipo de seres humanos: los que uno sospecha por razones obvias, como ocultistas, hechiceros, etc.; los que han accedido a la experiencia como consecuencia secundaria (y no buscada) de un proceso de purificación espiritual, tales como practicantes de meditación u otras disciplinas de crecimiento interno; y por último, gente de todo tipo que buscar SER, expandiendo su conciencia, entre los que hay abundantes artistas, escritores y demás…
    En mi familia también hay esa cosa de las experiencias en otros estados de conciencia. Porque el viaje astral no es más que eso: otro estado de conciencia donde se puede visualizar un plano que no es el plano material. Tampoco es el plano espiritual. Estamos en espíritu (por decirlo de alguna manera), y por ello podemos ver y experimentar situaciones no percibibles con los ojos del cuerpo. De allí lo que cuenta Blanquita que le pasaba a su nene. El pobrecito veía los seres inferiores, aquellos que no tienen cuerpo y “viven” alimentándose de las energías negativas de los seres humanos (dicho sea de paso… ¡qué gordos deben estar ahora, uf!). Perdonen la disgresión…
    También por eso su madrecita tenía experiencias tan bonitas: era, evidentemente, un ser muy puro espiritualmente y podía “conectar” con los seres más elevados, de quienes recibía aliento, enseñanzas y hasta alguna advertencia sobre situaciones a suceder en este plano material.
    Bueno, después de tanta palabrería, lo que quería decir es que TODOS LOS SERES HUMANOS PODEMOS TENER CONEXIÓN CON LOS PLANOS DEL ESPÍRITU… y eso no quiere decir que vamos a salir a volar en todos los casos. Hay a quienes la conexión se le manifiesta de otras maneras.
    Creo que lo más importante es saber que: si te pasa, no te asustes y trabaja contigo mismo para que cuando ocurra sea siempre una experiencia elevada, que te ayude a ser mejor persona. Medita, haz oración, lee libros que limpien tu mente de pensamientos negativos, escucha música armónica, disfruta de la naturaleza, y cualquier otra acción que reúna tu espíritu con los de los seres sin cuerpo que son nuestros guías y maestros en el plano superior.
    Si nunca te ha ocurrido… piensa que tal vez nunca te ocurra. Eso no significa que no tengas percepción de los mismos mensajes y experiencias que aquellos que sí “viajan”. ¿Nunca te ha sucedido de saber que algo te iba a pasar y rechazarlo intelectualmente porque no tenía asidero recional… y que “eso” pasó? ¿Nunca has soñado con seres queridos o desconocidos maravillosos que te hablan de tus errores y experiencias dándote aliento y consejos? ¿Nunca has visitado lugares que no conoces y has reconocido cada rincón como propio?
    Si al menos una de estas preguntas tiene un sí como respuesta… ¡es que estás conectado!
    Abrazos a miles…

  29. María Celeste Cécere dice:

    Mori, Mori… hablé tanto del tema de “viajar”… ¡que me olvidé del tarot! Jajajajajaja…
    Bueno, la cosa es que el tarot es como cualquier otro chisme que uses para concentrarte y tratar de “organizar” las cosas de una manera más favorable en tu vida. No existe eso de leer el futuro. Imaginate que si el tiempo no existe porque es una construcción mental necesaria para comprender mejor el devenir de las cosas, mucho menos existe el futuro como tal… así que ¿¡cómo vamos a leerlo!?
    Pero sí es cierto que no cualquiera puede hacer esto de concentrarse y “ver” (por llamarlo de algún modo) los hechos desde un ángulo o perspectiva más amplio. Es un don, si se quiere decir.
    Don muy comercialziado en algunos casos. En otros ni siquiera existe el don, sólo el comercio, jajaja. Bueno, la cosa es que está o no está. Y podés usar cartas, buzios, huesos de pollo o lo que se te ocurra y la cosa no va a variar mucho.
    Particularmente, cuando me siento desorirentada en alguna de las muchas encrucijadas que me pone la vida por delante, suelo usar un método más acorde a mi naturaleza: el I’Ching (Libro de las Mutaciones) me ha sido un consejero muy acertado. Pero tampoco es fácil su lectura… como todo libro sagrado.
    Hubo una época, en que podía encontrar la respuesta con sólo formular la pregunta mentalmente… y ahí estaba: en la línea de un libro cualquiera, en un diálogo escuchado al pasar, en un amigo que venía y de pronto te decía lo que esperabas… jajaja. Loco, ¿no?

  30. Aristides Sourdis Movilla dice:

    Lobsam Rampa, trata de esos viajes astrales y a mi otras personas me han visto fuera de mi cuerpo, encima de mi cuerpo dormido.
    En cuanto a Tarot y demás sistemas, lo que sucede es que las respuestas que ellos te dan, están dentro de ti y ellos y el don de interpretar los signos las sacan.

  31. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Querida Celeste, hace tanto tiempo que no conversamos. Éste tema sé que te apasiona, pero permíteme contarte lo que Dios me mostró con el libro de los cambios o mutaciones.

    Eran los años 70′, una niña pre-adolescente, con un espíritu ansioso de conocer los enigmas de la vida, un tanto dada a lo místico y a ejercitar el poder que existe en nuestras mentes para trasladar objetos, hacer desaparecer cosas y hasta lograr pasar desapercibida, algo así como transformarse invisible. Se hallaba en mi una especie de brujita que no lograba completarse, por mucho que leyera libros, no me convertiría en tal, ni llegaría a ninguna parte con la supuesta escobita voladora.

    Todo comenzó a la hora tranquila de la media tarde cuando una decide ir al baño con la típica revista (“Vanidades”), debajo del brazo, en medio de sus páginas, encontré un resumen del virtual y mágico “I ching”, El Libro de Los Cambios. Arranqué sus hojas, y las hice mías, ellas anduvieron conmigo hasta ajarse y desaparecer entre cuadernos y bolsones de colegio. Pero me hicieron famosa; comencé a “experimentar”, con mis compañeras de curso…agarré las moneditas consabidas y ¡ a lanzarlas se ha dicho! qué en “preguntar no hay engaño” y si es gratis, tanto ¡MEJOR! De las varas de milenrama, jamás supe ni siquiera como eran, no estaban a mi alcance ni fue mi preocupación buscarlas, por lo demás las monedas en la práctica funcionaban de lo mejor. Con los años y la fe que deposité en el oráculo, (porque eso es verdaderamente, el libro; un oráculo), el dios opositor, el que deseaba mi desviación, puso en mis manos de regalo mi primer libro: “El I Ching, El Libro de los Cambios”, era regordete, y el mayor tesoro con el que contaba para “todo”, en ese momento le dí el realce que se merecía, en el prólogo decía lo prestigioso que era: un libro que había sido consultado en la toma de grandes decisiones en la guerra, por alguién muy importante; Genghis Kang, y además respaldado por la Biblia, ¡Qué más! ¡ por supuesto!, porque si no comprendías su antigua filosofía, al pie de página se leía: (para su mayor comprensión, ver Mat.10:14) ¡Qué mejor! Puse en aquellas páginas toda mi confianza. Dios y su verdad; su palabra; fuente de agua ¡viva!, estaba en otro plano, alejado, estaba en el tronco, y yo andaba por las ramas. Mi fama agarró tal vuelo, que tenía “consultas” hasta por teléfono, así fue como una noche después de transcurrir casi dos décadas, sonó el estridente aparato del teléfono, como anunciando el fin y el comienzo de algo grandioso…ya casi oscurecía, era Graciela; mi amiga del alma, mi compañera de banco, mi “yunta”, la que me convidaba de su pan y yo del mío, a la que ayudé en sus cartas de amor, para su amado príncipe, su primer y único gran amor ; quien se desgarraba de dolor al otro lado del teléfono y entre sollozos cortados me pedía que consultara el I Ching por ella…su gran amor había arruinado su dignidad hasta ahora intacta, abandonándola por otra, veinte años de matrimonio ahora los mandaba a la chuña…a mi amiga el amor se le escurría como torrente de sangre quitándole la vida.

    Corrí por toda la casa en busca del libro”salvavidas”, ansiosa por socorrerla, busco y busco, meto las manos aquí y allá , en alguna parte lo había visto…hasta que por fin recordé: debajo del bar, allí donde deberían estar las copas, estaba aquel libro gordo, lo palpo, lo siento pesado, ¡ sí! …es por fin aquí est….,pero…¡oh no! Pero ¡Cómo! La Biblia…¡Qué hago!..y luego resuelvo: “a las perdidas”, mi amiga se está muriendo…y digo:Señor…Señor ayuda a Graciela por favor, y pregunto de la misma forma familiarizada que lo hacía con el I Ching, cerrando los ojos, con actitud solemne y de respeto, con la calma que necesitaba, pero que no tenía, abriéndo al azar sus páginas… y allí estaba la respuesta más clara que el agua, como se llama “al pan pan, y al vino vino” el amor puro reconfortante, lleno de paz; lo que debía hacer Graciela, la respuesta fue para ella y al mismo tiempo para mi, nunca pensé encontrar allí palabras más justas y adecuadas, fue lo preciso. No había una letra que no comprendiera, ni una parábola ni nada de difícil interpretación, todas fueron mensajes claros de fortaleza y amor del Padre para sus hijas. Mi corazón latía muy fuerte, fue mi primer despertar de conciencia, Dios me estaba hablando:” El I CHING NO, MI PALABRA, MI VERDAD, LA BIBLIA SÍ, fue como escuchar el YO SOY, Celestita querida, así es como fue.

    A partir de entonces, en un proceso que dura hasta hoy, mi vida cambió, de a poco fui dejando de lado todos esos libros como: “El poder del pensamiento Alfa, milagro de la mente” de Jeff Stearn, Secuestrados por extraterrestres ( otro temaso), Manual de experimentos parasíquicos ,los que ponía en práctica con mi hermano Ernesto y era diestra en muchos.

    Tengo, y me gustaría contarles mucho más; solo sé que andaba por las ramas y Él está en el tronco, me dí licencia acomodando lo que dice Pablo: escudríñalo todo, toma lo bueno, y deja lo malo. Pero no lo practiqué más. La verdad, me costó al principio obedecer, pero lo hice, lo pude hacer, con su ayuda, porsupuesto.

    Sé que puedes contradecir mi punto de vista, y dirás que ésa fue mi eperiencia, que dista mucho de la tuya, y en eso tendrás mucha razón, pero sólo el amor que me mueve, hace que te escriba esto, lo demás queda en el libre albedrío.
    Te amo, pero más a Dios.

    Cum Sancto Spiritu, In gloria Dei Patris. Amen.: Con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre Amén

  32. Osvaldo Bonini dice:

    Mudo, completamente mudo. Sorprendido. Leyendo y releyendo estas historias de Blanca y los demás y sus experiencias. Es increíble, Blanquita: te adoro.

  33. María Celeste Cécere dice:

    Querida Blanca… más de una vez hemos tenido diferencias. Supongo que radican en el hecho en que no tengo la necesidad de mostrar que tengo la razón, pues no la prentendo.
    No soy cristiana, no porque no me parezca maravilloso el mensaje de Jesús. Es mi elección no serlo. Soy budista. A mi ser interno las respuestas y el crecimiento, así como la paz, le han venido de la mano del mensaje y la enseñanza del Iluminado.
    Me parece algo maravilloso que en mundo pueda haber tanta diversidad. La disfruto. Para mí el I’ Ching es un libro sagrado. No un oráculo. Yo lo leo de la misma manera que vos lees tu Biblia.
    Soy feliz en mi forma de vivir, creo que de la misma manera que vos sos feliz en la tuya. Y descanso en la serenidad de que no considero que cuando vos decís “Señor” sea alguien diferente de cuando yo lo digo… Un abrazo muy especial.

  34. Osvaldo Bonini dice:

    Si María Celeste, así se habla, así se siente. Te quiero mucho. ¿Te acuerdas de cuando…? Si, seguro que sí lo recuerdas. Y así es la cosa. No pelear por la razón y ni siquiera aspirar a ella es una situación sumamente elevada, además de asimismo, poder comprender que otras personas piensan diferente y cuando lo que parece es tratar de convencer sobre qué es lo mejor, o quizás forzar una elección; es definitivamente porque necesitan afirmarse ellas mismas en –quizás- momentos débiles.
    ¿Acaso el objetivo no es el mismo?
    Que linda estas hoy, una luz, una inspiración.

  35. Fabu 11 dice:

    El macrocosmos contiene vivo ó muerto
    al microcosmos que
    mantiene vivo al sistema universal.

    Mora que gusto, que calor hay en éste sitio tuyo, nuestro sitio.
    Saludos a todos!

  36. Baldemar Chacon dice:

    Yo recuerdo que hace algunos años, cuando era niño, me subí a un arbol enorme, posiblemente una secoya aunque por aca no los haya, posiblemente era un sueño pues tengo a veces dificultades de diferenciar la realidad con mis sueños, si..posiblemente estoy loco pues tambien tengo dificultad para encontrar mi cordura. Volviendo al arbol: Era de noche y estaba muy oscuro, tanto que se me hacia dificil ver hacia los lados, las estrellas me guiaban. Iba subiendo por el enorme tronco sin ninguna dificultad hasta que empezó a temblar todo, abajo habia alguien moviendolo como si fuera una simple rama de pinabete y me precipito al vacío. En mi caida siento angustia, desesperacion y miedo pero entonces pienso que es un sueño y que tengo poder en él y emprendo mi viaje hacia el cielo, disparado como cohete. Dos sombras me persiguen, siempre fueron dos nunca he investigado nada de todo esto simplemente lo deje pasar. Me lograron alcanzar y debo luchar, me golpean pero sigo escapando, volando lo mas rapido que puedo, a los lados no se ve nada, hacia arriba las estrellas y yo voy para allá donde hay luz, de pronto me vuelve alcanzar y recibo golpes, no escucho voces, ni gemidos ni nada, no veo sus rostros, ni la menor idea de que seran, creo que son demonios, otras veces regreso a mi cuerpo pero esta vez no sabia donde ir, solo tenia la luz que me daba esperanza. Cuando la luz se hizo intensa, entonces despierto.

    Me encontraba en el hospital general con muchos golpes pues me habia caido de un arbol que esta en el patio de la casa. Yo se que los golpes no eran por la caida pues me quedaron marcas extrañas que aun tengo en mi piel. Dos en mi espalda que logro ver con espejos, una en mi pecho; cerquita del corazon, una en el abdomen, y una marca un poco mas arriba de mi frente donde empieza mi cabella Tiene una forma de X enmarcada. Las demas marcas tienen forma de manos, casi imperceptibles pero yo si las siento. Tengo un proposito y debo descubrir que significan estas marcas y debo buscar a quienes me lo hicieron aunque …tengo miedo.

  37. Osvaldo Bonini dice:

    FABU!!!!!!
    ¿Como estas?
    ¿Sabes?, cada vez que intento enviarte un mensaje a tu correo que tengo registrado (@live.com.ar) Yahoo me lo rechaza como fallido. ¿Será que puedes comunicarte conmigo??
    Besos.

  38. Jose Itriago dice:

    Coincido con nuestra celestial Celeste. Todo “Señor” de la raza humana ha de ser uno sólo, visto desde diferentes ángulos, desde diferentes criterios. Repito al Dalai Lama cuando le preguntaron cuál era la mejor religión. Contestó: “La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al infinito. Es aquella que te hace mejor.” y agregó que hacerte mejor es “Aquello que te hace más compasivo, más sensible, más desapegado, más amoroso, más humanitario, más responsable, más ético… La religión que consiga hacer eso de ti, es la mejor religión.”
    No creo que Blanca ponga en duda esas verdades, que estoy seguro que serán de ella. Pero trajo a la mesa el punto de las religiones impelida por su fervor, sin pensar ni remotamente en la posibilidad de que hiriera a ninguna otra persona. No, Blanca no es de las que hieren voluntariamente a nadie. Se dejó llevar por la emoción de su relato y por la circunstancia de que el I’ Ching, sin duda alguna un libro sagrado, ha servido para que bajo su sombra pululen quienes lo usan como medio de adivinación, directa o indirectamente. En Internet hay 4.900.000 entradas de I’ Ching, casi todas como libro o sistema oracular. Incluso venden juegos bajo su nombre.
    Pero nos aferramos a que el Señor es uno y sólo uno, igual para todos, con todos los nombres o las interpretaciones que la humanidad ha sabido darle. Si hay Dios, no habrá otro Dios y por ende no existe un Dios mejor, ni religión mejor, ni interpretación mejor.

  39. Iván Salazar Urrutia dice:

    Querid@s:
    Me agrada mucho leer vuetros puntos de vista; ¡tan amorosos! ¡tan apasionados!
    Pero ni el amor ni la pasión doblegan la humanidad de los escribientes.
    Existe dios.
    No existe dios.
    Existe un dios distinto al mío.
    No importa: yo existo.
    Tú existes.
    Te amo.
    Joise vive siempre entre nosotros.
    Los que no somos religiosos aplaudimos esta fraternidad.
    Ojalá un día los religiosos aprendan a respetar a los no religiosos.
    VANCHO

  40. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Celeste, querida no pretendo hacerte cambiar de creencias, muy bien lo dices y con convicción:
    .” Es mi elección no serlo. Soy budista” Te escribí diciendo:
    …. sólo el amor que me mueve, hace que te escriba esto, lo demás queda en el libre albedrío.
    Yo sólo te cuento mi experiencia, y qué fue lo que saqué en limpio, lo que Dios me mostró con el libro. El discernimiento con que fui bendecida, lo agradezco hasta hoy.
    Sin embargo no es menos cierto lo que afirma José. Yo también entré a investigar a Internet, y tan sólo me quedo con lo primero que aparece: Te aclaro que es un oráculo por dónde lo mires, sino dime: Tú acaso lo lees sin consultar? alfgo así como al azar en el azar?. cuéntame como lo haces con las monedas o con las ramitas. Porque el libro dice que debes hacerlo de una u otra forma, Genghis K. lo consultaba con los palitos de milenrama.

    I Ching
    De Wikipedia, la enciclopedia libre
    Saltar a navegación, búsqueda
    Este artículo se refiere a un libro oracular chino, para otros usos véase: I Ching (cómic).
    El I Ching, Yijing o I King (en chino tradicional: 易經; en chino simplificado: 易经; en pinyin: yì jīng) es un libro oracular chino cuyos primeros textos se suponen escritos hacia el 1200 a. C. Es uno de los Cinco Clásicos confucianos.

    El término i ching significa ‘libro de las mutaciones’. El texto fue aumentado durante la dinastía Chou y posteriormente por comentaristas de la escuela de Confucio, pero su contenido original es de procedencia taoísta, y no confucianista. Se cree que describe la situación presente de quien lo consulta y predice el modo en que se resolverá en el futuro si se adopta ante ella la posición correcta. Es un libro adivinatorio y también un libro moral, a la vez que por su estructura y simbología es un libro filosófico y cosmogónico.

  41. María Celeste Cécere dice:

    Querida Blanca… ante todo, me gustaría aclararte que no me siento ofendida (como parece haber pensado nuestro querido José), sencillamente, me siento obligada… por decirlo de alguna manera, a aclarar que en el campo de las religiones cada uno debe dejar su fervor de lado para poder contemplar mejor las motivaciones del otro. Al igual que en cualquier otro ámbito de la vida, debe uno poder comprender antes de intentar expresar la propia convicción. Porque de lo contrario, se peca por exceso. Eso es todo.
    Respecto de la concepción occidental de lo que es el I’Ching, obviamente que para la mente diseccionadora de nuestra cultura lo primordial es poder saciar la curiosidad de lo que va a venir. Queremos tener el control de todo lo que ocurre, así que intentamos controlar también el futuro… ¡gran absurdo!
    En las épocas en que el I’Ching fue concebido dentro la milenaria china, reflejó el devenir de la vida de las personas, poniendo especial hincapié en los ciclos de la naturaleza (tan simples de comprender para los campesinos) y en las obligaciones del gobernante (dirigiendo la enseñanza al que detentaba dicha responsabilidad). En un principio, sólo podía ser consultado por un sacerdote especialmente entrenado a tal fin, ya que requería de habilidad el hacerlo con las ramitas de milenrama, pero aún más difícil era extraer de las inquietudes del consultante, una enseñanza espiritual para su crecimiento como ser humano. De allí que el texto, si bien en primera instancia se considera oracular, es más un texto sagrado para la reflexión y la formación, de carácter filosófico y moral, como bien acotas.
    Independientemente de que sea un texto de origen taoísta, es de uso frecuente por los budistas. Mi acercamiento al mismo se produjo en 1986, cuando realicé un curso de interpretación filosófica de sus textos en el marco de la carrera de filosofía que estaba estudiando. Y debo de reconocer que, cada vez que lo he leído, siempre me ha guiado hacia el bien, el respeto, el amor por los demás y la dedicación al espíritu y no a la materia.
    Para el amoroso Vancho: perdón, perdón… tratando de contemplar todas las posturas, me olvidé de que existe también la tuya. ¿A quién puede caberle la duda de tu maravillosa humanidad? Con el permiso de Viole: te quiero.
    Abrazos a todosssssssss….

  42. Osvaldo Bonini dice:

    Como no entiendo ni un pito de todo esto, y aquella historia sobre subirse a un enorme árbol me ha hecho recordar instantáneamente a una hermosa leyenda guaraní sobre el pájaro choguí, se la deseo copiar.

    “En una humilde vivienda campestre, rodeada por árboles y ríos, vivía una india guaraní con su pequeño. Era joven bella y, con esa belleza tan natural y a la vez especial de rasgos indígenas, pero a pesar de eso, la mujer sólo tuvo ese hijo, por lo que el niño creció en la soledad, sin nadie con quien jugar.
    Mientras la madre realizaba los quehaceres de la casa o se iba a cultivar la tierra, el niño jugaba únicamente con los animales que criaba su madre o se internaba entre los árboles en busca de frutas. La madre le advertía siempre antes de irse: “No quiero que salgas de la casa, puede venir un animal salvaje y hacerte daño”
    El niño lo prometía, pero atraído por los sonidos del bosque o empujado por la soledad en que se encontraba, solía olvidar la promesa. Muchas veces llegó la joven madre a casa cuando ya el sol se había hundido en el fondo de la tierra y no encontró a su pequeño; desesperada se internaba en el bosque gritándole para que volviera. Al principio le imponía castigos menores, pero fue perdiendo la paciencia y terminó pegándole fuerte con las ramas de los arbustos.
    En ocasiones, el castigo fue demasiado duro y el pequeñín se vio impedido de abandonar la improvisada cama de pajas. Allí permanecía bocarriba, sin poder jugar, aburrido y deseoso de regresar al bosque. Se propuso, para el futuro, volver a casa cada día antes de que su madre retornara. Así lo hizo durante mucho tiempo, le aterraba la idea de verse de nuevo castigado de aquella forma brutal.
    Subía hasta las alturas de los árboles para agarrar las frutas, aunque siempre llevaba al menos una naranja, que era su fruto preferido y que tan deliciosamente saboreaba. Le gustaba también, verse confundido con los pájaros y mariposas que revoloteaban en los ramajes. También admiraba las tardes cuando el sol estaba a punto de perderse más allá del bosque, se ponía a contemplar las bandadas de aves que emprendían vuelo en busca de lugar seguro para pasar la noche, entonces su corazón se llenaba de nostalgia. Hubiera querido ser una de ellas, y volar libremente sin que la presencia de la madre limitara su tiempo.
    No podía comprender por qué no era dueño de aquel espacio libre del que disfrutaban los pájaros. Con frecuencia, se sentía de especie inferior, la más desdichada del bosque. Pero un día se entretuvo mirando cómo una bandada de pájaros choguís se elevaban buscando el cielo y luego bajaban haciendo parábolas, como si se fuera a enterrar con el sol en la tierra. A ratos, miraba desde arriba, desde la copa del árbol donde se encontraba, para ver si su madre se acercaba al rancho; podía ver desde allí la vereda por donde, presumiblemente, aparecería ella.
    Calculó que bajando rápido le quedaría tiempo para llegar antes a casa, y siguió allí, contemplando el vuelo de las aves. Miró hacia el cielo, que empezaba a llenarse de estrellas y pensó, mientras suspiraba con tristeza: si tuviera alas volaría hasta allí.
    En esas meditaciones se encontraba cuando le llegó de pronto el grito de su madre, que había llegado a casa sin que él la hubiese visto. Sobresaltado, trató de descender, pero sus pies perdieron apoyó y cayó pesadamente desde las alturas.
    La madre no pudo escuchar el único quejido de su hijo. Justo en el momento en que sus ojos se cerraron definitivamente, su cuerpo se fue transformando, y tomó la figura de un pájaro choguí. Sobre la cabeza de la india pasó volando y cantando para meterse entre la bandada.
    Según cuenta la leyenda, aquel niño guaraní, convertido en pájaro choguí, cada día vuelve a los alrededores de su casa, y mientras la madre va y viene de la estancia al rancho, él canta y picotea las naranjas, que por siempre ha sido su fruta preferida.”

  43. Osvaldo Bonini dice:

    Claro, ustedes dirán “¡ya está este tarado saliendo con cualquier digresión!” Sí, es cierto. Tomé una imponente deriva sobre una tangente que nada tiene que ver con el tema. Me puse a cocinar boniatos y les pido disculpas, es que ustedes saben…no soy de los que se empecinan en tener la última palabra ¿o sí?
    Como dice Iván: amor y paz…
    Los quiero mucho.

  44. Osvaldo Bonini dice:

    ¿Qué esperanza considerar, qué presagio puro,
    qué definitivo beso enterrar en el corazón,
    someter en los orígenes del desamparo y la inteligencia,
    suave y seguro sobre las aguas eternamente turbadas?

    ¿Qué vitales, rápidas alas de un nuevo ángel de sueños
    instalar en mis hombros dormidos para seguridad perpetua,
    de tal manera que el camino entre las estrellas de la muerte
    sea un violento vuelo comenzado desde hace muchos días y meses y siglos?

    Tal vez la debilidad natural de los seres recelosos y ansiosos
    busca de súbito permanencia en el tiempo y límites en la tierra,
    tal vez las fatigas y las edades acumuladas implacablemente
    se extienden como la ola lunar de un océano recién creado
    sobre litorales y tierras angustiosamente desiertas.

    Ay, que lo que soy siga existiendo y cesando de existir,
    y que mi obediencia se ordene con tales condiciones de hierro
    que el temblor de las muertes y de los nacimientos no conmueva
    el profundo sitio que quiero reservar para mí eternamente.

    Sea, pues, lo que soy, en alguna parte y en todo tiempo,
    establecido y asegurado y ardiente testigo,
    cuidadosamente destruyéndose y preservándose incesantemente,
    evidentemente empeñado en su deber original.

  45. Osvaldo Bonini dice:

    Perdón de nuevo, me olvidé de decirles que ese poema es de Pablo Neruda.

  46. Jose Itriago dice:

    Y para completar la digresión de Osvaldo, con el ánimo de fumigar cualquier amago de discusión teológica o cosa que se le parezca, incluyo el enlace al Pájaro Chogui, canción paraguaya (en Youtube lo llaman “polka”) que estuvo muy de moda hace 30 o 40 años.
    http://www.youtube.com/watch?v=Mkl5LsiHBSE
    Uno la oye unas 20 o 25 veces y ya no piensa en más nada, queda enchoguisado.

  47. Fabu 11 dice:

    Ja! José
    enchoguisado:
    mezcla de chorizo con guiso
    enchorizado con enguisado
    ENCHOGUISADO…
    la verdad que quedás así!!

  48. Fabu 11 dice:

    Osvaldo
    No sé que onda con el correo,no lo uso en otras ocasiones más que en el blog!
    Es exclusivo!

  49. Belieth Pèrez dice:

    Y no serà que es cierto que este mundo no es màs que la sombra de un mundo superior, y entonces no serà que nuestros viajes astrales son hacia nuestro propio universo, el interno, el del corazòn y el cerebro??? bueno… yo què se!!!!

    Maravillosos comentarios, Felicitaciones a Todos!!!

  50. Osvaldo Bonini dice:

    Inteligente Belieth.
    Fabu, quizás si me escribes algo se desbloquea…
    José -seguro- debe haber querido decir enchogüisado de chogüí, el pajarillo. Es una diéresis de diferencia

  51. María Celeste Cécere dice:

    ¡Hola Fabu! Osvaldo tiene razón… a mí también me ha pasado que te mandé algún mail y me los rechaza… jajaja. Confesá…. no nos querés ver ni en la sopa, jajajajajajajaja. Y ahora me voy a enchoguisar…..

  52. Iván Salazar Urrutia dice:

    RECETA
    Tome usted un pájaro Chogüi.
    Si puede entone las letras de su canción preferida : Chogüi Chogüi Chogüi cantando va … (por ahí).
    Saque una a una las plumas hasta que parezca plumífero desplumado… es decir, casi nada.
    Por aparte, cebollas y ajo en abundancia: sea fraterno y agregue algo de pimentón, ají rojo seco… o verde húmedo, o ají dulce de Jinotepe. Al poco andar de la fritanga agregue aceitunas del norte argentino.
    Tome al despanzurrado pájaro (ya sin música) y saque con un cuchillo fino sus finas piernas por arriba de sus finos muslos. corte la columna vertebral a la altura del lomo y saque así aparte sus hermosas pechugas (las verá como eran antes de la silicona), corte igualmente su hermoso y curvilíneo cuello, paro déjelo coronado con la cabeza .
    Toda esa carne otrora voladora se va sobre la sofrito como en una pichanga de fútbol de barrio.
    Agregue sal y pimienta (salpimiente);
    Tome una botella de vino blanco (Chardoné del valle de Aconcagua, o un blanco imitador de Mendoza) y bébelo: esto da mucha sed.
    Tome una botella de cerveza y rocíela sobre las presas de Chogüi.
    Deje a fuego lento que se extingan las últimas notas del canto arpero del finao.
    Cuando usted crea que está listo, le falta aún diez minutos; pero es buen momento para otro salud y hacer llover orégano generosamente sobre el cocimiento.
    Agregue papas cocidas que se me había olvidado decirle que hiciera en otra olla con sal de mar (es decir gruesa y sin yodo), si puede agregue a esas papas, zanahorias trozadas a lo largo).
    Al cabo de los diez minutos más. Listo.
    Vaya y regálelo al vecino que seguramente ya sintió los olores y tiene más necesidades que usted.
    (lo siento José, pero ese Chogüi R.I.P.)
    VANCHO.

  53. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Por el temor de que muchos pensaran que mentía o estala loca, nunca me expuse al ridículo, ante lo cual callé y prefería seguir la corriente en una conversación aburrida y tonta, como la de aquellos donde sólo es válido el pensamiento común de las gentes, nunca me atreví a hablar en público este tipo de asunto, los que todavía, no han sido comprobados científicamente por ese grupo respetable de hombres de ciencia, los sabios de la tierra, los pragmáticos. Yo les llamo los Tomáses.

    Sinceramente, en un comienzo me declaré a mí misma, que esto era producto de una extraordinaria fantasía, o de una asombrosa mente alejada totalmente de la realidad, en otras palabras, mi verdad era solo mi verdad y no tenía ni encontraba alguien con quien compartirla, y por lo demás, si así hubiese sido, qué habría sacado en limpio, ¿lo que me dijo el profesor de sicología? – ¿que pensaron?, ¿que había perdido la razón? No, mejor no dije nada, guardé silencio, y dije: lo olvido, hago como si no pasó y punto.

    Tratar de no estar más perdida en el espacio, fue siempre mi afán, y por esa razón traté de investigar con gente adulta, a mi madre le hice muchas preguntas y obtuve respuestas irrefutables, como prueba de la veracidad del fenómeno, así, ella pudo orientar mi camino cada vez que se lo pedí.

    Hubo una gran explosión en mi corazón, el día que asistí al cine y presencié la película “El Ente”, un escalofrío indescriptible recorrió mi cuerpo; hubiese deseado no tener conciencia de conocer un caso de la vida real en aquel film, o qué me hubiese importado si no era el mío parecido o peor. Es un caso que deseo olvidar y no contar.

    Pero al escribir estas líneas, por extrañas que resulten a todos los que de alguna manera no le importe. Ni entiendan nada, les digo: que lo más hermoso en el universo, es Este Lugar, que aunque estemos a millones de kilómetros puedo conversar extensamente, con individuos verdaderos, de corazón y amistad sincera, que aunque me vea obligada a abandonar mi hogar planetario, siempre los tendré presente en mis oraciones para que el Señor un día los toque, a María Celeste, a Vanchito, Joise, José, Osvaldito, Fabu, Baldemar, Celestino, Morita y tantos…
    También quiero que sepan los que alguna vez han observado el vuelo de un ave en los cielos, Les digo que es exquisito atravesar los aires y volar como un pájaro a gran velocidad, la sensación de vértigo espantosa que experimentamos aquí en la tierra, se transforma en mágico placer sideral, algo a lo que una no se sabe referir con palabras.

    Hoy me limito a cumplir y complacer a nuestra anfitriona Morita, Mory para mi, como una promesa empeñada en la invitación que me hace sobre escribir alguna experiencia ¿mística?
    Aprecié demasiado aquellos días; los lejanos días del colegio, y quién no. Si son los mejores.
    Una de esas noches, abandoné mi cuerpo, lo dejé en la cama, y tuve la experiencia más asombrosa consciente y tangible de todas: Estuve con los habitantes de otros mundos exteriores. Los hechos a los que voy a referirme, dan señal que existen las moradas que tiene El Padre en los cielos, y a las que se refiere Jesús en la Biblia.
    No podría darle un nombre al lugar extraordinario donde me encontraba, sólo sé que estuve allí por segunda vez, hace más de un año atrás. Tampoco sé la razón de mi visita a aquél lugar, ni cómo llegué, sólo recuerdo que salí disparada como un cohete, como cuenta Baldemar, hacia arriba con gran fuerza. Lo primero que vi fueron seres muy altos, de una estirpe muy extraña, luminosos, que guturavan sonidos para nada perceptibles como en un diálogo entre ellos, sus cuerpos eran transparentes, delicados, mientras yo me dedicaba a observar y tratar de entender dónde “re `flauta” me encontraba, mirando a escondidas lo que más podía, percibía estar en un lugar prohibido para mí. Recuerdo como un explorador, comencé a tocar lo que estaba en mi entorno. De un centro contenido de luces, como el prisma de un cristal gigante emergía la descomposición multicolor de la luz. Todo contenía esa luz maravillosa y llamativa, todo lo que tocaba tenía la suavidad del cristal, pero cuando traté de hacer contacto, para saber cuál era mi “misión” allí, percibí que existía una jerarquía de alto rango en aquél “reino” y de inmediato me hicieron saber que no debía estar allí, que debía regresar, me escondí, pues deseaba mirar más, era realmente hermoso y placentero el lugar. Ojalá existan esos lugares llenos de paz, y un día los podamos visitar o quedar a vivir.
    Los amo, pero más a Dios.

    Qué Dios nos bendiga a todos.

    Un beso, un abrazo fuerte.

    ¡Bienvenida a los nuevos!

  54. María Celeste Cécere dice:

    ¡Ay Vancho, qué lástima! Si me hubieras pasado antes la receta, la preparaba anoche… aunque no me termina de convencer esto de comerme al pajarito, que no tengo el gusto de conocer, pero viste, soy pacifista y esto de andar por el mundo asesinando hermanos plumíferos o cuadrúpedos me resulta medio “heavy”… aunque como bien dice el Martín Fierro (que para quien no lo conoce, es un poema argentino de estilo gauchesco absolutamente interesante): “todo bicho que camina va a parar al asador” y más si uno tiene hambre. Y si no, acuérdense de los inmigrantes italianos en los conventillos de Baires al principio del 1900, que inventaron la “polenta con pajaritos”, léase palomas, a las que cazaban con hondas. Nunca antes la ciudad se vio más limpia, jajajajaja.
    Tengo una consulta, ¿puedo tomarme la cerveza y regar el chogui con el vino? Soy de apetencias más ligeras… pero si me decís que no, haré el esfuerzo de probar lo contrario… jajaja.
    Los quiero mucho…

  55. Jose Itriago dice:

    Estoy consternado por el triste final del Pájaro Chogüi. Y pensar que él se creía señalado para altas presentaciones operáticas y llevaba como pieza principal de su repertorio la tragedia del niño Guaraní, que suponía era lo máximo para un pájaro de su peso (compite con los peso pluma.). Terminó sirviendo de entrada (y salida) en casa de un vecino, que por hambriento, no apreciará las sutiles diferencias entre un pájaro que canta y una gallina que cloquea. A lo sumo, expresará con fuerza que ama el dulce cloqueo antes que el chillón chogui chogui. Debo acotar que por error involuntario, cuando escribía este sustituto de obituario, puse “del niño iraní” en lugar del guaraní. Ahora que lo pienso, debe haber sido obra del subconsciente. Seguramente los niños iranies si se van a caer de sus árboles y no por el grito de su madre, sino por un hijo de su madre.

  56. Osvaldo Bonini dice:

    Por fortuna sabemos que el amigazo José tiene un excelentísimo humor y ve las cosas positivamente porque es como que lo estamos castigando. Aquí al lado quedó dibujado como hombre-oreja-veladora y en éste blog como hombre-chorizo-guiso. Para colmo Iván se come el chogüí, se lo estofa, fin, kaput, Q.E.P.D., R.I.P., adiós, nunca más… (ja ja, ese nunca más me hace acordar de una historia para contarles en algún momento) Fíjate, José, que la diéresis faltó por todos lados; debe ser lo poco que se usa en el teclado, me costó encontrarla.

    Fabu, hoy insistí con los envíos a tu correo pero el mensaje de rechazo parece decir que tu buzón de correo no está disponible. Es como que –quizás- ha colmado su capacidad. ¿? Posiblemente si eliminar correos entrantes que no te interesen o marques todos los correos de la bandeja de entrada y los copies a una carpeta para dejarla vacía… No debería pasar ya que live es casi como Hotmail.

    Maria Celeste, sí que tienes que conocer el chogüí. Es ese que deja agujeros en las naranjas –u otro citrus- de la quinta del abuelo, el que llamamos pájaro naranjero. Por estos países andan por todos lados.
    Cuando vivía la abuelita de mi amigo de la infancia –Bruno- que era tana-tana nos hacía polenta con pajaritos. Pero eran gorriones que pululaban por miles en los bananos de calle Alberdi. Era cuestión de tirar para arriba y alguno caía. Era muy hábil, no los necesitaba desplumar para sacarles las pechuguitas y los muslos. Los hacía también fritos, que era como más me gustaba, saltaditos con un diente de ajo. Una verdadera delicia.

    Blanquita, oh sí que leo con atención e interés tus narraciones. Y me quedo con muchos deseos de más, más. Y las tomo muy en serio. Si no comento sobre ella es por pura ignorancia, pero eso no quiere decir que no las respete. Sí que las respeto y mucho, me interesan tus vivencias y sus conclusiones sobre las sensaciones y aprendizaje que dejan. En lo que no deseo caer es en discusiones fundamentalistas que ya sabemos que no tienen fin, por eso te pido disculpas por haber derivado tan mal el tema -así como se venía planteando-. Pero sigo esperando más y con atención de tus historias. Mi silencio es total y absolutamente respetuoso.

    ¿Vancho anda con hambre? ¿Cómo es eso de `imitador´?

    Besos a todos, (ya voy para aquí al lado, -¿estará bien dicho así o será un argentinismo?-).

  57. Fabu 11 dice:

    No sabía de tal pájaro chogüi…
    al final terminó en el fuego como el chori, como el guiso…!
    Y bien acompañado con chardonnay!

    Amigos ya veré que ocurre con mi correo faburiano

    Mora, yo tambien recuerdo el inicio de aquel cuento, pero devo decir que el primero era más detallado, lúgubre é intenso. Hasta parecía que era otro el viejo del cual hablabas, un perfil muy parecido que se lo puede encontrar en varias oficinas de Buenos Aires zona Congreso…por ej.

  58. violeta montt diaz dice:

    Hola amigos de Vancho y amigandonos nosotros, quería exponerles mi punto de vista que es bien raro creo yo, soy 100% agnóstica y casi 100% creyente en fuerzas y/o energías extrañas, creo que existen personas que tienen la capacidad de ver el futuro (muchas dicen ser capaces y muy pocas si lo son) en mi vida he conocido a dos, pero han sido experiencias tremendas para una agnóstica como yo, pues he permanecido calladita pues yo sé que por la boca muere el pez y me han predicho el futuro tal cual ha sucedido en el tiempo, soy de las que toma notas para comprobar sus pronósticos y esas dos personas han sido totalmente acertadas, también conozco de una persona que atrae la mala suerte y por favor no se rian de mi pero en mi ciudad la persiguen, nadie quiere tenerlo cerca y si alguien como un amigo mio que no cree en esas cosas lo acepta le pasan cosas terribles cuando está con él y finalmente entendió que no está en sus manos hacer nada por él simplemente debe mantenerse alejado, es decir yo no creo pero como dice Garay los brujos no existen , pero que los hay los hay.
    Bueno creo que el tema es realmente interesante incluso para los que no creemos en religiones ni en seres superiores, acá en Chile tenemos una “vidente” que ayuda a la policia a encontrar a personas muertas y tiene grandes logros, claro que tal vez los periódicos informan cuando le acierta y no cuando se equivoca, en fin como dije al principio ahi me doy vueltas en mi 100% y como soy profundamente lib re me permito creer y no creer a la vez sin hacerme ningún problema

  59. María Celeste Cécere dice:

    ¡Hola Viole! Te creo absolutamente tus experiencias, pues que la gente no toma conciencia de que el Universo, en su maravilla, no es sólo lo que se ve, sino las energías que permiten que se exprese y manifieste. Y no es brujería tener un don de ese tipo. El tema es qué hace uno con ello, si ayuda a los demás o se pervierte.
    Osvaldiño: el otro día escribí mi entrada re- apurada (igual que ahora, jaj), así que no tuve tiempo de mirar en internet una imagen del pajarito. Hoy me fijé, y ¡oh, sorpresa! es MI AMADO SIETECOLORES. Así se llama en Córdoba al muy bonito. Lo quiero con toda mi alma… había uno que tenía nido en algún lugar cerquita de la casa de mi abuela, así que cuando yo estaba en el patio, me quedaba extasiada mirándolo saltar de rama en rama de los durazneros. No me lo comería ni por casualidad, jajaja.
    Mori Morita… no puedo comunicarme con vos. Tu casilla de correo me rechaza los mail… Quería comentarte algo y no pude… ¡ufa!
    Besos mil y abrazos siderales… ¡y apurados!

  60. Roberto Eduardo Manay dice:

    Hola!!!! Está es mi primer entrada y la descubrì por causalidad y te cuento: soy escorpiano; buscador de exelencias e intèrprete del alma. Como en todo he incurrido, puedo contarte que hace unos años atrás, junto a una amiga, vivì la màs bella experiencia UN VIAJE ASTRAL donde mi amiga, viajaba subconsciente en mente y espìritu y yo, sentìa su viaje en mi piel. Ese viaje llegò debido a que ella, estaba sufriendo de fuertes hemorragias vaginales Viajamos juntoy y pasamos varios niveles; en todo fui su guía y quien la hizo pasar por la fuente de vida que daba frente a un grande tribunal de ancianos de cabellos blanco-platinados; de apariencia muy suaves y a la vista largos. Muy difìcil de transmitir tanta belleza Mi amiga jamás volviò a enfermar


Trackbacks

  1. Homepage


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi