Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Juegos con el tiempo

He llegado a concebir la idea pretenciosa y esquizofrénica de que todas las épocas están presentes en el ahora (Esquizofrenia).

Esquizofrénica, porque mi teoría incluye las máscaras (Códigos naturales y culturales), máscaras que la gente guarda dentro de sí -campesino medieval, rey, soldado, esclavo, señor feudal (La transición del esclavismo al feudalismo)-; pretenciosa, porque no soy ni psicóloga ni historiadora (El proceso formativo del historiador…). Pero, a la vez, he descubierto que muchos de ustedes prefieren que les hable como si yo fuera un individuo particular -y a veces lo soy, con locuras, ideas e imágenes particulares y no siempre “científicas” (El estigma de la locura)- más que como un editorialista de ceño fruncido, mucha profundidad ceremonial y erudición.

Paso a explicar mi idea de los tiempos que confluyen en todos nosotros (Evolución histórica de las concepciones sobre el tiempo): cuando mantengo una relación de cualquier tipo -afectiva, comercial, etc.- descubro que en ese alguien conocido a veces aparece el hombre de las cavernas; otras, el torturado existencialista de la mitad del siglo XX; otras, el refinado, exquisito señor, o señorita, del siglo XVIII (Relación entre el pasado y el presente). Y muchas veces, también, pero esto no entra dentro de mis “estudios”, que no abarcan el futuro, el tecnólogo bastante duro de entendederas para todo lo humano de fines del siglo XXI -tal vez sea prejuiciosa al expresarlo así, y pido perdón por el prejuicio (Escuela y futuro).

La pregunta

Como la idea se originó aproximadamente durante mis veinte años, arrastro desde entonces datos de una extraña encuesta. Pregunto -no muy a menudo, sólo dos o tres veces por año recuerdo mis especulaciones-: ¿en qué época te hubiera gustado vivir?

Las respuestas suelen ser muy curiosas, y lo más curioso es que, en su mayoría, los que todavía están en su primera juventud se remontan a la infancia del hombre -cazadores nómades y pintores de cuevas-, y los adultos a la Edad Media con sus oscuridades y su Renacimiento, y los ancianos al siglo XIX y al XX.

El niño que dibujaba cuevas

Un día le hice la pregunta a un niño de ocho años, considerado por su maestra y por toda la escuela como un geniecillo algo diabólico con tendencia nerd.

Fue sorprendente. Esperaba que me hablara de los futuros robots que harían la revolución, y de pronto me vi arrastrada a una caverna. Marcos me contestó que le hubiera gustado vivir en la prehistoria, pero “justo cuando la gente empezaba a inventar las palabras”. Le pregunté entonces si se trataba de la misma época en que la gente dibujaba manos o siluetas de manos en los muros y dijo: “No, te muestro”.

Lo seguí silenciosamente por el pasillo hasta su dormitorio en donde colgaban de las paredes botines de fútbol y estampas de Hombre Araña, más un póster con fórmulas químicas -creo que había otro con la cadena del ADN (Teoría del equilibrio dinámico).

Fue hacia el placard donde estaba guardada su carpeta de dibujo, me la entregó y la abrí y visité todas las cuevas de la prehistoria donde los hombres dibujaron; no eran exactamente copias, sino estilizaciones; en otro dibujo, el del final de la carpeta, estos hombres antiguos jugaban un juego de pelota, no con una calavera como en algunas culturas sino con el globo terráqueo moderno al que, eso sí, los mares y continentes le formaban facciones de calavera.

Yo elijo el siglo XII, el de la herejía y el amor

Marchaban en grupos de dos continuamente por los caminos de toda la Europa medieval, los he visto en cuadros, con ropa negra de mujer o de hombre según el caso y un bonete negro, las Perfectas y los Perfectos -más adelante cambiaron sus vestiduras para no ser identificados por la Santa y Perversa Inquisición, pero no pudieron burlarla durante mucho tiempo.

Iban de dos en dos, como dije, predicando una doctrina que se había desprendido del cristianismo y proponía la honestidad, la rectitud y la pureza, pero antes que nada el amor.

El amor como una piedra preciosa, con todos sus matices.

El amor desinteresado, despojado, benefactor, y también, ¿por qué no?, el amor “interesado”, interesado en su acepción de la pasión.

Eran cristianos, pero habían dado vuelta de un modo rarísimo la tradición de los heréticos. Es fácil asegurar que Jesús no existió más que como personaje histórico, como hombre, no como Dios. Pero ellos aseguraban lo contrario: Jesús estuvo entre nosotros pero sin cuerpo, sin armadura humana; sólo era Dios hijo de Dios, y su voz a veces tomó la garganta de Pablo o la de Pedro, y más a menudo la de san Juan evangelista.

Ésos eran los cátaros.

Caminando y predicando, se topaban con gentes singulares a las que bien a menudo ganaban para su causa.

Y en esos caminos del siglo XII, los personajes que cantaban, se enamoraban y se mantenían puros como los cátaros mismos eran los trovadores.

Los trovadores se mezclaron en las caminatas y a veces en la doctrina con los cátaros, y también algunos cátaros se transformaron en trovadores religiosos.

Se enamoraban de doncellas de cuya belleza habían oído comentarios y peregrinaban durante años para dar con la residencia de esas damas, mientras durante el peregrinaje se esforzaban por hacer el mayor bien posible a sus hermanos de la Tierra. Y sugestivamente hacían el bien llevándoles algo bastante raro: la alegría, aparte del convencimiento de que ningún “pecado” era imperdonable; al amor de Dios nada lo vencía.

Los cátaros, como también algunos trovadores, terminaron muy mal, porque la hoguera de la Inquisición los esperaba. Pero no es cuento sino documento que a ella fueron cantando, riendo, abrazados, a la espera de lo que pudiera depararles el cielo.

Envío

Los trovadores, cátaros algunos, inventaron el amor cortés y el lirismo, cantando por primera vez la gloria de la mujer, aun cuando faltara el goce del beso, de tocarla. Fue cuando el amor comenzó a tener un sabor asombroso a misterio y belleza.

Les regalo el inicio de una canción famosa en esa época, que compuso a mediados del siglo XII uno de estos caballeros, Arnaut Danielm:

El viento amargo aclara los tupidos

bosques que el dulce amor espesa con follajes

y torna balbucientes, casi mudas,

las alegres gargantas de los pájaros.

Y así, hasta atravesar el follaje y contemplar, sólo contemplar, la silueta de una mujer que asoma por una ventana o un balcón.

Dicen -en esto me refiero a los trovadores que no eran cátaros- que Ignacio de Loyola comenzó su carrera de santo entre ellos, hasta que todas sus huidizas damas se convirtieron para él en una sola: la Virgen María.

Son bellas las historias y leyendas de cualquier religión, ¿no les parece?

A todas las señoras y caballeros andantes de este blog, aun a los que no estén muy de acuerdo conmigo, les mando mi corazón de trovador -que además hubo trovadoras, les aseguro…

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

39 respuestas a “Juegos con el tiempo”
  1. stella maris Maceratesi dice:

    muy bueno, siento que me llevo a esos lugares , a esos tiempos remotos , que fui…que hice…que vi… uy mi imaginacion. Gracias hasta pronto…

  2. karol ribeiro mendoza dice:

    hola mora torres esta muy linda la historia que me mandaste te agradesco mucho espero seguir resibiendo mas historias cuidate mucho bye…… karito ribeiro

  3. Luis Vivanco dice:

    Hola, me costó un mundo poder entrar nuevamente, por lo de la contra seña. Bueno, bastante “provocativo” el texto, en el sentido que provoca comentar un montón al respecto. Sobre lo primero que dice la sra. Torres: “He llegado a concebir la idea pretenciosa y esquizofrénica de que todas las épocas están presentes en el ahora (Esquizofrenia).” Le cuento que en los últimos años que daba clase de historia, en las que me divertía mucho, eso siempre lo enseñé: que todas las épocas están en nosotros, pero además, todos los pueblos y las clases. Eso era bien bueno con los racistas y los clasistas (marxistas y algunos trasnochados con delirios aristócratas). Todos (especialmente en Venezuela) somos europeos, indios y negros, y árabes y fenicios y griegos y ereberes, y etc. etc. No soy el primero ni el único loco que ha enseñado eso. Cuando hablamos de días de la semana u horas del día o meses del año, egipcios, babilonios, mesopotamios, están con nosotros. Cuando decimos que tal payaso es un tirano o tal loca es una demagoga, los griegos están con nosotros. Cuando hablamos de la sanidad de la república, del Congreso, de la justicia, los romanos están con nosotros. Cuando decimos Aleluya o amén o Belén o sábado, los judíos antiguos están con nosotros, y así siga contando: somos el repositorio de todo el pasado acumulado. No hay “pasado”, el “pasado” no está “allá”, atrás en el tiempo. Está aquí con nosotros, vivo: egipcios, indios, españoles, árabes, negros de Guinea, están todos aquí, y no necesariamente en feliz armonía tanto (por eso, también concuerdo un poco con lo de la esquizofrenia).

    Lo segundo es sobre eso de elegir épocas. Es un juego bastante elemental y hasta ingenuo. Yo lo superé hacia los 14 o 15 años. Me planté seguro en un criterio que hasta ahora no me ha fallado: para mi, ninguna época como el presente… o el futuro. Si por algo me duele morir es por no poder seguir viendo lo interesante y aburrido que seguirá siendo el mundo, como hoy ya lo es. Mi criterio es: … los dientes: Nunca viviría en una época en que los trabajos dentales sean peores que los de ahora. Y en mis 52 años en un país tercermundista créame que he visto de todo en eso: desde sacarme cordales con bien poca anestesia (lloré en esa hora más que cuando murió mi papá) hasta una extracción que duró menos de tres minutos sin dolor. Ninguna época anterior puede superar eso. No ciertamente la antigüedad ni el medioevo, ni el siglo XVII o el XIX. Ni siquiera cuando mi papá y mi mamá eran muchachos, allá por los años 20s y 30s, que se reían con el óxido nitroso (gas hilarante), pero igual era una tortura larga y agobiante. Por eso, me parece curioso por decirlo suavemente que haya gente que “prefiera vivir en el medioevo” o el Renacimiento. Debe ser romanticismo, pero recomiendo curarlo con realismo.
    Lo tercero y último, que la referencia de los cátaros los ve con bastante optimismo. Desde hace como cuarenta o cincuenta años hay una corriente de simpatía hacia esa gente. La verdad es que si los cristianos medievales eran energúmenos, los cátaros eran aún peores. No digo que fuera bueno haberlos matado así, pero sí me parece comprensible, desde un punto de vista histórico, además que se lograron buenos negocios para los gobernantes de Tolosa y de algunos estados al sur de Francia con esa campaña. Una época que se beneficia de la campaña de Iraq no creo que tenga autoridad para lamentar la campaña de los cátaros. Pero restos de la mentalidad cátara han seguido con nosotros hasta nuestros días. Por ejemplo, muchas personas ven mal lo de mezclar beneficios con buenas intenciones, y si uno puede ayudar a una nación africana haciendo un buen negocio en ello, piensan que eso contamina o hace impura la buena acción. Querrían que las buenas acciones fueran “puras”, sin ningún otro beneficio adicional o marginal en ello. Eso es puro puritanismo cátaro. No me explico como hacía esa buena gente para hacer negocios (y los hicieron), ojalá descansen en paz. Recomiendo sobre ellos el libro Massacre at Monstegur de Zoe Oldembourg. Aunque es un relato lleno de simpatía hasta el sentimentalismo hacia los cátaros (casi Hollywoodense/trágico en su desarrollo), y aunque en alguna parte inclusive los cataloga –creo que sin mala intención‒ como “western buddhists”, creo que es entretenido, más que el de Emmanuel LeRoy Ladurie sobre Montaillou, que es una lata técnica para historiadores medio profesionales o estudiantes “serios” de historia. Bueno, por lo demás, bien el texto, como ve, me provocó ideas. Eso es lo mejor que nos pueden hacer unas palabras, vengan de donde vengan. La mágica conexión de una mente con otra, pasando barreras de espacios incaminables, ha vuelto a efectuarse… (copié el texto de word, había palabras y frases en cursiva y otras subrayadas, pero al ponerlas aquí se perdió eso. Bueno, siempre he estado también en contra de la sutileza, así que no me puedo quejar.)

  4. Patricia Patri dice:

    Hace tiempo que no tenía la oportunidad de dejarme llevar por éste tipo de lecturas que parecieran adueñarse de la atención de uno, capturándola, transformándola en parte del mismo texto.

    El tiempo es un singular en donde confluyen las diversas épocas, aun las más remotas. Aunque más que ezquizofrenia se asemejaría a un carnaval, un carnaval en el que las distintas máscaras muestran y ocultan determinados rasgos de los años más remotos.
    Quizás sea muy osado de mi parte hablar de una especie de acuerdo -no sólo entre etapas históricas sino entre las costumbres inherentes a cada época-. Aunque bien podría llamarse pacto silencioso del que no se puede hablar porque nada se sabe de él.

    Uno lleva en sí la historia, también, de lo que vivieron nuestros ancestros. De realidades que no vivimos y de las que, tal vez, nunca escuchamos hablar.
    Nosotros no jugamos con el tiempo (salvo en la literatura, claro está), el tiempo juega con nosotros.

    Muy bueno su artículo.

  5. josé Chacón dice:

    Me parece un texto interesante, y es que realmente esta personalidad múltiple la tenemos todos; unos con mayor demarcación; e igualmente, la persistencia de la misma en cada individuo.
    En cuanto a los niños, el caso del artículo anterior, también es interesantante, pues se traduce en conocimiento como tal y tiene un matíz exploratorio (NO CREIBLE), pero de cualquier manera inferible a estas generaciones que hoy por hoy y gracias a los medios de comunicación audiovisuales inciden en alto porcentaje en la formación e inculcación de ideas, pensamientos valores, etc. Al fín y al cabo forma parte de la fantasía infantil.
    En todo caso el artículo tiene su transfondo que refleja la(s) actitud(es) de todos los seres humanos, que responden a los estímulos del entorno. El mensaje mío en este caso, y tomando en consideración el aporte de la autora del artículo antes citado, es manifestar nuestro nivel cognitivo de comprensión socio-individual, tomando en cuenta las características de los estímulos a emitir.

  6. josé Chacón dice:

    Tengo algunos artículos de corte psico-pedagógico y me gustaria enviarlos por esta página, que en la actualidad se traduce en un recurso de primera línea para todo profesional, pues provee de información interesante desde el punto de vista científico-humanista, entre otros.

    Gracias.

  7. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    La vida semeja un abanico abierto en todos los tiempos para el amor, aquél que lo ha descubierto y acariciado con la más dulce de las ternuras a pesar de sus restricciones, aquél ha sido un hombre y una mujer libre en la intención, sin perversidades ni vicio alguno. El amor es el asa, nuestro punto de partida para mil caminos que se han abierto frente a nosotros en toda nuestra existencia, como seres aquí en la tierra, no olvidemos que fuimos creados de, con y por amor.

    Según Elizabeth Kübler, vinimos a este mundo a amar, o mejor dicho aprender a amar incondicionalmente, una vez alcanzado este proceso, estamos listos para el viaje a la otra etapa de vida.
    El escrito me recordó a Balzac, que en alguna circunstancia de su vida gastó sus días en “aquello que él llamó más provechoso”. O tal vez lo que más le atrajo en su vida, el amor, aún siendo éste prohibido por tomar para sí mujeres de otros hombres.

    El amor no se agota, es fuente de agua viva inagotable que proviene de Dios, siempre debemos estar renovándolo, pidiendo que se refuerce, que nazca otra vez en nuestros corazones, tal como el aire en nuestros pulmones. Es cierto lo que se dice que hay que alimentarlo y cuidarlo, esto quiere decir no descuidarlo en el sentido de primero pensar, luego hablar y actuar mal. De esa forma no tratamos con el amor sino que con lo contrario a él, el desamor.

    Me hubiese gustado haber nacido en el siglo XVIII, es algo romántico lo que me imagino con un poco de mimería, me veo rodeada de más mujeres que me bañan, peinan y visten, luego doy largos paseos a caballo deseando encontrar el amor…

    Un beso a todos, qué Dios bendiga sus corazones y los renueve con su amor.

  8. Celestino Gaitan dice:

    Mi muy Amada…
    …y Siempre Generosa Mora.
    Tengo varios Corazones tuyos…
    …dentro del mio, que es bastante grande.
    Ya nos has regalado tu Corazon de Escritora…
    …de Niña, de Mujer Sabia, de Poeta…
    …y ahora el de errante Trovadora.
    Y de acuerdo contigo…
    …de que las hubo, las hubo.
    Y de que las hay, las hay; y una eres Tu.
    De nuevo coincido contigo ( pretencioso o simple locura)
    Todo el devenir esta presente en el hoy y en el ahora…
    …desde el nacer hacemos el recorrido evolutivo completo.
    Toda nuestra Generacion ha sido afortunada,
    ha habido en ella, pobre niños acomodados,
    a quienes por tanto amor se les limito’.
    Otros hemos sido infinitamente afortunados,
    y hemos evolucionado desde la edad de las cavernas,
    (…nacimos en casi casas, con piso de tierra y acarreamos
    el agua de uso, desde niños, en pequeños cubos (que para
    nosotros eran grandes y pesados), desde el cercano…
    …o deberia decir distante? (todo es relativo) Rio Grande)
    Hasta el ahora Realismo Magico.

    Por esto, me ubico en la Eternidad,
    me reconosco Ciudadano del Mundo,
    es mi raza la Humanidad, y nuestro techo comun…
    …el Infinito cielo estrellado.
    La Tierra ha sido mi madre…
    …mi Tia la Naturaleza, mi eterna maestra.
    El Padre Tiempo me ha prestado todo
    y nunca me ha faltado nada de lo que he necesitado.
    Y a mi Dios, que esta sobre todas las cosas,
    he de rendirle cuentas muy pronto…
    …sobre lo que he hecho con mi vida,
    que el me regalo’.

    Reciban Tod@s un Fuerte Abrazo Fraternal,

    Celestino Gaitan
    18 de Feb.2010
    Monclova, Coah. Mexico.

  9. Iván Salazar Urrutia dice:

    Propones un tema imposible: el tiempo.
    ¿Qué sabemos del tiempo?
    Antes, que sólo andaba para adelante; ahora, que anda para donde quiere.
    Pero desde nuestra perspectiva, sólo para adelante. Así, pues ¡adelante!
    Pero adelante nos espera la neurosis; premonición infantil de nuestros psicólogos presentes.
    A mí me hubiera gustado vivir en la prehistoria: hacer el futuro. Pero no tengo claro si mi deseo se hizo realidad.
    En literatura el pasado es como un relámpago que nosotros contamos con los dedos para sentir el estruendo.
    En nuestra vida cotidiana -sea lo que sea- el pasado es aquello por lo que sentimos culpa. O aquello que nos agrieta y reseca. Si bien mi corazón late más acelerado ante la memoria de algunos tiempos idos; late aún más acelerado ante la posibilidad. Soy un neurótico sin remedio.
    Pero, claro, vivo sólo por el mañana; el presente se escapa como gacela asustada. El pasado, ¿cuándo fue?
    Sólo el verso cae como una flecha fuera del tiempo.
    Sólo mi torso dibujado entre tus dedos.
    Sólo mis labios humedecido por la salivilla de tus labios.
    Sólo tú en mi YO amortajado.
    El tiempo, Mora, es una lágrima que promete.
    Quizás eres tú, mientras te escribo.
    VANCHO

  10. Alejandro Solis dice:

    Me encanta como escribes Mora Torres…

    Un saludo desde Mexico

    desde Monterrey

  11. ANA ISABEL NAYA AMONDARAIN dice:

    Hola, luego de saludar deseo felicitarles por el último y todos los blogs que he leido,por lo tanto:
    Gracias y ¡Adelante!. Me han motivado, contenido y enriquecido en varias ocasiones.
    Mi trabajo como Profesora de Literatura con muchos años de experiencia puede explicarles mi comentario y, también el postergado proyecto de proponerles que compartamos tareas.
    Dejo mis mejores augurios

  12. Joise Morillo dice:

    Hermoso Mora, siempre vos, ilustrando con vuestra peculiar manera, entre la ventana del arte y la esfera intelectual, indudablemente histórico y convincete, precisamente, acabo de recibir un correo con fotografias terribles tomadas por la inteligência aliada en los campos de concentracion Nazi del “los stalag” (1945) donde se llevaron a cabo matanzas crueles una de las peores denominadas por los judíos, El Holocasusto, pero eso no fue nada tambien murieron entre 1931-1945, 20 millones de rusos, y seis millones de cristianos, lo peor fue El Holodomor, promovido por Stalin en contra de los Kulak en Ucrania, y todo aquel que no estuviera de acuerdo con los soviéticos (volcheviques), así era como ellos o mejor definido, así es como los socialistas-totalitarios-atidemocráticos, actuan, como los radicales religiosos, que afirman solo hay un Dios ese es el mio, y quien no crea en el debe morir.

    A los inquisidores se les podría señalar como radicales y también crueles criminales por su prejuicioso proceder en contra de ciertos sujetos que usaban la hechiceria, brujeria con malos propósitos, en este interin caían justos por pecadores (Cátaros) magos, gitanos, etc, pero su peor crimen fue querer convertir moros a cristianos. Precisamete, “mientras mas masa mas masamora” mientras mas cristianos Católicos mas limosna habia en los templos Católicos (una oración simple) –Lógica- Hija de Aristóteles, fundamento de la escolástica,
    La corriente preferida del “Angelicus”. Mi intencion no es defender La Inquisicion –al contrario la detesto- la diferencia radica en que: Para aquel entonces, hablar de derechos humanos estaba como en pañales, en otras palabras cobijadas por el escroto de la humanidad . Existia aunque parezca extraño “la ley del mas fuerte”. La cueva de Altamira.
    Las minas de Neandhertal, “la imagende la espiritualidad humana, um gesto de confianza basado em la adquisicion de poder mediante um halo espiritual, que se funda e unirse para triunfar, religar, lexema de religión.

    Decidme vosotros, como catalogamos al Holocausto, como llamamos a los 6millones de camboyanos muertos en las manos de Pol Pot, como nombramos los 200 inocentes escoceces muertos en el atentado promovido por Khadafi. Eso fue en plenosiglo veinte –ya la esperma habia salido del cobijo escrotal y haba fecundado su consorte e la vagina del mundo-. Los últimos dos casos, después de la declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948,

    El ev-angel-ius, la buena nueva, que paradójico, El alcangel Gabriel fue el mismo que anuncio a Maria en Judea y a Mahoma en La Meca –sus futuras divinidades-, La primera el nacimiento de Jesus quien murió para “enseñar” la bondad de amar al prójimo, el segundo, tuvo que huir a outra ciudad(Medina) para poder enseñar a la gente a vivir unido y em paz. De alli nace: “Nadie es profeta en su tierra”, Que cosa no!!!

    Ahora bien esto es lo que odian los comunistas:

    La doctrina cristiana postulaba la existencia de dos reinos, el temporal y el espiritual, siguiendo la distinción hecha por Jesús de Nazaret («Dad al Cesar lo que es del César y a Dios lo que es de Dios»). Ante el problema de la conciliación de los intereses individuales y los sociales, Tomás de Aquino afirmó en su obra Summa Theologiae que si existía un conflicto entre lo social y lo individual en el seno del mundo material, debía prevalecer el bien común. Pero, por el contrario, si el conflicto afectaba a la esfera íntima del ser humano y a su salvación, en ese caso prevalecería el bien del hombre frente al de la sociedad. En este ámbito, de existir un conflicto patente entre el Derecho positivo y el Derecho natural, del pensamiento tomista se desprende la existencia de un derecho de resistencia contra el arbitrio de los gobernantes.

    Os ama
    Joise

  13. fernando jose acendra borre dice:

    hace 20 años asisti a una reunion donde se iva a llevar un experimento.consistia en colocar a una persona debajo de un haz de luz blanca ,esto se hace con un cono. todas las luces apagadas y como fondo la musica de bethoven .los demas miran a la persona que yace debajo del haz de luz blanca por unos minutos fijamente al entrecejo.luego se observa que la persona cambia de aspecto .en unos instantes se ve como chino, o mejicano, hindu. mongol, y hasta judio ,que son los mismos americanos.asi se comprueba que hemos vivido anteriormente con otras mascaras.por eso relaciono tu escrito con mi experimento .aunque soy eceptico a todos los cuentos ,no esta demas compartir lo vivido.de alguna utilidad si la ves puede serte util. A mi me gusto la edad de oro ,la de plata ,la de bronce y esta de hierro.ya que me considero un espectador .a mi todo me parece hermoso ,encuentro hasta en la muerte la belleza.y se que recordando como eramos es como podemos reformular nuestras vidas.o sea , el conocimiento anterior,ese que perdimos ,el del origen.cuando EL UNICO creo a los ainur.,los divinos o sagrados .tambien hizo a los elfos y a los hombres .luego vino AULE y queriendo hacer como el UNICO hizo a LOS ENANOS, como hombres sin inteligencia.(esto lo encuentras en el popol vuh y en el silmarillon) borges te lo dice en el golem ,luego AULE se da cuenta de su error y le dice al unico que la perdone ,el unico adopta a los enanos hechos por AULE y le impone a ella la tarea de convertir a los enanos en hombres .entonces aule los mezcla con los hombres creados por el unico y de este cruze es la humanidad actual.sea como sea ,tenemos un codigo .nuestro adn ,nuestra organizacion ,nunca fuimos animales .ni hombres inferores,eso de comparar al hombre en las distintas edades es fuera de contexto. e irrelevante. parecen que no tuvieran en cuenta el ahora con sus implicaciones.

  14. fernando jose acendra borre dice:

    me gustaria que la sra, mora torres devolviera una respuesta a mi comentario a mi me encantan las argentinas ,es que me falto decirle que el carnaval de barranquilla esta lleno de mascaras y si quiere ver su comentario reflejado en algo solo tiene que ver los videos sobre el carnaval,este es un hecho sabido sin saberlo ,donde se desborda sobre las mascaras esos personajes que llevamos por dentro y que el carnaval saca a flote.tambien sus mascaras puedes verlas en la literatura, los personajes no son otra cosa que las mascaras del autor tratando de ocupar el espacio que un dia tuvieron, pooper.dice que el mundo 3 se vuelca sobre el mundo 1 y toma posesion de el -tus mascaras viven en el mundo 3 de pooper y muchas veces te visitan.

  15. Eva Jiménez Elguedo dice:

    De acuerdo en algo con Fernandon Acendra, todas las épocas me enamoran, por qué? aún no sé, pero cuando leo cualquier libro de época, veo una película, un cuadro, escucho una canción vieja o nueva sin importar su origen , o cuando veo sucesos culturales (como los de el carnaval de mi barranquilla)… me transporto, es algo mágico….. Jugar con los tiempos, elevar la mente a cuanquier tiempo y espacio y sentirlo es desbordante…. hasta a esas épcas cuando fui niña, cuando disfrutaba con mis amigos en la u…. aquellas épocas!!!!!

  16. Jose Itriago dice:

    Ayer estaba en le futuro lejano. No sé, quizás 50 o 60 años más allá.

    Tuve la misma decepción que cuando me imaginé el mundo de hoy por allá, por 1960. Y que conste que ya me había pasado lo mismo cuando en los años ‘50 soñé los años ‘80.

    No es que nada cambia. No, hay aparatos buenos, extraordinarios que casi se parecen a esa parte que imaginaba, quizás influido por Flash Gordon y Dick Tracy. Pero la basura siempre hiede mal y el hombre ahora es más egoísta. Si le añaden que soy ferviente anti-globalización entenderán mejor mi escepticismo. (Siempre he dicho que la globalización es como un gran zoologico, con su leones, tigres, venaditos, chiguires y cosas así. Un día los leones y los tigres dicen que esa vaina no puede ser así, que por qué tanta reja, que compitamos y entonces abren todas las rejas: ve a decirle al venado cuando está en las fauces del león ¡compite, vamos compite!)

    Me dirán que mi visión de 2070 estuvo definitivamente condenada por mis cataratas, que no es posible. Pero, conforme les digo, me pareció que era más de lo mismo.

    En 1950, cuando leíamos las comiquitas (así traducimos los comics en Venezuela, los mismos tebeos de España) futuristas nos imaginábamos el año 2.000 esplendoroso. Pero no. Cuando amaneció el 2000 las calles estaban más sucias, todo más desordenado, había más pobreza, menos dignidad. Le aseguro que si a usted, el incrédulo que me ve como irremediablemente pesimista, a mi, cuyo pecado principal es la fe ciega en la gente, lo hubieran montado en esa misma máquina del tiempo nunca hubieran creído que si lo transportó 50 años adelante. Claro que algunos edificios, la TV, los celulares y todas esas cosas se lo terminarían confirmando.

    Si desde 1958/1959, cuando empezaron a caer las dictaduras y Venezuela entró en democracia y en Cuba se abrió la puerta del Cielo, lo hubieran transportado a 50 años después, para encontrar que el mismo Fidel -chocho pero aun “elegido unánimemente por el pueblo”- y Chávez -endiosado con el único mérito de creerse el sucesor de Bolívar, de Martí y en especial del propio Fidel- seguían manteniendo que ellos eran el pueblo y que eran imprescindibles para el futuro del Socialismo, de ese socialismo en el cual usted, pendejamente, creyó y defendió a capa y espada, seguro que habría apostado que esa máquina estaba dañada, que había caminado para atrás.

    No pasa así si retrocedemos, después de todo no hay decepciones. Todos entendemos qué y cómo fue la Revolución Francesa y estamos en capacidad de filtrar las miles de atrocidades para destilar un eslogan: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Fraternidad al filo de la guillotina, pero fraternidad en fin. Esos 10 años de sangre y desolación, ciertamente acabaron a la nobleza, pero se llevaron por los cachos primero, a sus mentores y luego a cualquier pensamiento disímil, para dar abrigo a los más depravados asesinos, que también tuvieron que mezclar su sangre con la de los nobles y la intelectualidad de la gran Francia. Pero si con nuestra argucia logramos retroceder a aquellos tiempos, vistos con otros ojos muy diferentes a los de los dolientes padres, madres, hijos, esposas, esposos, hermanos, diríamos que fue una impronta de indiscutible libertad.

    Antes, la Ilustración había hecho la verdadera revolución que impulso el proceso de USA que a su vez fue el trampolín de la Revolución Francesa. Pero todo fue más civilizado (claro, no había nobleza) y se desarrolló una revolución que podríamos llamar institucional. Empezó en 1775. Ya en 1783 Inglaterra reconoció a la nueva nación y en 1787 lograron la primera Constitución. Dos años después empezaría la Revolución Francesa que duraría sus 10 buenos años.

    Si En USA nos hubiéramos imaginado el futuro inmediato de Francia, nunca se nos hubiera ocurrido semejante masacre. Habríamos supuesto, una vez más, que el reloj de la máquina caminaba hacia atrás. Después de haber vivido ese proceso, la cosa debió ser mucho más humana.

    Así que la máquina que nos mueve hacia atrás y adelante funciona con las exclamaciones de asombro y decepción.

    Piensen ustedes en que pensaban sobre cómo serían sus ciudades en 50 años y díganme que es lo que realmente son. Quizás la culpa es mía por fantasioso: me imaginaba que Caracas sería una joya y hasta pensaba y propalaba que la misma Zaraza, en Guárico, pueblo de donde somos, sería algo extraordinario y por eso me negaba a que se vendiera la casa de la familia, que al cabo del tiempo se cayó, victima de los implacables representantes del señor tiempo, el comején (las termitas, para otros). Si le hubiéramos hecho caso a mi mamá, por lo menos nos habríamos haber gastado esos reales en buen vino y cosas útiles similares.

    Por eso no me gusta asomarme a la ventana del futuro lejano, apenas doy para el inmediato: la semana que viene, cosas así. Del pasado he sabido extraer lo bueno y aun con las tristezas de los irremediables adioses, logro armar recuerdo dulces, que he condimentado con los años, a veces con jengibre, otros con dulce de lechoza, de duraznos, higo o cabello de ángel; sé que quizás ya ni se parezcan, pero son más ciertos que nunca.

  17. francisco perez alcantara dice:

    conforme avanzaba en la lectura, mas me confundia, pues no me ubicaba en la epoca que transcurria, hasta que termine de leer comprendi que avivo mi imaginacion a tal grado que me senti transportado por sus letras, sin importar el espacio fisico, vivi cada instante en cada momento. Muchas gracias por escribir de esta manera, que nos ayuda a vivir en todo momento y alejarnos del ahora. SALUDOS

  18. renato romero dice:

    PERU’s ideal location in South America offers one of the most diverse environments around the world. In Peru it is possible to find 84 of the 117 life zones, including the Amazon, the deepest canyon in the world,
    the highest navigable lake, beautiful nevados, and sunny beaches all year round.

    http://latikaperutravel.com/

  19. saul casareto dice:

    Dios nos hizo perfectos y no escoje a los capacitados , sino que capacita a los escogidos.Hacer o no hacer algo solo depende de nuestra voluntad y perseverancia.
    Albert Einstein.
    Sus temas Mora subyugan atraen, gracias por su capacidad

  20. Jose Rivera dice:

    Te felicito, tu comentario y articulo sobre lo que deberiamos ser y hacer esta perfecto para que consideremos nosotros mismos las ventajas y desventajas de caer en las elucubraciones de nuestra mente, es posible que nos sorprendamos de lo que descubririamos y de esta manera tomar el amor como el verdadero motor del mundo, pero ese amor puro, no carnal (aunque no diga que lo carnal este equivocado), pero que debe ser - primeramente - hacia el bienestar de nuestro projimo, que al final es nuestro propio bienestar. Espero que sigas publicando tus ideas y las compartas con nosotros, los simples mortales y que si, continua bajandote a los niveles donde el idioma es una union - no una barrera.

  21. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    El tiempo, una metáfora de nuestras vidas, al pensar en los momentos que se llevó el reloj imposible de retroceder tangivencialmente, pero sí en nuestras poderosas mentes, dicen que mientras más envejecemos, los recuerdos vienen vivídos tal y como hubiesen sucedido ayer. Recuerdo a mi madre narrar sus historias de vida de ochenta años atrás con detalles de colores y formas, decía que recordaba lo que antes no pudo traer a su memoria.
    El tiempo para los amantes es como el deseo de retener el agua entre los dedos. ¡Ah! cómo lo deseé…
    El tiempo para los que sufren enfernedad o privación de libertad es al contrario, y se preguntan, ¿Cómo lo mato?.
    El tiempo para “Manpato” (si alguién lo recuerda ), no existía problema alguno, tan solo apretando un botón de su cinturón, el del “radio-espacio-temporal” viajaba sin problemas a distintas épocas cada semana en su revista, era muy entretenido ir junto a él en esos viajes. así fue como conoció a su amigo “Ogú”, el día que se trasladó a la prehistoria.
    En la sagrada palabra, el libro declarado “documento del mundo”, la Biblia, dice que hay un tiempo para todo; tiempo para reir, tiempo para llorar, tiempo para dormir, tiempo para estar despierto, tiempo para viajar, tiempo para quedarse quieto, etc.
    Tiempos buenos, tiempos malos; de vacas flacas y vacas gordas.
    No sé hasta que punto es cierto la frase “Todo tiempo pasado fue mejor”, creo que es porque al pasar de los años nos damos cuenta de las cosas que cambiaron para mal y otras también lo hicieron para bien.
    Por ejemplo hoy a la infidelidad esporádica se le llama ” echar una can al aire”.
    Al divorcio, incompatibilidad de carácter. A la insolencia de los jóvenes “Decrecho de los niños”.
    A la corrupción y abuso de poder: “Crimen organizado”, de lo cual las autoridades se quejan de no poder combatir con ellos. No sé si es porque estan demasiados organizados o porque se tendrían que pillar a ellos mismos.
    En fin, ya vendrán tiempos mejores y nuevos, por eso les pido a LOS QUE CREAN O NO que pidan: en sus oraciones que venga pronto nuestro Salvador y nos traiga la viva esperanza de tiempos nuevos con aires renovados.
    Los amo, pero más a Dios.
    Un fuerte abrazo a todos.

  22. Joise Morillo dice:

    Las Dudas y Miserias. No Todas Obran mal; Por No Constituir
    Directrices. Más Inclementes es: Estar Loco.
    Vale, Que: La Enseñanza, el Honor, Educacion, Ley, Salud
    Mantienen Libetad Y Licencia; en Aras de: Ordenar Elevadamente
    Hasta Alcanzar la Perfección del hombre en sociedad.

    Una oracion por la miseria.

    Lo que no me gustaría
    Si llegara a estar loco
    Muy seguro sería
    No saberlo al estarlo
    Tal miseria odiaría
    Os aseguro, no poco
    Pues, ignorando mi locura
    No podria disfrutarlo
    Como disfrutaban sus corduras
    Dulcinea y el gordo Sancho
    Y, De La Mancha en tanto
    Ignoraba sus locuras
    Es del tiempo el recuerdo
    Las ideas y los cantos
    Van perdiendo sus encantos
    Quienes creen estar cuerdos
    Lo peor del caso estriba
    En los campos y ciudades
    Harto lleno de calamidades
    El mundo está patas arriba
    La miseria y la ignorancia
    Surcan raudos cuál río
    Minimizando tal ganancia
    La bondad del albedrío
    Mas los niños, ¡que Dios guarde!
    La indefensa mujer y, el anciano
    Agarrados de la mano
    Orando, no en balde
    Es este punto mi tópo
    Hasta que el destimo me alcance
    Aunque padezca este duro trance
    ¡Prefiero, no estar loco!

    Os ama
    Joise

  23. María Celeste Cécere dice:

    Hola Mori… gracias por el texto de hoy. Paso suavemente para recordarte que aqui estoy, aunque no se note a veces.
    Me encantó el comentario de Luis Vivanco… muy lúcido. Besos a José, Vancho, Blanca, Joise, mi tocayo Celestino y para Jud y Osvaldo tmabién, porque sé que por acá andan siempre.
    Para Fernando… a ver, me suena a una lectura desordenada del Silmarillion… pero respeto que le gusten todas las épocas. Los seres humanos somos todos en uno y uno en todos. Cuando la concienca trasciende los límites de su propia ceguera, la comunión interna es visible.
    ¡Abrazos!

  24. Jose Itriago dice:

    - ¿Qué hora es, mujer?
    - Pues me parece que son las 324 horas de ayer.
    - No creo. Debes tener el reloj dañado. Te dije que le cambiaras la batería. A las 324 de ayer vendrá tu hermano por el café y apenas hace unos días me dijo que está retrasado y por eso tuvo que corregir. A mi me parece más bien, contando el agua bajar, que son las 30 de hoy y debe ser verdad porque tengo mucha hambre.
    - Ahora si se puso bueno esto. Si es por tu tripa, el tiempo no transcurre, siempre estará a la hora del desayuno.

    Así, de lo más tranquilos obviaban el tiempo sentados debajo de la ceiba, sacaron un buen ron destilado en un alambique de bambú y se comieron una tortilla..

    Hace años que habían repudiado las reglas que fijaban las horas, en ese infernal proceso cíclico inacabable; después el calendario, que sin las horas decía bien poco, aun cuando habían mantenido el santoral sujeto a la naturaleza. Por ejemplo, la Anunciación se daba cuando los turpiales hacían nido; Santa Bárbara (hoy eliminada del Santoral) se daba cada vez que se precipitaba una tormenta con rayos, de esos que podan a los grandes árboles, no que se oyeran truenos lejanos, que ese era San Pedro. Navidad cuando nacía el becerro y a veces habían muchas navidades. Ese Santoral ocupaba buena parte de su vida, porque requería una gran atención a las cosas que los rodeaban, a sus cambios.

    Se negaron de plano caer en la tentación de darle atributos a la luna y al sol, era sujetarse a esa misma periodicidad que pudieron detestar desde que a ella dejó de venirle la regla. Esa fue la liberación. Entendieron que desde algún punto de vista abstracto estaban muertos, pues no se esperaba vida de ellos y empezaron a estudiar los bachacos, las mariposas, un par de ruiseñores que estuvieron de visita hasta empollar su cría, que, así decidieron creer, fue su primera y última cría conjunta.

    Dudaron de los amaneceres y los anocheceres y a veces pasaban noches enteras hablando y comportándose como si hubiera un sol, resplandeciente, pero el esfuerzo de simulación era tanto que decidieron reconocer que existía un fenómeno de apariencia periódica, cuyo objeto más que celestial, era sanitario: así como ellos iban al baño, así el sol necesitaba una reparación orgánica para nuevamente iluminar. Las fases lunares los tenía sin cuidado: las veían como deficiencias astrales, como el cojear de algunos de ellos de vez en cuando.

    Tenía días esperando la visita del hermano, que de pronto, en algún momento, llegó para tomarse el café, un buen café colado en media y endulzado con papelón, acompañado con pan de horno (un dulce criollo) y servido en pocillo de peltre, como debe ser.

    Esas esporádicas reuniones eran el cordón umbilical con el mundo. Por ellas se enteraban de la interpretación enjuta que el visitante, en su medio entender, podía repetirles de los cambios que presenciaba. Así supieron que la gente hablaba por unos aparatos y que él pudo oír a su madrina que le repetía sus saludos y que se suponía que estaba del otro lado. Después les explicó que los radios tenían películas y más tarde que los teléfonos ya no tenía cables y si imágenes. Les enseñó uno que tenía en bolsillo con el cual estuvo buena parte de la visita buscando una señal que no encontró. Ellos, para ayudarlo le indicaban marcas en los árboles, zamuros en las cumbres, un águila con un ratón en las zarpas, pero el les explicó que era una señal que no se podía ver y ellos perdieron todo el interés en encontrarla y se concentraron en la cara del hermano, donde creyeron detectar diversos signos de locura, posiblemente por mala alimentación. Al final les tomó una fotografía con el artefacto y cuando se las enseñó vieron, en su poco ver cercano, dos pequeños monstruos desaliñados muy lejos de ser ellos.

    Al despedirlo le dieron un te de pasote, una costilla de venado y unos garbanzos de primera, con la seguridad que podría mejorarse. Pero lo más importante, le aconsejaron que viviera más en el presente o en el futuro y menos en el pasado, siempre cargado de frustraciones, que las ilusiones sólo estaban en el futuro y era lo único real, que su madrina se había muerto hacía más de 30 o 300 años y le había dejado los más bellos mensajes, así que no la siguiera importunando con aparatos y cosas de esas y que lo esperaban sin falta alguna dentro de un tiempo para ver como había evolucionado.

  25. Iván Salazar Urrutia dice:

    Así fue.
    Yo pasé sin querer y ví caer la libreta de su bolsillo.
    -José, José, que se te cayó…
    Pero José Itriago iba de colores, y seguro no me escuchó.
    ¿Qué más da?… una miradita, sólo una miradita. Que no; que eso no se hace. Pero si no voy a escribir nada, sólo leer, un poquito… No, ¡qué va! Lo malo es malo; no es poquito malo.
    La guardé en el bolsillo de mi chaqueta, y quedó como apretujada entre un pedazo de pan, la lista del almacén de ayer, y tres tornillos -¡nuevos!- que recogí la semana pasada cuando escampó la lluvia. Me dediqué a buscar a José ¡Qué cara dura! andar botando libretas entre las zarzamoras.
    -Osvaldo, compadre, ¿Has visto a José?
    -No. La verdad, no lo he visto nunca.
    -Bueno, entonces tampoco lo has visto ahora.
    -Al menos no lo recuerdo, compadre. Quizás Joise…
    -¡Ah, no! A mí no me metan; José se fue con unas frases mías y ya veis, aún nada…
    -Quizás las esté ocupando…
    -Qué ocupando ni qué nada, cuando se las pedí a Sancho le dije que se las mandaría ya.
    -¿Con Dulcinea?
    -Bueno, sí; con ella. ¿Qué…? ¿Acaso es malo? ¿O pensáis que soy un inclemente?
    Por qué habría de ser un inclemente, digo yo, si apenas le asoma la locura, va y se rellena de helados… como si aún viviera en el Parque de Diversiones. De modo que, como una forma de recordar nuevas poesías, decidí sentarme en el caballo de palo y sacar la libreta.
    -Así fue.
    Yo pasé sin querer y ví caer la libreta de su bolsillo.
    -José, José, que se te cayó…
    Pero José Itriago iba de colores, y seguro no me escuchó.
    ¿Qué más da?… una miradita, sólo una miradita. Que no; que eso no se hace. Pero si no voy a escribir nada, sólo leer, un poquito… No, ¡qué va! Lo malo es malo; no es poquito malo.
    La guardé en el bolsillo de mi chaqueta, y quedó como apretujada entre un pedazo de pan, la lista del almacén de ayer, y tres tornillos -¡nuevos!- que recogí la semana pasada cuando escampó la lluvia. Me dediqué a buscar a José ¡Qué cara dura! andar botando libretas entre las zarzamoras.
    -Osvaldo, compadre, ¿Has visto a José?
    -No. La verdad, no lo he visto nunca.
    -Bueno, entonces tampoco lo has visto ahora.
    -Al menos no lo recuerdo, compadre. Quizás Joise…
    -¡Ah, no! A mí no me metan; José se fue con unas frases mías y ya veis, aún nada…
    -Quizás las esté ocupando…
    -Qué ocupando ni qué nada, cuando se las pedí a Sancho le dije que se las mandaría ya.
    -¿Con Dulcinea?
    -Bueno, sí; con ella. ¿Qué…? ¿Acaso es malo? ¿O pensáis que soy un inclemente?
    Por qué habría de ser un inclemente, digo yo, si apenas le asoma la locura, va y se rellena de helados… como si aún viviera en el Parque de Diversiones. De modo que, como una forma de recordar nuevas poesías, decidí sentarme en el caballo de palo y sacar la libreta.
    -¡Vancho!
    Cuántas veces escuché ese trino de bosque. No sonreí porque la miel de su recuerdo metió sus dedos por entre mis cabellos. Sabía que era Jud, sabía que no andaría sola; su amiga Blanca Estela y Celeste irían a su lado sembrando flores para ayudar en los reflejos de Luna. Sin esos pétalo Lilith no vería el tiempo de la Tierra y nosotros no veríamos a Lilith y sus estrellas…
    -Amigas, vengo llegando ¿Cuánto tiempo esperáis?
    -¡Ay, Vanchito, tú sabes! Nosotras nunca esperamos…
    Cuando Vancho escribe -debo aclararlo, aunque a él no le guste- suelta tonteras; como pasos de baile sin música. Sus amigas lo conocen y se apiadan. De verdad, ellas nunca esperan; simplemente están. Y todos sabemos eso.
    -Vancho, ven a comer ciruelas y guindas. Ven a jugar con nosotras a las horas perdidas.
    Vancho temía a la mayor tentación; su juego predilecto.
    Es cierto, digo yo, pero tenía la libreta de José y dos monedas que tintineaban a cada paso.
    Pongo este punto, me pongo la ropa de marinero, y abro -un poquito- la libreta.
    VANCHO

  26. Joise Morillo dice:

    Me encantó vuestro relato José, definitivamente sois brillante, asi llamaba Bolívar a Rafael Urdaneta, la diferencia es que yo no le llego ni a los pies a Bolívar, pero vuestra narrativa si, a lo grande, permitidme decíos que: para mi, el tiempo, si y solo si, existe basado en rotacion de la tierra (no es Universal), que lo explicais com la salida cotidiana Del sol (por el Orinte) cierto? Entonces, (valga el movimiento y espacio que yo profeso). Bueno. Por ahi hay quienes se ofuscan porque yo (Dizque) me las hecho de moderador, por supueto eso no es cierto, pasa es que, cuando leo algo hermoso y digno de criticar, no me cuesta nada, un verdadero elogio en vez de la adulancia.

    San Agustín de Hipona profesaba vuestra Idea del tiempo, lo que no compartian Heráclito atrás y Nietszche adelante, por lo que sustituyedo –descartando- lo cíclico, concebia el tiempo como una proyeccion aritmética siempre en progreso. Para él, solo existe el presente, el pasado, ya acaeció y del futuro, aún cuando existe la opción especulatíva –esta por verse- todavía no existe.

    Respecto a lo científico especulativo, eso es cuestion de índole natural, de la sicologia (inteligencia humana), en eso se funda la difrencia del humano respecto a los otros seres vivientes de la Tierra. Ellos viven y, nosotros queremos saber; Porqué? Que os parece por ejemplo, postular una nueva teoría que elimine la actual acerca de las mareas y la supuesta atracción gravitacional de La Luna. Ello basado en la acción de la presión y temperatura (Boyle y Mariot)

    Toda epoca tiene sus cualidades, caracteristicas y condiciones, este es el período espacio movimiento que nos ha tocado vivir, con sus virtudes y avatares. Este es nuestro impacto sobre la Tierra y una minima pero muy minima, casi nada, sobre el Universo.

    Os ama

    Joise

  27. Osvaldo Bonini dice:

    Vancho!! Hermano!!! GENIO ¡ ¡ ¡
    José, Joise, espectaculares.
    Morita sagaz, Blanca, Celeste: beso, beso, beso

  28. Jose Itriago dice:

    Me parecería de altos kilates una teoría que pudiera demostrar que las mareas, más que por efecto de la imperturbable y a veces apática luna, subieran o bajaran por efecto de las pasiones de quienes se orillen en sus playas a buscar ternuras, humedades y aromas de amor. ¡qué alta está la marea!, exclamarían todos con evidente envidia por estar ocupados en cosas ajenas a las pasiones. Otras más bien despotricarían contra aquellos que sin consideración con los navegantes, se dejaban sumergir en profundas depresiones que impedían que pudieran recalar a buen puerto los buques de sus amores.

    Pero estoy seguro, mi querido, docto amigo, que tan pronto la naturaleza retome sus mejores y más naturales valores, surgirían a montones quienes incapaces de sentir, castrados de sus emociones, tratarían de regular cuándo y cómo se pueden vivir semejantes pasiones. Presentarían ante los tribunales el caso de un señor Vancho que una vez y de vez en cuando también, sublima a tal punto el amor por un recuerdo persistenta, que se concreta con pausas de ballenas, que fue la causa de que se perdiera el puerto de Nueva York, incluyendo a la estatua de la libertad, fugada para siempre con un delfín que desde hacía rato le cantaba melodías de sirenas, aprendidas sabe Dios en que mares.

    Esos serísimos y secos señores se aferrarán, otra vez, a la necesidad de establecer ciclos, períodos, épocas para todo, menos para morir, que de eso no saben nada, les queda grande.

    En todo caso, quienes no tenemos la formación y educación que te acompaña, solemos perdernos entre olas y brisas, adoramos las sombras de los árboles mientras perdemos con frecuencia la nuestra, oímos los rumores del viento seguros de que traen mensajes que nadie ha logrado entender y que seremos nosotros los primeros y únicos afortunados de descifrar, en oír su rima y la música que entrañan. Claro, también seremos los que nos despeñaremos y ahogaremos, más pronto de lo imaginado

    Tú, amigo Joise, eres un afortunado erudito. No eres “moderador” de nada, si por moderador se entiende algo que inhibe la creatividad o cualquier cosa distinta a tus innumerables aportes. Al contrario, todos te envidiamos, pero más que eso, te amamos.

  29. Osvaldo Bonini dice:

    Mmmmmmm, esto me hace recordar a “El efecto Cronos”, ¿se acuerdan aquel cuento de Vancho?
    Por si lo quieren releer les copio el link de aquella entrega de Mora en que él nos lo cuenta:
    http://blogs.monografias.com/editorial/2008/11/12/juegos-de-damas/

  30. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Vancho, como siempre sorprendente, hoy mismo caminé en un bosque de la ciudad de Salta, Argentina, tal vez lograste transportar las antenas en esa dirección y fui detectada, sólo que mis amigas se quedaron encantadas en el lago contemplando su hermosura.

    José I. te parece que apenas sí nos percatamos ¡cómo transcurre el tiempo sin darnos cuenta!, es como si necesitaramos un nivel de conciencia más elevado que nos devuelva lo bueno para que el fuego de esperanza que hay en nuestros corazones no se apague y continúe adelante.

    María Celeste, un beso y un abrazo también para vos.

    A veces tengo una pequeña preocupación.
    Sé que se supone no debo angustiarme, pero hay algo que me preocupa un poquito. Tal vez se trate de una situación nueva en mi familia. Al mirar a mi alrededor no puedo evitar tener un poquito de angustia. Verán mi esposo y yo descrubimos que vamos a ser abuelos. Esto me llevó a pensar en el tipo de mundo en el que nuestro nieto crecerá.

    Será en el año 2026 cuando él o ella se gradúe de la secundaria. Para ese entonces. ¿La universidad costará más de un millón de pesos al año. Si todaía queda petróleo. ¿Cuánto costará llenar el estanque? ¿La moral y la ética estarán pasadas de moda? ¿Y la iglesia seguirá causando algún impacto?.
    El futuro puede ser un lugar aterrador. Lo desconocido puede ser abrumador, especialmente cuando lo desconocido ofrece tantas luchas. Esa es la razón por la que necesitamos confiar en lo que Dios ha prometido.
    Cualquiera que sea la situación que enfrenten nuestros nietos, ellos pueden depender de la promesa de ayuda de parte de Dios, sin importar los problemas en los que el mundo se encuentre. Dios dijo: “Nunca te dejaré ni desampararé” (He. 13:5). Y Jesús dijo. “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mateo 28-20) Esas son grandes promesas de las que debemos depender cuando comenzamos a preocuparnos por el futuro, sea el nuestro o de la siguiente generación.

    Puede que no sepamos lo que el futuro tiene en sus manos para nosotros, pero podemos confiar en Aquel que tiene el futuro en sus manos.

    ¡Qué Dios bendiga sus vidas hoy y siempre!
    Los amo.

  31. Joise Morillo dice:

    Mis queridos “amigos ivisibles” -parafraseando al intelectual venezolano; Arturo U. Pietri- Saludos, Y a vos querido y lúdico Iván “El terrible” pero de ilustre, me gustó vuestro argumento, veo que os entretuvo la “Oración por la miseria” que mas que: “por” es en contra, bueno, literatura al fin.

    Creo que mas que entretenido -que es necesario- la participacion en este blog es educativa, por cuanto se mantiene un abanico de posibilidades, en funcion de la reflexion y, de proponer opciones para rectificar ideas -sublimemente- lo cuál, debemos siempre considerar posible y, en mas alto grado que: es TACITO DE HUMANOS, errar.

    Os ama

    Joise

  32. Joise Morillo dice:

    invisibles por “ivisiles”

  33. Júdith Mora V dice:

    Llegué a la puerta del sitio sin horas por la señal de los zamuros en las cumbres, la cual detecté por el GPS que trae el BB de mi alma, y me tomé con mi bello Jose un delicioso café colado en media -uff el mejor, y más si lo hace ella- endulzadito con papelón recién compactado en el trapiche, fascinada con los conocimientos de física propios de aquellos que no la han estudiado… manjar de dioses. Conversamos acerca de todo y nada, de lo humano y lo divino… que exquisito estaba ese café, en el que mojara mi pan de horno… Blanca y Celeste no habablan, sólo degustaban los sabores de nuestras tierras, como embobadas por el efecto de la melaza endulzante… le pregunté a mi Jose:

    -Supiste que Vanchito encontró tu libreta? -mientras Celes abría los ojos más que paraparas como preguntando: “se lo va a decir”?-
    -No, qué libreta?
    -Una que dejaste caer sin querer… él te llamó para entregártela, pero no respondiste.
    -Me llamó por el coso ese de mi primo?
    -No vale, con el sonido dulce de su voz, ese que siempre retumba acariciando el aire de los bosques
    -Ah! ese no lo escuché, a lo mejor era la hora de retumbe de mi panza.
    -Oh! cierto, esa es la hora crucial, sólo te escuchas a tí mismo -su amada sonrió, sintiéndose apoyada-
    -Y bueno, qué hizo con ella? -esta vez los ojos de Blanquita y Celeste casi se desorbitaban -qué divertida es la espectativa, pensé con tremendura-
    -Nada, la metió en un bolsillo, se tiró bajo un Samán, y se quedó dormido, soñó que la abría, en medio de un pleito de él con él por la desfachatez de su otro yo al intentarlo si quiera, pero no lo hizo.
    Jose se sonrió, me llevó aparte y me confesó:
    -Menos mal, sólo encontraría sonrisas, lágrimas, lluvias, soles, sueños, despertares, navidades y fiestas de Santa Bárbara… las llevo anotadas para que mi mujer crea que soy más inteligente que ella, y me admire más, jeje…
    -Ay Jose, cómo si ella te admirará por eso, la subestimas, con razón crees que es más inteligente que tú, porque si, si lo es jajaja
    Así pasó una tarde que duró tres días con 6 noches…

    Me levanté cuando el gallo me guiñó el ojo, y la gallina me sonrió sabiendo que no me comería su huevo -ni a ella- Lavé mi rostro con agua fresca del pozo donde lavaba su cara un ángel, no necesité crema humectante. Llamé a gritos a las chicas, tremendo descubrimiento…

    En la tarde, después de las 324 horas, me percaté de que estaban Celestino y Morita, y entonces todos tomábamos otro café, cuando mi GPS detectó a lo lejos a los tres amigos -se parecían al pato Donal y compañía, pues los tres traían Ruana (creo que en los sures le llaman ponchos)- sisi, eran Osvaldito, Kaito y mi Vanchis, éste último con el cabello aromado a miel…
    -Jud, aún me queda el aroma
    -Claro mi Vanchis, recuerda que lo mío es siempre aquí y ahora, y así dura en el ayer y el mañana.
    Abracé fuerte a Osvaldito, pues sus ayeres me colmaban de dicha el aquí y ahora de mi mañana, cuánto tiempo había pasado sin saber de él? bueno, el tiempo ya no importaba… y una sonrisa suya hizo salir las estrellas…
    Bajo esas estrellas, y con el sabor del café cola’o y el pan de horno, todos callados escuchamos con infinito deleite a Kaito, en su filosofar acerca del tiempo infinito, mientras en la ternura de la compañía, todos nos deleitamos en los Juegos con el tiempo…

    Los amo, realmente los amo, y en vuelo raudaz, mis alas cansadas les prodigan de besos, con aroma de café y mela’o…

    No importan tiempos ni distancias -ni problemas de conexión jajaja- siempre los llevo en mi bolsillito, ese que está hecho de piel y músculo a un lado de mi pecho… Dios me los bendiga

    Jud, libélula

  34. Jose Itriago dice:

    Esa reunión fue tan buena, que tenemos que repetirla. Además, para la próxima, les ofrezco una botella de Gran Duque de Alba que tengo desde hace rato y que con el café hace un carajillo registrado en la Enciclopedia Espesa.

  35. Osvaldo Bonini dice:

    Pícara Jud, te adoro.
    José, creo que esa reunión que cuentan será muy buena a toda hora.
    Beso.

  36. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    OSVALDO, QUERIDO Y RECORDADO AMIGO:

    UN SALUDO ESPECIAL A VOS Y LOS MEJORES DESEOS DE ARMONÍA A TU ALREDEDOR.

    TENGO LA SENSACIÓN, QUE A VECES NUESTROS SALUDOS SE ENTRELAZAN EN EL ESPACIO, Y NO ALCANZO A LEERLOS A TIEMPO.

    QUÉ BUENO ES SABER QUE EL GRUPO DE AMIGOS CIBERNAUTAS HA VUELTO A REUNIRSE, AÚN FALTAN MUCHOS, RECUERDO A VARIOS QUE TODAVÍA NO APARECEN.
    ESTE AÑO ESPERO ME DEJE TIEMPO PARA PERMANECER AUNQUE SEA SÓLO PARA SALUDARLOS, PUES LA CARGA DE TRAAJO AUMENTÓ UN POCO MÁS.

    BUENO RECIBE UN FUERTE ABRAZO, UN MONTÓN DE BENDICIONES Y MUCHO ÁNIMO.
    PERDONA MI INGRATITUD, DE LA QUE ESTOY CONCIENTE..

  37. Celestino Gaitan dice:

    Jud:
    Eres Maravillosa…
    y apoyandome en la Frase de la Semana…
    “El amor es todo aquello que dura el tiempo exacto para que sea inolvidable.”
    -Mahatma Gandhi
    Has hecho que Nuestra Reunion resulte Inolvidable…
    …me hiciste soñar despierto…y escuche’ de labios de Mora, todo lo que
    le he leido,desde como las 320 a las 360 horas,
    …al final cito’a algun poeta, y mirandome a los ojos, solo dijo…
    …Me gustas cuando callas, porque estas como ausente…
    y nos fuimos a disfrutar del cafe’.
    Y para mi Dulce Hermana Blanca Estela…
    …tu sabes cual es la Regla de Oro,
    deja todo en manos de Dios…
    Nosotros somos los que a veces ya estamos fuera
    de contexto,y nos preocupamos…me pasa lo mismo.
    Me preocupo por mis Nietas y por mis Hijos…
    …pero ellos tienen a Dios con ellos y el poder de adaptabilidad
    necesario para hacer frente a los Nuevos Tiempos en lo que
    la unica constante es el Cambio Vertiginoso.
    …a veces las cifras me asombran y me congelan.

    Abrazo para Tod@s, Dios los Bendiga y los mantenga Saludables.

  38. Joise Morillo dice:

    Ivan, es inmensamente agradable y tranquilisante saber de vos, nos tenias verdaderamente preocupados, a unos se les reflejaba mas que a otros, pero la angustia era la misma, gracias a la providencia todo esta bien con vos y Blanquita, sin embargo nuestra alegria esta limitada por la tragedia acontecida a otros tambien nuestro prójimo dagnificado, desfortunadamente esa es una accion de nuestra madre tierra y nadie absolutamente nadie! es el dueño de tal catastrofe sinó la naturaleza que debe seguir ajustando sus estructura, principalmente la corteza terrestre, ahora podemos seguir disfrutando de “nuestro lugar común” al que yo llamo jardin de Epícuro, solo por el grado de felicidad que nos proporciona permanecer atentos y comulgando al lado de tambien, nuestra brillante “Mora”

    En hora buena queridos amigos, seguimos palpitando.

    Agradezco a todos me escribais al: kao_joise@hotmail.com

    Os ama

    Joise


Trackbacks

  1. Juegos con el tiempo | Editorial Monografias.com « Blog de Flash


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom