Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Ola de calor

Me despertó un viento ardiente desde el cielo, sobre la cara (Grandes circuitos que distribuyen calor); un soplo del infierno, el aliento de Vulcano.

No era Vulcano, ni ninguno de los dioses del fuego (Mitología griega)  pero ellos estaban casi presentes en mi macondiana habitación (Cien años de soledad): días y noches y semanas había funcionado el ventilador de techo que cuelga sobre mi cama; al fin se mimetizó con el calor, ya no era un instrumento refrescante, era el sol que colgaba del techo de mi cuarto (Cambio climático, problema de salud global).

Sentí en todo mi cuerpo convertido en brasa un aviso de catástrofe, y con mi mano de fuego prendí el televisor; el control remoto hervía y obtuve una quemadura en forma de rosa roja, una llaga preciosa que de haber estado en el dedo anular hubiera significado mi casamiento con el desaforado estío (Conexiones cíclicas de la naturaleza).

Noticias

Como he exagerado en todo lo que conté hasta ahora, me sorprendió ver en el noticiero (Noticieros argentinos, ¿por qué sólo malas noticias?) -sin ningún pudor ni alta conciencia de exageración como la mía- que la primera plana de las informaciones estuviera usurpada por una sola palabra, con diferentes predicados: Calor: Buenos Aires se consume…

Haití queda tan lejos (Demasiada gente, demasiada pobreza…), y Bolivia y la tragedia en Machu Picchu, ¡quedan tan lejos de Buenos Aires!

Los habitantes de Buenos Aires, los que estamos aquí y no tan lejos como en Haití, sufrimos calor, y algunos, como yo, ¡hasta sin aire acondicionado!

Me maravilló el carisma periodístico: hacía una semana que tenía hechizada a la población con problemas meteorológicos (Satélites artificiales). Todas las demás noticias habían dejado de tener interés; los gusanos hirvientes flotábamos en el caldo tratando de alcanzar una radio, un diario, un televisor, para saber si haría más calor, o menos.

Cuando una ráfaga de frescura se colaba en los pronósticos, todo el mundo parecía triste; era evidente que sin catástrofe personal no se podía vivir, o al menos gran parte de las víctimas no podía (Ética del límite y condición humana…).

Una ola nos unía a todos, nos hacía “más” iguales; los cartoneros que revisaban la basura en busca de tesoros echados al descuido tenían el mismo calor que el doctor cuando bajaba de su automóvil, entraba en su consultorio y descubría que se había descompuesto el aire, de tanto uso; o que no había electricidad por exceso de usuarios -hasta mi pobrecito ventilador contribuía a la debacle.

Aunque a pesar de tanta indigencia del clima, a las tres de la tarde, con 40 grados centígrados, en la esquina de mi casa, los piqueteros se trenzaron en lucha con los antipiqueteros o, en realidad, los piqueteros identificados con una letra determinada se trenzaron en lucha con los piqueteros no identificados con esa letra determinada (para los que ignoran que, entre otras saludables características, Buenos Aires es la capital mundial del piquete, mis disculpas).

¡Oh, Dios, qué abecedario!

Considero diversos lugares de estadía

Pensar en el abecedario me llevó a pensar en los libros, en especial en las novelas que había leído durante toda la vida.

Y me pareció que eran casas adonde yo podría entrar cuando quisiera, adonde podría vivir por un tiempo, al menos hasta que pasara el calor.

Les cuento algunos lugares que se me ocurrieron y finalmente deseché:

Proust: me gusta Proust, y hasta me gustaría vivir en su habitación forrada de caucho para que los ruidos no penetren, pero no tengo el tipo de marquesa necesario para entrar en aquellos salones donde Marcel hace descubrimientos psicológicos y poéticos despampanantes. No.

Ciencia ficcion: se me hace que la ciencia ficción es más fría, está llena de nuevos metales refrigerantes e instantáneos, pero no me animo. ¿Sabré cuál botón debo apretar? No lo creo, no.

Thomas Mann: ¿y si me fuera a Thomas Mann, a su Montaña mágica?

Sé que la gente de ese sitio padece una romántica, congelada enfermedad: la tuberculosis. El lugar es majestuoso, en una montaña suiza, vistas de nieve celestiales y, en el comedor finisecular se comen delicias que ya no vienen… Aparte, me acuerdo de una historia de amor sutil y encantadora entre dos comensales, allí. Pero no sé si remontarme…

Envío

Estoy intentando leer algunos libros de ciencias naturales, como la vida de las ballenas, de los delfines, de los pingüinos. Ustedes, mis lectores, ¿podrían sugerirme un texto en donde yo pudiera entrar y quedarme a pasar el verano? Ya sabré cómo hacerlo; no digo que Dios me haya dado gran parte de su bolsa de trucos, pero sí un poco de imaginación.

Los quiero mucho, y querré todavía más al que me mande al lugar perfecto…

Editorial, Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

25 respuestas a “Ola de calor”
  1. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Ya sé que me querrás un poco más…
    El libro se titula “El Delfin” de Sergio Bambaren .
    Es tanto lo que nos afecta el calor, que me niego a dejar intimidar por él. Hay que asumir que estamos en verano y que el planeta lo tenemos enfermo, siempre digo que se echó a perder el termostato. Me imagino una máquina que regula el calor y el frío y mantiene la temperatura parcial, adecuada, balanceada.
    Cada mañana o por la tarde, al momento de salir de casa, me pongo debajo la ducha bien helada y Ya¡ estoy lista para defenderme de los crueles rayos de sol, a veces me acuerdo del bloqueador, otras no. y a veces también agrarro un resfrío por mojarme tanto. Me imajino el horror de calor que deben tener los países más tropicales, claro si una los visita se da cuenta, pero los que viven allá estan aclimatados. La primera vez que visité el caribe fue en Venezuela. A penas el avión llegó a Caracas (19 horas) bajé las escalerillas y me puse a mirar hacia todos lados, como buscando de dónde provenía la ola de calor, qué horno tan gigante estaba prendido y porqué no lo apagaban. Literalmente, me quedé boca abierta. Luego al pasar de los días, estaba encantada mojándome bajo la lluvia y con calor. De lo que no estoy al tanto es si alguna vez sucedió, la ola de frío que hace en USA. y Australia, también Canadá, 40º y más bajo cero. Es tiempo que el dueño de casa se dé una vueltecita para ver como los arrendatarios tienen de mal cuidado lo que es de su propiedad. ¡ Ven Señor jesús! , ¡Ven Pronto!
    Los amo y oro por todos, para que “ese” día estemos en el mejor clima nunca antes conocido.

  2. Luis Vivanco dice:

    Hola Sra. Torres, la comprendo perfectamente, porque aunque he vivido casi toda mi vida en Maracaibo, puerto tropical famoso en el Caribe por su calor, y aunque debería haberme acostumbrado, la verdad es que no me acostumbro; pero gente de aquí que tienen generaciones viviendo, desde los indios y los conquistadores, también les pega duro el calor. A veces llega a 44 o 45 grados C. No es ni húmedo ni cálido. Es más bien jodido calor. Algunas recetas:

    1.Tome agua bien fría, con hielo. En el sur tienen maña de no ponerle hielo (en Chile me pasó, que pedía agua expresamente con hielo, y me miraban como extraterrestre, o “alienígena”, como se dice desde los 90s). Cuando el vaso está bien frío, se lo pasa por la frente, y eso refresca mucho.
    2. Trate de andar descalza y echese agua en la cabeza: si los pies están fríos y la cabeza también, como que la sensación de calor disminuye sensiblemente. (Por cierto, si hace frío, al revés: abríguese bien pies y cabeza). Para mantener la cabeza humeda, puede usar una gorra de beisbol de las corrientes pero de tela, no plástico o sintética. La moja y se la pone, y es como si cargara la cabeza en aire acondicionado. Los beduinos en el desierto hacen algo parecido: empapan el keffiye y se lo vuelven a poner, y el calor que sienten disminuye mucho.
    3. Tomar café negro, pequeño. No cerrero, sino “guayoyo”, o sea, suave, no fuerte. Parece mentira, pero eso refresca mucho. No sé por qué. Por otro lado: nada de té, así sea con leche y azúcar. Nada de te, a menos que sea esa porquería de te frío químico, que es tan deliciosa. Acompañar el café con vaso de agua con hielo.
    4. La cerveza no debe estar fría, debe estar casi congelada, como saliendo del polo norte.
    5. Evitar movimientos bruscos y agitados; evitar “estrés” y tensiones. En Venezuela eso es imposible, pues bajo este gobierno hace tiempo que somos hipertensos. Debería decirse del país lo que dice sobre fumar en las cajetillas: que es malo para la salud.
    6. Andar ligero de ropa, pero no tanto que el sudor provoque salpullido. Cuando joven andaba desnudo por el departamento, y mucha gente creo que aún lo hace, pero a mi edad eso resulta ya antiestético.
    7. Dormir mucho.

    Bueno, esas son recetas sacadas de experiencias de millones de personas. Espero le sirvan de algo. Saludos

    Vivanco

  3. María Celeste Cécere dice:

    Mi querida Mori… parecería que tenemos recursos similares para afrontar los vaivenes de la cotidianeidad. A mí el calor siempre me ha resultado sinónimo de literatura. Será porque en los tórridos e interminables veranos mediterráneos (por mi provincia de Córdoba, lo digo), el recurso siempre aceptable para pasar las horas más hirientes de sol inmisericorde era el recorrer los intrincados caminos del papel escrito, con mejores y peores resultados…
    Así, me leí todo lo que cayera en mis manos… debo reconocer que he leido desde novelitas del viejo oeste norteamericano (¿las recuerdan?… esas de bolsillo, llenas de duelos en el ardiente sol de Texas y de chicas de saloon), revistas de “comic” (Superman, Tony, D’Artagnian, etc), clásicos de la novela, el cuento y la poesía… TODOS… descubrí el realismo mágico…. me desayuné de Kafka… de Hesse.
    Sigo pensando en todo lo que leí en esos momentos y no logro recordar dónde comienza y dónde termina todo. Sólo se que ahora sigo leyendo. En el calor que se abate sobre el hemisferio austral, más cruel y desbocado que nunca gracias a nosotros mismos, estúpidos humanos que creimos que la naturaleza permitía cualquier cosa y cualquier uso.
    Así, cada noche me recuesto en mi cama, con las ventanas entreabiertas a ligero soplo atemperador del mar, y abro un libro. Releo los libros ya conocidos. Me encuentro con algunos nuevos. Claro, no puedo evitar recordar que existen otras cosas en el mundo además de mi calor. Agradezco a mi madre que me dijo una y mil veces: ” siempre hay quien está peor que uno”. No hace falta derrochar percepción para que se te caiga el alma al pensar en Haití.
    Pero la ciudad de Buenos Aires siempre se caracterizó por esa incapacidad de ver más allá de la Avenida General Paz… ah, para los que no conocen, es el límite entre la ciudad capital y el resto del país… o sea, ahí comienza la provincia… cuando cruzas esa calle. Complejo de burbuja, le llamo yo. No me sorprende el monotema que vio Mori en las noticias.
    Por último… ¿qué aconsejarle leer a la maga de las palabras? Tal vez deberías probar con algo totalmente fuera de lo ya leído… si no te atreves con la ciencia ficción, que la hay muy buena, deberías con algún libro bien estrafalario… mmmm “Fronteras de lo imposible” de Iker Jiménez, por ejemplo. Te resultaría en extremo divertido y refrescante, jajaja.
    Te quiero sideralmente. Abrazos con el corazón y besos de “cálidas mejillas”.

  4. Luis Santiago Acuña Palavicini dice:

    Florido y fluido verbo el de Mora Torres que, con la destreza propia de un Miguel Angel, a través del fino pincel de su imaginación pinta con multicolor claridad uno de los más graves problemas que afecta y pone en riesgo el futuro de la humanidad: el cambio climático que motiva una inusitada ola de calor y/o de torrentes de lluvia en diferentes lugares del planeta, casi siempre con fatales consecuencias.
    Y para que ese desaforado estío no siga lacerando el alma de Mora, le sugiero concentrar su atención en el texto del Libro de los libros: La Biblia, en el que encontrará paz, sociego y fortaleza para afrontar estos días difíciles por los que atravieza la humanidad.
    Precioso y muy valioso este artículo de Mora Torres que, ojalá, lean quienes tienen el poder para frenar a tiempo las causas del Calentamiento Global que nos está conduciendo a la hecatombe.

  5. jorge chacon dice:

    Prefiero un “Hola con calor”
    Macondo, cuando no escampaba el sol y la lluvia era eterna y tu refugio sea una biblioteca atestada de todo tipo de libros, o el frio de la posada del “Capitan Bedwofd” o la misma “isla del Tesoro” y buscar la plata y las armas escondidas. uff
    el molino de Daudet y escribir desde alli cartas de amor en lengua provenzal y tantos lugares mas.
    Ha despertado mi imaginación y me situo donde la pagina de un libro me diga, que Nice.
    Al fin me levanto en la tarde, como a las 16:00 hrs y hay calor atipico de esta ciudad, abro la puerta trasera y las ventanas, sigue el calor; tomo una ducha fria como si con esto lograria bajar la temperatura, No.
    No vivo en Buenos Aires, ni cerca. Si estoy cerca de Haiti, la peticion de ayuda sigue y tratamos con lo que se puede colaborar, hoy he llevado frijoles enlatados y agua embotellada, en mi lugar de trabajo hay un centro de acopio de esta ayuda, ojala se les enseñe a ser mas productivos, ojala se les enseñe a ser autosuficientes, mientras tanto los frijoles y el agua les serviran. !y pensar que unos dias antes soñe con un terremoto en mi casa! Eso no lo pronostican los meteorologos, solo los locos y por no darme color. No.

    Yo le sugiero la naturaleza misma, un poco de observacion no caeria mal y sacar nuestras propias conclusiones.
    Una abejita, una hormiguita, la papa que sembré en mi jardin y que ya esta retoñando. Vengase a Guatemala, es un inmenso jardin.

    Saludos

  6. Alcibiades Escarlón dice:

    Hola Mora. Me presento: Soy Alcibiades y los conozco desde que solicité algunas monografías, gracias por ellas.
    Luego comencé a recibir tus comentarios semanales y gracias a tu reconocida persistencia al fín decidí enviarte algunas líneas de vez en cuando.
    Sobre la ola de calor tengo recomendaciones por haber estado alguna vez allá: a) Ushuaia, bellísma ciudad argentina que aúna las bellezas de bariloche con agregado de mar y pingüinos. b) Finlandia, lindo país y hasta quizás puedas der alguna aurora boreal. c) “La mano izquierda en la oscuridad” novela emblemática de Ursula K. Le Guin -también me gusta la CF.
    Finalmente te recuerdo que Vulcano no pertenece a la mitología griega.
    Cordialmente.-

  7. Amanda Grunullú dice:

    Hola, siendo suscrita a vuestro servicio desde hace un tiempo, no han recibido mis saludos y
    agradecimiento por estar; no hay excusas,quizás el motivo sea “colgarme” en vuestra información.
    Desde mi punto de vista, satisfacen, los conocimientos, aquello que llamamos sentires, logran hacerme sentir bien.
    Ahora sí, les saludo y gracias por estar

  8. Cèsar Manuel Pingo Querevalù dice:

    Vulcano es un tipo realmente ardiente.
    Hubieron motivos suficientes para apagar algunos fuegos interiores, mas los influjos de una literatura inteligente (como sólo las lecturas empáticas suelen ser), impidió que, intente siquiera, sofocar los fuegos aquellos.
    Estoy en Yacila (Yacila es una caleta de pescadores al norte de Perú, en la Región Piura). Me estoy divirtiendo muchísimo desde que estoy acá, ya dos meses desde que llegué.
    Me sumerjo en la cristalina y verde agua que me regala la playa de Yacila cuantas veces se me antoje hacerlo. A pesar de ser una caleta de pescadores, está en una inmejorable forma de cuidado (libre de desperdicios y desechos inefables que solo andan impidiendo la salubridad en muchas otras playas). Aprovecho las autoimpuestas vacaciones que me regala mi condición de desempleado y recorro el interior de la playa ésta, que solo me trae bondades.
    Los termómetros (instrumentos innecesarios cuando siempre sofoca el mismo calor) marcan los 35 grados centígrados y constantes gotas de sudor me recuerdan que Vulcano vive. Y vive dentro de mí, pienso yo.
    Recorren la orilla del mar divertidas muchachas que lucen espectaculares (literalmente) ropas de baño, tras de una pelota que se niega estar quieta, que mientras mas lejos está de ellas, mas contenta se pone (la pelota aquella).
    Los lugares de venta de comida están surtidas de bebidas refrescantes (cervezas, chicha de jora helada, refrescos…)
    …Y yo aquí, enfrascándome en la lectura de lo que Mora Torres nos regala y, a diferencia de ella, no hago caso del infierno particular que el calor me impone.
    Vulcano es realmente un tipo ardiente, aunque ese ardor es sofocado por la compañía de una Sra. inteligente, interesante y llena de refrescante cultura.
    Gracias Mora.
    Nerudaoruga

  9. Ramón Guerra Díaz dice:

    Ola Mora:
    Aunque no te había escrito todavía, te conozco por tus atinados comentarios y esa manera ingeniosa de llamar la atención sobre lo que se publica en monografía, pero la frivolidad no había sido tu fuerte hasta ahora, es como si trataras de cerrar los ojos a lo que pasa en el mundo, tu mundo, nuestro mundo, bien sabemos todos que los medios haría de Haití y de otras tragedias, noticias de hoy y olvido de mañana y este planeta azul, de todos se pierda por nuestra culpa, como seres humanos, aunque unos son más culpables que otros. Ganar plata y tener poder, parece que puede justificarlo todo.
    Te sigo queriendo,
    Ramón

  10. Iván Salazar Urrutia dice:

    Mora, tengo un lugar; suelo acudir a él en ocasiones de chocolate. Imagino que será posible rechinar sus puertas de añosas visagras construídas por Jorge (J. Chacón ¡El Grande!). No siempre encontrarás un viejo que de canas aladas con un GPS; lo sí seguro es que no encontrarás La Esfinge preguntona (exasperante).
    Mira, buscas un cuaderno (¡claro!… como los de antes, con líneas sin ellas, pero cuaderno) y un lapicero (lápiz BIC u otra marca; en lo posible ese que te gustaba tanto y que de verguenza moderna se ocultó quien sabe dónde). Suelta de prendas, un jarro de limonada cantarina, y te tiendes; puede ser tu cama, puede ser un sofá, puede ser el piso refrescante de la cocina, puede ser…
    Tu no más cierras los ojos y te pones atenta a tus pensamiento e imagenes; los sigues. No trates de guiarlos, no intentes amarrarlos (ya ves lo que le pasó a mi hermano J.Itriago). Tu los sigues y los sigues; al comienzo tal vez una gota coqueta de sudor, quizás una mínima arruga en la espalda, pequeñeces.
    Y de pronto Los Alpes en la distancia de un tren, los mágicos terrones de hielo ante las puertas de los Buendía, un conejo hipando desde la boca de un cuento, tu infancia, la tía, el valle mediterráneo de la Pampa, miles de libros bailando un can can, cientos de amigos, una llovizna “pelo de gato” llena de versos de colores, un beso y otro, …
    Buen viaje, anota en cada estación.
    VANCHO

  11. Celestino Gaitan dice:

    Amada Mora:

    Comprendo perfectamente tu “Ola de Calor”
    Porque hace tiempo que la padecimos,
    En nuestra Region Noreste de Mexico,
    Especificamente en Monclova, region desertica,
    era comun y normal soportar durante la Cani’cula
    (periodo de mas calor entre Junio y Julio,
    …claro que en el hemisferio norte)
    temperaturas de 42 a 45 Grados centigrados a la sombra.

    (Es toda una Filosofia de Sobrevivencia en estos climas,
    que requiere un tratado Amplio y Especializado),
    (Ademas de las cheves (Cerveza) Bien Fria…)
    pero basicamente aprovechamiento de la geografia,
    Contrucciones bajo tierra (la onda termica a medida que la
    profundidad aumente se amortigua),casas de adobe sin ventanas,
    o ventanas pequeñas en lo alto,optimizacion del uso
    del agua, evaporacion, sombras, viento dominante,
    Aparatos de aire humedo,etc…
    Pero todo fue’ debido primero a las Travesuras del “Niño”
    …luego las Travesuras de la “Niña”, por lo visto ahora
    se Juntaron.
    A nosotros nos ha ido un poco mejor en este aspecto,
    Pues a mayor fuerza de los Huracanes, nos ha estado
    Llegando mas nublados y mas lluvia, y esto ha suavizado
    Un poco nuestro extermoso clima tanto en Verano como en Invierno.

    Morita, el Lugar Idel para viajar, sera’ tu Interior…El poder de concentracion
    de tu Mente, repitiendo No hace calor, no hace calor…luego…es ma’s…
    aqui hace frio, hace frio, mucho frio, mucho pero mucho frio.
    Te recomiendo Control, porque si te concentras demasiado,
    puedes sufrir hipotermia…Ja.ja.ja…esto es una caricia para tu Espiiritu.

    Gracias Jose I…cada comentario tuyo es una Leccion que no me pierdo,
    Gracias Blanca Estela, hace tiempo eres parte de mi corazon y mi Hermana.
    Gracias Jorge Chacon por tu particular punto de vista, es un gran Poema, me quedo con e’l…
    Gracias Vancho…eres Genial…
    Gracias a Tod@s reciban un Fuerte y Fraternal Abrazo.

  12. Jose Itriago dice:

    Ante la disyuntiva de Vancho de un café con ron o un apretón de dedos en la puerta, opto con gusto por el buen ron. En Venezuela tenemos el Santa Teresa 1796 (ultra Premium) que es de primera calidad. No sé si en Uruguay hay caña de azúcar. Así que yo pongo el ron y que Vancho ponga el café.

  13. Jose Itriago dice:

    Sudaba. Las gotas de sudor caían sobre la hoja de papel, lo traspasaban, diluían la tinta e iban haciendo dibujos extraños que se mezclaban con el texto en perfecta armonía. Querido Juan: Te escribo porque no me atrevo a hablarte y la gota que cayó entre porque y no dibujó un frasco de cloroformo hermético, el mismo que tenía su abuela guardado desde hace más de cuarenta años, para adormecer a los gatos que le molestaran durante sus noches de insomnio; desde hace días quería decirte que no es importante si nos amamos y entre no es e importante cayo una gota que chorreó la tinta de tal manera que se podía ver a las claras que era falso eso de que no le importaba, por lo menos a ella, ya que el manchón repetía un slogan de uno de los tantos políticos sempiternamente en campaña; lo importante es que podamos mantener una amistad bella y entre podamos y mantener resultó un inequívoco dibujo impúdico que reflejaba el repetido sueño de una monja en clausura.

    Se restregó la frente, se secó los ojos, abrió las ventanas de para en par, aun a riesgo de que la observaran en su desnudez sudada, pero no podía más y suponía que en ese día, con ese calor, nadie estaría vestido y menos caminando bajo el sol inclemente. Contra todas las normas de buen comportamiento de una señorita según le enseñaron su madre, sus tías, su abuela y hasta su maestra, la Seño Maria Luisa, se tomó otra cerveza helada a pico de botella. Más repuesta, siguió.

    … quizás fue un error habernos precipitado en tener una relación que nos estaba reservada para cuando Dios nos uniera en el santo Sacramento y allí dudó si era realmente un Sacramento o un Mandamiento y la duda dio tiempo a que otra gran gota cayera sobre ese largo párrafo justamente entre tener y una relación, se explayara y dibujara los contornos de la incómoda posición que hubieron de adoptar ante la apresurada necesidad que los dominó en aquel entonces, entorpecida por las muchas angustias de que en el trajinar de sus tías en la casa, llegaran hasta ese rincón del patio, tras los camburales; pero ya confesé ese mi único y primer pecado para mantenerme sólo para ti y entre mantenerme solo y para ti, apareció una mancha burlona igual al Joker que aparece en Batman; así que creo que tenemos que seguir lo nuestro por hermoso y después de creo surgió el dibujo de una cadena hermosa, de eslabones precisos, hecha por mano de joyero, pero firme como grillo de preso político; además, tengo que decirte que si de esa maravillosa unión se ha enterado mucha gente, no ha sido por mí, que sé callar y entre por mí y que sé callar salió una boca que gritaba desesperada, una boca sola, sin cara ni nada que amortiguara su grito; quisiera que nos volviéramos a encontrar entre los camburales para definir nuestro futuro. Te quiero mucho, tu Carmen.

    Volvió a secarse el sudor y alargó la mano para tomar otra cerveza, esta vez sin tiempo para sentir ningún reparo, porque vio que en la ventana estaba Pedro, el amigo de Juan, que la miraba embelesado. Estuvo a punto de cubrirse, pero en lugar de ello, le sonrió, mientras rompía la carta sudorosa y agarraba dos botellas.

  14. jorge chacon dice:

    Perdón, no es el capitan bedwofd, Es el ALMIRANTE BENBOW.

  15. Júdith Mora V dice:

    Querida Morita

    no sé si ya lo leíste, pero te sugiero uno a través del cual, además de deleitarte, pasarás por distintos escenarios, personajes, tiempos, temperaturas, géneros, etc: “Papeles Inesperados” de Julio Cortázar… lo estoy disfrutando como si fuese un chocolate -excelente en invierno como en verano jaja- de a poquitos, y cómo me está gustando, incluido el prólogo.

    Un beso… espero te sirva.

    Jud.-

  16. Santiago Mera dice:

    La Ola de Calor wow como lo senti , felicidades Mora, me gusto mucho,,,, saludos

  17. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Ya sé que me querrás un poco más…
    El libro se titula “El Delfin” de Sergio Bambaren .
    Es tanto lo que nos afecta el calor, que me niego a dejar intimidar por él. Hay que asumir que estamos en verano y que el planeta lo tenemos enfermo, siempre digo que se echó a perder el termostato. Me imagino una máquina que regula el calor y el frío y mantiene la temperatura parcial, adecuada, balanceada.
    Cada mañana o por la tarde, al momento de salir de casa, me pongo debajo la ducha bien helada y Ya¡ estoy lista para defenderme de los crueles rayos de sol, a veces me acuerdo del bloqueador, otras no. y a veces también agrarro un resfrío por mojarme tanto. Me imajino el horror de calor que deben tener los países más tropicales, claro si una los visita se da cuenta, pero los que viven allá estan aclimatados. La primera vez que visité el caribe fue en Venezuela. A penas el avión llegó a Caracas (19 horas) bajé las escalerillas y me puse a mirar hacia todos lados, como buscando de dónde provenía la ola de calor, qué horno tan gigante estaba prendido y porqué no lo apagaban. Literalmente, me quedé boca abierta. Luego al pasar de los días, estaba encantada mojándome bajo la lluvia y con calor. De lo que no estoy al tanto es si alguna vez sucedió, la ola de frío que hace en USA. y Australia, también Canadá, 40º y más bajo cero. Es tiempo que el dueño de casa se dé una vueltecita para ver como los arrendatarios tienen de mal cuidado lo que es de su propiedad. ¡ Ven Señor jesús! , ¡Ven Pronto!
    Los amo y oro por todos, para que “ese” día estemos en el mejor clima nunca antes conocido

  18. Osvaldo Bonini dice:

    Soñemos, juguemos, hagamos de cuenta que dentro de todos estos desastres naturales o humanos poseemos la suficiente locura como para lograr por un instante volar hacia un sitio donde todo se plantee a flor de piel como nuestra piel lo desee.
    Esto nos parecerá extremadamente irresponsable. Será solo por una porción de tiempo necesaria para el respiro físico y mental obligado que nos renueve fuerzas para seguir por nuestros caminos, aunque asimilemos así -de alguna manera- el estilo de los noticieros argentinos.
    Podríamos tomarnos un avión y bajarnos de tardecita en Punta del Este, caminar por Gorlero, por el puerto o por La Brava y sentarnos frente al mar. O podríamos llegarnos hasta Bariloche a disfrutar de la nevada sorpresiva y hacer muñecos de nieve. Al Mar de Cortés a disfrutar la fiesta de piruetas inquietas de las ballenas jorobadas. A la base Marambio a corretear pingüinos Emperador. O a Paris, o a Siberia.
    Pero claro, si pudiéramos hacer algo de eso no estaríamos quejándonos del calor, o lo que es peor ser aplastados por la sofocante angustia que nos provoca.
    Casi diría que necesitaríamos de Dostoievski ahora, pero a pesar de su escenario gélido me resultan muy tristes sus argumentos y lograría sumar más angustias. Quizás algún novela detectivesca de Agatha Christie que atrape con su trama; o alguna película de terror de Boris Karloff que nos produzca escalofríos, aunque sí de eso se trata basta con ver las presentaciones (pps) que andan dando vuelta sobre las huevas de tortugas, las mujeres musulmanas apedreadas, el tráfico de niños en Haití, y hasta si –para colmo- sintonizamos Globovisión, se aparece Chávez con sus dantescas peroratas y prepotencias de terror.
    Quizás algo más alegre, más positivo, que no roce tanto la realidad. No he leído lo suficiente como para saber qué.
    Algo más jovial,…de Jove, de Júpiter. Podríamos inventar un viaje rápido y breve hacia alguna de sus lunas. Por ejemplo Calisto y disfrutar de su vista mientras nos sentamos en algún balcón del planeta a cien grados centígrados bajo cero, claro que sin congelarnos.
    Pero hoy, a 48 horas de la publicación del post de Morita, todo el escenario ha cambiado y debe estar aterrorizada por los rayos que se descargan uno detrás del otro casi durante todo el día y por el diluvio que -de a ratos- no nos deja vernos a nosotros mismos,…como si algún brujo se extralimitó –agobiado también por el calor- al romper la cruz de sal…

    Mis saludos fraternales a todos. Morita, un besote.

  19. Francisco Manzanilla dice:

    Estimada y apreciada Mora, permitame hacerle llegar misa saludos y desearle buenas nuevas, me gusto mucho su escrito y quisiera agregar algo aunque no se mucho en esta materia pero he leido y escudrñado algo en varios articulos y dejeme decirle que no esta en ningun momento nada equivocada con su escrito; el cambio climatico en los ultimos años, ha sido modificado por nosotros mismos los habitantes de este planeta quienes no tenemos una pizca de conciencia con el aspecto de la contaminacion, el despilfarro de energia, la contaminacion acelerada del agua potable que representa a nivel mundial solo 2%, la destruccion de la ionosfera, la tala y quema indescriminada; pero hay otros niveles mas altos que le han causado mas daño a nuestro planeta como son loas grandes empresas y compañias quienes emanan grandes cantidades de material toxico a la atmosfera y aguas, lo cual hja causado un desbalance proporciones incalculables del ciclo de vida de la tierra, a estos grandes emporios les importa un bledo lo que suceda con la tierra pero con tal de saciar su sed de avaricia, ambicion monetaria, no se detendran ante nada con tal de llenar mas y mas sus arcas y cuentas en bancos interancionales, valdria la pena que estos bandidos, cuando acaben el planeta, se hicieran unas pequeñas preguntas como son: ¿En que planeta del Universo invertiran o gastaran su dinero?; ¿Que comeran o donde viviran sus hijos, nietos o descendientes?. Con relacion a los medios de comunicacion la gran mayoria de ellos y pesados por cierto, pertenecen a estos gorilas, los pseudoperodistas salariados por estos señores solo se limitan a informar patrañas mediaticas, mentiras y desinformacion a nivel mundial, salvo unos que estos medios independientes que tratan de dar su grito de alarma, pero son apabullados por estos grandes consorcios o simplemente sacados del aire o circulacion. Respecto al cambio climatico permtame decirle que estan tan deterirorado que actualmente llueve donde debe haber verano o visceversa, las olas de frio en algunos paises estan espantosa que han caido nieve mas de los normal y ocurriendo olas de calor que estan ocasioinado grandes sequias que han afectando a muchos paises. Lo que siempre ocurria en las peliculas de ciencia ficcion que el hombre añoraba que algun dia podria manipular el clima, hoy en dia es casi posible que lo ha logrado, pero no para un fin beneficioso para la humanidad, sino solo para la maldad, una muestra de ello es el proyecto HAARP, el cual esta demostrado que creo que si funciona. Vean un documental en el explorador de Google hay una serie de paginas que muestran videos en el cual hablan cientificos, que han realizado las pruebas respectivas. Analicenlo y vean lo que sucede a nivel mundial, en relacion a terremotos, tsunamis, oleadas de calor y frio, inundaciones, riadas etc. Gracias por la atencion prestada Atte. Francisco Manzanilla

  20. Ricardo Aidar dice:

    Mi querida Sra. Lei su articulo con la misma avidez con que leo todos los que la gente de Monografías.com m envía y, aunque no suelo explayarme en comentarios sobre éstos, hoy decidí comentar el suyo por una sóla razón: en su redacción ud. incurre en un pequeño gran error: El citado Machu Picchu no queda en Bolivia sino en Perú. Por lo demás, m alegra ver que aún quedan personas que se deleitan en la lectura de un libro y no en la parafernalia mediática de ciertos programas que no le hacen nada bien a nuestra ya muy pobre cultura argentina. Ud. pide que se le recomiende un libro para olvidar. al menos por un momento, el infierno en que nos hallamos inmersos. Aqui le indico uno cuya lectura desde mis años jóvenes (porque vuelvo a leerlo cada vez que puedo) me ha aportado su frescura inigualable y jamás pierde su vigencia: EL PRINCIPITO. Si ya lo ha leído, sabrá a lo que me refiero. Si no lo ha leído aún, se lo aconsejo. Espero que lo disfrute. Un abrazo

  21. Joise Morillo dice:

    Querida Mora, es verdaderamente desagradable cuando cada quien, queriendo desenvolverse y, considerando la autonomía e independencia que ha manejado por muchos años, de pronto se le impongan sacrificios u obligaciones, penitencias o como lo queráis llamar. Solo por negligencia de otros.

    Estoy de acuerdo que las inclemencias del clima, meteorología y otras actividades propias de la naturaleza sean ineludibles e inminentes; uno se acostumbra a ellos –porque son causas naturales- empero gracias a la inteligencia del individuo humano y, a su deseo o instinto de perfección mediante la civilización hemos podido controlar muchas cosas. ¿No era ese el deseo de Marx, controlar la naturaleza, para con ello ser mejores?

    Entonces, ¿Por qué en vez de racionar la energía como lo hacen los seudo socialistas de Cuba (la nomenclatura) y ahora los rojos rojitos de Venezuela, no implementan nuevas tecnologías para vindicar o erradicar las calamidades que están sufriendo aquellos que simplemente han dado apoyo a tales gobiernos? Cuba lleva 40 años de racionamiento energético (electricidad domestica).

    En otras palabras mientras en otros países, se están encaminando al progreso, los seudo socialistas se encaminan en detrimento del soberano, por ende apartarlo de las bondades del progreso tecnológico.

    Esto quiere decir obligar a quienes incluso han ido progresando, mediante la educación a disfrutar un estatus más elevado y justo, principalmente, por su esfuerzo intelectual y, sin descartar el esfuerzo físico, a padecer las mismas condiciones a que se someten aquellos quienes nunca se han orientado en función de progresar, bien sea por voluntad propia o por negligencia de quienes han tenido entre sus responsabilidades conducir, instruir o educar los miembros de su peculio.
    De forma que supuestamente, ostentar comodidad es malo, ejercitar el ahorro monetario es malo, disfrutar de bienes es malo, dormir en aire acondicionado de igual modo, tener una casa extra es malo, poseer dos vehículos (coches) es malo ¡válgame Dios! Opinen por favor.

    Por ello las olas de calor hay que soportarlas aunque la consecuencia sea el infarto.

    Os ama
    Joise

  22. Osvaldo Bonini dice:

    Si José, aquí en el Uruguay se planta caña de azúcar muy cerca de donde vivo, al norte del país en Bella Unión. El azúcar es excelente pero el ron es de mala calidad, imagínate que lo fabrica ANCAP, empresa del estado que además se ocupa de combustibles, lubricantes, gas, alcoholes y portland.
    También acepto la invitación de Vancho, aunque con cierta vergüenza ya que le adeudo algunas cositas muchas, y he estado verdaderamente desatento con todos y especialmente contigo, con él, con Jud, con Joise y con Mora la que espero no le haya molestado mi insolente indagatoria de estos días.
    Con poca inspiración, trato de estar y compartir con ustedes este sitio bellísimo,…hago lo que puedo y lejos está de ser lo que quisiera.
    Leo a mucha gente nueva y con la palabra justa. También a un viejo participante, Nerudaoruga que retoma; y como siempre Blanquita incansable y María Celeste tan aparecida también.
    Les dejo mis mejores besos.

  23. jorge chacon dice:

    Zacapa.

    si cuando camino por tus calles
    me abraza la fatiga,
    si el polvo aprisiona mis pasos
    y el sol encadena gotas de sudor
    que se evaporan en la caida.
    Porque he venido?

    si tus casas estan vacias,
    y tus primogenitos se van
    al norte, en busca de un refugio
    para la pobreza.
    porqué entoces regreso yo?

    Si veo tus nopales y tunos
    indiferentes a mi presencia
    y el viento no te acaricia
    por la aridez de tu suelo;
    Porqué te acarician mis recuerdos?

    Si con todo el polvo,
    tu sol inclemente,
    todas tus casas vacias.
    tus hijos ausentes, y tu soledad
    !si! con todo eso
    tu me has visto nacer
    ¿Como te veo yo?

    Hola, Estoy de vacaciones de trabajo, aunque no de la “U” y he vuelto a mi tierra, Sali del horno de mi casa a buscar un cafeinternet, he encontrado dos y el primero estaba cerrado, y me regufio del calor en el segundo, donde estoy solo, solo con la encargada del negocio, una chica encantadora que me dice que no tiene conexion, espero le digo, no tengo tanta prisa. . Despues de media hora de una tertulia en la que empezaba a ser infiel a ni novia. (ni novia va a leer esto y se enfadará, no es cierto Cielo, yo te quiero mucho para hacer eso) consigo leer mi correo y enviar los de urgencia sobre las tareas de la “U” .
    Aqui todo lo derrite el calor, anteriormente me quejaba de que en la ciudad estaba ardiendo, siendo que estaba como a 32 grados, ahora me encuentro a una temperatura de 43GRADOS, oigan bien…lean bien. BAJO LA SOMBRA. !ja!. He debido bañarme como siete veces desde que vine, hace como 25 horas, sin aire acondicionado ni un ventilador, esta ha sido mi paga por haberme quejado.
    La he aceptado, una hamaca bajo un árbol de mango, ha sido mi salvoconducto del infierno, pero la he aceptado despué de ver la sonrisa de mi madre cada vez que me pregunta; como me va en la ciudad.!La sonrisa de mi madre! Es el caso de hablar.

    VANCHO, ¿como habeis adivinado que soy grande?
    Mido 1.96
    Blanca Estela, no me desdoblado, estoy tratando de darle principio a un cuento que navega por aguas turbias en mi mente y no se de que puerto salió, sin embargo, se adonde se dirige.
    si he escrito algun poema, fue por pura casualidad, una disculpa se me chispoteó.
    se me han caido de alguna parte. mi bolsa, la misma que tiene Sra. Mora Torres. Tal vez exagero, mi bag, no es tan grande como la de ella. Imaginacion. no digamos de Jose I. y que pues Joise Morillo, Fantasticos todos Uds. que hilvanan sus opiniones con conocimiento aplicado; sabiduria y arte. !h aprendido tanto de ustedes que no albergarian en su infinita imaginacion, su implicacion en mi crecimiento gnoscitivo.

    Saludos desde la calurosa Zacapa. Guatemala

    Pd. Estoy sudando a cantaros

  24. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Celestino, amigo, un saludo afectuoso, también estas en mi corazón.
    Te deseo los mejores momentos en estos tiempos de calor, que puedas trasladarte a lugares seguros, tranquilos apacibles en la medida que puedas, por acá esperaré la primavera que es otro clima que invita a deleitarnos y olvidar las penas de este mundo.
    Un beso.

  25. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Osvaldo:
    Amigo ha pasado mucha agua debajo del puente y muchas lunas han salido, sin embargo los amigos estan ahí, siempre cuenta conmigo, fijate que somos: vecinos, amigos y hermanos, o no?
    Un abrazo, un beso.

    Jorge Chacón, no tendrás algún seudónimo?
    Espero ver ese cuento terminado, te felicito, tienes gran habilidad para trasladar las mentes a tus mundos.
    Un gran abrazo.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom