lig tv izle
justin tv

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Sinfonía de otoño

Es como ir subiendo una montaña y estar bastante cerca de la cima; es como detenerse allí un momento y mirar para abajo aunque dé vértigo (Vértigo, ansiedad y sin sentido).

El paisaje: admirable (Ferreñafe: el bosque de Pomac, Perú).

Además, fastuosamente variado.

Hay selvas tropicales, mares tormentosos, nieve (Las Nubes).

Están las mañanas más hermosas del mundo y los atardeceres melancólicos.

Las noches “pecadoras” y el vino alegre (El vino como elixir sagrado…).

Da vértigo, pero todavía no nos falta el aire, se puede seguir subiendo…

La vejez

Al envejecer vamos devolviendo poco a poco los dones de que se nos hizo acreedores (Las dimensiones bioéticas de la vejez). Ya no está la piel “tirante como ráfaga” ni los ojos iluminan cualquier estancia: hay que frotarlos para que brillen, como a una lámpara, como a la de Aladino (La estrella resplandeciente. Fábula. Siglo XXI).

Algunos otros detalles -de mayor valor que los ojos y que la piel- también desaparecen.

Pero empieza a crecernos un órgano precioso e invisible del cual desconocíamos su existencia.

Primero es un latido, después inunda el corazón.

Los ojos -aunque no brillen- ven más y lo descubren todo, y me recuerdan el versito que repetía mi madre algunas veces, que trataba de un joven y un anciano que habían chocado en la calle: “-Perdonad, es que al pasar no os miré./ -A su edad nada se mira, joven, porque nada importa,/ cuando la vista se acorta/ es cuando se empieza a ver”.

Ya no se escucha un ruido de espadas que chocan continuamente como en guerras antiguas, sino suaves vientos que arrastran hojas secas, y cada una es una cara, es un recuerdo, es un espejo.

No es necesario decir sí; no es necesario “parecerse” a alguien parecido a una hermosa mujer o a un hombre fuerte: los competidores han desaparecido, uno puede subir hasta la cumbre y a la vez descansar; uno puede recitar mientras sube -y les aseguro que el recitado no hace perder el aire:

La vejez, tal es el nombre que los otros le dan, también puede ser el tiempo de la dicha… JLB

Don

Quiero hacerles un regalo a todos, pero especialmente a José, Osvaldo y Vancho (Breve estudio acerca de los dones espirituales). A ellos porque comenzaron y continúan gloriosamente escribiendo nuestra novela latinoamericana en la entrada pasada -que quedará como lugar para siempre para quien quiera intervenir, sólo hay que buscar “La tragedia de la página en blanco”.

Regalo unos fragmentos de El bosque de la noche, de Djuna Barnes, fabulosa escritora como ustedes, y que vivió mucho tiempo en México -casi creo que allí murió.

El subtítulo que pongo es el nombre del capítulo de donde extraí algunos párrafos.

Vigilante, ¿qué me cuentas de la noche?

A eso de las tres de la madrugada, Nora llamó a la puertecita vidriera de la vivienda  y preguntó si el doctor estaba en casa (…) En la estrecha cama de hierro, entre sucias y gruesas sábanas de lino, estaba el doctor, con un camisón de franela de mujer. La cabeza del doctor, con sus grandes ojos negros, sus mejillas gris acero, estaba enmarcada en el semicírculo dorado de una peluca con unos tirabuzones que llegaban hasta los hombros, y al quedar comprimidos contra la almohada mostraban su oscuro interior. Tenía los labios muy rojos y las pestañas pintadas. Una idea asaltó a Nora de pronto: “¡Dios mío, los niños saben cosas que no pueden explicar! A ellos les gusta ver a Caperucita Roja y al Lobo en la cama”. (…) Nora, en cuanto pudo reponerse, dijo:

-Doctor, vengo a pedirle que me hable de la noche. (…)

-¿Es que nunca has pensado en la noche? -preguntó el doctor con cierta ironía.

-Sí -dijo Nora sentándose en la única silla-; he pensado en ella. Pero de nada sirve pensar en algo de lo que nada se sabe.

-Nunca has pensado en esa peculiar polaridad de un tiempo y otro tiempo y el sueño?… Te diré cómo se asocian el día y la noche por su disociación. La misma constitución del crepúsculo es una fabulosa reconstrucción del miedo, el miedo con el culo al aire y la cabeza abajo. Cada día está pensado y calculado, pero la noche no está premeditada. La Biblia está a un lado, pero el camisón está al otro. La noche, ¡cuidado con esa puerta oscura!

-Yo pensaba que la gente sencillamente se iba a dormir, o si no, que cada cual seguía siendo el mismo -dijo Nora-. Ahora veo que la noche hace algo con la identidad de las personas, aunque duerman.

(…)

-¿Has pensado en la noche ahora, en otro país, en países extranjeros, en París? Cuando las calles rebosaban de cosas que tú no harías ni por una apuesta, ¿y has pensado en lo que ocurría entonces? ¡Los cuellos de los faisanes y los picos de los patos balanceándose junto a las pantorrillas de los galanes, y sin pavimento en toda la ciudad, millas y millas de arroyo y un hedor que se te agarraba a la nariz a veinte leguas de distancia! ¡Los vendedores voceando el precio del vino, y al alba, los buenos empleados rebosantes de meado y vinagre! Y en las callejuelas los sangradores y una princesa casquivana en camisa de seda, aullando bajo una sanguijuela. Y no digamos lo que ocurría en los palacios de Nymphenburg en los que hasta Viena resonaban los ecos de las visitas nocturnas de antiguos reyes que hacían aguas menores en tazas recubiertas de terciopelos y maderas talladas. No -dijo mirándola fijamente-, ya veo que no lo has pensado, y deberías, porque hace mucho tiempo que la noche existe. (…)

Envío

He brindado con todos ustedes, por la vida, el lunes, al cumplir mis primeros sesenta añitos…

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

16 respuestas a “Sinfonía de otoño”
  1. Fernando Cámara Córdova dice:

    Ciertamente con la edad las perspectivas de las cosas cambian y deseo de corazon palabra y pensamiento, que tus proximos sesenta años, sean tan bellos como estos primeros años.

    Un abrazo desde Villahermosa, Tabasco, México

  2. María Celeste Cécere dice:

    Mori… yo levanté mi copa en casa y pensé en vos… enviándote toda la luz y el placer que esta etapa te regala, en un beso que voló por los aires para llegar a tu “cálida mejilla”… ¿lo sentiste?
    Las personas se vuelven mucho más interesantes cuando cumplen años y más años… la piel no será tersa, pero los ojos SI que brillan, y mucho. Brillan al compás de los pensamientos profundos, de las verdades aprendidas, de la paciencia y la cordialidad… o claro que sí.
    También se puede argumentar que hay gente mayor muy desagradable, a lo cual les respondo: 1) No es tu caso (lo sé a ciencia cierta); 2) Los desagradables lo único que han hecho ha sido potenciar todo lo desagradable que ya tenían de jóvenes… en esto la edad es maravillosa: nos muestra tal cual somos… jajaja.
    Te quiero muchisimo… y si no estoy tanto como antes es solamente por cuestiones circunstanciales. El corazón siempre está donde desea… y yo estoy.

  3. Jose Itriago dice:

    Y claro que se puede seguir subiendo, justamente para eso estamos.
    Te felicito por tu cumpleaños. Los número tienen un poco de magia, como si quisieran decirnos algo. Sesenta es muy especial. Una gran edad que te inclina a abandonar las pretensiones de los cincuenta, te hace pensar en ti y los tuyos de una manera más penetrante, a engranarte contigo quizás por primera vez en toda tu vida, a preocuparte por las cosas pequeñas, ésas que contienen la casi totalidad de nuestros días y nuestras noches.
    Entiendo que le hayas puesto a tu pauta de esta semana “Sinfonía de otoño”, es el peso del número, es el estereotipo del a veces despectivo término “sexagenario”. Quizás deberías haberla llamado “Primavera de otoño”, como ese famoso vino italiano novello Primavera D’Autunno equivalente al Beaujolais Nouveau, con un gran prestigio, no tanto por su calidad, sino por la fiesta al vino y la alegría que nos trae cada noviembre. Ahora en este otoño florecerás otra vez, con flores diferentes, quizás, pero de más aroma y más duración. No serán rojas carmesí ni blancas inocentes. Pero serán más hermosas por lo variado de sus colores y la armonía de su presencia. Empiezan los mejores años de tu ya buena vida. Brindemos por ello.

  4. mariana von Saldern dice:

    Descubrí este maravilloso lugar en la Web en donde gente que comparte amoríos con las letras, con lo poético y también con lo ético…comparte a su vez momentos de su vida muy profundos… de mi parte, quizás esos son los momentos que mas me inspiran para escribir… Soy una novata que disfruta viendo como gente de todo el mundo se emociona hasta las lagrimas, se indigna con los acontecimiento planteados y se fascina con tus escritos… tal cual me pasa a mi… soy un punto en este inmenso globo, y he encontrado mas puntos, puntos que han construido una red de vínculos que me identifican… espero poder ser parte de esta red y seguir tejiéndola… para que más personas queden atrapas en ella… y descubran lo que yo he descubierto aquí…

    MUY FELIZ CUMPLEAÑOS!!!

  5. Joise Morillo dice:

    Con mucho gusto Mora y con motivo de vuestro cumpleaños os obsequio con estas excelsas obras de la antología poética, empezare con vuestro maravilloso ultraísta:

    JLB.

    EL REMORDIMIENTO

    He cometido el peor de los pecados
    Que un hombre puede cometer. No he sido
    Feliz. Que los glaciares del olvido
    Me arrastren y me pierdan, despiadados.

    Mis padres me engendraron para el juego
    Humano de las noches y los días,
    Para la tierra, el agua, el aire, el fuego.

    Los defraudé. No fui feliz. Cumplida
    No fue su joven voluntad. Mi mente
    Se aplicó a las simétricas porfías
    Del arte, que entreteje naderías.

    Me legaron valor. No fui valiente.
    No me abandona. Siempre está a mi lado
    La sombra de haber sido un desdichado.

    Jorge Luis Borges

    Continuo con vuestro académico de las letras:
    Battistessa.

    YO SALUDO EL MILAGRO

    Inesperado airón de primavera
    veo arder en lo alto de una rama
    i de mi huerto invernal, y alza su llama,
    y tremola, y ondula, y es cimera.

    Me conforta esa imagen lisonjera
    —retoño de la edad en que se ama—
    sobre el mustio follaje que proclama
    el paso de mi ayer con su quimera.

    Y aún desoigo al que dice: “No confundas
    un resto del pasado inconsecuente
    que sólo te contrasta las profundas
    mudanzas ciertas de la vida toda”.

    Yo saludo el milagro: ¡Oh flor presente
    al tiempo del expolio y de la poda!

    Ángel J. Battistessa

    Seguidamente como le atribuye Unamuno “la castidad desnuda del espíritu”:

    Juana de Ibarbourou

    RAÍZ SALVAJE

    “Tómame ahora, que aún es temprano,
    y que llevo dalias nuevas en la mano.
    Ahora, que tengo la carneolorosa,
    y los ojos limpios, y la piel de rosa.

    Ahora, que en mis labios repica la risa,
    como una campana sacudida aprisa. . .”

    “Oh, lino, madura que quiero
    tejer sábanas del lecho donde dormirá
    mi amante, que pronto, pronto tornará!

    Oh, rosa, tu prieto capullo despliega!
    Has de ser el pomo que arome su estancia,
    concentra colores, recoge fragancia,
    dilata tus poros que mi amante llega”.

    “Tómame ahora, que aún es temprano,
    y que tengo rica de nardos la mano!
    Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
    y se vuelva mustia la corola fresca.

    Hoy, y no mañana. . .! Oh! amante, ¿no ves
    que la enredadera crecerá en ciprés?”

    (….)

    “Amante: no me lleves, si muero, al camposanto.
    A flor de tierra abre mi fosa al riente
    alboroto divino de alguna pajarera,
    o junto a la encantada charla de alguna fuente.

    A flor de tierra, amante. Casi
    sobre la tierra
    donde el sol me caliente los
    huesos y mis ojos
    alargados en tallos, suban a ver de nuevo
    la lámpara salvaje de los ocasos rojos

    “Oh, amado, no te irrites por
    mi inquietud sin tregua!
    Oh, amado, no me riñas porque
    cante y me ria.

    Juana de Ibarbourou

    Ahora ni mas ni menos que vuestra paisana:

    A. Biagioní

    NO ES LOCURA

    No temas, lo que tengo no es locura,
    Es que a veces, feliz y desolada,
    por un bosque imposible voy callada,
    sin saber qué persigo en la espesura.

    De pronto, una gacela de hermosura
    me nombra con su rastro de balada.
    Ah, si alcanzo su sombra en la ondulada
    persecución, ya gano la aventura.

    Sé razonable. Guarda los abrojos
    de tu regaño tierno, y no te asombre
    que responda, si me hablas: “.. .alhucema…”

    Y comprende que calle, y que mis ojos
    te olviden y no sepa ni mi nombre,
    cuando cazando voy tras de un poema.

    Amelia Biagioní

    Para que lo toméis como relax a los sesenta, y observéis que: vuestra obra prolija no morirá

    Os dejo al mistico y espitual :

    NERVO

    EN PAZ

    Artife* vitae, artifex sui

    Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo,
    Vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida,
    ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
    porque veo al final de mi rudo camino
    que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
    que si extraje la miel o la hiél de las cosas,
    fue porque en ellas puse hiél o mieles sabrosas:
    cuando planté resales, coseché siempre rosas.

    … Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
    ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!
    Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
    mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
    y en cambio tuve algunas santamente serenas..
    Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida,
    nada te debo! ¡Vida, estamos en paz!

    Amado Nervo

    Por último os ofrendo con la flora de nuestra América, nuestro compatriota ilustre:

    A.Bello

    LA AGRICULTURA DE LA ZONA TORRIDA

    ¡Salve, fecunda zona,
    que al sol enamorado circunscribes
    el vago curso, y cuanto ser se anima
    en cada vario clima,
    acariciada de su luz, concibes!
    Tú tejes al verano su guirnalda
    de granadas espigas; tú la uva
    das a la hirviente cuba:
    no de purpúrea flor, o roja, o gualda
    a tus florestas bellas
    falta matiz alguno: y bebe en ellas
    aromas mil el viento;
    y greyes van sin cuento
    paciendo tu verdura desde el llano
    que tiene por lindero el horizonte,
    hasta el erguido monte
    de inaccesible nieve siempre cano.
    Tú das la caña hermosa,
    de do la miel se acendra,
    por quien desdeña el mundo los panales
    tú en urnas de coral cuajas la almendra
    que en la espumante jicara rebosa:
    bulle carmín viviente en tus nopales.

    ¡Oh! Los que afortunados poseedores
    habéis nacido de la tierra hermosa
    en que reseña hacer de sus favores,
    como para ganaros y atraeros
    quiso naturaleza bondadosa,
    romped el duro encanto
    que os tienen en murallas prisioneros.

    Abrigo den los valles
    a la sedienta caña;
    la manzana y la pera
    en la fresca montaña
    el cielo olvide de su madre España;
    adorne la ladera, el cafetal ampare
    a la tierra teobroma en la ribera
    la forma maternal de su bacare:
    aquí el vergel, allá la huerta ría

    A vosotros mis amigos ilustres, escritores, coblogers, os pido disculpas, por los otros también eminentes poetas americanos no presentes en esta entrega.

    Os ama

    Joise

  6. delia civalero dice:

    Hola Mora:
    Feliz cumpleaños!!!, bienvenida a esta Sinfonía de Otoño o como dice José, Primavera de Otoño, también podría ser Estío de Invierno, en fin se la puede nombrar de varias maneras pero lo que prevalece es cómo se la vive, ahí está todo.
    Para mí es la época de los descubrimientos mas elocuentes, de esos de los que uno no puede parar de asombrarse y como una muestra va esta confesión: siempre me consideré negada para escribir y hace un tiempo que no puedo parar de hacerlo. Hasta me voy a animar a dejarles algo que se me ocurrió hoy, a las 4 de la mañana, jajja…cosas de las “sinfonías otoñales”, y ya que coincidió con la fecha de tu cumple, te lo dedico:

    La poesía es así,
    te toma de la mano
    y te acompaña.

    Transforma tus vivencias
    con los colores y las formas
    que guardabas en tu interior
    -y no lo sabías.

    La poesía es así,
    se sienta tu lado
    y ya no se va.

    Mora lo mejor para tu vida.
    Un abrazo.
    Delia.

  7. Iván Salazar Urrutia dice:

    A MORA TORRES EN SU CUMPLEAÑOS.

    Tengo una prisa que me asombra
    Transcurro con la vista fija
    Como para no perder el equilibrio
    Debo celebrar a Mora Torres
    Hermana mía, nuestra, de muchos,
    Hermana de hebras de plata
    De míticos corredores
    De distancias abismales
    Y, claro, de rincones mínimos.

    En esta grande Argentina anidó
    Un día del cual no tenemos memoria
    Y guapeó en la provincia
    Como guapean los provincianos.
    Por ahí aprendió el abecedario
    Y se fue haciendo en el dibujo
    Arabesco de las pequeñas lluvias
    Que germinan los valles.

    Aprendimos a quererla
    En la domesticación del Internet.
    En su invitación a la cena
    De las tardes frente a un PC.

    Mora Torres nos envía mariposas
    Y nosotros verdes tropicales
    Nieve de cordilleras
    Ríos tumultuosos
    Y arroyos que besan los pies.

    Sucede que junto a ella nos juntamos
    En el barrio de las palabras
    En la esquina del verso.

    Allá un cigarrillo –que nunca más-
    Una copa de vino
    Acá una nostalgia como sombrero
    De una primavera
    O no más el cuento
    Breve
    De la luz reflejada en el mar.

    Salud, hermanos y hermanas,
    Salud mujeres y hombres
    Gordos, delgados y viejos,
    Salud, son campanas
    Profundidades de lago
    Para celebrar a Mora Torres
    A su reloj pulsera
    Su cartera marrón
    Y sus tacos en la baldosa.

    Mora Torres
    Y sus amigos,
    Y sus recuerdos,
    Y esa tierna soledad.

    Mora Torres anfitriona
    Cantora
    Transeúnte
    De fiesta
    Y nuestra
    Como una manzana
    Una ciruela
    Un vaso
    De agua
    Un lápiz en el velador
    Humedad de ojos para no olvidar.

    ¡hermanos!
    ¡salud!
    bebamos este agosto
    en los botones
    nacientes
    de la flor.

    VANCHO

  8. Celestino Gaitan dice:

    Mora…mi muy Amada Morita,
    F E L I C I D A D E S ! ! !…
    y BIENVENIDA.
    (ja,ja.ja…me refiero a…
    …Bienvenida al Grupo de los Sexagenaios)
    Como Siempre…
    …Tu sabes decir las cosas,
    Somos como Instrumentos en tus manos,
    y nos repetimos, como ahora con Mariana,
    y nos deleitamos, como ahora con nuestro Joise,
    o intentamos disculparnos como mi tocaya…
    Yo no estaba muerto, andaba de parranda…
    hace tres semanas Cumpli los 62,
    …y he sido Complaciente, Generoso y esplendido conmigomismo.
    He disfrutado, con esa capacidad extrasensorial que mencionas…
    …El Mar,Mis Hijos, Mis Nietas, Mi Esposa y Yo, como Uno Solo…
    Y siempre me regalo tiempo para venir a visitarlos y leerlos,
    porque hace tiempo soy Uno con Ustedes…

    Esta ma~ana alzo mi taza de cafe y Brindo por Maria de Los Milagros,
    Que las manos del Todopoderoso, continuen puliendola,
    para que con sus cada vez mas sublimes destellos,
    continue alumbrandonos y guiandonos…
    …como hasta ahora.
    Viva Mora!!!

    Reciban Tod@s un Fraternal Abrazo,
    Desde Monclova, Coahuila, Mexico.

  9. DIGNORA GRATEROL dice:

    La edad biológica no cuenta, cuando en tu corazón y espíritu se alberga un niño que te hace soñar, reir, respirar, VIVIR…saber que cada dia es un reto y que debes y tienes que afrontarlo, con alegría, fé, optimismo, confianza y amor a DIOS. Esa es la clave de la vida, y no importa si cumples 15,20..o 100 años; es tu edad ASUMELA y vivela, dando gracias a DIOS por ese hermoso regalo que te ha dado y que te permite seguir disfrutando. Debemos recordar que cada día es único y especial. Felicidades por tu cumpleaño¡ es maravilloso cumplirlos….recuerda caminante no hay camino, se hace camino al andar

  10. Osvaldo Bonini dice:

    Islas
    A veces, llega hasta esta ventana y entra
    un ligero, poco viento que viene desde el este.
    Entonces, algo así como una menuda vida
    recorre los viejos libros de hombres muertos
    que tengo conmigo
    y toca mi piel y me hace pensar,
    aunque no lo quiera:
    “Qué frescas, qué jóvenes siguen siendo las islas>”
    Y considero, con tristeza, mis fatigas.

    Cesa la lluvia
    Cerrar el libro otra vez
    encender el cigarrillo sin placer
    mirar el humo azul de pura pereza
    mirar la puerta cerrada, bien cerrada
    tomar la copa y beber el fuego efímero
    no tener ya nada que hacer
    ni siquiera esperar
    afuera cesa la lluvia
    se piensa descuidadamente
    ‘los paraguas gotean’
    o bien ‘en la tierra negra brotarán los hongos’
    no abras nuevamente el libro
    apaga el cigarrillo, no mires la puerta
    no bebas, no esperes
    no pienses en paraguas ni hongos
    la lluvia ha cesado
    eso es todo.

    Para el recuerdo, en el recuerdo, desde Hugo, hacia tí, hacia todos…
    En este otoño.
    ¡Salud! y ¡Hurra!

  11. EVANGELINA LUNA REVOREDO LUNA REVOREDO dice:

    MORITA ¡QUE LOS CUMPLAS MUY FELICES !DESPUES DE TODO YO TAMBIEN VOY CAMINO A CUMPLIR LOS SESENTA Y ME SIENTO JOVEN Y FRESCA PORQUE ESCRIBO,MI PLUMA CORRE Y ES EL ALIMENTO DEL ALMA.NACÍ CON LA PLUMA EN LA MANO.
    ¡ESTAS SON LAS MAÑANITAS QUE CANTABA EL REY DAVID
    HOY POR SER DIA DE TU SANTO,TE LA CANTAMOS A TÍ
    DESPIERTA MI BIEN DESPIERTA
    MIRÁ QUE YA AMANECIÓ Y LOS PAJARITOS CANTAN
    LA LUNA YA SE ESCONDIÓ.
    ¡QUE LINDA ESTÁ LA MAÑANA EN QUE VENGO A SALUDARTE,
    VENIMOS TODOS CON GUSTO Y CON FE A FELICITARTE,………………..
    NO HAY VEJEZ,ES UN ESTADO MENTAL NADA MAS,ME GUSTARIA QUE LEYERAS MI POESÍA “MI VOZ INTERIOR ” DE MI LIBRO “POEMAS ROMANTICOS”,DONDE DICE:CADA DIA QUE PASA ME RENUEVO CON EL AMOR A LA VIDA Y ME ENCUENTRO EN UN ESTADO DE ESPECTACION DEL MUNDO Y TODO ES MAS FÁCIL,YA NO PIENSO MUCHO,ACTÚO Y VOY HACIA EL ENCUENTRO DE NUEVOS HORIZONTES.
    TE LA ENVIARÉ PROXIMAMENTE PARA QUE ME DES LA RAZÓN ,ERES MORITA “ETERNAMENTE JOVEN”
    UN ABRAZO Y UN BESO
    EVANGELINA LUNA REVOREDO
    JOURNALIST
    ARGENTINA Y PERU

  12. Joise Morillo dice:

    Bello ocaso; mi otoño

    Han pasado cosas, no me abruma suyo encanto
    He saboreado el olor de las rosas y
    Tomado como mío
    Ha calmado mi quebranto.

    No, no me he enriquecido
    Solo he tomado un tanto
    Disfrutando mí albedrio
    Con paciencia y esperando.

    Vos, mi vejes, lo mejor que he tenido
    Lo que se, lo que conozco
    Es también mi posesión,
    lo bebido, lo soñado, y por ende: lo comido.

    No pretendo complacerme
    con sentir resignación
    Pues, he gosado vuestra atencion y,
    Vuestro modo de entreternerme.

    Ahora extenderé este ocaso
    Viviré más plenamente
    Al mal tiempo no hacer caso
    Necesario y conveniente.

    Os ama
    Joise

  13. Júdith Mora V dice:

    Aprovecho que me dejan unos minutos más… Feliz Feliz sesentas tocaya, espero lo hayas pasado estupendo… brindo con el cafecito que me tomo en esta nochecita tan divinamente fría, y te mando un besito montado en una de las estrellas que se escapan por la silueta de mis bellas e imponentes montañas… Dios te cuide.

    Jud ♥

  14. Fabu 11 dice:

    CANCION DE NOCHE Francisco de Rossón

    Esta canción de noche que me brinda en los labios,
    al oído, muy bajo, te la quiero decir,
    tiene un aroma tenue de rosales en mayo
    y un fulgor de lucero y es parecida a ti.
    ¡Noche! ¡Mi compañera! Temblorosa de estrellas,
    enjoyada de sombras y de silencios muertos
    y de suspiros de árbol entre la fronda negra
    y de besos enormes en los caminos quietos.
    ¡Noche! ¡Mi compañera! Embrujada de luna,
    acariciada en veces por la brisa fugaz,
    o arropada en el manto cantarín de la lluvia
    o velando el cansado sueño de la ciudad.
    Noche, propicia a todo: al amor y al pecado,
    al escalar de un muro y al gemir de una nota,
    y al deseo que espera y al silencio de un paso
    sigiloso en la estancia de una mujer que llora.
    Noche, rumor de cosas lejanas y sabidas;
    la flauta de algún sapo, el ladrido de un perro,
    un toque de campana remota que desliza
    su caricia sonora por el ambiente fresco.
    Noche, en que cobra tonos de marfil tu rosada
    carnación olorosa y en que tu cabellera
    es como un oro antiguo y opaco que resbala
    por la maravillosa canción de tu cabeza.
    ¡Noche, la bien amada! ¡Que claridad tan honda
    la de tus sombras densas para el que sabe ver,
    y cómo ansío en el hondo secreto de la sombra
    dormirme como sobre un seno de mujer!

    Esta canción de noche que en los labios me salta,
    al oído, muy bajo, te la quiero decir.
    No la cuentes a nadie, que es para ti, mi amada,
    y quiero que la guardes tan sólo para ti.

  15. atiuglo perezcompanc dice:

    Me siento en una ansiedad alegre y a la vez algo triste al leer tanta solidaridad con una hermana que camina el tiempo, reflexiona y habla de esta etapa vital con el cúmulo de sentimientos que nos llenan los minutos tan ricos del recuento progresivo e inevitable a la próxima estación, esa tan temida y a veces deseada, .envejecer y después…….. o mientras tanto……… vivir, como pueda pero seguir caminando con los ojos abiertos.
    Cariños al grupo
    Atiuglo

  16. josé Chacón dice:

    Me alegra y quizá me entristece los poemas y anecdotas dedicados a la vejez, no hay vejez más bella que aquella cuando su espiritu sencillamente la percibe en la cronología, no en la pesadumbre ni en el desgano, tampoco en el desprecio ni en el cansancio. No se adelante a vivirla ni en el sentimiento ni en la materia, sencillamente viva. Muchas personas, cuando llegan a la adultéz madura o tardía se quieren comportar como tal, sin embargo, ¿porqué adelantarnos?, el tiempo no tiene prisa, yó tampoco.Sé siempre joven, modelo y atractivo para los demás, cuenta mucho de su personalidad, postura y maduración.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda