Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Muchas manos para un solo cadaver

Hace dos semanas (Calendario perpetuo gregoriano)  escribí aquí una nota que se llamó “Trostky, un cadáver exquisito” (La Revolución Rusa).

El título surgió de la “ocurrencia” de que el asesinato de Trostky había sido realizado al modo de los cadáveres exquisitos, esos poemas de los surrealistas que justo estuvieron de moda (Reflexiones sobre la moda) por esos años (Dadá y el surrealismo: orígenes y fundamentos). Cada uno de los participantes-poetas contribuía con un fragmento del poema, mas sin haber leído ninguno de los fragmentos anteriores.

Muchos lectores se sintieron entonces fascinados con la idea de escribir entre todos nosotros uno de esos “cadáveres”. Algunos contaron que habían jugado este precioso juego literario (Los laberintos de Borges) en años jóvenes (La juventud), y yo conté lo mismo.

Pero…

Navegaciones y excursiones

En Internet (Internet) y en bibliotecas sólidas me dediqué a buscar recetas literarias. Poco, y encima bastante gracioso, encontré sobre cómo escribir un poema (La poesía lírica). Lo que transcribo a continuación lo hallé en un blog (Como hacerlo):

Escribir un poema no es tan difícil. No necesitás de experiencia ni de un poder innato para escribir.

Elementos: papel, birome, paciencia, un sentimiento: alegría, ilusión, deseo, dolor en el pecho, nudo en la garganta, tristeza (…)

Sugerencias: si no sabes cómo empezar, busca una frase en un poema que te guste y tómala como base para hacer tu propio poema.

Utilidades: desahogarte, darte cuenta de lo que realmente te pasa, decir cosas que no te animas, demostrar a alguien cuánto lo quieres cuando las palabras no bastan”

Ahora les habla Mora: ¿y si las palabras no bastan, para qué agregar más palabras?

La receta me parece cuestionable aunque hasta cierto punto puede ayudar, pero nunca ayudará a ser poeta. De cualquier modo, tampoco sirve para que escribamos entre todos; me está pareciendo que nuestro cadáver se vuelve fantasma (El Fantasma Victoriano…).

Sin embargo, voy a aprovechar la oportunidad para darles consejos de escritor; no dejaré que se vuele… (Asambleas de pájaros).

Buscando y buscando, me encontré con un decálogo para narradores cuyo autor merece el más cumplido de mis respetos: es, ni más ni menos, que Juan Carlos Onetti, el genial escritor uruguayo (Onetti, novelista de las sinrazones de la vida). Tampoco enseña a escribir poemas -ni cuentos-, pero vale para todo el que dibuje letras sobre la inocencia del papel.

El decálogo de Juan Carlos Onetti

1. No busquen ser originales. El ser distinto es inevitable cuando uno no se preocupa de serlo.

2. No intenten escandalizar al burgués. Ya no resulta. Éste sólo se asusta cuando le amenazan el bolsillo.

3. No traten de complicar al lector, ni buscar ni reclamar su ayuda.

4. No escriban jamás pensando en la crítica, en los amigos o parientes, en la dulce novia o esposa. Ni siquiera en el lector hipotético.

5. No sacrifiquen la sinceridad literaria a nada. Ni a la política ni al triunfo. Escriban siempre para ese otro silencioso e implacable que llevamos dentro y no es posible engañar.

6. No sigan modas, abjuren del maestro sagrado antes del tercer canto del gallo.

7. No se limiten a leer los libros ya consagrados. Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz, ahora son genios.

8. No olviden la frase, justamente famosa: 2 más dos son cuatro; pero ¿y si fueran cinco?

9. No desdeñen temas con extraña narrativa, cualquiera sea su origen. Roben si es necesario.

10. Mientan siempre.

Tentada estoy de agregar algo a la picardía y sabiduría de Onetti; tentada estuve de explicarles la aparente contradicción entre el punto 5 y el 10 de este decálogo. Pero espero mucho más de ustedes que de mí, se los aseguro.

Envío

En cuanto al famoso cadáver, pueden escribir un fragmento compuesto de dos, tres o cuatro frases, más o menos. Luego de mis abrazos y saludos, es decir en este, casi en este momento, ya deben dejar de leer, porque escribo el inicio de nuestro poema, que no deben leer -al final, voy a hacer una aparición estelar, yo que nunca aparezco, reuniendo vuestras frases enviadas. Listo, ya no lean…

Se irá desvaneciendo cada línea que escriba

no quedará ninguna

cuando vea tus ojos aparecer en el papel

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

31 respuestas a “Muchas manos para un solo cadaver”
  1. María Celeste Cécere dice:

    Y el canto se unió al silencio…
    y sonaron extraños, pues el silencio tenía cuerpo.

    Y a ver qué hace nuestra amada Morita con nosotros… jajaja. Me encanta el juego. Gracias por el decálogo de Onetti, no lo conocía. Ahora se encuentra entre mis reflexiones preferidas.
    ¿Te cuento algo? Sin saberlo, creo que cumplí con ese decálogo en su mayor parte cuando he escrito. Me encanta la contradicción entre “honestidad literaria” y mentir siempre. Es un doble juego que, no dudo, captaste al instante como genial escritora que sos.
    Mis abrazos siderales y mis cálidos besos de mejillas para vos, querida Mori.

  2. Soledad De Otaduy dice:

    Cadáveres insípidos
    Tocar con una rama tu nombre inmóvil
    y naufragar, sin que lo sepas,
    al compás de tus ausencias.

    Me fascina este juego Mora.
    ABRAZOS!

  3. Jose Itriago dice:

    Cuando por fin te cuente todo
    cuando no haya más que contar
    recuperaremos el silencio
    Para descubrir alguna luz en nuestros ojos

  4. Mariela Ramos dice:

    Y se entrego a las olas del mar
    al viento y a la Tierra
    para al fin encontrar esa paz
    donde el alma no sufriera

  5. Iván Salazar Urrutia dice:

    Otoño e Invierno en aquella hoguera
    donde verso y papel mueren
    mientras aquellos tus ojos
    de nada viven en la memoria.

  6. Celestino Gaitan dice:

    Gracias Mora…
    …Como siempre tus entregas,
    Muy Intreresantes.

    Y me quede pensando…
    …como aquellos que se olvidan que lo hacen.
    y terminan hablando para sí…
    …el mas triste e incomprendido soliloquio.

    Una abrazo para Todo@s.

  7. Ángel Sequeyro y Menéndez dice:

    Mora:

    Hace tiempo que no incursiono ni opino sobre tus siempre gratas propuestas y veo que conservas la frescura y la originalidad que siempres has tenido, Sin embargo, ante mi sorpresa me encontré con que la monografía “La poesía lírica” que acompaña la disertación de tu editorial, tiene un error inconcebible en un trabajo tan bien logrado. Se trata de lo siguiente; el autor pone como ejemplo un verso de Rubén Darío y hace lo que llama un análisis métrico, pero lo mide ortográficamente y los versos se miden fonéticamente. Copié lo que Néstor Sanz describe como; “Análisis métrico”:
    “Yo/ soy/ a/quel/ que/ a/yer/ no/ más/ de/cí/a 12
    el/ ver/so/ a/zul/ y/ la/ can/ci/ón/ pro/fa/na/, 13
    en/ cu/ya/ no/che/ un/ rui/se/ñor/ ha/bí/a/ 12
    que/ era/ a/lon/dra de/ luz/ por/ la/ ma/ña/na/. 12
    El/ du/e/ño/ fui/ de/ mi/ jar/dín/ de/ su/e/ño/, 13
    lle/no/ de/ ro/sas/ y/ de/ cis/nes/ va/gos/; 11
    el/ du/e/ño/ de/ las/ tór/to/las/, el/ du/e/ño/ 13
    de/ gón/do/las/ y/ li/ras/ en/ los/ la/gos/… 11”

    Según esta medición las líneas de Darío que tienen la característica de ajustarse virtuosamente a la métrica parecen de 12, 13 y 11 sílabas.
    La medición fonética tiene reglas propias que provienen de la forma en que se emiten por la voz y cuando se musicalizan a cada una corresponde una nota y debe medirse así:

    Yo/ soy/ a/quel/ quea/ yer/ no/ mas/ de/ cí/ a

    La sinalefa une las vocales y por otra adecuación fonética los finales agudos se prolongan en una sílaba más. Prueben medir como sílaba fonética lo que la voz emite y comprobarán que La sinalefa es la pronunciación en una sola silaba de la vocal final de una palabra y la vocal inicial de la siguiente.
    Existen muchas situaciones en que la emisión vocal modifica la forma silábica ortográfica creando diptongos y triptongos. Pongo un ejemplo obtenido de: es.geocities.com/az_poesia/m.htm
    Sinalefas de cinco vocales:
    La sinalefa de 5 vocales es una especie rarísima; sólo puede estar formada por tres palabras: volvió~a~Europa desde Australia.

    Lamento parecer negativo, pero la versificación es un arte olvidado y no debe describirse erróneamente. De la métrica deriva el ritmo y se complementa con la rima. He encontrado muchos ejemplos de escritos que por estar acomodados en ringlera, se les llama poesía. El verso es un corsé incómodo que requiere esfuerzo, intuición y disciplina ¡La poesía es el alma misma de la persona humana!

    Ángel

  8. Ángel Sequeyro y Menéndez dice:

    Mora:

    Hace tiempo que no incursiono ni opino sobre tus siempre gratas propuestas y veo que conservas la frescura y la originalidad que siempres has tenido, Sin embargo, ante mi sorpresa me encontré con que la monografía “La poesía lírica” que acompaña la disertación de tu editorial, tiene un error inconcebible en un trabajo tan bien logrado. Se trata de lo siguiente; el autor pone como ejemplo un verso de Rubén Darío y hace lo que llama un análisis métrico, pero lo mide ortográficamente y los versos se miden fonéticamente. Copié lo que Néstor Sanz describe como; “Análisis métrico”:
    “Yo/ soy/ a/quel/ que/ a/yer/ no/ más/ de/cí/a 12
    el/ ver/so/ a/zul/ y/ la/ can/ci/ón/ pro/fa/na/, 13
    en/ cu/ya/ no/che/ un/ rui/se/ñor/ ha/bí/a/ 12
    que/ era/ a/lon/dra de/ luz/ por/ la/ ma/ña/na/. 12
    El/ du/e/ño/ fui/ de/ mi/ jar/dín/ de/ su/e/ño/, 13
    lle/no/ de/ ro/sas/ y/ de/ cis/nes/ va/gos/; 11
    el/ du/e/ño/ de/ las/ tór/to/las/, el/ du/e/ño/ 13
    de/ gón/do/las/ y/ li/ras/ en/ los/ la/gos/… 11”

    Según esta medición las líneas de Darío que tienen la característica de ajustarse virtuosamente a la métrica parecen de 12, 13 y 11 sílabas.
    La medición fonética tiene reglas propias que provienen de la forma en que se emiten por la voz y cuando se musicalizan a cada una corresponde una nota y debe medirse así:

    Yo/ soy/ a/quel/ quea/ yer/ no/ mas/ de/ cí/ a

    La sinalefa une las vocales y por otra adecuación fonética los finales agudos se prolongan en una sílaba más. Prueben medir como sílaba fonética lo que la voz emite y comprobarán que La sinalefa es la pronunciación en una sola silaba de la vocal final de una palabra y la vocal inicial de la siguiente.
    Existen muchas situaciones en que la emisión vocal modifica la forma silábica ortográfica creando diptongos y triptongos. Pongo un ejemplo obtenido de: es.geocities.com/az_poesia/m.htm
    Sinalefas de cinco vocales:
    La sinalefa de 5 vocales es una especie rarísima; sólo puede estar formada por tres palabras: volvió~a~Europa desde Australia.

    Lamento parecer negativo, pero la versificación es un arte olvidado y no debe describirse erróneamente. De la métrica deriva el ritmo y se complementa con la rima. He encontrado muchos ejemplos de escritos que por estar acomodados en ringlera, se les llama poesía. El verso es un corsé incómodo que requiere esfuerzo, intuición y disciplina ¡La poesía es el alma misma de la persona humana!

    Ángel

  9. Rafael Di Franco dice:

    Mora
    He recibido regularmente las entregas de Monografías, las que pasaron a mejor vida porque no estaban en el incierto universo de mi interés, sin que ello signifique restarles valor, que sin duda lo tienen. Pero esta entrega despertó mi interés ya que recuerdo (vagamente) que Onetti en una entrevista dijo que a los que querían escribir nada tenía que aconsejarles, en cambio para aquellos que quería ser “escritores” tendría varias cosas para decirles. Desconozco el origen del decálogo y sería importante (para mi al menos) saber en donde encontrarlo, para ver si con el tiempo la ironía de Onetti dejó paso a estas diez indicaciones no exentas de esa acidés corrosiva que lo caracterizó y que me hizo abrazar sus cuentos en mi adolescencia. Muchas Gracias.

  10. Osvaldo Bonini dice:

    Y nacer, nacer y nacer
    como el río y el astro,
    donde todo comienza
    donde todo termina.

  11. JAIME IGNACIO BAQUERO VILLALBA dice:

    Morita
    confieso, es la primera vez que leo tus escritos en los cuales dejas el sentimiento discurrir por los acontecimientos, llenando ese vacío que producen los nuevos. me encantó la singularidad y sencillez, pero al mismo tiempo la profundidad de lo que comunicas. Exitos y abrazos

  12. Joise Morillo dice:

    Mi querida Mora, me parece muy lindo y ludico, perdonad que os plagie vuestra prosa
    para proseguir con vuestra propuesta “sinergia” de versos.

    Se irá desvaneciendo cada línea que escriba
    no quedará ninguna
    cuando vea tus ojos aparecer en el papel

    Acabar mi cuadero, ¡no morir!
    no tristeza, no llanto
    ni sentimientos de oropel
    al calor de vuestra mirada
    mil deseos conceder
    las cadenas que me amarran
    con escritura se trocar
    mas los besos y vuestros ojos
    con mi arma cogeré
    y muy adentro, muy profundo en vos
    de placer sucumbiré

  13. Júdith Mora V dice:

    Excelenteee!!!!!!…

    Y mis lágrimas secas de ausencia
    marcarán indeleble el camino al júbilo
    donde en un horizonte de tactos
    se alzará el tálamo de nuestra paz.

    No alcancé a leer mucho, pues se me dificulta, espero poder hacerlo pronto…
    Besos arropados de rocío… gracias Morita…
    regreso.
    Jud.- ♥

  14. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    El uno al otro, nuestros corazones
    verdaderamente unidos,
    relacionados completamente sinceros,
    esperaría de pie y al ataardecer, o en plena noche
    profundamente estrecharnos de sensaciones
    en la copa de un árbol, resfrescarnos del rocío
    y no cansarnos de repetir estos momentos que no deben dejar de existir.
    Un beso grande.

    Amiga Mory:
    Hoy el tiempo ocupa mis horas de expansión, por opción de superación y cumplimientos de obligaciones es que ” sin querer queriendo” estoy estudiando a full tres cursos y trabajando en tres colegios, ¡UF!, deseo más horas para descansar y mirar el mar. Hace unas noches atrás estuve con los dedos puestos en el teclado, sin embargo a penas termino de leer, los párpados no se quisieron abrir más hasta el otro día.
    No me olvido de mis amigos a quienes aprovecho de enviarles mis sinceros cariños. ¡Ya vendrá el tiempo de volver a escribir!. los amo.

  15. Jorge A Rodriguez V dice:

    Hola Morita, hola a todos

    Intolerancia tu nos haces
    y vivir en la sombra
    y morir a la luz
    de exquisito cadáver nos vistes
    miedo el poder de penumbra
    fragil tus ideas en capuz.

    Saludos a todos de la ausencia de ayer, en especial a Mora por supuesto, a Celeste, a Soledad, a Osvaldo, a Vancho un saludo desde monimbo, a Jose Itriago, a Joise, a Blanquita Estela, a Socorro, a Júdith…….. lindo juego no me lo podía perder. Un vasto abrazo.
    Carpe diem
    Jorge

  16. María del Socorro Nievas dice:

    Hola Mora, amigos:
    Me la imagino zamba y me preocupa que lo que creo que escribo ya exista, a ustedes les pasa lo mismo?

    como llamarme olvido
    como llamarme ausencia
    como llevar algún nombre
    si nunca he podido ser
    siquiera palabra
    o casi palabra
    para tus ojos

    Abrazo!!!

  17. Joise Morillo dice:

    JorgeV, que grato volver a leeros y saludaros

    Os ama

    Joise

  18. Iván Salazar Urrutia dice:

    ¡Viva Monimbó! Su gente, su cultura, su Ron para matar caballos (”Morir Soñando”) y viva Jorge, el hermano desaparecido que apareció.
    El poema esta quedando que da susto. Carpe Diem también… por joder; estoy contento. Vancho

  19. Júdith Mora V dice:

    Jorgeeeeerv qué lindo verte por aquí de nuevo… un besote ♥

    Vanchito: Quam minimum credula postero… beso. ♥

  20. Osvaldo Bonini dice:

    Grande Jorge!!
    Alguien sabe algo de Fabu??

  21. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Es muy bueno volver a encontrarnos, es una instancia que se aprecia tal como el regreso del hijo pródigo. Quizás la distancia extraña el sincero amor que expresa el corazón.
    Hay todavía muchos ausentes, recuerdo a María Elba, Martita y a mi amigo Miguel Dalguerre, que no sé porqué escribe sólo chistes; Miguel te extrañamos.
    Flores de invierno en primavera,
    Refugio restaurador son tus letras, tus textos,
    Tus cosas genuinas y de buen gusto,
    ¡Verdad es belleza!
    Expresión de tu alma,
    Para nosotros tus espectadores,
    De tan distintas atmosferas,
    De más de alguna historia oculta,
    Pero Tú, un reflejo de la vida misma,
    Sin obsesión por la apariencia,
    Por ahí, más de alguna terminación de pacotilla,
    Más de alguna mezquindad constructiva, pero, ¿Y?…
    Si el peor de los pecados es no leerte, y no concebir un verdadero placer.
    Estimulante, utilitaria, siempre discreta y versátil, un verdadero placer, tener una amiga de lujo y que es escritora, su nombre es Mora Torres, mi amiga personal, Mory
    ¡Gracias! Por tolerarme,
    Los amo, mis amigos personales, no me importa y se nota son las 2:55 de la madrugada…no doy más…
    Ciao Jorgev, un gusto también.

  22. Mora Torres dice:

    Al fin, puedo ofrecer el negativo revelado, ustedes me dirán lo que piensan de NUESTRO poema -ojo, falta un título, ¿quién se ofrece a ponerlo?

    Se irá desvaneciendo cada línea que escriba,
    no quedará ninguna
    cuando vea tus ojos aparecer en el papel.
    Y el canto se une al silencio y suena extraño
    pues el silencio tiene cuerpo. Un cuerpo
    de cadáveres insípidos. Tocaré con una rama tu nombre inmóvil
    y naufragaré, sin que lo sepas, al compás de tus ausencias.

    Cuando por fin te cuente todo
    cuando no haya nada más que contar
    recuperaremos el silencio
    para descubrir alguna luz en nuestros ojos
    o me entrego a las olas del mar
    al viento y a la tierra
    para al fin encontrar esa paz
    donde el alma no sufra.

    Otoño e invierno en aquella hoguera
    donde verso y papel mueren
    mientras aquellos tus ojos
    de nada viven en la memoria
    y me quedo pensando
    como aquellos que olvidan que lo hacen
    y terminan hablando para sí
    el más triste e incomprendido soliloquio.

    Nacer, nacer, nacer
    como el río y el astro,
    donde todo comienza,
    donde todo termina.
    Acabar mi cuaderno, ¡no morir!
    No tristeza, no llanto
    ni sentimientos de oropel (…)
    las cadenas que amarran
    con escritura se trocan
    mas los besos y vuestros ojos
    con mi arma cogeré
    y mis lágrimas secas de ausencia
    marcarán el camino al júbilo
    donde en un horizonte de tactos
    se alzará el tálamo de nuestra paz,
    del uno al otro, nuestros corazones verdaderamente unidos
    esperaremos de pie, y al atardecer o en plena noche
    nos estrecharemos profundamente
    en la copa de un árbol, nos refrescaremos con rocío (…)
    viviendo en la sombra, muriendo en la luz
    vestidos de exquisito cadáver, y con miedo al poder de las penumbras,

    cómo llamarme olvido
    cómo llamarme ausencia
    cómo llevar algún nombre
    si nunca he podido ser
    siquiera palabra
    o casi palabra
    para tus ojos.

    Autores: María Celeste, Soledad, José, Mariela, Vancho, Celestino, Osvaldo, Joise, Jud -Libélula, Blanca Estela, Jorge (¡salud por tu reaparición!) y Socorro (¡otro brindis!).

  23. Joise Morillo dice:

    Mora, hasta ahora, lo sublime, es solo privacidad de Dios, que nos impacta con las hermosuras y las apariencias de lo natural ante nuestros ojos. Empero vos habéis logrado con vuestra voluntad, crear, de la imaginación de vuestros amigos, algo que se parece enormemente a eso propio de la divinidad, me encanta el sesgo democrático que tiene vuestra moción.

    Ahora propongo un nombre, “Vuestras mano ¡la verdad! El poema ¡sentimientos!”

    Os ama
    Joise

  24. Osvaldo Bonini dice:

    “Se fue desvaneciendo cada línea escrita,
    vagando entre almas.
    Que se envuelven en espejos
    y refractan y escudriñan
    el dorso del papel.
    Buscando tu tibieza,
    tu presencia y la otra.”

    Mi querida Morita, te adoro.
    No sabía muy bien de que se trataba el juego y me encantó.
    Repeat!!!
    Parece como que el reflejo de cada uno está en cada línea. Parece como si fuese un jazminero de doce ramas que riegas de amores y que cada una lleva nuestros nombres. ¿Porqué no llamarse entonces ‘Nuestro primer jazmín de Mora’?
    Repeat!!!
    Un beso grandísimo con mucha ternura.

  25. Jose Itriago dice:

    ¡Qué bueno!
    Fue un experimeto interesante, con un resultado perfecto.
    Claro que el resultado es Mora, tejiendo una vez más, pero como dice Osvaldo, todo el poema es como de cada uno de nosotros… con Mora. En casi todas las entregas hubo un algo de melancolía, un toque muy propio del grupo, pero en el poema final no se siente así
    Lo del nombre es más difícil. Ponerle el nombre es como apropiarse de algo ajeno, de las otras manos que intervinieron. Lo prefiero sin nombre, salvo que se lo ponga Mora Morita de nuestro corazón.

  26. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    La vida semeja un abanico abierto, con mil caminos que se abren frente a nosotros, uno de ellos me acerca a ustedes mis amigos, donde cada uno ha dejado escapar la existencia de sus días en letras que suenan como palpitaciones de corazones lejanos y cercanos a la vez. A veces me atrevo a tocarlos con la punta de mis dedos, con el rezo de mis labios, como si los quisiera alcanzar…

    Y a la pregunta: ¿Qué titulo le pondría? Hay una sola forma de llamar a este maravilloso vínculo que no se agota en amor ni se debilita en la distancia. “Volver a Juntarnos”.
    Mil besos a todos.

    Mory, te amamos. no te mueras nunca.

  27. María Celeste Cécere dice:

    ¡Oh! ¡Ah! ¡Quedó … realmente “exquisito”! Me encanta… ¿y qué tal si le ponemos “Amar es un arte mayor”? No es mío ese nombre… es una frase que deslizó en un comentario en mi blog el querido Vancho… pero que expresa la idea de la construcción del amor. ¡O llamémoslo “Construcción”!
    ¿Qué les parece?
    Besos siderales…

  28. María del Socorro Nievas dice:

    Mora, amigos cadaverianos:
    Buenísima experiencia!!
    Gracias por tus deseos, Mora!!

  29. Celestino Gaitan dice:

    Mora…
    Excelente entrada estelar,
    segun lo prometiste…
    Gracias, resulto’ exquisito…
    …y en el Jardin de tu Jazmines y Pensamientos Moraremos…

    Felicidades y Abrazo para Tod@s…

  30. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Como un ángel que alienta,
    Que nos presta sus alas,
    Para que el alma se remonte en el ensueño…
    Y ver las ternuras ponerse de pie.
    Amorosas tus manos,
    Abierto tu corazón,
    Para tornar dulce las horas del atardecer.
    Generosos tus ojos que tornan el blanco en azul infinito.
    El azul infinito de tu interminable mar,
    Sola…sola…he llegado a ti; ¡sola, con la paz en el alma!
    Cierra sobre mi espalda tus brazos vigorosos, cierra tras de mí tu puerta…
    Que pase el carnaval de la vida…que grite, que llame,
    Aunque mi corazón a veces ya no responda.
    En tus alas un día, iremos hasta las nubes, donde está tu verdadero dominio.
    Allí donde está el azul…el azul infinito de tu interminable mar.

    Para tí querida Mora.

  31. Júdith Mora V dice:

    Uuu ando de saltito en saltito jajaja

    HER-MO-SO me encantó, quedo bordado… suena a amor, a música, a golondirnas, y lleva aroma de enredadera…
    ¿Qué tal queda “Tejedores de Ilusiones”?
    Ah! qué emoción, qué bello

    Los amo



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom