Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Mujer, erotismo y una rosa galante

Nunca guardo, nunca guardé, flores que me regalan, pero ésta sí (Ikebana: el camino de las flores).  Me la dieron el domingo pasado y está a punto de secarse y de ingresar a las páginas de un libro.

En el arte del Feng Shui una premisa reza que no debemos adornar los espacios de la casa con flores, ya que están muertas y nada debe recordarnos la muerte en el sagrado ámbito del hogar -en mi juventud escribí un poema en donde comparaba unas florecitas con cabezas de niñas (El superaprendizaje)

Pero discrepo con lo de sagrado; discrepo con la premisa de olvidar a la muerte: si la tuviéramos más presente, les pondríamos a todas las cosas su justo precio.

No obstante, como dije, jamás guardó flores no sé por cuál de mis instintos; no atesoro esos “monumentos de una tarde sin duda inolvidable y ya olvidada” (Ciudades y tesoros perdidos).

Pero a esta rosa la guardé.

No me la dio ningún enamorado, ninguna amiga, ningún hijo (Trilogía del amor: el amor, el odio, los celos); me la entregaron en la calle y casi no recuerdo el rostro del que me la ofreció.

Y es más, en realidad la tengo no para recordar (La memoria) sino para no olvidar que debo decir o pensar dos o tres cosas en contra de esa flor -para develar la incógnita, me regalaron esta rosa en la calle, por el pomposo Día Internacional de la Mujer.

Y yo me opongo a la proliferación de “días de…”, y en especial de éste.

El día de la mujer y otra cuestión sagrada

Creo que la mujer no necesita “día”. Como de cualquier persona, de ella son los 365 del año, y alguno que otro más. ¡Que me cuelguen si no es discriminatorio el día!

Aunque tanto día, tanta mujer y tanta rosa despertaron en mí asociaciones.

La rosa de la que hablé es roja, pura pasión (El gen homicida y atavismos que matan).

Pensé en la mujer discriminada y en sus pasiones absolutas (La discriminación).

Pensé en las mujeres escritoras, y de entre ellas elegí a las más extremas: las antiguas mujeres cuyo tema de escritura era el erotismo.

Las admiro honestamente; debieron enfrentar muchas batallas y dejaron caer muchas máscaras.

Fueron sinceras hasta la locura; entre mil casos de éstos menciono uno: el de la uruguaya Delmira Agustini (La descripción: huérfana literaria).

Bastante poco se la recuerda hoy a Delmira, aunque su historia es fascinante vista en perspectiva, además de la gloria de su poesía llena de órganos y besos y metáforas eficaces.

Delmira vivió hasta los 28 años, si no recuerdo mal, y fue alabada por todos los poetas de su tiempo -Darío la idolatraba- y murió asesinada en un cuarto de hotel en Montevideo -búsquenla en Internet, les prometo emociones.

Las iluminadoras de la sexualidad femenina

Este subtítulo se lo robé a Alexandrian, quien dice en su Historia de la Literatura  que “la falta de testimonios acerca de la sexualidad femenina incitó a los hombres a fabricarlos. La superchería de más éxito fue Memorias de una Cantante Alemana, cuya primera parte vio la luz en 1868, ocho años después de la muerte de la cantante Wilhelmine Schroeder Devrient, que había desatado la crónica escandalosa por sus relaciones con hombres y mujeres; la segunda parte fue publicada en 1875. El autor de esas ‘memorias’ fue el propio editor, August Linz. La traduccion francesa debida a Blaise Cendrars estaba ilustrada con un retrato de Wilhelmine, estafa que no se permitió en la edicion alemana…”.

Yo tengo la teoría, en contra de Alexandrian, de que desde mucho antes hubo testimonios de la sexualidad y en especial de la sensualidad redactados por mujeres auténticas. El Libro de la Almohada, de Sei Shonagon,  por ejemplo, en los albores de la narrativa japonesa, es uno de ellos.

Pero el citado autor -Alexandrian, digo- continúa con que “La primera novelista original de la literatura erótica fue la marquesa Mannoury d’Ectot. En tiempos del Segundo Imperio en Francia vivió en una casa de campo cerca de Argentan, donde recibía a poetas y artistas. En tiempos de la III República, viuda y arruinada por gigolós sucesivos, abrió una agencia matrimonial y escribió tres novelas en las que expone las depravaciones de las grandes damas. Las Memorias Secretas de un Sastre de Damas (1880) fueron escritas dice ella misma según historias de salones y cervecerías. Por la boca de un sastre narra allí veintiséis anécdotas picantes, y revela a una marquesa que merece el mote de Marranilla y a una baronesa que tiene siete amantes y casa a sus hijas con tres de ellos”.

Indudablemente Alexandrian, además de eximio escritor surrealista y crítico literario, es “hombre”.

Envío

Les pido disculpas por la brevedad, amigos y amigas míos: estoy pasando unos días algo frenéticos. Vine a Santa Fe, “mi país”; visité, acompañé y estuve con mis hermanos y mi madre, que tiene 87 años. Rememoré melancólicamente mi infancia y juventud y hasta recorrí la casa donde transcurrí mi primera década de vida; es inútil contarles, porque ya lo imaginan, que cada escalón, cada baldosa de la casa me hablaban.

Les pido que opinen sobre “mi” rosa del día de la mujer, sobre literatura erótica masculina o femenina, o que me cuenten historias de “haber vuelto”… a un lugar encantado cuya puerta está cerrada para siempre. Besos

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

24 respuestas a “Mujer, erotismo y una rosa galante”
  1. Gloria de López dice:

    Querida Mora:no quiero parecer grave luego de tanto tiempo sin comunicarme contigo(aunque leo tus hermosas palabras todas las semanas)pero me había prometido a mi misma escribir sobre lo que representa el Día Internacional de la Mujer a la primera provocación…y bueno,tus palabras sobre lo que te significó el regalo de una flor el 8 de Marzo-día internacional de la mujer-me genera el espacio y la disponiblidad que me escuchen en nuestra América morena.En Chile-en este día tan especial,en que se recuerda la muerte de 129 obreras de la fábrica Cotton ,quemadas por estar encerradas por sus patrones,porque estaban pidiendo mejores condiciones de trabajo,jornadas menos extenuantes,el derecho a un salario justo y las demandas propias de género-conmemoramos esta fecha rindiendo un homenaje en primer lugar a las mujeres detenidas desaparecidas y a las ejecutadas bajo la dictadura de pinochet,luego es para las madres jefas de hogar,aquellas que tienen una triple jornada laboral,ya que trabajan en su casa,en la fábrica y en su barrio,además de ser las sostenedoras de sus hijos en el colegio.Regalamos una flor a la pensionada,aquella que sacó sus hijos adelante y ahora son profesionales de los cuales está orgullosa.Regalamos una flor a la mujer cesante,la que quiere y necesita trabajar,pero no encuentra pega…en fin a toda mujer que pasa a nuestro lado ese 8 de marzo,con la esperanza que se tome conciencia que no es un día de celebración…si lo logramos, con una mujer que entienda que no celebramos nada y en cambio lloramos por los femicidios,las injusticias en el trato laboral,si alguien entiende,aunque sea una mujer, que la rosa no es por su belleza,sino por sus espinas las que luchamos por la vida nos damos por satisfechas,Con amor,Gloria

  2. Alicia Nava dice:

    Ssssssshhh sexualidad de mujer, no se debe expresar en voz alta, ssssshh si no, pensarán que quieres con quien te escuche.
    Y lo que se diga u oiga de alguna mujer querra decir que no es una buena mujer, ssssssshhh dejemos mejor que el silencio guarde ese conocimiento.
    Y sí, aparte de toda esas instrucciónes escuchadas por mis oidos hasta cansarme, me han interesado saber sobre mujeres que exploran la sexualidad, propia y de sus compañeros, los hombres; por lo tanto adoro lo que llega a mis oídos de oriente con las geishas, o sobre las gitanas que también son personajes llenos de sensualidad, o las sirenas que logran cautivar y perder con sus voces a los marineros.
    Y sí, mucha información ha sido resonancia de otros lugares que no conozco, han sido como eco que llega hasta mi y que nunca ha sido información completa; lo cual es mejor pues ha dejado mucho a mi imaginación.
    Abrazos.

  3. delia civalero dice:

    A mi tampoco me gusta guardar flores prefiero verlas vivas. Me satisface encontrar a alguien que también considera superfluos a los “días de”, y especialmente al día de la mujer, recuerdo haberlo comentado con una mujer profesional e inteligente suponiendo que iba a coincidir con mi opinión y me contestó que en el caso de la mujer era necesario para reafirmar sus derechos.
    Ese argumento tampoco me convenció, me parece que todos los derechos se afirman en el día a día y no hace falta uno en especial para hacerlo, es más parece que eso deja tranquila las conciencias y pasado el día….a otra cosa, total ya se festejó.
    Si las rosas supieran que sirven para homenajear se sorprenderían mucho porque, como dice Silesius…”la rosa es porque sí, florece porque florece”…regala su ser con total desprendimiento, que bueno si pudieramos hacer lo mismo, eso sí sería algo parea festejar.
    Un abrazo.
    Delia.

  4. Celestino Gaitan dice:

    Mora, mi muy apreciada Morita,
    hasta con tu silencio, nos incitas…
    Entiendo por lo que estas pasando,
    Siempre es facinante redescubrir
    nuestros origenes,
    Y es una buena racion de ubicatina,
    volver a vivir los lugares,
    con la nueva optica que solo los a~os nos dan.
    (…hace unos meses, un joven visito’ la casa donde
    actualmente habito, y donde e’l vivio’, cuando ni~o,
    …Abrio’desmesuradamente los ojos,
    y dijo “…este era un enorme pasillo…”
    …sorprendido porque ahora tocaba las dos
    paredes con sus manos…)

    Erotico?…que es eso?…
    Es aventurarse a pensar,
    que lo que fue’, podria volver a ser?
    Ja.ja.ja…porque sera’ que con los a~os,
    se vuelve mucho mas delgada la pelicula
    que separa lo Erotico de lo Humoristico?
    …Ja,Ja… No es cierto!!!, Jovenes no vaya a caer
    en desesperanza, todos los Sentimientos y Sensaciones,
    al igual que las experiencias, son acumulativas…
    …Bastara’ un olor, una fragancia, un roce…
    …para que se te rueden las lagrimas…
    …y entres en extasis…

    Que tiene de Erotico la rosa de Mora?…
    …la rosa en si, siempre evoca el rozar…
    …y no un roce comun…roce con petalo de rosa…
    …que tiene mucho de la suavidad y la fragancia
    de la piel, de la mujer que sabe acariciar…
    y de Mora?…pues Demora!!!
    …y todo lo que demora,
    alimenta nuestra imaginacion y
    nuestra fantasia, haciendo que cuando llegue,
    lo demorado, sepa a todo lo imaginado,
    y si no llega…todo lo imaginado, alimentara’
    nuestra Libido…preparandonos para disfrute maximo,
    cuando llegue…lo que llegue.

    Con todo respeto,
    Un fraternal abrazo para tod@s,
    y un amoroso beso para Morita.

  5. Elena Ramos dice:

    me gustó mucho su forma de escribir. Hubo un tiempo en que guardaba las flores que me ragalaban, claro, era joven y romántica, un buen día abrí un libro y no podía recordar quién me las había regalado, asi que decidí disfrutarlas con la mirada mientras estaban bonitas y luego simplemente las echaba a la basura y conservaba en mi memoria el buen momento. Ahora, que paso de los 40 y que no me ragalan muchas flores sigo haciendo lo mismo….aunque me gustaría recibirlas con frecuencia. A mí me gustaría mucho volver a visitar el lugar donde nací y del cual me desarraigué para siempre, ver los lugares donde jugaba con mis hermanos de niña, respirar los olores de los escondrijos, tener mi abuela, siempre tan buena y permisiva, bueno…..algunas de esas cosas para mí no son imposibles pero poco posibles si lo son. Le agradezco su tema y trataré de leer todo lo que pueda sobre usted y lo que escribe. Gracias y cariños. Elena

  6. Maire Cedeño dice:

    ***Hola***
    Mis mas sinceros y cordiales saludos, me encantan sus blogs siempre los leo aunque nunca los comento hasta hoy q me propuse hacerlo, siga adelante q tienen en mi una admiradora, lei hacerca de Delmira Agustini y me fascino lo q esa gran mujer en su corta vida pude hacer quede enamorada de sus liricas me parece sencillamente fascinante…

    Sin mas espero q la haya pasado bien con su familia simpre es bueno establecer conexion con lo q creemos olvidado

  7. Celeste Raquel Saravia Farias dice:

    Querida Mora: aleluya¡¡¡¡¡¡¡ Encontré la mujer que , como yo, no está de acuerdo con el día intenacional de las mujeres. Es otra discriminación más de género. Mientras sigamos aceptando los festejos por este día van a seguir discriminandonos. Te leo siempre y lo voy a seguir haciendo aún más, después de leer este articulo. besos

  8. EVANGELINA LUNA REVOREDO LUNA REVOREDO dice:

    ESTIMADA MORA ENTIENDO TU NOSTALGIA DE VOLVER A LOS LUGARES QUE TE LLENAN DE RECUERDOS DE NIÑA CON TUS HERMANAS Y ¡QUE EL TIEMPO PASÓ SIN DARNOS CUENTA !,PERO RECORDAR ES VIVIR Y ESPERO LO HALLAS TOMADO ASÍ.!
    RESPECTO A LAS ROSAS EN ” EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER” ES UN BELLO GESTO PORQUE NOS ESTÁN DICIENDO QUE SOMOS UNA ROSA DE DELICIOSO AROMA Y UN INTERNAUTA MAS EN ESTE MUNDO CONVULSIONADO POR LA
    TECNOLOGÍA.RECIBIMOS FELICITACIONES DE MUCHOS Y NOS QUEDAMOS PENSANDO QUE EL MUNDO DIÓ UN GIRO DE 180 GRADOS Y QUE ESTAMOS MAS CERCA QUE NUNCA AUNQUE LAS FLORES POR INTERNET NO LLEVEN AROMA ¡PERO SE VEN TAN BELLAS!
    MORITA,VOLVER A TUS RAICES Y PENSAR EN TU VIDA QUE PASÓ RAUDA ES PARTE DE TU SENSIBILIDAD DE ESCRITORA Y COMENTARISTA.
    DENTRO DE POCO ME LEERÁS EN LA NOVELA “LA CASA DE HUANTA” EDITORIAL “DE LOS CUATRO VIENTOS”-BS.AS -ARGENTINA Y TE TRANSPORTARÁS A UN MUNDO DONDE LA PROTAGONISTA REGRESA A SUS RAICES Y SIENTE NOSTALGIA DE LOS AÑOS VIVIDOS EN LA CASA QUE LA COBIJÓ Y LA HIZO PASAR MOMENTOS GRATOS E INGRATOS,PERO LA VIDA ES ASÍ,SIENTO QUE “LA VIDA ES UNA NOVELA”.
    RECIBE MI CALIDO SALUDO
    EVANGELINA LUNA REVOREDO
    JOURNALIST Y ESCRITORA
    LIMA-PERU

  9. Iván Salazar Urrutia dice:

    Mora: me disculpo de mi prolongada ausencia. Igual he tenido oportunidad de leer -aunque con cierto atraso- el blogg y las entradas. ¿Cómo decirte que te deseo la mayor salud física y espiritual? ¿Cómo acompañarte en tus quehacer familiares y queridos -por ello tal vez la preocupación se torna más pesada-? Te abrazo con cariño.
    Respecto del “día de…” ¡al fin un alma gemela! ¡me cargan! Yo entiendo que el espíritu de ellos era o es poner de relieve una falencia de lña sociedad: ¿se atropellan los derechos humanos?, un dñia de los DDHH; se atropella a la infancua? un día del niño; ¿se discrimina a la mujer? un día de la mujer. (Claro, nuestro sistema sigue siendo nuetsro sistema y los comerciantes rápidamente transforman esto en un negocio (ni hablar de la Navidad…). En verdad, propongo cambiar “el día de…” por la celebración del fin de sueldos meniores por razones de sexo, prenatal para hombres y mujeres y de seis o más meses, obligación de trato digno a la mujer trabajadora de temporada, salario a la mujer trabajadora del hogar… etc. Entonces las flores serán el perfume de un recuerdo grato e histórico ¡cuando las cosas se hicieron!
    Pero esto del erotismo,no; no me parece, es como cochino: el psiquiatra le dice a su paciente que le diga que identifica en el dibujo y le presenta una hoja donde ha dibujado dos líneas horizontales y paralelas: -¡una pareja teniendo sexo! exclama el paciente. -¡Ud. está muy mal, mi amigo, ¿cómo puede ser usted tan libidinoso?. A lo que replica el paciente: -El libidinoso es Ud.; dibuja cochinadas y después me hecha la culpa a mí.
    Aprovecho de saludar a Osvaldo y su espectacular blogg, a Celeste y su remanso, a nuestra melodiosa Hanna, a Fabu, a Jose y su inteligencia acelerada, a Joise -que su memoria nos proteja- a Libélula, a nuestra poeta MMR, a Roberto Ibañez que ha sido para mí un descubriminto, a Blanca Estela, Olive, Ir Más Allá -¿dónde?- a mi amigo cumpa nicaraguense, a nuestro Cuzqueño, en fin, a todos: con mucho respeto y humildad un abrazo de los quiero mucho…

  10. Joise Morillo dice:

    Vuestro garbo, vuestra estampa

    Han pasado caledonias en florida calesita
    Adornando al caerse esta humilde casita
    Las mañanas calurosas no han de mover la noria
    No obstante vuestra aroma hace sentirme en la gloria

    He tornado vuestro garbo de carne a la arcilla
    Simultaneo y con paciencia he pintado vuestra faz
    Desde luego, al acabaros poneros en la capilla
    Mi desvelo por teneros me hace ser tenaz

    Al grabarte con pinceles, me palpita el corazón
    Con paletas y acuarelas plasmare vuestra estampa
    Mientras posas un desnudo te canto una canción
    Sí, me enamore, he caído en vuestra trampa

    Una trampa que no hicisteis, simplemente nació
    Con textura de tu estirpe, como eros y Cupido
    Como Venus y la Luna, que el sol iluminó
    Adornado de hermosura, nuestro espacio ha vivido

    ¡Os ama!

    Joise

  11. María Celeste Cécere dice:

    Querida Mori… antes que nada, perdón por no haber escrito en tus entradas anteriores, pero la vida me apabulla a veces con muchas cosas… gracias al cielo, todas buenas, pero me quitan tiempo.
    Me encanta tu propuesta… me voy a remitir al tema de la literatura erótica, porque por lo demás, yo siento que mi día son todos los días y no me enrollo con estas festividades.
    Creo que a lo largo de la historia de la literatura, como bien lo dijiste, ha habido muchos autores hombres y mujeres que loaron la sensualidad… algunos datan de mucho tiempo atrás y no es estricto que todos fueran hombres. Lo que ocurre es que, siendo como fue y en algunos casos todavía es “machista” la sociedad, hablar de literatura erótica femenina nos remite a zonas grises de censura que han hecho perderse muchos escritos interesantes.
    Pero, viendo lo que tenemos… les regalo un poema de Nira Etchenique (1926-2005):

    DEL AMOR CUARTO PISO

    Con olor a pan y a alcohol la luna quiso
    tocar tu nombre ojival contra la puerta,
    llegar hasta el amor, beberse el humo
    de un índice nupcial.
    Allí, donde soñaban de pie las acuarelas.

    Decir después balcones y geranios,
    un coro de filósofos gorriones
    guardando los cristales, la locura
    paseada en zapatillas,
    familias alineadas, bibliotecas,
    paredes con fantasmas golpeando suavemente
    y un llanto regresando también de tarde en tarde.

    Porque sé que fue fácil trepar,
    subir un poco,
    sentir gotear la noche entre los dedos,
    dejarse derrotar.

    Quién te hizo antiguo, dormido corazón para la angustia,
    clavada cruz de sol,
    jazmín de esperma muerto en cenicero?
    Quién te llenó de ausencias,
    de puñales,
    de oscuros terciopelos cayéndose de boca?
    Quién puso azul de puño en tu ventana?

    Por ti los cielorrasos claudicaron,
    las plazas invadieron las alcobas
    y votaron en blanco los suicidas.
    Por ti, palabra de amor, carne de plomo,
    escamada porción de primavera,
    prisión de muslo y diente,
    inaugural pulpa de miel, estrella y uva,
    deshilachado final de todo encuentro.

    Porque sé que fue fácil trepar,
    subir un poco,
    morir en tus rodillas cada día
    una muerte informal de mariposa,
    porque sé que las cosas nos transitan
    y se dejan tomar, y no se quejan.

    Allí, donde soñaban de pie las acuarelas.
    Allí, donde miramos nadar la luna en una taza.

    Pisándonos el hueso, fue en octubre,
    colgamos un adiós sobre los hombros.
    Más allá del reloj se desarmaban
    con grávido furor los adjetivos.

    Tal vez la puerta dice todavía
    tu caricia ojival y mi tristeza.

    Esta autora me tiene loca… me encanta. Espero les guste a ustedes también. ¡Abrazos!

  12. Fabu 11 dice:

    LA MÉZCLA
    No sólo
    los ebrios lechos légamos telúricos entre fanales senos
    y sus líquenes
    no sólo el soliero
    las prefugas
    lo imparido
    el ahonde
    el tacto incauto solo
    los acordes abismos de los órganos sacros del orgasmo
    el gusto al riesgo en brote
    el rito negro al alba con sus neosenos miga de gorriones
    ni tampoco el regosto
    los suspiritos sólo
    ni el fortuito dial sino
    o los autosondeos en pleno plaxo trópico
    ni las exelas menos ni el endédalo
    sino la viva mézcla
    la total mézcla plena
    la pura impura mézcla que me merma los
    machimbres el almamasa tensa las tercas hembras tuercas
    la mézcla.

    la mézcla
    con que adherí mis puentes

    OLIVERIO GIRONDO
    Argentino

  13. Fabu 11 dice:

    Un lugar encantado, como bien dices tú Mora, me recuerda a la casa de mi abuelo paterno de nombre Laudelino, en Mar del Plata.
    En donde transcurrí varias etapas de mi vida, y diría que la mitad de la que viviré, o quizás menos.
    La vez que esas puertas se cerraron para siempre no fué por la partida del abuelo, de la vida, si nó que transcurrió un tiempo más…, y luego la vendieron. Y se desintegró el encanto, la situasión pasó a ser otra, se murió también la casa, pero me quedó en el corazón…pintado con sus coloridos recuerdos y todo lo demás

    SALUTTI A TUTTI!!

  14. Fabu 11 dice:

    Maria Celeste:
    Muy bello el poema.

  15. María Celeste Cécere dice:

    Fabu… ¿dónde quedaba la casa de tu abuelo? Hay tantos lugares encantados en Mardel… barrios enteros de inmigrantes, el puerto, el Grosellar, el Bosque… los caserones que subsisten aún en Los Troncos, a pesar de la globalización edilicia y la apatía de los pudientes que venden las propiedades familiares de un siglo, sin preocuparse por la conservación paisajística de la zona…
    el hotel donde se alojó Alfonsina antes de marchar a caminar las sendas del mar… la capilla de Santa Cecilia, con su altar de maderos de un naufragio… ¡tanto!
    Mi pequeño universo al que ya no puedo volver es la casa de mi abuela, la de mi niñez feliz de pies descalzos y sucios, de árboles altísimos para trepar, de duraznos cortados a la siesta… tampoco existe más. Después aprendí que los lugares físicos son un tránsito, como todo… ¡cómo no aprenderlo después de diecisiete mudanzas! Así mi casa es el hoy… mañana, sencillamente no lo sé, pero tampoco importa demasiado. Importan sí los afectos firmes y las vidas felices.
    Me gustaría volver a ver, tal vez, el caserón en el que hicimos un acantonamiento por allá… por 1977… ¡pfff! ¡cuánto tiempo! Tenía uno de los paisajes más maravillosos cuando te levantabas y salías a la galería: todo el valle de Traslasierra perdiéndose en brumas, entre pliegues y repliegues de montañas verdes que comenzaban allí, a escasos tres metros de la entrada. Silencio y pájaros… alguna serpiente que cruzaba el sendero, y el trotecito cansino del caballo del lugareño, con sus “buenos días, niña”, mientras arreaba las cabras al arroyo.
    Pero tengo miedo que la magia se haya ido y que, cuando vuelva, no haya más que un camino asfaltado, un resort y un montón de turistas extranjeros… jajaja. Mejor me quedo con la imagen grabada en mis retinas. ¡Un abrazo!

  16. francisco lopez dice:

    En lo referente a la celebración del día de la mujer, yo también soy de la opinión que durante todo el año hay que reconocer la valía de ésta como ser humano, con el que debemos relacionarnos en condiciones de igualdad.
    Son varias las generaciones con las que he convivido y afortunadamente he podido ver cambios positivos en el trato entre hombres y mujeres, tendiendo a evolucionar y a madurar ambos sexos en la mentalidad y en las costumbres
    Tanto el hombre como la mujer difieren hoy día del concepto que tenian ambos de si mismos antaño,si lo comparamos con el de hace veinte , treinta o cuarenta años es mucho lo que se ha cambiado
    Desgraciadamente todavía quedan reductos del pasado en mentes retrógradas y depravadas, que causan con su comportamiento dañino dolor y repulsa.
    En cuanto a la función de la flor, es cierto que es espléndida y hermosa cuando se encuentra en su habitat natural; pero también lo son cuando cumplen con su destino y sirven para obsequiar, agasajar o embellecer

  17. Júdith Mora V dice:

    Moritaaa… lindo leerte de nuevo
    A ver, de las opiniones que pides:
    Bello gesto el de la rosa, aunque coincido contigo en aquello de que no debe haber un día en específico para celebrarnos, pues somos mujer todos los días.
    Yo personalmente he guardado algunas por lo que han representado para mi las fechas. Dos de ellas, de los ramos enviados por mi ex, el día que nació cada uno de mis hijas… otra, una que me regalara mi papá cuando cumplí 17 años, él andaba por Rusia y me dejó pedido el detalle de una rosa, rosada con el centro de un rosa más intenso, espectacular por demás… siempre fueron los 17 su edad favorita en una mujer, decía que es la edad en la que estás abandonando la niña y dejando surgir a la mujer… y otra, que me regalara un chiquito de una de las escuelas donde trabajé en un barrio (poblado de gente de escasos recursos) junto con una especie de libretita-costurero, un cartoncito que viene lleno de hilos y agujas con la cara de una mujer. Al dármela, me dijo: una rosa para ti, porque eres fuerte y delicada como ella, y los hilos, para que siempre tengas cómo arreglarme los pantalones cuando de nuevo los rompa, es que sabes que soy tremendo (travieso) jejé.

    De literatura erótica, pues me leí el Kamasutra y me parece fantástico, erótico e instructivo; pero de los libros con una carga de eroticidad tremenda que más he disfrutado, “Afrodita” de Isabel Allende, simplemente sensacional, me fascinó.

    El lugar encantado con la puerta cerrada para siempre, está en mis sueños, eventuales, quisiera que fueran más seguidos, y son los brazos de mi padre, cuando sin decirme una palabra, me abraza con todo, como siempre lo hacía.

    Bellísimo el poema Celeste, dinos el nombre de la autora…
    Les dejo uno mío, que a veces las musas se me arrebatan jaja

    Clemencia

    Podría improvisar que estoy enamorada
    y que otorgo mi alma sin tener un por qué,
    que coexiste entre ambos un tórrido romance
    y que esto puede ser.

    Acaso que me invento que te amo con locura,
    que estás en las pasiones que más me hacen vibrar,
    que humedeces mi cuerpo en horas de delirio,
    y te dejas llevar.

    Que pasas de besar tiernamente mi frente,
    a morder con locura y lujuria mi pasión,
    que tus manos recorren con recelo mi vientre,
    y siento tu temblor.

    Como labriego hambriento socavas mi apetito,
    en libídine paso que ara mi padecer,
    y sucumbimos juntos a las ansias sublimes,
    y te dejas querer.

    Cual torbellino en auge de tiernas sediciones,
    cedes ante lo puro de mi excéntrico fervor,
    mientras me arqueo impía cual hélices de humo,
    y robo tu pasión.

    En ensayos febriles de este famélico goce,
    transitamos espasmos de ímpetus sin igual,
    confesando tu cuerpo adherido a mi esencia,
    que me quieres amar.

    Termina nuestra oda de roces y agasajos,
    llegando ambos al auge de esta ingente efusión,
    y llorando cual niño besas hasta mi aliento,
    y así te beso yo.

    Poblando mis visiones regresas cada noche,
    temblando y sollozando nos volvemos a amar,
    y le pido al etéreo que forje su clemencia,
    y que esto sea verdad.

    Un beso, grandote… qué bueno volverte a leer tocaya
    Jud.- ♥

  18. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Ojalá pueda publicarse. creo que me quedé en el limbo, otra vez sin la sombra siquiera del avatar.
    En fin, Mi querida Mory, tu has de saber que las flores más hermosas, por alguna razón aún no revelada, se dejan ver sólo una vez por año.
    Es real que su presencia en el planeta fue y es para decorar, perfumar y enaltecer el amor entre los hombres en todas sus expresiones.
    Es muy cierto que el comerciante, siempre se aprovechará de cada situación inventada, quizás hasta por ellos mismos, como decía mi madre, y sacarán partido con jugosas ganancias una y otra vez.
    Cualquier día es propicio regalar una flor, sorprender a quién se encuentra en el letargo del amor, al que sufre tristezas del corazón, a esa persona de quien estas agradecida por un favor, tú le regalas una rosa especial en reconocimiento por su entrega y lealtad. Hoy se estila obsequiar hermosos ramos de flores a los deportistas por el esfuerzo de haber llegado a la meta, en fin tantas situaciones, y aún si no existiera un motivo palpado, regalamos flores o rosas tan sólo porque amamos, ya vez en F.Book se envían flores virtuales. Cuando lo hago advierto que son frescas y muy perfumadas; es grato.
    Recuerdo a mi madre en una ocación del día de la madre. LLegué a casa con un paquete de rosas. Ella sonrió, me abrazó y me hizo saber el asunto que tenían en mente los comerciantes. “Me puedes regalar rosas mi amor, cualquier día del año, porque sé q

  19. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    que todos los días me amas.

  20. Osvaldo Bonini dice:

    Soy de los que regalan flores. Me fascina. Me encanta el contraste del tapiz que dibujan bien arregladas junto a ella. Me encanta la sonrisa que arranca en el momento. Disfruto esa sonrisa llena, sin vacíos.
    Entristezco junto a ellas al verlas marchitar. Luego en el basurero, muertas. Aunque muertas ya estuvieron al ser arrancadas, con muerte necesaria. Con razones.
    Pero más vacío me siento al ver las flores de papel que suelen adornar la tumba de mi madre. Delante de tanto valor, delante de tanto. Veo su sonrisa en la foto enlosada y la imagino con la misma sonrisa repartiendo por la casa los azahares que a diario le llevaba. Que a diario cambiaba. Que a diario llenaban los ambientes de fragancia suya.

    Pero siempre hay un día. Un día para el encuentro, un día para la despedida. Un día para lo que hay en el medio, o antes, o después. Esto construye, en un momento cualquiera naciendo al azahar, sobre un aroma, sobre un sonido, sobre una comprensión instantánea hormonal o neuronal, el resumen en un todo en el recuerdo de algo que se constituyó en la raíz de los valores propios. Que pasa a formar parte de uno, a veces inadvertidamente. Como acumulaciones cognoscitivos.
    Y un día, puede que nos encontremos venerándolos sin comprender muy bien de donde salieron.
    El ser humano es extraño. Cuando llegó al décimo escalón, ya se olvidó de cómo llegó allí. De qué necesitó para atravesar los nueve que quedaron atrás. De la evolución.
    Por eso prefiero los “días de”. Así podremos aprender y enseñar porqué murió los que murieron por nosotros. Valores. Razones para lo cognoscitivo.
    Tratando de disparar por la tangente del giro vertiginoso del disco que nos retorna siempre a lo mismo. Para intentar ampliar el radio, intentar evolucionar.

    A pesar de ello, el 8 no estuve y no tengo razones…Aunque, ¿qué más descuidado que un hombre para omitir un “día de”, sin una mujer que se lo recuerde?

    Morita…te admiro!…te quiero.

  21. Fabu 11 dice:

    EL INTRUSO

    Amor, la noche estaba trágica y sollozante
    cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;
    luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,
    tu forma fue una mancha de luz y de blancura.

    Todo aquí lo alumbraron los ojos de diamante;
    bebieron en mi copa tus labios de frescura,
    y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;
    me encantó tu descaro y adoré tu locura.

    ¡ Y hoy río si tú ríes, y canto si tú cantas;
    y si tú duermes, duermo como un perro a tus plantas!
    ¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;

    y tiemblo si tu mano toca la cerradura,
    y bendigo la noche sollozante y oscura
    que floreció en mi vida tu boca tempranera.

    DELMIRA AGUSTINI
    (Uruguay)

  22. Fabu 11 dice:

    Hola Celeste
    Mi abu vivía en Avenida Libertad a ocho cuadras del mar, cerquita de la calle San Juan.
    Uhh…! las sierras cordobezas, me gustan, la Pampa de Achala es una locura…, pero prefiero la costa
    Chaucito!!

  23. Joise Morillo dice:

    lindo poema Fabu


Trackbacks

  1. | Blogs en Monografias.com


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom