Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Todo encuentro casual es una cita

Como en la entrada anterior traté “el tema Borges” (y prometo más en el futuro, en especial aclarar algunos errores de mis colaboradores) elijo para título esta profunda reflexión del Maestro. Sí, es muy cierto, Borges, “todo encuentro casual es una cita” (La serendipia revisitada).

Y como sigo revisando mis papeles (La impresora), como además mi amada sobrina Soledad pregunta por el “gran reportaje” que alguien me haría a mí, y encuentro -oh casualidad que no es casualidad, ni azar, ni destino, ¿cómo los llamaria Jung? (Tres libros como símbolos: “El hombre y sus símbolos”, “Tao Te King” y “Job”) - unas hojas de periódico muy amarillas y muy frágiles dentro del cuento “Deutsches Réquiem” de Borges, y esas hojas amarillas son un antiguo reportaje que me hicieron, lo transcribo sin más, en partes que no abrumen por supuesto -¡se me hizo larga la frase, caramba!

Imágenes para mi tumba

P: ¿Vale la pena escribir en el mundo contemporáneo? (Mundo contemporáneo: comunicación, identidad y mediaciones).

MT: La pena es grande, pero vale (Restaurando el dolor). Mejor dicho, no hay modo de escaparse, cuando uno ha probado esas deliciosas, secretas aventuras que depara la literatura, tanto en el acto de escribir como en el de sumergirse en la lectura de un cuento, de un poema. Crear un personaje, descubrir alguna cosa por medio de la chispa con que ha iluminado la realidad un poema, son cosas cuyo goce tal vez no pueda yo expresarlo aquí, pero que hacen que valga la pena… Claro que uno se encuentra todos los días con la penosa certidumbre de que el mundo no necesita de los poetas (…)

P: ¿Cuál es para usted la misión del poeta en los tiempos actuales?

MT: La de siempre, la única. Poner en contacto al hombre temporal con lo que en él hay de eterno (Buscando sentido). Y hacer esto con instrumentos actuales, con las palabras de su tiempo, o con lo que el poeta rescata de su tiempo (El rey Zumbado, o el rescate más auténtico).

P: ¿Cree en la literatura como instrumento esencial de cultura?

MT: Instrumento esencial de cultura es todo, es la política, y el fútbol, es el lenguaje cotidiano, el burocrático, el del maestro de escuela, es la música, es la repostería. Sería demasiado pedirle a la poesía que ella no lo fuera… (Cultura y valores).

P: ¿Qué opina sobre la literatura comprometida? (La obra literaria de la novelista e historiadora María Elvira Sagarzazu).

MT: ¿Comprometida políticamente quiere decir usted? Y, si alguien quiere cantarle a sus ideas políticas yo no me opongo, mientras ese alguien se llame por ejemplo César Vallejo, que hizo eso, entre otras cosas, y poemas increíbles (…) De cualquier manera me parece que es como si, en la posibilidad de elegir todo el mar, se eligiera una ola, un poco de espuma.

P: ¿Cómo pesa o gravita en su vida la vocación o el oficio de poeta?

MT: En todo momento, en todo lugar, pesa este oficio. El poeta está señalado por algo indefinido, sin nombre, pero que existe. Y ese algo, esa señal, hace que le sea muy difícil desenvolverse en el mundo, amar, tener amigos, conseguir un empleo, educar a los hijos. No sé muy bien qué es, tal vez estén los psicólogos para desentrañarlo, pero la relación del poeta con el mundo -con ese mundo al cual él le revela cosas, del cual él abre todas las compuertas- siempre ha sido compleja, delicada.

P: ¿Redimirá al mundo la poesía?

MT: Si el hombre se detiene, toma aire, respira y por fin se siente libre y mira hacia donde ella está (que puede estar en cualquier parte y no sólo en las páginas de un libro o entre los borradores de un poeta), la poesía puede redimirlo y, más que puede, diría que es seguro, que lo salvará, que pondrá entre él y lo menos importante la debida distancia.

P: ¿Existe una poesía argentina?

MT: Existen muchos poetas argentinos verdaderos y grandes. Yo he leído a Ricardo Molinari, a Enrique Molina, a Olga Orozco, a Amelia Biagioni, a Borges.

En cuanto a si una poesía, una literatura argentina existen, diría, repitiendo a muchísimos, que la literatura tiene, debe tener, un sentido universal. Que un poeta cante a su ciudad, a su paisaje, que los ríos que nombre sean el Támesis, el Sena o el Paraná, importa poco porque el río que canta es otro, es el que está más allá de su nombre circunstancial (…)

P: ¿Qué significación tiene ser escritor de provincias? (Ciudades y escritores).

MT: Quizá sea una ventaja, además de una simple circunstancia. El escritor de provincias está un poco más alejado de, por llamarlo de alguna manera, el tráfico del mundo. Así, de un modo más sereno, más acabadamente, puede nacer su obra. Por otra parte es muy poco lo que necesita un poeta para existir, con existir le basta. Las experiencias pueden darse en cualquier parte. Los viajes, los países, el rumor de las grandes ciudades, no son los que acrecientan la “bolsa” poética.

P: Borges hablaba de las “naderías del arte” refiriéndose entre ellas a la literatura, ¿lo cree así?

MT: Yo creo que lo que Borges quiere decir es que la literatura no es -como la vida- demasiado importante. Creo que él se lo está diciendo continuamente a sí mismo, pero que no logra creerlo. Es una simple exclamación, un asombrarse ante su propia obra. Es además una forma sutil de su modestia, como decir: “Yo he hecho esto y aquello, yo he creado una literatura, pero estas cosas no tienen importancia”. (…)

P: ¿La misión del poeta debe ser de simple testimonio o es un profeta, como alguien lo ha llamado?

MT: Esos relámpagos de la poesía que iluminan y hacen comprender alguna parte de la oscuridad, esos pequeños fósforos encendidos en medio de la niebla que nos permiten aunque sea vislumbrar la extensión infinita de las cosas reales no pueden entrar en otro territorio que en el de la profecía, en el de las grandes intuiciones humanas. Qu además, entre verso y verso, entre una y otra palabra, la poesía sea testimonio de una época, del lenguaje de un tiempo, del fluir de ese tiempo, es algo que se da por añadidura.

P: En su misión de poeta, ¿qué está primero, la Belleza o la Verdad?

MT: La verdad de la poesía es diferente de la verdad moral. Cuando un poeta encuentra la verdad, allí está presente la belleza.

P: ¿Qué poeta o poetas han gravitado en su obra?

MT: Todos, un poeta nos trae a otros que no hemos leído nunca, que ni siquiera sabemos que existieron. Por supuesto, ha habido épocas en que he tenido la influencia visible de algunos, y muchos han terminado por dar forma a mi obra, pero me resulta incómodo confeccionar un catálogo y a eso me llevaría esta pregunta. De todos modos ya lo he confeccionado, es un poema muy largo que se llama “El panteón de los poetas”, publicado en abril de 1971 por este mismo diario y que nombra y detalla a cuarenta y cinco poetas. (…) Pero quiero agregar que no es sólo un poeta o un escritor el que puede influir sobre otro, sino que también la música, la pintura, rozan y modifican y aun crean un poema que luego alguien transcribe. La música, la pintura, algunas conversaciones, una frase que oímos al pasar…

P: ¿Qué espera de la literatura?

MT: Personalmente espero vivir mucho para tener acceso a más magias, a más deslumbramientos. Espero también escribir alguna vez esas “diez primeras líneas de un verso”. En otro orden, mi esperanza es que la gente comprenda que necesita de la poesía, urgentemente, cotidianamente.

(Entrevista publicada en diario El Litoral de la ciudad de Santa Fe, el lunes 4 de julio de 1983)

Envío

Para ustedes, queridos y queridas, para que me conozcan un poco más, con todos mis abrazos y mis agradecimientos.

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

26 respuestas a “Todo encuentro casual es una cita”
  1. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    ¡Genial Mory! tu reportaje, fluído,Sincero, como las palabras que usa el poeta, verdaderas, transparentes. Para mí y para otros miles de millones, los artistas en general son a los que se les enriqueció el espíritu de sensibilidad y amor por el otro (prójimo-próximo) Son los más sufridos, tal vez, e incomprendidos seres humanos que pisan la tierra, los que van sin dobleces, aquellos que permiten ver a otros en transparencias fluída de hermosas palabras, los acontecimientos, que de cuando en cuando ahogan en desconsuelo e incertidumbre el corazón a la humanidad, aquellos como Shakespeare que deseó con ansias de pasión dar a conocer las palabras de un corazón enamorado, y que no era otro, que el suyo propio. Se necesita honestidad, dulzura, amor, pasión en la vida, para sacar desde lo más profundo de su ser, aquello que lleva atesorado en su alma, y que no son otra cosa más que su esencia revelada al mundo; las palabras de su boca escritas en un papel: El poema del poeta, el lenguaje de su corazón. ¡Ahí está!, al descubierto, sin nada que esconder; con su conciencia limpia y liviana, fortalecidos en espíritu, aunque derramen muchas lágrimas.
    De alguna manera llegan a ser profetas, porque ven con otros ojos el mundo, ven más allá, y es por eso que entonces sufren y sienten incomprensión de parte de los demás.
    “Esos relámpagos de la poesía que iluminan y hacen comprender alguna parte de la oscuridad, esos pequeños fósforos encendidos en medio de la niebla que nos permiten aunque sea vislumbrar la extensión infinita de las cosas reales no pueden entrar en otro territorio que en el de la profecía, en el de las grandes intuiciones humanas. Que además, entre verso y verso, entre una y otra palabra, la poesía sea testimonio de una época, del lenguaje de un tiempo, del fluir de ese tiempo, es algo que se da por añadidura.”

    El mundo requiere de los profetas y poetas, así como de los que calculan y venden en la bolsa. Dios nos hizo a todos diferentes, repartió dones y talentos con los que debemos trabajar, vivir y también darnos vacaciones, sin olvidar de entregar a otros lo mejor en calidad y excelencia, como si fuera para Él.
    ¡Qué Dios bendiga a los poetas, su humildad y vulnerabilidad, así como también a los diferentes! y QUE NUNCA SE TERMINEN LOS POETAS.
    Tú, mi querida Mory, eres una de esas almas.
    ¡Felicitaciones! y no te olvides que te amo y oro por ti.

  2. Walter Ovidio Chinguel Espinoza dice:

    Para Mora Torres : ¿ Que son los poetas ? acaso son quimeras de la utopía,¿ son acaso ?, sus versos estructurados en lo volátil de las nubes ? y en el firmamento de la nada o de la nada lo estructuran en el alma, o lo cincelan en el corazón ?….
    Si que nunca se acaben los poetas buenos y los buenos poetas. ! Que bien Mora me gusta escucharte”, por que intento escuchar el canto sublime
    cuasi celestial de tus escritos….
    Te felicita, un peruano, radicado por el momento en esta bella y tolerante Barcelona- España, que considera una profanación el escribir sin mas elementos de formación que los dictados de mi corarazón que la frustración y el sistema quieren dañar, bueno hasta mejor oportunidad. Gracias

  3. EVANGELINA LUNA REVOREDO LUNA REVOREDO dice:

    ESTIMADA MORA HAS ESCRITO Y HABLADO DE LOS ESCRITORES MAS SENSIBLES “LOS POETAS”,ASI NACIMOS Y ASI VIVIMOS,COMO EL PROFETA :VIENDO MAS HALLÁ DE LOS QUE NOS RODEAN,ES UN “DON” QUE NOS REGALÓ DIOS AL NACER,SOMOS PERSONAS NORMALES,SÓLO QUE CON EL ARTE DE ESCRIBIR TOMAMOS LA PLUMA CON MUCHA ILUSIÓN O DOLOR Y DESCRIBIMOS NUESTRO MUNDO INTERIOR Y EXPONENMOS AL MUNDO CON EL MAS DULCE PROPÓSITO:EL DE ENTRETENER Y CULTURIZAR A LA VEZ.AL PUBLICAR UN LIBRO DE POEMAS HACEMOS UN APORTE A LA CULTURA DE NUESTRO PAIS Y EL MUNDO.
    LA PROXIMA VEZ MORITA NO ESCRIBAS NADA QUE TENGA QUE VER LOS CEMENTERIOS ,NI LOS POETAS MUERTOS COMO LA PELICULA,SOMOS FUEGO VIVO,LLAMA ARDIENTE,DONDE ESCRIBIMOS CON MUCHAS SENSACIONES INTERNAS E ILUSIONES.
    UN CÁLIDO SALUDO
    EVANGELINA LUNA REVOREDO
    JOURNALIST
    AUTORA DE :”POEMAS ROMANTICOS” EDITORIAL DUNKEN-BS.AS.-ARGENTINA 2007
    ESCRIBO EN ESTE MOMENTO DESDE LIMA-PERU ,PROXIMAMENTE VIAJO AL PAIS DEL TANGO.

  4. Júdith Mora V dice:

    Morita…
    me gustó la entrevista, no esperaba realmente que contestaras diferente, tu naturaleza ha permanecido intacta por lo que puedo deducir de lo que leo…

    Ummm creo que Jung te diría que estás jugando a las conexiones sincronísticas jajajá… interesante… de hecho, creo que combina a la perfección con el título de esta entrega.

    Me encantaron tus respuestas en la preguntas de la literatura comprometida, y en la de la misión del poeta… fascinantes

    En cuanto a esta pregunta:
    ¿Cuál es para usted la misión del poeta en los tiempos actuales?
    Creo que lo veo diferente, pues pienso que el poeta no tiene misión como tal, porque siento que lo que hace es más bien un reflejo de su yo interior, expuesto en una especie de ejercicio de exfoliación interna, así como el pintor o el músico, es simplemente su forma de comunicarse, o mejor, de comunicar su interior… claro, esto es sólo mi opinión personal :)

    Un beso tocaya
    Jud.- ♥

  5. Júdith Mora V dice:

    Oops! perdón… se me quedó por fuera algo que te quería regalar -qué atrevida soy jaja- que asumo ya habrás leído… de mi poeta favorito, si tamaña cosa puede decirse…

    “La poesía es siempre un acto de paz. El poeta nace de la paz como el pan nace de la harina.
    Los incendiarios, los guerreros, los lobos buscan al poeta para quemarlo, para matarlo, para morderlo. Un espadachín dejó a Pushkin herido de muerte entre los árboles de un parque sombrío. Los caballos de pólvora galoparon enloquecidos sobre el cuerpo sin vida de Petöfi. Luchando contra la guerra, murió Byron en Grecia. Los fascistas españoles iniciaron la guerra en España asesinando a su mejor poeta.”

    Pablo Neruda - Confieso que he vivido

  6. Joise Morillo dice:

    Acabo de cerrar mis ojos y mi alma sigue abierta
    Me hundo en vuestros labios rojos y vuestra mente sigue despierta
    ¡Ea pues! Cándida y trásfuga que mata y cura
    Con aciertos que se funden en la nada
    Mientras miman y guindan su ternura

    Y yo, loco y cuerdo a la vez, no desprendo prendas que procuran
    Tiernos tientos que se quiebran de amargura
    Cuando amados no recuerdan dulces besos
    Y dolidos no encubran la hermosura
    Por las hiedras que promueven los decesos

    Arropare vuestras cicatrices, calmare vuestro llanto
    Colmare vuestra imagen de belleza
    Las barracas llenare de quebranto
    Cuando vuelvan las alondras con su canto
    Me jactare de mi nobleza y mi grandeza

    ¡Os ama!
    joise

  7. Enrique Alberto Arce Henríquez dice:

    La reivindicación del arte poético, me resultó más interesante que tus cuentos.
    Creo, sí, que el poeta, en su composición, trasciende ese límite mental que no lo deja llegar al conocimiento de su ubicación en el mundo.

  8. graciela paz dice:

    Es una alegria encontrar a una vieja amiga y gran poeta,se de su letra y su calidad humana,le envio un gran abrazo.
    estoy recien llegada a Buenos Aires.
    Bueno seria conectarme contigo.
    GRACIELA PAZ.
    pazgraciela2000@yahoo.com.ar

  9. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    Siempre me han causado más de algún sentimiento y cuestionamiento, por eso; lo escribí pensando en los indigentes (homeless) que hay en el mundo, no supe cómo titularlo, tal vez ustedes lo puedan hacer.

    Amanecer de pies entumidos
    Con los ojos que vagan en la nada,
    Arrullo de gaviotas, vienen y van en los oídos,
    Como la primera canción adormecida de la tarde.
    Con débil cuerpo,
    Se dibuja obeso en el cristal de la luna.
    Necesidad de recuerdos, sí.
    Tan sólo de eso vive, porque su mundo es otro,
    Como un viaje sin retorno.
    Necesidad de amor, sí
    Tan sólo que eso, no lo tiene, porque su mundo es otro,
    Como un viaje sin retorno.
    Anochecer de pies cansados,
    Y un húmedo brillo en los ojos,
    No sabe qué estrella elegir.
    Él vive la soledad de miles,
    La tristeza de muchos.
    Extraña existencia a su antojo,
    Pero…
    ¿Quién es?…, ¿por qué está ahí?
    Nadie lo sabe, todos murmuran infinitas conjeturas,
    Tal vez no tiene ya sentidos, tal vez ni siquiera piensa.
    ¿Cuál es el motivo de tanto abandono?
    ¡Qué importa! Es sólo una representación miserable de la vida.
    Dicen algunos,
    ¿Acaso el cielo con sus ojos no lo ve?
    ¡Qué importa! Es la tristeza sin rumbo perdida,
    Dicen otros.
    ¡Cuántos hombres sin fe!
    Vuelvo la mirada atrás,
    Y, yo, no sé qué hacer.
    ¡Pobre! pequeño corazón mío,
    No se atreve a nadar en su lejanía.
    De pronto,
    En su mente sutil, recuerda un poema que canta a su vida:
    Quiéreme luna, para quererme,
    Ámame agua, para limpiar mis errados pensamientos.
    Padre, perdóname por no comer de tu pan
    En la mesa del amor.
    Madre, discúlpame por desperdiciar en secreto
    Lo hecho, por tus manos cariñosas.
    Día,
    Noche,
    Apóyame,
    Acaríciame.
    Para saltar y del vacío la bella vida disfrutar.
    Pero, dime dónde pongo este amor.
    Dime sol,
    Dime viento, que los elementos cubran mi alma
    Necesitada de este mezquino afecto.
    No pretendo herir
    Ni desafiar al porvenir.
    Deja que despierte y este sueño
    Escriba su epitafio de futuro.
    Muerde este bulímico sentimiento,
    Y perdona la maravilla de esta
    Anorexia del alma.

  10. Kel Kel dice:

    Hola Mora. Soy yo otra vez…

    Esta vez solo quiero dejarte una de mis`preguntas. Otra.

    Una de esas que se meten a mi cama de noche, me hacen el amor y por las mañanas aun siguen hambrientas de placer, al parecer su placer radica en no tener respuestas:

    Sera que el asunto de la poesia consiste en buscar la resuesta a lo maravilloso y melancolico de la vida y tal vez casi tocarlas y seguir sintiendo las ganas de buscar?

    Todo es una busqueda…

  11. Fabu 11 dice:

    Mora
    Yo creo que el poeta, la tiene clara desde el principio…
    Como tú.
    Maestra!

  12. Fabu 11 dice:

    Mora
    Yo creo que el poeta, la tiene clara desde un principio…
    Como tú.
    Maestra!

  13. delia civalero dice:

    La poesía, igual que la pintura y la música pueden descorrer velos y alumbrar, como…”pequeños fósforos encendidos en medio de la niebla”…, lo que la metafísica no puede desentrañar. Mora, qué claro tenés cuál es el rol del poeta, para mí que no pertenezco al ambiente literario ha sido maravilloso leerte en este reportaje y sentir reafirmadas mis intuiciones sobre estas manifestaciones del arte.
    Gracias y un fuerte abrazo.
    Delia

  14. Soledad De Otaduy dice:

    “La pena es grande, pero vale.
    No hay modo de escaparse.
    Pero el río que canta es otro.
    Relámpagos de poesías me iluminan.
    Pequeño fósforo encendido en medio de la niebla.”
    Poeta ¡poeta!
    Sin lugar a dudas
    te abriga la belleza.
    ¿Quien eres poeta detrás de estas palabras que te habitan?
    ¿Quien eres más allá de esta pregunta caprichosa?…

    Gracias Morita por tanta belleza!!!!

  15. lany gómez dice:

    Ser poeta es expresar aquella forma infinitamente particular de ver las cosas pequeñas o grandes; es plasmar las ideas con palabras que aunque pueden ser simples y sencillas para el autor mismo son un mundo trasformado en la mente de otro…ser poeta puede ser descrito de mil formas.
    La misión es mostrar al mundo una forma diferente de ver las cosas, es expresar las cosas sublimes que estan en el interior de si mismo al igual que el lector …

  16. Fabu 11 dice:

    La poesía puede poder…, pudiendo alguien realizarla
    Y puede poder…, pudiendo alguien admirarla
    La poesía nos puede poder…, siempre y sin límites
    Por más, que nuestros sentidos se desbanezcan…

  17. Osvaldo Bonini dice:

    Morita, virtuosa!
    Creo que el poeta sufra la vida a su manera para expresarla desde donde quiere que la vean. Muy pocos saben como hacerlo bien.
    Tú sí. Tú: poesía.
    Te saludo con cariño desde las sombras de alguna de tus huellas,…donde, donde, gigante te veo.
    Donde, donde…?

  18. Blanca Estela Saavedra Donoso dice:

    En Paz

    Amado Nervo

    Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
    porque nunca me diste ni esperanza fallida,
    ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
    porque veo al final de mi rudo camino
    que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
    que si extraje la miel o la hiel de las cosas,
    fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
    cuando planté rosales, coseché siempre rosas.
    …Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
    ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!
    Hallé sin duda largas noches de mis penas;
    mas no me prometiste tú sólo noches buenas;
    y en cambio tuve algunas santamente serenas…
    Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
    ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

  19. Fabu 11 dice:

    Mora
    Me gustó tu respuesta, sobre la pregunta de que está primero: belleza o verdad.

  20. Joise Morillo dice:

    Morita linda, sois un genio.

    Amo tanto a vos, como a todos los que tienen la gracia de compartir este espacio sublime, he de tornar a vuestra grata e inmensa mente para ocupar vuestra capacidad de reflexión otorgándoos este mensaje “un poeta es un ser que regodeado en su virtud, se expande en aras de explicar lo que su genio ve. ¡Más que sus herramientas: la parábola, la metáfora, el símil, mimetizan la vida real de un común ciudadano padeciendo el avatar del mundo, placida o miserablemente! Empero, observada bajo la inefable capacidad del genio poético.

    El poeta crea, y otorga un sentimiento que: sino, os epasma, os vierte en la única calesa que os muestra el cielo: la imaginación, conformando albedrio y prudencia si en algún caso alguna de sendas alternativas sean por la poesía desplegada.

    La poesía no es lo maravilloso, Platón le tenía un inmenso recelo por cuanto mal utilizada tendía a convertir al joven en un ser miserable por su poder de convicción, persuasivo y deslumbrante (leer La República o el Estado, libro III). ¡El grande es el poeta!

    Os ama!

    Joise

  21. Osvaldo Bonini dice:

    Extraído desde un lugar de la red que le maúlla utopías a la luna:

    “…Los poemas no perduran
    como objetos, sino como
    presencias. Cuando lees
    algo que merece recordarse, liberas una voz humana: devuelves
    al mundo un espíritu compañero.
    Yo leo poemas para escuchar
    esa voz. Escribo para hablar
    a aquellos a quienes he escuchado.”

    Y, honrando a un poeta uruguayo que murió ayer

    MUERTE DRIBLEADA

    Toda la muerte cerca a un
    niño, que le hace una finta,
    se le escapa, la descoloca.
    No suelta la pelota.

    No me compliques la vida,
    dice la muerte.
    Y el niño se le ríe en la cara.

    de Salvador Bécquer Puig

    Joise: Quedé impresionado con la lectura de la entrevista que George Sylvester Viereck hiciese a Sigmund Freud y que se sugiere en el Newsletter. ¿La leíste?

    Muchos abrazos a todos.

  22. Osvaldo Bonini dice:

    Morita, ¿es casual o tiene alguna relación el hecho que guardaras tu reportaje dentro de ese específico poema de Borges?

  23. alba paz dice:

    buen dia Nora, es la primera vez que te escribo, me encantan tus registros, en cada lectura encuentro un espacio para reflecionar,
    te felicito por esa magia que le das atus escritos y tambien a aquellos q los comentan,que tengas un muy buen dia

  24. Milton Alberto Borja Gallegos dice:

    Sobre lo que es la poesía y la relación de la poesía y el poeta.

    Si tomamos a la poesía por ser el género literario en el cual se manifiesta la belleza o el sentimiento estético por medio de la palabra, ora en verso, ora en prosa, podremos reparar que es menester del poeta, de todo verdadero poeta poseer la capacidad de sentir, tener contacto, palpar la belleza que existe y le ofrece la vida (el universo, el mundo circundante, la naturaleza), y si además tomamos a la belleza por ser la propiedad de las cosas que hace amarlas infundiendo en nosotros deleite espiritual, me atreveré a sugerir -tal vez erradamente, porque no me creo dueño de la verdad, pero sí dueño, al menos eso creo, de mi corazón y por ende de mis sentimientos- que no hay forma de que el poeta si sinceramente cree en su alma en la poesía esté desvinculado en su interior, en su conciencia del sentimiento de amor. Es decir que un escritor de poesía que no ame verdaderamente a alguien o que alguien no lo ame verdaderamente (y no me refiero al amor por un padre, un hijo, un ideal, un pueblo, un dios, un territorio, etc., sino sólo al sentimiento de amor que se profesa cuando se estima el bienestar del ser amado tanto o aun más que el propio) puede nunca ser considerado un verdadero poeta. Porque solamente a través de los ojos del que conoce y ha vivido el amor por el ser amado o el amor del que ama puede el interlocutor verdaderamente enterarse de que la belleza en realidad no es una quimera, otra invención más de los hombres, sino que esta forma parte de la realidad práctica y tangible porque se la puede concretamente apercibir, no obstante que el sentimiento no se puede ver ni tocar, pero cuando existe su presencia es tan verdadera como lo es mundo circundante, la vida misma, pero imbuido por una emoción de carácter positiva, constructiva, que conecta a la persona con su entorno. En conclusión, la existencia del amor no es una fantasía de los hombres como tampoco lo es la existencia del bien y del mal; la existencia del amor es tan patente como lo es la penumbra en el amanecer y como el hecho de que si el sol no existiera todo lo demás que integra el sistema solar asimismo no existiría en absoluto.
    El justo amor es una fuerza (energía) que produce con el tiempo en el individuo que se encuentra influenciado por este sentimiento que genera belleza en el alma del que vive la experiencia -pero en este caso se trata solamente de aquella belleza que es fruto de un sincero sentimiento de cariño y buen afecto hacia una persona físicamente presente y de cuya personalidad uno se siente sin proponérselo intensamente atraído, pero en un sentido de que el individuo que honestamente ama a alguien igualmente y por la influencia de ese mismo sentimiento desea el bienestar de la persona amada y, como consecuencia de la proporcionalidad de la intensidad de este anhelo, lucha en el tiempo por mantener, perdurar, madurar dicha influencia (sentimiento, energía) dentro de su persona- y por este motivo esta energía provoca en el corazón, en la personalidad del mencionado individuo con el tiempo y merced al dinamismo de su pugna una sensación auténtica de responsabilidad, un desprendido compromiso de querer compartir, por efecto de haber escogido el luchar por mantener siempre viva en su alma la fuerza del amor, que es la energía que originalmente fue inspirada por ese sentimiento de belleza hacia aquella persona amada, a pesar de las adversidades y dificultades que se hayan presentado y las que se pudieren presentar en el camino, más que todo durante las peligrosas críticas etapas cuando uno indefectiblemente entra en conflicto con uno mismo y/o con sus propios deseos, aspiraciones, metas.
    Cuando esta energía de amor es real, verdadera, auténtica, el sujeto se descubre sumergido bajo la poderosa influencia de un genuino sentimiento de belleza (armonía, unidad, agradecimiento, humildad, libertad, necesidad de entregar con la intención de cuidar la vida tanto de la persona amada y lo que a ella concierne cuanto, y gracias a esta persona, a todo lo que hay en la vida -el mundo circundante, el universo-) no sólo con respecto a sí mismo (o sea poder llegar a sentirse bien consigo mismo, generar salud en uno, poder elevar la autoestima -la que de paso encuentro importante resaltar que no es lo mismo que la vanidad-) sino sobre todo en la relación de uno con su entorno. Esta actitud solamente puede surgir, nacer como el resultado que a través del tiempo alguien la deriva merced al ejercicio cotidiano del aprendizaje del arte de la sinceridad, la honestidad, el desprendimiento, la solidaridad, la templanza, el balance, la justicia, la humildad, etc., que son los sentimientos que, si llegan a fortalecerse, coadyuvan a que la fuerza del amor que la inspiró inicialmente aquella persona amada pero que al mismo tiempo y no obstante de ello causa bastante conflicto no desaparezcan del alma de uno. Es decir que el sentimiento de amor (el sentir sinceramente belleza en el alma de uno provocado originalmente por la existencia y la manera de ser de aquella persona amada) permanecerá en el tiempo ajeno a su corazón si el individuo no practica, no aprende a ser bueno: verdadero, justo, auténtico, íntegro, honesto, responsable, leal. Encima, tampoco, como resultado de su falta de sensibilidad (conexión o vinculación con la vida), podrá, no importa cuanto lo niegue, llegar a amar verdaderamente a otra persona (cuidar del bienestar de la persona amada), ni así se encuentre unido a ella por lazo familiar. Es decir, podrá tener una familia, mas no podrá amarla, debido a que no habita en su alma la práctica del bien: el respeto, la justica, la humildad, el balance, la honestidad, la moderación, etc.
    Como conclusión de lo expuesto sugiero que, para mí, la poesía no es otra cosa que el canto al sentimiento de belleza que representa en el corazón del poeta la vida, porque sólo el que ha escogido mantener el sentimiento de amor en su vida es el único que puede sentir la vida en su belleza suprema y, consecuentemente, puede plasmar en los sentidos de otros y de una manera, aunque muy subjetiva, simple y comprensible el sentimiento de belleza que ha vivido.
    Muchas gracias al que haya terminado de leer este enunciado por su tiempo y su interés.

    Ciudad de Machala, a sábado 7 de marzo de 2009.
    Provincia de El Oro, República de Ecuador.
    Por: Milton Alberto Borja Gallegos.

  25. Martha Lilia Mejía Reynoso dice:

    Hola Mora:
    maravilloso, me perdí un poco por el exceso de trabajo y se me bajo la Pila, pero estoy ya leyendolos, saludos amigos reportandome al super Blog de Mora, besos a todos los extrañé,
    ni crean que me tomé vacaciones pero va esta por lo menos las soñé:
    Viaje al caribe mexicano
    Apago la pantalla de mi PC
    nunca sentí el tiempo pasar
    de repente es de madrugada
    falta poco para el amanecer
    amanecer de cuerpo entumido
    de la helada mañana toluqueña
    tengo una gran necesidad
    de hacer un viaje virtual
    o cósmico o viaje sideral
    porque sentí un gran deseo
    de viajar hasta Scaret o Shel-Ha
    mundo maravilloso
    de plantas exóticas y
    maravillas de aves,
    tucanes y flamingos
    y ese calorcito calido
    de esa bella tierra,
    de magia y ensueño
    tierra de pirámides y
    almas deambulantes de
    indígenas mayas,
    de cenotes sagrados
    de aguas cristalinas
    corales, tortugas y peces
    y un mundo marino
    que es una maravilla
    delfines y lagartos
    escucho a las aves
    y uno que otra cuija
    lagartija de goma y ojillos negros
    a la par del cantar de grillos
    arrullo de gaviotas,
    vienen y van en los oídos,
    como la primera canción
    de los amaneceres
    pero sobre todo
    porque mi amor está allá
    se dibuja su silueta
    en el cristal de la luna
    y su faz en cada estrella
    mi alma se emociona
    y un húmedo brillo en los ojos,
    cae una lágrima en la mejilla
    y un dolor en el pecho
    y un latir rápido fuerte
    mis ojos ansiosos de mirar los suyos
    mi boca queriéndose posar en la suya
    mi cuerpo fundirse en el suyo
    no se qué estrella elegir.
    no se que soledad de miles es la mía,
    nadie lo sabe, solo Dios y tú
    divino sueño, bella fantasía
    tal vez no tiene ya sentido amarte,
    tal vez ni siquiera piensas en mi.
    ¡qué importa!
    en la penumbra de la noche
    me concentro fuertemente
    tirada sobre mi cama
    cierro mis ojos y pienso
    fuertemente pienso en una pantalla
    primero obscura y luego clara
    mi cuerpo se queda sobre la cama
    mi alma se desprende lenta y pausada
    siento ligeramente flotar sobre la cama
    y comienzo mi viaje sideral
    me separo lentamente y me dirijo
    a la luz del ventanal
    y salgo y me elevo
    vuelo al sureste mexicano
    no se donde encontrarte
    pero algo me lleva hasta donde
    dormido estas,
    me paro a un lado tuyo
    siento tu respirar aun dormido
    y te miro y me acerco
    tan cerca que absorbo tu aliento
    no te quiero despertar
    te acaricio todo
    ligeramente te mueves
    pero no te he de despertar
    me quedo parada un instante
    te veo y sonrío levemente
    es la alegría de mi esperanza y mi fe
    acaríciame amigo esta piel tatuada
    con cada roce que despierta la sensación
    que me dejaron cada una de tus caricias.
    no deseo despertar de este sueño
    de pronto, un ruido seco
    de golpe me hace regresar
    solo eso, fue un maravilloso sueño
    al bello paraíso mexicano.
    Con todo cariño de Martha
    Me encantó lo de Borges


Trackbacks

  1. | Blogs en Monografias.com


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom