Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Materia nocturna olvidada en la luz

Es hora de soñar (La estrella resplandeciente. Fábula siglo XXI). Sí, sé que decirlo es como hacer una revolución: alzar provocadoras armas tenues (La revolución de los sabios…)

Estamos en el año 2009 y no resulta muy exagerado afirmar que el mundo se desangra; esto tiene que ver, por supuesto, con la guerra (El conflicto árabe israelí); por supuesto, con el planeta que parece agonizar entre el cambio climático (Cambio Climático), falta de agua (La problemática global del agua), extinciones de especies (Especies en extinción y especies en peligro) y contaminaciones.

Pero, además, está el alma del hombre -como género; no me pidan que escriba: “…del hombre y la mujer” (Alma y cuerpo. La conversión psicosomática).

El alma también está en guerra, tiene un clima algo inhóspito y parece contaminada por demasiados venenos, no sólo los tóxicos de siempre (Adicciones no convencionales).

Está, el alma, intoxicada de materialismo, de pesimismo y de banalidad.

Por eso es hora de soñar los mejores sueños: ellos limpian.

Aparte, son etéreos, no pesan nada, alegran el camino, levantan -contra la banalidad- barricadas de filosofía -de la profunda filosofía que no precisa de academias (Artesanos vs. Academias).

Soñar sin ponernos límites respecto de lo práctico o lo conveniente es hacernos poetas.

Copio, sobre el sueño que nunca estudian los psicólogos, es decir sobre la ensoñación, unos párrafos de Gastón Bachelard -a quien ya les he presentado alguna vez-, que era un lírico grandioso y científico de varias ramas, una de ellas la psicología:

Los psicólogos estudian el sueño, el sorprendente sueño nocturno, prestando poca atención a las ensoñaciones. La ensoñación se transforma entonces en un poco de materia nocturna olvidada en la luz del día. Si la materia onírica se condensa lo bastante en el alma del soñador, la ensoñación cae en el sueño; los “accesos de ensoñación” que los psiquiatras observan asfixian el psiquismo, la ensoñación se vuelve somnolencia, el soñador se duerme. Una especie de destino de caída marca así la continuidad de la ensoñación en el sueño. Pobre ensoñación la que invita a la siesta.

Pero hay otras ensoñaciones que no pertenecen a este estado crepuscular en que se mezclan vida nocturna y vida diurna. Y la ensoñación diurna merece, por muchos aspectos, un estudio particular. Es un fenómeno espiritual demasiado natural para que se lo trate como un derivado del sueño, para que se lo incluya sin discusión en el orden de los fenómenos oníricos.

La ensoñación ilustra un descanso del ser, un bienestar. El soñador y su ensoñación entran en cuerpo y alma en la sustancia de la felicidad.

Todo un universo contribuye a nuestra dicha cuando la ensoñación viene a acentuar nuestro reposo. A quien quiera soñar bien hay que decirle: comience por ser feliz. Entonces la ensoñación cumple su verdadero destino: se convierte en ensoñación poética; gracias a ella y en ella todo se vuelve hermoso. Si el soñador tuviese “oficio” haría una obra con su ensoñación. Y esta obra sería grandiosa puesto que el mundo soñado es automáticamente grandioso.

Sí, el mundo soñado es automáticamente grandioso porque es el mundo auténtico, sin guerras fraguadas, artificios que llevan a exacerbaciones climáticas, muertes de especies en procura de paradójicas ganancias y, sobre todo, sin necesidades o urgencias inventadas, a las que se denomina “lujos”, sin los que ya no podemos vivir; es más, sin los que ya no pueden vivir inclusive los que tienen carencias básicas.

Despertar de un mal sueño

A menudo pienso que los sueños, en su acepción pesadillesca y también en la acepción que los define como productos irreales, son en verdad los hechos cotidianos que se vuelven, desde su pequeñez, contra nosotros, desestabilizantes, desesperantes.

Me despierto de uno de esos malos sueños reales: les otorgué excesivo valor a cuestiones ínfimas.

¿Tiene alguna importancia mantener demasiados trabajos a costa de la salud mental? Es decir: la salud de la mente se nutre entre otras cosas con sueños dichosos, no con los avatares de si llegaré o no a cumplir con una responsabilidad que me excede (que, por soberbia, me autoadjudiqué).

Otra inquietud: ¿tiene demasiada importancia la salud física?

La respuesta que me doy los puede sorprender: no la tiene.

Al menos, en la medida que le otorgaba yo.

Porque también mi estar enferma se contaminó con otras miserias: “¿Y si pierdo un empleo?” “¿Y si trabajo menos y no alcanza?”, etc., etc. (El trabajo y su relación con la salud mental).

Dolientes: tranquilicémonos y despertemos y soñemos después. Si el tiempo parece escaso, ahí está, sin embargo, todavía, para emplearlo como se debe: en sueños sabios, felices. En viajes reales si nuestra imaginación es capaz de crear la realidad.

Amigos, veo el túnel…

Pero no se aflijan, es el túnel que debo dejar atrás, no el que viene. El que contiene oscuridad y también tontas, convencionales decisiones, y elecciones.

Envío

Todavía bajo la política del menor esfuerzo -pero eso forma parte de mis nuevas estrategias- dedico, por hoy, a una sola persona todo este mundo de sueños. Ella, lo sé, lo descompondrá para volverlo a componer desde su particular mirada poética.

Entonces:

A Soledad De Otaduy, a quien me une un gran parentesco espiritual y, sorprendentemente para muchos, un mínimo parentesco genético: ¡gracias, sobrina segunda!

Besos en redondo pero no en general, uno a cada uno/a

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

18 respuestas a “Materia nocturna olvidada en la luz”
  1. Joise Morillo dice:

    Querida Mora, saludos, sigo boquiabierto por vuestra virtud, sublime filosofía la vuestra, cada vez extendéis las alas con mas esplendor para elevar vuestro nivel de conciencia, no me queda más que felicitaros por tan maravillosa entrega, solidario con vos, os voy a reafirmar la excelente acepción que le dais a la importancia del cuerpo, y os voy a citar dos filósofos uno oriental antiguo y el otro de la filosofía griega clásica, el primero es Lao Tse quien afirma que: la creación del universo es producto del que todo lo puede, y está sometido a dos poderes Divinos uno es el Tao que es el todo cósmico, el mismo creador, el más puro, sin embargo igual lo identifica con la nada, la no cosa, el Hsing es el cuerpo y el wu la configuración lo que moldea al mismo. La virtud del ser es el Te, empero al identificarse el cuerpo con el Tao ha de someterse a un mandamiento ineludible que es cuidar del, aunque no sea nada sin la virtud que lo acompaña, el Te.

    Igualmente Platón, como segundo, afirma, al referirse al ser, que lo que verdaderamente es puro del individuo humano es el alma, dado a que el cuerpo necesita de mucho cuido y prestarle atención para mantenerlo en buen estado, mientras que el alma solo necesita reflexión, meditación, de forma que esta; al desprenderse del cuerpo alcanza su máximo estado ideal, por ende identifica al cuerpo como el lastre del ser. Y por ello al morir el alma se deshace del cuerpo y pasa a vivir la vida eterna como en un ensueño.

    Sigmund Freud, en cambio determina tres características que identifican la conducta del individuo, y que se refleja en su forma de actuar, lo cual puede manifestarse en una forma de representar el espíritu humano, mediante los estados de conciencia, y son los siguientes:

    a) Inconciente, donde el individuo se regodea en su forma humana más prístina y concupiscente, una forma de yoismo, o egolatría desmedida donde el otro no importa.
    b) Consiente, una forma social de conducta que se manifiesta como la idónea ante el desenvolvimiento general.
    c) Superconciente o super “yo”, no solo representa la exacerbación del ego, sino que se desvive por aparecer de lo mejor en conducta ante quienes conforman su peculio social.

    Para Kant, en “Critica de la razón pura” es un imperativo categórico que el hombre asuma una responsabilidad individual –lo que sería para JPII la necesidad de conocerse profundamente, por ende ahondar la autoestima- y afirma: “la esencia de la ley moral Universal está constituida por la libre responsabilidad del hombre ante su propia conciencia elevada a la alta dignidad”.
    En la medida que seáis concientemente inofensivo con vos mismo y los otros, en esa medida podréis lograr un escaño más para vuestro ensueño de felicidad, en otras palabras, “si tenéis la conciencia limpia, podréis dormir tranquilo”, y despierto concebir tu ensueño solo; o con vuestro ser o seres queridos. Cuando os llegue la hora de dejar vuestro Hsing, materia o cuerpo, entonces pasareis a la vida eterna en paz.

    ¡Os ama!
    Joise

  2. Osvaldo Bonini dice:

    La UNESCO declaró este año 2009 como Año Internacional de la Astronomía. Es la ciencia que estudia todo lo que tenga que ver con los astros y sus movimientos. Pues, subamos a la luna y demos un viajecito.
    Quedémonos por el lado bueno; el del sol, pero sobre el bordecito del malo, para no perderlo de vista. Además, cuando en la Tierra es luna nueva, nos podremos correr un poquito hacia donde no haga tanto frío, así no dejaremos de divisar la espectacularidad de nuestro planeta.
    El trabajo aquí es soñar, siempre soñar hasta que nos cansemos y nos durmamos y despertemos. Entre tanto, descarguemos inconcientemente los impulsos acumulados en nuestras neuronas con éste trabajo de descanso del trabajo. Amo el trabajo, es un motor que si lo detengo, me estaría deteniendo. Me obsesiono en las cosas que me gustan de él, y las que no, no existen más allá de lo necesario.
    Entremos en REM pero con los ojos bien abiertos y viéndolo todo. Encontremos a Hipnos y a alguno de sus hijos. Si vemos a Morfeo preguntémosle por ellos e invitémoslo a jugar también.
    Aquí no necesitamos escafandras, ni trajes especiales, ni transbordadores. Alguno puede querer ir hacia otro lado, pero el lugar no importa mientras sea onírico. Yo prefiero la luna y les digo porqué. Desde ahí puedo recorrer toda la Tierra y desde ésta ver la luna y así saber cómo puedo soñar sueños, dormido o despierto; a modo de patrón de locura.
    Aquí nada duele, no hay males ni enfermedades. Aquí nos sentiremos livianos, libres como pájaros. No nos agitaremos por hacer lo que sea.
    Aquí quisiera jugar con ustedes. Estará Doña Sara también que me enseñó a hacer grandes círculos como cráteres, uniéndolos de tal manera que desde lejos se pueda ver la esencia de la composición. Ella decía que dentro de cada círculo podíamos encerrar lo que deseáramos. Proponía que encerráramos fracasos, angustias, errores, malos entendidos, en círculos cerrados; que las alegrías, las realizaciones, los momentos felices los colocáramos en círculos entrelazados para que se confundieran entre sí, al juntarse se verían más grandes.
    Pintemos círculos de tono pastel y démosle brillo con nuestros lazos. Pintemos y luego volvamos a disfrutar la obra, concientemente desde aquí. Cada uno verá su obra.
    Desde mi rincón, mirando los círculos que dibuje desde muy chico, se parecen a la imagen de María con Jesús en brazos; y sigo encerrando círculos, sigo entrelazando círculos, sigo jugando. ¿Seguimos?

    Entre los últimos entrelazados hay uno grandísimo que representa a Morita, entrelazados con otros que son ustedes.
    Morita, te saludo con círculos. Guarda en ellos lo que quieras; hasta luego puedes lanzarlos por el balcón para que queden colgando en tu cielo.

  3. Joise Morillo dice:

    FDE: conciente por consiente, Osvaldo muy emotiva vuestra entrega en el blog anterior, igualmente en este muy divertido.

    ¡Os ama!

    joise

  4. Osvaldo Bonini dice:

    Gracias Joise, son tan bellas tus intervenciones y la de todos que es difícil referirse a alguna en especial, es casi imposible. Terminaríamos siendo injustos porque siempre nos olvidaríamos de alguien.
    Todos especiales, tú único, y una especialísima…

  5. Jose Itriago dice:

    Para mi, la ensoñación es la materia prima del artista, es el inicio de su inspiración, es vivir un proceso antes de comenzarlo. El artista hace de la ensoñación parte de su cotidianidad.

    Naturalmente existen muchos otros tipos de ensoñación que no se traducen en una obra de arte, las más de las veces porque quien está en ese trance no es un artista, o sea, no valora ese momento como parte de un proceso creativo y no conoce ni domina los medios de expresión.

    En una entrevista que le hicieron a mi hermano Francisco (que es pintor) le preguntaban sobre el proceso de crear la obra.

    “… el ejercicio de la pintura es un arrebato extraño, impostergable, donde una obra prefigura la siguiente y donde, a borbotones, se compone el universo reinventado y necesario para continuar pintando … que se descubre solamente porque se anhela descubrirlo. Resulta entonces que cuando inicio un cuadro no sé a ciencia cierta qué es lo que va a salir, porque para mí el tema sólo es la inspiración de arranque…”

    Mulish dijo que un comienzo no desaparece nunca, ni siquiera con un final. La ensoñación es el comienzo de la inspiración y por eso no desaparece nunca de la creación, o al revés, si sabes ver bien la obra, quizás puedas presentir la ensoñación primigenia de su artista. El Zen enseña que debemos experimentar el arte y el mundo que nos rodea antes de tratar de analizarlo. Bajo el concepto Zen “Nihonga” (temática actual respetando las tradiciones japonesas”) uno no puede esperar que la obra le llegue sin intentar entrar en la calma de la pintura y hacerlo receptivamente. En este caso, el insinuar y estimular la imaginación son argumentos más apreciados que la explicación lógica Este insinuar la imaginación podría también conformar una definición de ensoñación.

    Lula Golding, una ceramista venezolana muy laureada, señaló:

    “Mis piezas nacen de mis sueños, es como una inspiración … La inspiración es como un entusiasmo, una alegría…, Entonces sueñas y dibujas, dibujo mucho. Pero no puedes perder la continuidad de eso, tienes que trabajar y trabajar, crear y crear… “

    En la poesía, la pintura, al arte en general, siempre habrá un imposible hecho posible a través de un sueño. El lector, el observador o el oyente tiene que descubrir la realidad de ese sueño en sus propias ilusiones o posibilidades. Sé que estos son argumentos discutibles. En una conferencia resumimos como una veintena de definiciones de arte y quitando aquéllas que lo consideran sólo como expresión socio-cultural (que considero definiciones pragmáticas, porque explican la obra, pero no justifican su creación) y las visiones tautológicas del arte primitivo (George Steiner), el resto permitiría dar cabida a una forma de inspiración fundamentada en la ensoñación. Les copio algunas:

    Hegel: es la conjunción del espíritu y la forma, de lo finito en lo infinito, de lo real y lo ideal, de lo subjetivo y lo objetivo.

    Augusto Rodin: es la contemplación, el placer reservado al espíritu, que penetra en la naturaleza y adivina en ella el alma de que él mismo está animado, es la sublime misión del hombre, puesto que consiste en un empeño de la inteligencia por comprender y hacer comprender el mundo.

    Benedetto Croce: es intuición pura. (el acceso intuitivo, tal como lo entiende Croce, es no una inefable contemplación sino una voluntad de expresión, una intuición en la cual la expresión constituye la principal de las caras).

    Alfonso Michel: es la respuesta del hombre a la presencia devoradora del tiempo y la muerte.

    Corrales Ayala: el arte es plasmar el artista su angustia para la posteridad en su creación artística, es el grito de la soledad, el anhelo del artista que zaherido por el silencio y la desesperanza sacude con furia la grama interior de sus sentimientos y entrega al mundo sus joyas más preciadas.

    Algún filósofo: el arte es la expresión del alma de las cosas.

    Otro: el arte no es otra cosas que una proyección del espíritu que se materializa, es la objetivación de un ideal, la materialización del sentimiento, o bien, si se quiere, la espiritualización de la materia.

    Matteo Marangoni: es un mundo cerrado a la multitud indiferente y solamente abierto a quien consiga, con amor, conquistarlo. Es, además, una necesidad, cumple una importante función: en el arte sublima el hombre todo lo que de trágico o grotesco tiene la vida. La sed innata de belleza y de formas artísticas llevó al hombre en los albores de la humanidad no sólo a fabricar cacharros que le fueran útiles, sino a adornarlos para hacerlos más agradables.

    Simón Latino: es un mensaje de lo eterno, o sea de la belleza, del amor y de la muerte. Ser poeta consiste en decir con palabras ese mensaje, como ser músico es decirlo con notas, ser pintor en colores, ser escultor con formas. Los artistas nacen y mueren, la belleza es eterna.

    Así, resumiendo, creo que ensoñación-inspiración-creación artística es el anillo del poder, el anillo de los Nibelungos.

  6. clemencia niño dice:

    Maria muy interesante tu escrito , tiene frases muy profundas como “el mundo soñado es automáticamente grandioso.” , definitivamente tenemos que rescatar los sueños y la capacidad de soñar pero sobre todo , reenseñar a los niños a soñar , pues tanto “realismo” esta matando no solo la inocencia , sino la alegria , el entusiasmo y la creatividad de nuestros niños….
    Situaciòn grave , pues debemos reinventar un mundo donde exista de nuevo la fraternidad , el amor y la paz…..

  7. Júdith Mora V dice:

    Soñar, soñar, soñar… desde Freud o Platón, desde la luna o el sol, desde Neruda o Cortázar, con círculos y enlaces, o desde la óptica de un Deficitario de Atención, cuyo mundo real está compuesto de sueños constantes… si es que vivimos en la luna, pero nos enteramos de todo eh? jajaja…

    Soñar puede cualquiera, sin embargo, soñar es un arte, porque es sentimiento, expresado a gusto y a voluntad, aguzado a motivación…

    Les dejo algo salido de mis sueños… y de mi pluma

    Soñar…

    Ay amigos… soñar…
    es despojar el alma,
    arrebatar las ganas,
    hacer lo que se venga que tu quieras hacer,
    es dibujar sonrisas,
    es bordar una lágrima,
    es inventarse un cuerpo y disfrutar su placer.

    He soñado desde siempre
    y amo mis sueños tenidos
    porque en ellos yo creo y me dejan crear,
    allí amo a mis anchas y me aman como a nadie
    y copo de una forma con esta soledad.

    En mis sueños invento
    y despojo a mi antojo,
    hago mío, me hacen suya
    y no hay reglas ni tiempos…
    no hay distancia, ataduras,
    complejo o sufrimientos,
    sólo un viaje de locuras sin arrepentimientos.

    Quiero soñarlo todo
    y así, que en esos sueños,
    conozcan bien la esencia de quien realmente soy,
    que se marquen mis venas mientras me encumbro al clímax
    y se aclaren mis ojos por la dulce pasión,
    y una lágrima corra y baje a mis mejillas,
    esa lágrima cómplice de esta ardiente ocasión.

    En mis sueños los segundos se hacen horas,
    los gemidos música,
    las caricias pétalos,
    lo erótico poesía,
    la pasión misterio,
    los cuerpos desnudos olas,
    el movimiento tango,
    los brazos delirio y los besos blasón…
    un último gemido crea luz de arco iris
    y un suspiro oceánico me ensancha el corazón.

    Me sonrío… sonríen…
    el descanso hace pausa y da paso al temor…
    y de pronto recuerdo que estoy entre mis sueños,
    en un mundo que sólo comparto con Dios.

    Vuelvo a cerrar los ojos,
    vuelvo a empezarlo todo,
    despojo… me despojan…
    me ofrecen una flor,
    un poema, una caricia,
    eternidad de vida,
    en el misterio divino que nos regala el amor.

    Y así regreso entonces a brazos enlazados,
    a gemidos, a lágrimas, a cero en el reloj…
    y me quedo tumbada en placer humedecido…
    y despierto sonriente
    en mi deleite cautivo
    y recuerdo que fue una vez sueño
    lo que tenemos hoy…

    Díganme amigos, entonces,
    si no vale la pena soñar con el amor.

    Morita, alguna vez viste la serie “EL Tunel del Tiempo”?… pues agarra y dale al botoncito obscuro (asumo que era rojo, la serie la veía en Blanco y Negro jeje) y cierra el tunel cariño… no lo veas más… déjate guiar por la luz de tus sueños y el resplandor de tu sonrisa, esa que veo allá arriba, justo al lado de la palabra calor ;)…

    Besos y abrazos… es un deleite leerles… sueño con estos momentos de tertulia internaútica… ya me he tomado un café con varios de ustedes jeje
    Quiérolossss
    Jud.- ♥

  8. Martha Lilia Mejía Reynoso dice:

    Mora por que los sueños
    nunca se acaben.

    Materia Nocturna olvidada en la luz
    que te sitúas en el hemisferio sur
    de tu existencia,
    en el pórtico glacial
    de tu corta vida azul,
    en las altas montañas de nieve
    cerca de tu esperanza fría.
    has estado en horizonte crepuscular
    convirtiendo tus sueños
    en tristeza ondulante,
    tus ojos amielados
    que han visto la sepultura
    de tus ilusiones escondidas
    arrinconadas en el oscuro cuarto,
    tus pensamientos navegan
    entre arrecifes de alegrías
    ocultas en lo alto de la noche
    ocultas en las manchas de luna
    reviviendo las llamas
    de incertidumbre
    que habían quedado ancladas
    en tu frágil figura
    en la lejanía de tus sueños
    de tu cálido erotismo
    tu corazón infatigable
    de fuerte palpitar
    circulando en el mar
    de tus finas fantasías
    sueños de libertad
    que fue desterrada
    por tu conciencia,
    y sólo materia nocturna
    en busca de justicia
    que en las mañanas
    son juzgadas
    en los tribunales
    de ricos y poderosos,
    por la agraciada
    sociedad y
    conciencias absurdas
    del bien portarse
    y las leyes del hombre
    camuflajeada
    de calles industrializadas
    por eso, sólo de noche
    en busca del grito ahogado
    de la palabra aprisionada
    por las letras clandestinas
    y por los pensamientos
    olvidados, y tan lejos
    y tan cerca de sentimientos
    soltados al río del ensueño
    de esperanzas e ilusiones
    de poemas olvidados,
    ¿Quien pudiera soñarte
    sin sentirse culpable?
    Sueños prohibidos
    sueños intocables
    ¡Ha!… pero por la noche
    despacito me siento
    en la libertad de amarte
    aunque al alba
    ante el mundo
    esos sueños
    no los reconoceré.

    gracias a todit@s por sus besos
    abrazos y apapachos
    los recibo con todo mi amor que creo que aun queda.
    y con un sueñito erótico prohibido, ji ji ji….
    MARTHA

  9. Daniela Arias dice:

    Nora tu publicación es hermosa y me ha llenado de preguntas y dudas sobre muchas cosas.

    si bien tienes razón, mediante el sueño se escapa a un mundo hermoso lejos, de toda la contaminación que envenena nuestra alma, y que por desgracia es producto de nosotros mismo.

    Entiendo lo que dices de despertar de un mal sueño, aun asi enfrentar tus miedos de forma digamos “astral” es encontrar una solución en un “mundo real”, por tanto no creo existan sueños buenos y malos. Y tienes razón le damos mucha importancia.

    Ahora alejandome un poco de tu publicación y entrando en uno de los comentarios, debo añadir que he estado meditando en pro de la purificación de mi alma y ha sido maravilloso, aun no viajo a la luna pero deseo hacerlo. Mi mayor problema es que al dormir cada noche después de meditra mi mente se transporta a lugares y a otras mentes inclusive; todo esto aunque indescriptible y bello ha tenido una desventaja… Mi cuerpo se mueve y haces cosas como llamar, escribir, etc. Esto de verdad me preocpua mucho y no consigo a alguien que sepa explicarme porque después de algo tan maravilloso me convierto en sonambula, me preocpua que mi cuerpo haga lo que le complace sin mas ley que mis deseos. No se si sera producto de mis sueños rem (teoría que tengo dado que todo comenzo desde mi primera meditación).

    Espero mis bien apreciados eruditos que puedan dar respuesta a mi mente ansiosa de conocer la respuestas a mis interrogantes.

    Un beso, felíz día.

  10. Soledad De Otaduy dice:

    Tengo la extraña sensación de estar metida en un dilema.
    Las palabras se me esconden y hasta me parece escuchar sus risas detrás del armario.
    De repente, solo música, melodías que retornan como ensueño:
    -Por detrás del miedo
    pondré un suspiro que alivie tu espera,
    sobre tu alma
    una quimera.
    Tan alto
    que el cielo no nos toque,
    lejos
    del mundo que inventaron
    los que dejaron de soñar.
    Sueña mi ángel gris
    sobre el diván de un mundo enfermo.
    Solo la verdad
    nos va ha salvar…
    si llega a tiempo. (Es la primer parte de una canción que escribí hace diez años).

    Es increíble Morita, siempre lográs darme la sensación de estar yendo por la senda correcta. Soñar es lo que nos mantiene vivos, porque si soñamos es que estamos vivos
    o sea que la vida, necesita del sueño porque si no hubiera sueño… no habría vida y así infinitamente. Creéme que me costó mucho entender las definiciones del blog de hoy porque, para mí, es inconcebible no vivir en un mundo de sueños. Probé, juro que intenté vivir en ese mundo pesadillesco que mencionás, pero no pude y no lo lamento.
    Es la primera vez que alguien me regala un mundo de sueños y me encanta la idea de poder viajar a otro mundo soñado por alguien tan increíble como vos.
    ¡Gracias AMITÍA!

  11. Joise Morillo dice:

    Querida Nefertiti, 1) Soñar, no es dormir, uno puede y debería soñar despierto en la medida de sus deseos mas profundos, que, conseguidos, os darían un sesgo de felicidad. Ahora bien eso: es ensueño. 2) Vivir con la convicción de que todo lo que deseáis, podría o es alcanzable (felicidad) o soñar dormido -profundamente- acerca de algo que habéis meditado y se aloja en vuestra mente en vuestra psiquis en una especie de meta inconciencia.

    Empero, si al descansar en lecho (dormir), no habéis logrado un completo relax, vuestra mente no se desembaraza completamente de los avatares cotidianos, y sucede que le otorga al cuerpo señales mediante el sistema nervioso, respondiendo el mismo automáticamente. Es como la señal que le envía el control remoto al objeto de un aeromodelismo y/o automodelismo, sin embargo incoherente con la conciencia.

    Cuando vais a dormir debéis pensar sin meditar, en las cosas agradables que habéis logrado, y tratar de desembarazaros de ellas, leer un libro agradable o interesante hasta alcanzar el sueño, el tiempo que vais a dormir no importa, lo importante es relajar vuestro cuerpo y vuestra mente simultáneamente (dormir de verdad).

    os ama

    Joise

  12. Kel Kel dice:

    Los Sueños.-

    Ese vagar de nuestra conciencia cuando el cuerpo duerme, esa libertad que conquista, que aun libre no logra dejar atras a su forma material; esa forma singular de un cuerpo. Un dia me pregunte por qué mis sueños eran tan hermosos - una de esas noches que solo se sueña de verdad -, tan excitantes. Del sexo, el misterio, el amor, la pasion de nuestros rincones aun desconocidos, de ahi proviene esa novela nocturna que nos separa de la logica que nos limita y no nos deja ver mas alla de nuestra narices: Los sueños.

    Mis sueños me permiten vivir mi locura sin ser visto de reojo.

    Mis sueños me hacen un loco apasionado libre por las calles oscuras de una noche estrellada, en uno de los suburbios de mi realidad.

    “Yo tengo un sueño” como dijo Martin Luther king.

    Yo tengo un sueño y Los sueños son mi libertad.

    Kel.

  13. María Celeste Cécere dice:

    Hola Mori, hola a todos… antes que nada: pido disculpas por no poder estar con ustedes todo lo que quisiera, pero a veces ocurre que las tareas cotidianas nos quitan un poco del indispensable tiempo para compartir con los amigos. Aún así, siempre los leo, a pesar de que no alcanzo a darles nada de mis palabras…
    Respecto de los sueños… creo que todo en este Universo es un gran sueño. Los sueños de la Mente Universal son esta increíble y exquisita manifestación; los sueños del hombre, son el arte y la ciencia. Toda la evolución de nuestra maltrecha y contradictoria Humanidad está hecha a base de sueños.
    ¿Quién de ustedes dijo que nada de las cosas que ha concretado tendrían existencia si no hubieran sido soñadas antes?
    Claro, el ensueño maravilloso tiene la extraordinaria capacidad de no tener límites: sueños conmigo como único testigo de lo que fantaseo. Eso es liberador.
    Para Nefertiti: siempre ocurre cuando comienzas a practicar meditación que los planos inferiores de tu mente comienzan a realizar algo que podríamos llamar “limpieza”. Eso lleva a tener sueños con ensueños muy vívidos. No tenía referencia de sonambulismo como consecuencia, pero prometo investigarlo y decirte que averigué. De meditadora a meditadora: ¡bendiciones!
    Y para todos… ¡abrazos!

  14. roberto ibañez dice:

    Hola Mora.
    El tema de los sueños es demaciado extenso yo en lo particular pienso que mientras tengamos equilibrio en nuestras vidas, nuestros sueños seran mas reconfortantes.
    Quisiera mencionar a Deepack Chopra el cual menciona que el jusgar trae demaciada turbulencia a nuestra mente el no jusgar nos trae silincio mental que nos permite escuchar la esencia de nuetro ser. Tambien menciona que una de las leyes fundamentales del exito es DAR sin esperar algo a cambio.
    Al momento de leer tu trabajo revivio mucho que estaba olvidado en mi fue como si despertara el soñador que soy.
    Cariños a todos

    Roberto

  15. Osvaldo Bonini dice:

    De J.L.Borges
    El Sueño

    Si el sueño fuera (como dicen) una
    tregua, un puro reposo de la mente,
    ¿por qué, si te despiertan bruscamente,
    sientes que te han robado una fortuna?

    ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
    nos despoja de un don inconcebible,
    tan íntimo que sólo es traducible
    en un sopor que la vigilia dora

    de sueños, que bien pueden ser reflejos
    truncos de los tesoros de la sombra,
    de un orbe intemporal que no se nombra

    y que el día deforma en sus espejos.
    ¿Quién serás esta noche en el oscuro
    sueño, del otro lado de su muro?

  16. Iván Salazar Urrutia dice:

    Querida y delicada Mora, parece la fuerza de tu pluma no se correponde con la debil fuerza de tus dedos. Cuída tu salud física… mas no sea por el compromiso que has establecido con nuestro amor.
    Esta propuesta es de aquellas que parecen no tener fondo, aunque cada contertulio aporta su claridad a lo insondable. Es para aprender; nunca el blogg perfila su perfil mejor que en estos días.
    Joise, como siempre en la cátedra coloquial. ¡qué síntesis! para los que somos porros.
    Osvaldo y los desbordes de una imaginación unida a tierra por finas sedas de los gusanos de la creación.
    José I y sus campanadas desde los alto de la catedral del hombre llamando a la creación terrenal y sublime, al sueño hecho arte mayor.
    Provifa ¿y los niños? Claro; esa educación de alambre acerado y rígido, esa metodología asesina que nos hace parejitos, como piezas para armar.
    Libélula y su improvisación poética; sueña y es soñada, como una provocación del éxtasis.
    MMR ya inmersa en los sueños, poetiza la dialéctica sueño-despierto, ensoñación-realidad, belleza-brutalidad, libertad-esclavitud. Mientras ella cabalga caballares eróticos, yo deseo desde mi sur que ella navegue y navbegue y nos enseñe su bitácora marinera…
    Nefertiti: no te conozco; pero esa manera desnuda de nadar augura luces y tibiezas en esta lucha por la humanidad de nuestras vidas.
    Soledad: Linfda canción que se lee con uma melodía si la soñamos. Permíteme decirte que todos estamos tratando de entender… y yo cuando escribo esto.
    Kel ¿eres nuevo? ¡o yo soy nuevo para tí? Siento que marcho en tu camino de Libertad.
    María Celeste, honesta hasta que duele. Vean su blogg.
    Roberto Ibañez: decididamente estoy viejo: no te recuerdo. Pero Mora debe estar orgullosa de lo que ha hecho en tí; como en nosotros.
    ¡Los quiero!

  17. maribel adame dice:

    Mora:
    Que hermosa lectura, perdon por la tardansa, sólo esperaba encontrar un momento tranquilo para disfrutarla.

    Alguien me dijo que si queria que mis sueños se hicieran realidad era necesario despesrtar, pero es que a veces es más cómodo seguir soñando y mientas unos despiertan otros siguen soñando….

    Los círculos son infinitos…. que generosa eres!

    abrazos!

  18. Osvaldo Bonini dice:

    Morita querida, a ti es a quien te tiene que importar, a nadie más que a ti de manera especialísima, ese dogma es para que tú te sientas realizada. Y si van más allá, -por ejemplo- el árbol crece y deja caer semillas y se hace un monte, o el libro se convierte en una lectura universal, o tus hijos llegan a ser lo que más sueñan; eso es algo que puedes o no ver. Por eso lo importante está dentro de ti. Tu esperanza eres tú.
    Creo que ahora deberías acreditarte sumas a tus momentos, que ahora todos deben ser para ti. La esperanza es parte de la óptica y la decisión propia. Está en ti, resucita para ti.

    Te saludo con el corazón, con una casa llena de cosas tuyas para ti y con una puerta al mundo para cuando quieras salir a verlo; y que te siga si quiere, si no que agarre para otro lado.

    Mil besos desde mí.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom