Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Asesinatos de todo corazon III

Nos escribe un asiduo colaborador y lector (La lectura, de la descodificación al hábito lector), José Itriago, preguntándose por los hipervínculos “azules” (Azul) que, opina, adornan estas páginas y las convierten casi en poemas herméticos (William Butler Yeats… y Surrealismo y Anarquismo).

Estaba a punto de darles una explicación sobre por qué aparecen tantos links, algunos ni siquiera muy relacionados con mis temas, pero de pronto se me ocurre que sería interesante que ustedes tentaran alguna clave, preferentemente la menos obvia y, claro, la más “surrealista”.

Respecto a la nouvelle (El simbolismo erótico en Aura) escribí en estos días (Días fastos y días nefastos) el tercer y último apartado (Historia de la máquina de escribir), y sucedieron acontecimientos de los cuales el menos “nefasto” (La llave de la Vida y el Éxito) fue que se me rompiera la computadora (La computadora).

Asesinatos de todo corazón III: Capítulo III - Lila

(a Carolina, princesa con incertidumbres)

Antes que nada tengo que advertir a quienes no leyeron anteriormente mis entregas:
que existen dos capítulos previos, publicados en este blog (Asesinatos de todo corazón I y II) El capítulo I lleva por subtítulo “Mara”, el capítulo II se llama “La señora del baño”, y éste, como ven, se subtitula “Lila”. (En las anteriores entregas me parece que olvidé transcribir esos subtítulos).

Lila

Cuando Lila Aragón se dio perfecta cuenta de que María Consuelo Robles -una antigua compañera del secundario, Mara para ella-, la había empezado a visitar tan a menudo no porque hubiera descubierto que ambas tenían “la misma profesión de escritora” o aspiraban a tenerla, sino porque pensaba acometer un relato del cual quería hacerla a ella protagonista, se hizo el propósito de cerrarle la puerta en la nariz, pero en ese momento sonaron el timbre y el teléfono, y atendió el timbre. Mara Robles entró avasallante.

Ahora Lila Aragón hubiera tenido que vengarse de inmediato, según eran sus planes, ya que ante cualquier distracción suya Marita extraía una agenda de su bolso y tomaba atrevidamente notas a su placer. En lugar de eso, Lila atendió el teléfono, que insistía; después preparó té y lo llevó a la sala, donde Mara se había extendido en la chaisse longue.

Lila, mientras servía el té, conversaba cortando las palabras como si se le hubieran olvidado, para no ser ella misma y que Marita no anotara ni tampoco descifrara claramente:
-Lla-moen-rri-quemoti.
Trataba de no comportarse ni siquiera como una figura de segundo orden de una telenovela, aunque tenía la sensación de que estaba creando un personaje más importante todavía que el que había inspirado anteriormente a su amiga, y de que no podía evitarlo.

-Quería decirte -empezó Mara sin intentar el desciframiento del balbuceo de Lila- que tus cuentos eróticos están bastante bien. Claro, no se puede decir que sean muy buenos, pero están bien para el concurso.

Lila pensaba lo contrario; eran buenos, así que por lo tanto estaban mal para el concurso.

-Esa facilidad para contar las sensaciones –Mara cambió súbitamente el matiz de su voz-, la falta de artificios, casi como si conocieras demasiado del tema, o como si una vieja puta de muy buena memoria te los hubiera dictado. No son demasiado buenos. Pero rescato cosas excelentes.

-¿Cuáles?-. La curiosidad de Lila respecto a lo que Mara opinara de ella había menguado mucho, ya que todo se presentaba de dimensiones gigantescas; cada verdad, para concretarse, parecía necesitar ser también increíble, además de verdadera. Por otra parte sospechaba que sus “rescates” estaban relacionados con cuestiones diferentes a las que a ella le interesaban; los tesoros rescatados seguramente no serían de índole literaria -aun cuando para Mara se suponía que éstos deberían ser los de mayor importancia. Pero no; Lila sabía que había un fondo aún más importante para Mara que el literario, pero que, como cada crepúsculo, como la luz de cada crepúsculo no es la misma que la de otro para el ojo, variaba imprecisamente unos centímetros su ángulo de reflexión cada día.
-Rescato cosas excelentes –repitió Mara, agregando-: Sobre ti-. Y se quedó callada un largo rato.
¿Era tal vez un poco de cobardía lo que le impedía seguir tirando de la cuerda y no dar respuesta a una crítica tan insidiosa?
Mara la miró en silencio, hasta que comprendió que su amiga no volvería a preguntar; entonces dijo:
-Cosas excelentes como que no eres una impostora tan grande como creía.
Y a esta frase dio por sentado que la seguiría inexorablemente una pregunta, un gesto inquisitivo, una protesta por parte de Lila. Pero Lila ya se había cebado con los resultados de su parquedad, al menos esta vez, cuando se estaba tratando el caso de los cuentos que por recomendación de Mara había enviado a un concurso. Persistió; no dejó escapar el sonido más ligero de interjección o exclamación.

Fue duro para Mara esperar así, en el mutismo cargado de sus propias, inescrutables pero seguramente terroríficas imágenes, y de los resentimientos de Lila. Finalmente Mara completó su frase repitiendo la última parte para que fuera recordada y no quedara duda alguna:
-No una impostora tan grande como yo creía porque dejas claro en estos relatos tu capacidad de matar…
Lila siguió callada, aunque no seguramente tranquila, porque calculaba que, de la misma manera que Mara había ido entregando sus frases esta mañana, pétalo a pétalo, hasta al final dejar abierta la gran flor, la colorida flor de que ella era capaz de matar, en lo que consistía su revelación de esta jornada, ciertamente esta revelación vendría acompañada de al menos un inicio de explicación, de una breve llamarada que le alumbrara en algo sus pensamientos, para comprender.
Otra vez en el silencio, Lila pensaba en cómo su amiga podía deducir que era capaz de matar del modo literario -al menos a ella le había parecido así, al menos eso era lo que había intentado- en que había transcripto el argumento de, por ejemplo, el cuento “La invicta”. Pero no dijo nada; siguió a la espera de algo que no llegó y que, debería haberlo sabido ya, no llegaría si ella no lo buscaba. Y aun cuando lo buscara y llegara, debía tener en cuenta que las deducciones de Mara provenían de un laboratorio bastante diferente -o de un cerebro bastante diferente- al de casi todos los otros humanos. En ese momento recordó un relato de Borges en el cual se habla de objetos -sillas, mesas, camas- que “prefiguran”, anticipan, por su forma, la existencia de un ser monstruoso, ya que si existe, por ejemplo, una cama en forma de U, se supone esa forma de cuerpo en quien vaya a ocuparla. Y le parecía que con el cerebro de Mara pasaba lo mismo que con el cuerpo del habitante desconocido de esa casa extravagantemente amueblada, siendo los muebles u objetos equiparables a las palabras y frases que salían de su boca.

-¿Por qué dices que a través de “La invicta” comprendes que yo soy capaz de matar, cuando tú redactaste detalle por detalle el argumento de ese cuento? –dijo Lila.
Mara le respondió con una reflexión:
-No pensé que esa sería la primera pregunta al respecto.
-¿Y cuál sería? -se resignó a preguntar Lila, a la espera de otra especulación bizarra.
Pero Mara le contestó sensatamente que había calculado que la pregunta consistiría primero en tratar de indagar por qué le parecía a ella que “no ser tan grande impostora” se acompañaba con la consecuencia de “ser capaz de matar”.
Lila recordó la frase entera salida el día anterior de boca de Mara, aunque de todos modos había ido brotando de a poco: “No es demasiado bueno (el cuento que le había mandado escribir) pero rescato cosas excelentes, como que no eres una impostora tan grande como creía, porque dejas en claro en este cuento que eres capaz de matar…”.
En realidad Lila sí había pensado que era una formidable incoherencia, o inconsistencia; o al menos que era raro que por no ser “impostora” alguien fuese capaz de matar, según la apreciación de Marita, pero ni se le hubiera ocurrido formular esa duda, ya que no era raro que a Mara se le ocurriera; que dedujera una cosa de otra muy lejana o extrajera peras de un olmo o algo así. Y si bien con este tipo de razonamiento sobre su amiga tampoco debería parecerle raro que la considerara capaz de matar, esto era, exclusivamente, lo que le había llamado la atención: que la considerara alguien, inclusive Mara, justo a ella, en condiciones de hacerlo.
-Bueno -dijo Lila por fin-, es cierto que primero me gustaría saber por qué consideras que alguien que no es un impostor (o sea, una persona sincera) es capaz de matar…
-Tú lo has dicho entre paréntesis: porque es sincera, se supone.
Lila dejó pasar toda posible elucubración sobre las sinceridades que llevarían al asesinato, ya que no estaba dispuesta a escucharla filosofar grotescamente, pero sí quería saber algunas cosas. El argumento de aquel cuento era de Mara, ¿por qué ella, Lila, sería la no impostora, la capaz de matar o la sincera? Mara respondió:
-Al decir “no es demasiado bueno”, sobre la escritura de “Tu” cuento, reconozco que quise decir que era bastante bueno… ¿Esta aclaración te ayuda a adivinar entonces los motivos?
Dijo “no”. La estaban envolviendo en una resplandeciente telaraña de plata; los ojos de Mara brillaban, su piel estaba sonrosada. Aunque claro, más allá de la resplandeciente telaraña, entendía que si el hecho de que el cuento que ella había redactado con su argumento le parecía bueno explicaba su ambigua frase, sólo una cosa podía querer decir, y era algo así como “el estilo es el hombre”. Es decir, que su “buena prosa” le había revelado que ella era capaz de imaginar también ese argumento ya que era capaz de redactarlo, y parecía querer decir también que imaginar cabalmente un argumento implicaba ser capaz de realizarlo.
-Pero no… -dijo Lila, porque estaba pensando en voz alta. Después, desesperada por una respuesta, preguntó qué la hacía pensar en ella como una posible homicida. Mara dijo que no lo había pensado así, tan brutalmente, sino como parte de una “esencia de veracidad” que le atribuía ahora:
-No digo -dijo- que vayas a matar, sino sólo que eres capaz de hacerlo como un acto sincero.
Finalmente acordaron, luego de larga charla, que Mara estaba en lo cierto, pero Lila jamás se imaginó la revelación que le esperaba al otro día sólo por haber afirmado “sí, estoy de acuerdo en cierto modo”.

Para que no se extienda demasiado el relato, llegaremos al punto en que Lila, “como quien acuerda con un demente, o como quien acuerda, en realidad, con un patrón”, asegura que convino con Mara en que la existencia del bien y del mal es sólo una cuestión dogmática.
-Sí, ¿quién puede decirnos que hacer el mal es hacer el mal y no el bien para otro modo de ver las cosas -repitió hipnotizada- o para otro dios, o para los extraterrestres?…
Pero también agregó algo de su propia siembra:
-Aunque, en ese caso, la honestidad también sería una cuestión dogmática…
Como todo esto provenía de una larga sesión de filosofía o de sabiduría, en la cual Mara se convertía en la maestra maga, de cualquier modo en hechicera, porque como ya se vio sus palabras y su persona creaban un clima hipnótico en el cual las personas, o al menos Lila, se volvían aquiescentes, Lila empezó a “mirar la realidad de otra manera”, al tiempo que Mara le preguntaba:
-¿A quién matarías si pudieras elegir?
Lila no supo contestar concretamente, ya que en esa virtual respuesta podría poner a varios a los que ya no soportaba, y para desconcertar a Mara contestó que, en realidad, lo verdaderamente valiente, y simbólico de libertad, sería “matar a alguien que nada signifique para uno”.
-Sería bueno para mí que el crimen también resultara conveniente -dijo Mara.
-¿Cómo? -preguntó Lila, ya que todo se estaba gestando alrededor de “el desinterés” que honraría el asesinato que cometería cada una. Claro que para Lila lo suyo seguía siendo un juego que debía jugar con una mujer algo alocada.
-Sería lo correcto, pero no dejo de pensar en un crimen que me sería extremadamente favorable…
Lila se sorprendió una vez más del tono malicioso de Marita. Mara desplegó su sabiduría para ocultar un leve nerviosismo:
-La amistad es una cosa muy profunda. No debemos jugar a ser estos dos patéticos personajes para hablar de ese tema.
-¿Sabés que me llamó Enrique Motti? –dijo como para terminar la conversación Lila. La incertidumbre le había hecho olvidar que no debía de ningún modo retomar el papel de sí misma delante de Marita.
-Ah, Enrique Motti -Mara acomodó su esquelético cuerpo en la chaisse longue-. ¿Quién es Enrique Motti?
-Es mi amigo escritor –contestó Lila-. El que vive en San Lucas, te hablé de él muchas veces. Llamó de la estación de micros, viene en un rato.
-¿Yo no soy escritora, y no quieres acaso ser escritora? ¿Qué es eso de escritor, dicho como si fuera algo distinto?
-Escribió por lo menos veinte libros –afirmó orgullosamente Lila-. A propósito, ¿estás escribiendo?
-No tengo mucho tiempo -Lila se preguntaba por qué perdía entonces tantas tardes volcada en la chaisse longue-. Sí, estoy escribiendo, por supuesto, pero muy lentamente. Yo me lo impongo como disciplina, quiero llegar a hacerlo todo -en la literatura, claro está-. Escribo un cuento policial muy vívido y naturalista.
Lila no advirtió que era el momento preciso y no hizo la pregunta que había guardado durante toda la visita de Mara:”¿Y en cuál de ellos estoy yo?”, que quedó sostenida en el aire, balanceándose, porque se le ocurrió decir:
-Yo escribo por placer, por el placer de leerme -Lila era muy sincera, la frase no era ninguna broma. Mara se paró, fue al baño y su amiga supone que escribió apoyada sobre el vanitory “escribo por placer, por el placer de leerme” en su agenda rosada. Apretó astutamente el botón del inodoro y se lavó las manos. Cuando salió del baño continuó dirigiéndose a Lila:
-¿Pero no habías escrito por un encargo propio para el concurso de erotismo?
-Encargo propio es por placer, no te olvides que apenas empecé el primer cuento ya me había enganchado, es delicioso escribir sobre erotismo –y en ese mismo instante sonó otra vez el timbre, y era Enrique.
Lila sin embargo tuvo tiempo antes de abrirle a Enrique de hacerse un firme propósito: se pondría a escribir las memorias de su amiga -claro, en primera persona-, empezando por los primeros años de esa niña perversa, y las daría a conocer con el nombre de Mara en extenso: María Consuelo Robles. Además de servirle de venganza, en la editorial Tusquet había de vez en cuando concursos de biografías y autobiografías. Claro, si obtenía algún premio debía aliarse con Mara para que ésta lo recibiera. No era una venganza muy violenta, pero de todos modos, aunque no de inmediato sino al otro día, después de que Enrique partió rumbo a San Lucas, Lila escribió -ya poseyendo mayores posibilidades, más que para obtener un premio, para que esas memorias se convirtieran en best seller- los tres primeros capítulos, y estaban narrados desde lo que Lila daba en llamar “una escritura intensa”.

…una mujer que salía -fue lo primero que dijo Enrique Motti-, una ráfaga, algo me pasó cuando la vi, cuando pasó a mi lado se levantó un viento frío, me voló el pelo, se me levantaron las solapas.
Lila le acarició los dos o tres cabellos que tenía y lo besó cálidamente.
-Te voló la cuidada cabellera… ¿no sería Mara? Acaba de salir de aquí…
-Era flaca, con medias de seda morada, labios y pelos morados; creo que, además, grandes ojos morados… tenía las piernas como una muñeca de trapo, como gusanos, el brazo que vi, el de mi lado, era como una gusano…
-…de seda, toda entera. (De Mara se acordaba todo el mundo, de ella no. Y eso que era bastante linda, de facciones regulares y suaves. Cuando chica, elogiaban a su hermano menor: “¡qué hermoso es!”. Casi podía volver a ver las miradas dibujando un arco de su hermano hacia ella y al posarse en su cara, siempre, la sorpresa: “¡oh, pero ella también!”. Siempre entendía que ese “también” quería decir “más”). ¿Te molesta si no hablamos de Mara? -dijo Lila.
-En absoluto -contestó Enrique-. Pero no me la imaginaba así.
-Imaginemos otra cosa. Cantemos -dijo Lila.
-Recemos -replicó Enrique.
-No, hagamos fideo fino.
-Papel picado -dijo Enrique.
-Flores de papel maché -contestó Lila.
-Burbujas.
-Brujas.
-Cadáveres exquisitos.
-Comamos.
-Bebamos.
-Hiel…
-Licuado de gusano.
-Hagamos un tren fantasma.
-Juguemos.
-¿Pero no estamos jugando? -preguntó Enrique-. Besémonos.
-No jugando, siempre es para jugar besar en vos.
-Besémonos sin jugar.
-En serio.
-En serio pero sin realidad.
-En sueños.
-En sueños seriamente.
-En la vigilia de los locos.
-Estamos locos.
-Somos.
-¡Somos!, ¿eh?… -interrumpió él, ya muy cansado-. ¿Vamos a lo de Amanda?
-Yo llevo la carpeta de los cuentos -se entusiasmó por fin Lila.

Amanda Ábalos había nacido y vivido algunos años en una ciudad del interior (”bien interior, no como San Lucas”) y hablaba fluidamente de hadas y fantasmas, cantaba tangos cuando se entonaba y era famosa por sus ojos verdes. Su poesía, constaba en todas las solapas de sus libros, “constituía una de las cumbres más altas del español”. Amanda no creía esto último, sí lo de los ojos y la voz. La voz de la poeta era otro respetado tópico porteño, y ella misma le había escrito un poema en el que la mencionaba junto a tambores y timbales creía recordar Enrique, pero para Lila era mucho más aún. Raspaba, besaba, raspaba besando, acariciando, esa voz. Miraba rompiendo suavemente. No, destrozaban esos ojos, no eran suaves sino grandes ojos de gigantes serpientes verdes, gigantes, verdes. Todo en ella parecía un poco navegar por mares salvajes, por el corazón de las tinieblas.
Lila pasó sin querer a palabras audibles estos últimos comentarios de su pensamiento.
-Me parece que Lila me ve demasiado inocente -dijo con algo de ironía Amanda dirigiéndose a Enrique.
Por los ojos de Enrique -”mojarras” según Amanda Ábalos- pasaron todas esas luces que, junto con los reflejos de los vidrios de los anteojos, conformaban su insular picardía (su familia venía de una isla del sur de Italia):
-¿Te molesta que Lila piense así?
-No -contestó Amanda, ahora distraída en sus recuerdos.
-¿No me echarás entonces con una de tus escobas negras? -alcanzó a decir Lila en el momento en que hizo su aparición la mucama, que preguntaba qué tenía que servirles.
-Café -dijeron Lila y Enrique.
-Sencillito nomás -acotó Amanda, y Enrique, notó Lila, fotografió el instante y lo guardó en su cajita de resentimientos. El enojo lo impulsó a tratar a Amanda sin remilgos. “¿Por qué ’sencillito’?”, pensaba.
-Con Lila fantaseamos contigo… -dijo. Lila se sintió mal y para disimular le quitó a Enrique su sombrero loco; se lo puso.
-¿Qué fantasean? -preguntó Amanda bastante interesada.
-Que te obligamos a…
Lila se mareó, sentía que iba a desmayarse; giraba la casa de Amanda, sus ojos, las paredes con sus máscaras africanas y chinas. En medio del mareo le encasquetó el sombrero loco a Amanda.
-Yo usaba los de alas muy amplias -dijo la poeta.

Cuando volvieron a casa, para cambiarse para ir al cine, Lila atacó a Enrique con la lectura de sus cuentos, pero después de leerle el primero, la sutil crítica de su amigo la desalentó:
-¿Me dijiste que se llama “La invicta”? -preguntó y se contestó él mismo- ¡Qué raro, sería igualmente lógico que se llamara exactamente lo opuesto!
-¿Cómo? -se sobresaltó Lila.
-”La víctima”, y, a propósito, ¿por qué usas siempre el nombre Elena y la palabra “vanitory” cuando escribes? ¿No podrías encontrar otro nombre y decir lavatorio, mesa, no sé… lavabo?
-Aunque sea el nombre de tu amante, me gusta, y respecto a lo otro, es mi vanitory -contestó ambiguamente Lila, que estaba pensando en su extraña asociación de ideas respecto a víctima e invicta. La clase de psicología. Cuarto año del bachillerato. La ¿gestalteorie? El dibujo en el libro: podían verse dos perfiles enfrentados o una copa, según se mirara. No es que siempre uno tuviera la misma mirada, porque a veces apenas abría el libro en esa página veía una copa y a veces dos perfiles.
Enrique tomó El Clarín y, ciegamente, puso el dedo en el nombre de una película debido a que estaba pensando que el azar era un maestro.
Lila no pensaba lo mismo, pero se cambió los zapatos para salir, con obediencia. Se puso unas botas rojas que su amigo solía ponderarle, y un chaleco de cuero repujado, muy duro.
-A Titanic ahora sólo la están dando en el cine de calle Rivadavia -dijo, un poco contrariada- ¿Caminamos o tomamos un taxi?

Cuando estuvieron en casa no comentaron la película, ya que Lila se puso a revisar una gran cantidad de folletos y algunos libros últimamente publicados que le habían dado a Enrique en las editoriales, como anticipado consuelo, a lo mejor.
-Este sobre Bioy, donde lo entrevistan en talleres literarios –dijo Lila- me gustaría leer.
Enrique frunció el ceño con una expresión que Lila conocía. Significaba: “Te digo que tal cosa no sirve, pero es para no tener que dártela, porque me gusta a mí”.
Sentenció seriamente:
-Hay que leer cuentos y novelas, así se aprende a escribir cuentos y novelas –entre los libros que le habían regalado no había ningún volumen de cuentos, ni novelas.
Lila imploró, y Enrique apuntó graciosamente:
-Hasta mañana que me voy tienes tiempo, aunque sea, de hojearlo un poco.

Enrique no era muy generoso en cosas materiales, pero solía ser espléndido en prodigar elogios, o si no, lo que lo hacía todavía de mayor estatura, en juzgar con alguna dureza los escritos que le mostraban sus amigos. Los leía con atención, como si estuviera leyendo un libro de verdad, de aquellos que yacían sobre la mesa o que se erguían en la biblioteca; y se reía, comentaba para sí algunas cosas, y daba el veredicto.

Lila le entregó una fotocopia de sus cuentos eróticos, y ella se llevó para antes de dormir el libro sobre Bioy Casares, que la mantuvo en vela durante muchas horas, hasta que lo cerró y lo puso debajo de la cama, en el fondo, y a la mañana, al levantarse, todavía tiró un poco más de la colcha para cubrirlo bien y que no se pudiera ver en modo alguno, con la esperanza de que Enrique se olvidara de él.
Lo distrajo hábilmente mientras desayunaban.
-Mis cuentos, ¿leíste algunos aparte de “La invicta”? ¿No te parecen un poco como ensayos? Quiero decir, ensayos de escribir, por supuesto; como esbozos de cuentos?
-No los leí anoche porque tenía mucho sueño, mejor leo en casa, tranquilo. Pero eso que decís de los ensayos y los cuentos me hace acordar de una anécdota de Borges –acá hubo una leve vacilación, casi una duda, perceptible tan sólo por alguien tan sutil como Lila.
-¿Cuál? –interrogó ella, que ya la recordaba porque la había leído hacía unas horas, relatada por Bioy, pero que no quería hacer referencia a Bioy de ninguna manera.
-En una conferencia una señora le dijo: “Señor Borges, ¿cuál es la diferencia entre el ensayo y el cuento?” Y Borges contestó que lo que a él lo inquietaba no era eso, sino cuál era el parecido.
Enrique contó sin mayor gracia la anécdota; parecía temerle a algo especial. Lila tuvo miedo de que estuviera hurgando en sus recuerdos más cercanos: algo, quizá, que se había olvidado poner en la valija. Sin embargo no pudo contenerse de contar otra anécdota, ésta del propio Bioy, convenientemente disfrazado de Borges.
-Sí, a Borges le sucedió también siendo jurado de un concurso de ensayos, recibir una cantidad de cuentos pésimos, de poemas pésimos y de novelas asquerosas, y después se dio cuenta de que la gente había mandado sus ensayos, sus intentos de cuentos, de poemas y novelas.
Lo miró a Enrique con terror; demasiado Borges remitía a Bioy Casares, pero Enrique la estaba mirando con más terror aún.
-Conocía la anécdota –dijo él lúgubremente, pero no corrigió que era de Bioy y no de Borges.
Lila estaba pasmada. ¿Por qué tampoco él parecía querer hablar de Bioy? ¿Quería dejarle el libro, como si se lo hubiese olvidado?
Lila se remontó interiormente a otros episodios. Sí, le parecía que Enrique siempre quería regalarle algo sin que se notara. Y esto, tan asombroso, la condujo a la siguiente conclusión, más por dar una explicación extraña a una conducta extraña que siguiendo una lógica:
“Está perdidamente enamorado de mí, y sospecho inclusive que, cuando empiece el año, ya no va a decirme –‘El año pasado estaba enamorado de vos, ahora te lo puedo confesar’.”
Cuando Enrique se fue para alcanzar el micro que partía a San Lucas, dejando dicho algunas cosas, pero apenas, y con la suave promesa de volver en dos meses, Lila corrió a sacar el libro de debajo de la cama y misteriosamente no lo halló. Se preguntó desolada en qué maldito momento Enrique había entrado en su pieza y descubierto el escondite y, además, efectuó la ominosa deducción de que era un libro que Enrique ya tenía, o al menos que había leído hacía poco, porque cómo, si no, iba a retener las dos anécdotas juntas, él, con su mala memoria. No, el ávido Enrique no estaba enamorado de Lila. Y Lila estaba desolada. Mara -aparte de tomarla como protagonista naif de su novela- había afirmado que sus cuentos, si bien estaban bien para el concurso, no eran nada buenos; Enrique no había tenido tiempo de leerlos y, cuando ella anoche dejó el libro de Bioy, había empezado a repasar algunas instrucciones que éste daba sobre cómo escribir una novela, pero la había rendido el sueño.
Recordaba, sin embargo, que decía algo así como que alguien le había enseñado a que empezara con una frase larga, de modo de envolver al lector en una cinta que después no podría desanudar hasta el final (de la novela, o cuento).

(Lila se sentía vagamente inquieta, no sabía qué hacer con una cierta falta de calma que le sobrevino. Entonces, como no lo hacía nunca, encendió el televisor y vio la cara de Mara. Mara parecía posar, la tomaban de perfil, de frente, de cuerpo entero o en primer plano, al descender de coches policiales, subir a otros, salir, entrar y bajar escaleras entre racimos de gente. Lila, como hipnotizada, no pensó más que tonterías, frivolidades del tipo: “¿Pero tiene linda o fea nariz?”. No obstante, un poco más tarde, con horror, intuyó que esa mañana las intenciones de Mara eran “vivir una novela policial”, no tomarla como personaje de uno de sus escritos sino como víctima… Si hasta le pareció haber visto asomar el lacito rosado que decían en la televisión había aparecido en el cuello de la señora del baño, es decir, había sido el arma asesina. Empezó la biografía de Mara, la que publicaría ahora no según sus planes anteriores con el nombre de Mara, María Consuelo Robles, sino bajo el seudónimo de “Mora Torres”. Pero escribió sólo tres capítulos. En el primero se ponía en la piel de Mara, se despertaba una mañana con esos misterios que tenía ella, de ser en sí todas las personas y de incluir todos los misterios. Inclusive en este capítulo la visita a ella, a “Lila”, y la consideraba posible víctima. En el segundo aparecía hablando la víctima verdadera, la señora del baño, según la llamaban los cronistas, la compañera del secundario. ¿Continuaría o no?, se preguntó al anochecer, porque se encontraba desganada y sin fuerzas.)

Envío algo desalentado

Sé que van a opinar que me voy por las ramas en mis relatos.
Y no me voy por las ramas, o en todo caso eso es intencional.
Los detalles, los encuentros, los sucesos paralelos, son los que creo que dan verosimilitud y crean el clima de la narración. Otra cosa que aprendí -en este caso nada menos que de Proust y de Borges-: mezclar personajes que todo el mundo sabe que existen con personajes creados por el autor. Es tan así en Proust que alguna vez, en su bella y extensísima novela, Bergotte, un escritor que representa a Anatole France en En busca del tiempo perdido, conversa con Anatole France…

Muchos besos y abrazos

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

88 respuestas a “Asesinatos de todo corazon III”
  1. yesenia dice:

    m parece muy interesante e indole

  2. yesenia dice:

    m gusto y FELICIDADES

  3. José Itriago dice:

    Estuve observando durante mucho tiempo, demasiado, ese link o hipervínculo que Mora le asoció a “nefasto”: “La llave de la Vida y el Éxito”, con ese puño de Mayúsculas (que obviamente, de igual manera, supongo que debo escribir en mayúscula). Lo cual implica que si a usted le da por desear saber más sobre el significado de lo “nefasto”, debe usted, mi estimado amigo, rebuscar en La llave de la Vida y el Éxito. No es una Yale de esas de pacotilla, sino de las que están hechas de corazones, de tristezas y alegrías, a los cual, para colmo, le añadimos de éxitos y fracasos (si la hubiéramos dejado como llave de la Vida, en mayúsculas, la cosa era más sencilla. Puede ser una Vida simple, como la de un espectador perenne, cuyos éxitos, a lo sumo, serán los de la buena interpretación de los actores que le tocaron, sean éstos su mujer, sus hijos y todo el resto de tan extensa familia, o sus jefes y los jefes de sus jefes, amén. Pero no estoy seguro si la analogía se produce cuando se “cierra” o se “abre” la llave esa de la Vida en mayúsculas y el Éxito, siempre mayúsculo.

    Tengo una piedra que encontré en un campo cercano a mi casa, que es afilada, como un hacha del paleolítico y a la que le he tratado de asignarle una historia digna. No es una de las centenares –o miles, o centenares de miles- de piedras afiladas que se encuentran en la isla Aran, la más grande de las islas de Inishmore, en Irlanda, que por un mero accidente geográfico (si así podemos llamar un viento inclemente capaz de afilar rocas) conforman cercas y muros excelentes, siempre mostrando sus peligrosos colmillos, capaces de espantar hasta a los mosquitos e iridiscentes moscas. En Internet, encontré esta cita:

    “Las piedras afiladas y los huesos de animales desenterrados por los científicos hablan de comportamientos primitivos. La conclusión es que los habitantes de esa zona ya cazaban y comían animales. Las marcas dejadas en los restos de caballos y antílopes muestran que los pobladores desmembraban sus presas, cortaban la carne, y se alimentaban, incluso, de su médula ósea. Lo que los investigadores no pueden afirmar con certeza es si esos cazadores pertenecían al género Garhi. No estamos seguros de que fueran ellos, pero no vimos otros homínidos en esos depósitos. Así que son los candidatos más cercanos, dijo White”

    Y con la mayor naturalidad posible, concluyo que mi piedra afilada, mi feroz piedra, pudo ser nefasta (por el momento, sin las comillas) para los caballos y antílopes que por aquí rondaban, al margen de que los cazadores pertenecieran al género Garhi (intuyo que no les interesa saber que el tal género se refiere al Australopithecus garhi, una especie de homínido cuyos fósiles se descubrieron en 1996 por un grupo de investigadores liderado por el paleontólogo etíope Berhane Asfawen). Se hace evidente aquí que una cosa que es nefasta para unos, puede ser venturosa para otros: lo que fue nefasto para el antílope y toda su prole y demás relacionados, fue muy venturoso para quienes, con mi piedra afilada, lo ejecutaron entre carreras, bufidos, ajos y culebras.

    Seguramente ya empieza a delinearse la analogía. Mi piedra simultáneamente es “nefasta” y es “La llave de la Vida y el Éxito”. Si excluimos a mi piedra de la discusión, sobre todo porque me cuesta trabajo ponerla a la disposición de todos ustedes, podríamos decir que esa asociación que tan intencionalmente nos intercaló Mora, podría implicar que no se puede tener Vida y Éxito si no es a costa de otros, que los peldaños de la escalera de la vida son humanos y que, como consecuencia, no hay que tener tanta grima cuando se les pisa.

    “Imagen horrible”, dirán ustedes, “sólo a un sicópata se le ocurre hablar de peldaños humanos” (y mi casa es de tres pisos), mientras delicadamente pisan al vecino, al amigo y con menos delicadeza, al soldado desconocido y paralelamente, tratan de quitarse del hombro la bota esa, que además de pisar, tiene refuerzos corporativos en los AK107, las fragmentarias y las de cabezas múltiples o racimos, como racimos de uva rojas rojitas. Y mientras medio giran para que la bota no jorungue mucho la llaga del hombro izquierdo (creo que es un venezolanismo), aprietan un poco para ver si pueden subir al escalón No. 23, desde donde se consigue el modelo nuevo de BMW 600X, turboalimentado por los cuatro costados (los españoles lo dicen muy bonito, “be, eme, doble uve” no como dicen los sudacas, que de eso del lenguaje no saben nada).

    Sigo escuchando el Cuarteto No. 15 de Shostakovich, ése que llaman Requiem, mi piedra al frente, amenazadora, y creo que Mora tiene toda la razón. Lila, que quizás siempre fue una espectadora de todo, trató ser actora y no se puede si no se tiene la nefasta llave de la vida y el éxito: hay que pisar, hay que pisar, hay que pisar. No. Mejor papel tiene Mara, presa, retratada de frente, de perfil y hasta por un equipo de resonancia magnética, que fue actora y que lo hizo montándose sobre la pobre infeliz del cine y sobre todo, sobre Lila, escachapada como chapita de refresco en el asfalto. (creo que escachapada es otro venezolanismo, que viene a significar algo así como aplastado, pero por uno mismo). Así que dedico este Requiem, el Opus 144 Bis, a Lila, que vivirá llena de vacío.

  4. jorge dice:

    Jose,
    los sudacas del lenguaje no saben nada. BORGES, CORTAZAR, GELMAN, , TE DIGO MAS?
    LEE, HACE BIEN…..
    JORGE

  5. barbara dice:

    Jorge porke hablas de los sudacas?????

  6. Blanca Estela dice:

    “La niña de la nouvelle de la noche”

    Lila, su atrevido personaje impuesto en la nouvelle diurna, nocturna y de toda hora, nació para brillar, así lo piensa Lilián Celeste Pavón, la actriz que lo interpreta. Hija única de padres que se casó cuando todavía no cumplían 18 años, y criada en medio de una familia de artistas, no cree que las mujeres deban “opacar lo femenino para validarse intelectualmente”.

    Señorita, por favor, ¡mate a esa mujer!

    Esa fue la frase con que una pareja de señoras abordó a Lilián Celeste Pavón mientras hacía sus compras en el supermercado.

    Hace dos meses se le acercaron tímidas y luego de preguntarle si era la niña de la nouvelle “la víctima”, le hicieron la propuesta que la dejó con la sonrisa congelada y sin saber que responder. Incrédula. En su cara se dibujó un gesto raro. Una mezcla de asombro, risa contenida, miedo (como era natural), y vergüenza ajena.

    Y de repente comprendió todo. Las mujeres no le hablaban a ella, Lilián Celeste Pavón, la protagonista. Conversaban con Lila, su personaje en: “La invicta”, que triunfa en todas las editoriales publicadas en Sudamérica Europa y el Oriente, donde Lilian desata pasiones encontradas, y es la única que se revela contra los maltratos de Mara. Por eso ya perdió la cuenta de los numerosos encargos de asesinato contra su infatigable escritora, de brillante trayectoria literaria que ha recibido en este último tiempo los mejores premios. Tampoco puede enumerar los espontáneos aplausos callejeros que se gana después de los capítulos en los que Lila intentó envenenarla o le metió un alacrán en el zapato. Y mucho menos de todos los desconocidos que decepcionados y al borde de las disculpas le dicen que en vivo no se parece a la maligna y desinhibida Lila. Que parece una monja. Que es todo amor. Que es infinitamente dulce…Que ¿Cómo pudo aceptar semejante papel? , mientras otros la elogian por cortesía, y ella lo sabe.

    Lilián cree que cuando alguien logra identificarla como Lila es una buena señal. Una forma de reafirmarse, que está haciendo bien su trabajo y que valió la pena transgredir en el cuento de las letras por un rato, al final es bueno divertirse, disfrazarse, jugar y trabajar.

    Cuando habló con Enrique, que la fue a visitar para adularla más de la cuenta y pedirle que le regalara unos besos, los que sólo ella sabía regalar…
    Sentada en el chaisse longue, con la mirada perdida en su lámpara de Tiffani, habló de sus logros y de cómo estaba disfrutando en el amor y su trabajo. A Enrique lo consideró siempre más que un amigo, un compañero fiel que formaba parte de su equipo.
    “Enrique, nunca pensé que Lila sería tan popular. Especialmente entre las mujeres que dicen sentirse representada con ella porque es sufrida pero luchadora. Es heavy que se identifiquen con una prostituta de principios de siglo, un personaje que es denostado por todos y que tampoco siente mucha culpa por lo que hace”.

    “No es por tirarme al suelo, pero creo que el mérito es del personaje no mío. El papel de Lila estaba tan bien armado, que cualquier actriz habría podido sacarle provecho. Solo agradezco que me tocara a mí. Jamás diría “este personaje era la nada, pero yo lo arreglé”. Mentira. Yo nunca dije: “que tal si hoy en éste capítulo me queman” o “qué pasaría si enveneno a Mara”. Sólo puse mis ganas para que el personaje fuera creíble.”

    “Aterricemos en la realidad, yo no soy la futura diva de la nouvelle, el cine, o el super Best-seller del momento, menos de las teleseries. Y tampoco sueño con serlo”

    A Lilian Celeste Pavón le gusta que la vean con la cara lavada, con su despeinada melena de chasquilla cuadrada y vestida con ropa suelta. Tal como luce esta mañana, mientras sin quitarse sus enormes anteojos oscuros y arropada con un abrigo gris, toma un té en la terraza de una cafetería en Providencia.

    Ojalá, se encuentren todos muy bien, saludos, besos. Os amo

  7. José Itriago dice:

    Si, tienes razón. Debo leer más, que hace bien. Pero conozco a algunos autores Latinoamericanos. Me parece inncesario listarlos, aunque lo estuve haciendo como ejercicio de memoria. Habría que catalogar, primero los Premio Nóbel, después a los Príncepe de Asturia, más adelante a los infinitos premios editoriales y locales y despupés, los que me gustan. Pero ninguno de ellos pronunciaba “dobke uve”, sino “doble ve”. No quise molestarte ni ofenderte con eso de los sudacas, término que detesto, siendo como soy, venezolano. Hay muchas formas de escribir y de decir las cosas, a veces uno lo hace con la vena cínica. Si te molestó o te ofendí, te pido me perdones.
    Entenderás que tampoco estoy de acuerdo con “escalar” sobre los otros, pisando a los demás, pero se hace y se puede escribir sobre el tema usando la excusa de una coincidencia (muy intencional) de Mora.
    No quise siquiera molestarte, ni a ti ni a nadie. Esto de escribir a veces resulata complicado.

  8. Blanca Estela dice:

    José dejaste “escachapada” a mi pobre Lila, ya verás. aquí se dice: ” la hicimos pebre”,je-je- cariños, espero la historia de la piedra filosofal.

  9. Celestino dice:

    Mara…Perdon…Mora, mi adorable Morita,
    Desganado y sin fuerza…me dejaste.
    y dentro del filigrama fino que tejiste,
    se me perdio la punta o la puntada,
    donde a Amanda apareciste…
    Pecata minuta…
    Pero el milagro sigue adelante,
    y este Olmo viejo,
    con las tres neuronas que le quedan,
    Peras esta’ dando.
    Te sigo leyendo en retrospectiva
    y cada vez me sorprendes mas.

    Agradesco tu AMOR,
    y tu Entrega…MAESTRA.

  10. Osvaldo dice:

    ¡Guau!
    ¡Glup!

    No me llegó el post de monografías. Revisen chicos…gracias.

    Morita:
    Voy a leer todo completo nuevamente, pero así, así, como que me dejó la sensación de estar volando en el abismo y mi cuerpo desarmándose a pedazos. Creo que tiene que ver con las tramas y las historias que se conectan y me marean. También me dejó como un saborcito amargo por la falta de realización que dejan entrever los personajes, con excepción quizás de Mara (o Mora) quien ¡realmente asesina! y logra lo que busca…aunque, no sé…lo releeré mejor y lo disfrutaré.
    Eres increíble ¡me encantó! ¡me fascinó!

    Jorge I: si, creo que el mejor papel lo tiene Mara por ser la más personal. Con respecto a la piedrita afilada, es una muy buena analogía. “Filosofal” como dice Blanca.

    Blanca: muy bien por “tu” Lila, además he sido muy descortés al no comentar las sensaciones que dejó en mí tu relato del blog anterior. Pero, si no te enojas, lo postergo ya que deseo dedicarme a disfrutar esta novela de Mora, y te puedo anticipar que buscaré la manera de agarrarla a besos por la pantalla.

    Saludos a todos.

  11. Andrea Bello dice:

    me encantan las lecturas de Asesinatos de todo corazon espero que siguan publicando archivos asi de buenos como estos

  12. joise dice:

    Mora, Syringa vulgaris, una planta de color rosado a violeta, es muy elegante, y literalmente fuerte y bella, eso podría ser el garbo del personaje de vuestra abstracta entrega, Lila, tal como se llama la planta vulgarmente. Ahora bien su ámbito se desenvuelve entre algo como: paranoia, hipocondría o neurosis. Sin embargo con esto, quisiera manifestaros que: “no hay mal que por bien no venga… lo que pasa termina siendo siempre lo mejor” ella flotaba en una ilusión; escribir, y, que sus obras fueran buenas, para esto utilizaba la autodidaxia – el hecho de leerse a Bioy le delata como interesada en lo prolijo ante la aspiración artística- , no obstante su forma de comportase con ella misma la perturbaba al punto de parecer muy celosa profesionalmente.
    Tomando lo anterior como punto de análisis nos encontramos con un ataque de insatisfacción de muchas índoles, incluyendo su forma de escribir y concebir sus amistades, como ejemplo tenemos tildar de bruja a Amanda y de paparassi a Mara , simplemente por el hecho de que aunque era más bellas que ambas no lograba llamar la atención de los demás durante su adolescencia escolar, honestamente peca de narcisista frustrada.
    Por lo demás su propia insatisfacción la descompone a tal punto de que si se instala en una de filosofía, como afirma Mora se dará cuenta que si hay cosas que les gustan a unos, esa misma cosa no necesariamente va a gustarle a otros, con eso nos enfrentamos a un nihilista consumado, dionisiaco, y difícil pero que ilustremente definió que las cosas Van Mas allá del bien y del mal (Nietszche), de tal modo que: lo que debe hacer Lila es: escribir, crear desarrollar su ingenio, y os lo puedo afirmar, su más precaria obra será leída aunque sea para criticar el mas paupérrimo de los adefesios, o la más ilustre de las acepciones literarias - perdonen que nombre un ejemplo personal- a mi particularmente no me interesa la obra de J.K. Rowling pero a quien de los millones de personas que se desviven por sus libros le interesa tal desprecio.
    Si mi querida Mora tu cuento es interesantísimo, y si hay muchas personas que quieren escribir y se acercan a sus “vecinos” para escudriñarles la vida te y escribir acerca de eso, incluso crónicas en la prensa y cuanta escena de la vida real se les atraviese.
    Actualmente estamos travesando, - José I, lo define de forma abstracta muy bien en su entrega- en nuestro lar por una muy buena escena evidente de totalitarismo encubierto con un discurso demagógico inspirado en la utopía marxi –engeliana, muy apropiada para inspirar también a Hanna Arendt en el caso de que volviera a nacer, o también a Carlo Altini en el caso que no se hubiera inspirado en Maquiavelo, Hobbes o Spinoza como fabricantes de soberanías pero no platónicas sino déspotas y poco freudianas. Menos humanistas tomando en cuenta el autoestima contra la holgazanería natural de unos y de otros, sendos seres humanos. O mas bien Humanos demasiados humanos.

    ¿O sera que: Lila esta enamorada de todos y de todas? ¡ay!

    Los amo a todos
    ¡Ciao!

  13. Martha dice:

    Asesinatos de todo corazón, Mora, Mora, tu relato me parecio una queja de frustración, te lo dije los que te leemos somos tu jurado y estamos extasiados de la forma como mueves las letras, como nos haces sentir,… como disfrutamos miercoles a miercoles tus embrollos. ¿A quien debieramos matar?… valla si yo ni a una mosca puedo matar…. quizas tu lo pensaste a la injusticia, injusticia que no te reconocieran tan buen trabajo, pero hay peores injusticias en la vida…..
    JOise que bien describes a Mora y a Lila, ….Mara y Mora que confusión,… pero que perverso se escribe y la convicta y la victima, el ser y no ser, lo bueno y lo malo.
    Como en mi tierra Toluca la Bella es fascinante entrar al cosmovitral y ver la obra del gran Muralista Leopoldo Flores, la lucha del bien y el mal, ojalá y los que vivan cerca se den una escapada y lo visiten y admiren esa lucha frecuente del ser humano sobre el bien y el mal. y cuando hablas de aquella flaca, con medias de seda morada, labios y pelos morados; me imagine a aquella que vi en los portales hace unas semanas, era la catrina, reproducida para la feria del alfeñique que se levanta año a año cerca de las fiestas de inicios de noviembre, la esperada fiesta de muertos, con esos grandes ojos morados…a veces de dulce a veces de lentejuela o papel metalizado.
    Y esos gusanos crei visualizar los gusanos que llevan dentro los ricos licores de mandarina llamados los moscos con un gran gusano de maguey, a que delicia…
    -quien no ha tenido un hermano o hermana que nuestros padres elogian más y claro que molesta y más cuando tu crees que has hecho más que los demas y con un simple coqueteo mejores méritos le dan, cosquilleo del celos… que importa a veces hay que ser autocomplaciente ¿Te molesta? no en absoluto de no ser porque nuestros padres lo hacen mas evidente, mera casualidad.
    –Papel picado -de papel china adornan tambien los diferentes puestos de dulces regionales, charamuscas, calacas de azúcar, chocolate y alegria, si que alegria y manera de festejar a la muerte en mi tierra, muchas flores y cempazuchitl de color amarillo vivo. -Brujas? una que otra que dicen bajan del cerro de la Teresona, y aquellas que no alcanzaron a peinarse.
    -Cadáveres exquisitos.
    -Comamos.
    -Bebamos.
    -Hielo, si ahorita en mi tierra amanecemos con temperaturas de hielo, hoy mismo amanecimos con -5°C o sease 5 grados bajo cero…y todos titiritabamos de frio, y mas frio y viene otro frente frio, (se me antojaba abrazar y apretar a mi profe y quitarme el frio)…
    -En serio pero sin realidad.
    -En sueños.
    -En sueños seriamente.
    -En la vigilia de los locos.
    -Estamos locos.
    -Vaya que si estamos locos y aqui te estamos leyendo,…. a mi me gusta leerte, pues cada una de tus frases hacen que mi imaginación vuele, bendita imaginación y yo enamorada, enamorada de la vida enamorada del profesor, que ironia… de la admiración …. loquera se volvió y Lila,… me hizo recordar que tengo como segundo nombre Lilia y hoy quisiera besar como Lila a Enrique, a mi profe,… solo que….. ocupado estaba y lleva sortija, …..que confusión, cuando tratas de equilibrar el bien del mal, de lo congruente e incongruente, ¿quien de ustedes lo dijo hace unos dias? …. “la moral es una carga dura de llevar, son siglos de adoctrinamiento sobre lo bueno y lo malo, lo licito y lo ilícito” a pero quien te puede prohibir esta grandiosa LIBERTAD DE SOÑAR E IMAGINAR, de dejar salir esos pensamientos y que don tan maravilloso tienen de dejarse expresar en la tecleada de sus PC para que los leamos, y tu Mora que te hiciste del rogar, al hacernos esperar unos días más.
    Mágica espera, pero mas maravilloso que todos y cada uno de los que se expresan en este blog han de tener algo de locos, poetas filosofos o …que sé yo …. pero como me mueve, al leerlos
    y unos más locos trasnochadores
    ¿Que no duermen?
    SALUDOS A TODOS,
    atras de la pantalla….
    Mora, Felicidades…..
    despiertas todos mis sentidos,… mira que la Lila y al Enrique besarse,… mientras Mara esperando que sus escritos fueran reconocidos.
    Ya te los reconocemos y mucho,
    Mi mayor reconocimiento a Mora Torres y soy como la 13 en menos de 24 horas y eso que hay muchos que te leen y no contestan…. como lo hacia yo antes.
    Muchos muchos temas sacas de cada uno de tus escritos, quien pudiera plasmar las letras que te dicta la imaginación.

    mil saludos a tod@s.. sigan siendo loc@s para leerl@s y sentirl@s

  14. Martha dice:

    Osvaldo:
    En el blog anterior conteste tu ¿pregunta? y cuando escribiste que mejor te comias un gusanito, aqui si nos comemos los gusanitos … pero del maguey…. vienen en vistosos y ricos licores de mandarina que venden en los portales en el centro de mi ciudad, le llaman licor de mosquito, lastima que vengan en envase de vidrio, si no a que te lo mandaba por paqueteria hasta donde estes, ademas no se que tan complicado sea mandar licores, lo ignoro. pero a tu salud me tomo un traguito y me como al gusanito…..ja ja ja…
    ops….es un poco fuertecito…mejor en navidad me tomo otro traguito. y a la salud de todos los que estan leyendo, y sigan escribiendo para recrearnos la imaginación….

  15. María Celeste dice:

    Hola a todos… holas especiales a Martha. Me encanta tu magnífica manera de saludar la vida, tomándote un traguito de licor de mandarina y mordisqueando el gusanito de maguey… tu pueblo es maravilloso, si, en verdad… le tengo mucho aprecio.
    Aprecio que me parece no disfrutaban mucho las protagonistas de los “Asesinatos”… ¿no? Eran tres mujeres insomnes en medio de unas atroces soledades, unas víctimas de una sociedad que está acostumbrada al “te uso y te descarto”, la escalera construida de carne de José… como si las personas fuéramos fantasmas de papelitos de colores…
    Mara… ¡pobre Mara! Encerrada en su departamento, jugando ritos morados para sentirse existente, con sólo un gato como interlocutor… ¿no la recuerdan mirando alucinada los fantasmas del Palacio de Aguas, recluyéndose en la cocina para no ver hacia fuera? ¿No podemos ver que su angustia es larga, atroz, que se viste de cinismo y entereza para alejar la mente de la orfandad, una tía distante a pesar de hacerse cargo, una niñera más loca que ella y un colegio de monjas donde no la quieren ni la aceptan?
    Y “ella”… la pobre señora del baño. ¿Han tomado en cuenta que la hemos considerado tan insignificante que ni siquiera sabemos su nombre? Insignificante y anónima, trascurriendo su vida entre los chicos, la casa, las compras, los rezos… la nada. Anulada antes de existir.
    Y Lila… Lila tratando de ser a través de lo que escribe. Buscando, hurgando en sí misma y en sus alrededores para ser. Como cuando escribió la carta-cuento… menos mal que ahí también estaba Enrique para rescatarla. Enrique, el salvavidas anti-naufragios… el amor que ni siquiera se atreve a pensar que le tiene. La admiración por ser el hito que desea alcanzar… Lila es la voz de esta historia, la que penetra y comprende… aunque nadie la comprenda.
    ¿No tenemos todos algo de Mara, de la señora, de Lila? ¿No estamos todos alienados, olvidados, heridos, acongojados, confundidos, tratando de resucitar?
    Bueno.. a comernos nuestros propios gusanitos, para que los huesos queden limpios y arranquemos de nuevo, con más sabiduría y menos dolores.
    Gracias Mora, hechicera, por la trilogía… ¡abrazos a todos!

  16. Osvaldo dice:

    Martha, Mª Celeste, Joise, José I (disculpas por cambiarte el nombre)…¡dejen algo para decir! ¡muy bueno! ¡muy bueno!

  17. oscar dice:

    hola estimada escritora. te quiero preguntar algo y si tienes una palabara para tu respuesta sera de gran provecho para la vida.

    ¿cual es tu objetivo y aporte en la vida tras tus escritos?

  18. José Itriago dice:

    Hay personas que se les pasa la vida esperando para vivir. Nunca entendieron que la señal es difusa y no como un timbre de fin de clases en el colegio.

    Volviendo a la trilogía, ciertamente María Celeste tiene razón (siempre tiene razón) cuando nos da a entender que hemos visto (en realidad, he visto) la trilogía como noticia de prensa. Quizás me incliné más a la espera del desenlace que a la narración de los personajes. Esto me pasa con frecuencia. Cuando leí por primera vez “Cien años de soledad” del Gabo, evidentemente lo disfruté, pero estaba pendiente de la trama. Después, cuando la REA editó una versión excelente, rica en comentarios y vocabularios, releí la obra. Como conocía el desenlace, tuve la libertad de concentrarme en el lenguaje y allí fue cuando descubrí lo grande de la obra, no lo original del argumento, sino el perfil de cada personaje y la riqueza descriptiva de lo fantástico. Con la poesía es más fácil: no se espera un desarrollo argumental.

    Lo primero que tenemos que hacer es “incorporar” a Lila, Mara y la “señora del baño” (hubiera sido más elegante para la biografía de esta anónima que el sacrificio se hubiera realizado en una iglesia, o en un monumento) dentro del círculo de nuestras amistades personales. Inventarles anécdotas que ni Mora conozca o imagine, conversar con ellas de temas triviales (los temas transcendentales obligan a posturas inteligentes que enmascaran a la persona real –si quieres conocer a alguien, háblale de cocina, de muebles, de zapatos-) Una vez que las tres fueran amigas nuestras y nos sintiéramos inclinados hacia ellas en diferentes grados de afinidad, tendríamos una perspectiva afectiva (aun cuando no objetiva) para juzgar sus actos, como personas y no como noticias.

    ¿Es Mara simplemente una débil mental urgida de la atención de Lila, que en un acto de desesperación sexual se hizo asesina?. ¿La “señora del baño” (que pudo ser la “señora de la Catedral”) aceptó jugar el papel de la víctima propiciatoria ofrecida al Señor de la Sociedad para escaparse de la soledad que se hizo de su casa y su familia, sin sal y sin pimienta, o tal vez porque entendió que tales condimentos eran parte de su responsabilidad y no podía afrontar el esfuerzo que se le exigía, o sea, muerta por flojera? y Lila, ¿era Mara su razón de ser y ella la de Mara y tal dependencia mutua fue la causa de sus aberraciones, que le llevaron a dejarse matar por unas mariposas rojas?
    ¿Pero no les parece que tanta sensatez es ajena a este grupo, dado a soltar amarras mentales, donde se habla de los Cor con tal naturalidad que hasta nuestro tan estimado Joise se consideró obligado a acotar con su sensatez de siempre, que las leyes de la física no han perdido su imperio? . Y hablando de sensatez ¿dónde está JorgeV? y ¿qué estará pensando mi afilada piedra de todo esto que decimos, ella que ve impávida en la pantalla de mi ordenador (no computadora, como dicen los sudacas) cómo cambiamos de opinión a cada instante, por aquello de que sólo seré libre cuando me pueda contradecir sin vergüenza alguna?

  19. José Itriago dice:

    Corrijo: Lila no se dejó matar por unas mariposas rojas, ni siquiera azules, que son las más bellas. Fue la “señora del baño” (que pudo ser “la señora del obelisco”). La aberración de Lila fue la dependencia mental hacia Mara, que no es tan aberración, sino más bien un síntoma, apenas criticable en estos tiempos, de debilidad frente a una personalidad mucho más fuerte que ella. Así que dadas las consecuencias de las mariposas rojas del texto anterior en la ya mentada “señora del baño”, las fumigo.

  20. Blanca Estela dice:

    Martha: ¡Bienvenida! Aunque ya formabas parte tras bambalinas quizás por cuanto tiempo, sólo observando y pensando… ¡Qué locos que están!, y yo también que lo estoy, ¿por qué no escribo?, pues déjame decirte que lo haces muy bien de maravillas, te felicito, me encantó.

    Ma. Celeste, amiga, te extrañé, muy buena tu apología sobre la nouvelle tripartita, ¿ qué sabes de Socorro?

    Jorgev, ¿dónde estas?

  21. Blanca Estela dice:

    José I.

    Al final, ¿quién mata a quién?

    “¿Es Mara simplemente una débil mental urgida de la atención de Lila, que en un acto de desesperación sexual se hizo asesina?”.

    ¡Buenísimo!

  22. joise dice:

    Si Maria celeste y Jose, definitivamente la candida Lila se podria comparar con Leibniz, quien decia que la tierra es el mejor de los mundos, todo porque sus mente aun cuando era filosofo no tenia la malicia tan exacervada como la tenia Voltaire, ademas porque no conocia otras esferas de la ciencia y por supuesto es el unico mundo que conocia, parece ambiguo pero dentro de la desconfianza de Lila hay una ingenuidad latente, en ella, no se superan las ansias de ser mejor sin entrar en la prudencia sin sentido (aparente), todos dado a que “para ella” quiene la rodean deben pensar que dentro de esa belleza no puede haber una mente ilustre, eso es lo que se ha autovendido, por ello no quiere aparecer ante Enrique como imcapas de armar una narracion, una historia que aguijonee los espiritus de quienes han de fomentar la atencion hacia ella, La critica.

    Si María celeste y José, definitivamente la cándida Lila se podría comparar con Leibniz, quien decía que la tierra es el mejor de los mundos, todo porque sus mente aun cuando era filosofo no tenía la malicia tan exacerbada como la tenia Voltaire, además porque no conocía otras esferas de la ciencia y por supuesto es el único mundo que conocía, parece ambiguo pero dentro de la desconfianza de Lila hay una ingenuidad latente, en ella, no se superan las ansias de ser mejor sin entrar en la prudencia sin sentido (aparente), todos dado a que “para ella” quienes la rodean deben pensar que dentro de esa belleza no puede haber una mente ilustre, eso es lo que se ha auto vendido, por ello no quiere aparecer ante Enrique como incapaz de armar una narración, una historia que aguijonee los espíritus de quienes han de fomentar la atención hacia ella, La crítica.

    Si mi querido José, tenéis razón, la poesía es como lo he dicho siempre; “la forma más estética de manifestar los sentimientos y las acepciones del espíritu acerca del acontecer del mundo que nos rodea”. Ella os lo dice todo sin rodeo, aunque con una belleza del lenguaje que impresiona, igualmente alma de la obra. A mí me paso lo mismo con la mencionada obra de García Márquez, ella refleja le crudeza de la ignorancia con un realismo enteramente impresionante (mágico) a tal punto que parece ficción, de tal modo que; quien lo lee sin atención al problema real que se manifiesta, simplemente se divierte como un cuento jocoso.

    Con esto seguimos con lo proverbial “las cosas son del color del cristal con que se miren”

    “Las mariposas pueden matar de un infarto, pero, a las chicas enamoradas sin correspondencia y con morbo de cardiopatías”

    ¡Ciao!

    los amo.

  23. joise dice:

    Del prime parrafo, perdonadme, lo primero es el borrador, lo segundo es lo corregido.

    ¡ciao!

  24. Nancy Ruth dice:

    Hoooola muy interesantes los dos primeros cuentos: la primera y segunda parte, me dejaron con ansias de esperar el tercero, pero hoy al leerlo no me gustó mucho en realidad casi nada…. pienso que debería darle un final interesante.
    Siga adelante.

  25. Ir Mäs Alla dice:

    lo mas exitante es que la persona mas querida te de un aliento y una caricia en la espalda, y te diga que te quiere!!!!

    la amistad tiene tantos matices como colores y realidades…

    saludos a todos…y socorro donde esta?

  26. María Celeste dice:

    Blanchette… ¡hola amiga! Te cuento que de Socorro no sé nada… no tengo su mail así que no nos hemos escrito personalmente. De Jorge su último contacto data de octubre. Voy a escribirle hoy mismo, lo prometo.
    Como estoy apuradita… sólo les dejo un regalo. Un poema de Mario Benedetti, que hace poesía con ese mismo naturalismo mágico con que el gran Gabo hace prosa:

    Si Dios fuera una mujer

    ¿Y si Dios fuera mujer?
    pregunta Juan sin inmutarse,
    vaya, vaya si Dios fuera mujer
    es posible que agnósticos y ateos
    no dijéramos no con la cabeza
    y dijéramos sí con las entrañas.
    Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
    para besar sus pies no de bronce,
    su pubis no de piedra,
    sus pechos no de mármol,
    sus labios no de yeso.
    Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
    para arrancarla de su lontananza
    y no habría que jurar
    hasta que la muerte nos separe
    ya que sería inmortal por antonomasia
    y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
    nos contagiaría su inmortalidad.
    Si Dios fuera mujer no se instalaría
    lejana en el reino de los cielos,
    sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
    con sus brazos no cerrados,
    su rosa no de plástico
    y su amor no de ángeles.
    Ay Dios mío, Dios mío
    si hasta siempre y desde siempre
    fueras una mujer
    qué lindo escándalo sería,
    qué venturosa, espléndida, imposible,
    prodigiosa blasfemia.

    Hasta luego… ¡y abrazos!

  27. Enrique Arce dice:

    En este entrevesado de palabras artificiosas, me deja, en especial a mí, en un desconcierto donde los personajes arguyen sus juegos psicológicos, sin permitirle al espíritu que surja valientemente y ponga su calidez y amor en este simulado conflicto humano.

  28. Analia dice:

    Hola!
    La 1º opinión que me genera es aburrido. Perdón, pero soy sincera.
    Me recuerda mucho a Dostoievsky, la mayor parte de la historia transcurre en los pensamientos de los personajes.
    Igual Asesinatos II me gusto mucho mas que este.
    Saludos.

  29. LESLY dice:

    ENVERDAD ME PAREDE BASTANTE CEUDONIMO DIGO QUE SOLO ES UN GRUPO DE FRACES SIN CENTIDO, Y ESO QUE HE LEHIDO HISTORIAS BASTANTE ABURRIDAS PERO ESTA ES MAS QUE ABURRIDA ES INCOMPRENSIBLE REALMENTE DEBES AGREGAR MAS EXITACION EN TUS RELATOS HACER QUE EL LECTOR SE INUNDE DE SENTIMIENTOS FRACES ELEGANTES PERO CON UN TOQUE DE POESIA LLEVAS TU HISTORIA A UN CIRCULO VIVIOSO QUE NO CONLLEVA A UN CAMINO RECORRIDO POR TUS ACTORES. CUANDO ESCRIBAS VIVE CADA PAPEL DE TU HISTORIA Y ENTENDERAS QUE LO QUE DIGO SOLO ES QUE NECESITAS MAS PACION EN TUS RELATOS

    ALGO COMO LA MUERTE BAJO EL OLMO.
    LA ESCRITORA FORMO ESA HISTORIA CON TANTA PASION QUE SE QUE PUEDES LOGRAR INCLUSO ALGO MEJOR QUE ELLA, SE QUE ERES CAPAZ SOLO NECESITAS ENCONTRARTE A TI MISMA.
    O ACASO NO TE HES PREGUNTADO QUE QUIERES SER ANTE LOS OJOS DE LOS LECTORES

  30. Fabu dice:

    Mora

    -¿Que sentirá ahora, despues del hecho?

    Que quizás la marioneta escrita en su cuerpo, quede guardada por un tiempo, en el cuartito o en su placard. Ni quizás olvidada para siempre o si. O será que…, quizas los hilos…, la estructura…, el tiempo…, el tinte morado…, las mariposas…, el cielooo!!! - ..Y esos dedos!!! -Creo que la veo caminar de nuevo…

    Mora, que placer!!

  31. joise dice:

    Le llamareis Líder

    Habéis perturbado sus dilemas, aun así
    No recuerdo que os haya odiado, y, en su alma se destila osadía
    De las formas de los cuentos de haberos expresado
    Y los otros, ¡que se hartan de alegría!

    Omitidle si, pero, las mieses se criban de hambre
    Mientras los dueños se llenan la barriga, la miseria será siempre pobre
    La opulencia con bandera o sin ella, con color o sin él, blandeara arriba
    Y vos y el, con náuseas por el olor a guerra, y la paz, que muere y mendiga

    No os ama paideia pues le enseñasteis demagogia
    Os olvidara y enseñara a sus hijos amar la prudencia pero más a Sofía
    Habiendo sabido de ella, lacerara la maldad, el engaño, la hipocresía
    Mañana cuando muera, su infierno será alegría

    Ha enseñado a mi hermano hacer pan
    No a ponerle en la boca comida
    No pondrá en vuestras manos el dinero, os enseñara a ganar la vida
    Con labor, compartiendo vuestros días, el rencor y las penas que se van

    ¡Ah! Me olvidaba, no pondrá una granada en tu mano
    Fomentando el odio a la metralla ganara su mejor partida.

    os amo

    ¡Ciao!

  32. José Itriago dice:

    ¡Por la mismísima piedra filosofal, que corta y desguaza, Joise!
    ¡¡¡Muy bueno!!!!

  33. celeste dice:

    diablos!……..
    jejej no se siquiera por donde comenzar…tanto que decir!
    bueno, despues de pasar una semana ahogada en la infinidad de “problemas” que aquejan mi mente (y digo problemas porque en realidad son solo juegos sucios y traves que me impongo yo misma);
    despues de haber comido y comido (que manera de celebrar un cumpleaños!, el de mi fantastica y mas amada madre!=) y de haberme despedido como cuatro veces de mis familiares (que como dan lata, pero como me divierten!, me regañana, me hacen reir y me nutren, fortalecen acompañan, instruyen y tantas cosas mas =), y por ultimo, haber leido unas cuantas veces a cada uno de ustedes e podido colocar los dedos sobre el teclado, y vaya que moria de ganas de hacerlo! (jajaja morir!!!)…

    querida MORA: la verdad es que la ultima parte de el cuento que e leido me a causado una infinidad de senzaciones, de las cuales todos aqui en el blog ya han ablado y con quienes concuerdo en opinion; e de decirte que me e identificado (como casi siempre) con cada uno de tus personajes, tanto que hasta e llegado a pensar que son uno mismo, o como bien dijeron por haya arriba en otro comentario, es que cada uno de nosotros llevamos dentro un poco de cada personaje. e de decirte que me exaltaste con esa conversación “sin sentido” entre ENRIQUE y LILA, y casi lloro al recordar que esa era la manera de comunicarme con mi “GRAN AMIGO QUETZALLI”, aunque tal vez, la mayor parte del tiempo no necesitaramos de palabras para entendernos o para hacernos complices, o para decirnos TE QUIERO, o para ABRAZARNOS, y aqui es donde la imagen de MARTHA (que grande eres MARTHA!), viene a mi cabeza; me encanto leerte!,que manera de describir al AMOR!, que manera tan exquisita de describir tan solo una parte de nuestra cultura, de nuestro pais! =); e de confesarte que me siento intimamente ligada a ti, tan conectada, tan identificada =), que ahora que lo pienso, y que lo siento, todos de alguna manera lo estamos, ligados y conectados, mas haya de lo fisicamente visible y tangible, y me hace pensar que tal vez y solo talvez en antaño nos conosimos en otras vidas y quisa en otras dimenciones, espacios….por ejemplo con JI (osease =) JOSE ITRIAGO, que por cireto me encanta esa convinación entre nombre y apeido, jejej poco comun jajaja y te hace sonar aun mas interesante!), que para comenzar, me encanta tumanera de ejemplificar, de filosofar, de explicar tal vez los porque de algo, de alguien, y esa particular historia de tu piedra!!!!!! para comenzar, que e descubierto que tengo una afición hacia aquellas cosas que hablan de culturas lejanas, a quienes puedo alcanzar al meter mi cabeza en un libro de historia, que e de contarte que me han regalado una colección de piedras de la cultura maya!, sabes lo que eso significa para mi!, definitivamente el dia que tuve en mis manos esas piedras ha sido uno de los dias mas felices de mi vida!, que padre (osea que agradble o divertido y como dicen los compas chilangos, osea las personas oriundas del DISTRITO FEDERAL, MEXICO jajajaja “chido”) que te hayas encontrado con una piedra, lo cual me recuerda a la importancia del AZAR en nuestras vidas (ENRIQUE), ahora se que puedo compartir mucho mas con todos ustedes! y que emocion!, que exquisitura!!!, y no puedo evitar sonreir =)
    graxias JI por regalarnos y por regalarme (porque asi lo siento cuando te leo) esa manera tan especial de escribir! y de esplicarme el mundo!
    y le doi las gracias a todos los que forman y formamos parte de este blog! porque gracias a su tiempo, e aprendido infinidad de cosas!, matematicas, fisca, literatura, politica, etc etc y lo mas importante “VIDA”, que ven? ya hasta escribo entre parentesis! jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja ¬¬ que por cierto creo que la intencion de MOra al agregar esos parentesis azulitos (que tanto me fastidiaban al principio), es la de instruirnos, jeje y lo digo poruqe una vez di clikc en uno de ellos y me transporto a una pagina donde ablaban, de algo que ya no me acuerdo jajajajaajajaj pero que me sorprendio conocer =D…a ya recuerdo! creo que hablaban de computadoras si, y tambien aprendi un termino nuevo del cual tampoco me acuerdo jajajajaj no´puede ser! imaginense cuando tenga 80 años! jajajajajaja que ahora que lo pienzo las personas de esa edad suelen estar mas cuerdas que las de menor edad =) BENDITA EXPERIENCIA!, en fin; gracias MOra, MORITA, por tu paciencia, por tu dedicación, y retomando “mi critica” que pertenece al tipo de critica constructiva (y aclaro esto porque ultimamente me e enfrentado a criticas destructivas que no tiene fundamento alguno!), e de mencionar que me parece que la historia te atraviesa por toda la inifnidad de emociones que una buena historia te hace experimentar, espectativa, temor, angustia, risa, emoción, un poco de “aburrimiento” (y digo “aburriemiento”, porque no se como llamar a esa sensacion que sientes cunado no sabes que mas hacer con algo =D), para volver a la espectativa y la emoción… en lo particular me encanto, me divirtio y hara que yo duerma de una manera exquisita; concuerdo con LESLY, sobre que debes encontrate a ti misma, porque es curiosos pero esta vez te senti un poco ausente o mas biuen distante (porque? la verdad es ue no se por que? =), aunque tal vez, solo sea imaginación mia, a pesar de que todos tenemos la obligación de encontrarnos a nosotros mismos!, para ser mejores personas y para poder hacer algo con el poder infinito que abundan en nuestras manos y con nosotros mismos y hacer de este mundo un mundo mejor, mas limpio, mas sano, mas nutritivo y definitivamente MAS Y MAS MEJOR!; pero con lo que si no estoy de acuerdo mi respetable LESLY, es con lo ultimo de “que quieres ser ante los ojos de los lectores?”, la verdad es que no se mucho o mas bien nada sobre esto, y supongo que una “imagen” ante los miles de lectores que pasan por este blog, debe ser importante, mas sin imbargo creo que todos deberiamos intentar escribir para saciarnos a nosotros mismos, a nuestras ideas a nuestro sentir, sin importar que “imagen” proyectamos ante los demas, como LILA, “escribir para escucharnos a nosotros mismos”, porque es verdad que cuando escribimos es cuando hablamos de la manera mas sensata con nosotros mismos =) y al final de cunetas, muchos nos identificamos y terminamos encontrandonos todos y unos a los otros!. y tal vez este entendiendo mal esto ultimo que ecribio LEsLY, jajajajaja y entonces concuerdo con JI con eso de las contradicciones…
    en fin, creo que ya me extendi demasiado jajajajaja así que concluire con:
    GRACIAS A TODOS!, por el tiempo, por el espacio, por el conocimiento y por contribuir a que mi vida se vea mas llena de todo!
    y que la vida y el mundo entero les sigan proporcionando inspiracion =)

    y como regalo para todos ustedes, con todo mi cariño yafecto y AMOR, el siguiente poema, que nacio gracias a una manifestacion de maestros! jajajajajajaja

    NO!, QUEDATE ASI, ME GUSTA EL SILENCIO, ME GUSTA CUANDO NO EXISTE OTRO RUIDO MAS QUE EL DE TU CORAZON Y EL MIO Y LA MELODIA DEL PAJARO QUE CANTA AL COMPAZ DE NUESTROS LATIDOS.

    NO!, QUEDATE ASÍ, ME GUSTA EL SILENCIO Y SU MANERA DE ABRAZARNOS, DE PERTUBAR NUESTROS OIDOS Y DE ARRANCAR DE NUESTROS LABIOS EL SILENCIO MISMO.

  34. María Celeste dice:

    Mi tocayita… ¡cuánta energía, cuánta dulzura, cuántas ganas de amar! Te veo y me veo a los 24 años… igualitas de empuje y fuerza. Igualitas de inocencia vestida de penetración. Me encanta tu manera, porque en cierto modo es mi manera. Vengo a ser tu futuro, aunque espero que sea tu trascurrir con menos golpes, caídas, raspones y dolores que el mío. Un abrazo grandooooooooooote y especial para vos. Si querés escribirme mi mail es celeste_nhu@yahoo.com.ar.

  35. enrique butti dice:

    Enrique escribió:

    ¡Ah, ser Raskolnikov, Julien Sorel, el baron de Charlus, madame Bovary…! Me encantó leer el tercer capítulo de “Asesinatos de todo corazón”. Sobre todo por el gran corazón en el que anida el asesino.

  36. joise dice:

    Si José I. igual que vuestra piedra, puntiaguda y fuerte, ancestral, neolítica, como trofeo de la civilización, no como arma de guerra sino como herramienta de uso contra el depredador natural, la fiera, la bestia; o, para cultivar, y no para el hombre mismo, que triste y desamparado sucumbe ante el error, ante la demagogia, ante la saga del injusto, que en el teatro de la vida se ha aprovechado, del ingenuo, del tímido, del apático, del holgazán, del desprevenido, más que del ignorante, pues este ultimo al abrir los ojos por el conocimiento, se quejara ante la indolencia y perversidad del violento, quien, por el uso malversado de la fuerza, el poder, funge de Líder. No siendo otra cosa más que un Tirano.

    Heme ahi, de la mano de Ghandi, acariciando su espiritu con mi letra
    Heme ahi, silvando con Mandela tejiendo sus virtudes en mis telas
    de su Africa sus diamantes, quienes sin un disparo, su bondad se respeta
    Admiro al Dalai Lama añoramdo su Tibet libre, su Mongolia, sus estrellas

    Pero tambien amo la pasion por la libertad de mi Gesta.

  37. enrique dice:

    ¡Ah, ser Raskolnikov, Julien Sorel, el baron de Charlus, madame Bovary…! Me encantó leer el tercer capítulo de “Asesinatos de todo corazón”. Sobre todo por el gran corazón en el que anida el asesino.

  38. celeste dice:

    y sin saber tanto de esos personajes te acompaño joise! a acaraciar su espiritu!
    que manera, que manera!!!!

    me devuelves la fe!, me das energia y vuelvo a creer! que se puede que es posible y que podemos hacer la diferencia…

    por nuestro propio Tibet, por nuestro pueblo libre (en toda la extencion de la palabra) por nuestro propio cielo llenito de estrellas!

  39. celeste dice:

    MARIA CELESTE!!!!!
    que emoción recibir tu invitación!!!!!
    con todo el gusto de mi corazon =)

  40. ernestino dice:

    ME SUENA INTERESANTE PERO POR SU PUESTO ,ESTUPENDO ESTA LECTURA MUY IMPORTANTE YA QUE HACE UN MOMENTO LO LEI PERO LO SIGO LEYENDO GRACIAS.

  41. Osvaldo dice:

    ¡ “Aiaiay” ! ¿Enrique Butti el escritor? ¿Uno de los protagonistas de la novela de Mora?
    Te saludo hermano con el corazón. Sería un honor poder compartir por aquí tus opiniones.
    Comparto contigo lo de “gran corazón”, la única explicable manera que semana a semana nos pueda hechizar con su magia de varias dimensiones.

  42. José Itriago dice:

    Celeste que brillas en nuestro corazón:

    Esos maestros jamás se imaginarán lo importante que fue su manifestación. Tu poema es bello y tiene fuerza, quizás por su frescura (puede ser) pero sobre todo por la intimidad que transmite. Lo repito, por el gusto de rescribirlo:

    ¡No!, quédate así. Me gusta el silencio, me gusta cuando no existe otro ruido más que el de tu corazón y el mio y la melodia del pájaro que canta al compás de nuestros latidos.

    ¡No!, quédate así. Me gusta el silencio y su manera de abrazarnos, de perturbar nuestros oídos y de arrancar de nuestros labios el silencio mismo.

  43. joise dice:

    Si celeste muy lindo vuestro poema. Admiro vuestra entrega, muy sensual, y de un estilo diafano, sutil y por demas romantico.

  44. María Celeste dice:

    Si, Osvaldo… yo creo que si. Sin lugar a dudas el “Enrique” de hoy… es ESE Enrique… Adhiero a tu invitación a él para que nos “ilumine” compartiendo nuestro blog con la gran hechicera.
    ¡Abrazos!

  45. Carolina dice:

    Gracias, querida Mora, por la dedicatoria de tu cuento.
    Lástima que me llegara tan atrasado…
    Me gustó y me sorprendió. Me encantó el diálogo entre Enrique y LIla
    En lo decirme que tengo “incertidumbres” tienes toda la razón.
    Pero te aseguro que soy todo lo contrario a una princesa…
    Cariños

  46. Osvaldo dice:

    Tres vidas, tres espejos, tres vértices, tres aristas para un triángulo bidimensional que se fue componiéndose astutamente desde antes; y esto hace: otro vértice con tres aristas más, que junto a la trama lo convierte en tridimensional.
    La cuarta, la que quedó en el paladar luego de saborear la historia.
    Aquella persona que no pueda comprender los actos absurdos e incomprensibles de algunos seres humanos, que lea “Asesinatos de todo corazón”. Quizás no logre justificaciones, pero sí obtendrá la comprensión de muchas de otras razones evolutivas.
    La sensación que queda es de penumbras, de masas volátiles, desesperanza y resignación. Excelentemente logrado.
    Y ¿Cómo seguirá esa historia? La señora del baño muerta, Mara luego de percibir su poder con sentimientos desconocidos de un solo golpe, ahora presa. Lila desolada, inconsiderada, descubierta…Es como un vacío lleno de cosas.
    Morita: ¡¡Muchas gracias por ocuparte tan bien de nosotros!!

  47. Osvaldo dice:

    Martha querida:
    Muchas gracias por la contestación. Soy de Santa Fe, Argentina. Es decir nací allí y viví hasta los 20 años. Luego me trasladé a la ciudad de Salto, Uruguay donde habito actualmente. Para no ser muy extenso te copio dos links, uno de cada ciudad por si deseas curiosear.
    Los licores con gusanitos los conocemos por aquí. Habrás notado que Mª Celeste refirió a ellos también. Pero lo escrito en el blog anterior tenía que ver con una canción muy “rebuscada” que supo sonar por aquí a la que me referí por las entradas de Joise sobre la soledad y de Carolina sobre su descontento y además por el ambiente que se supo formar. La canción dice algo así como: “…nadie me quiere, todos me odian, mejor me como un gusanito…” jeje, no sé ni de quien es, pero te acostumbraras a mis desvaríos jaja.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Fe_(Capital)
    http://es.wikipedia.org/wiki/Salto_(Uruguay)
    Sucede que me desconcertó eso de los 2 grados bajo cero en México en esta época. Los pronósticos por Internet que consulté decían otra cosa.
    Un beso grande

  48. Osvaldo dice:

    Celeste: tu hermoso poema me recordó aquella canción “Los sonidos del silencio” de Simon & Ganfurkel. Habla de la soledad que se sentía en la época de los ’60. Te la copio al pié y también un link por si lo quieres escuchar y además me gustaría preguntarte: ¿tienes computadora en tu casa o escribes desde un ciber?
    Otro beso.
    “Los Sonidos del Silencio”

    Hola oscuridad, mi vieja amiga,
    He venido a hablar contigo otra vez.
    Porque una visión arrastrándose suavemente
    Dejó sus semillas mientras estaba durmiendo.
    Y la visión que fue plantada en mi cerebro
    Todavía permanece dentro de los sonidos del silencio.

    En sueños sin descanso caminé solo
    Por estrechas calles de empedrado,
    Debajo del halo de una luminaria
    Me levanté el cuello al frío y la humedad
    Cuando mis ojos fueron apuñalados
    Por el flash de la luz de neón, que resquebraja la noche
    Y acaricia los sonidos del silencio.

    Y en la luz desnuda vi
    Diez mil personas, quizás más.
    Gente hablando sin conversar,
    Gente oyendo sin escuchar.
    Gente escribiendo canciones que las voces jamás compartirán
    Y nadie osó molestar a los sonidos del silencio.

    ‘Tontos,’ dije, ‘no saben
    Que el silencio es como el crecimiento de un cáncer.
    Escuchen mis palabras que podría enseñarles,
    Tomen mis brazos que podría alcanzarlos.’
    Pero mis palabras como silenciosas gotas de lluvia cayeron,
    E hicieron eco en los pozos del silencio.

    Y la gente se inclinó y rezó
    Al dios de neón que crearon.
    Y el cartel encendió su advertencia
    Con las palabras que estaba formando.
    Y los carteles decían que las palabras de los profetas
    Están escritas en las paredes del subterráneo y en los conventillos.
    Y murmuradas en los sonidos del silencio.

    http://www.youtube.com/watch?v=8Kd8xp86reY

  49. Osvaldo dice:

    Mª Celeste: creo que sanaras de la verborragia que te acreditas, al menos no te sentirás sola jaja.
    ¿Sabes algo de JorgeV y de Socorro?
    Beso.

  50. Osvaldo dice:

    Morita, para tí mi promesa:
    Poema 9 de Pablo.
    Ebrio de trementina y largos besos,
    estival, el velero de las rosas dirijo,
    torcido hacia la muerte del delgado día,
    cimentado en el sólido frenesí marino.

    Pálido y amarrado a mi agua devorante
    cruzo en el agrio olor del clima descubierto,
    aún vestido de gris y sonidos amargos,
    y una cimera triste de abandonada espuma.

    Voy, duro de pasiones, montado en mi ola única,
    lunar, solar, ardiente y frío, repentino,
    dormido en la garganta de las afortunadas
    islas blancas y dulces como caderas frescas.

    Tiembla en la noche húmeda mi vestido de besos
    locamente cargado de eléctricas gestiones,
    de modo heroico dividido en sueños
    y embriagadoras rosas practicándose en mí.

    Aguas arriba, en medio de las olas externas,
    tu paralelo cuerpo se sujeta en mis brazos
    como un pez infinitamente pegado a mi alma
    rápido y lento en la energía subceleste.

  51. vancho1 dice:

    para leer a LILA. Para que hablemos de ello. Para saber que noestamos solos:

    AL BORDE DE LILA.

    Siendo esta una entrega de tres capítulos, hablar de LILA solamente, obliga a referencias un tanto pragmáticas. En cine el paso del tiempo es mágico: estamos 95 minutos (¿cuántos Cor?) y en la película transcurrió dos años o más. Es una suerte de contracción del tiempo. El Director se vale de un cigarrillo recién encendido en un cenicero y al segundo lo muestra consumido en sus cenizas. El más burdo usa un reloj en una hora temprana, luego –al instante- en una hora tardía. La más bella vista por mí fue en Odisea del Espacio: un homínido saltando sobre un montón de huesos y de pronto descubre que puede con un hueso golpear a otros en el suelo, levanta su hueso por un extremo y golpea con fuerza, el hueso golpeado por un extremo salta por el aire dando volteretas y en el punto más alto de su salto ¡zas! Se convierte en una nave espacial rumbo a la Luna.
    Este tiempo especial del cine se conoce como Tiempo Diegético (o lo conocí como…). En una entrega de tres cuerpos ya existe un tiempo diegético, por lo tanto tomar solo una de sus partes es solo circundar la obra por uno de sus extremos.
    Esa densa relación de Lila con Mara es atrayente. Se miran, se rehúyen, se buscan, se olfatean y se muestran los colmillos, Lila pretendiendo trastocar al sujeto Mara en un personaje, cosificarlo (pero dejando de ella médula humanoide). Bueno, sí, esto puede ocurrir ¿por qué no? Existe tanto tránsfuga, ladrón, desvergonzado por omisión, que puede alguien manipular una relación para mercantilizarla en un cuento, novela o qué se yo. Ya no la experiencia del autor, sino sus estafas de relación (asalto a la emoción). Pero con nuestra autora esa es una simpleza de la vida: Mara se percata del asalto que será víctima y comienza un trabajo de invisibilización: intenta ser un personaje antes que Lila la transforme en uno. Así, claro, no será ella sino… etc. Los mil rostros de la cotidianeidad: personaje padre, o personaje madre, luego amante, luego oficinista, luego escritor y luego… se piensa que en todos está el ser: yo soy lo que soy: la atracción del personaje. El abismo azul, imán, cuerda suicida que nos hala (jala, en mi barrio). Y Mara comienza a gustar de su personaje. La inclinación de ponderar no lo ponderable, para poder ocultar lo verdaderamente ponderable.: El Mago del tarot.
    Ya estamos en la tela de nuestra araña; nos siente, sabe que existimos y nosotros sabemos que ella existe y le tememos con exitación: el Yo narrador adelanta lo que puede ocurrir, es predictiva con nosotros sus lectores. Pero ¿ocurrirá como dice? Y ¡ocurre!… en ocasiones, en otras, no. Entonces, ¿creemos o no creemos en el YO narrador? ¡Trampa! ¡Cuidado, por ahí nos atrapa!
    No impostora o capaz de matar; será, no será. No importa. Es un diálogo que cruza las lindes de “lo literario” con “lo vívido” (así, con acento en la primera i). Y luego viene y se sale, casi como que se va para la casa (en fútbol, agarrar la pelota y llevársela porque es mía) y desde fuera de la novela nos llama y nos dice como con paciencia por nuestra impaciencia: “Para que no se extienda mucho el relato…”, “llegaremos al punto…”, o bien “no debemos jugar a ser estos dos patéticos personajes”… y entonces su maestría brilla ya sola, sin impulso: Lila se devela, ella quiere ahora ser personaje, Es más, podría escribir la historia de Mara… una círculo de circo, en llamas: escribir, en primera persona la historia de quien trataba de escribir la historia de ella, o del personaje de ella.
    Ahora se viene el fin.
    Mañana, tal vez, sea necesario, no yo, otro, escribir la vertiginosa relación de las tres entregas.

  52. joise dice:

    Muy bien Vancho1, un analisis muy cierto del autor y actor simultaneamente en una obra.

    ¡ahora os entrego, esto muy suetivo!

    Helado y panque

    Nulo el desparrame por cascada de su amor
    Como el sombrío de Hamlet y Ofelia
    Suyos tiempos no conocen miseria
    Lila y Enrique empalagados de candor

    ¡Constelaciones! No se ofrecerán, y menos traerán ¿para que?
    ¡Si existe el telescopio!
    Escudriñando desde la cama el espacio propio
    Observando estarán el cielo, comiendo helado y panque

    Y mientras, Mara, libreta en mano
    Tejerá su narración
    De lo justo y observado
    Con pasión y devoción

    Mas, cuando todo acabe, mariposas de colores
    Ningún ser habrán matado
    No habrá, sueños, ni clamores, ni desprecio, ni fulgores
    Mucho gozo, mucho alivio, solo tiempo asesinado.

    Joise
    ¡Ciao!

  53. joise dice:

    Osvaldo, muy buena seleccion, muy sensual la dadiva de Pablo. Y por supuesto admiro vuestro fino tacto.

  54. omaira lorenza martinez dice:

    hola besos me gusto tiene suspenso me imagino que mara es la que mata y el drama me gusta no se repite tiene varios personajes que pareciera estar alerta sobre el asesino

  55. omaira lorenza martinez dice:

    LA ASESINA ES MARA

  56. celeste dice:

    como siempre lo digo, todos los dias es un placer leerles! mi corazon goza a lo grande!; gracias a todos por sus comentarios =), gracias a todos por tomarse el tiempo de leerme =)

    TOCAYITA!, MARIA CELESTE!, que me encantan tus palabras! y que me encanta tu invitación!, pero es la hora que no e podido escribirte un mail porque no e podido ni agregarte a mis contactos o entrar a tu link, porque?, pero dejame decirte que me muero de ganas de compartir contigo aun mas de lo que este espacio ya nos permite… que bueno que te haya gsugtado mi pequeñe poema =) de veras que simepre que escribo ustedes forman parte de mi inspiración y de mis ganas, así que deade luego va con dedicatoria y besos muchos hacia ustedes =)

    JOSE I. =), siempre me muestras la otra cara de mis poemas, eso es increible! y que gusto que te tomes el tiempo de reescribirlos, es para mi un honor como siempre, porque te admiro por tu experiencia y por tu manera de mostrarme la vida (al igual que MORA, quien fue quien me transporto a este lugar y al igual que cada una de las personas que escribe en el blog=) a travez de tu poesia y de tus letras y de tu manera de escribir =) gracias por ello

    Y YA LOS SIENTO COMO MIS AMIGOS DEL ALMA!

    JOISE =) que bueno que te haya gustado mi poemita jejejej, que por cierto, me encanta tu asento! jejeje me siento como que en la epoca de la colonia jejeje o que se yo, entonces, de donde eres? =)…saldudos besos y abrazos !!!!
    pd. espero estar ma en contacto contigo =), aaaaaaaaaaaaa! y otras dos preguntas, que quiere decir estilo diafano? y, jajajaja me causa curiosidad, porque pienzas que el poema es sensual? =D

    OSVALDO: aaaaaaaa! si tu supieras osvaldo, que la ancion que has escrito haya arriba es de mis favoritas! y yo sin saber si quiera el nombre de la misma! que sorpresa cuando conecte el link, jejej fue divertido ver a todos esos hipies corear la canción, y como me hubiese gustado vivir en aquella época de revelaciónes =), de conocimiento y toma de conciencia, aunque no exista ni el lugar ni el momento ni la hora precisa en la que una persona tomaconciencia de si misma y del mundo que la rodeas, mil gracias !!! y con respecto a tu pregunta, escribo de mi computadora personal, porque? jejeje BESOS MUCHOS!

    VANCh01, esque no existen palabras en mi tan escaso vocabulario, que puedan describir lo extraordinario que eres con las palabras en las manos! y aunque me cueste trabajo entenderte a veces por tu manera de hablar, me gusta leerte, y esas es la magia del lugar =)cada uno de ustdes muestra de manera personalmente distintiva enfoques sobre la vida y todo lo que a esta rodea, y eso me nutre y me ayuda a crear una propia filosofia de la vida, gracias por contribuir en el crecimiento de mi persona y por favor nunca nos dejes de escribir… =D

    gracias queridos amigos, por quedarse conmigo todas las noches y todos los dias y todas las madrugadas y todas las horas que nos inspiran….

    espero encontrarles pronto con nuevas cuentas =) y deseenme suerte! que vienen los examenes finales! y ya seinto que muero! =( jajajajajaja y que por cierto, si tienen fotitos de algun hotel de sus respectivos lugares de residencia, mandelas! mi proximo proyecto es un hotel! =S

    en fin, los veo, los oigo y los siento en mi mente y entonces es que se vuelven invisiblemente tangibles, con la mirada y con los sentidos que superan la ficción que encierra una imagen o un cuerpo sometido….

    mis infinitos amores a todos!

  57. vancho1 dice:

    Joise: Admiro esa capacidad poética de… poetizar. Yo lo intento como buey en el arado, en tierra dura, pedregosa. Tú lo haces como pluma al viento; o como viento en la pluma. Bien. Esa bajada del romanticismo clásico a la terrena versión: observar “la cama y el espacio propio” ¡con un telescopio! “comiendo helado y panqueque”… “solo tiempo asesinado” Un final para la Filosofía, siempre tan familiar de la Poesía.
    ——————————

    “No!, quédate así. Me gusta el silencio, me gusta cuando no existe otro ruido más que el de tu corazón y el mio y la melodia del pájaro que canta al compás de nuestros latidos.”

    “¡No!, quédate así. Me gusta el silencio y su manera de abrazarnos, de perturbar nuestros oídos y de arrancar de nuestros labios el silencio mismo”.

    Qué placer.

  58. Ir Más Alla dice:

    Mora: increible final… mas palabras, para que?

    Carolina: Estamos bien!!! milagro tu poesia, y te cuento, empece a leer desde la ultima entrada, y aparecia tu poesia que hasta ese momento era de otros, hasta que comprendi que eran tuyas esas, combinadas.
    tienes más? queiro más? irmasalla@hotmail.es

    Osvaldo: Lo de siempre, Socorro nos socorre en la entrada anterior, al final, con una canción increible.

    Gente: Hay tanto de interesante en ustedes, que no me canso de leerlos, a veces no los leo de forma completa, pero se que en algun momento de mi vida voy a volver a visitar sus actuales entradas… se que hay respuestas que estoy buscando entre sus letras.

    saludos cordiales

  59. Ir Más Alla dice:

    Celeste:Estamos bien!!! milagro tu poesia, y te cuento, empece a leer desde la ultima entrada, y aparecia tu poesia que hasta ese momento era de otros, hasta que comprendi que eran tuyas esas, combinadas.
    tienes más? queiro más? irmasalla@hotmail.es

    Esto era para vos. por tu poema

    NO!, QUEDATE ASI, ME GUSTA EL SILENCIO, ME GUSTA CUANDO NO EXISTE OTRO RUIDO MAS QUE EL DE TU CORAZON Y EL MIO Y LA MELODIA DEL PAJARO QUE CANTA AL COMPAZ DE NUESTROS LATIDOS.

    NO!, QUEDATE ASÍ, ME GUSTA EL SILENCIO Y SU MANERA DE ABRAZARNOS, DE PERTUBAR NUESTROS OIDOS Y DE ARRANCAR DE NUESTROS LABIOS EL SILENCIO MISMO.

    Lo bueno debe reproducirse hasta el infinito…

  60. joise dice:

    Mora os amo, por vuestra capacidad de inspirar, también a vosotros mis cybers amigos. ¡Ea! pues, simple y modesta letra, pero sublime y certera como la flecha en el centro de la diana, que sin un buen arco no hubiera poder sido.

    Querida Celeste, si te hacéis entender, vuestra visión y dicción es clara, sin mucha explicación, también si demostráis sinceridad y transparencia en el trato con los demás, vuestra honestidad se torna evidente, por lo tanto sendas cualidades son índice de lo diáfano. He ahí la explicación.

    Ahora bien, si con vuestros versos despertáis sensaciones, bien sean; espirituales o corporales habéis logrado un estimulo, una persuasión, es como un acicate para desarrollar una acción o un gesto (excitación, agrado, rubor, pudor, deseo, amor, en el extremo de los casos pasión,y en el peor: desprecio) eso es sensual -despierta sensaciones, vuelvo y repito….valga la redundancia- en pocas palabras: impacta, es sublime; eso es en si “Estética”.

    Os repito soy: Venezolano, de Maracaibo, Maracaibero.

    ¡Os amo!

    ¡Ciao!

  61. joise dice:

    Ah, Celeste, se me paso: lo sensual; crispa los nevios, remueve los sentidos.

  62. Osvaldo dice:

    Hoy es el “Día Internacional de la NO violencia contra la mujer”, lo festejo y voto doble.
    Les copio a todas –como presente- “Una mujer desnuda y en lo oscuro” de Mario Benedetti.

    Una mujer desnuda y en lo oscuro
    tiene una claridad que nos alumbra
    de modo que si ocurre un desconsuelo
    un apagón o una noche sin luna
    es conveniente y hasta imprescindible
    tener a mano una mujer desnuda.

    Una mujer desnuda y en lo oscuro
    genera un resplandor que da confianza
    entonces dominguea el almanaque
    vibran en su rincón las telarañas
    y los ojos felices y felinos
    miran y de mirar nunca se cansan.

    Una mujer desnuda y en lo oscuro
    es una vocación para las manos
    para los labios es casi un destino
    y para el corazón un despilfarro
    una mujer desnuda es un enigma
    y siempre es una fiesta descifrarlo.

    Una mujer desnuda y en lo oscuro
    genera una luz propia y nos enciende
    el cielo raso se convierte en cielo
    y es una gloria no ser inocente
    una mujer querida o vislumbrada
    desbarata por una vez la muerte.

    Y como dijo un amigo: Carpe Diem.

  63. José Itriago dice:

    Ese poema de Benedetti esta incluido en un disco de Joan Manuel Serrat, junto con otra perla que se llama “El sur también existe”.
    Excelente.

  64. José Itriago dice:

    Nítida, brillante, la gota de sangre resbala en la conciencia de los líderes.

    Leo los títulos que traducen la pregunta ¿cómo es posible que alguien hubiera creído durante tanto tiempo que podría haber paz mientras USA mantenía la ocupación de Irak? Y añado:
    o la de Afganistán
    o Palestina
    o
    o…

    “Guerras de la civilización”, así las llaman algunos expertos.
    Mientras tanto, ¡por favor! tratemos de minimizar los daños colaterales que hacen mala prensa. Hay petróleo, es un recurso no renovable. La seguridad de nuestro desarrollo y el aire acondicionado dependen de la seguridad energética. ¡Dale duro a esa piñata, que está llena de dólares!

    En el Congo es “la guerra del coltán”. Muchos no saben ni la existencia de la guerra ni qué es el coltán. Para responder ambas incógnitas baste aclarar que sin coltán no habría celulares, ni pantallas planas, ni nada electrónico: de allí sale el tantalio y que el 80% del coltán está en el Congo. ¡Dale a esa piñata que está llena de dólares!. Cada instrumento electrónico que usas, que usamos, que estoy usando para escribir, está manchado de sangre congolesa, ruandesa, ugandesa. Si lo dudas, pregúntale al General Nkunda, al que llaman Nkundabatware, él te explicará que Dios lo guía, a él , al tutsi, que 5 millones de muertos no le bastan para llenar la copa de la venganza sobre los hutus y (¡Qué gran coincidencia!) donde están las minas de coltan hay algunos tutsis que requiren su protección. ¡Hay que invadir!. Qué fáciles son las guerras de tiro alñ blanco y a ponerle chapitas a todos estos héroes. Además por un kilo de coltan a Nkundabatware le quedan 100 dólares, que necesita para comprar armas a USA, a los belgas, hasta a los suizos y al esclavo que lo saca, lo carga y lo transporta a mano en bolsas de 40 kilos le quedan 10 dólares semanales. El Ruanda/Uganda/Congo tiene ese ventaja comparativa: la mano de obra es muy, pero muy barata. ¡Dale a esa piñata que está llena de dólares!. Morcilla humana, eso es todo. Después repartimos el Congo en varios toletes. Si quiere el tuyo, inscríbete en la misión de paz.

    La ONU obedece, la ONU divide, la ONU justifica, es la justificación, el barniz de legitimidad.

    La gota de sangre se expande en el planeta y mancha de vergüenza los blinis de la Maison du Caviar en la Rue Quentin, pero si llenas tu blini con mucho, pero muchísimo caviar, la mancha no se nota y te lo tragas todo rápido, como muchacho comiendo ostras.

    Ya no es noticia los centenares o miles de muertos semanales en estas “guerras de los dólares” (que aguda es la semejanza con la “guerra de los dolores”) y uno quiere, necesita creer, que va a haber un gran cambio, que ahora si van a cesar las guerras, las guerras lejanas, las guerras cercanas, pero sabe que es mentira, que es parte del paquete de ilusiones para la sobrevivencia.

    La gota de sangre es nítida, brillante, inconfundible. Cierra los ojos, no la veas si no quieres, pero igual la olerás porque es inmensa y tú sabes que se hizo vecina, que hay guerras lejanas y hay y habrá guerras cercanas. Pura morcilla humana, ni siquiera es como la de Burgos, la buena.

    Las guerras ideológicas se adhieren como ventosas a las haciendas, los feudos, el poder eterno: tuyo es el poder y la gloria por siempre señor presidente. En las recetas de las drogas hay que incluir, es imprescindible, una pizca de ideología, si no, no sale bien, no se justifica. Tuyo es el poder y la gloria.

    La nítida gota de sangre nos ahoga y nosotros chapoteando. Qué desgracia, no sé nadar: esto se parece al Labyrinthitis de Kirkegaard, pero repetido hasta el infinito, por eso y me perdonan ésta, se los suelto así, pero lo hago el último día de este capítulo de la vida que nos regala Mora Morita,

  65. Bernardo dice:

    Solo como aclaración…El nombre correcto de la obra es “Del asesinato considerado como una de las bellas artes” escrito por Thomas de Quincy.

  66. vancho1 dice:

    Losé I., Hermano, nada sabía yo de esa geografía de la muerte. No siendo mi especialidad, me he quedado con las masacres de indios en la Patagonia, de mineros del Norte de Chile, de nativos en las Selvas Amazónicas, de nativos en el altiplano Perú-Boliviano, de los Escuadrones de la Muerte de Colombia, de los negros en EEUU, de los oficiales y soldados del ejército Rojo por Satalin, y de los campesinos e intelectuales tambien con Stalin, de la Plaza de Tiang Men, de los Palestinos en manos de los judíos, de los judíos en manos de Hitler ¡Dale duro a esa piñata que está llena de dólares!
    ¿Qué tienen en común estas masacres? La codicia del poder; la codicia de la riqueza. También tienen en común el que no se denuncien con fuerza, el que se justifiquen por quienes defienden el orden, la belleza de los salones o simplemente la belleza de su living, sala de estar, o fotografías de sus bellos hijos.
    Todos queremos esa belleza íntima de nuestros proyectos de vida, ¡Pero no a este precio!
    Una tarea inconclusa: Investigar, mostrar, evidenciar todas las masacres (hablemos de muertos, de ya cadáveres, para no enredarnos con exilios, prisiones, torturas y demases) ocurridos en nuestrios países. Defendamos la vida. Impidamos los ocultamientos. Que nunca más.

  67. Osvaldo dice:

    Me senté en el umbral de casa pera leer un libro.
    En la Introducción, el autor aclara que se trata de un reportaje y que si bien el estilo del texto es propio, en algunos pensamientos no coincide con el narrador pero los respeta.

    Irrumpen, atrevidos y alborotados, dos gorriones flirteando –o disputando, no sé- que atraviesan el fresno, cruzan por delante de mí y luego arremeten contra el jazminero y se pierden detrás del muro.

    Se trata de una historia de clandestinidad de un exiliado que decidió retornar a su país de origen, con el objeto de documentar historias, testimonios e imágenes durante el gobierno del dictador. Su íntima intensión –además prometida- era colocarle una larga cola de burro de siete mil metros al mismo.
    Para algunos podría parecer una estremecedora aventura, pero creo que lejos esta de eso.

    Aparece Cero-pelo, el vendedor de maníes, y como siempre me saluda. Esta vez no se detiene, solo saluda y pasa hacia la costa seguramente. Noto que el tanquecito con chimenea fue reemplazado por una gran conservadora.

    El protagonista debió cambiar rotundamente su fisonomía y hábitos en sus modos para poder pasar desapercibido y no ser descubierto.
    Cuenta peripecias de desilusiones y mucha tensión. Del estado reluciente de la ciudad capital y de los lugares donde sus recuerdos se abrazan. Cuenta sus nostalgias y angustias. Cuenta sus encuentros y experiencias. Documenta lo que se encuentra detrás del telón.

    Me abstraigo un momento repasando mentalmente las lecturas de José I y Vancho. ¡Cuánto dato real oculto detrás de la mano puesta delante de los ojos! ¡Cuanta impotencia y desazón! ¡Cuanta historia! ¡Cuánto poder! ¡Cuanta lujuria y ambición!
    Sostengo que la historia se repite y que no aprendemos del pasado. Puede que no lo estemos mirando y enseñando como es correcto. Siento la esperanza de que el ciber-espacio de Internet ayude a la información, e inmediatamente la desesperanza de: ¿cuántos tendremos acceso a ella?

    Miguel cuenta que existe un lugar donde la tierra siempre tiembla. Es un lugar de nombre oscuro rodeado de agua. El lugar es mágico, donde crecen flores en la madera y, además, “está prohibido todo”. Con el toque original y exclusivo de su dueño. Concurrida permanentemente por generaciones de enamorados que dejaron letreros que parecen cobrar vida cada pocos minutos por los temblores profundos que los sacuden.

    Vibran las paredes y el piso al paso de una moto por la calle semidormida de la tardecita. Duelen los oídos. Es pequeña, casi miniaturizada. Conducida por un casi gigante con casco amarillo haciendo juego con el vehículo. No entiendo que divague hace a esa bestia montarse sobre aquel aparato. Parece que más que necesitar trasladarse, lo motiva el necesitar mostrarse. Similar a Nicolás y Valentín –y muchos otros- que con sus inconciencias parecen decir: “estoy aquí, existo, no sé donde ir”.
    Y me digo:
    “Esas
    desconcertantes
    y
    útiles
    ventanas
    azules”.

  68. socorro dice:

    Amigos:
    Son muchas las entradas y tan jugosas que vamos de a poco.
    No puedo decir que algo de las chicas del trio de marras me toque de cerca. Como si hablaran un idioma que no es mi lengua madre. Lo entiendo pero no me encuentro en ninguna de las tres. Tal vez, eso, eso es lo que hace falta aquí. Aceptar el desencuentro.
    No las entiendo, aunque me entristece la deseperación de “la muerta”. Me genera compasión.
    Pero ¿Mara necesita algo?¿Pide algo?. ¿Lila se “bien defiende” de Mara? ¿Que le molesta o preocupa que corra por fuera del espacio de sus producciones literarias? (En realidad es tierna con Enrique. Y juegan. Eso me da un calorcito agradable)
    Una vez vi una película muy mimada por la crítica (Jude Law, Clive Owen, Natalie Portman y Julia Roberts en CLOSER) La publicidad decía que era una historia de amor. Pero en la peli, nadie quería a nadie. Eran cuatro narcisos. Dónde estaba el amor? Sin embargo esa historia podía ser buena, de hecho estaba bien contada,buena pero no iba con esa publicidad.
    Mara mata sin sentido.
    La señora del baño muere sin sentido.
    Lila tiene un vuelo superficial en su vida ( quizás no en sus escritos). Juega demasiado, para mi gusto. Hay un momento en que uno ya no juega y la cosa va “enserio”. Si tu amiga es asesina algo te tenés que conmover!!
    Por ahí la que está volando bajo soy yo. Ja, Ja.!!!!
    Será una historia de sin sentidos?
    La vida puede ser así. Claro que sí! Y yo la quiero distinta.
    Hasta pronto!

  69. Guillermo A dice:

    Tus escritos son estupendos. Desearia saber si hay alguna publicación en forma de libro para consguirlos y poder disfrutar la esencia de esos mensajes.

  70. vancho1 dice:

    Socorro: …y yo que pensé que… -Claro, el “penseque” y el “creique”, son causas del “perjudique” decía mi abuelita. Amiga querida mía, Socorro, yo escribí a propósito de la III Entrega: “para leer a LILA. Para que hablemos de ello. Para saber que no estamos solos”. Creí hacer un aporte para -según yo- penetrar las honduras de la narración. Pero, Socorro, no le diste bola a mi sesudo ingenio. Existe una novela de un chileno (J. Prieto) que se llama “El Socio” (hicieron una película); el protagonista inventó un socio, para sacarse los balazos de su mediocridad, le resultó; tanto fue, que lo siguió ultilizando… un día ya no puede vivir sin su socio… pero un día el socio es más que él… quisiera él ser el socio. Las máscaras que se pegan al rostro; los rostros que se transforman en máscaras… el no yo. ¡Etc.!
    El ser o no ser …o ser en el no ser. Mi problema… el otros. Quizás.Un abrazote, para tí.
    —–
    Osvaldo: Gracias por el rocío de tu “entrada”. A veces siento que la razón de escribir se pierde si “el mundo literario” no renueva sus lazos con el otro mundo (casi dije real ¡pero no dije!). Qué cosa tan otra vez horroroza lo que nos informa José I. Existe un movimiento para enviar a Obama correos con las medidas que de él se esperan. Esto de José I. debe ser una de ellas ¡Alto! ¡Nunca más!.
    —–
    Gloria: aprenderás que estas cosas las reservamos para los últimos días del blogg; al menos yo, siempre reingreso a las semanas pasadas. Si todos lo hiciéramos podríamos ahondar algo más sobre algunos temas.
    Con el cariño de siempre,
    —-
    Fabu, un abrazo; y una mirada de amor

  71. socorro dice:

    Vancho!!:
    Temo que se entienda mal mi intervención.
    En todo caso, siempre estará cada uno de nosotros en el “detrás” de los personajes como socio necesario (a veces me molestan mis comillas).
    Eso quiere decir que lo que le falta a Lila (el corazón del todo), tal vez me falte a mi.
    Y acepto que sé poco de Lila. !!!!
    Además acepto que yo no soy escritora, soy lectora. !! No creo necesario tener que aclarar “con todo respeto”… … y es verdad que en mi “perjudiqué” hay una cierta impunidad, y es la del que le dice al otro que cocina: Esta comida me gusta, ésta no, ésta otra me gusta pero es muy picante. ……. Claro, como yo no cocino. Por eso digo que Mora es generosa al brindar su trabajo y que nosotros lo degustemos.
    Contame vos algo de Mara o de Lila o de La Sra del baño. Contame de la relación que hay entre la asesina y la no asesina.
    Porque yo no me haría amiga de Lila. No la creo mediocre, la creo en otra sintonía. Y yo no se moverme en esa sintonía.
    Por ahí no compartís conmigo el gusto por una novela que tal vez, Vancho, es como muy popular, pero a mi me quedó en el corazón, por lo ingenua, por lo idealista de los personajes y si querés porque era fácil de leer…. (casi la única que me gustó de las que leí de esa autora compatriota tuya: Marcela Serrano con “Antigua Vida Mía”). Violeta mata y bien matado que mata. Yo creo que hubiera ayudado con el disparo, con la puñalada, en una identificación plena con Violeta.
    Espero no herir los sentimientos de nadie.
    Ah! Y me divirtió tu amable tirón de orejas!!.
    abrazos a todos

  72. socorro dice:

    Otra cosa que me encantó, me súper encantó es :
    Cero Pelo.

  73. Martha dice:

    Mora, Mora… gracias por aclararmelo,
    mira que ser hace 10 años y yo no encontré diferencia en el tiempo…. porque el tiempo es relativo,
    gracias maestra mia que me regalas,
    no solo ilustrarme en el certamen literario sino en la belleza de Fragmentos de “Las señoras que amaban a señoras”,
    y no se en que momento me compartiste más textos que aun no acabo de absorber en mi mente como “La soledad y la mala ortografia”
    y “Memorias del subsuelo” y parece que vi más
    gracias por compartirmelo
    yo tengo mi PC en el lecho de una crisis hipertensiva
    por la que acabo de pasar, me acaban de sacar del hospital, que ironía
    frente a un grupo de estudiantes aplicaba examen y el cuerpo este se sintió mal… -¡tese quieto!- le dije, pero aunque mi ánimo era excelente
    el no me entendia que tenia muchas cosas que hacer,
    y apenas eran 10:00 a.m. y yo salia hasta las 6:00 p.m.
    -No me quiso esperar
    cuando lo vi ya hiba rumbo al hospital
    hospital de servicio publico, que desesperación
    primero se muere uno si no se tiene la paciencia necesaria.
    lo bueno que yo estaba relajada y contando hasta 10, 70 veces,
    es decir, las veces necesarias para no enfadarme,
    en fin que mediocridad con la burocracia,
    me atendieron hasta las 2:00 pm.
    en este momento ya estoy bien a Dios gracias
    y al medicamento, y el buen humor, que más podía hacer
    mis hijos… me quieren quitar mi LATOP,
    les mostre que me urgia leer el blog
    y que ademas esto me desestreza y me invita a relajarme y a sentirme como en el agua…
    ya me la dejaron, creian que me hiba a poner a trabajar,
    -no- les dije mis amigos del blog, me hacen vivir,
    llenarme de emociones y olvidar las quejas del cuerpo.
    pues si aqui estoy bajo el fulgor del cielo cobalto,
    donde estan palpitando las estrellas
    y el esplendor de un alto pico
    que es el volcan de mi tierra
    visualizo su blanca tunica,
    en el jardín de mi tierra india,
    belleza de sus lagunas tornasoladas,
    de los pobres,
    crisol de todas las razas,
    Xinantecatl majestuoso te levantas
    en este continente de esperanza
    las hijas de mi raza y de mi pueblo,
    en cuyas venas canta,
    gloriosamente fundida,
    la sangre de Cortés y de Cuauhtémoc:
    las flores morenas de autóctona fragancia,
    doncellas de alma y cuerpo,
    intactas como la nieve,
    rítmicas como el penacho de los datileros,
    de las danzas de concheros y matlazincas.
    olorosas a campo después de la lluvia,
    aroma de incienzo quemado
    dulces como la miel de los panales tiernos!
    o como las charamuzcas o cocadas.
    y aqui estoy sobre la tierra mojada
    de blanco hielo que se siente en la alborada,
    aquí estoy y no saliendo de una puerta
    sin quere ser mirada
    estoy porque no quiero seguir a la calaca
    ustedes me llenan con sus escritos y su imaginación
    no creo que ya haya vivido mucho, mucho es poco,
    viví algunas cosas, pero no creo que todas,
    nos falta mucho por vivir, pero si algunas que no habíamos experimentado y que no les encuentro calificativos, pues cualquiera que escriba, le queda muy corto de lo maravilloso que es esto,
    siento luego existo, sentimos y aquí estamos, hoy y para hoy, mañana y para siempre, a quien le apura.
    “Que yo nací el día en que los conocí”
    bueno sería muy voluble decir eso,
    no puedo hechar atrás lo que ya había vivido ni deshacerme de mi pasado, si que nacieron otras sensaciones si,
    y si cuando le conocí los escritos de Mora, experimenta un algo que no tengo ni que decir…es interesante y te metes en la trama..
    y luego con los comentarios del blog… divina maravilla
    Ya ven con ustedes hay muchos temas que reflexionar,
    y me sumo a la buena reflexión,
    No tengo tiempo para hacerle caso a los achaques y a las dolencias del cuerpo, son X.

    Saludos a Maria Celeste, aqui estoy gracias

    A Blanca Estela, y observaba observaba, las letras.

    Gracias Maria Celeste, espero no fallarte en tu identificación hacia mi

    Jose Itriago, llenas mi espacio leve, en tu susurro coloquial.

    Osvaldo, saludos ya revise los link saludos de todo corazón a tu tierra y a la que has adoptado que es el mismo continente de esperanza,
    y esperanza mia que tenga la oportunidad de conocerte más por tus letras y sensibilidad.
    mil saludos a tod@s.. sigan escribiendo para leerl@s y sentirl@s
    antes que me valla, que la fuerza del pensamiento pueda romper las barreras de lo supuesto.

  74. wairuro dice:

    me gusto la lecura, me gusto mucho y sin embargo no podria decir que es parte de la trilogia, sino mas bien algo como un bonus track excelente de dos maravillosos cuentos

  75. celeste dice:

    =) jajajajajajaj antes de escribir para el blog me piden una contraseña y que me toca qq jajajaja cucu! jejeje me senti relojito recorrer el tiempo, las oras, la vida, el espacio =)

    aaaaaaaaa! les leo a todos y no me basta una o dos o tres veces, son magnificos todos, y concuerdo con MARTHA, este espacio me llena y me hace el doble, no el triple, no, infinitamente feliz, y me da fe, y me hace fuerte…=) comparto contigo MARTHA: “SIENTO, LUEGO EXISTO!” =)

    me moria de ganas de entrar al nlog, y escribirles, y compartirles, aquello que escribio JI, me conmovio, por la manera tan sutilmente despiadada de describir la realidad en la que vivimos; me rei , por eso de la piñata de dolaras, jajajaja y no se si era por ironia o porque me imaginaba en la mente esa cansioncilla tan famosamodificada por un “y dale dale dale a esa piñata llena de dolares”….
    es preocupante, agonizante y desepcionante como la raza humana en lugar de evolucionar se vuelve mas primitivo con el pasar de los años; es increible que la materialidad nos separe de nosotros mismos, de los sentimientos y de lo verdaderamente importante, NOA ESTAMOS COMIENDO VIVOS!, y yo me pregunto si mi Dios, o el tuyo, o el de el, no se averguenza de nsosotros o de el mismo por el hecho de aber engendrado a unos moustros!, o acaso es verdad que nos cree capaces de restaurtar y reparar los daños?. y me vuelvo a preguntar: de que nos sirve una mente pensante si nos comprtamos peor que animales, acaso el ser humano no se jacta de “pensar”, de razonar ?. no puedo evitar desilicionarme y entristeserme; mis ojos no toleran mas, y la impotencia me ahoga y me mata; pero ahora que vuelvo a leerte y de leerlos, me doy cuenta de que no soy la unica persona a la que le preocupa el rumbo que esta tomando nuestras vidad como sociedad y entonces regresa a mi la FE! porque aunque se cancen de repetirme que es imposible, yo si creo que se puede!, luchemos entonces!!!

    y me recuerdas querido JI al planton de los mestros que comente anteriormente….vivo en Acapulquito lindo (acapulqueña, linda acapulqueña =) y los maestros de mi estado (Guerrero), estaban o estan inconformes por: 1.- la reforma a la ley del ISSTE, 2.- por un reglamento que se esta imponiendo sobre que la plzas ya no pueden ser heredadas y el detalle que me puso al borde de la locura: los maestros se manifiestan en contra del gonbierno, por que este planea realizarles un examen para evaluar su estatus de conocimiento. que les cuesta a los maestros hacer es examen?, platicaba con uno de los maestros que se presento a la marcha (que por cierto la mayoria de los maestros presentes en el planton, venian de la sierra y de la costa) y dice este maestro: como te van a hacer examenes si tu ya eres maestro?….¬¬! pienso yo: mas bien como puede pensar un MAESTRO de esa manera!, y recuerdo la frase de un mail que me mandaron, EN MANOS DE QUIEN ESTA LA EDUCACION EN MI PAIS?, y reitero, como es que mi pais queire soibresalir si estamos culturalmente atrazados?, como es que los profesores se niegan a ser evaluados y a cambiar su sistema educativo???? como!, es triste darme cuenta que el porque de la amyoria de nuestros problemas como sociedad, se encunetra en el hecho de que somos un pais inculto, un pais donde el gobierno no se preocupa por apostar en la educacion, a mi parecer la base de todo movimiento social, y lo vivo en mi propia universidad! donde los directivos no se toman las molestias de invertir nisiquiera en moviliario que valga la pena, donde a los directivos les importa mas obtener mas m2 en estacionamiento que en mantener y repara la alberca para que sus estudiantes, los pocos estudiantes que lo hacen, tomen claces de natación y eso pasa en una universidad privada! no quiero imaginarme entonces como es que estan las demas escuelas….. como hacer entender a mi gente, pueblo bueno y noble, que hace falta cambiar esa mentalidad!la llave del exito y hablo de todo tipo de exito, se encuentra en el estudio, en la superación personal y por consecuencia colectiva, como le hago entender a mis gobernantes que hace falta un cambio de mentalidad?
    y concluyo con que nos estamos matando los unos a los otros en todos los sentido, fisica, mental y espiritualemente, y a donde vamos a ir a parar?, y concluyo poruqe a comenzado a darme un dolor de panza de tanto pensar que nos estamos pudriendo en mediocridad! y el universo que se a tomado la molestia de darnos un mundo de posibilidades infinitas!

    entonces, si ya contigo somos dos y con vancho1 y con todos los que leen el blog y estan deacuerdo, luchemos entonces!, sin descanzar, sin perder la fe, sin perder el animo, sin tener miedo…esroy segura que aunque sean pequeñas acciones, esas pequeñas acciones pueden marcar la diferencia… =) y REGRESA LA FE ENOTNCES! =)

    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y dejo un espacio grande jajaja para olvidar por un momento mi euforia y poder escribir lo siguiente:
    MARTHA, espero que te encuentres mejpor de salud, mis energias (que rompen las barreras de lo supuesto =) estan contigo, y que el cielo de azul cobalto te siga abrazando de noche y de dia te sonria, radiante, muchos besos y abrazos (dicen que cualquier enfermedad se cura con amor =)
    JOISE, gracias por la explicación =) mis mejores pensamientos para ti besos y abrazos!
    OSVALDO, gracias por el poema de Mario Benedetti, a mi mama le encanto!, gracias por compartirlo y como ya lo e dicho me siguen nutriendo de conocimiento y de alegria y de paz y de todo =)
    IR MAS ALLA: porvocas que mi corazon late almil por hora uqe ya seinto que me dara un paro cardiaco jeje, gracias por tus plaabras, y queda pendiente un mail =) te e agregado asi que pucha el boton ACEPTAR! =)
    JI. de nueva cuenta, gracias por mostrame al mundo….eres comoo un mentor para mi, asi lo siento (y asi los siento a todos ustedes), gracias por compartirlo todo, como siempre y todos los dias =)
    vancho1, asi de simple, ME ENCANTA TU MANERA DE ESCRIBIR, mas palabras para que? si basta con decir que ablas con la razon del corazon
    SOCORRO : =) sin quere queriendo que me das el nombre de la pelicula que vi sin querer, osea por accidente y me dejo pasamada de unas emosiones que aun me cuesta trabajo describir (CLOSER), y que en efecto recorde inmediatamente al leer la conversación entre LILA y ENRIQUe =) saludos besos y abrazos!

    y que nefasto es que las palabras no puedan expresar al 100% toda la gama de emociones que atraviesa mi mundo se deposita en mi pecho se desvorda por mis manos e inunda mi cuarto, bailando abrazada al compaz de la musica, mi fiel compañera y en la maleta de mi arte, de mi arquitectura….
    soy eternamente suya, infinitamente y para siempre, porque en lugar de enfrascar mi esencia, me permiten volar (mi sueño mas grande, volar!), atravesar fornteras, mentales y fisicas y sembrar semillitas… =)

    VIVA LA VIDA! (cold play)

    =)

    besos para todos!

  76. socorro dice:

    Hola Celeste!
    Salud!
    Es toda una alegría leerte. Cada intervención está llena de vida e inteligencia, querida amiguita!!
    QQ!
    GG!
    BB!
    Y todas las que sean posibles!

  77. Ir Mas Alla dice:

    Socorro: espero que algun día des tu diagnostico. Te soy totalmente sincero, es muy descepcionante iniciar algo, responder y luego esperar sin que nunca llegue respuesta alguna.
    Te gusto la canción? te alivio la canción?
    Un abrazo a la distancia.

  78. Ir Mas Alla dice:

    Celeste: sos un volcán!!!!

    las piedras y las cenizas llegan hasta mi jardín,
    yo sufro por mi verde, por cada flor, por cada hilo de agua…
    sufro por lo que ya no veo, por lo que tu manto a ocultado…
    sufro por que lo nuevo no es lo de siempre, ni se parece…
    sufro por que ya nada me pertenece…
    sufro por que ya nada me ata, ni me mata…
    sufro por que el inicio y el final se unen…
    sufro por que me tomaste por sorpresa, por que eres natural…
    sufro por que no me siento preparado y el viaje ya inicio…
    sufro por que es la unica forma, que conozco, de morir para vivir.

  79. socorro dice:

    Hola Ir, disculpame por no responder pero era un juego, sólo llenar el formularió y reirse. Es que no hay dignósticos entre amigos. Yo te mando un abrazo a vos y aquí va otra maravilla si te interesa

    http://www.youtube.com/watch?v=2mfzfHWy83A

  80. vancho1 dice:

    Celeste: Un día hablaremos de tu nombre ¡qué bello! y tú lo engalanas…
    Martha, Qué Vida la tuya! Martha fuerza, Martha débil como un tornado. Me recuerdas relatos de Frida K. Cuídate; hasta las grandes amasonías deben hacerlo. Entre lapsus debo escibirte; me enredo en las palabras -ya sebes, si has leído este blogg, que soy lento pero… no sé, pero algo que no es lento. Quiero decirte que nos escribes y nos nutres. Pones tus dedos en el teclado y es nuestro corazón el que hace tac tac… Un beso.
    En otra “entrada” que no logré enviar, me refería a tu poesía, decía que era liviana, fácil, un colibrí, un adjetivo buscando donde posarse… pero no alcancé a apretar Enviar Comentario. Cuando volví, el PC se había apagado…
    Socorro, cómo me haces sufrir, o hacer como que sufro. Mira que darme tarea porque te hice una sutil reclamación. Claro que sería interesante hacer es estudio que tú insinúas. Pero(siempre ese pero), primero la gran M.T. (Schh… despacito,

  81. vancho1 dice:

    ZRN7QY8 IMAGEN DE VERIFICACIÓN (REQUERIDO)… claro, otra vez se me fue; pero ahora al menos quedó escrito. Sigo:
    …ni siquiera escribo su nombre), digo M.T. me puede mandar a freir monos; y yo jamás me arrioesgaré a ello. Segundo, no confío en mi capacidad para hacerlo. Entonces tú me responderás que para qué digo. No , nada, solo busco claves. Por ejemplo los paralelos de la literatura y la realidad no literaria, constituyen una recreación. No se trata de sangre, de asesina, de matar, de Puaggh! las tripas reventadas: se trata más bien de cuando asesinan la esperanza, cuando te roban las emociones, cuando asaltan tu cordura, cuando te engaña la lágrima, cuando tu amante no te ama… Ese no ser de las cosas o situaciones que de pronto son y nos sorprenden… Por ahí.
    Lo seguro es que cada día te admiro más; a mi pesar.
    Un abrazo.
    Saludos J.Itriago, Ir Mas Alla, Osavaldo, María Celeste, Miguel, etc, todos

  82. José Itriago dice:

    Como anuncia Vancho 1, el blog de la semana pasada tuvo unas cuantas entradas después que lo creía concluido. Es más, de ahora en adelante revisaré siempre los blog anteriores porque siguen vivos, latiendo. La verdad es que no sé porqué cada miércoles los doy como acabados, como si el nuevo blog que se inicia, sustituyera al anterior. ¡El rey ha muerto, viva el rey!.

    Martha estuvo enferma, pero más vital que nunca nos escribe:

    “no creo que ya haya vivido mucho, mucho es poco”

    Y ¿cómo no estar de acuerdo con ella?. A veces, con la vida en contracorriente y las ilusiones muertas, puede ocurrir que poco sea mucho, pero cuando el espíritu está así encendido y lleno de la ilusión de descubrir y modelar la belleza oculta en las palabras, mucho es poco. Te anexo un bello poema de Shakespeare:

    Los otros, aire leve y fuego puro,
    dondequiera yo esté viajan contigo,
    pensamiento y deseo, inapresables,
    con raudo movimiento van y vienen.
    Y cuando estos ligeros elementos,
    embajada de amor, hasta ti vuelan,
    mi vida, hecha de cuatro, con dos solos
    agoniza en tenaz melancolía
    En tanto mi vital arquitectura
    no restauran entrambos mensajeros,
    que regresan al punto con las nuevas
    de tu buena salud, y me las dicen.
    Me alegro, mas ay, que dicha breve:
    los envío de vuelta y entristezco.

    Celeste, que siempre con su fuerza esmeraldina se nos une a todos en el pesar y en el deseo infinito, que habrá de hacerse voluntad, de alguna vez, de alguna manera, hacer algo para lavar tanta sangre, que nos ahoga de impotencia. No se puede cambiar el mundo, lo sabemos, pero al menos podemos propagar la semilla de un cambio justo. Al menos que en el Congo, Uganda y Ruanda, cese la inacabable matanza, que pareciera no terminar hasta que desaparezca el último niño (entonces mandarán las máquinas robot para seguir explotando el coltán). Si al menos se lograra que en cada colegio cada profesor y cada niño tuvieran que investigar lo que está pasando, si todos se enteraran, las máscaras de honestidad de los líderes no podrían cubrir la realidad de este holocausto. Claro, Celeste y Osvaldo señalan las injusticias vecinas, las guerras vecinas, como las de México donde bien dice Celeste que se alimenta por una ignorancia que, por conveniente, nunca desaparecerá. Esa Ignorancia es parte imprescindible de la máscara.

    Igualmente Vancho nos recuerda las innúmeras guerras, muy, pero muy vecinas que tiene que conocer y añadir ésta de Uganda/Ruando/El Congo y Osvaldo sabiamente resume todo diciendo “Cuánto dato real oculto detrás de la mano puesta delante de los ojos! ¡Cuánta impotencia y desazón! ¡Cuánta historia! ¡Cuánto poder! ¡Cuánta lujuria y ambición!.

    Es una gota de sangre que se extiende por el mundo, pero los líderes tienen botas impermeables.

    Esta noche revisaré varios blog anteriores, que a lo mejor siguen vivos.

    Saludos a todos: a Vancho, Osvaldo, Joise, Fabu, Miguel, Ir, Socorro, María Celeste, Celeste y Celestino, Blanca Estela, Jorge V (por si nos está leyendo de incognito) y naturalmente Mora Morita y tantos más que en este momento no puedo recordar. A todos les dedico estas “Instrucciones para llorar” de Julio Cortázar:

    “Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.”

  83. vancho1 dice:

    Amigas(os), Mora: con cariño les regalo este cuento que quiero mucho:

    LA PORFIADA BUSQUEDA DE LA LUZ

    No podía recordar lo soñado, pero despertaba llorando desconsoladamente.

    A veces se sorprendía mirando la nada.

    No siempre fue así; pero ahora, otra vez, un llorar y llorar, despierta o dormida.

    Es posible que el usar nuevamente los anteojos –como toda su vida, aún antes de aprender sus primeros pasos- fuera la única solución. Pero su padre y el oculista, pero sobre todo el psicólogo, que no, que no los usara, que le hacían daño, que todo fue un error, una equivocación.

    Primero se trató como un problema de astigmatismo: una falla en la curvatura del ojo; una severa distorsión de la luz; visión borrosa; extraña mezcla de colores en la córnea… Ahí fue cuando se percataron, primero los padres, luego el oculista y, claro, existe un nuevo tipo de cristal que reacciona a la diversidad de onda de los colores y puede restablecer la normalidad…

    Cualquier explicación salía sobrando; era ya insoportable. Y la ventana siempre ahí, abierta a los doce pisos de la acera y al espacio de color…

    Otra vez el llanto; tras la ventana el cielo ya no era morado intenso –casi bermellón-, sino celeste pálido; y las nubes eran grises y blancas y no rojas y azules, ¡azules! Bellas en sus mil tonalidades, confundidas en ocasiones con el violeta del cielo y el rojo que invitaba a la lluvia… y el atardecer, cuando el verde sol con sus rayos como fuego penetraban de verde los azules más intensos de los nubarrones del inicio otoñal. ¡Cuántas tardes descansó la mirada en el mar, en ese dispar amarillo que reflejaba el violáceo cielo o el azul profundo de las tormentas! ¡el color de su alma! pensaba ella.

    Otra vez, lágrimas no pensadas cayendo como paletadas. En el pecho colgando de una fina cadena, los anteojos, como una eterna tentación; total, solo ella lo sabría, en el fugaz momento del salto por la ventana hacia la luz, su querida luz.

  84. Ir Más Alla dice:

    Socorro: y eso fue lo que siempre supe, la vida es ilusión!

    LA VIDA ES JUEGO!

    Y lo que nos falto fue justamente eso, reirnos en forma conjunta, y me acuerdo de tantas palabras bellas en relación a la risa…

    Pero callas una respuesta, ¿Te gusto, te alivio la canción? por que si es asi un día la grabo y te la envio, o la subo a algun espacio, o te la canto suave, desde lejos desde cerca….

    saludos cordiales y gracias por tus palabras inquietas.

  85. miriam dice:

    Desde la profunda lejanía que produce el pensar hacia dentro, envío mi saludo a todos aquellos que contribuyen a no ver este mundo y al mismo tiempo verlo todo tan claro…..creo ser la víctima de un asesinato


Trackbacks

  1. antonomasia
  2. Jessie
  3. Fans Buy


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom